Está en la página 1de 4

Miguel Guimet 1/4

EXAMINAOS A VOSOTROS MISMOS SI ESTÁIS EN LA FE

2 Corintios 13:3-5

Todas las citas de la Biblia son tomadas de LA BIBLIA TEXTUAL (BTX 2010)
́
Swanson, James. Diccionario de idiomas bıblicos. Logos Bible Software (1997)

Índice
I. La certeza de salvación ...........................................................................................................................1
A. La salvación en Jesús Cristo es ciertísima, libre de toda duda y no se puede perder ........................1
B. El pecador es salvo por gracia por medio de la fe por el mérito de Jesús en la cruz .........................2
C. También la santidad del creyente es don de Dios y un fruto de la fe ................................................2
D. El creyente por medio de Jesús Cristo le da la gloria a Dios en todas las cosas ................................2
II. La certeza de ser un cretente verdadero ...............................................................................................2
A. ¿Qué pasa con los muchos pasajes que advierten al creyente de preservar su salvación? ..............2
B. La Biblia advierte de caer de la gracia, desviarse de la fe y de no permanecer en la doctrina ..........2
C. Sólo el creyente que persevera hasta el fin salvación ........................................................................2
D. Pablo advierte al creyente que cree estar firme que no caiga ...........................................................2
E. El mismo Pablo mantiene una severa disciplina para no quedar descalificado .................................2
III. La perseverancia de los santos ...............................................................................................................2
A. Hay una tensión entre la certeza de salvación y la posibilidad de caer y quedar descalificado ........2
B. Pablo enseña que la salvación es en esperanza y que en el presente no se ve .................................3
C. La salvación, que no se pierde, está reservada para los creyentes en los cielos ...............................3
D. La Biblia no exhorta a no perder la salvación, sino a perseverar en la fe ..........................................3
E. Hay certeza de ser un verdadero creyente mientras se persevera en la fe .......................................3
F. Sólo el creyente que persevera hasta el fin mantiene la esperanza en su salvación ........................3
G. Antes del fin ningún creyente tendrá la certeza de su perseverancia ...............................................3
H. Por lo tanto el creyente debe examinarse asimismo para saber que está en la fe ...........................3
I. Sin diligencia hasta el fin no hay plena seguridad de la esperanza ....................................................3
J. El creyente debe mantenerse en la fe ytener una buena conciencia para tener esperanza .............3
IV. Agustín de Hipona (354-430). Del don de la perseverancia, s. f. ...........................................................3

2 Corintios 13:3-5
3 Puesto que buscáis una evidencia de Cristo que 3 ἐπεὶ δοκιμὴν ζητεῖτε τοῦ ἐν ἐμοὶ λαλοῦντος
habla en mí, el cual no es débil para con Χριστοῦ, ὃς εἰς ὑμᾶς οὐκ ἀσθενεῖ ἀλλὰ δυνατεῖ
vosotros, sino que es poderoso en vosotros. ἐν ὑμῖν.
4 Porque fue crucificado en debilidad, pero vive 4 καὶ γὰρ ἐσταυρώθη ἐξ ἀσθενείας, ἀλλὰ ζῇ ἐκ
por el poder de Dios. Nosotros también somos δυνάμεως θεοῦ. καὶ γὰρ ἡμεῖς ἀσθενοῦμεν ἐν
débiles en Él, pero viviremos con Él por el poder αὐτῷ, ἀλλὰ ζήσομεν σὺν αὐτῷ ἐκ δυνάμεως
de Dios para con vosotros. θεοῦ εἰς ὑμᾶς.
5 Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; 5 Ἑαυτοὺς πειράζετε εἰ ἐστὲ ἐν τῇ πίστει,
probaos a vosotros mismos. ¿O no os reconocéis ἑαυτοὺς δοκιμάζετε· ἢ οὐκ ἐπιγινώσκετε
a vosotros mismos, que Jesús Cristo está en ἑαυτοὺς ὅτι Ἰησοῦς Χριστὸς ἐν ὑμῖν; εἰ μήτι
vosotros? ¡A menos que estéis descalificados! ἀδόκιμοί ἐστε.

I. La certeza de salvación

A. La salvación en Jesús Cristo es ciertísima, libre de toda duda y no se puede perder


Juan 10:28 y Yo les doy vida eterna, y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.
Miguel Guimet 2/4

B. El pecador es salvo por gracia por medio de la fe por el mérito de Jesús en la cruz
Efesios 2:8-10 Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no es de vosotros, es
el don de Dios. 9 No por obras, para que nadie se gloríe; 10 porque somos hechura suya, creados en
Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

C. También la santidad del creyente es don de Dios y un fruto de la fe


1 Pedro 1:5 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús Cristo, que según su gran
misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por medio de la resurrección de Jesús el
Cristo de entre los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible,
reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para
alcanzar la salvación, que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

D. El creyente por medio de Jesús Cristo le da la gloria a Dios en todas las cosas
Judas 1:24-25 Y a Aquél que es poderoso para guardaros sin caída y presentaros sin mancha delante
de su gloria con gran alegría, 25 al único Dios, nuestro Salvador, sea la gloria, la majestad, el dominio
y el poder, por medio de Jesús Cristo nuestro Señor, desde antes de todos los siglos, ahora y por todos
los siglos, amén.

Concluimos que hay certeza de que la salvación no se pierde

II. La certeza de ser un cretente verdadero

A. ¿Qué pasa con los muchos pasajes que advierten al creyente de preservar su salvación?
2 Pedro 3:17 Así que vosotros, amados, conociéndolo de antemano, guardaos para que no caigáis de
vuestra firmeza arrastrados por el error de los libertinos.

B. La Biblia advierte de caer de la gracia, desviarse de la fe y de no permanecer en la doctrina


2 Juan 1:9 Todo el que se desvía, y no permanece en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios. El que
permanece en la doctrina, éste tiene al Padre y al Hijo.

C. Sólo el creyente que persevera hasta el fin salvación


Mateo 24:13 Mas el que perseveró hasta el fin, éste será salvo.

D. Pablo advierte al creyente que cree estar firme que no caiga


1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

E. El mismo Pablo mantiene una severa disciplina para no quedar descalificado


1 Corintios 9:27 sino que trato con severidad mi cuerpo, y lo reduzco a servidumbre; no sea que,
habiendo predicado a otros, yo mismo quede descalificado.

Concluimos que el creyente puede desviarse y caer quedando descalificado

III. La perseverancia de los santos

A. Hay una tensión entre la certeza de salvación y la posibilidad de caer y quedar descalificado
Hebreos 3:14 Porque hemos llegado a ser partícipes de Cristo con tal que retengamos firme hasta el
fin el fundamento,

Se ha concluido que la salvación no se pierde y que el creyente puede ser descalificado:


Miguel Guimet 3/4

¿Se contradicen estas dos conclusiones?

B. Pablo enseña que la salvación es en esperanza y que en el presente no se ve


Romanos 8:24 Porque en esperanza fuimos salvos, pero la esperanza que se ve, no es esperanza,
porque ¿para qué esperanzarse en lo que alguno ve?

C. La salvación, que no se pierde, está reservada para los creyentes en los cielos
1 Pedro 1:3-4 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús Cristo, que según su gran
misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por medio de la resurrección de Jesús el Cristo
de entre los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en
los cielos para vosotros,

D. La Biblia no exhorta a no perder la salvación, sino a perseverar en la fe


Apocalipsis 14:12 Aquí está la perseverancia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios
y la fe de Jesús.

E. Hay certeza de ser un verdadero creyente mientras se persevera en la fe


2 Juan 1:9 Todo el que se desvía, y no permanece en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios. El que
permanece en la doctrina, éste tiene al Padre y al Hijo.

F. Sólo el creyente que persevera hasta el fin mantiene la esperanza en su salvación


Mateo 24:13 Mas el que perseveró hasta el fin, éste será salvo.

G. Antes del fin ningún creyente tendrá la certeza de su perseverancia


1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

H. Por lo tanto el creyente debe examinarse asimismo para saber que está en la fe
2 Corintios 13:3-5 Puesto que buscáis una evidencia de Cristo que habla en mí, el cual no es débil para
con vosotros, sino que es poderoso en vosotros. 4 Porque fue crucificado en debilidad, pero vive por el
poder de Dios. Nosotros también somos débiles en Él, pero viviremos con Él por el poder de Dios para
con vosotros. Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os
reconocéis a vosotros mismos, que Jesús Cristo está en vosotros? ¡A menos que estéis descalificados!

I. Sin diligencia hasta el fin no hay plena seguridad de la esperanza


Hebreos 6:11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma diligencia hasta el fin, para
plena seguridad de la esperanza;

¡De la salvación hay certeza, pero de la perseverancia hasta el fin no no hay certeza!

J. El creyente debe mantenerse en la fe ytener una buena conciencia para tener esperanza
1 Timoteo 1:19 manteniendo la fe y la buena conciencia, la cual desechando algunos, naufragaron en
cuanto a la fe;

La perseverancia es un don de Dios


Pero, nadie podrá saber si lo tiene hasta que se termine esta vida

IV. Agustín de Hipona (354-430). Del don de la perseverancia, s. f.

CAPÍTULO I, Artículo I
Miguel Guimet 4/4

Puesto que en el primer libro (De la predestinación de los santos) hemos indicado algo de la
perseverancia al hablar del comienzo de la fe (el initium fidei), vamos a tratar en éste, con mayor
diligencia, exactitud y espacio, de dicha perseverancia. Afirmamos en primer lugar paladinamente que la
perseverancia, con la que se persevera en el amor de Dios y de Cristo hasta el fin, esto es, hasta que se
termina esta vida, en la cual únicamente hay peligro de caer, es un don gratuito de Dios.
Por ende, nadie sabe todavía si ha recibido ya tal don mientras vive en esta vida terrena, porque
si cae antes de morir, se dice que no perseveró, y se dice con toda verdad; ¿cómo, pues, podía decir que
recibió la perseverancia el que no perseveró? Así, si alguno tiene la continencia y cae, haciéndose
incontinente, o tiene la justicia, o la paciencia, o la misma fe y las pierde, con toda verdad se dice que las
tuvo, pero no las tiene; fue continente, fue justo, fue paciente, fue fiel mientras lo fue; empero, cuando
dejó de serlo, ya no es lo que fue.
El que no persevera, ¿cómo fue perseverante, si perseverando es como se demuestra que uno
persevera, cosa que el tal no hizo? Y no se me venga diciendo que si desde que se hizo fiel o aceptó la
fe,vivió diez años, y a la mitad de este tiempo apostató, ¿acaso no perseveró cinco años? Yo no trato de
la materialidad de las palabras, en virtud de lo cual a eso se llama también perseverancia en ese tiempo;
de la que yo, trato, de la perseverancia con la que se persevera en Cristo hasta el fin, de ningún modo
puede decirse que la poseyó quien no perseveró hasta el fin. Y mejor se puede decir que la tuvo el hombre
que fue fiel un año o menos, si hasta que murió vivió en conformidad con la fe, que el otro que fue fiel
durante muchos años, pero poco antes de la muerte apostató de la fe.