Está en la página 1de 12

Guadalupe Lombardo

JUEVES 24 DE MARZO DE 2016


SUPLEMENTO ESPECIAL DE PáginaI12
A 40 años del golpe de Estado

Memorias
del fuego

Presentes
La historia del movimiento de derechos humanos

Los organismos de derechos humanos repasan sus historias, los momentos peligrosos, los conmovedores
y también las alegrías. De la lucha por la justicia por los crímenes del terrorismo de Estado a la demanda
por los derechos económicos, sociales y culturales y la denuncia de la violencia institucional.
II Memorias del fuego
PAGINA I12 / 24-3-2016

Dafne Gentinetta

Abuelas de Plaza de Mayo

La búsqueda de los
desaparecidos vivos
Por Abuelas de Plaza de Mayo Victoria Julien Grisonas, secuestrados el 26 tina, coincidió con el llamado de la dictadura
de septiembre de 1976 junto con sus padres a un “diálogo político” con el fin de lograr el
acía seis meses que las Madres de aún hoy desaparecidos en el partido de San aval civil a lo actuado por las fuerzas armadas.

H Plaza de Mayo habíamos convertido


la orden policial de “circular” en “la
ronda de los jueves”. Pero aquel jueves de
Martín, provincia de Buenos Aires.
Mientras la dictadura agitaba su campaña
“los argentinos somos derechos y humanos”,
Pero la repercusión del tema en el exterior era
cada vez más grande.
Entre 1980 y 1983 localizamos a cinco ni-
1977 una madre se apartó de la ronda y pre- las Abuelas aportamos archivos a la nómina ños desaparecidos y nos fuimos convencien-
guntó: “¿Quién está buscando a su nieto o de 5.566 casos de desaparición que los orga- do de que la restitución era un acto de repa-
tiene a su hija o nuera embarazada?”. Un nismos presentamos a la Comisión Interame- ración para nuestros nietos. A la vez inicia-
grupo de madres comprendimos que debía- ricana de Derechos Humanos (CIDH) de la mos averiguaciones para saber si existía al-
mos organizarnos para buscar a los hijos de OEA. Y en octubre nos lanzamos al mundo a gún elemento de la sangre que les permitiera
nuestros hijos apropiados por la dictadura y difundir la búsqueda. Para la Navidad de probar la pertenencia familiar de un indivi-
fundamos Abuelas de Plaza de Mayo. Envia- 1979, cada una de nosotras recibió miles de duo. Con este objetivo recurrimos en 1982 a
mos escritos a la Corte Suprema de Justicia, tarjetas con fotos de niños y cartas de escuelas científicos de la Sociedad Americana para el
a las Naciones Unidas y al Vaticano. Reco- y universidades. Eso nos dio una gran fortale- Avance de la Ciencia, en Estados Unidos.
rrimos orfanatos. Nos entrevistamos con za, porque dentro del país nos marginaban. “Lo que piden es posible, pero nunca se hizo.
funcionarios, obispos y políticos. Pero la res- Los datos que recogíamos en los viajes demos- Vamos a investigar”, nos dijeron los científi-
puesta, en todos los casos, fue el silencio. traron la existencia de un plan sistemático de cos. Pasamos seguidamente a Nueva York y
Recién en abril de 1978 un medio, el diario apropiación de bebés, que incluía maternida- en el Blood Center quedaron en estudiar el
Buenos Aires Herald, se atrevió a publicar des clandestinas, personal médico y listas de tema. En 1983 un Congreso Internacional
una carta de lectores que daba cuenta de la espera de personas dispuestas a quedarse con en Nueva York nos dijo: “Sí, se puede”.
existencia de niños desaparecidos en el país. los hijos de nuestros hijos. Frente al horror, Un año más tarde, con la “primavera de-
En 1979 viajamos a Brasil para encontrar- respondimos con verdad y justicia. Así fue co- mocrática” en la Argentina, llegaban buenas
nos con el Comité de Defensa de los Dere- mo el 19 de marzo de 1980 logramos nuestra noticias desde Washington. Los científicos
chos Humanos en el Cono Sur (Clamor), de- primera restitución, encontramos a Tatiana habían logrado demostrar la inclusión de un
pendiente del Arzobispado de San Pablo. Ruarte Britos y Laura Malena Jotar Britos, se- niño en una familia. Así logramos la técnica
Allí recogimos testimonios de sobrevivientes cuestradas junto a su madre y el padre de Lau- para identificar a nuestros nietos, y la ciencia
que confirmaban los nacimientos de nuestros ra en octubre del 77 en la localidad bonae- un futuro promisorio, en particular la genéti-
nietos en cautiverio. En agosto, llegaron los rense de Villa Ballester. La publicación del ca, cuyos estudios sobre ADN han perfeccio-
primeros frutos y con la ayuda de Clamor, lo- informe de la CIDH, que denunciaba las vio- nado los métodos de identificación de perso-
calizamos en Chile a los hermanos Anatole y laciones a los derechos humanos en la Argen- nas hasta hacerlos completamente fiables.
40 años del golpe III

24-3-2016 / PAGINA I12


Los años siguientes nos trajeron alegrías y
tristezas: entre las alegrías, el juicio a las jun-
tas militares y la CONADEP, la creación del
Banco Nacional de Datos Genéticos, la
Convención de los Derechos del Niño, la
formación de la Comisión Nacional por el
Derecho a la Identidad (CoNaDi), y más
nietos encontrados; y entre las tristezas, las
leyes de obediencia debida y punto final, y
los indultos. A mediados de los 90, en razón
de que nuestros nietos ya no eran niños sino
jóvenes, las Abuelas cambiamos nuestras es-
trategias. Comenzamos a realizar campañas
de difusión para convocar a los chicos con
dudas sobre su identidad y hacerlos partíci-
pes de su propia búsqueda.
Muchas personalidades respondieron a la
convocatoria. Actores, directores y drama-
turgos creamos Teatro por la Identidad; mú-
sicos de todos los géneros participaron de
Música por la Identidad; arquitectos, fotó-
grafos, diseñadores, artistas plásticos y cine-
astas se nos acercaron a colaborar. La difu-
sión permitió a más jóvenes encontrar su
identidad y fue creando conciencia en la po-
blación sobre el derecho a la identidad.
En 2003 accedió a la presidencia de la Na-
ción Néstor Kirchner. Poco conocíamos de
él, sin embargo, lentamente fuimos descu-
briendo su compromiso y voluntad por cons-
truir un país más justo y soberano. Gratísima
fue la sorpresa cuando fuimos recibidas en su El paso los meses y los años nos fueron por nuestros hijos, la ternura por nuestros
despacho de la Casa Rosada y nos encontrar- convenciendo de que nuestra misión sería nietos puedan hacernos ver como heroínas
nos con un hombre de extrema sencillez, para siempre. Y dejamos todo lo rutinario y de esta historia.
abierto a escuchar y a resolver nuestros re- habitual para salir a reclamarlos dentro y fue- Pero nuestros pasos fueron los que debimos
querimientos de larga data. Prometió y cum- ra del país. Con miedo, desconocimiento y dar, porque seguiremos caminando, brindan-
plió. Fue él quien pidió perdón en nombre soledad al principio, luego con desafío, soli- do por la vida que cada nieto encontrado re-
del Estado por las atrocidades cometidas du- daridad y comprensión creciente con el co- presenta, y por la ausencia de los hijos cuya
rante la última dictadura y así abrió las puer- rrer del tiempo. Juntar las manos, elaborar es- entrega de vida nos hace renacer para esta
tas a la verdad histórica: se anularon las le- trategias, buscar caminos y aprender a mo- lucha que no tiene fin. Porque eso nos han
yes de obediencia debida y punto final; co- vernos en ese nuevo mundo no deseado, fue- legado y esperamos seguir legando: donde ha-
menzaron los juicios a los genocidas y sus ron las pautas que marcaron nuestra decisión. ya un derecho humano vulnerado estaremos,
cómplices, y cada lugar de encierro, de tortu- Hoy nos proclaman por el mundo como por nuestros hijos, por nuestros nietos, y por
ra y de muerte se convirtió en un espacio de las vencedoras del más negro episodio políti- nuestro pueblo. Cada día que pasa decimos:
memoria. Estas políticas de estado continua- co de nuestro país. Quizá el amor y el orgullo ¿Qué más? Para hacer el “Nunca Más”
ron durante los dos mandatos de Cristina
Fernández de Kirchner: se creó la Unidad Guadalupe Lombardo
Especializada para Casos de Apropiación de
Niños durante el Terrorismo de Estado; se
jerarquizó el Banco Nacional de Datos Ge-
néticos (BNDG) y se fortaleció la Comisión
Nacional por el Derecho a la Identidad.
Cuarenta años después del golpe y con una
mirada retrospectiva desfilan por nuestra me-
moria tantos y variados recuerdos que nos re-
afirman la convicción de que el camino que
nos impuso la dictadura militar no tiene fin.
Podemos hablar del comienzo de sus aciagos
días en que esperábamos el regreso del hijo,
hija, la esposa o el compañero que nunca
volvió. La ingenuidad que en la mayoría de
los casos teníamos las Madres-Abuelas pen-
sando que los dictadores nos darían respuesta
a nuestras preguntas: ¿Dónde están? ¿Dónde
nacieron nuestros nietitos? Conservar la ha-
bitación intacta, su ropa limpia, el plato en la
mesa. Preparar el ajuar para el bebé que debí-
amos criar esperando el regreso de sus padres,
fueron parte de esa ingenuidad.
IV Memorias del fuego
PAGINA I12 / 24-3-2016

Tati Almeyda, Madres de Plaza de Mayo

Siempre
Por Tati Almeyda “No digas eso, cada madre trae
su historia”, me calmaba ella.
a primera vez fui a la pla- “Además Tati, mirá como te

L za, se ve que llegué tem-


prano porque recuerdo es-
tar sorprendida de que estuviera
has convertido, con tu historia
familiar y todo”.
A Alejandro lo secuestran en
vacía. Pasaban los minutos y se- el año 75. Él estaba cursando
guía sin haber nadie. Y de re- primer año de medicina, tenía
pente ahí estaban. No sé de 20 años, y trabajaba. Cuando
dónde salieron. De pronto una todavía un trasnochado dice
ronda enorme, masiva, empezó “por algo los secuestraron”, no-
a dar vueltas alrededor de la pi- sotras decimos claro que sí, que
rámide. Aquella tarde me fue por algo: porque eran mili-
acompañaba el que por enton- tantes, militantes comprometi-
Asociación de Madres de Plaza de Mayo ces era mi yerno. Entonces em- dos con su país, con su pueblo.

Nuestros días
pezamos a caminar, como to- Él desaparece durante el go-
dos, siguiendo la ronda, y ve- bierno de Isabel Perón, cuando
mos que agarran del brazo a un el accionar de López Rega y la
chico que marchaba con noso- triple A ya había dejaba a su pa-
tras, para llevárselo. Recuerdo so 2000 mil secuestros y asesi-
que mi reacción fue algo total- natos. Tres de los seiscientos
mente inconsciente. Empecé a centros clandestinos que fun-
los codazos, a empujar, con mu- cionaron a partir del 24 de mar-
cha gente más que se metió pa- zo de 1976 ya existían desde en-
ra que no se lo llevaran, y lo lo- tonces. Así que todo eso siem-
Por Hebe de Bonafini muchos años. Las Madres crecimos, gramos. Es algo chiquito, pero pre hizo difícil mi relación con
socializamos la maternidad, recha- muestra lo enorme que fueron el peronismo. Recuerdo que
l día más triste de mi vida fue zamos la reparación económica, la esas catorce primeras madres, Alejandro me decía “esta gorili-

E el día que comenzaron los se-


cuestros en mi familia, que se
llevaron a mi hijo mayor. La des-
exhumación de cadáveres, los ho-
menajes póstumos, peleamos para
ser un colectivo, luchamos con mu-
esas valientes mujeres que em-
pezaron todo el jueves 30 de
abril de 1977 en la Plaza.
ta de mierda, sin embargo como
la quiero”, y me abrazaba. Yo
me reía. No entendía nada: lo
aparición de un hijo es como si en cha fuerza para socializar la mater- Para mí, fue la primera vez único que sabía es que no era
el medio de la casa cayera una bom- nidad. Y a partir de ahí fueron lle- que veía en vivo y en directo el peronista. Nos costó mucho sa-
ba, como si nada más tuviera im- gando las alegrías, con Néstor y abuso y la represión, fue el pri- lir de la burbuja. Desde algún
portancia, como si no hubiera ni Cristina llegaron muchas alegrías, y mer contacto que yo tuve con el lugar Alejandro se estará riendo
más sol ni más luna ni más nada, la más disfrutada fue el día que horror que se estaba viviendo, de ver a esta gorila de mierda
como si todo lo del alrededor no cumplimos 35 años de lucha y tuvi- mas allá del dolor de la pérdida haciendo las cosas que hago.
existiera. Tuvimos, realmente, sen- mos el coraje de armar una murga de Alejandro. El momento más Así lo siento yo.
saciones muy extrañas. Como si de con los compañeros uruguayos de terrible, y así lo recordamos El verdadero antes y después
golpe te quedaras ciega, como si de “Agarrate Catalina”. Nos disfraza- siempre, fue la desaparición de de la historia, para mí, se da con
golpe no escucharas más. Inmedia- mos de murgueras, nos pusimos los nuestros hijos. Hubo muchos la llegada de Néstor y Cristina.
tamente buscás a Dios y Dios no es- sombreros y ellos nos pintaron las momentos peligrosos. El peor, Eso lo tengo bien claro. Ahí to-
tá. Fue muy horrible, triste, angus- caras de murgueras. Fue un día muy sin dudas, fue el secuestro y la mé conciencia, empecé a anali-
tiante y solitario a pesar de estar feliz, muy alegre que nos llenó de desaparición de Azucena Villa- zar realmente el peronismo. El
acompañada por mi marido y mis satisfacción. Nadie lo podía creer flor, Esther Cariaga y Mary compromiso de mi hijo Alejan-
otros hijos. Parecía imposible de so- porque fue sorpresa Ponce. Fue deliberado: “Así se
portar. Ése fue el día más triste. para todos. dejan de joder”, pensaron. Fue
Después, el día más peligroso fue Lo más emotivo El 19 de febrero un parate de dolor, de horror, El peor momento
el día de secuestro en la Iglesia nos pasó el 19 de un parate humano. No fue la
Santa Cruz, al otro día el de Azu- febrero de 2010, de 2010 Cristina primera vez que quisieron ame- fue el secuestro y la
cena y sentir que todo se venía en- cuando Cristina de- drentarnos. Pero se olvidaron
cima. Todos los pasos escuchados cidió festejar su decidió festejar que somos madres. desaparición de
detrás se olían a secuestros; todas cumpleaños con las Cuando secuestran a las tres,
las llamadas telefónicas se olían a Madres, en Olivos. su cumpleaños yo todavía no me había acerca- Azucena Villaflor,
crímenes; las que estábamos más Nos recibió vestida do a Madres. Cada madre tiene
comprometidas con el movimien- con una vestimenta con las Madres una historia de vida: la mía es Esther Cariaga y
to, tuvimos que irnos de las casas, sencilla como si que yo no podía ser más gorila.
nos fuimos sin saber adónde Laura, fuera una de nues- en Olivos. Me salían pelos por todos lados. Mary Ponce.
Licha, Lidia y yo, todas Madres de tras hijas: un panta- Era profundamente antiperonis-
la Plata que veníamos siempre a lón negro, los zapa- ta. Lo mío venía de familia: del
Buenos Aires. Nos fuimos de nues- titos bien bajos, el cabello tomado lado de mi padre, una tradición dro lo encontré en Néstor,
tras casas. Nos dimos cuenta que de arriba, con esa sonrisa, ese afec- militar, estuve rodeada siempre quien me demostró con su
con irnos no ganábamos nada, que to, ese amor tan propios de ella, y de coroneles, comodoros; y del ejemplo y teniendo la edad que
el peligro seguía, que teníamos que nos regaló su vida. Nos hizo ir con lado de mi madre, eran todos tendrían nuestros hijos, que re-
afrontarlo, que no podíamos dejar gente que filmara, que grabara y fo- radicales, antianti. almente había que creer en las
a nuestras compañeras solas, que a tografiara y nos contó toda su vida: Eso me lo enseñó la madre personas. Creer en Menem, en
Azucena, Mary y Esther teníamos su infancia, sus partos, su pareja, su María Adela Gard de Antoko- De La Rúa, ¡por dios! Un de-
que buscarlas, reclamarlas, pedir- familia. Fue emotivo. Fue un regalo letz, la primera que me recibió sasosiego total. Néstor, en cam-
las, gritarlas y volvimos cada una inesperado. En vez de que nosotros cuando llegué a Madres, a bio, es nuestro otro hijo, así lo
nuestras casas, cada una con su le regaláramos a ella, ella nos rega- quien no me resigno a olvidar. sentimos. Nunca voy a terminar
miedo, con el miedo de su familia, ló a nosotros. Nos llenó de emo- “A quién te falta a vos”, me de agradecerle que fue el único
con el miedo a desaparecer. No ción cada cosa que nos contaba. preguntó cuando llegué. Para presidente que tomó los dere-
creíamos que nuestras compañeras No fue para hacerlo público, sino mi sorpresa, era lo único que le chos humanos como política de
iban a desaparecer, siempre pensá- para que lo guardáramos en nuestro importaba: no me preguntó na- Estado, no de un gobierno. Él
bamos que las íbamos a recuperar. archivo. Nosotros tenemos un ar- da que tenga que ver con mis anuló las leyes de impunidad y
Cada llamada, cada golpe en la chivo importante, pero el más ideas políticas ni nada pareci- pudimos seguir juzgando en la
puerta, cada amenaza por teléfono grande las Madres lo tenemos en el do. Me largué a llorar, hice un Argentina. A través de su ejem-
olía a la muerte. corazón y ese día Cristina se nos catarsis total. “Qué estúpida plo, me afiancé en mi compro-
Pasaron muchas cosas, pasaron instaló para siempre en el corazón. que fui, Adela”, le decía yo. miso con mi hijo Alejandro.
40 años del golpe V

24-3-2016 / PAGINA I12


Línea Fundadora

de pie
Hace mucho que ya me afeité son nuestra felicidad. Nos están
los pelos; pero tampoco soy pero- demostrando que ellos han to-
nista del todo. Eso sí, rescato, ¡y mado las banderas. De a poquito
de que manera! la figura de Evita. les vamos la pasando la posta. Y
Cuando volvió la democracia digo de a poquito porque toda-
y fuimos a votar, voté por Al- vía, a pesar de las sillas de rue-
fonsín. Lo recuerdo como un das, los bastones, la edad que te-
momento hermoso. Hacía años nemos, las locas seguimos de pie.
que no ponía la bandera en el
Guadalupe Lombardo

balcón de mi casa en Palermo.


Ese día saqué la bandera argen-
tina. Y cuando fui a votar, en la
escuela nos mirábamos entre to-
dos cómplicemente, nos tocába-
mos. Fue inolvidable.
La primera vez que pensé que
empezábamos a respirar otro ai-
re fue cuando se le da perpetua
a la Junta, cuando el fiscal Julio
Strassera dice estas palabras no
me pertenecen, le pertenecen al
pueblo argentino. Me recorrió
el mismo escalofrío que siento
ahora al recordarlo 30 años des-
pués. Fue una bocanada de aire.
Pero resulta que después lamen-
tablemente vinieron las leyes de
impunidad.
Los indultos, después, fueron
un cachetazo. En los 90 fue muy
duro, también quisieron tirar
abajo la ESMA e insistían con la
reconciliación. Pero no nos ame-
drentamos y seguimos adelante.
En el año 95 irrumpe HIJOS,
con su bienvenida actitud inso-
lente. Fue una alegría enorme y
los acompañamos siempre en to-
dos los escraches. Algunas veces
la policía se paraba adelante pe-
ro nosotros seguíamos. Ahora no
son tan pibes como aquella épo-
ca, pero siguen siendo divinos.
¡Los gases que nos tiraron en el
2001! Ese jueves estuvimos en la
plaza con Laura Conte, Hugo
Cañón y Jorge Morresi. Nos tira-
ron gases y nos pegaron. Pero lo-
gramos que el presidente se fuera
en helicóptero.
Cuando se anularon las leyes
de Punto Final y Obediencia
Debida, estábamos en la plaza
frente al Congreso. Fue impre-
sionante vernos a todos lloran-
do, a los abrazos. Y los juicios
han sido otra bisagra: verlos en
Comodoro Py ahí sentados...
Tipos grandes mayores ponien-
do cara de abuelitos mayores
amorosos, cuando fueron y son
asesinos terribles, fue muy fuer-
te. Por ejemplo, Luciano Benja-
mín Menéndez, que dijo lo vol-
vería a hacer. No se han arre-
pentido. Pero aunque lo hicie-
ran jamás los vamos a perdonar,
ni nos vamos a reconciliar. Por-
que los únicos que lo podrían
hacer son nuestros hijos. Y
nuestros hijos no están.
Todavía falta mucho para ver
al último genocida tras las rejas.
Quizás para cuando llegue ese
día ya no estemos. Pero estamos
tranquilas: porque hoy vemos a
esta juventud comprometida,
militante, con una dignidiad y
un ejemplo que nos reivindica,
VI Memorias del fuego
PAGINA I12 / 24-3-2016

Por Familiares de Desaparecidos y tos maestros, tantos metalúrgicos desaparecidos. de 60 kilos de documentos sobre los desapareci-
Detenidos por Razones Políticas Las cartas, que envíabamos a políticos, cien- dos, que sirvieron luego para los juicios. Lita
tíficos, a las iglesias, eran clave porque era cuenta que al pasar por la Aduana, le preguntan:
uestros primeros encuentros fueron en nuestra forma de denunciar lo que pasaba y “¿Qué trae ahí, señora, tan pesado? Traigo infor-

N una oficina prestada por la Liga Argen-


tina por los Derechos del Hombre, en el
quinto piso del edificio de Corrientes 1785. Los
romper el silencio. Los compañeros llegaban
con las direcciones y decían “encontré la direc-
ción de tal”. Nosotros siempre pusimos la cara a
mación recabada desde italia sobre los desapare-
cidos en argentina”, le contestó. Ya era otro aire.
En los juicios participamos de la comisión
familiares y las madres se llamaban y se convo- pesar del riesgo que eso significaba. técnica de recopilación de datos. Nuestro tra-
caban “a una reunión muy importante en Co- En esa misma oficina planificamos la primera bajo consistió en juntar todos los testimonios
rrientes y Callao”; no se daban más precisiones. marcha. Fue el primer momento riesgoso que vi- para poder sistematizarlos. Eso fue el principio
Fue en esa oficina que nos fuimos conociendo, vimos. Fue en octubre del 77. Fuimos, intenta- de lo que después fue la CONADEP. Participa-
planificamos las primeras acciones y las prime- mos ir hacia el Congreso. Unos meses antes, en bamos en la confección de los listados para po-
ras cartas para difundir lo que pasaba, y en esa abril de ese mismo año, ya habíamos presentado der hacer que la gente vaya a los juicios y le lle-
misma oficina aprendimos entre todos a redac- un petitorio ante la Comisión de Asesoramien- vaba cotidianamente los listados a la secretaria
to Legislativo (CAL), formado por las tres ar- de León Arslanian, que era la que te entrevista-
mas y que reemplazaba al Congreso. Así que fui- ba para que dejaran entrar a la gente.
Familiares de Desaparecidos mos otra vez, con varias firmas que suscribían En el medio sufrimos la muerte de Lucas Or-
y Detenidos por Razones Políticas un carta. Éramos una cuadra entera de compa- fanó, uno de los fundadores, esposo de Lilia
ñeros. En esa oportunidad, las monjas y los cu- Jons. Una muerte no esperada. Lo enterramos

Una gran
ras iban adelante para evitar la represión. Toda- en Familiares. Además del dolor, nos unió.
vía no usábamos carteles identificatorios, las Siempre fuimos una gran familia, que comparti-
marchas duraban poco, tenías que irte rápido. mos más momentos con los compañeros que
Pero no pudimos evitarla: sobre Rodríguez Peña, con las familias.
llegando a Avenida de Mayo, las fuerzas represi- En los 90 nos tocó enfrentar la impunidad, ya
vas nos encerraron. Vaciaron los colectivos 60 sin miedo, con la fuerza de que éramos miles y
que pasaban y metierom a todos adentro: todos estábamos todos juntos. La marcha que mas nos

familia
detenidos. Algunos zafamos porque nos meti- conmovió fue la marcha contra los Indultos. No
mos dentro de algunos negocios. Desde ahí vi- podíamos tener dimensión de la gente que iba a
mos cómo se llevaban también a las monjas: en- ir. Se juntaron como 200 mil personas. La idea
tre los detenidos estaba Alice Domon, que dijo era ir de Tucumán y Avenida de Mayo al Con-
“hasta que no los liberen a todos nosotras tam- greso y decir unas palabras. Tuvimos que desviar
bién nos quedamos presas”. Y así fue. Se queda- de Corrientes y Callao, pasar por atrás del Obe-
ron en la comisaría con los presos hasta la no- lisco, 9 de julio, Avenida de Mayo y de ahí al
che siguiente, en que todos fueron liberados. Congreso. Lo más conmovedor fue que mientras
Nunca fuimos clandestinos. Poníamos la fir- íbamos caminando por Corrientes, la consigna
ma en todos lados. Tomábamos, eso sí, algunos que cantaba la gente era NO NO NO, con eco,
tar los Hábeas Corpus. Era el punto de encuen- recaudos, por ejemplo nunca dábamos los cer- caja de resonancia, fue impresionante. Fue la
tro de una gran familia: por allí pasaron Ma- tificados de domicilio en las solicitadas y los condena de la sociedad a los Indultos. Fueron
dres, los curas metodistas del MEDH y los pri- más jóvenes nos cuidábamos de ir siempre a la tantas en cuarenta años. Los carteles se pegaban
meros militantes por los derechos humanos. plaza. Pero miedo nunca tuvimos. El miedo lo en circuitos específicos porque por fuera no du-
Fue el inicio de una lucha que lleva 40 años. habíamos perdido con la desaparición de nues- raban ni medio día. La gente se sumó con fuerza
En esa misma oficina nos pusimos nombre: tros familiares. Ya no había qué temer: no nos a medida que fue superando miedos.
“Asociación de Familiares de Detenidos Desapa- quedaba otra cosa que buscarlos. A eso nos en- Con lus juicios sabemos que la justicia siem-
recidos por Razones Políticas y Gremiales”. tregamos totalmente. Empezamos solos, nos pre llega. Después de tantos años, llegó. Espera-
“Gremiales” no era un agregado: la mayor parte conocimos en la búsqueda y nunca mas nos mos mucho por los juicios. Es una etapa que no
de la represión fue sobre los trabajadores y gran apartamos de la lucha. esperábamos que llegara pero llegó. Nos saca-
parte de nuestro trabajo lo hacíamos en las fábri- La vuelta de la democracia fue otro cantar. Li- mos una gran mochila de encima. Poder decir
cas y con los sindicatos. Entendíamos que había ta Boitano, llegada desde Italia, donde pasó cin- delante de un juez lo que había vivido, la des-
razones gremiales en las detenciones. Las listas co años trabajando y contestando a todos los pe- aparición de los compañeros. Hay que seguir
las haciamos por gremio: tantos periodistas, tan- didos que se hacían desde Argentina, trajo más marcando este camino.
40 años del golpe VII

24-3-2016 / PAGINA I12


Por Centro de Estudios Legales rio. Liliana, hija de Alfredo Galletti y cias y poco tiempo después la Organi- 2001. Hoy, 40 años después, la des-
y Sociales Élida Bussi de Galletti, fue desapareci- zación de Estados Americanos difun- aparición de Mónica Mignone está
da cuando tenía 31 años. Gustavo Jo- dió su informe. La testarudez para po- cerca de ser sancionada por el Poder
n diciembre de 1977 en las pá- sé, hijo de Boris Pasik y Elena Du- ner en circulación en el país este do- Judicial.

E ginas de La Nación se publicó


una lista de nombres que exhi-
bía el alcance de la desaparición de
brovsky, fue desaparecido cuando te-
nía 19 años. Gustavo, hijo de José Fe-
derico Westerkamp y Angela Muruzá-
cumento puso a los integrantes del
CELS en peligro. El gobierno militar
había prohibido su publicación y des-
Con el final de la dictadura, el
CELS amplió la agenda de trabajo.
Las estrategias que se habían desple-
personas. No fue producto de una in- bal de Westerkamp, fue detenido, tor- truido los ejemplares que le habían gado en la lucha contra la impunidad
vestigación periodística sino del regis- turado y estuvo preso siete años y me- enviado. Mignone consiguió 500 del terrorismo de Estado mostraban
tro que desde fines de 1975 hacían los dio. Alejandra, 19 años, hija de Car- ejemplares del llamado “Informe pro- que también eran potentes para do-
familiares de las víctimas. La Asam- men Aguiar de Lapacó y Rodolfo La- hibido” y de manera artesanal se hi- cumentar, analizar y buscar justicia
blea Permanente por los Derechos pacó, estuvo secuestrada junto con su cieron otros 1000. Aguiar de Lapacó: por las violaciones a los derechos hu-
Humanos fue la primera organización madre y nunca recuperó la libertad. “Había pocas fotocopiadoras y para manos cometidas por el Estado de-
a la que las familias recurrían cuando Noemí Fiorito de Labrune no tenía fa- no andar con el informe completo lle- mocrático, aunque ya no como parte
todas las puertas de los cuarteles, las miliares biológicos víctimas del terro- vábamos hojas intercaladas”. El 27 de de un plan sistemático. También se
oficinas y las iglesias católicas se cerra- rismo de Estado pero sí había cuidado febrero de 1981, la sede del CELS fue abrió el escenario para incidir en las
ban. Para 1978, las denuncias eran a Leticia Veraldi, detenida desapareci- allanada y Aguiar de Lapacó y Wes- políticas públicas y colaborar con el
cuatro mil. “Por causa de esa lista el da a los 17 años. Todos los hijos eran terkamp, detenidos. También, Mig- fortalecimiento de un Estado protec-
gobierno no pudo decir que no había militantes. Todos los adultos armaron none, Pasik, Conte y Marcelo Parrilli. tor de derechos.
desaparecidos”, diría años después los comienzos del CELS en 1979. “Fue la única vez que lo vi con mie- Para 1986, el CELS ya contaba con
Emilio Mignone. Esas nóminas fueron las primeras sistematizaciones sobre la
el primer paso de un método: dejar es- CELS violencia policial y con estrategias de
crito lo que ocurría en papeles capaces litigio para enfrentarla. Los noventa
de comenzar el áspero camino que po- también significaron el trabajo en de-
día llevar a la justicia, acopiar los rechos económicos y sociales. En di-
nombres propios y las circunstancias, ciembre de 2001, el CELS volvió a
hacerlos atravesar pasillos, mostrado- presentar habeas corpus por las perso-
res, ventanillas, indiferencias, dejarlos nas detenidas durante el estado de si-
tallados en la burocracia estatal, tam- tio declarado en forma irregular y a
bién en la más hostil, insistir hasta que correr entre teléfonos, teclados y pape-
algún funcionario judicial moviera el les para sacar a las personas de las fau-
expediente de un cajón a otro, volver ces de unas fuerzas de seguridad que,
a empezar. otra vez, se mostraban voraces. La cau-
Mónica, 24 años, fue secuestrada en sa judicial por las muertes ocasionadas
la casa que compartía con sus padres, por las balas policiales tuvo que transi-
Emilio Mignone y Angélica Sosa de tar, otra vez, el áspero camino del Po-
Mignone. Augusto María, hijo de Au- der Judicial: hoy, 15 años después, el
gusto Conte y Laura Jordán de Conte, juicio se acerca a su final. En noviem-
fue desaparecido por la Armada mien- bre de 2001, el CELS había presenta-
tras hacía el servicio militar obligato- Horacio Verbitsky, presidente del CELS, el día de la sentencia del caso Poblete. do otro habeas corpus, en ese caso co-
lectivo, por las personas presas en las
comisarías de la provincia de Buenos
El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) Aires: el caso “Verbitsky”. En 2005 la

Por la ampliación
Corte Suprema hizo lugar al pedido y
estableció parámetros para una priva-
ción de la libertad digna. Las condi-
ciones mínimas siguieron incumplién-
dose, pero fue un antecedente funda-
mental para exigir la vigencia de los

de los derechos
derechos humanos en las cárceles.
Hoy el CELS es un equipo de traba-
jo de decenas de personas. Gastón
Chillier, director ejecutivo, en la pre-
sentación del Informe Anual de 2015:
“Nos encontramos para lo que es el
mandato del CELS en estos días y fue
el mandato original: trabajar para vi-
Mignone, presidente del CELS: do”, recuerda Isabel Mignone sobre su vir en un mundo donde haya vigencia
“Todos los días se presentaban cientos padre. El 6 de marzo fueron liberados. plena de los derechos humanos, más
de hábeas corpus, yo he presentado El trabajo jurídico acumulado du- igualitario y más justo”. Muchos mo-
quince o veinte por mi hija. Calculo rante la dictadura fue la base para bus- mentos se transforman en una marca
que se llegaron a presentar ochenta car verdad y justicia en los años si- que se agrega a ese camino. Cuando
mil, porque además se repetían. La guientes hasta llegar a la histórica en el caso de los asesinatos de Darío
consigna que dábamos a la familia era: sentencia del juicio a las juntas mili- Riquelme y de Mariano Wittis un tri-
“‘presente el hábeas corpus, preséntelo tares. Luego de la tristeza y la frustra- bunal consideró que todas las víctimas
en la semana siguiente, en la otra y en ción que generaron las leyes de obe- de la violencia policial son víctimas,
la otra. Eran montañas de papel inútil diencia debida y punto final y los in- sin usar el adjetivo “inocentes”.
que circulaban por los juzgados”. La dultos, el CELS insistió con nuevas Cuando hay una amenaza de desalojo
documentación de las denuncias, el es- estrategias. En 1995, Adolfo Scilingo a familias que ocupan tierras porque
fuerzo por explicar el funcionamiento entrevistado por Horacio Verbitsky, no tienen dónde vivir. Cuando una
del método represivo, el trabajo inter- presidente del CELS desde 2000, con- patota asesinó a Mariano Ferreyra.
nacional para saltear el laberinto inter- tó cómo el gobierno militar arrojaba Cuando una visita a una cárcel permi-
no y la presión sobre el Poder Judicial al Río de la Plata a los prisioneros tió tomar imágenes de “la realidad in-
fueron las estrategias. Alicia Oliveira, adormecidos. El testimonio tuvo un fernal que esa burocracia administra”,
abogada del CELS en aquellos años: impacto enorme y abrió la puerta de como escribió Verbitsky. El día que
“La idea de Emilio era que había que un nuevo camino: exigir que el Esta- los agentes penitenciarios que asesi-
dejar todas las huellas posibles en la do garantizara el derecho a saber la naron a Patricio Barros Cisneros fue-
justicia, es decir en un órgano burocrá- verdad. Después de la negativa de las ron sancionados. La madrugada en la
tico, porque por más que no se investi- instancias nacionales, incluida la Cor- que todos los teléfonos celulares sona-
gara en ese momento, las pruebas que- te Suprema, en 1999 el Estado asumió ron en cadena: otro habeas corpus, es-
daban, se iba dejando la historia”. su responsabilidad ante la CIDH. ta vez presentado por la familia de Lu-
En septiembre de 1979, para la visi- Aguiar de Lapacó dijo en ese momen- ciano Arruga, la APDH La Matanza y
ta de la Comisión Interamericana de to: “Estoy contenta porque esto se el CELS, había permitido encontrar
Derechos Humanos (CIDH), el empezó como algo chiquito y lo que el cuerpo de Luciano.
CELS preparó un informe con 300 se logró es a favor de todos”. El cami- Hoy es 24 de marzo y caminaremos
desapariciones en las que se podía no comenzaba a despejarse. En 2005, por Avenida de Mayo hasta llegar a la
identificar la responsabilidad estatal. en la sentencia del caso “Simón”, im- plaza, otra vez. Es una alegría que te-
Labrune: “Mi primera reacción cuan- pulsado por el CELS y por Abuelas de nemos cada año. La de ocupar las ca-
do seleccionaba las denuncias de Plaza de Mayo, la Corte ratificó la in- lles con nuestros cuerpos. Y encon-
APDH era ‘no, no es posible’”. La constitucionalidad de las leyes de im- trarnos. Y al decir presente invocar a
Emilio Mignone y Alicia Oliveira, en tribunales. CIDH recibió más de 7.500 denun- punidad que se había logrado en todos los que no están.
VIIIMemorias del fuego
PAGINA I12 / 24-3-2016

Por Servicio de Paz y Justicia blos, del pasado, del presente y del futuro. de asesinato, del cual resulta ileso al igual
Dicho esto y en relación con la Conme- que sus acompañantes.
esde su fundación en 1974, el Servi- moración de los 40 años del atroz golpe cívi- Este caminar junto a los pueblos nos per-

D cio, Paz y Justicia Argentina (SER-


PAJ) ha manifestado una marcada
identificación latinoamericana, acompañan-
co militar en marzo de l976, cantidades de
momentos han pasado, como lo señala
Adolfo Pérez Esquivel “A lo largo del tiempo
mitió acompañar y compartir el nacimiento
y la lucha de distintos organismos de DDHH
que aun continúan con su pedido de Memo-
do a los pueblos del continente en sus lu- las personas y los pueblos van conformando ria, Verdad y Justicia.
chas, promoviendo la construcción de mo- sus tramas históricas con conflictos y luchas, Adolfo señala que un momento de alegría
delos sociales inclusivos basados en la pro- entre esperanzas, incertidumbres, tensiones, para el SERPAJ, es cuando los logros son al-
tección integral de los derechos elementales desencuentros y problemas muchas veces no canzados después de un trabajo incansable de
de los pueblos, hombres, mujeres y niños. resueltos, abiertos a la capacidad creativa muchas mujeres y hombres integrantes del
Comprometido en los procesos de trans- que ha permitido avanzar a la humanidad a SERPAJ, como lo fue en 1995 la creación de
formación y liberación desde y con los ex- pesar de todo, con miedos y alegrías” De es- la Aldea Jóvenes para la Paz en el partido de
cluidos y violentados, el SERPAJ trabaja por te modo como organización de DDHH he- General Rodríguez, un centro educativo pro-
una sociedad justa y participativa que asegu- mos vivido nuestra historia. ductivo destinado a jóvenes en situación de
re la vigencia de los DDHH, la justicia, la li- De incertidumbres miedos y peligros se nu- vulnerabilidad, donde se dictan distintos ta-
bertad y la paz. Entre sus objetivos funda- tre muestra trayectoria de la cual rescatamos lleres y se trabaja en forma articulada con las
familias, la comunidad y las escuelas. En el
2003 se crea la Aldea Jóvenes para la Paz en
Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) el partido de Pilar con similares característi-

Caminar junto
cas, ambas funciona hasta la actualidad.
En este mismo periodo reforzaron y nacie-
ron nuevos equipos de trabajos que dan su
impronta a nuestra organización, como lo
son el equipo que realiza sus acciones en la
Estación de trenes de Constitución, con ni-
ños y jóvenes en situación de calle, equipo

a los pueblos
de trabajo Zona Norte que desarrolla su tra-
bajo en los municipios de San Miguel, José
C Paz y Malvinas Argentinas, donde articu-
la acciones con escuelas y organizaciones
barriales y posee un amplio trabajo en el te-
mática de los Juicios de Campo de Mayo,

latinoamericanos
otros de los equipos es el de Pueblos Origi-
narios que acompaña toda la problemática
de los pueblos indígenas.
Como decíamos anteriormente la vida de
las personas, de los pueblos y organizaciones
está acompañada de luces y sombras, tal vez
si deberíamos señalar el momento más triste
por el cual atravesamos fue la muerte, en el
año 2011, de una querida compañera que
mentales se encuentra: Educar para la Paz y el episodio del 4 de abril de 1977 cuando de- puso toda su impronta a los distintos trabajos
los DDHH. Sus actividades contemplan, tienen a Adolfo Pérez Esquivel, lo encarce- que se fueron haciendo en los diferentes mo-
desde la promoción y difusión de una cultu- lan, torturan y lo hacen participar de un vue- mentos, que fue Norma Miranda, una gran
ra de la Noviolencia hasta acciones y acom- lo de la muerte, gracias a la presión interna- persona llena de pasión con una sonrisa tier-
pañamiento en favor de los derechos inte- cional y a una fuerte campaña de defensa na y mirada transparente quien no dejo de
grales de las personas y de los pueblos. por parte de distintas organizaciones mundia- luchar hasta el último momento.
Estas actividades son llevadas adelante les durante su detención recibe por parte de Queremos mencionar un momento emo-
desde sus distintos equipos de trabajo, locali- Pax Christi el Memorial Juan XXIII por su tivo que atraviesa estos 40 años y que en es-
zados en la provincia de Buenos Aires y ca- lucha por la paz en América Latina después te 2016 se cumplen 10, que es la entrada al
pital. El Premio Nobel de la Paz 1980, Adol- de más de un año de encarcelamiento le dan Centro Clandestino de Detención y exter-
fo Pérez Esquivel, fue su fundador y es el ac- arresto domiciliario. Un delito terrible se mino más grande del país: Campo de Ma-
tual presidente. instalaba en la Argentina que era la figura yo. En el 2006 impulsado por unos de los
Contar la trayectoria del SERPAJ se ha- del detenido desaparecido, algunas familias equipos del SERPAJ, junto a varias organi-
ce difícil, ya que en primer lugar nuestro lograban encontrar a sus seres queridos, pero zaciones se marcha y se realiza el 1º acto
compromiso siempre fue con la vida, con otras no y la consecuencia son los 30000 des- dentro de una guarnición militar en funcio-
los excluidos, con los empobrecidos y mar- aparecidos por los que aun se busca justicia. namiento y se logra colocar frente al Hospi-
ginados de nuestro país y el de América Otro episodio marco mucho al SERPAJ tal Militar donde funciono la Maternidad
Latina. Sostenemos la especificidad que los fue cuando en octubre de 1980 se anuncia el clandestina una placa recordatoria en ho-
DDHH abarcan todos los aspectos de la vi- otorgamiento del Premio Nobel a Adolfo, menaje a los detenidos desparecidos que pa-
da tanto de las personas como la de los pue- ese mismo día por la tarde sufre un intento saron por ese centro.
40 años del golpe IX

24-3-2016 / PAGINA I12


Por Arturo Blatezky Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos

Las otras iglesias


ún hoy, luego de décadas,

A produce profunda conster-


nación y el mismo dolor
permanente solamente el recuer-
do de la vertiginosa y mortal su-
cesión de los hechos: Al mismo
tiempo en que el Pastor Ernesto
Heuser llevara al grupo de jóve-
nes de nuestra parroquia de la
Iglesia Evangélica del Rio de la A su vez, en cada una de las re-
Plata a participar del trabajo de gionales que el MEDH tiene en
uno de los primeros proyectos las provincias del interior de la
ecuménicos de este tipo, la crea- Argentina las/los compañeras/os
ción de una salita de primeros au- y las comunidades tratan de res-
xilios con guardería y apoyo esco- ponder a las problemáticas más
lar en la que fuera en ese momen- acuciantes de la zona y a las vio-
to “Villa Comunicaciones”, el laciones a los derechos humanos
asentamiento más grande de la que se registran y la ayuda que le
ciudad de Buenos Aires, se suce- es solicitada.
den: en 1964 el golpe en Brasil, Como es de imaginar estas
luego Bolivia, la invasión de los violaciones a la dignidad y dere-
Estados Unidos a la República chos de nuestro pueblo es múlti-
Dominicana y en 1966 el golpe ple y alcanza desde la impunidad
en Argentina. de los responsables por las inun-
A ello se suma el genocidio del daciones en Santa Fe pasando
pueblo paraguayo, vigente desde por la expoliación de la tierra de
1954 los pueblos originarios y la escla-
Lo que de este modo sangriento vización de los trabajadores en
comienza a expandirse invadien- los yerbatales misioneros hasta
do nuestro continente es la “Doc- la mortandad infantil por la
trina de la Seguridad Nacional”. contaminación petrolífera de las
Es por ello que miles de chicas y tierras patagónicas, los crimina-
chicos de esa generación de las les programas del monopolio so-
iglesias cristianas de la Argentina, jero y el consecuente envenena-
tanto católicos como evangélicos, dios de la segunda mitad del S. muerte. Así es que llevamos ade- sideramos de enorme importancia miento y degradación de los se-
juntamente con sus sacerdotes, XIX y primera mitad del S. XX el lante un juicio penal contra los es el de la prevención, la aten- res humanos y la naturaleza toda
pastores, religiosas y religiosos, “Consejo Ecuménico (Mundial) principales responsables del apa- ción y la defensa de mujeres, ni- hasta el igualmente genocida
fueron “desapareciods” y extermi- de Iglesias” en Ginebra, Suiza, rato bancario y financiero que sis- ñas y niños que sufren situaciones sistema de la minería a cielo
nados, en lo que no dudo en cali- nacido paralelamente y en parte temáticamente produjeron el de violencia, maltrato y abuso. abierto. En todo ello se confir-
ficar como una de las mayores impulsado por las mismas perso- atroz empobrecimiento y la de- Este programa se lleva adelante ma entre nosotros cada día, que
persecuciones de cristianas y cris- nas las Naciones Unidas. gradación de las condiciones de en más de 30 centros de asesora- el genocidio de ayer fue necesa-
tianos del Siglo XX, a la vez que Una cantidad de pastores, sa- vida ante todo de los más pobres miento y defensa de mujeres, jó- rio para instalar un sistema eco-
uno de los más importantes testi- cerdotes, obispos, religiosas y reli- y jóvenes de nuestro pueblo. venes y niñas/os en parroquias nómicosocialpolítico criminal
monios de lo que es realmente la giosos así como laicos y laicas ca- Otro campo de trabajo del pobres y proyectos barriales evan- que perdura impunemente en el
Iglesia fiel a Jesús y consecuente- tólicos y evangélicos participaron MEDH en la actualidad que con- gélicos y católicos. genocidio de la actualidad.
mente su amor preferencial por de la creación y el trabajo de la
las y los pobres, en su compromi- APDH. Fue sin embargo muy im-
so y martirio hasta la muerte jun- portante que en febrero de 1976
to a ellas y ellos, crucificadas to- se creara un movimiento a través
das y todos hoy por el sistema ge- del cual las iglesias mismas se
nocida del capitalismo y sus ins- comprometieron como tales en la
trumentos fundamentales: el im- defensa de la vida, la dignidad y
perialismo y el fascismo cuando los derechos de las personas, así
fuera necesario para doblegar la como se había recomendado a la
resistencia de los pueblos. delegación que viajó en diciem-
Para entender por qué tantas bre de 1975 tanto en el Consejo
cristianas y cristianos de las igle- Mundial de Iglesias en Ginebra
sias ecuménicas comprometidas como en la Santa Sede en Roma.
con nuestro pueblo hasta entregar Además, de hecho varias de las
sus vidas por la justicia, la frater- iglesias fundadoras del MEDH ya
nidad y la paz irrumpieron en la estaban trabajando conjuntamen-
vida social y militante en nuestro te en defensa de la vida y los de-
país y los otros países latinoameri- rechos de los refugiados en la Co-
canos es necesario recordar algu- misión Argentina de Refugiados.
nos hitos de importancia funda- La ocasión puntual para la cre-
mental que se dieron en la Iglesia ación del MEDH fue el asesinato
Católica y en las iglesias de la Re- de José Tedeschi y Francisco Soa-
forma del Siglo XVI. Trataré de res, sacerdotes profundamente
mencionar los mas importantes: comprometidos con la vida de los
1962 1965: II Concilio Vatica- pobres, a comienzos de febrero de
no, 1967: “Mensaje de los obispos 1976. Entre otros estuvieron pre-
del Tercer Mundo”, 1968: Asam- sentes en ese primer encuentro
blea General del Episcopado La- fundacional Adolfo Perez Esqui-
tinoamericano en Medellin, vel, Jorge Pascale, Carlos Gatti-
1969: Surgimiento del “Movi- noni, José de Luca, Eduardo Pi-
miento de Sacerdotes para el Ter- mentel y Guillermo Frugoni Rey.
cer Mundo” en la Argentina y de El 9 de julio en una segunda
muchos otros grupos sacerdotales Asamblea fundacional, esta vez
y laicos profundamente compro- sobre la base de las iglesias, los
metidos con las y los pobres en delegados nombrados por las mis-
otros países de America Latina. mas crearon oficialmente el
Por su parte las iglesias evan- MEDH como organización ecle-
gélicas históricas y ecuménicas, sial de derechos humanos.
nacidas con la Reforma del Siglo Hoy trabajamos e modo espe-
XVI así como las diversas iglesias cial en diversos proyectos de re-
Orientales (Ortodoxas) habían sistencia al criminal sistema capi-
creado luego de un muy largo talista instalado mediante el te-
proceso de integración en 1948 rrorismo de estado en 1976 y sus
como “Nunca Mas” a los genoci- consecuencias de marginación y
X Memorias del fuego
PAGINA I12 / 24-3-2016

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH)

Las primeras denuncias


Por Asamblea Permanente do la Comisión Interamericana por los Dere- tro maravilloso que nos permitió conversar
por los Derechos Humanos chos Humanos (CIDH) de la OEA visitó con ella sobre las dificultades de nuestra lu-
nuestro país aquella lista había crecido apro- cha común en la tarea de la defensa de los
a Asamblea Permanente por los Dere- ximadamente a 5 mil denuncias. derechos humanos, la paz y la democracia.

L chos Humanos (APDH) surge el 18 de


diciembre de 1975 de una autoconvoca-
toria de personas provenientes de los más di-
En aquellos años también se iniciaron
contactos internacionales con el Director de
Derechos Humanos de las Naciones Unidas,
Tuvimos el privilegio de que cantara para
nosotros en nuestro modesto salón de actos.
Joan Báez era considerada persona peligrosa,
versos sectores sociales, políticos, intelectuales, Dr. Theo Van Boven y con el Consejo Mun- vigilada, seguida y amenazada por las fuerzas
sindicales y religiosos argentinos, en respuesta dial de Iglesias con sede en Ginebra para de seguridad de aquellos días de la dictadura
a la creciente situación de violencia y de quie- compartir con ellos las graves situaciones de cívicomilitar, que llenaron los pasillos de ac-
bre de la vigencia de los más elementales dere- violación de derechos humanos que padecía ceso a nuestra casa con gases lacrimógenos. La
chos humanos que se escalaba en el país. nuestro país. vivienda de la encargada del edificio, a quien
A lo largo de ese año 1975 ya había en Además, la APDH recibió testimonios de conocíamos muy poco, recibió la peor parte.
Argentina más de 700 muertos producidos víctimas sobrevivientes y familiares que in- Cuando pudimos restablecer el orden,
en secuestros, allanamientos ilegales y en- tegraron el Informe Nunca Mas. Aquel in- nuestro secretario bajo a hablar con ella, pa-
frentamientos callejeros y se reclamaba por forme abrió el panorama al país y al mundo ra pedirle disculpas por el ataque del que
la desaparición forzada de más de 300 perso- sobre los hechos aberrantes cometidos por la fuera objeto. Nos preocupaba su reacción
nas. Se hacía manifiesta la operación de dictadura cívico militar. por la inseguridad que nuestra presencia en
bandas clandestinas armadas que, luego uni- Con la llegada de la democracia 1983 ade- el edificio pudiera representar.
ficadas bajo el nombre de Triple A, amena- más de la continuidad en la lucha de los de- Ante su asombro, la señora de avanzada
zaban, secuestraban, torturaban y asesinaban rechos civiles y políticos la APDH dio in- edad, confesó que se sentía orgullosa de co-
a dirigentes y militantes políticos y sociales, tensidad a la defensa de los derechos econó- laborar con nuestra lucha, que también ha-
con la anuencia y la protección de las fuerzas micos y sociales. bía sido y seguía siendo la suya propia. Era
de un estado que se había vuelto terrorista. El compromiso de la APDH con la ver- oriunda de las Islas Canarias y toda su fami-
La APDH adoptó como meta y fundamen- dad, la justicia y la dignidad humana, así co- lia era republicana. Su esposo había sido pri-
to de su acción la Declaración Universal de mo su amplia pluralidad ideológica, religiosa, sionero de Franco.
Derechos Humanos de las Naciones Unidas. y social nunca declinaron. La APDH ha par-
El informe de la CIDH
Extracto de entrevista a Aldo Etchegoyen1
en 2012
“Yo, junto con Emilio Mignone, entramos
en Argentina, en 1980, el informe de la Co-
misión Interamericana de Derechos Humanos
que vino en octubre del `79. Tener ese infor-
me acá en Argentina, en 1980, es tener una
bomba en la mano. Y Mignone fue a Was-
hington, más o menos en marzo del `80, a la
organización de Estados Americanos y pre-
gunta: ¿Está el informe? “Sí, está el informe”
¿Está en inglés? “Está en inglés y en castella-
no” Ah no me diga ¿Me lo puede mandar a la
Argentina? “Sí, como no ¿Cuántos le manda-
mos?” Pide quinientos ejemplares. A los dos
días llega Mignone a Buenos Aires, nos reuni-
mos en la mesa directiva de la APDH y nos
cuenta. Nos queríamos agarrar la cabeza ¿Qui-
nientos ejemplares, Emilio? “Y los tengo que
ir a buscar a Ezeiza”. Y me acuerdo que Don
Jaime... Le dice no vayas solo, tenés que ir
acompañado y especialmente por un religio-
so. Yo no sabía dónde meterme, si debajo de
la mesa o dónde meterme. Al otro día Migno-
ne me viene a buscar en su Fiat 1500, vamos
a Ezeiza, pedimos el informe en un formula-
Entre sus fundadores figuran Alfredo Bravo, ticipado y participa en juicios de lesa huma- rio. Emilio me dice ¿Qué ponemos? Porque
el Obispo Carlos T. Gattinoni y el pastor Jo- nidad y milita en la defensa de la educación, había que escribir en el informe qué material
sé Miguez Bonino de la Iglesia Metodista, la la salud, el trabajo, la vivienda, con foco en íbamos a retirar. Le digo mirá Emilio, ponga-
Dra. Alicia Moreau de Justo, el Obispo Jai- los sectores vulnerables y vulnerados. mos “material educativo de la Organización
me de Nevares, Susana Pérez Gallart, Eduar- Hoy la APDH es un colectivo nacional, de Estados Americanos”. Y bueno, así pone-
do Pimentel, Raúl Aragón. En estas cuatro con casi 30 regionales, organizada federal- mos. Viene el vista de aduana, nos lleva al
décadas se sumaron el Dr. Raúl Alfonsín, mente, con una conducción en la que parti- depósito. Eran cinco paquetes cien kilos cada
Alicia Gillone, Dr. Emilio Mignone, el rabi- cipan decididamente las compañeras mili- uno ¡Quinientos kilos! El vista lo abre, lo mi-
no Marshall Meyer, el Dr. Augusto Conte, tantes y las regionales de todo el país. Los ra, no se da cuenta de lo que tiene en la ma-
Rosa Pantaleón, el rabino Roberto Graetz y encuentros nacionales de militantes que se no. El corazón mío, no sé el de Mignone, pero
Aldo M. Etchegoyen, entre otros. están realizando todos los años son el caldo el mío funcionaba que yo te digo, y dice “bue-
Los fundadores imaginaron un nombre de cultivo de esta nueva organización que no, llévenselos”. ¿Dónde los íbamos a llevar?
que fue a la vez identidad y práctica social y recoge y procesa los problemas de derechos Los ejemplares eran más pesados que el autito
organizativa: Asamblea refería al colectivo humanos de Argentina. de Mignone. Alquilamos un camioncito, tu-
horizontal y plural de tratamiento y deci- A 40 años de iniciada la lucha por los vimos que cargarlo con mucho esfuerzo. Ve-
sión; Permanente a la continuidad, sin hia- DDHH ratificamos nuestro carácter asam- nimos para Buenos Aires, nos para un control
tos, de la tarea, con el foco puesta en la de- bleario y permanente, invitando a todas policial, nos requisa todo, el policía se sube al
fensa y promoción de los derechos humanos. aquellas personas que quieran participar de camioncito, mira los documentos y no se da
En sus primeras acciones atendió especial- nuestras tareas militantes. cuenta tampoco lo que tiene en la mano y fi-
mente a cientos de familiares de personas nalmente entramos el informe. En la calle Pa-
desaparecidas que se fueron haciendo miles Una respuesta inesperada raguay estaban esperándonos para llevarlos.
en los primeros años de la dictadura, y que En al año 1981 Joan Báez, durante su gira Que si nos encuentran en ese momento, yo
dejaban su desgarrador testimonio de los se- por varios países de Latinoamérica, visitó no estoy acá. Te aseguro que no estoy acá.”
cuestros. Con esa información la APDH hi- nuestro país. La recibimos en la APDH en
zo pública la primera lista de desaparecidos nuestra sede actual a la que nos habíamos 1. Presidente honorario de la APDH.
en el año 1977. Y en octubre de 1979, cuan- mudado hace poco tiempo. Fue un encuen- Fallecido el 1º de noviembre de 2015.
40 años del golpe XI

24-3-2016 / PAGINA I12


Por Asociación de Ex ciales de la Universidad de Bue-
Detenidos Desaparecidos nos Aires (UBA).
La satisfacción de la condena

1
976. 40 años. ¿Qué, quiénes, al genocida Etchecolatz llegó de
éramos en aquel entonces? la mano de un golpe duro, que
Militantes, revolucionarios nos conmocionó muchísimo. Ho-
llenos de sueños y ambiciones. ras antes de que presentáramos
Soñábamos con un mundo distin- nuestro alegato para pedir la con-
to, justo, solidario, igualitario. dena, fue secuestrado nuestro
Desde las organizaciones políti- compañero Jorge Julio López, que-
cas, desde los sindicatos, las villas, rellante de Justicia YA!, un testi-
los barrios, las ligas agrarias, las go fundamental para lograr la sen-
parroquias. tencia. Casi 10 años después, Julio
Cada uno a su modo y con sus sigue desaparecido y la investiga-
sueños, pero todos convencidos ción no dio ningún fruto.
de que nuestro pueblo tiene dere- Su desaparición demostraba lo
cho a una vida digna. También lo que decíamos: que la estructura
Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos

Las memorias
hacíamos combatiendo los emba- genocida de la policía bonaerense
tes de los poderosos y las traicio- seguía en pie. Así quedó en evi-
nes de la burocracia sindical. dencia cuando nos reunimos con
Y nos atravesó el genocidio de el entonces gobernador de Buenos
la dictadura cívicomilitareclesiás- Aires Felipe Solá y con su minis-
tica, como atravesó a todo el pue- tro de Seguridad, León Arslanián.

en el cuerpo
blo argentino. Nos dijeron que no podían ir a
Nos fuimos conociendo al fin fondo porque se ponía en riesgo la
de la dictadura, en los pasillos de gobernabilidad de la fuerza de se-
la Comisión Nacional sobre la guridad provincial.
Desaparición de Personas (Cona- En 2010, sufrimos un golpe
dep) o en los juzgados. A princi- demoledor con la pérdida de
pios de noviembre de 1984 y fren- nuestra compañera Adriana Cal-
te a la inminencia del Juicio a las vo, cofundadora y columna verte-
Juntas, se formó la Asociación de bral de la asociación. Nos costó y
Ex Detenidos Desaparecidos Para ese entonces las reuniones sores nos invitaban a dar charlas a repudio al golpe del 76. Colectivo nos sigue costando muchísimo re-
(AEDD) con el lema Memoria, era vehementes charlas sobre la las escuelas. de organismos de derechos huma- emplazar su fuerza, su ímpetu y su
Verdad y Justicia, pero siempre experiencia de cada uno: caracte- En 1995 nos sacudieron las nos, organizaciones sociales y po- visión política. El fallecimiento
velando por todos los derechos rísticas de los centros clandestinos declaraciones de Adolfo Scilin- líticas que recuerdan a los desapa- de otro baluarte de la Asociación,
humanos, los de ayer y los de hoy. de detención, los represores, el ca- go sobre los vuelos de la muerte recidos, su militancia, los represo- el compañero Lázaro Gladstein,
Fuimos críticos del juicio por- rácter de las torturas, los métodos. porque la sociedad comenzó a res, la necesidad de la justicia, pe- nos hizo tambalear nuevamente.
que sólo se juzgaba a las tres pri- En cada palabra compartida apa- hablar de aquellas cosas que los ro también la vigencia de los de- Nuestra asociación acuñó un
meras juntas, porque en las gradas recía la necesidad de desentrañar sobrevivientes veníamos denun- rechos humanos hoy. lema: “Porque luchábamos nos
del tribunal estaban en libertad y lo ocurrido en esos lugares de te- ciando, algunos desde 1979 en La anulación de las leyes de desaparecieron y porque apareci-
vociferando los represores a los rror y muerte. Acaloradas charlas Europa. Se nos planteó el pro- impunidad en 2003 constituyó un mos seguimos luchando”.
cuales señalábamos con nombre y que se repetían cada vez que apa- blema del valor de la palabra. momento de gran alegría y satis- Y en eso estamos a 40 años del
apellido. recía un nuevo compañero. ¿Por qué se le cree al represor y facción, a la vez que significó una inicio de la dictadura, a 20 años
Pese a todo, estuvimos, dimos Helen Marx, la sabia madre de al sobreviviente no? gran responsabilidad: ponerse ar- del nacimiento del Encuentro
testimonio. Nos conmocionó una la compañera Nora Marx, nos En 1996, por fin pudimos reali- mar las denuncias para que pros- Memoria Verdad y Justicia y a ca-
entrevista con los integrantes del aconsejó: “Desarrollen el archivo. zar nuestro seminario “Argentina peraran las causas en los juzgados si diez años de la desaparición de
tribunal en la que nos dijeron que Para lo otro, hay tiempo.” postdictatorial ¿Sociedad de so- de instrucción. “Tenemos que en- Julio López. Seguimos levantando
nuestros testimonios en los que Tenía razón porque las reflexio- brevivientes?, en el marco de la trar en los juzgados con changui- las banderas de la Memoria, la
contábamos haber compartido nes recién las pusimos en palabras Cátedra Libre de Derechos Hu- tos llenos de denuncias,” se entu- Verdad y la Justicia por los críme-
nuestro secuestro con tal o cual y papeles en 1996. manos de la facultad de Filosofía y siasmaba nuestra compañera nes de ayer. Seguimos reivindi-
compañero servirían para hacer El archivo, que comenzó con Letras que fundara Osvaldo Bayer. Adriana Calvo. cando a los compañeros desapare-
prescribir la causa de acuerdo a la fichas en una caja de zapatos por Estamos a 40 años del golpe de Siempre entendimos esta como cidos como militantes revolucio-
pena correspondiente al delito de la perseverancia de otra madre de Estado, pero también a 20 años de una lucha colectiva, siempre diji- narios y flameando sus banderas,
privación ilegal de la libertad y el desaparecidos que aún colabora la creación del Encuentro Memo- mos que los juicios eran del pue- que eran y son las nuestras.
tiempo transcurrido desde que lo con nosotros, Syra Franconetti, ria, Verdad y Justicia, que organi- blo. Por eso, siempre instamos a la Seguimos en pie por los dere-
vimos hasta esa fecha fructificó en los Trabajos de Re- zó por primera vez la histórica participación de colectivos socia- chos humanos que se violan hoy y
A partir del juicio, propusi- copilación de Datos (TRD), que marcha del 24 de marzo de 1996, les, de sindicatos y de estudiantes. para impedir que esos crímenes se
mos una solicitada que fue pu- fueron incorporados primero a los que entre otras cosas sirvió como La idea de poner en categorías sucedan mañana: denunciamos la
blicada en casi todos los diarios Juicio por la Verdad de La Plata y aliciente en España para que el jurídicas lo que nuestro pueblo sa- represión de las luchas populares,
y se llamaba “Testigo se ofrece”. luego, por los juzgados de instruc- entonces fiscal Carlos Castresana bía, que en Argentina se cometió el gatillo fácil, la criminalización
La firmaron centenares de so- ción en la causas como Atlético, realizara la presentación para que un genocidio, fue tomando cuer- de la pobreza y de la protesta, los
brevivientes. Las prescripciones Banco, Olimpo (ABO), en la de se juzgara allá a los represores ar- po con los aportes de Carlos Sle- agrotóxicos y la megaminería, la
nos llevaron a la calle y protes- Miguel Etchecolatz, en el llamado gentinos a partir del principio de poy desde Madrid y de Daniel represión a los pueblos origina-
tamos con mesas colocadas por circuito Camps y en tantas otras. Justicia Universal. Feierstein, desde la cátedra de rios. Guardamos en el cuerpo to-
toda la Capital. Esas primeras cajas de zapatos lue- El Encuentro sigue hasta el día Análisis de las Prácticas Genoci- das las memorias. Seguimos en
En esos años sentíamos la des- go se volvieron un archivo, que de hoy organizando la marcha de das de la Facultad de Ciencias So- pie, seguimos luchando.
confianza hacia nosotros, los apa- fue declarado “Patrimonio de la
recidos. Había calado muy hondo Humanidad” por la UNESCO.
en la sociedad el “por algo será”. Con la sanción de las leyes de
Por algo será que desaparecieron, impunidad y los indultos, comen-
se decía durante la dictadura. En zaron largos años de desconcierto
la democracia, decían: “por algo y aislamiento de los organismos
será que aparecieron.” Siempre de derechos humanos.
por algo era. Surgió una de nuestras primeras
Para las madres y los familiares, reflexiones ¿Por qué sobrevivi-
representábamos la militancia de mos? Donde tratábamos de dar
sus seres queridos, nuestros com- respuesta a una continua pregunta
pañeros, pero la militancia era al- que nos realizaban las madres y fa-
go de lo que no se hablaba, estaba miliares:
enterrado, era mala palabra. ¿Por qué vos estás y mi hijo,
Costó mucho combatir ese pre- no?” Esa pregunta que nos atrave-
juicio. Lo fuimos venciendo con saba, nos desgarraba y para la cual
nuestra participación constante no teníamos respuesta.
en las denuncias de lo ocurrido. Para nosotros la situación co-
Cuando terminó el Juicio a las menzó a cambiar a mediados de
Juntas empezamos a plantearnos 1994. Para ese entonces empeza-
dos temas: el archivo de los com- ron a llegar a nuestras reuniones
pañeros vistos y en simultáneo alumnos secundarios que requerí-
qué nos ocurrió en los campos de an entrevista y ayuda para realizar
concentración. trabajos, al tiempo que los profe-
XII Memorias del fuego
PAGINA I12 / 24-3-2016

Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio

Nacimos en sus luchas,


viven en las nuestras
el pueblo no permite más golpes a la demo-
cracia. Pasaron casi 10 años y todavía segui-
mos exigiendo saber qué pasó con Julio Ló-
pez y el Juicio y Castigo para los culpables.
¡Los juzga un Tribunal; los condenamos to-
dos!, dijimos por todo el país para difundir
los juicios a los genocidas y convocar a parti-
cipar. Una vez más, al miedo le respondimos
con organización y militancia.
En ese camino, en el 2015 cumplimos los
20 años de lucha de la Red Nacional de
H.I.J.O.S.: 20 años desafiando lo imposible.
En los primeros encuentros a mediados de los
90, costaba armar la imagen de los genocidas
presos. Luchábamos por eso, pero con los
verdugos sueltos e impunes, parecía lejano,
imposible. Con militancia y la decisión polí-
tica de dos presidentes para que seamos parte
del tejido de la Patria Grande, recuperamos
la posibilidad de tener un país más cercano al
que quisieron construir los 30.000 compañe-
ros detenidosdesaparecidos. Y para eso era
fundamental que los asesinos del pueblo de-
jaran de estar impunes. Así, empezamos a es-
cuchar a los jueces y juezas decir “prisión per-
petua” y que esa fuera la condena para más
de 600 genocidas. Seguimos exigiendo el Jui-
cio y Castigo para todos los genocidas. En es-
Guadalupe Lombardo

te sentido, denunciamos que todavía conti-


Por H.I.J.O.S. Capital social, político y cultural de exclusión. Desde núa la impunidad para los genocidas civiles,
la cúpula de la Iglesia, la corporación judi- como Blaquier, Massot y Magnetto.
a impunidad era política de Estado. Los cial, los grupos económicos y las Fuerzas Ar- Tenemos muchos recuerdos de todos estos

L genocidas caminaban por las calles. La


apropiación de bebés y los vuelos de la
muerte eran justificados en televisión. La or-
madas, con la participación de Estados Uni-
dos, pretendieron aniquilar toda forma de or-
ganización política. Con las puertas abiertas
años de lucha: el primer encuentro nacional
en Córdoba, el escrache a la Sociedad Rural
Argentina, la declaración del Día Nacional
ganización política era estigmatizada. Los do- por la Triple A (Alianza Anticomunista Ar- de la Vergüenza por la asunción del genoci-
centes acampaban. Los piquetes asomaban. gentina), los genocidas que ocuparon la Casa da Bussi como gobernador de Tucumán, la
La violencia institucional se alimentaba de Rosada el 24 de marzo de 1976 produjeron impugnación a Patti para impedir que ocu-
los indultos, la obediencia debida y el punto miles de exiliados, asesinados, detenidosdesa- para un lugar en el Congreso, el escrache a
final y salía por las calles a imponer el gatillo parecidos y presas y presos políticos. La au- Astiz en Tribunales y el día en el que las
fácil. Mientras, los pañuelos blancos seguían sencia de justicia benefició a esos culpables, Madres nos traspasaron el pañuelo blanco,
en las plazas, en las rondas, en las calles. por eso construimos el escrache: una herra- son parte de nuestra historia colectiva.
Era 1995. Era un país dependiente, sin Pa- mienta política para la construcción de la Esta democracia de más de 32 años tuvo
tria Grande, con deuda social. En ese mo- condena social y la visibilización de la impu- que ser defendida muchas veces. Nadie olvi-
mento de la historia, nos pusimos un nom- nidad. ¡Si no hay justicia, hay escrache!, diji- da los levantamientos de los carapintadas, ni
bre colectivo H.I.J.O.S.: Hijos e Hijas por la mos por los barrios para denunciar dónde vi- la masacre de diciembre del 2001 contra la
Identidad y la Justicia contra el Olvido y el vían los torturadores y apropiadores. Definiti- rebelión popular, cuando el pueblo volvió a
Silencio. Nos organizamos para luchar por el vamente, los genocidas no habían logrado ni ser víctima de políticas de exclusión y repre-
Juicio y Castigo a los genocidas, por la liber- el silencio ni el olvido: nuestro pueblo sostu- sión, con más de 30 asesinados en todo el pa-
tad de los presos políticos, por la reconstruc- vo siempre vigente el reclamo por el Juicio y ís y las Madres nuevamente reprimidas en
ción de los lazos sociales rotos por el terroris- Castigo y la lucha por la restitución de la Plaza de Mayo. Nadie olvida. Como tampoco
mo de Estado. De la mano de las Madres, identidad de los nietos y nietas. olvidamos la desaparición forzada de Miguel
Abuelas y Familiares, al “no te metás” le res- Por eso, mucho tiempo después (demasia- Brú, ni lo que hicieron con Luciano Arruga,
pondimos con organización y fuimos por do), llegó el momento histórico en el que los ni los asesinatos de Fuentealba, Cabezas, Da-
más: levantamos las banderas de las organi- genocidas fueron llevados a los tribunales río, Maxi y Mariano Ferreyra. Por eso, a 40
zaciones políticas, sociales, sindicales, estu- para ser juzgados y condenados. El proceso años del golpe genocida, nos sentimos nueva-
diantiles y culturales en las que militaron los de Memoria, Verdad y Justicia iniciado en el mente convocados y convocadas a defender
Daniel Jayo 30.000 compañeros detenidosdesaparecidos. 2003 con Néstor Kirchner y Cristina Fer- la democracia, porque el cambio de gobierno
Nos organizamos en regionales en todo el nández, reconoció en políticas de Estado la está significando a diario la vulneración de
país y otros lugares del mundo. Los testimo- condena social sostenida por nuestro pueblo: derechos: miles de personas despedidas en el
nios, las anécdotas, los dolores, las ideas, em- ¡qué lejos quedó el piso cuando condenaron Estado y el sector privado, la criminalización
pezaron a rondar con los mates y fortaleci- por primera vez a perpetua a los genocidas de la protesta, la profundización de prácticas
mos nuestra lucha con la convicción de que Videla y Menéndez! ¡Qué abrazos más largos de violencia institucional, la persecución po-
somos todos hijos e hijas de la misma histo- aprendimos a darnos cuando apareció un lítica a militantes, con el extremo de que hoy
ria, esa que viene de lejos con cada compro- nieto o nieta de las Abuelas, uno de nuestros Milagro Sala sea una presa política.
miso con las causas justas. Por eso decimos hermanos! Pero ese momento de justicias tu- Tenemos que defender firmemente nues-
que nacimos en sus luchas y que viven en las vo su dolor inesperado: volvieron a desapa- tra democracia y, ahora que las corporacio-
nuestras. Nos parieron hombres y mujeres recer a Jorge Julio López. Volvieron a actuar nes volvieron a la Casa Rosada y Estados
que lucharon por un país para todos, pero se como grupo de tareas. Julio era testigo en el Unidos retorna a la región, debemos reafir-
los llevaron por un país para pocos. juicio al genocida Etchecolatz. Julio éramos mar que no permitiremos ni un paso atrás.
Quienes quisieron impedir ese país grande todos, porque sin su verdad, sin la de todos Este 24 de marzo, como cada año, marcha-
y justo, lo hicieron con una dictadura cívico- los sobrevivientes, difícil sería tener los jui- mos en todo el país. Esta vez, con 40 años de
militar. Impusieron el terror y el miedo con cios. Ese mensaje de miedo para los testigos lucha, memoria y militancia, denunciando
el objetivo de instalar un plan económico, obtuvo el repudio masivo que confirmó que que sin derechos no hay democracia.