Está en la página 1de 2
Para terminar: Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las luces y
Para terminar:
Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las
luces y se canta una canción.
GRUPO DE ORACIÓN
G.O. LUZ DE CRISTO
Cuarto Domingo de Adviento: La presencia de Dios en nuestra
familia
Taller: EL TIEMPO DE ADVIENTO
CÓMO CELEBRAR EL TIEMPO DE ADVIENTO
¿Qué es el Tiempo de Adviento?
Al empezar:
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Se encienden las tres velas de los domingos anteriores y se lee la lectura del
Evangelio según San Lucas 1, 26-38
Se enciende la 4ta vela mientras cada uno de lo integrantes van meditando
para después expresar su reflexión y su propósito personal.
Es el tiempo de preparación para la venida del Salvador. Anualmente la
Iglesia Católica celebra la liturgia de Adviento, los cuatro domingos antes de
la Navidad, reviviendo los hechos que precedieron al nacimiento de Jesús, el
Hijo de Dios. En las parroquias cada domingo se enciende uno de los cuatro
cirios o velas, que trae la corona de adviento, para recordarnos que la razón
de ser de la Navidad es festejar el nacimiento de Jesús y que Él es la luz del
mundo.
Reflexión:
La Corona de Adviento
¿De qué manera se ha manifestado la presencia de Dios en nuestra familia
durante el año? ¿Lo hemos dejado actuar o le hemos estorbado?
Está conformada por:
Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.
Reflexión:
La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de
Dios que es eterno, sin principio y sin fin.
Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida.
¿De qué manera se ha manifestado la presencia de Dios en nuestra familia
durante el año? ¿Lo hemos dejado actuar o le hemos estorbado?
Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.
Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la oscuridad provocada por el pecado
que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Son cuatro velas las que se ponen en
la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de
Propósitos:
adviento al hacer la oración en familia.
Después de la lectura anterior, cada uno de los miembros de la familia dirá
cuál es su propósito para la semana y se comprometerá a cumplirlo.
Oración:
Padre, que nos has dado una familia en la cuál te hemos conocido y amado,
ayúdanos a vivir teniéndote siempre presente en nuestras vidas.
Te pedimos que en esta Navidad nos regales el quedarte con nosotros en
nuestros corazones y sentir que vives en nuestro hogar, en nuestras familias.
Amén.
Los frutos que adornan la corona: Representan los frutos del jardín del Edén
con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la
promesa del Salvador Universal.
El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos
envuelve.
Oración de Bendición de la Corona de Adviento
Para terminar:
Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las
luces y se canta una canción.
Amado Dios, bendice con tu poder nuestra Corona de Adviento para que, al
encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo Jesús;
practicando las buenas obras, para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos
en el Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.
La bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre esta Corona y
sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.
Para terminar: Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las luces y
Para terminar:
Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las
luces y se canta una canción.
GRUPO DE ORACIÓN
G.O. LUZ DE CRISTO
Cuarto Domingo de Adviento: La presencia de Dios en nuestra
familia
Taller: EL TIEMPO DE ADVIENTO
CÓMO CELEBRAR EL TIEMPO DE ADVIENTO
¿Qué es el Tiempo de Adviento?
Al empezar:
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Se encienden las tres velas de los domingos anteriores y se lee la lectura del
Evangelio según San Lucas 1, 26-38
Se enciende la 4ta vela mientras cada uno de lo integrantes van meditando
para después expresar su reflexión y su propósito personal.
Es el tiempo de preparación para la venida del Salvador. Anualmente la
Iglesia Católica celebra la liturgia de Adviento, los cuatro domingos antes de
la Navidad, reviviendo los hechos que precedieron al nacimiento de Jesús, el
Hijo de Dios. En las parroquias cada domingo se enciende uno de los cuatro
cirios o velas, que trae la corona de adviento, para recordarnos que la razón
de ser de la Navidad es festejar el nacimiento de Jesús y que Él es la luz del
mundo.
Reflexión:
La Corona de Adviento
¿De qué manera se ha manifestado la presencia de Dios en nuestra familia
durante el año? ¿Lo hemos dejado actuar o le hemos estorbado?
Está conformada por:
Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.
Reflexión:
¿De qué manera se ha manifestado la presencia de Dios en nuestra familia
durante el año? ¿Lo hemos dejado actuar o le hemos estorbado?
Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.
Propósitos:
Después de la lectura anterior, cada uno de los miembros de la familia dirá
cuál es su propósito para la semana y se comprometerá a cumplirlo.
Oración:
Padre, que nos has dado una familia en la cuál te hemos conocido y amado,
ayúdanos a vivir teniéndote siempre presente en nuestras vidas.
Te pedimos que en esta Navidad nos regales el quedarte con nosotros en
nuestros corazones y sentir que vives en nuestro hogar, en nuestras familias.
Amén.
La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de
Dios que es eterno, sin principio y sin fin.
Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida.
Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la oscuridad provocada por el pecado
que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Son cuatro velas las que se ponen en
la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de
adviento al hacer la oración en familia.
Los frutos que adornan la corona: Representan los frutos del jardín del Edén
con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la
promesa del Salvador Universal.
El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos
envuelve.
Oración de Bendición de la Corona de Adviento
Amado Dios, bendice con tu poder nuestra Corona de Adviento para que, al
encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo Jesús;
Para terminar:
practicando las buenas obras, para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos
Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las
luces y se canta una canción.
en el Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.
La bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre esta Corona y
sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.

Se enciende la 2da vela mientras cada uno de los integrantes van meditando para después expresar su reflexión y su propósito personal Reflexión:

En nuestro hogar ¿cómo nos ayudamos unos a otros diariamente? Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.

Propósitos:

Después de la reflexión anterior, cada quien dirá cuál será su propósito a cumplir en la semana.

Oración:

Padre, que nos has dado una familia en la que todos nos ayudamos y somos felices, te pedimos bendecir nuestros trabajos y tareas de todos los días para que cumplamos con más ganas y alegría la tarea que nos toca hacer a cada uno de los miembros de esta familia en nuestro hogar. Amén.

Para terminar:

Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las luces y se canta una canción.

Tercer Domingo de Adviento: Ser mejor en familia

Al empezar:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Se encienden las dos velas de los domingos anteriores, se apagan las luces y se lee la lectura del Evangelio según San Juan 1,6-8.19-28

Se enciende la 3ra vela mientras cada uno de lo integrantes van meditando para después expresar su reflexión y su propósito personal Reflexión:

¿Qué hago para que mi familia mejore cada día? Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.

Propósitos:

Cada miembro de la familia dice cuál es su propósito durante la semana y se comprometerá a cumplirlo.

Oración:

Padre, en nuestra familia crecemos y aprendemos a ser mejores, te pedimos hoy que nos ayudes a ser una familia cristiana y ser un buen ejemplo para los que nos rodean, Te pedimos fuerzas para mejorar y cambiar lo que sea necesario de nosotros para que nuestra familia sea mejor cada día. Amén.

Celebración de la Corona de Adviento analizando la presencia de Jesucristo y sus enseñanzas en la vida familiar Primer Domingo de Adviento: El Amor Familiar

Al empezar:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Se apagan las luces y se lee el texto de San Marcos 13, 33-37

Oración:

Que esta corona nos ayude a preparar los corazones de cada uno de los que

formamos parte de esta familia, para tu llegada el día de Navidad.

Se enciende la 1ra vela mientras cada uno de los integrantes van meditando para después expresar su reflexión y su propósito personal

Reflexión:

Hacer la siguiente pregunta ¿Cómo hemos amado este año en nuestra familia? Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.

Propósitos:

Después de la reflexión anterior, cada miembro de la familia dirá cuáles serán

sus propósitos para mejorar y hará un compromiso para cumplirlos durante la semana.

Oración:

Dios Padre, gracias por darnos una familia. Te pedimos que, ahora que comienza el adviento, en nuestra familia podamos demostrarnos el amor que nos tenemos y vivamos cada día más unidos. Te pedimos llenar nuestro hogar

de tu amor divino. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Para terminar:

Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las luces y

se canta una canción.

Segundo domingo de adviento: El servicio en la familia Al empezar:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Se enciende la vela del domingo anterior, se apagan las luces y se lee el Evangelio de San Marcos 1,1-8

Se enciende la 2da vela mientras cada uno de los integrantes van meditando para después expresar su reflexión y su propósito personal Reflexión:

En nuestro hogar ¿cómo nos ayudamos unos a otros diariamente? Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.

Propósitos:

Después de la reflexión anterior, cada quien dirá cuál será su propósito a cumplir en la semana.

Oración:

Padre, que nos has dado una familia en la que todos nos ayudamos y somos felices, te pedimos bendecir nuestros trabajos y tareas de todos los días para que cumplamos con más ganas y alegría la tarea que nos toca hacer a cada uno de los miembros de esta familia en nuestro hogar. Amén.

Para terminar:

Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las luces y se canta una canción.

Tercer Domingo de Adviento: Ser mejor en familia

Al empezar:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Se encienden las dos velas de los domingos anteriores, se apagan las luces y se lee la lectura del Evangelio según San Juan 1,6-8.19-28

Se enciende la 3ra vela mientras cada uno de lo integrantes van meditando para después expresar su reflexión y su propósito personal Reflexión:

¿Qué hago para que mi familia mejore cada día? Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.

Propósitos:

Cada miembro de la familia dice cuál es su propósito durante la semana y se comprometerá a cumplirlo.

Oración:

Padre, en nuestra familia crecemos y aprendemos a ser mejores, te pedimos hoy que nos ayudes a ser una familia cristiana y ser un buen ejemplo para los que nos rodean, Te pedimos fuerzas para mejorar y cambiar lo que sea necesario de nosotros para que nuestra familia sea mejor cada día. Amén.

Celebración de la Corona de Adviento analizando la presencia de Jesucristo y sus enseñanzas en la vida familiar Primer Domingo de Adviento: El Amor Familiar

Al empezar:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Se apagan las luces y se lee el texto de San Marcos 13, 33-37

Oración:

Que esta corona nos ayude a preparar los corazones de cada uno de los que

formamos parte de esta familia, para tu llegada el día de Navidad.

Se enciende la 1ra vela mientras cada uno de los integrantes van meditando para después expresar su reflexión y su propósito personal Reflexión:

Hacer la siguiente pregunta ¿Cómo hemos amado este año en nuestra familia? Luego cada integrante de la familia participa con su comentario.

Propósitos:

Después de la reflexión anterior, cada miembro de la familia dirá cuáles serán sus propósitos para mejorar y hará un compromiso para cumplirlos durante la semana.

Oración:

Dios Padre, gracias por darnos una familia. Te pedimos que, ahora que comienza el adviento, en nuestra familia podamos demostrarnos el amor que

nos tenemos y vivamos cada día más unidos. Te pedimos llenar nuestro hogar de tu amor divino. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Para terminar:

Juntos, tomados de la mano rezamos el Padre nuestro. Se encienden las luces y se canta una canción.

Segundo domingo de adviento: El servicio en la familia Al empezar:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Se enciende la vela del domingo anterior, se apagan las luces y se lee el Evangelio de San Marcos 1,1-8