Está en la página 1de 4

Dos Cal endarios Agrícol as M a ur ic io B ubis <*>

1 c a le n d a rio , que o rd en a n u e stra v id a d ia ria estab lecie n d o c ic lo s de


a c tiv id a d , se b asa en la periodicidad. L o s fenó m eno s que m e jo r re s­
p o n d en a la m ism a so n , com o es sa b id o , lo s a stro n ó m ico s de ab so lu ta
re g u la rid a d . S in em barg o , som os testig o s de o tro s h ech o s a sim ism o
p e rió d ic o s, que aun no sie n d o tan p re c iso s, p o d ría n tam b ié n s e r v ir
p a ra e l m ism o efecto . E n tre e llo s , se cu en tan lo s c ic lo s a g ríc o la s. E n
e l p re se n te a rtíc u lo hacem o s re fe re n c ia a dos c a le n d a rio s e sp e cia le s
q u e, a p e sa r de que su v ig e n cia está d ista n c ia d a en e l tiem p o y en e l
e sp a cio , tie n e n en co m ú n su re la c ió n co n la a g ric u ltu ra .

Para la mayoría de la gente, el ca­ En este proceso se ayudó sobre todo La repetición de los ciclos agrí­
lendario es un registro que contiene con la aparición y ocultación de los colas es sin duda, después de los ci­
la división del tiempo en días, sema­ astros, Sol, Luna y estrellas. El paso clos astronómicos, el mejor indica­
nas, meses y años. Sin embargo y des­ primero fue apreciar la sucesión de dor para basar sobre el mismo un
de puntos de vista diferentes, se in­ los días con las noches, períodos calendario. A continuación nos re­
tentaron otras definiciones, como por condicionados a la presencia o au­ feriremos a dos calendarios de este
ejemplo la del sociólogo E. Durkheim sencia del Sol sobre el horizonte. Se­ tipo que se aplicaron en áreas muy
que decía que el calendario expresa guidamente advirtió la repetición distantes en el tiempo y en el espa­
el ritmo de las actividades colectivas, de otros períodos más largos, los cio: el calendario Republicano de la
teniendo como función el asegurar meses, determinados por el ciclo del Revolución Francesa, y el calenda­
su regularidad. movimiento de la Luna, y de las se­ rio de Gezer en el reino de Salomón.
Este nombre deriva de la palabra manas dentro de ese ciclo, por las
latina calendarium con la que se de­ fases de la misma. La sucesión de El Calendario Republicano de la
signaba en la Roma antigua la libreta los años fue más difícil de captar por Revolución Francesa
de anotaciones del que prestaba di­ ser el año un período relativamen­
nero a interés, suma que debía ser te largo; contribuyó en este caso el La Revolución Francesa que pro­
abonada al comienzo de los meses en ciclo de los fenómenos climáticos y dujo la caída del rey Luis XVI, que­
el día llamado de las calendas. la periodicidad en los cultivos. da asociada “g eneralmente a la épo­
Es probable que la periodicidad La rotación de la Tierra alrede­ ca del terror que segó la vida de no
de los fenómenos naturales (frío, ca­ dor de su eje, la de la Luna alrede­ pocos políticos, científicos, aristócra­
lor, épocas lluviosas o secas, etc.) dor de la Tierra, y la de la Tierra tas y simples ciudadanos, aquellos
unida a los ciclos de crecimiento y co­ alrededor del Sol, determinan la que aparecían como opuestos a los
secha de los cultivos, cría de ganado, división del tiempo en días, meses principios de la Revolución y al par­
etc., llevaron al hombre desde los al­ y años, respectivamente y constitu­ tido que en ése momento detentaba
bores de la civilización a la necesidad yen en los dos últimos casos la base el poder. Sin embargo, no puede
de hacer registros que sirvieran para de los tres tipos de calendarios más negarse que sus dirigentes si bien no
acondicionar sus actividades en el difundidos: el calendario lunar, el dieron descanso a la guillotina, se
futuro, quedando en esos registros calendario solar y el calendario luni- ocuparon también de introducir in­
documentada la división del tiempo. solar. novaciones sustanciales en muchos
„MUSEO, vol. 3, N° 16 - 67
año con claridad a través de signos
visibles tomados de la agricultura o
de la economía rural. Es necesario,
decía, introducir en la conciencia del
pueblo nociones rurales elementales,
mostrar la riqueza natural del país,
hacerle amar la campiña y enseñarle
en forma metódica el orden de las
influencias del cielo en las produc­
ciones de la tierra. Con la Repúbli­
ca, sostenía, llegó el día en el cual un
labrador será más estimado que to­
dos los reyes de la Tierra y la agricul­
tura será considerada como la tarea
primordial de la vida civil.
Indicamos a continuación los
nombres asignados a los meses en
este calendario: El primer mes era el
Vendimiario (de las vendimias), y se­
guían Brumario (de las brumas),
Excavaciones en Gezer, Israel.
Frimario (de las escarchas), Nivoso
(de las nieves), Pluvioso (de las llu­
aspectos de la vida diaria de los fran­ epagómenos, dedicados a festiva­ vias), Ventoso (de los vientos),
ceses. Donde era posible se acentua­ les y vacaciones y que no pertene­ Germinal (de las semillas), Floreal
ba el derecho natural por encima de cían a ningún mes en especial (en (de las flores), Pradial (de los pra­
los privilegios en boga para un cír­ un año bisiesto se agregaba un día dos), Mesidor (de las cosechas),
culo reducido de personas. Una de festivo adicional). El período de los Termidor (del calor) y Fructidor (de
las innovaciones descollantes que cuatro años entre dos bisiestos se de­ los frutos). Como es fácil advertir la
destacaba el vínculo del hombre con nominaba f ranciada. Entre las inno­ actividad agrícola es la que impone
la naturaleza, fue la puesta en vigen­ vaciones de este calendario debe­ los nombres señalados, ya sea direc­
cia de un nuevo calendario, proceso mos citar: tamente (la siembra, la vendimia, la
cuya instrumentación la Convención a) el abandono de la división del cosecha) o indirectamente señalando
Nacional encargó al presidente del mes en semanas y su reemplazo por los fenóm enos naturales que
Comité de Instrucción Pública, Ch. tres períodos de 10 días, siendo fe­ influencian en los cultivos (lluvias,
G. Romme. Este funcionario confió riado el último día de cada uno de nieve, calor, etc.). Sin embargo, como
el estudio técnico de la empresa a los mismos. A su vez, el día se divi­ se dijo, por su estructura (12 meses),
un grupo de matemáticos, entre ellos día en diez partes que denomina­ duración del año (365 ó 366 días si
a Monge y Lagrange. El 5 de octu­ ron horas; se designaba minuto deci­ era bisiesto), tenía elementos comu­
bre de 1793 entró en vigencia este mal la centésima parte de la hora y nes con el calendario Gregoriano.
calendario con la aclaración de que segundo decimal la centésima parte Podemos afirmar que los revolu­
la Nueva Era había comenzado el 22 del minuto. Esta nueva estructu­ cionarios tuvieron dos razones fun­
de septiembre de 1792, día de la pro­ ración del año tendía a aplicar a la damentales para poner en vigencia
clamación de la República. En ese día medición del tiempo la nueva ten­ este calendario: una razón ideológi­
el Sol pasa por el equinoccio de oto­ dencia que imponía el uso del sis­ ca y una razón práctica. El motivo
ño, hecho simbólico que destacaba tema decimal, ya en vigencia en esa ideológico fue como vimos, recalcar
que un importante fenómeno celes­ época en la consideración de otras el vínculo del hombre con la natura­
te coincidía con un importante he­ magnitudes físicas como las longi­ leza y su dependencia de la misma, y
cho histórico: el nacimiento de la Re­ tudes, superficies, pesos, etcétera. el motivo práctico, el deseo de esta­
pública. Según este calendario, el b) la nueva denominación de los blecer una separación con todo lo
año empezaba en septiembre en el meses, tarea que se confió a Fabre que representaba el viejo régimen
día del equinoccio de otoño y cons­ d’Eglantine, quien pensaba que se monárquico.
taba al igual que el Gregoriano de debe promover a través del calen­ Este calendario no tuvo larga vida
12 meses pero de igual duración, 30 dario el conocimiento del ciclo ya que el 2 de septiembre de 1805,
días, más cinco días conocidos como agrícola marcando las épocas del luego de una vigencia de doce años
6 8 -MUSEO, vol. 3,N° 16
aproximadamente, fue abolido como truida por Shishak, rey de Egipto, real (sus dos meses son de plantado
consecuencia del ocaso de la Repú­ durante su campaña militar en la tardío);
blica y el surgimiento del Imperio, así región. 3, su mes es de recolección de lino;
como por los problemas que traía su La pequeña laja de la inscrip­ 4, su mes es de cosecha de cebada;
uso para Francia en el orden interna­ ción tiene unos 13 cm de alto por 5, su mes es de cosecha (de tri­
cional. unos 8 cm de ancho y 1,5 cm de go) y festividad;
espesor, y en ella figuran siete lí­ 6, sus dos meses en la labor de
El Calendario agrícola de Gezer neas de escritura y unas letras más los viñedos;
abajo. Pareciera haber tenido una 7, su mes de frutos de verano.
En 1908 durante la temporada de perforación de forma rectangular Las letras aisladas en su extremi­
excavaciones en Gezer, Israel, el en el extremo inferior, faltando ac­ dad izquierda son probablemente
arqueólogo irlandés R. S. Macalister, tualmente una parte. Las opiniones parte del nombre del que grabó la
halló dentro del material excavado en se han dividido en cuanto a la épo­ inscripción: ab[ihu].
el lugar una pequeña fracción de laja ca de la inscripción, predominan­ La lista que antecede no parece
de piedra caliza con una inscripción do la de W. F. Albright, que por estar destinada a enumerar los dis­
en hebreo antiguo que daba cuenta comparación con inscripciones fe­ tintos meses sino a hacer referencia
de trabajos agrícolas que se realiza­ nicias estudiadas desde el punto de a los trabajos agrícolas que se ejecu­
ban durante las lunaciones sucesivas. vista ortográfico y paleogràfico, la tan en cada período. Además, como
Gezer es una población ubicada en ubica en el siglo décimo a.C. Esto puntualiza H. Torczyner, filólogo es­
la zona llana de Israel, dentro del te­ concordaría muy bien con las fuen­ pecializado en los idiomas semíticos,
rritorio que fue de la tribu de Efraím, tes históricas siendo tal vez posiblelos meses de la inscripción no nece­
al oeste de Jerusalem. Fue fortificada precisar aún más la fecha de la ins­ sariamente debían coincidir con la
durante el reinado de Salomón, en el cripción ubicándola en el lapso 950 iniciación y terminación del mes lu­
año 950 a.C. aproximadamente, des­ a 918 a.C., de acuerdo con lo dicho nar, sino que también podría ser que
empeñando el papel de un centro más arriba. se extendieran desde mediados de un
provincial administrativo. Varias dé­ Veamos ahora el texto de la ins­ mes hasta mediados del siguiente.
cadas después, en el año 918, fue des­ cripción. Para ello seguiremos el es­ Se han barajado varias hipótesis
tudio y posterior en cuanto al propósito de la inscrip­
análisis de Albright,ción de Gezer.
con quien como se a) Puede haber sido un tipo de
ha dicho concuerda calendario confeccionado sobre la
la mayoría de los ar­base de una lista mnemotécnica de
queólogos y estudio­ las operaciones agrícolas de la re­
sos de las lenguas gión, enumeradas cronológicamente
orientales antiguas. con un propósito fiscal: el cobro de
Se pueden diferen­ impuestos a los propietarios rurales
ciar en la inscripciónsobre los productos obtenidos. De
distintos períodos, acuerdo con la Biblia, Reyes I, 5, 7-
algunos de dos me­ 8, durante el reino de Salomón los
ses cada uno y otros impuestos tenían dos destinos: ser­
de sólo un mes. El vían para cubrir mensualmente los
uso de las expresio­ gastos del rey y su corte, y por otra
parte para el mantenimiento del
nes su mes o sus meses
con referencia al pe­ amplio plantel equino al servicio del
ríodo en que alguien Estado y su defensa.
trabaja en una tarea es­ b) Algunos investigadores esti­
pecífica es idiomàticaman también que pudo haberse tra­
en hebreo. tado de una placa, en su origen más
amplia, que contenía bendiciones
1, Sus dos meses destinadas a proteger las actividades
son de cosecha (de agrícolas mencionadas.
aceitunas); sus dos c) Por comparación con descubri­
Laja de piedra caliza, con inscripciones meses son de mientos arqueológicos similares en
en hebreo antiguo. 2, siembra de ce­ Egipto y Mesopotamia, puede tam-
MUSEO, vol. 3, N° 16 - 69
bién haberse tratado de un ejercicio ron en uso y que hoy siguen utili­
escolar. En ese sentido corresponde zándose en la generalidad de los
señalar que en ambas caras de la pla­ países se basan en observaciones
ca aludida se advierten señales de astronómicas: el hombre los ha con­
raspado, cosa que es fácil de efectuar feccionado mirando el cielo y los * Ingeniero Civil. Doctor en Filosofía,
dada la textura blanda de la piedra astros, que en un principio venera­ orientación Historia.
caliza, que hubiera permitido usos ba. Pero la referencia a los calenda­
sucesivos de un texto anterior como rios que hemos llamado agrícolas,
si se tratara de un palimpsesto. Asi­ enseña que también puede regis­ Nota
mismo se ha sugerido que la presun­ trarse el tiempo mirando hacia aba­ Este trabajo es una versión reducida del
original, que se encuentra en la
ta perforación en la parte inferior, de jo, hacia el suelo, del cual procura­ Secretaría de la Fundación,
la que hemos dado cuenta más arri­ mos nuestro sustento. a disposición de quien lo solicite.
ba, puede haber servido para inser­
tar el pulgar mientras que el graba­
dor sostenía la placa. Torczyner des­
taca que el tamaño de la lajita y su
forma se adaptarían muy bien a la Lecturas sugeridas
mano de un joven estudiante.
d) Hay también quienes suponen Albright, W.F. 1943. The Gezer Calendar, BASOR 92, pags. 16-26.
British Encyclopaedia: Calendar.
que se podría tratar de la letra de una Grand Dictionnaire Encyclopedique Larousse.
canción popular que enumera los La Grande Encyclopedic. H. Lamirault.(edit.).
meses del año siguiendo las distintas Rahtjen, B. D. 1961. A Note concerning the form of the Gezer Tablet, P.E.Q., 93, p.72.
temporadas agrícolas. Talmon, S. The Gezer Calendar, J.A.O.S.83.
Del recorrido que hemos hecho Young, 1.1992. The style of the Gezer Calendar and some Archaic Biblical Hebrew
en este tema de los calendarios, sur­ Passages, Vetus Testamentum, XLII, 3.
ge que la mayoría de los que estuvie­

MADERAS
Puertas • Ventanas - Terciados - Aglomerados - Escaleras
Membranas • Revestimientos de Pared - Muebles para Cocina
Molduras - Mesas - Sillas - Sillones - Camas - Placares
iChapas Galvanizadas y de Color
Pisos
Tarugados y
Flotantes

ARTOLA 19 y 516 Ringuelet


M A D E R A S
E-mail: fcartola@netverk.com.ar
PEDIDOS Tel.471 -2592 484-2521/ Fax.471-2601

70- M U S E O , vol. 3, N ° 16

Intereses relacionados