Está en la página 1de 32

Consolidación

Todos los materiales, al ser sujetos a cambios en las condiciones de esfuerzos,


experimentan deformaciones, que pueden o no ser dependientes del tiempo. Las
relaciones entre los esfuerzos, las deformaciones y el tiempo, varían según el
material a analizar. Las relaciones más sencillas se producen en los materiales
elásticos lineales, donde el esfuerzo y la deformación son proporcionales e
independientes del tiempo.
Las características esfuerzo, deformación, tiempo, de un suelo dependerán, no sólo
del tipo de suelo y su estado de consistencia, sino también de la forma en que es
cargado, desubicación estratigráfica, etc. Es necesario estudiar estas
características del suelo, debido a que en general estos sufren deformaciones
superiores a las de la estructura que le transmite la carga y no siempre se producen
instantáneamente ante la aplicación misma de la carga.
Una masa de suelo está compuesta por la fase sólida que forma un esqueleto
granular y los vacíos que la misma encierra, los cuales algunos pueden estar llenos
de gas y aire y otros de líquido y agua. Además, se considera que tanto la masa
sólida como el agua son incompresibles. Las deformaciones del suelo debidas a la
aplicación de una carga extrema son producto de una disminución del volumen total
de la masa del suelo y particularmente una reducción de volumen de vacíos, ya que
el volumen de sólidos es constante, por lo tanto, dichas deformaciones son producto
de una disminución de la relación de vacíos del suelo. Si estos vacíos están llenos
de agua, como al fluido lo consideramos incompresible, dicha disminución de la
relación de vacíos, sólo es posible si el volumen de líquido disminuye por lo tanto
se produce un flujo de líquido hacia algún estrato permeable. Si en cambio el suelo
en sus vacíos posee aire y agua o solo aire, la disminución de la relación de vacíos
se produce por una compresión de los gases que posee.
Distribución de presiones efectivas neutras y totales

Cuando un suelo está sometido a presiones, solamente el esqueleto del suelo


opone resistencia a su deformación. El agua como es incompresible y no tiene
resistencia al corte, no se opone a la deformación, es “neutra”; de ahí que a la
presión de poros se la llame también “presión neutra” y a la presión intergranular se
la denomine” presión efectiva”, pues esta última es la presión real que se opone a
la deformación y posterior falla de un suelo.
Es importante hacer un análisis adicional sobre la naturaleza de las presiones que
a se manejan en el fenómeno de la consolidación de los suelos y en general en
todos los problemas de mecánica de suelos. Las presiones que actúan en las masas
de los suelos saturados se dividen en 2 tipos:

 Aquellos que transmiten directamente de grano a grano del suelo.


 Aquellos que actúan contra el fluido que llena los poros del mismo.

Los primeros son conocidos como presiones intergranulares o presiones efectivas


y los segundos como presiones neutras neutrales o de poro. Esta separación de los
estados de esfuerzo en las masas de los suelos es un aspecto importante en la
mecánica de suelos, pues únicamente las presiones intergranulares producen un
cambio en el volumen de la masa del suelo.

Analogía mecánica de terzagui

A fin de obtener una Concepción objetiva del proceso de consolidación


unidimensional de suelos finos, se estudiará en primer lugar un modelo mecánico
propuesto por terzagui, que es una modificación de un modelo originalmente
sugerido con otros fines por lord Kelvin.
Considérese un cilindro de área de sección recta a, provisto de un pistón sin fricción,
con una pequeña perforación en él. El pistón está soportado por un resorte unido al
fondo del cilindro y éste está totalmente lleno de un fluido incompresible. Si se
coloca sobre el pistón una carga p, manteniendo el orificio cerrado, es evidente que
el resorte no puede deformarse nada y, así, toda la carga p estará soportada por el
fluido.
Pero si se permite que el fluido salga por el orificio, abriendo este, también es
evidente que abra una transferencia gradual de carga del fluido al resorte. En efecto,
entre el interior y el exterior del cilindro, en el orificio, habrá en un principio una
diferencia de presión igual a p/a, que genera el gradiente necesario para que el
fluido salga por el orificio, permitiendo la deformación del resorte, que tomará carga
de acuerdo con la ley de Hooke. la velocidad de transferencia depende del tamaño
del orificio y de la viscosidad del fluido. Es Claro que sí se permite al resorte una
deformación suficientemente grande, se logrará que la totalidad de la carga p quede
soportada por él, volviendo el fluido a sus condiciones anteriores a la aplicación de
p.

si en lugar de un cilindro con su resorte se considera ahora una serie de cilindros


comunicados, la distribución inicial de presiones en el agua será lineal. No habrá
ninguna tendencia en el fluido a moverse, si se desprecia el peso propio de los
pistones y resortes o si se considera que el dispositivo llegó al equilibrio en el
comienzo del experimento. Si se aplica bruscamente una carga p al primer pistón,
en el primer momento el fluido deberá soportar la totalmente, generándose en él
una presión en exceso de la hidrostática, qué se transmite con igual valor a cualquier
profundidad. no existe aún ningún gradiente hidráulico que tiende a producir un
movimiento del fluido, si se exceptúa el orificio superior, que está en las condiciones
antes analizadas, para el caso de una sola cámara. la diferencia de presiones en
dicho orificio crea un gradiente hidráulico que producen flujo del fluido, la presión en
el fluido de la primera cámara disminuye, transfiriendo se simultáneamente a una
parte de la carga al resorte. La reducción de la presión del fluido en la primera
cámara causa, por diferencia con la segunda, un desnivel de presiones en el
segundo orificio, por lo cual el fluido tender a pasar de la segunda a la primera
cámara. Como consecuencia, disminuye también la presión del fluido en la segunda
cámara, transmitiéndose así la tendencia al flujo a las cámaras. El fin del proceso
será, obviamente, el momento en que la presión en el fluido vuelva a la condición
hidrostática, estando la carga p totalmente soportada por los resortes. En cualquier
instante después de la aplicación de la carga p, la distribución de presiones del fluido
y los resortes, u y p respectivamente, es la que se indica con la línea quebrada que
aparece en dicho modelo.
si se considera el volumen de las cámaras muy pequeño y el número de ella es muy
grande, el modelo se acercará a la condición que prevalece en los suelos. La línea
quebrada que representa la distribución de presión en un número pequeño de
cámaras tender a convertirse en una curva continua a medida que el número de
cámaras aumente.
En el suelo, la estructuración de las partículas sólidas puede consolidarse
representada por los resortes del modelo, el agua intersticial libre por el fluido
incompresible de las cámaras y los canalículos capilares, por dos orificios de los
émbolos.
Prueba de consolidación unidimensional

Objetivo
Determinar el decremento de volumen y la velocidad con que este se produce, en
una muestra de suelo, confinado lateralmente y sujeto a una carga axial, para
finalmente llegar a la curva de compresibilidad y con esta poder obtener parámetros
de cuanto se nos puede asentar el terreno teniendo cierta carga.

Introducción
Los materiales que se utilizan en ingeniería, al aplicarles fuerzas exteriores, sufren
deformaciones, de acuerdo con una determinada relación esfuerzo-deformación. En
un suelo saturado al que se le aplican fuerzas exteriores se le provoca una
deformación, pero no es instantánea.

A un proceso de disminución de volumen, que tenga lugar en un lapso, provocado


por un aumento de las cargas sobre el suelo se le llama proceso de consolidación.

Frecuentemente ocurre durante el proceso de consolidación la posición relativa de


las partículas sólidas sobre un mismo plano horizontal permanece esencialmente la
misma; así el movimiento de las partículas de suelo puede ocurrir solo en dirección
vertical; esta es la consolidación unidimensional o unidireccional.
En la consolidación unidimensional el volumen de la masa de suelo disminuye, pero
los desplazamientos horizontales de las partículas sólidas son nulos. Si el material
depositado llega a subyacer en el lugar donde se construya una estructura y se
observa el comportamiento ulterior del suelo, podrá notarse que los estratos se
comprimen aún más
Bajo las nuevas cargas que se les comunica.

El que los desplazamientos horizontales de la arcilla sean o no esencialmente nulos,


dependerá de varios factores. Si el estrato de la arcilla es relativamente delgado y
está confinado entre estratos de arena o grava o de materiales más rígidos, o si el
estrato de arcilla, aun siendo grueso, contiene gran cantidad de capas delgadas de
arena, ocurre que la deformación lateral de la arcilla se restringe tanto que puede
despreciarse, en comparación con los desplazamientos verticales.

Las características de la consolidación de los estratos de arcilla pueden realizarse


en esta prueba y así calcular la magnitud y la velocidad de los asentamientos
probables debidos a las cargas aplicadas.

Una prueba de consolidación unidimensional estándar se realiza sobre una muestra


labrada en forma de cilindro aplastado, es decir; como pequeña altura en
comparación al diámetro de la sección recta. La muestra se coloca en el interior de
un anillo, generalmente de bronce, que la proporciona un completo confinamiento
lateral. El anillo se coloca entre dos piedras porosas, una en cada cara de la muestra
las piedras son de sección circular y de diámetro ligeramente menor que el diámetro
interior del anillo.

Por medio del marco de carga se aplican cargas a la muestra repartiéndolas


unifórmenle en toda su área con el dispositivo formado por la esfera metálica y la
placa colocada sobre la piedra porosa superior. Un micrómetro apoyado en el
marco de la carga móvil y ligada a la cazuela fija permite llevar un registro de las
deformaciones en el suelo. Las cargas se aplican en incrementos permitiendo que
cada incremento obre por un periodo de tiempo suficiente para que la velocidad o
deformación se reduzca prácticamente a cero.

En cada incremento de carga se hacen lecturas en el micrómetro para conocer la


deformación correspondiente a diferentes tiempos. Los datos de esas lecturas se
dibujan en una gráfica que tenga por abscisas los valores de los tiempos
transcurridos, en escala logarítmica como ordenada las correspondientes lecturas
del micrómetro en escala natural. Estas curvas se llaman de consolidación y se
obtiene una para cada incremento de carga aplicado.

La prueba se debe a su facilidad, respecto a una ideal en que solo hubiera cambio
de volumen, prueba que sería difícil de realizar, parece indicar que la
compresibilidad volumétrica del suelo en el consolido metro es similar a la que se
manifiesta en condiciones de aplicación de la misma presión por igual en todas
direcciones, en la forma en que se ocurriría hacerlo en la prueba ideal, quizás sobre
un espécimen esférico.

Una vez que se alcanza su máxima deformación bajo un incremento de carga


aplicado su relación de vació llega a un valor menor que el iniciado y que puede
determinarse a partir de los datos iniciales de la muestra y de los datos del
micrómetro; así como para cada incremento de carga aplicado se tiene un valor de
la relación de vació y otro para la presión correspondiente. Una vez aplicado todos
los incrementos de carga tienen valores para construir una gráfica de presión y de
vacío a esta curva se le llama de compresibilidad
Ecuación diferencial de la consolidación unidimensional

Factores que influyen en el tipo de consolidación.


Al observar los depósitos de material muy suave situados en el fondo de una masa
de agua, por ejemplo, un lago, se nota que el suelo reduce su volumen conforme
pasa el tiempo y aumentan las cargas por sedimentación sucesiva. A un proceso de
disminución de volumen, que tenga lugar un lapso, provocado por un aumento de
las cargas sobre el suelo, se le llama proceso de consolidación. Frecuentemente
ocurre que durante el proceso de consolidación la posición relativa de las partículas
esencialmente la misma,; así, el movimiento de las partículas de suelo puede ocurrir
solo en direcciones vertical; esa es la consolidación unidireccional o unidimensional,
en el caso situado arriba, por ejemplo, la consolidación seria de este tipo
considerando que los estratos de depósitos tienen gran extensión horizontal, en
comparación con su espesor, en la consolidación unidimensional, por lo tanto, el
volumen de la masa de suelo disminuye, pero los desplazamientos horizontales de
las partículas sólidas son nulos. Si eventualmente, el anterior material depositado
llega a subyacer en el lugar donde se construya una estructura y se observa el
comportamiento ulterior del suelo, podrá notarse que los estratos se comprimen aún
más, bajo las nuevas cargas que se comunica, el que los desplazamientos
horizontales de la arcilla sean o no esencialmente nulos, dependerá de varios
factores si el estrato de arcilla es relativamente delgado y está confinado entre el
estrato de arena o grava o de materiales más rígidos o si el estrato de arcilla aun
siendo grueso, contiene gran cantidad de capas delgadas de arena, ocurre que la
deformación lateral de la arcilla se restringe tanto que puede despreciarse en
comparación a los desplazamientos verticales. En estos casos las características
de la consolidación de los estratos de arcilla, pueden investigarse cuantitativamente
con aproximación razonable, realizando pruebas de consolidación unidimensional
sobre especímenes representativos del suelo, extraído de forma tan inalterada
como sea posible. Se puede así calcular la magnitud y la velocidad delos
asentamientos probables debidos a las cargas aplicadas. Desde luego es cierto que
en las pruebas de laboratorio hechas con muestras pequeñas se produce la
consolidación en tiempo muy corto en comparación con el tiempo en el que el
estrato real de arcilla se consolidara bajo la carga de la estructura. Hecho en la
aplicación de las teorías a la práctica de la mecánica de suelos, se supone que
todas las constantes de consolidación son las mismas en el proceso rápido de
laboratorio que en el mucho más lento que tiene lugar en la naturaleza. Si este es
el caso o no, no se sabe en la actualidad es posible que lo anterior sea uno de los
factores que influyen en el hecho observado de que los asentamientos predichos
son mayores que los reales. Una prueba de consolidación estándar se realiza sobre
una muestra labrada en forma de cilindro aplastado, es decir de pequeña altura en
comparación al diámetro de la sección recta. La muestra se coloca en el interior de
un anillo, generalmente de bronce, que le proporciona un completo confinamiento
lateral. El anillo se coloca entre dos piedras porosas, una en cada cara de la
muestra; las piedras son de sección circular y de diámetro ligeramente menor que
el diámetro interior del anillo. El conjunto se coloca en la cazuela de un consolido
metro este es de tipo flotante. Hoy principalmente usado y así llamado porque se
puede desplazar durante la consolidación del suelo. Se aplican cargas a la muestra,
repartiéndolas uniformemente en toda su área con el dispositivo formado por la
esfera metálica y la placa colocada sobre la piedra porosa superior.
Consolidación primaria de un estrato arcilloso y determinación de los
coeficientes de compresibilidad, variación volumétrica unitaria,
consolidación, permeabilidad y factor tiempo, necesarios para el análisis de
Asentamientos.
La consolidación de un estrato arcilloso tal como ha quedado estudiada, se refiere
a unas condiciones de frontera e inicial definidas para el estrato. Estas condiciones
ya han sido mencionadas, sin embargo, e1isten otros casos, definidos por otras
condiciones iníciales y otras distribuciones de la presión de sobrecarga, que son de
interés practico. El coeficiente de permeabilidad medio que gobierna el flujo del agua
durante el intervalo de compresión con un cierto incremento de carga, representado
por una curva de consolidación, puede calcularse a partir de la e1presión para el
factor tiempo.
Estudio general de la consolidación secundaria.
La consolidación secundaria es un fenómeno de flujo viscoso. El efecto se atribuye,
desligamiento progresivo diferido en el tiempo, entre las partículas del material que
se reacomodan, tendiendo a estados m(s compactos, para adaptar sea la nueva
condición de carga. posiblemente puede contribuir también alguna clase de flujo
plástico de las partículas laminares constitutivas de los suelos arcillosos. Cuando
las deformaciones plásticas de las partículas aisladas o deslizamientos relativos
entre ellas se Hacen comparables a la velocidad de e1pulsión del agua del volumen
decreciente de los vacíos entre las partículas, es cuando se hace notable y esto se
refleja entre las curvas de consolidación, dando lugar al tramo final típico,
sensiblemente recto en tratado semilogarítmico.
Estado de esfuerzos y deformaciones planas.
Estado de Esfuerzo

La elasticidad plana se refiere al estudio de soluciones particulares del problema


elástico general. Deformación Plana Intuitivamente un cuerpo en un estado de
deformación plana es aquel que se puede analizar descomponiendo el cuerpo en
rebanadas idénticas. Caracterización matemática de un estado de deformación
plana Dado un sólido elástico de forma prismática una condición necesaria para que
su estado elástico sea de deformación plana es que el determinante del tensor
deformación sea idénticamente nulo en todos los puntos:
Tensor deformación en forma canónica. Ejemplos de Deformación
Planteamiento del Problema. Existen 2 tipos de Estados Esfuerzos Planos.
Deformación Plana Tensión Plana. Para un estado de deformación plana puede
demostrarse que existe un sistema de coordenadas cartesianas XYZ, con el eje OZ
coincidiendo con el eje Bari céntrico del prisma elástico, en el que el tensor
deformación del cuerpo tiene la forma: Usando las mismas coordenadas el tensor
tensión tomará la forma: Las Ecuaciones se reducen
Función de Tensiones de Airy. En las condiciones anteriores puede probarse que la
solución del sistema formado por (1) y (2b) sobre un cierto dominio plano,
simplemente conexo, puede expresarse en función de una función biarmónica sobre
dicho domino, siendo las tensiones expresables en función de esta única función
biarmónica.

Aplicación de la teoría del polo en el círculo de Mohr.


Círculo de Mohr. Tensiones en un plano cualquiera. Cuando queremos conocer las
tensiones sobre un plano cualquiera que no sea horizontal y que pase por un punto
“P”, podemos obtenerlas partiendo de los valores de las tensiones vertical y
horizontal
.
Una de las características más importantes del círculo de Mohr para utilizarlo
gráficamente es la existencia de un punto con propiedades muy importantes
denominado “POLO”. El polo es aquel punto del círculo Mohr, tal que si por él
trazamos una paralela al plano del que queremos conocer las tensiones y lo
prolongamos hasta que corte a la línea límite del círculo, entonces, las coordenadas
cartesianas del punto de intersección son precisamente las tensiones del plano “α”
que buscamos:

Relaciones de esfuerzos principales.


Luego de hacer los análisis para hallar los esfuerzos internos en el punto crítico de
un elemento mecánico, debe analizarse el estado de esfuerzos en el punto crítico
para luego proceder a diseñar la pieza o determinar si un elemento ya diseñado
fallará por la acción de las cargas externas. Las estructuras reales están
compuestas de materiales reales. Cualquier material real falla al someterse a un
esfuerzo suficientemente grande. Muchas teorías de falla se basan en evidencia
experimental que indica que los materiales fallan cuando el esfuerzo normal o
cortante en un unto alcanza un valor crítico. Resulta entonces necesario determinar
los esfuerzos normal y cortante máximos dentro de un cuerpo para compararlos con
los valores críticos asociados con las teorías de falla. Los esfuerzos normales
máximo y mínimo en un punto se llaman esfuerzos principales. El tensor de
esfuerzos Considere un elemento infinitesimal tridimensional bajo la acción de
esfuerzos: Sobre el elemento actúan tres esfuerzos normales y seis esfuerzos
cortantes sobre lascaras. El estado de esfuerzos en el elemento es descrito
mediante una matriz de denominada el tensor de esfuerzos: El tensor de esfuerzos
es simétrico debido a que los esfuerzos cortantes cruzados deben ser iguales para
garantizar equilibrio del elemento. En el caso bidimensional Sobre el elemento
actúan dos esfuerzos normales y dos esfuerzos cortantes sobre lascaras. Los
esfuerzos cortantes son iguales para garantizar equilibrio del elemento, el tensor de
esfuerzos en este caso es entonces: El caso bidimensional es generalmente el
hallado en los problemas de diseño mecánico.
3. Esfuerzos principales
Los esfuerzos principales son los mayores esfuerzos que actúan sobre el elemento
y se hallan por medio de una rotación de coordenadas. Los esfuerzos normales
principales seno tan cómo, y en el ángulo de rotación en el que se dan el esfuerzo
cortante es cero. El esfuerzo cortante máximo absoluto se nota como Max y en el
ángulo de rotación al que se da los esfuerzos normales son el promedio de los
esfuerzos normales del tensor de esfuerzos. Los esfuerzos normales principales
son los exigen valores o valores propios del tensor de esfuerzos. Los esfuerzos
principales son las raíces de 3.1. El esfuerzo cortante máximo absoluto. Los
esfuerzos normales son los que actúan en la "cara" de una partícula, hay dos tipos
de esfuerzos los normales y los tangenciales (o cortantes), la diferencia con los
principales es la magnitud ya que los esfuerzos principales SON esfuerzos normales
y esa es su principal característica. Se conocen como principales aquellos que se
presentan en una determinada posición de la partícula y son los máximos que la
partícula sufre. Los esfuerzos principales se presentan cuando los esfuerzos
cortantes son nulos, es decir, la posición de la partícula en la cual SOLO existen
esfuerzos normales, en esa posición los esfuerzos normales serán máximos y eso
se conoce como ESFUERZO PRINCIPAL.

Ensayos de resistencia al esfuerzo cortante


Las características mecánicas de los suelos y ensayos in-situ, están
tradicionalmente caracterizadas por la determinación de los parámetros de
resistencia; el ángulo de fricción interna “φ” y la cohesión “c”. Estos parámetros son
medidos exclusivamente en el laboratorio sobre muestras inalteradas, mediante
ensayos de corte directo o por ensayos de compresión triaxial. Para algunos
requerimientos en determinar rápidamente la resistencia al corte de un suelo, se
puede aceptar ampliamente el ensayo para muestras de suelo cohesivo mediante
el método de compresión no-confinada. Como ya se observó, la presencia de los
diferentes suelos que conforman la zona de trabajo corresponde a granulometría
fina y están adoptados de cohesión, permitiendo la
operación de toma de muestras inalteradas sin
disturbar el suelo. En muchos casos, a pesar de las
precauciones tomadas no se puede tener certeza de
la representatividad de la muestra, más aún cuando
esta muestra se transporta de la obra al laboratorio,
aumentando la perturbación. Para evitar el exceso de
perturbación en la muestra y asegurar resultados de
ensayos confiables, se puso especial cuidado en la
toma de muestra empleando herramientas como
cuchillo, espátula y barretilla que permitieron un
tallado especial, para luego proceder al parafinado de la muestra obtenida, con la
finalidad de conservar las condiciones de humedad natural. Luego de parafinada la
muestra se procedió a su empaquetadura para luego en cajas de madera protegidas
con aserrín ser remitidas al laboratorio geotécnico del CISMID en Lima. Los ensayos
de laboratorio son generalmente largos y costosos, e incluso para estudios
importantes se trata de limitar el número de éstos ensayos. Finalmente se dispone
de datos relativamente aislados y fragmentarios, tendiéndose a propiciar la
seguridad eligiendo los resultados más débiles, dejando de lado la estadística en la
determinación de las características mecánicas, que implican un mayor número de
datos. Para la obtención de los parámetros de resistencia se programó una serie de
ensayos realizados con diferentes muestras remitidas al laboratorio. Se realizaron
2 ensayos de compresión no-confinada, 5 ensayos de corte directo y 5 ensayos de
compresión triaxial en el laboratorio. Los ensayos se realizaron de acuerdo a las
normas de la American Society for Testing and Materials:
 Ensayo de Compresión No-confinada (ASTM D-2166).
 Ensayo de Corte Directo (ASTM D-3080)
 Ensayo Triaxial – sin medición de presión de poros (ASTM D-2850).
 Ensayo Triaxial con medición de poros (Bishop y Henkel – 1962).
ENSAYOS DE CORTE DIRECTO
El estado límite de equilibrio de un suelo involucra un deslizamiento a lo largo de
una superficie de falla. En un elemento de esta superficie la resistencia al corte γ
está en función creciente del esfuerzo normal σ y la envolvente de los círculos de
Mohr que definen el estado de las deformaciones se conoce como: curva intrínseca
de Caquot. En un suelo esta curva es asimilable a una recta y el criterio de falla
será:

t=c+σ×φ
Conocida como la recta de Coulomb.

Podemos apreciar que esta fórmula, que representa la resistencia al corte de un


suelo, depende de dos parámetros fundamentales: la cohesión c y el ángulo de
fricción interna φ. La relación más importante de la Mecánica de Suelos
considerando la fase líquida es la que desarrolla una presión u, llamada presión
intersticial, obteniendo:
σ = σ’ + μ
Dónde: σ’ es el esfuerzo efectivo o intergranular, luego la ley de Coulomb puede
escribirse como:
τ = c’ + σ’ tg φ’
Dónde: c’ y φ son la cohesión y el ángulo de fricción interna efectivos. Los valores
de las características de corte dependen del modo operatorio, según haya drenaje
o no, según la velocidad de corte o carga sea lenta o rápida, se pueden obtener
valores completamente distintos. Por ello, para determinar la curva intrínseca, se
adoptan convencionalmente los valores de los esfuerzos tangenciales que
corresponden a los máximos (picos) de las curvas esfuerzo-deformación ó el valor
asintótico, llamado resistencia “residual”. Pero se puede obtener los valores de φ y
de c que se deseen, fijando el porcentaje de deformación. Luego estos valores se
reemplazan en las Ecuaciones 3.1 ó 3.3, según el caso, donde se aprecia que no
dependen de la deformación. Se puede notar que, como se trata de fórmulas
establecidas en la hipótesis de la plasticidad perfecta, o sea, de grandes
deformaciones, se debería aplicar los valores de φ y de c correspondientes al valor
residual. Pero es aplicable, en la mayoría de los casos, a los valores picos. Para
determinar los parámetros drenados de la resistencia cortante del suelo, se
realizaron ensayos de campo y de laboratorio; con el propósito de verificar los
valores de los ensayos de laboratorio, se diseñó y construyó un equipo de campo
para realizar ensayos de corte directo in-situ. En este capítulo se describe el equipo
de campo utilizado y se comparan los valores de las resistencias cortantes
obtenidas en ambos ensayos. ENSAYOS DE LABORATORIO Se realizaron cinco
ensayos de corte directo con las distintas muestras obtenidas bajo condiciones de
contenido de humedad natural y bajo condiciones saturadas.Estos parámetros de
resistencias obtenidos corresponden a los valores picos de esfuerzos tangenciales.
Los valores de cohesión, de las arcillas se encuentran muy próximas cuando se
ensayan en condiciones naturales. Los materiales limosos aumentan la cohesión
cuando se ensayan bajo condiciones saturadas. Los valores altos y tan dispersos
de φ en las arcillas, puede deberse a la presencia de materiales cementantes que
incrementan la resistencia al corte. Por otro lado los valores de φ’ para los materiales
limosos son en algunos casos bajos, tal vez por la presencia de material más fino
que proporciona cierta plasticidad.

ENSAYOS IN-SITU
Se ha visto que los parámetros de resistencia cortante utilizados en el análisis de
estabilidad a largo plazo son del tipo consolidado drenado. La manera usual de
determinarlos es mediante ensayos de laboratorio de corte directo o triaxiales en
muestras inalteradas. La obtención y transporte al laboratorio puede producir
perturbaciones en las muestras, con la consecuencia de obtener resultados de
ensayo de laboratorio que no reflejen
las condiciones de campo. Dadas las
características especial del suelo del
talud y con el propósito de verificar
los resultados de los ensayos de
corte directo en el laboratorio, se
diseñó y construyó un equipo de
campo para ejecutar ensayos de
corte directo in-situ. A continuación
se describe el equipo de campo y el procedimiento de ensayo, y se presenta una
comparación de las resistencias cortantes drenadas obtenidas con dicho equipo y
los resultados de los ensayos de corte directo en el laboratorio, ejecutados en
muestras de distintas partes del talud. Se realizaron cinco ensayos de corte directo
in-situ en distintas partes del talud, para determinar los parámetros de resistencia
cortante drenada del suelo. Los ensayos los realizó el Laboratorio de Ensayo de
Materiales de la Universidad Nacional de Ingeniería. Se realizó la excavación del
terreno y el tallado inicial de las muestras a ensayar. El tallado inicial se realizó
empleando pala, pico y barreno, consiguiendo posteriormente las dimensiones de
ensayo con espátulas, barretillas y cuchillos. Se monta luego la caja metálica de
confinamiento y el resto del equipo sobre el espécimen de ensayo. Teniendo la
muestra y el equipo listos, se procede a la aplicación de las cargas vertical y
horizontal mediante los gatos hidráulicos. Se aplica la carga vertical en incrementos
hasta alcanzar el esfuerzo vertical requerido, anotándose la deformación vertical
alcanzada. Luego se aplica la carga horizontal en incrementos, registrando las
deformaciones producidas, hasta notar un decremento de la carga horizontal, que
indica falla. Se emplearon en el ensayo, esfuerzos verticales normales de 1, 2 y 4
Kg/cm². Se midieron esfuerzos tangenciales máximos de hasta 3.2 Kg/cm² en los
ensayos. Algunas conclusiones que se pueden extraer de la comparación de los
resultados de los ensayos de laboratorio y los ensayos in-situ de corte directo, son:
Los parámetros de resistencia cortante drenada obtenidos de los ensayos de corte
directo en el laboratorio son función del tipo de suelo, su composición química y su
contenido de humedad durante el ensayo. Los parámetros de resistencia cortante
drenada obtenidos del ensayo de corte directo in-situ presentan valores similares a
los obtenidos en los ensayos de corte directo en el laboratorio. En promedio los
valores del ángulo de fricción interna obtenidos en el laboratorio difieren en 3° y los
valores de la cohesión en laboratorio para las muestras de arcillas difieren en 0.2
Kg/cm² con los valores de campo. Los materiales más arcillosos presentan valores
de resistencia drenada menores que los materiales limosos. Los materiales limosos
contienen un porcentaje mayor de carbonatos. El equipo presentado para realizar
ensayos de corte directo in-situ es relativamente sencillo de construir, tiene un costo
bajo y necesita adicionalmente solo dos gatos hidráulicos. El procedimiento de
preparación de especímenes y ejecución de ensayo es simple y rápido,
descartándose en el ensayo la perturbación que puede sufrir la muestra inalterada
de laboratorio durante su extracción y transporte.

Teorías de presión de poro o presión neutra.


Cuando un suelo está sometido a presiones, solamente el esqueleto del suelo
opone resistencia a su deformación. El agua como es incompresible y no tiene
resistencia al corte, no se opone a la deformación, es “neutra”; de ahí que a la
presión de poros se la llame también “presión neutra” y a la presión intergranular se
la denomine” presión efectiva”, pues esta última es la presión real que se opone a
la deformación y posterior falla de un suelo.
Presiones totales. Es importante hacer un análisis adicional sobre la naturaleza de
las presiones que a se manejan en el fenómeno de la consolidación de los suelos y
en general en todos los problemas de mecánica de suelos. Las presiones que
actúan en las masas de los suelos saturados se dividen en 2 tipos:
 Aquellos que transmiten directamente de grano a grano del suelo.
 Aquellos que actúan contra el fluido que llena los poros del mismo.
Los primeros son conocidos como presiones intergranulares o presiones efectivas
y los segundos como presiones neutras neutrales o de poro. Esta separación de los
estados de esfuerzo en las masas de los suelos es un aspecto importante en la
mecánica de suelos, pues únicamente las presiones intergranulares producen un
cambio en el volumen de la masa del suelo.

La compactación es el proceso realizado generalmente por medios mecánicos, por


el cual se produce una densificación del suelo, disminuyendo su relación de vacíos.
El objetivo de la compactación es el mejoramiento de las propiedades geotécnicas
del suelo, de tal manera que presente un comportamiento mecánico adecuado.
LA CURVA DE COMPACTACIÓN

VENTAJAS

 Aumento de resistencia y capacidad de carga

– Reducción de la compresibilidad

– Disminución de vacíos.

– Mejora el comportamiento esfuerzo-deformación del suelo.

– Incremento de estabilidad de taludes de terraplenes


APLICACIÓN

– Terraplenes para caminos y ferrocarriles

– Cortinas para presas de tierra

– Diques

– Pavimentos

– Mejoramiento de terreno natural para cimentación

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA COMPACTACIÓN

1. Tipo de Suelo
Tiene influencia la granulometría del suelo, forma de sus partículas, contenido de
finos, cantidad y tipo de minerales arcillosos, gravedad específica, entre otros. De
acuerdo a la naturaleza del suelo se aplicarán técnicas adecuadas en el proceso de
compactación En laboratorio, un suelo grueso alcanzará densidades secas altas
para contenidos óptimos de humedad bajos, en cambio los suelos finos presentan
valores bajos de densidades secas máximas y altos contenidos óptimos de
humedad.
2. Energía Específica
La energía específica es la presión aplicada al suelo por unidad de volumen, durante
cualquier proceso de compactación.
Ensayo Próctor Modificado: Ee = 27.2 kg-cm/cm

Ensayo Próctor Estándar: Ee= 6.1 kg-cm/cm


El empleo de una mayor energía de compactación permite alcanzar densidades
secas mayores y óptimos contenidos de humedad menores, esto se comprueba al
analizar los resultados obtenidos con las pruebas Proctor Estándar y Proctor
Modificado.
3. Método de Compactación
En el campo y laboratorio existen diferentes métodos de compactación. La elección
de uno de ellos influirá en los resultados a obtenerse.
4. La Recompactación
En laboratorio, a veces se acostumbra a utilizar un mismo especímen para obtener
todos los puntos de la curva, esto causa una deformación volumétrica de tipo
plástico que causan las sucesivas compactaciones. La compactación muy intensa
puede producir un fracturamiento de las partículas y originar un material susceptible
al agrietamiento.
5. Humedad
La humedad que nos permite alcanzar una compactación óptima es el óptimo
contenido de humedad, la cuál nos permitirá alcanzar la densidad seca máxima. Si
el contenido de humedad está por debajo del óptimo, el suelo es rígido y difícil de
comprimir, originando densidades bajas y contenidos de aire elevados. Cuándo está
por encima del óptimo, el contenido de aire se mantiene pero aumenta la humedad
produciendo la disminución de la densidad seca.
6. Sentido de recorrido de la escala de humedad
En las pruebas de laboratorio, tiene influencia también el sentido en que se recorre
la escala de humedades al efectuar la compactación, se obtienen curvas diferentes
si se compacta comenzando con un suelo húmedo y luego se va agregando agua,
ó si se empieza con un suelo húmedo y luego se va secando. En el primer caso se
obtienen densidades secas mayores ya que al agregar el agua está tenderá a
quedar en la periferia de los grumos, penetrando en ellos después de un tiempo,
por lo tanto la presión capilar entre los grumos es pequeña favoreciendo la
compactación. En el segundo caso se obtienen densidades secas menores, ya que
al evaporarse el agua e irse secando el suelo, la humedad superficial de los grumos
se hace menor que la interna, aumentando la presión capilar haciendo mas difícil la
compactación.
7. Temperatura y presencia de otras sustancias
Dependiendo de la temperatura puede producirse la evaporación ó condensación
del agua, la presencia de sustancias extrañas, puede también producir variación del
resultado en la obtención de la densidad seca.

PRUEBAS DE COMPACTACIÓN EN EL LABORATORIO.


ENSAYO DE COMPACTACIÓN
El propósito de un ensayo de compactación en laboratorio es determinar la curva
de compactación para una determinada energía de compactación. Esta curva
considera en abscisas el contenido de humedad y en ordenadas la densidad seca.
A partir de ella, se podrá obtener la humedad llamada óptima que es la que
corresponde a la densidad máxima. Con estos resultados se podrá determinar la
cantidad de agua de amasado a usar cuando se compacta el suelo en terreno para
obtener la máxima densidad seca para una determinada energía de compactación.
Para cumplir este propósito, un ensaye de laboratorio debe considerar un tipo de
compactación similar a la desarrollada en terreno con los equipos de compactación
a especificar.
El agua juega un papel importante, especialmente en los suelos finos. Hay que
hacer notar que cuando hablamos en este párrafo de suelos finos, no estamos
refiriéndonos a suelos que contengan más de un 50% de finos, sino a la fracción
fina que controla este comportamiento. Esta fracción fina, que puede ser para
gravas sobre un 8% y para arenas sobre un 12% (Holtz 1973), lleva a limitar el uso
de la densidad relativa y, por lo tanto, obliga a su reemplazo por el ensayo de
compactación. El agua en poca cantidad, se encuentra en forma capilar produciendo
tensiones de compresión entre las partículas constituyentes del suelo que llevan a
la formación de grumos difíciles de desintegrar y que terminan por dificultar la
compactación. Mirado desde un punto de vista físico-químico, se produce una
tendencia a la floculación entre las partículas arcillosas, lo que produce uniones
entre partículas difíciles de romper. El aumento del contenido de humedad hace
disminuir la tensión capilar – y a nivel físicoquímico facilita la separación de las
partículas - haciendo que una misma energía de compactación produzca mejores
resultados en el grado de consistencia del suelo, representado por un menor índice
de vacíos y un mayor peso unitario seco. Si por otra parte, el agua pasa a existir en
una cantidad excesiva antes de iniciar la compactación, ella dificultará el
desplazamiento de las partículas de suelo – debido a la baja permeabilidad del suelo
y por ende a la dificultad de su eliminación - produciendo una disminución en la
eficiencia de la compactación. En consecuencia, existirá para un determinado suelo
fino y para una determinada energía de compactación, una humedad óptima para
la cual esta energía de compactación producirá un material con densidad seca
máxima. Al compactar un suelo se persigue lo siguiente:
 disminuir futuros asentamientos
 aumentar la resistencia al corte
 disminuir la permeabilidad
Para asegurar una compactación adecuada deben realizarse canchas de prueba en
terreno que permitirán definir los equipos de compactación más adecuados para
esos materiales, los espesores de capa y número de pasadas del equipo
seleccionado para cumplir con las especificaciones técnicas de densidad seca. El
control de la obra final se realizará a través de determinaciones de los parámetros
densidad seca y humedad de compactación de los rellenos colocados. Las
especificaciones para la compactación en terreno exigen la obtención de una
densidad mínima que es un porcentaje de la densidad máxima seca obtenida en el
laboratorio. Una práctica común para numerosas obras es exigir a lo menos el 95%
del Proctor Modificado.
Procedimiento (Proctor Modificado)
1. Cada grupo debe tomar 7 kg (peso nominal) de suelo secado al aire,
desmenuzado para que pase a través del tamiz # 4; luego debe ser mezclado con
la cantidad de agua necesaria para alcanzar el contenido de humedad basado en
porcentaje de peso seco; la humedad deberá ser, para este primer ensayo,
aproximadamente un 4 a 5 % menor que la humedad óptima estimada; debe quedar
claro que el suelo y el agua en un ensayo deberían mezclarse con anterioridad y
dejarse curar - para asegurar su distribución homogénea - durante 24 horas cuando
se trabaja con suelos cuyos finos sean plásticos; sin embargo, en esta sesión de
laboratorio para estudiantes, esta etapa podrá omitirse.
2. Pesar el molde de compactación, sin incluir la base ni el collar.
3. Medir las dimensiones internas del molde de compactación para determinar su
volumen.
4. Compactar el suelo en 5 capas aplicando 56 golpes sobre cada una (para molde
grande);
se debe procurar que la última capa quede por sobre la altura del molde de
compactación; en caso que la superficie de la última capa quedara bajo la altura del
molde, se debe repetir el ensayo; se debe evitar además que esta última capa
exceda en altura el nivel del molde en más de 6 mm ya que al enrasar se estaría
eliminando una parte significativa del material compactado, disminuyendo la energía
de compactación por unidad de volumen.
5. Retirar cuidadosamente el collar de compactación, evitar girar el collar; en caso
que se encuentre muy apretado, retirar con espátula el suelo que se encuentra
adherido a los bordes por sobre el nivel del molde; finalmente enrasar perfectamente
la superficie de suelo a nivel del plano superior del molde.
6. Pesar el molde con el suelo compactado y enrasado.
7. Extraer el suelo del molde y tomar una muestra representativa para determinar el
contenido de humedad.
8. Desmenuzar el suelo compactado y mezclarlo con suelo aún no utilizado; agregar
un 2% de agua (en relación a los 7 kg) y repetir los pasos 4 a 8; realizar la cantidad
de ensayos que el instructor indique, suficientes para obtener una cantidad de
puntos que permita determinar la humedad óptima y la densidad máxima.
9. Volver posteriormente al laboratorio para obtener los pesos secos de las muestras
de humedad.
Cálculos
Calcular el peso unitario seco y hacer un grafico de ?d versus contenido de
humedad. Dibujar en este gráfico la curva de saturación; si no se conoce GS,
suponer que la densidad saturada correspodiente a la humedad óptima es 5 %
mayor que la densidad máxima seca; con este valor calcular el valor de GS; la curva
de saturación en ningún caso debe intersectar la curva de compactación; en caso
que esto suceda, incrementar en un 1 % adicional el valor de la densidad saturada
hasta asegurar que la curva de saturación pase por sobre la de compactación.

En los laboratorios determinar el contenido de agua optimo es de vital importancia


ya que dé él depende que el estrato mantenga su estabilidad, es decir, que no sea
muy plástico ni muy seco ya que cada extremo presenta desventajas.

DETERMINACIÓN DE PESOS ESPECÍFICOS SECOS EN CAMPO.

La calidad durante un proceso de compactación en campo se mide a partir de un


parámetro conocido como grado de compactación, el cual representa un cierto
porcentaje. Su evaluación involucra la determinación previa del peso específico y
de la humedad óptima correspondiente a la capa de material ya compactado. Este
método de conocer el grado de compactación es un método destructivo ya que se
basa en determinar el peso específico seco de campo a partir del material extraído
de una cala, la cual se realiza sobre la capa de material ya compactada.

Se mide el diámetro y altura del cilindro y se calcula el volumen del cilindro; después
se pesa el cilindro con la base, se cierra la válvula del cono, se coloca éste sobre
las mariposas del cilindro evitando que se mueva, se abre la válvula y se llena el
molde con arena hasta que ésta se derrame; se cierra la válvula una vez que ha
cesado el movimiento al interior del frasco y se enraza el cilindro ayudado por un
cordell para evitar ejercer presión, se limpia la base con la brocha y se pesa; por
diferencia de pesos se obtiene el peso de la arena que dividida entre el volumen del
cilindro nos proporcionará el peso volumétrico. Se repite el proceso anterior de 3 a
5 veces dependiendo las variaciones en el peso de la arena.Para obtener el peso
de la arena que llena el cono y la base se procede a hacer lo siguiente: se pesa el
equipo con arena, se coloca la base sobre una superficie plana (en este caso la
charola), se cierra la válvula y se coloca el cono sobre la placa permitiendo que fluya
la arena dentro del cono, cuando se detenga el movimiento de la arena dentro del
frasco se cierra la válvula y, se pesa el equipo con la arena sobrante.
10.1.2 BALÓN DE DENSIDAD
Método del balón de caucho. A través de este método, se obtiene directamente el
volumen del agujero dejado por el suelo que se ha extraído. Por medio de un cilindro
graduado, se lee el volumen de agua bombeado que llena la cavidad protegida con
el balón de caucho que impide la absorción del agua en el terreno. Como ventaja,
este método resulta ser más directo y rápido que el cono de arena, pero entre sus
desventajas se encuentran la posibilidad de ruptura del balón o la imprecisión en
adaptarse a las paredes del agujero, producto de cavidades irregulares o
proyecciones agudas lo que lo hacen poco utilizado.
10.1.3 EMPLEANDO ACEITE
Consiste en medir el volumen del orificio mediante la introducción en. El de un
volumen conocido de aceite, el cual debe retirarse al concluir el ensayo. Este
método no se recomienda en el caso de suelos arenosos.
10.2 PRUEBAS DE COMPACTACIÓN EN EL LABORATORIO
10.2.1 PRUEBA PROCTOR ESTÁNDAR
Actualmente existen muchos métodos para reproducir, al menos teóricamente, en
el laboratorio unas condiciones dadas de compactación de campo. Históricamente,
el primer método, en el sentido de la técnica actual, es el debido a R. R. Proctor, y
es conocida hoy en día como "Prueba Proctor Estándar". La prueba consiste en
compactar el suelo en cuestión en tres capas dentro de un molde de dimensiones y
forma determinadas por medio de golpes de un pisón, que se deja caer libremente
desde una altura especificada. Con este procedimiento de compactación Proctor
estudió la influencia que ejercía en el proceso el contenido inicial del agua en el
suelo, encontrando que tal valor era de vital importancia en la compactación lograda.
En efecto observó que a contenidos de humedad crecientes, a partir de valores
bajos, se obtenían más altos pesos específicos secos y, por lo tanto, mejores
compactaciones del suelo, pero que esa tendencia no se mantenía indefinidamente,
sino que la pasar la humedad de un cierto valor, los pesos específicos secos
obtenidos disminuían, resultando peores compactaciones. Proctor puso de
manifiesto que, para un suelo dado y usando el procedimiento descrito, existe una
humedad inicial llamada "óptima", que produce el máximo peso específico seco que
puede lograrse con este procedimiento de compactación.
EQUIPO EMPLEADO:
El objetivo de la práctica es obtener el peso específico seco máximo de laboratorio
y la humedad óptima de compactación. El material y equipo utilizado fue el siguiente:
Molde de acero de 4" de diámetro y aprox. 12 cm de altura
Martillo de compactación con guía
Base y extensión para el molde
W del martillo ( prueba estándar): W=
W del martillo ( prueba modificada): W=
Malla del No. 4
Cucharón
Enrazador
Probeta de 100ml
5 cápsulas de aluminio
Desarmador plano
Charola cuadrada
Balanza con aproximación de un gramo
Balanza electrónica
Vernier o flexo metro

Después de recibir el material y equipo, se comenzó por medir el diámetro y la


altura del molde y a pesarlo; mientras otros compañeros calculaban el número de
golpes a aplicar para cada capa. Al mismo tiempo otros compañeros cribaban el
material por la malla #4. después se le comenzó a agregar agua hasta que al
apretarlo con la mano formó un grumo que no se deshacía fácilmente. Sé colocó el
molde con la base y la extensión en la base para compactar, se le adicionó material
suelto y se precedió a compactar, se escarifico para agregar la segunda capa y se
compacto, lo mismo se hizo para la tercera capa. Se rasco el perímetro del molde
para evitar que se viniera la tercera capa con la extensión y se enrazó el material
excedente; se pesó el cilindro sin la base pero con el material compactado y por
diferencia de pesos se obtuvo el peso del suelo húmedo. Hecho lo anterior se
procede a extraer el material del cilindro ayudados por un gato hidráulico y se extrajo
una muestra representativa de aproximadamente 100gr. para obtener el contenido
de humedad del material. Se repite el procedimiento descrito anteriormente hasta
que el peso del material húmedo disminuya en dos ocasiones consecutivas.
10.2.2. PRUEBA PROCTOR MODIFICADO
Actualmente existen muchos métodos para reproducir, al menos teóricamente, en
laboratorio las condiciones dadas de compactación en terreno. El más empleado,
actualmente, es el denominado prueba Proctor modificado en el que se aplica mayor
energía de compactación que el estándar siendo el que está mas de acuerdo con
las solicitaciones que las modernas estructuras imponen al suelo. También para
algunas condiciones se utiliza el que se conoce como Proctor de 15 golpes. La
energía específica de compactación se obtiene aplicando la siguiente fórmula:
Ee = N * n * W * h
V
Con este procedimiento de compactación, Proctor estudió la influencia que ejercía
en el proceso el contenido inicial de agua de suelo. Observó que a contenidos de
humedad crecientes, a partir de valores bajos, se obtenían más altos pesos
específicos secos y, por lo tanto, mejores compactaciones de suelo, pero que esa
tendencia no se mantenía indefinidamente, sino que al pasar la humedad de un
cierto valor, los pesos específicos secos obtenidos disminuían, resultando peores
compactaciones en la muestra. Es decir, que existe una humedad inicial
denominada humedad optima, que produce el máximo peso específico seco que
puede lograrse con este procedimiento de compactación y, por consiguiente, la
mejor compactación del suelo. Los resultados de las pruebas de compactación se
grafican en curvas que relacionan el peso específico seco versus el contenido de
agua, lo que se puede apreciar en la Figura 5.17, para diferentes suelos.
10.2.3PRUEBA PORTER
Este método de prueba sirve para determinar el peso volumétrico seco máximo y la
humedad óptima en suelos con partículas gruesas que se emplean en la
construcción de terracerías; también se puede emplear en arenas y en materiales
finos cuyo índice plástico sea menor que 6. El método consiste en preparar
especímenes con material que pasa la malla de una pulgada, a los que se le
agregan diferentes cantidades de agua y se compactan con carga estática.
Objetivo: En esta práctica se determinara la compactación por carga estática ya
que es igual que la prueba. Proctor se calculara el peso específico seco máximo y
contenido de humedad.

10.3 FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL PROCESO DE COMPACTACION


10.3.1 CONTENIDO DE AGUA
Como se ha visto en la teoría, la influencia de la humedad del suelo en el proceso
de compactación es importante, por lo que parece obvio que debería controlarse el
contenido de humedad de la capa granular objeto de la compactación. Si esto no se
realizase, las variaciones de humedad que se produzcan después de la
construcción, al provocar cambios de volumen con determinados tipos de suelos,
pueden producir deformaciones. Un problema es cuando el material que va a formar
la capa granular, llega a la obra con poca humedad, se debe estudiar cual es la
humedad que tenía antes en el terreno o en el acopio, ya que puede suceder que
durante las fases de extracción, transporte y extensión el suelo pierda demasiada
humedad. Si esto es así un reestudio de estas operaciones puede reducir o eliminar
el problema. Pasando ahora al caso de que la humedad es excesiva, se debe
estudiar como en el caso anterior todo el proceso que sufre el material y corregir si
se observase algún defecto. También es importante resolver el problema de la
variación de humedad al trabajar con lluvia. En el caso de que el estudio del proceso
no diera resultado, se debe proceder al oreo del material que forma la capa, hasta
que este alcance la humedad adecuada, o incluso a la adición de cal.
10.3.2 ENERGÍA DE COMPACTACIÓN
Al compactar varias muestras del mismo suelo con la misma energía de
compactación pero con diferente porcentaje de humedad, nos encontramos como
la densidad seca de la capa compactada se va incrementando al aumentar la
humedad, hasta que se alcanza un valor máximo, a partir del cual el aumento de la
humedad lleva a valores decrecientes de la densidad seca, por el efecto del agua
en la compactación que se ha expresado anteriormente. Cuando la compactación
se realiza con una humedad inferior a la óptima, se dice que la compactación se
realiza del lado seco, mientras que cuando se realiza con una humedad superior a
la óptima se dice que se compacta del lado húmedo. Al aumentar la energía de
compactación para un mismo suelo, la humedad óptima se va reduciendo, al tiempo
que aumenta la densidad seca máxima que se obtiene en el proceso. En el
laboratorio se estudia la humedad óptima del proceso y la densidad seca máxima
esperable mediante el ensayo Proctor. En este ensayo se compacta una muestra
del suelo con una cierta energía y mediante aportaciones diferentes de agua se
obtiene la curva densidad seca versus humedad. De ella se deducen los valores de
la humedad óptima y de la densidad seca máxima.
10.3.3 MÉTODO DE COMPACTACIÓN
La compactación es el procedimiento de aplicar energía al suelo suelto para eliminar
espacios vacíos, aumentando así su densidad y en consecuencia, su capacidad de
soporte y estabilidad entre otras propiedades. Su objetivo es el mejoramiento de las
propiedades de ingeniería del suelo. Se emplean cuatro métodos principales de
compactación:
Ø Compactación estática o por presión:
La compactación se logra utilizando una máquina pesada, cuyo peso comprime las
partículas del suelo, sin necesidad de movimiento vibratorio. Por ejemplo: rodillo
estático o rodillo liso.
Ø Compactación por impacto.
La compactación es producida por una placa apisonadora que golpea y se separa
del suelo a alta velocidad.
Por ejemplo: un apisonador
Ø compactación por vibración :
La compactación se logra aplicando al suelo vibraciones de alta frecuencia. Ideales
para suelos granulares por ejemplo: placa o rodillos vibratorios.
Ø compactación por amasado:
10.3.4 CANTIDAD DE FRACCIÓN GRUESO
La forma de las partículas gruesas de un suelo influye en la compacidad y
estabilidad del depósito del mismo. Cuando se examinan las partículas más gruesas
del suelo a simple vista o con una lupa pequeña, se debe tratar de estimar el grado
de meteorización. La presencia de materiales débiles, como latitas y mica, deberá
también tenerse en cuenta, ya que estos materiales pueden influir en la durabilidad
o compresibilidad del depósito.
10.3.5 PREPARACIÓN DE LA MUESTRA
Los dos factores que más influyen son el reúso y el logro de una homogénea
distribución del contenido de agua. En muchos laboratorios es práctica común usar
la misma muestra para la obtención de puntos sucesivos de las pruebas de
compactación; ello implica la continuada re compactación del mismo suelo. Se ha
visto que esta práctica es inconveniente en lo absoluto, toda vez que la
experimentación ha demostrado, sin género de duda, que si se trabaja con suelos
re compactados lo pesos volumétricos que se obtiene son mayores que los que se
logran con muestras vírgenes en igualdad de circunstancias, de modo que con
suelos re compactados la prueba puede llegar a dejar de ser representativa. Una
explicación sencilla de este efecto radica en la deformación volumétrica de tipo
plástico que causan sucesivas compactaciones. Una muestra con una distribución
homogénea del contenido de humedad servirá para realizar pruebas correctas de
compactación.