Está en la página 1de 12

Sistemas de retroalimentación

¿Qué es un sistema?
Un sistema es un conjunto de elementos o componentes que interactúan y son independientes, el conjunto
puede considerarse algo simple y completo.

¿Que es retroalimentación?
La realimentación o también llamada retroalimentaciones un mecanismo encargado de que una cierta cantidad de
proporción de la salida de un sistema se redirige a la entrada con consigna de controlar su comportamiento.

Es el Proceso de compartir, preocupaciones y sugerencias con la otra persona con una intención de mejorar su
funcionamiento individuo.

La retroalimentación es el proceso por el cual un sistema obtiene y procesa información acerca de las funciones
que ejecuta para generar acciones correctivas, preventivas o de optimización.

Mayormente la mayoría de las personas notan a diario la gran presencia (y también la gran ausencia) de procesos
de retroalimentación, al igual en los procesos industriales (automatizados o no), en los negocios, en la
comunicación, en la educación, en la medicina, etc.

La retroalimentación es una herramienta efectiva para aprender como los demás perciben mis acciones, mis
palabras, mis trabajos y hacer conocer a los demás como yo percibo los suyos.

Ejemplos de retroalimentación

El más simple puede darse en la comunicación diaria. Por ejemplo, si un profesor le da ciertas instrucciones a
otros, al final de la clase el profesor pregunta: “¿me entendiste?”, entonces, pueden haber algunas respuestas
como: “si” ó “no”, “¿puedes repetirlo?”. Etc. Entonces el profesor tomará las acciones necesarias para: repetir las
indicaciones, no hacerlo, hacerlo pero antes pedir que preste más atención, etc.

Retroalimentación negativa

Es la más utilizada en sistemas de control ya que como dice su nombre trata de controlar entre dos elementos.

Se dice que un sistema está retroalimentado negativamente cuando tiende a estabilizarse, es decir trata de buscar
el equilibrio, la estabilidad de que permanezca constante las dos variables a interactuarse.

Un mecanismo de interacción entre procesos del sistema climático se llama retroalimentación climática negativa o
Feedback negativo, cuando el resultado de un proceso inicial desencadena cambios en un segundo proceso que, a
su vez, influye en el proceso inicial debilitándolo. Este proceso garantiza la estabilidad del sistema climático pues
se opone al cambio.
Ejemplo: Es cuando sacamos la mano del fuego porque nos estamos quemando, según la retroalimentación
negativa se da esta definición ya que uno al poner la mano al fuego nos damos cuenta (guardamos información en
nuestro cerebro) de que luego de la acción (poner la mano al fuego) hay una reacción (la consecuencia es la
quemadura sufrida) negativa, porque al almacenar este suceso, nos daremos cuenta que será difícilmente que la
vayamos a volver a poner ó que nos suceda.

b.- Retroalimentación positiva:

Que hace justo lo contrario a lo que hace la retroalimentación negativa.

La retroalimentación positiva sucede cuando mantenemos constante la acción y modificamos los objetivos
(desestabilizar una situación), es decir que trata que una situación se mantenga en variación constante en vez de
que la acción se termine como la retroalimentación negativa.

Tomemos el ejemplo de una empresa de producción de calzados, que diseña un programa de trabajo, para
producir 5000 toneladas de sandalias para dama por semana y al cabo de la primera semana se retroinforma a la
gerencia de operaciones que la producción real fue de 5500toneladas.

La gerencia decide entonces modificar su objetivo y lo lleva ahora a 5500 toneladas por semana. Las cosas se
mantienen así por dos meses. Pero en el tercer mes la producción semanal vuelve a subir, esta vez a 5700
toneladas. Nuevamente, la gerencia modifica sus objetivos y fija esta nueva cifra como meta semanal. La conducta
que sigue esa gerencia de operaciones es de apoyar las acciones o las corrientes de entrada del sistema, de modo
de aumentar siempre la producción.

En este ejemplo se aplica una retroalimentación positiva.

En la retroalimentación positiva el control es prácticamente imposible, ya que no disponemos de estándares de


comparación, pues los objetivos fijados al comienzo prácticamente no son tomados en cuenta, debido a su
continua variación. Como la conducta de la variable es errática, es difícil planear las actividades y coordinarlas con
otras.

En estas circunstancias la retroalimentación positiva tiende a eliminar todo esfuerzo de programación y de


planificación.

La retroalimentación positiva ha producido una conducta fluctuante de la variable. En otros casos puede producir
efectos de amplificación que alejan constantemente al sistema de algún punto de equilibrio haciéndolo totalmente
ines
HERRAMIENTAS DE COACHING (I)

FEEDBACK

Zeus y Skiffington (2000) (1), aportan una serie de reflexiones importantes a este tema. En primer lugar
definen feedback como es lo que hacemos cuando damos nuestra opinión o evaluación del comportamiento o
rendimiento de alguien. Es cualquier comunicación que facilita información a otra persona acerca de nuestra
percepción de los mismos y de cómo incide en nosotros su conducta.

La capacidad para facilitar feedback es fundamental para el éxito de cualquier intervención como directivo, y
es una de las funciones más importantes que debe desempeñar el directivo como tutor, o como fuente de
desarrollo de las personas.

Los autores añaden que, quienes destacan por sus logros siempre buscan feedback o formas de analizar sus
éxitos. Incluso un feedback negativo es preferible a la ausencia de feedback. El individuo no tarda en perder
su motivación y entusiasmo si cree que nadie se preocupa de su rendimiento. El feedback es una forma de
reconocimiento que motiva a la gente. Como señaló Hill, el proceso moderno de feedback lo controla más el
empleado que el directivo, haciendo un énfasis especial en el asesoramiento, la autoevaluación y el
autodesarrollo.

El feedback se centra en las competencias clave que requiere un determinado puesto de trabajo y los
resultados que requiere la organización, e identifica los principales impulsores del rendimiento necesarios
para alcanzar el éxito organizativo.

El buen feedback presta su máxima atención a los objetivos y está orientado hacia el futuro.

Los autores describen a continuación los beneficios que comporta un feedback constructivo, entre otros son:

1. Despierta un sentimiento de pertenencia en los individuos.


2. Actúa fortaleciendo la probabilidad de que se perpetúe el comportamiento deseado, sobre todo si se
practica intermitentemente. Si el feedback es negativo puede inducir al individuo a luchar con más fuerza para
mejorar y desarrollar su rendimiento.

3. Potencia los puntos fuertes del individuo y sus contribuciones a la organización.

4. Crea una relación entre el directivo y el empleado generando confianza y una comunicación de doble
sentido entre emisor y receptor.

5. Genera autoestima, confianza y seguridad.

6. Ayuda al colaborador a desaprender hábitos improductivos o ineficaces.

Cómo facilitar feedback

Pueden utilizarse diversos métodos (cara a cara, indirecto, verbal, escrito, solicitado o no solicitado...), sin
embargo el que da mejores resultados es el cara a cara.

En relación con la preparación del feedback, deberíamos tener presente, que al tratarse de un proceso
continuo, ha de comprender distintas etapas de implementación:

Preparar la sesión:

1. Identificar un problema de escasez de rendimiento (¿es habitual, atípico, repentino?) o de rendimiento alto.

2. Comunicar el impacto, en caso de déficit (personal y organizativo), proporcionando datos objetivos.


Equilibrar lo positivo y lo negativo (Técnica del sandwich: Comenzar con algún aspecto positivo, seguir con
temas a cambiar, y finalizar con una actitud de confianza hacia el cambio futuro).

3. Analizar la causa del bajo o alto rendimiento: Técnicas, conocimientos, confianza, proceso, etc.
4. Invitar al empleado a evaluar su propio rendimiento: ¿Es resoluble el problema o cómo se puede potenciar
más el rendimiento?

6. Pedir permiso para proponer otras soluciones.

7. Establecer objetivos y un plan de acción.

8. Seguimiento: Control, evaluación, feedback continuo.

Reacciones negativas al feedback. (2)

El Feedback es una comunicación con un contenido de riesgo que puede suscitar reacciones variadas, como
son las siguientes:

- Aceptación.

- Sorpresa.

- Contrariedad.

- Decepción.

- Confusión.

- Desacuerdo.

- Negación.
Barrera Situación Acción
Negación Aparece cuando el afectado rechaza reconocer como propio lo que el directivo le dice.
Frente a esta reacción es necesario mantener la calma, la paciencia y la firmeza. Para ello:Hablar de
hechos y cifras.Explicar la situación, decir el porqué de la misma y situarla en la política de la
organización.Mantener su capacidad de escuchar y su amabilidad.Repetir su feedback, si es necesario, pues
se trata de que el interlocutor asimile la existencia del problema.
Desacuerdo Reconoce los hechos, pero no está de acuerdo sobre la importancia de los mismos.
Mantener la calma y la paciencia, y dar muestra de pedagogía:Reformular los argumentos del
receptor.Aceptarlos al mismo tiempo que le muestra un aspecto diferente de las cosas.Hacerle asimilar la
importancia del problema.
Confusión El colaborador se agita, presenta signos de ansiedad o de impaciencia. Muestra que la
discusión le pone en un estado emocional difícil. Aceptar y acoger la reacción. Procurar:Señalar lo que
percibe: "tengo la sensación de que le es difícil escuchar lo que le acabo de decir .Permitir a la persona
expresar lo que siente.Ayudarla a expresarse acerca de las razones de lo que piensa.Sugerirle
representaciones o creencias positivas que le permitan vivir de forma diferente la situación.
Contrariedad o decepción El colaborador muestra decepción o incluso ira. Había creído estar haciéndolo bien
y se había esforzado. No se defiende. Está decepcionado consigo mismo. Captar la reacción y prestar
atención a:Señalar lo que percibe: "tengo la impresión de que lo que le digo le contraría .Dejar expresar al
colaborador con relación a lo que siente.Mostrar comprensión respecto a lo que el colaborador
dice.Reconocer su parte de responsabilidad eventual y pedir al empleado, por ejemplo, que vea el feedback,
como una traducción del interés hacia ella y del deseo de ayudarla a progresar.
Sorpresa El colaborador tiene el aspecto de descubrir lo que el directivo le dice y que verdaderamente
no se esperaba. Sensación de "jarro de agua fría . Actuar:Señalar lo percibido: "tengo la impresión de que
lo que le digo le sorprende .Estimular al colaborador a responder.Explicarle su manera de ver las
cosas.Conceder al colaborador un margen para integrar la nueva visión de la situación.
Aceptación El colaborador reconoce y concentra su energía en la mejor manera de integrar el
feedback.Puede ser una etapa posterior a cualquiera de las anteriores reacciones descritas. Podremos
escoger entre diversos cursos de acción:Coaching del colaborador por parte del directivo.El acuerdo para
avanzar.La búsqueda de soluciones: "¿cómo hacer para que ello no se vuelva a producir? .La suspensión de
la discusión con un plazo de reflexión: se fija el momento del nuevo encuentro.
A modo de resumen, según los autores, el proceso de feedback inteligente tendría las siguientes etapas:

1. Observar: Recoger información significativa en relación con las competencias clave del puesto.

2. Preparar: Tener en cuenta los temas tanto de contenido como de forma. Buscar el mejor momento y lugar.

3. Mensajes contenido del feedback: Transmitir de forma objetiva y con datos claros y concretos.

4. Gestionar la reacción de la persona, teniendo en cuenta lo expuesto más arriba.

5. Elaborar un plan de acción:


- A través del Coaching: lo elabora el propio colaborador.
- A través de la búsqueda del Compromiso: la dirección pone plazos, acciones, etc.
- Co-participado: Se elabora de forma conjunta entre la dirección y el colaborador.

El feedback es una potente herramienta de relación interpersonal y de dirección de personas. Su aplicación


estudiada y correcta puede aportar un beneficio extraordinario tanto a las organizaciones como a las personas
implicadas en el proceso. El feedback es un paso necesario hacia el desarrollo y el cambio, tanto de personas
como de organizaciones. Quizás sea el primer paso, y ya sabemos aquello de que un buen primer paso nos
facilita que los siguiente sean mejores todavía.

DEFINICIÓN DE
RETROALIMENTACIÓN
El concepto de retroalimentación no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). Sin
embargo, en la publicación aparece un término que suele emplearse de manera equivalente: realimentación,
que se utiliza para nombrar al regreso de una parte de la salida de un sistema o circuito a su propia entrada.

Retroalimentación
Podemos determinar, además de lo manifestado hasta ahora, que se trata de un término que tiene su origen
en el latín, ya que está conformado por distintos componentes de dicha lengua:
-El prefijo “retro-”, que significa “hacia atrás”.
-El verbo “alere”, que puede traducirse como “consumir” o “nutrir”.
-El componente “-mentum”, que se emplea para indicar “medio” o “resultado”.
-El sufijo “-cion”, que se utiliza para dejar constancia de la existencia de una “acción y efecto”.

La retroalimentación o realimentación supone, por lo tanto, que una proporción de aquello que sale es
redireccionado a la entrada. Esto permite regular el comportamiento y controlar el sistema en cuestión.

Es posible advertir la retroalimentación en la informática, la arquitectura, la ingeniería, la biología y la


economía, entre otros ámbitos. A nivel general, puede decirse que la retroalimentación implica que la señal
que sale regresa a su origen para luego, tras un análisis que permite realizar distintos ajustes, volver a salir.

Puede entenderse a la retroalimentación como un proceso o un mecanismo que contempla el movimiento de


una señal en el interior de un sistema. El regreso de la señal a su entrada se denomina bucle de
retroalimentación.

La retroalimentación también aparece en el proceso de comunicación. En este caso, está formada por las
reacciones inmediatas del receptor frente a un mensaje: estas reacciones llegan al emisor a través de
distintos medios y posibilitan un ajuste en la comunicación.

Podemos tomar un ejemplo de retroalimentación en el marco laboral. El gerente de marketing les informa a
los empleados de su área que tiene una idea para desarrollar una cierta campaña. Tras comunicarles el
proyecto, les pide que lo analicen y que, al día siguiente, le realicen una devolución: es decir, le comenten qué
les parece, qué cambiarían, etc. Una jornada después, de este modo, los empleados brindan sus aportes al
gerente. Así se produce la retroalimentación, ya que el gerente toma estas nuevas ideas y modifica su
proyecto de campaña.

En materia de retroalimentación es importante conocer además una serie de datos o cuestiones relevantes
que dejan constancia de su proceso, de su funcionamiento y de su importancia:
-La persona que lanza un mensaje, lo que se da en llamar emisor, hace utilización de aquella para poder
conocer si sus palabras han tenido efecto, para saber si ha conseguido los fines que se había marcado al
respecto y en base a los resultados seguir por el cauce marcado o directamente cambiar el mismo.
-Por otro lado, el receptor del mensaje hay que saber que gracias a la retroalimentación puede proceder a
influir convenientemente en el emisor al exponer su punto de vista o su opinión acerca de un aspecto en
cuestión.
-De manera indiscutible si se lleva a cabo una correcta utilización y gestión de lo que es la mencionada
retroalimentación se lograrán unos beneficios notables, comunicativamente hablando, tanto para el emisor
como para el receptor.
-También es conocida por el nombre anglosajón de “feedback”

la retroalimentación en sistemas industriales


El termino retroalimentación no está incluido en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), a pesar
de ello es un término que existe y se emplea de manera constante para significar el retorno de un fragmento
de aquello que tiene salida, al punto de entrada.

Retroalimentación en la gestión de empresas


En gestión de empresas, tiene el papel de sistema de control en el desarrollo de las actividades, tareas o
productos, efectuado mediante la inspección y evaluación continua, con el objetivo de mejorar
progresivamente los resultados. La retroalimentación permite la valoración de las fortalezas y el dominio de
las debilidades, mediante la consideración de los puntos positivos y negativos.
El feedback en el contexto empresarial lleva implícito una voluntad de cambio, es decir, hay un propósito de
mejorar una conducta o una pauta organizativa. Pretende ser un instrumento útil en el funcionamiento de la
empresa, por ello, es necesario que sea un proceso permanente y no algo esporádico (efectuar dos reuniones
al año es insuficiente para analizar los resultados). Debe implantarse un sistema riguroso que permita conocer
la opinión del cliente, analizar la información, medir las ventas, entre otras, para decidir de manera oportuna,
manteniendo o mejorando la calidad del producto.

Es probable sugerir la retroalimentación en la economía, la informática, arquitectura, ingeniería y la biología,


incluso en otros ámbitos. A nivel general y expresado sencillamente, la retroalimentación implica que una
señal sale regresa para luego volver a su origen, después de un análisis permite realizar diferentes ajustes,
para volver a salir.

Se define como retroalimentación al método de circulación y registro de elementos o resultados de una


actividad, que son reintroducidos en el mismo sistema posteriormente para así tener un mayor control del
comportamiento, optimizar y corregir los posibles errores.

Es aplicada como tal a cualquier proceso que amerite el empleo de una mecánica semejante para la a
regulación un sistema. En este sentido, también es conocida como realimentación, retroacción o en inglés
feedback.

La retroalimentación puede ser tanto positiva como negativa, según sean las consecuencias dentro del
funcionamiento de este sistema. Cuando es positiva está relacionada a procesos de evolución o cambio, en el
sistema que se inclina hacia un nuevo equilibrio, por el contrario, la retroalimentación negativa facilita el
mantenimiento del equilibrio en el sistema.Retroalimentación

Usos de la retroalimentación
Esta es una herramienta dinámica que resulta muy resulta práctica, ya que, sintetiza la búsqueda de
contenido. Es algo así como un control de entendimiento en una relación. Al haber retroalimentación, se
implica la existencia de una reciprocidad entre los sistemas que se ven involucrados, en pocas palabras, el
sistema es capaz de entender cuál es el procedimiento que realizaran todos los componentes en sí mismo.
Su aplicación se puede encontrar en procesos de ingeniería, química y física, que utilizan mecanismos para
optimizar el trabajo. Su aplicación en aspectos menos técnicos la ha llevado a convertirse en una herramienta
de estudio.

Retroalimentación en comunicación
En el campo de la comunicación, proyecta toda la información apreciable que un receptor puede devolver a su
emisor, con la finalidad de trasmitir al mismo que cumplió la intención comunicativa, asimismo influir en el
comportamiento comunicativo subsiguiente del emisor del mensaje.
Haciendo de esta manera un del proceso comunicativo un esquema bidireccional entre emisor y receptor,
permitiendo que el emisor adapte, reconfigure o cambie su mensaje según la respuesta que vaya obteniendo
de su interlocutor.
En líneas generales, la retroalimentación es fundamental para cualquier proceso donde se involucre la
comunicación.
La retroalimentación de información, se utiliza para trasladar conocimientos entre determinados puntos de una
relación. Por ejemplo El ámbito de la publicidad actualmente se sirve de la realimentación pues la empresa
lanza una campaña de promoción de sus producto a los clientes, para medir la respuesta del público
consumidor realizan una investigación en las redes sociales, de esta manera comprobar el efecto que la
misma causo, si gusto o no a quienes la vieron, generándose en ese momento una matriz de información
producto de la retroalimentación forjada entre el público y las redes sociales también entre la empresa y las
redes sociales.

Retroalimentación en educación
En el plano educativo, la retroalimentación es un sistema imprescindible, mediante el cual se optimiza
significativamente el proceso enseñanza – aprendizaje, el cual requiere un compromiso reciproco entre el
docente y el alumno.
El alumno, por un lado, recibe la información relacionado al conocimiento impartido, es evaluado y se le da
nuevamente información acerca de sus errores, para que sean corregidos y de sus aciertos para que sean
reforzados, por su parte el profesor, obtiene también de este feedback, información relevante sobre los
elementos donde debe dirigir mayor atención en el aula.
De tal modo que la retroalimentación debe tener la habilidad de influir positivamente en el proceso de
aprendizaje, como para ofrecerle al alumnado las herramientas necesarias, que le van a permitir
desenvolverse con autonomía y alcanzar conocimiento sobre el proceso de aprendizaje.

También podría gustarte