Está en la página 1de 2

NOMBRE: DANIELA ANDREA REYES TOALA

CURVA DE AUMENTO DE PESO EN EL EMBARAZO


El aumento de peso
durante el embarazo
es natural y necesario
para que el feto se
desarrolle
normalmente y la
madre pueda
mantener su salud. El
aumento de peso es
un importante
indicador del
crecimiento del feto,
así como de todos los
cambios fisiológicos
que el cuerpo de la
mujer experimenta,
para sustentar el
desarrollo y crecimiento fetal.
Iniciar el embarazo con un peso saludable y subir la cantidad de peso adecuada o
recomendada, normalmente se traduce en un menor riesgo de complicaciones
para la madre y su bebé.
Las mujeres con sobrepeso y obesas tienen un mayor riesgo de presentar varias
complicaciones durante el embarazo, tales como, diabetes gestacional, presión
arterial alta, preeclampsia, parto prematuro y parto por cesárea. Además, los
bebes de madres con sobrepeso y obesas tienen mayor probabilidad de padecer
ciertos problemas, como defectos congénitos, macrosomía con posible lesión al
nacer y obesidad infantil. Mientras que las mujeres con bajo peso tienen mayor
probabilidad de tener un bebé muy pequeño, respecto al que tienen las mujeres
con peso normal.
NOMBRE: DANIELA ANDREA REYES TOALA

Además tener peso insuficiente o sobrepeso podría afectar las posibilidades de


quedar embarazada, ya que puede alterar las hormonas sexuales, el ciclo
menstrual, la ovulación y hasta puede afectar el recubrimiento del útero .
Por otro lado, la ganancia de peso inadecuada durante el embarazo tiene un
impacto sobre la salud de la madre y del bebé. Las mujeres que ganan muy poco
peso tienen mayor probabilidad de tener un bebé con bajo peso al nacer (< 2,5 kg)
o mayor riesgo de parto prematuro (parto antes de las 37 semanas). Mientras
que las mujeres que ganan mucho peso tienen mayor probabilidad de tener un
bebé grande (≥ 4 kg), lo que aumenta el riesgo de parto asistido (cesárea, fórceps)
y lesiones del hombro de recién nacido en el momento del parto. Además las
mujeres que ganan mucho peso presentan mayor riesgo de hipertensión con
complicaciones en el embarazo (preeclampsia), diabetes gestacional y dificultad
para perder peso después del parto, lo cual puede aumentar su riesgo de
desarrollar diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer a
futuro. También aumentar de peso más de lo recomendado puede contribuir a
causar problemas de lactancia. El peso de más también puede retrasar la bajada
de la leche. En la tabla 1 se indican los riesgos y consecuencias para la salud
asociados con un bajo y alto peso al nacer, respecto a los con un peso normal.