Está en la página 1de 5

Centros de Desarrollo Integral Cabos

CARTA DESCRIPTIVA
Taller de Autoestima

Facilitadores: Terapeutas y orientadoras CDI Semana: del 28 al 2 de diciembre


Cabos

Número de sesiones: 12 de 12 Duración: 1 hora por sesión

Temática El PILAR DEL VIVIR CON INTEGRIDAD PARTE II

Objetivo de la Sesión a) Que desde el área emocional, los participantes sean


capaces de evaluar su modelo de integridad, que evalúen
sus avances en su proceso durante los 3.5 meses que duró
el taller de autoestima, y puedan ver en dónde estaban y
donde están ahora. Y de este modo puedan establecer sus
propios objetivos al asistir al CDI.

Subtema Objetivo Tiempo Estrategia Material


SESIÓN 10 de apoyo

Presentación Apertura del 2 min Bienvenida a los participantes.


taller

Dinámica 30 min MEDITACIÓN GUIADA. -Hojas


- Se llevará a los participantes a blancas.
un estado de relajación: -Power
“Enfócate en tu respiración, revisa Point
tu cuerpo, busca cualquier rastro - Música.
de tensión, de incomodidad, de
resistencia en tu cuerpo, con cada
respiración vas a dejar salir la
tensión, la incomodidad. Recorre
tu rostro, el seño de tu frente, tu
mandibula, tu cuello, tus hombros,
tus brazos, tus manos, tus piernas,
tus pies. Relájate…
Imagina que estás en tu espacio
de trabajo, minutos antes de venir
al CDI. Mírate haciendo una pausa
en tus obligaciónes del día para
disponerte a venir a tu sesión de
CDI, ve como el ritmo de tus
pensamientos se modifica.
Observate caminando por los
pasillos del hotel rumbo al espacio
del CDI, a tu CDI. Mira el ritmo de
tus pisadas, percibe los aromas
del pasillo, si pasas por las
cocinas, o por las áreas de
mantenimiento, o lavandería, o si
vienes de las albercas o la playa.
Mira tu entorno, absorbe todo lo
que te rodea. Ve cómo te vas
acercando al CDI, la puerta está
abierta para recibirte, entras con la
confianza de llegar a un lugar libre
y seguro para ti. Te sientas en tú
lugar favorito; con apertura y
disposición esperas para recibir el
regalo del crecimiento humano
que te otorga el CDI.
Ahí sentado, mientras esperas a
que todos tus compañeros
ingresen al lugar, entre risas,
platicas y el sonido de las tazas de
café, haces un recuento de toda la
información nueva que has
aprendido desde que inició el
proyecto del nuevo modelo CDI
hace 3.5 meses. Recuerdas
cuando se habló de autoestima
por pirmera vez; y aunque ya
habías escuchado el concepto, no
imaginabas que para encontrar tu
propio valor era necesario iniciar
tantos y tantos procesos
personales: tomar conciencia, de
tu entorno, de tu vida, de todo
aquello que sientes (tu alegría, tu
enojo, tu tristeza), de todos tus
pensamientos y tus acciónes; o
cómo cuando se habló de lo
importante que es aceptar a la
persona que eres con todo tu
potencial y habilidades, pero
también con todos tus vicios de
carácter y grandes áreas de
oportunidad; y cómo al hacerte
responsable de ti, de tus
decisiónes y de la manera en que
impactas a los demás, puedes ser
más capaz de controlar tu vida; y
reconciliarte contigo, de tal modo
que puedas tener la fuerza y la
dignidad de afirmarte frente al
otro, tal y como tú eres, y defender
sin miedo lo que piensas, lo que
sientes, y lo que necesitas. Porque
“tu mereces” y así se lo harás
saber al mundo. Y descubriste
también que tienes el potencial
para luchar por tus propósitos,
que son el motor de tu vida y has
disfrutado tánto de verlos nacer
como una pequeña idea en tu
cabeza, y la forma en que esto
dignifica tu trabajo de todos los
días, porque ahora sabes que tiene
una razón de ser, un objetivo. Y
mientras más recapacitas acerca
de todo esto, te descubres con la
necesidad de acercarte cada vez
más, al modelo de una persona
con integridad, porque quieres ser
congruente y confiable, quieres
hacer valer tus palabras a través
de tus acciones y respetar tus
valores.
- Respira…
- Pon tu mente en blanco, enfócate
únicamente en tu respiración,
¿Cómo te sientes ahora? ¿Estás
más relajado, tranquilo, tu
respiración es más pausada y
uniforme
- Respira…
- Observate, y mira frente a ti cómo
aparece tu jardín interior, sólo tú
sabes cómo es, cómo es el
terreno, los árboles, si hay un
lago o un riachuelo, o tal vez a la
distancia se puede observar una
hermosa playa. Si hay flores o un
campo abierto, o grandes
montañas. Gira sobre tu eje y
observa ese lugar en toda su
magnitud y belleza, es tú lugar;
date cuenta de los olores, los
colores, la temperatura. Es el lugar
donde puedes tener un encuentro
contigomismo, es un lugar seguro
y en paz.
- Lentamente, a la distancia
alcanzas a mirar un objeto que se
acerca a ti, y se balancea de un
lado al otro, es un regalo que te
trae el viento y lo miras mientras
se desliza en el aire con elegancia,
aún no alcanzas a distinguir su
forma, pero conforme se va a
acercando te das cuenta que es
una pluma blanca; mira cómo se
balancea, cómo se desliza con
suavidad por el aire acercándose
cada vez más a ti. Poco a poco
comienza a perder impulso y
observas cómo, suavemente, se
posa delicadamente en el piso
frente a tus pies, tú la miras ahí
delicada, blanca, libre. Comienzas
a subir la mirada lentamente hasta
descubrirte a ti mismo, parado
frente a ti. Eres tú hace 4 meses,
mirate a los ojos, observate y date
cuenta cómo eras antes, antes de
tener toda la información que
ahora tienes, recuerda cómo tu yo
de hace 4 meses se relacionaba
con tu familia, con tus amigos, con
tus compañeros de trabajo, cómo
resolvía los problemas, cómo
manejabas sus emociones, su
frustración, su enojo, su tristeza.
Cómo se comportaba cuando no
se sentí digno, o capaz o
merecedor…
Date cuenta de lo mucho que has
cambiado. Mírate, se generoso con
la persona que fuiste y date cuenta
de que en esa mirada tal vez
angustiada, perocupada, o
frustrada, existías tú mismo.
Mírate y date un regalo, el regalo
del conocimiento del futuro, de
todo eso que ahora tú ya sabes,
ayudale a tu yo pasado, a ver, a
comprender. Dale un consejo, un
consuelo, una certeza.
-“¡Todo estará bien! Dile a tu yo
del pasado que aunque ahora no
lo sabe en unos meses más estará
trabajando en ser consciente, en
aceptarse, en hacerse responsable
de si mismo, en afirmarse y
respetarse, en aferrarse a sus
propósitos de vida, planearlos y
trabajar por ellos y buscará
acercarse a una vida con
integridad.”
Mirate a los ojos… dile a tu yo
pasado que
-“Es digno y merecedor. ¡Todo
estará bien!”
Abrazate con cariño y despídete
de la persona que fuiste hace 3.5
meses, míra como has crecido,
alegrate por tu trabajo, por tu
enorme crecimiento, por tu
esfuezo, felicítate.
Lentamente observa a la pluma
blanca elevarse del piso, mientras
se aleja con elegancia a la
distancia.
Enfócate ahora, dirige tus
pensamientos y tu energía,
imagina cual es el regalo que le
quieres dar a tu yo futuro,
preguntate qué es eso que quieres
lograr, cuales son tus propósitos,
qué es eso que necesitas, eso en
lo que aún debes trabajar y
desarrollar para acercate aún más,
a la mejor versión de ti mismo, a tu
yo futuro, y desarrollar tu máximo
potencial.
Mira a la distancia la pluma que se
aleja cada vez más de ti se dirigi
hacia tu yo futuro.
Pregúntate cómo te gustaría que
sea ese encuentro, que noticias
nuevas te gustaría darle y que es
lo que necesitas desarrollar en la
conciencia para alcanzar ese
punto, visualiza tus propositos,
uno a uno, mira aquello en lo que
debes poner atención en este tu
espacio de crecimiento personal y
humano. En tu CDI…
-Respira…
Cuando te sientas listo, abre los
ojos, toma una hoja de papel y
anota tus objetivos personales de
crecimiento, tu regalo para tu yo
futuro cuando se vuelvan a
encontrar, es el compromiso del
trabajo en tus objetivos…
- ¿Qué los participantes anoten
en una hoja los objetivos que
tienen para su crecimiento
personal en el CDI?

Reflexión 10 min Que algunos participantes -Rotafolio


compartan sus objetivos y
compromisos al venir a CDI y
anotar algunas conclusiones en el
rotafolio.

Cierre 2 min Este proceso en el que veniste a


fortalecerte para darte valor a ti
mismo, ¿qué te regala?

LA VIDA CON INTEGRIDAD PERSONAL.

La integridad consiste en la integración de ideales, convicciones, normas, creencias,


por una parte, y por otra la conducta. Cuando nuestra conducta es congruente con
nuestros valores, cuando concuerdan los ideales y la práctica, tenemos integridad.

La mayoría de las cuestiones relativas a la integridad que afrontamos no son grandes


cuestiones, sino menores, pero el peso acumulado de las elecciones tiene una
incidencia en nuestro sentido de la identidad.

Es adecuado pensar o reformular nuestros valores, compromisos y prioridades más


profundos y estar dispuestos si es preciso a desafiar a la autoridad.

También podría gustarte