Está en la página 1de 12

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA AMAZONIA PERUANA

FACULTAD DE AGRONOMIA
ESCUELA DE INGENIERIA EN GESTION AMBIENTAL

VIDA SILVESTRE Y AREA DE CONSERVACIÓN

TÍTULO:
MATA MATA “Chelus Fimbriatus”

 ESTUDIANTES:
- PACAYA GARCIA DENNIS ORLANDO
- SAAVEDRA ZEGARRA, SHAREN CRISTINA

 NIVEL: IV – CICLO VIII

 FECHA DE ENTREGA: 28/11/18

IQUITOS-PERÚ
2018
TORTUGA MATA MATA, CHELUS FIMBRIATUS
Los fósiles de las tres especies sugieren que éstas se originaron en el Mioceno, siendo C.
fimbriatus la única especie que ha sobrevivido hasta la actualidad.
Por otro lado, C. fimbriatus, presenta variación a lo largo de su rango de distribución,
pudiendo distinguirse algunos morfotipos, los cuales varían en la forma del plastrón y en el
grado de pigmentación oscura, siendo las poblaciones de la región del Orinoco menos
pigmentadas que las de la Amazonía, que son bastante pigmentadas.
El nombre científico de la mata-mata ha cambiado varias veces. Al ser descrita, se le colocó
un nombre descriptivo no binomial: “Testudo terrestres major putamine echinato et striato,
sive parapara”. Luego se convierte en un nombre binomial, Testudo terrestris, el cual fue
invalidado por la ICZN (Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica, siglas por su
nombre en inglés). Asimismo, esta Comisión invalida los nombres de Testudo matamata y
Testudo bispinosa, y válida el nombre de Testudo fimbriata. Posteriormente, André Marie
Constant Duméril (zoólogo y naturalista francés. Profesor de anatomía en el Muséum
National d'Histoire Naturelle de 1801 a 1812) remplaza el género, sustituyéndolo por
Chelus. En esta publicación el autor utiliza los nombres de Chelus (latín) y Chelys (alemán),
dando lugar a un conflicto para definir cuál versión del nombre se utilizará; este conflicto
continuó hasta 1977, que define que el nombre a utilizarse es Chelus.
1. BIOLOGÍA
1.1 Características:
La tortuga matamata, Chelus fimbriatus, es una especie de la familia Chelidae y el más
grande miembro del suborden Pleurodira. El género Chelus contiene tres especies de las
cuales Chelus fimbriatus es el único representante vivo ya que C. colombiana y C. lewisi se
encuentran extintas.
La cabeza y el cuello de la tortuga matamata son largos y están cubiertos por numerosas
protuberancias, verrugas y rugosidades. El papel que tienen estos excesos de piel ha sido
ampliamente discutido y se cree que, al tener nervios sensoriales, ayudan a la tortuga a
detectar vibraciones en el agua. Caracterizada además por muchos tubérculos y colgajos
de piel aplanada, y una especie de cuerno en su largo y tubular hocico; la boca es bastante
amplia y el hocico esta modificado a modo de “snorkel” para así permitir a los individuos
permanecer más tiempo por debajo del agua. De igual forma, presenta tres barbos en la
barbilla y cuatro barbos filamentosos adicionales en la mandíbula superior, tiene unos ojos
pequeños ubicados en los costados cerca al hocico.
El caparazón tiene una textura áspera y está adornado de quillas, el plastrón es estrecho,
angosto, recortado por delante y marcadamente echado hacia atrás, siendo cóncavo en el
macho. Cada pata delantera tiene cinco garras con membranas natatorias y las colas de
los machos son más gruesas y largas.
Estas tortugas raramente nadan y pasan la mayor parte de su tiempo por debajo del agua.
Son individuos solitarios y sólo interactúan con miembros de su misma especie para el
apareamiento. Son reptiles de hábitos nocturnos.
Los adultos son malos nadadores, ya que las piernas están adaptadas para caminar en el
fondo de las áreas fangosas que habitan, mientras que las crías y los juveniles pueden
nadar torpemente. Se sabe muy poco sobre la longevidad de la Mata mata en la naturaleza;
sin embargo, la mayoría de las fuentes dan una esperanza de vida máxima de por lo menos
quince años, aunque la evidencia anecdótica de individuos cautivos sugiere una esperanza
de vida de más de treinta y cinco años.
1.2 Taxonomía:

 Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.


 Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelular, heterótrofos y con
presencia de tejidos.
 Filo: Chordata, cordados.
 Subfilo: Vertebrata, con esqueleto interno.
 Clase: Reptilia, reptiles vertebrados recubiertos de escamas. Sauropsida,
saurópsidos, denominación moderna.
 Orden: Testudines, Quelonios, tortugas.
 Suborden: Pleurodira, tortugas de cuello de serpiente.
 Familia: Chelidae, quélidos.
 Género: Chelus
 Especie: Chelus fimbriatus.
1.3 Tamaño:
Es una de las especies más grandes de la familia Chelidae. Aunque no se puede hablar de
dimorfismo sexual, las hembras tienden a ser más grandes que los machos, presentar colas
más pequeñas y la abertura cloacal más proximal. Los machos por lo general no
sobrepasan los 400 mm de longitud de caparazón. Los individuos más grandes, casi
siempre hembras, tienen una longitud de caparazón de 460-526 mm, y un peso aproximado
de 11 kg. El tamaño registrado en neonatos es de aproximadamente 49 mm de longitud de
caparazón y un peso de 15-19 g.
1.4 Color en vida:
Los neonatos tienen la cabeza y cuello crema anaranjados y las superficies abdominales
anaranjadas con marcas negras; el plastrón es rojo. Los juveniles de esta especie tienen
una coloración salmón con manchas verdes y marrones.
A medida que van envejeciendo la parte salmón cambia a colores amarillo, naranja, marrón
y gris, la cabeza es café castaña, más oscura en los parietales; una línea delgada media
dorsal atraviesa el cuello, y una línea oscura discontinua a cada lado del cuello; desde la
órbita del ojo hasta la mandíbula la piel es más clara, estas marcas se extienden debajo de
la mandíbula, hasta las membranas timpánicas; la región ventral del cuello es
frecuentemente rosada brillante, con un par de bandas para-mediales o puntos oscuros
(puede no presentar ninguna marca); la cantidad de pigmentación varía dependiendo de su
distribución: en la Amazonía presenta pigmentación radial oscura.
2. DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA Y HÁBITAT:
La matamata tiene un rango de distribución que se extiende a lo largo de los sistemas
hídricos del río Orinoco y Amazonas en Colombia, Perú y Venezuela; tanto en sabanas y
bosques tropicales. Hacia el sur se distribuye por las cuencas de los ríos Tocatina, Araguala
y Xingu en Brasil y Bolivia.
Además, en Ecuador se ha reportado en las provincias de Orellana, Pastaza, Sucumbíos y
Zamora Chinchipe, entre los 180 y 269 msnm.
La especie ha sido introducida en los canales de drenaje del sureste de Florida. Todavía se
desconoce si se ha creado una población reproductora auto sostenida. Esta introducción
puede ser debido a la negligencia asociada con el comercio de mascotas exóticas.
La matamata prefiere las aguas quietas, generalmente turbias, de lagunas, lagunas de
fondo lodoso, caños, pozos y charcos, riachuelos tranquilos y remansos de ríos, rara vez
se encuentra en el mar.
3. ALIMENTACIÓN EN VIDA LIBRE:
La tortuga matamata es predominantemente carnívora. Su cabeza parece un conjunto de
hojas y el caparazón un trozo de corteza de árbol. Esto le otorga gran capacidad de
camuflaje para mantenerse inmóvil en el agua y esperar a sus presas, su dieta consiste en
peces e invertebrados acuáticos. Aunque no cuenta con mandíbulas particularmente fuertes
para masticar, la mata mata tiene una fuerte musculatura en el cuello y cuenta con el
aparato hioideo para degradar sus alimentos. Cuando una presa se acerca a la tortuga,
empujan hacia fuera su cabeza y abren la boca muy grande tan ancha como sea posible,
creando un vacío de baja presión que succiona la presa hacia la boca tragándola por
completo; luego la boca se cierra y el agua se expulsa lentamente. Por la forma que tiene
de su boca, la tortuga matamata no puede masticar. Solamente engulle a sus presas entera.
Esto le condiciona bastante a la hora de escoger el tamaño de sus presas, debido a que no
puede comerse un animal que sea más grande que el diámetro de su boca.
Pasan la mayor parte del tiempo inmóviles bajo el agua, pero como se mimetizan muy bien
con su entorno, son excelentes cazadoras, por lo que solo tienen que esperar a que la presa
esté cerca de ellas sin apenas notarlo.
4. EPOCA REPRODUCTIVA:
La tortuga matamata tiene un comportamiento previo al apareamiento en el que el macho
extiende repetitivamente su cabeza hacia la hembra mientras abre y cierra su boca, las
intenta seducir moviendo las aletas laterales en la cabeza. Es toda una forma bastante
curiosa de ver y fascinante.
Cuando por fin consiguen aparearse, las hembras se encargan de construir el nido y
desovar, pone sus huevos entre octubre y diciembre en depresiones sobre las hojas caídas
en el borde del bosque. Una puesta puede llegar a tener de 12 a 28 huevos con un largo
periodo de incubación de 200 días, tienen forma esférica y unos 3,5 centímetros de
diámetro. Los juveniles salen del huevo independientemente concluido el periodo de
incubación, ya que no cuentan con cuidados parentales.
5. ESTADO DE CONSERVACIÓN:
Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN: No evaluada.
Se desconoce el tamaño de sus poblaciones, y al ser una especie críptica y tímida es difícil
cuantificarlas. La mata-mata se comercializa como alimento, mascota y para usos
medicinales. Como alimento no es muy cotizada, tanto por su apariencia como por el mal
olor que emite al ser capturada; además, la cantidad de carne que se puede extraer no es
tanta como en otras tortugas. Como mascota tiene un mercado más amplio, su extraña
forma la hace un animal deseado, aunque acostumbrarla a condiciones de cautiverio es
muy difícil. Al considerar que sus poblaciones no tienen mucha presión, este quelonio no
ha sido considerado como especie amenazada por la IUCN (Unión Internacional para la
Conservación de la Naturaleza; organización internacional dedicada a la conservación de
los recursos naturales, fundada en octubre de 1948) ni se encuentra incluida en los
Apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de
Fauna y Flora Silvestres (CITES). Aunque la legislación ambiental no la cataloga como una
especie en riesgo, su comercialización y la degradación ambiental podrían afectar sus
poblaciones.
6. MANEJO EN CAUTIVERIO:

Estas tortugas no hibernan así que, si notas que la tuya lo hace, deberás acudir a un
veterinario de exóticos.
6.1 Sujeción: La sujeción de individuos juveniles puede realizarse guardando las patas
delanteras dentro del caparazón
Para manipular adultos el procedimiento es el mismo, pero se requiere de más de una
persona para realizar la sujeción con seguridad.
6.2 Transporte: Las especies de agua dulce pueden ser transportadas en bandejas o cajas
plásticas con suficiente ventilación, en las cuales se pueden incluir paños húmedos con
agua.
•Por seguridad, evitar trasladarlas con los recipientes, bandejas o acuarios llenos de agua.
•Evitar transportar diferentes especies en el mismo recipiente.
•No trasladar crías y juveniles junto a los adultos.
•Evitar cambios bruscos de temperatura al momento del transporte.
6.3 Alojamiento Temporal:
•Se puede utilizar acuarios de vidrio o bandejas plásticas profundas. Mantener una zona
con agua a un nivel suficiente para que la tortuga pueda sumergir la cabeza, y una superficie
seca donde pueda reposar.
•La calidad del agua del ambiente es importante. No colocar directamente a las tortugas en
agua corriente recién colectada, debido a que el cloro puede afectarlas.
•Como ocurre con las especies terrestres, estas necesitan un espacio para tomar el sol; sin
embargo, deben contar con un área de sombra para protegerse.
•Se debe limpiar diariamente las heces y restos de comida y cambiar el agua dos veces a
la semana.
•Es necesario separar adultos de juveniles y crías para reducir el estrés y evitar el
hacinamiento (amontonamiento), de modo que no ocurran peleas por espacio y comida.
•Se debe tomar en cuenta que las tortugas puedan girar y moverse horizontal y
verticalmente con facilidad en el ambiente (tamaño sugerido: 0,25 m2 de área de acuario
por 0,1 metro de largo de caparazón del ejemplar).
•Se recomienda el mantenimiento de una temperatura ambiental de alrededor de 24 ºC. A
su vez, la temperatura del agua debe oscilar entre 24 °C y 30 ºC, y la humedad relativa
entre 80% y 90%. Se aconseja medir la temperatura del agua usando un termómetro digital
de doble lectura, de preferencia con memoria para temperaturas máximas y mínimas.
6.4 Calidad Del Agua:
Se dan muy bien en cautiverio, en agua muy limpia, filtrada biológicamente, baja en nitratos,
tibia y ácida.
No debe tener fuertes corrientes, incluso podrían ser nulas, a menos de que haya peces
vivos en el tanque, de ser así se puede utilizar un filtro de canasta exterior o interior. Aun
así, serán necesarios frecuentes cambios de agua. De esta manera se removerán los
contaminantes del agua.
El PH del agua deberá encontrarse entre 5.5 y 6.2 para evitar enfermedades de la piel. Para
conseguir que el agua se halle en el PH adecuado se le puede agregar hojas de roble o
encino. El sustrato hace que el agua parezca algo sucia y marrón, pero es buena para la
tortuga, ya que recrea el efecto de las hojas caídas que normalmente se encuentran en el
hábitat de las matamatas. La temperatura del agua también es importante, un buen rango
se encuentra entre los 26-28º C.
El agua deberá mantenerse frecuentemente limpia y de la más alta calidad. El sustrato
tendrá que ser arena fina y no deberá contar con muchas decoraciones.
Agua sucia y un substrato duro (grava o gravilla) provoca la putrefacción del caparazón y/o
enfermedades de la piel. La grava puede causar impactos en el intestino (con la necesidad
de usar rayos X para comprobarlo).
6.5 Iluminación:
Esta tortuga no necesita luz. En su hábitat natural se encuentra en aguas sucias y oscuras
y es casi imposible que el sol penetre a través de la lluvia forestal y del agua oscura. Incluso
se cree que los pequeños ojos de las Matamatas son demasiado sensibles a la luz.
Las Matamatas que han muerto en cautiverio, han sufrido por causa de parásitos (los peces
vivos son la causa y transmisores); por lo cual es recomendable darles medicamentos
contra gusanos (Flagyl, Panacur, Benzelmin) dos veces por año, para controlar posibles
infestaciones.
Es increíble ver la manera en que cambia su comportamiento una tortuga recién
desparasitada (de una tortuga tímida a una tortuga que acepta el alimento de las manos de
su amo).
6.6 Dieta Sugerida:
•Para elaborar la dieta se debe tomar en cuenta varios factores, como la especie y la edad
(adulto o juvenil), y conocer los componentes de su dieta natural (algunas son netamente
carnívoras y otras llegan a ser omnívoras), así como su conducta alimentaria.
•Las tortugas de agua dulce y de pantano son básicamente carnívoras y no comen todos
los días, de modo que se les puede ofrecer alimentos tres a cuatro veces por semana. A
continuación, se indica la ingesta por edades:
•Adultos: carne de res (en trozos o molida) y pescado en trozos; si hay disponibilidad,
pequeños crustáceos acuáticos. Se debe incluir también material vegetal, como pequeños
trozos de lechuga, acelga y espinaca, entre otras hojas. De ser posible, se recomienda el
uso de pellets elaborados para tortugas acuáticas.
•Juveniles: se debe ofrecer el mismo alimento que a los adultos, pero en trozos más
pequeños, incluyendo vegetales finamente picados y algas u otras plantas acuáticas
6.7 Recomendaciones Adicionales
•En lo que respecta a las consideraciones sanitarias, se debe tener en cuenta que existen
zoonosis (enfermedad propia de los animales) de riesgo asociadas al contacto con reptiles:
•Salmonelosis: causada por la bacteria Salmonella spp., que es parte de la flora normal del
intestino de los reptiles. En la mayoría de los casos (90%) es asintomática en reptiles, pero
puede causar infección y enfermedad en humanos. La transmisión ocurre por vía oral, por
contacto directo con el reptil o indirecto con las heces.
7. AMENAZAS PARA LA ESPECIE
Contaminación de fuentes de agua, drenaje de los humedales para agricultura y ganadería
y tráfico ilegal.
Aunque su consumo está reportado en algunas comunidades indígenas que habitan en su
área de distribución, se considera que el principal riesgo para sus poblaciones lo constituye
la captura de ejemplares juveniles que son exportados ilegalmente para uso como especie
ornamental. De hecho, en los últimos dos años, la Corporación para el Desarrollo Sostenible
del Sur de la Amazonía (Corpoamazonía), autoridad ambiental del Amazonas, ha realizado
en Leticia dos decomisos de centenares de animales que iban a ser vendidos en mercados
internacionales.
8. INFORMACIÓN ADICIONAL
400 TORTUGAS MATA MATA FUERON REINTRODUCIDAS EN EL RÍO BITA Y EN
BOJONAWI:
En el marco de la gestión y esfuerzos técnicos realizados por la Corporación Autónoma
Regional de la Amazonia -Corporamazonia-, el Instituto de Investigación de Recursos
Biológicos Alexander Von Humboldt, la Fundación Omacha y la Corporación Autónoma
Regional de la Orinoquia -Corporinoquia- se recibieron en la Reserva Natural Bojonawi 432
individuos juveniles de tortuga Matamata (Chelus fimbriatus), que fueron decomisados por
las autoridades ambientales en Leticia, Amazonas; para aclimatarlos y posteriormente
reintroducirlos en el río Bita. Ver En libertad primeras 200 tortugas matamata recuperadas
en Amazonas.
Para la aclimatación de los individuos, se realizó la adecuación de un hábitat artificial dentro
del centro de manejo de tortugas de Bojonawi. En este centro se dispuso una capa de arena
sobre el suelo, hojarasca y agua de acuífero, que permiten simular algunas condiciones de
su hábitat natural: cuerpos de agua poco profundos y con poca corriente, con substratos
arenosos y con material vegetal-. Además, se colocó una malla protectora para ofrecer
protección de algunos depredadores naturales, como aves. Las tortugas fueron alimentadas
con presas vivas: alevinos y crustáceos.
Finalmente, en el marco de la Alianza por el Río Bita, liderada por la Gobernación del
Vichada y el Instituto Humboldt, el 4 de mayo del 2016 se liberaron las primeras 200 tortugas
en el sector de Tres Bocas, sobre la cuenca baja del río Bita. Esta liberación se realizó en
un trabajo conjunto con Corporinoquia, el Instituto von Humboldt, la Gobernación del
Vichada, Armada Nacional, Policía Ambiental y Ecológica, Fundación Omacha, Parque
Nacional Natural El Tuparro y la Corporación Ambiental La Pedregoza.
Los otros 200 de individuos fueron liberados al día siguiente en Bojonawi, y los 32 restantes
fueron mantenidos en cautiverio en las condiciones previamente descritas en el marco del
convenio de cooperación establecido entre el Instituto von Humboldt y la Fundación
Omacha.
BIBLIOGRAFÍA:
1. Ramírez, S. (2007). Recomendaciones básicas para el manejo de animales
silvestres decomisados. S.l.: Humane Society International.
2. Cisneros-Heredia, D. F. 2006. Turtles of the Tiputini Biodiversity Station with remarks
on the diversity and distribution of the Testudines from Ecuador. Biota Neotropica
6:1-16.
3. Carrillo, E., Aldás, S., Altamirano-Benavides, M. A., Ayala-Varela, F., Cisneros-
Heredia, D. F., Endara, A., Márquez, C., Morales, M., Nogales-Sornosa, F.,
Salvador, P., Torres, M. L., Valencia, J., Villamarín-Jurado, F., Yánez-Muñoz, M. H.
y Zárate, P. 2005. Lista roja de los reptiles del Ecuador. Fundación Novum Milenium,
UICN-Sur, UICN-Comité Ecuatoriano, Ministerio de Educación y Cultura, Serie
Proyecto Peepe, Quito, Ecuador, 46 pp.
4. Ernst, C. H., Altenburg, R. G. M. y Barbour, R. W. 1998. Turtles of the world. World
biodiversity database series, Expert Center for Taxonomic Identification (ETI),
Amsterdam, The Netherlands. http://nlbif.eti.uva.nl/bis/turtles.
php?menuentry=inleiding. (Consultado: 2013).
5. Pritchard, P. C. H. 2008. Chelus fimbriata (Schneider 1783) - matamata turtle. En:
Rhodin, A. G. J., Pritchard, P. C. H., van Dijk, P. P., Saumure, R. A., Buhlmann, K.
A., Iverson, J. B. y Mittermeier, R. A. (Eds.). Conservation biology of freshwater
turtles and tortoises: A compilation project of the IUCN/SSC Tortoise and Freshwater
Turtle Specialist Group. Chelonian Research Monographs (5):020.1-020.10.
6. Lamar, W. W. 2010. A checklist with common names of the reptiles of the Peruvian
Lower Amazon. http://www.greentracks.com/Reptile_List.html.(Consultado: 2010).
7. Daudin, F. M. 1802. Histoire naturelle, générale et particulière des reptiles. Vol. IV.
Dufart, Paris, 397 pp.
8. Duméril, A. M. C. y Bibron, G. 1834-1844. Erpétologie générale: Histoire naturelle
complète des reptiles. Vol. 1-8. Roret, Paris, Francia.
9. Schneider, J. G. 1783. Allgemeine Naturgeschichte der Schildkröten, nebst einem
Systematischen Verseichnisse der einzelnen Arten und zwei Kupfern. Leipzig: J. G.
Müller, XLVIII:364 pp.
10. Gmelin, J. F. 1788. Caroli a Linné systema naturae per regna tria naturae, secundum
classes, ordines, genera, species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis.
Tomus I. Editio decima tertia, aucta, reformata. Impensis Georg. Emanuel. Beer,
Lipsiae (Leipzig).
11. Páez, V. P., Morales-Betancourt, M. A., Lasso, C. A., Castaño-Mora, O. V. y Bock,
B. C. 2012. V. Biología y conservación de las tortugas continentales de Colombia.
Serie Editorial Recursos Hidrobiológicos y Pesqueros Continentales de Colombia.
Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt (IAvH),
Bogotá, Colombia, 528 pp.
12. IUCN. 2017. The IUCN red list of threatened species.
http://www.iucnredlist.org/search. (Consultado: 2017).
13. CITES. 2017. Apéndices I, II y III. https://cites.org/esp/app/appendices.php
(Consultado: 2017).
ANEXOS

Imagen N° 01: Distribución Potencial de Chelus Fimbriatus


Imagen N° 02: Características de la Especie “Chelus Fimbriatus” (Biología).
Imagen 03: Mata Mata “Chelus Fimbriatus”

También podría gustarte