Está en la página 1de 7

Universidad Abierta Para Adultos.

(UAPA)

Materia:

Teoría de los Test y Fundamentos de medición.

Tema:

Tarea I

Facilitador:

Participante:

Matricula:

Fecha:

01-03-2018.

Conceptos de Prueba Psicológica y Evaluación Psicológica. Diferencias


entre los mismos.
Evaluación psicológica.
Proceso exhaustivo de investigación y búsqueda de información, por medio de
herramientas que ayudan a obtener datos importantes, para la obtención de un
diagnóstico.
Prueba psicológica.
Es un instrumento diseñado para medir variables, dentro del esquema psicológico.
Diferencia:
Una prueba es un instrumento que mide un comportamiento particular o un conjunto de
objetivos. Por su parte, la evaluación es vista como un procedimiento en lugar de un
instrumento.

Elaboración de un mapa conceptual sobre las herramientas de


evaluación psicológica, a saber: la prueba, la entrevista, el portafolio,
datos de historias de casos, observación conductual.

Observacion
•Lenguaje verbal.
•Lenguaje no
verbal.

Historia o La entrevista.
estudio de •Abierta o no
casos. Herramientas estructurada.
•Historial de •Semi-abierta o
de evaluacion
medidas tomadas semi-
psicologica. estructurada.
de casos con
pacientes •Cerrada o
anteriores. estructurada.

Portafolio.
• Esta compuesto
por los
expedientes de los
pacientes ya
tratados por el
profecional.
Realización de una investigación bibliográfica tomando como referencia
principal el libro “Pruebas Psicológicas. Historia, Principios y
Aplicaciones”, de Gregory, R. J.:
a. Formas rudimentarias de evaluación en China en 2200.

Los historiadores señalan que las primeras evaluaciones de aptitudes datan del año 2200
a. C., en china.

Esta evaluación consistía en pedir a los evaluados, como primera prueba, que pasaran un
día y una noche en una pequeña cabina aislada, donde tenían que realizar composiciones
escritas sobre temas asignados; si aprobaban esta prueba, continuaban con otro tipo de
exámenes extenuantes y rigurosos durante tres días y tres noches.

b. Fisionomía, Frenología y el Psicógrafo

Es el estudio de la apariencia externa de los individuos y de la relación entre dicha


apariencia y su interior. Está centrada fundamentalmente en la idea de la personalidad del
ser humano, su mente y sus emociones, todo ello se refleja en los rasgos faciales en sus
expresiones.

Puede considerarse a Giovanni Batista Della Porta como el primero en intentar


sistematizar la Fisonomía.

La frenología fue creada por el médico austriaco Franz Joseph Gall (1758-1828) y servía
-supuestamente- para determinar la personalidad. Según la frenología, las distintas partes
del cerebro controlan diversos rasgos del carácter, por lo que es posible determinar los
rasgos de la personalidad basándose en la forma y tamaño de la cabeza. Si una parte de
tu cabeza es más grande, tienes más acusado el rasgo correspondiente de tu personalidad.

El aparato llamado pirógrafo fue patentado en 1905 por Henry Lavery y tenía por objeto
la aplicación práctica de los principios de la frenología.

c. La era de los instrumentos de bronce de la evaluación

La psicología experimental floreció a finales del siglo XIX en la Europa continental y


Gran Bretaña. Por primera vez en la historia, los psicólogos se alejaron de los métodos
totalmente subjetivos e introspectivos que se habían seguido de manera tan infructuosa
en siglos anteriores

Primera batería de pruebas

Sir Francis Galton (1822-1911) fue el pionero de la nueva psicología experimental en la


Gran Bretaña del siglo XIX.

Escritura de un resumen en no más de cinco páginas sobre:


a. Modificación de las ideas sobre el retraso mental en el siglo XIX.

El concepto de Retraso Mental ha estado presente a lo largo de toda la humanidad y su


conceptualización ha sido descrita por estudiosos dedicados a esta entidad diagnóstica
experimentando sucesivas modificaciones a lo largo de los años. Sus antecedentes se
remontan a épocas pasadas, ya en la literatura griega aparecieron referencias sobre
personas semejantes a los Retrasados Mentales e inclusive en las momias egipcias se
apreciaron signos de haber padecido de enfermedades relacionadas con esta Necesidad
Especial. Los primeros estudios fueron realizados fundamentalmente por médicos, los
que comenzaron a aportar elementos que posibilitaron sentar las bases posteriores para
llegar a la definición de esta entidad.

Los finales del Siglo XIV y principios del Siglo XV aportaron avances notorios.
Constituyen elementos de gran valía los siguientes:

 Avicena, médico árabe, planteó que la clasificación de las enfermedades mentales


incluía el término Amencia para designar el Retraso Mental.
 Félix Platter, profesor de Anatomía y Medicina de Basilia inició
el método de observación con retrasados mentales aplicando medidas precisas.
Intentó clasificar todas las enfermedades, considerándose el precursor en tal
sentido.
 Thomas Willis, introduce el término morosis para denominar el Retraso Mental.
 John Locke, filósofo y médico inglés establece por vez primera una distinción
entre el Retraso Mental y otras enfermedades mentales, por cuanto hasta 1689 esa
entidad era considerada como una forma de locura o insania.
 El neurólogo Serguei S. Korsakov en Rusia y Benjamín Rusher en E.E.U.U.
propiciaron los servicios psiquiátricos en hospitales.
 Antoine Boyle, médico francés, descubrió la parálisis general progresiva, con su
causa orgánica, encontrando lesiones en los cerebros de los afectados.
 Wilhelm Greiesinger, defendió que todos los retrasados mentales debían
considerarse causados por una acción directa o indirecta sobre
las células cerebrales.
 Paul Broca, señala la localización precisa de las áreas del lenguaje.
 En 1879 Vladimir A. Betz, anatomista ruso, descubre las células piramidales en
el área motora de la corteza cerebral y puntualiza el papel de estas en
la función motriz.
 El psiquiatra ruso Merzheyersky en 1872 publica sus estudios sobre microcefalia
y refuta la teoría de que las personas con Retraso Mental estaban más relacionadas
con el mono que con el hombre. Demostró que en el micro cefálico el cerebro se
retarda por las enfermedades.

b. Influencia de la investigación de Binet


En 1896, Binet y su ayudante en la Sorbona, Víctor Henri, publicaron una revisión funda-
mental de los trabajos alemanes y estadounidenses sobre diferencias individuales. En este
artículo, que posee gran importancia histórica, discutieron que la inteligencia podía
medirse mejor a través de los procesos psicológicos superiores que con procesos
sensoriales elementales, como el tiempo de reacción, después de varios inicios en falso,
Binet y Simón llegaron en un momento dado al sencillo formato de sus escalas de 1905,
que se analizan más adelante.'* El carácter de la escala de 1905 le debe mucho a una
prueba anterior elaborada por el Dr. Blin (1902) y a su alumno M. Damaye. Estos
investigadores habían intentado mejorar el diagnóstico del retraso mental a través del uso
de una batería de evaluación en 20 áreas como lenguaje hablado, conocimiento de las
partes del cuerpo, obediencia a órdenes simples; nombrado de objetos comunes y
capacidad para leer, escribir y hacer cálculos aritméticos sencillos. Binet criticó la escala
por considerarla demasiado subjetiva, por tener reactivos que reflejaban la educación
formal y por utilizar un formato de sí o no en muchas preguntas (DuBois, 1970). Pero se
mostró sumamente impresionado por la idea de utilizar una batería de pruebas, una
característica que adoptó en sus escalas de 1905

En 1904, el ministro de Educación Pública en París (Minister of Public Instructiva) esta-


bleció una comisión para decidir sobre las medidas educativas que deberían emprenderse
con aquellos niños que no podían beneficiarse de la educación regularla comisión
concluyó que deberían utilizarse exámenes médicos y educativos para identificar a
aquellos niños que no podían aprender a ti uves de métodos regulares. Lo que, es más, se
determinó que se debería retirar a estos niños de las clases regulares y darles instrucción
especial, adecuada a su habilidad intelectual más limitada. Este fue el principio de las
clases de educación especial.

Era evidente la necesidad de un medio para seleccionar los niños para tal asignación es-
pecial y se le solicitó a Binet y a su colaborador Simón que desarrollaran una herramienta
práctica dirigida únicamente u dicho propósito. Así surgió la primera escala formal para
evaluar la inteligencia de los niños.

Existen cuatro maneras en que la escala de 1905 difería con respecto a aquéllas
construidas antes:

1. No afirmaba medir precisamente ninguna facultad en particular. Más bien, se dirigía a


evaluar el desarrollo mental general del niño con un grupo heterogéneo de tareas. Así, la
meta no era la medición, sino la clasificación.

2. Era una prueba breve y práctica. Tomaba menos de una hora para su aplicación y
requería pocos elementos en cuanto a equipo.

3. Medía de manera directa lo que Binet y Simón consideraban como el factor esencial
de la inteligencia —el juicio práctico— en lugar de perder el tiempo con capacidades de
menor nivel que implicaran elementos sensoriales, motores o perceptuales. Así, miran
una perspectiva práctica de la inteligencia.

4. Los reactivos estaban distribuidos según su nivel aproximado de dificultad, en vez de


en función del contenido. Se realizó una estandarización preliminar con 50 niños
normales cuyas edades iban de 3 a 11 años y también con varios niños subnormales y con
retraso.
Las 30 pruebas en la escala de 1905 iban de las pruebas sensoriales abiertamente simples,
a las abstracciones verbales bastante complejas., Así, la escala era apropiada para evaluar
la gama completa de la inteligencia — desde el retraso mental grave hasta los niveles
superiores de la inteligencia dotada.

Un punto interesante que con frecuencia pasan por alto los alumnos de psicología en la
actualidad, es que Binet y Simón no ofrecieron en su escala de 1905 un método preciso
para llegar a una puntuación total. Sería bueno recordar que su propósito era la
clasificación, no la medición, y que su motivación era completamente humanitaria, es
decir, la de identificar a aquellos niños que necesitaban asignarse a educación
especial. En 1908, Binet y Simón publicaron una revisión de la escala de 1905

. Esto permitió que Binet y Simón ordenaran las pruebas según el nivel de edad en el que
por lo común se aprobaban. Cualesquiera reactivos que aprobaran de 80 a 90% de los
niños de tres años, se asignaba al nivel de 3 años hasta los 13.

En 1911 apareció una tercera revisión de las escalas Binet-Sirnon. Ahora, cada nivel de
edad tenía exactamente cinco pruebas. La escala también se extendió hasta el rango
adulto. Binet introdujo nuevos métodos de calificación que concedían una quinta parte de
un año por cada subprueba aprobada por encima del nivel basal. En sus escritos, Binet
enfatizó en gran medida que no debería tomarse demasiado en serio el nivel mental exacto
del niño como una medida absoluta de la inteligencia.

Sin embargo, la idea de obtener un nivel mental fue un desarrollo monumental que habría
de influir el carácter de las pruebas de inteligencia a lo largo del siglo XX. Después de
unos cuantos meses, lo que Binet llamó nivel mental se traducía como edad mental. Y los
examinadores en todas partes, incluyendo Binet mismo, comparaban la edad mental de
un niño con su edad cronológica. Así, un niño de nueve años que funcionaba al nivel el
mental (o edad mental) de un niño de seis años, tenía un retraso de tres años.

c. Binet y los procesos mentales superiores

Binet (1857 - 1911) nació en Niza, Francia. Aunque su formación original fue en derecho
después realizo estudios superiores en medicina y ciencias naturales, sus intereses lo
dirigieron hacia la psicología; sus primeros trabajos en esta disciplina versaron sobre el
uso del hipnotismo en el tratamiento de los trastornos mentales (Hogan, 2004). En 1895,
Binet y su ayudante en la soborna, Víctor Henri, publicaron un artículo sobre la revisión
de los trabajos alemanes y estadounidenses acerca de las diferencias individuales: “La
Psychologie individuelle”; en el que criticaban este tipo de trabajos por considerar que
utilizaban en demasiadas pruebas de tipo sensorial y que se concentraban indebidamente
en capacidades sencillas y especializadas; planteaban que la medición de la inteligencia
debería abordarse mediante procesos psicológicos o mentales superiores.

Para Binet, la capacidad intelectual esos procesos mentales superiores se debería revelar
en el razonamiento, la imaginación y el juicio, los que, junto con la adaptabilidad, serían
los constituyentes más importantes de la inteligencia.

Primera Prueba Psicométrica de la Historia


Binet elaboro su primera prueba de inteligencia en 1905, la cual ya no se ocupa
específicamente d evaluar funciones sensoriales o motoras como las de Galton y Cattell,
en lugar de eso, proponía la utilización de pruebas mentales en las que habría que
determinar la capacidad de comprender del niño para comprender y razonar acerca de los
objetos de su ambiente, estudiar la memoria, la naturaleza de las imágenes mentales, la
imaginación, la atención, la comprensión, los sentimientos estéticos y morales y aun la
fuerza de voluntad, por lo que su prueba, aunque todavía incluía reactivos sensoriales y
perceptivos, abarca una proporción mucho mayor de contenido verbal, con reactivos tales
como nombrar objetos, completar oraciones o comprender preguntas.