Está en la página 1de 2

La historia de la alta costura

La mayoría supondría que la alta costura se originó en Francia. Tiene el nombre de "alta
costura", que se traduce directamente como "alta costura". Las colecciones siempre se
muestran en París, y The Chambre Syndicale de la Haute Couture impone un conjunto de
reglas estrictas. Sin embargo, todo un concepto fue introducido por un inglés. Nacido en 1826,
este hombre, Charles Frederick Worth, convirtió la tradición femenina de la confección en la
industria dominada por los hombres que es hoy en día. A mediados del siglo XIX, cuando
Worth comenzó a coser, la moda estaba dominada por modistas individuales que siempre eran
mujeres. Estas mujeres crearían atuendos según lo que exigieran sus clientes ricos. En esta
etapa, Worth trabajaba en una tienda de textiles y, aunque se encontraba con la oposición ya
que se trataba de un entorno dirigido por mujeres, convenció a sus empleadores de que él
también podía coser prendas. Luego diseñó un vestido para Madame Metternich, una princesa
y esposa austriaca del Embajador en París, que usó para un baile donde estaba presente la
emperatriz Eugenia, a quien también le encantó el diseño. Poco después, se estableció la Casa
del Valor y Charles fue el primero en poner su nombre en una etiqueta dentro de una prenda,
al igual que el concepto de "diseñador de moda". Si bien creó diseños únicos para complacer a
algunos de sus clientes ricos o titulados, es más conocido por preparar un portafolio de
diseños que se modelaron en la Casa del Valor. Los clientes seleccionarían un diseño junto con
su tejido y color especificados, y una prenda duplicada fue hecha a medida en el taller. Vale la
pena combinar la confección individual con una estandarización más característica de la
industria de la confección, que también se estaba desarrollando durante este período, y sus
protegidas incluían a las leyendas de la moda Coco Chanel, Cristóbal Balenciaga y Christian
Dior.

Línea de tiempo:

1858: el modisto inglés Charles Frederick Worth, acuñó el término "diseñador de moda" en
lugar de "sastre" o "modista" por primera vez, y estableció la primera casa de alta costura en
París, vendiendo moda de lujo a las mujeres de élite de la cumbre.

1868: Para establecer las especificaciones para determinar qué constituía una "casa de la alta
costura", Le Chambre Syndicale de la Haute Couture se estableció como la primera
organización de la entrada de la industria, y estableció un conjunto de directrices. Los
diseñadores debían asegurarse de que la ropa fuera hecha a medida para adaptarse al usuario
y con un diseño exclusivo para cada cliente. También se esperaba que estuvieran hechos de
telas y materiales de la más alta calidad y hechos a mano por expertos artesanos
especializados en un área en particular.

1921: La prensa francesa creó PAIS, que es la abreviatura de L’Association de Protection des
Industries Artistiques Saisonnieres. Esto se puso en marcha para proteger los diseños de alta
costura de ser copiados. Para garantizar los derechos de autor de los diseñadores, sus
creaciones se fotografiaron en un modelo o maniquí desde la parte frontal, posterior y lateral
como evidencia.

1945: Le Chambre Syndicale de la Haute Couture estableció reglas más estrictas, que aún se
aplican hoy en día, para determinar si una etiqueta de alta costura podría considerarse como
tal o no. Cada maison tenía que asegurarse de seguir criterios más estrictos que antes. Esto
incluía el número de personal y el tamaño de la colección. Cada taller debe tener al menos 15
empleados de tiempo completo y se requiere presentar una colección de al menos 35 piezas a
la prensa parisina dos veces al año, que abarque tanto el día como la noche formal.
1947: la industria de la moda de Francia fue revivida con éxito de la austeridad en tiempos de
guerra con la colección "New Look" de Christian Dior. Apodada Corolle, después del término
botánico para los frágiles pétalos en el centro de una flor, la colección presentó un glamour
recién descubierto en forma de cinturas apretadas, enaguas rígidas y faldas ondulantes.

1966: la primera boutique de alta costura fue creada por el pionero Yves Saint Laurent cuando
lanzó Saint Laurent Rive Gauche. Otras marcas, como Pierre Cardin, Andre Courreges, Ted
Lapidus y Emanuel Ungaro, pronto siguieron.

1970: El número de casas de alta costura se redujo a solo 19. Muchos diseñadores atribuyeron
la culpa a las estrictas reglas de Le Chambre Syndicale de La Haute Couture, pero otros
factores importantes incluyen el crecimiento de formas más baratas y producidas en masa con
materiales sintéticos y una recesión generalizada. Thierry Mugler y Christian Lacroix dejaron el
Chambre en este momento.

Década de 1980: el auge de las fortunas petroleras de Oriente Medio y las economías
occidentales estimularon más demanda de alta costura.

Actualmente existen 10 marcas de alta costura, certificadas por la cámara sindical de alta
costura. Me encantaría poder poner las manos en alguno de esos vestidos, lamentablemente
soy una chica de pueblo, pero una chica puede soñar.

Espero les haya gustado aprender un poco de historia,