Está en la página 1de 7

Sociología

La sociología, como campo definido del conocimiento, recién aparece al promediar el siglo XIX.
El punto de ruptura de esa tradición, que permitirá progresivamente la constitución autónoma de
las hoy llamadas ciencias sociales, se halla en el Renacimiento. El precursor fue Tomas
Maquiavelo.
Lo que podríamos llamar ciencia política (Siglo XVI y XVII) es teoría del gobierno y de las
relaciones entre el gobierno y la sociedad. Es el primer campo secularizado del saber que habrá
de irse constituyendo dentro del orden más vasto de las ciencias sociales. Las ciencias políticas
aparecen gracias a el surgimiento de los Estados centralizados ponía en el centro del debate el
tema de la organización de poder que, bajo el modo de producción capitalista ponía en el
centro del debate el tema de la organización capitalista entonces en expansión, que no podía
ser pensado sino como un contrato voluntario entre sujetos jurídicamente iguales. Lo social y lo
político comienza a ser pensado como un proceso de construcción colectiva en el que el
hombre precede a la sociedad, la crea y la organiza. Nace la idea del “contrato social”, de la
soberanía popular y de las formas de representación de esa soberanía.
Con el advenimiento del mercantilismo aparecen las ciencias económicas (Siglo XVIII). Se van a
centrar en los problemas de la producción. Empieza la revolución industrial.
Las etapas de fundación de la política y la economía siguen los ritmos del desarrollo de la
sociedad.

EL ORIGEN DE LA SOCIOLOGIA
La sociología aparece en el siglo XIX, en ese sentido se puede decir que aparece ligada a una
situación de crisis. Pero la respuesta que a ella propondrá, desde sus fundadores en adelante, es
conservadora o tratara de promover reformas tendientes a garantizar el mejor funcionamiento
del orden establecido.
La sociología nace cuando el nuevo orden ha empezado a madurar, cuando se han
generalizado ya las relaciones de mercado y el liberalismo representativo, y en el interior de la
nueva sociedad aparecen nuevos conflictos, producto del industrialismo. La Revolución Industrial
genera una crisis social y política. Aparece el proletariado. Para dar respuesta a estos problemas,
en el plano de la teoría y de la práctica social, aparecerán dos vertientes antitéticas: socialismo
o sociología crítica, y la sociología clásica.
El orden estamental precapitalismo aseguraba una unificación entre lo social y lo político-jurídico.
El capitalismo disolvería esta identidad entre lo público y lo privado y con ello la idea de la
armonía de un orden integrado. La sociología arrancara de este dato para intentar reconstruir las
bases del orden social perdido.
Nace íntimamente ligada con los objetivos de la estabilidad social de las clases dominantes. Su
función es dar respuestas conservadoras a las crisis planteadas en el siglo XIX.
En el siglo XX aparece la psicología que se encargara en indagar las causas profundas de la
conducta humana.
La ciencia social se debe constituir positivamente.
Aparece la sociología clasica: La sociedad va a ser comparable al modelo del organismo. Para
su estudio habrá que distinguir un análisis de sus partes (anatomía) y otra de su funcionamiento
(fisiología). Se van a estudiar las posibilidades de instrumentar “preceptos aplicables” para la
corrección de las enfermedades del organismo social.
La sociología clásica se preocupar por el orden y mantener la armonía de un equilibrio. Busca
conocer lo social como si fuera un organismo y tiende a naturalizar. Lo social se explica por su
propia dinámica, está separado de la economía política. Para que la sociedad cambie se debe
dar mediante una evolución, el proceso de cambio debe de estar incluido dentro del orden.
El positivismo es también una reacción contra el negativismo de la filosofía racionalista del
Iluminismo, contemporánea de la Revolución Francesa.
La tradición revolucionaria del Iluminismo operaba a través del contraste entre la realidad social
tal cual era y una Razón que trascendía el orden existente y permitía marcar la miseria, la
injusticia y el despotismo. Como critica de la realidad, era considerada una “filosofía negativa”.
Según los positivistas, la realidad no debía subordinarse a ninguna Razón trascendental. Los
hechos, la experiencia, el reconocimiento de lo dado, predominaban sobre todo intento crítico,
negador de lo real. Esto estimula el avance de pensamiento científico pero tiende a naturalizar
las cosas.
La sociología crítica se preocupa por el conflicto, por el cambio. Es profundamente historicista.
Pone énfasis en la dominación y en que los fenómenos económicos explican lo social. Para que
la sociedad cambie debe de haber una revolución.

LOS PADRES FUNDADORES


La sociología se estructura a partir de una doble discusión. Si en su madurez el adversario es el
marxismo, en su niñez busca saldar cuentas con el Iluminismo. Los pensadores racionalistas del
siglo XVIII aparecen como un antecedente de la sociología, porque son los primeros que abren
un campo de investigación más o menos sistemático: el que lleva a descubrir leyes del desarrollo
social.
A Montesquieu se lo señala como teórico de la ciencia política pero Durkheim lo menciona
como un precursor de la sociología. Para Montesquieu las instituciones políticas dependen del
tipo de Estado y este, a su vez, del tipo de sociedad. Montesquieu piensa que es posible construir
una tipología de sociedades, basada en la experiencia histórica, y ordenada en una sucesión
temporal de progresiva complejidad. Este desarrollo creciente de las estructuras económicas y
sociales provoca modificaciones en el Estado. Lo que cambia son las formas de solidaridad entre
los individuos, desde las formas más simples hasta la compleja división del trabajo. Esto será
retomado por Durkheim.
Los principios del Iluminismo encontraran su encarnación política en la Revolución Francesa de
1789. La crisis de las monarquías y el desarrollo del capitalismo industrial no provoco un ingreso al
reino del equilibro, sino todo lo contrario. Surge así la reacción anti iluminista, con una nostalgia
por el orden perdido y una filosofía de restauración.
Este pensamiento reaccionario es otro de los eslabones importantes en el proceso de
constitución de la sociología. Detrás de él se mueve explícitamente una reivindicación del orden
medieval, de su unidad, de su armonía.
Se considera Comte como el fundador de la sociología. Llamo a su disciplina como “física social”
(naturalizar los fenómenos sociales).
Saint-Simón sostenía que la política debía convertirse en “física social”, cuya finalidad era
descubrir las leyes naturales de la evolución de la sociedad. Esta “física social” haría ascender al
estudio de la sociedad a la tercera etapa por la que tienen que pasar todas las disciplinas: la
positiva, culminación de los dos momentos anterior del espíritu humano, el teológico y el
metafísico.
En Saint-Simón se fusionan elementos progresivos y conservadores. Por un lado, admiraba el
orden social integrado del medio evo, pero por el otro ha quedado eh la historia del
pensamiento como un teórico del industrialismo y como un profeta de la sociedad tecnocrática,
en donde la ciencia ocupara el lugar de la religión, los técnicos el de los sacerdotes y los
industriales el de los nobles feudales.
Saint-Simón señala que la finalidad de la economía política es estudiar la actividad económica
desde el punto de vista de sus consecuencias sobre el bienestar de los hombres. Esto lo
ensancharan los santsimonianos que escribirán no para los industriales, sino para los intelectuales
y el pueblo. Aparecen en sus textos las ideas de lucha de clases o criticas violentas a la
propiedad privada y a la nueva explotación capitalista. En su sistema de pensamiento,
economía, sociedad y política aparecen íntimamente relacionadas en una visión crítica y
totalizadora. Van a formar parte del socialismo utópico.
El punto de partida metodológico de la sociología clásica será el postulado de la independencia
de los problemas sociales con respecto a los económicos.
La autonomía de la sociología será finalmente fundada por Comte. El objetivo de sus trabajaos
es contribuir a poner orden en una situación social que definía como anárquica y caótica,
mediante la construcción de una ciencia que, en manos de los gobernantes, pudiera reconstruir
la unidad del cuerpo social.
Comte incorpora a su discurso la idea de la evolución y de progreso, pero, los cambios debían
estar contenidos en el orden. La sociedad debía de ser considerada como un organismo y
estudiada en dos dimensiones, la de la Estática Social (análisis de sus condiciones de existencia;
de su orden) y la de la Dinámica Social (análisis de su movimiento; de su progreso), ambos se
relacionan estrechamente. El primero es posible sobre la base del consenso, que asegura la
solidaridad de los elementos del sistema. El segundo, a su vez, debe ser conducido de tal manera
que asegure el mantenimiento de la solidaridad, pues de otro modo la sociedad se
desintegraría.
La idea de evolución es la del desarrollo sucesivo de un principio espiritual de acuerdo con el
cual la humanidad pasaría por tres etapas, la teológica, la metafísica, y la positiva. Según Comte
la etapa positiva marcaria la llegada al estado definitivo de la inteligencia humana y colocaría,
en una nueva categorización jerárquica de las ciencias, a la sociología en la cima de ellas.
Tal conocimiento permitiría a los gobernantes acelerar el progreso de la humanidad dentro del
orden. La nueva política positiva solo podría ser aplicada por una elite autoritaria.
Para Spencer no existían diferencias metodológicas en el estudio de la naturaleza y de la
sociedad. El principio que unificaba ambos campos era el de la evolución; las leyes de la misma
eran universalmente válidas. La teoría de Spencer no hace más que consagrar triunfalmente el
predominio del capitalismo libreempresista y la influencia imperialista británica. Partidario
extremo del laissez faire propugna la desaparición de toda intervención estatal.
La sociología tarda en aparecer en Alemania. La posibilidad de constituir un campo de
conocimiento autónomo para los hechos sociales fue primero rechazada a partir de la
consideración de que los problemas sociales no eran otra cosa que problemas políticos del
Estado, integrables en la ciencia jurídica. Esta tradición que duro varios años fue reemplazada
por otra, basada en argumentos de tipo epistemológico.
La orientación dominante de origen neokantiano, rechaza la posibilidad de aplicar métodos
analíticos al mundo del hombre. Los hechos históricos son únicos e irrepetibles; es inútil buscar en
ellos regularidades o invariantes para determinar leyes, tal como lo hacen las ciencias naturales. .
Se podría decir que los representantes de la sociología clásica son: Saint-Simón, Comte, Spencer,
Tönnies.

DURKHEIM: es uno de los padres de la sociología. Es positivista y viene de la rama de la sociología


clásica, preocupado por mantener el orden. El método sociológico considera los hechos sociales
como cosas cuya naturaleza, por dócil y maleable que sea, no es modificable a voluntad.
Hecho social: Toda manera de hacer, fija o no, susceptible de ejercer sobre el individuo una
coacción exterior, o también, que es general dentro de la extensión de una sociedad dada a la
vez que tiene una existencia propia, independiente de sus manifestaciones individuales.
Características del hecho social:

o Exterioridad (por lo tanto es anterior)


o Objetividad (Carácter obligante que lo transforma en un hecho colectivo)
o Coección

Los fenómenos sociales son externos respecto del individuo. Residen en la sociedad misma, que
los produce, y no en sus conciencias individuales. La conciencia colectiva tiene otra naturaleza
que la conciencia individual, son representación de otra clase, por lo tanto, los hechos psíquicos
(hechos individuales) no le conciernen a la sociología.
Conciencia colectiva: se refiere a las creencias compartidas y a las actitudes morales que
funcionan como una fuerza unificadora dentro de la sociedad. Esta fuerza se encuentra
separada y es, generalmente, dominante en comparación con la conciencia individual.
Para que haya un hecho social es necesario que al menos varios individuos hayan mezclado sus
acciones y que esto haya producido algo nuevo. Como esta síntesis tiene lugar fuera de cada
uno de nosotros (hay una pluralidad de conciencias), tiene por efecto fijar, instituir fuera de
nosotros ciertas formas de obrar y ciertos juicios que no dependen de cada voluntad particular
considerada por separada. Institución: Todas las creencias y todos los modos de conducta
instituidos por la colectividad. Por lo tanto e puede decir que la sociología es la ciencia de las
instituciones, de su génesis y de su funcionamiento. Los hechos sociales son creencias,
tendencias, prácticas que el grupo toma colectivamente.
El hecho social es distinto de sus repercusiones individuales. Hay maneras de ser colectivas, es
decir, hechos sociales de orden anatómico o morfológico. Estas maneras de ser no son más que
maneras de hacer consolidadas.
WEBER: estudia las acciones sociales: es toda acción que tenga un sentido para quienes la
realizan, afectando la conducta de otros, orientándose la acción mencionada por dicha
afectación. Su método es individualista y comprensivita, es decir, comprende y estudia a cada
individuo por separado. Se vale de tres tipos ideales puros con el fin de comprender,
interpretando la acción social:

o Acción social racionalmente orientada: a fines, la acción está determinada por los fines que
se persiguen. Y a valores, la acción esta determinada por un valor y se actúa en servicio del
mismo, sin importar los resultados de dicha acción.
o Acción social afectivamente orientada: determinada por sentimientos. Es irracional.
o Acción social tradicionalmente orientada: está determinada por una costumbre arraigada
que se sigue irracionalmente por arraigo.

MARX: obrero colectivo: posee todas las capacidades colectivas al mismo grado de virtuosidad
y las utiliza de la manera más económica aplicando sus funciones a todos sus órganos. Es el
conjunto de obreros fragmentarios. Obrero fragmentario: tiene una actividad específica en su
trabajo.
Diferencias entre manufactura y fábrica: la manufactura es la forma previa a la fábrica industrial,
el trabajador manipula un objeto, manejando su tiempo, teniendo el control del trabajo, y
utilizando su propia habilidad. Bajo riesgo de vida. En la fábrica el hombre es privado del propio
producto de trabajo, el trabajador depende del ritmo y tiempo de la máquina, y al reemplazar
tantas actividades por una máquina, pierde la capacidad intelectual y motriz, el trabajo se
vuelve rutinario y mecanizado, aumenta el riesgo de vida.
División técnica del trabajo: dividir el proceso de trabajo en partes, a cada parte se le atribuye
una tarea. Dentro de la fábrica se implementa, genera distintas jerarquías de obreros. Lo que se
busca es producir as, en menos tiempo, con menos costos, y así tener más ganancias. División
social del trabajo: se da en un marco global. Ya no es dentro de la fábrica, sino en la sociedad,
son distintas funciones en rubros de actividades imprescindibles.
Como afecta la división del trabajo al trabajador y al capitalista: el trabajador va perdiendo
paulatinamente el control sobre el proceso productivo y se encuentra en desventaja. El
capitalista aumenta el costo del producto y baja el salario del trabajador, entonces se beneficia
porque gana más, perjudicando al trabajador que le baja el salario.

TRABAJO Y CAPITAL MONOPOLISTA (BRAVERMAN)


EL trabajo es una actividad que partiendo de los materiales en su estado natural los altera para
mejorar su utilidad. No solo se efectúa un cambio de forma en el material, sino que también el
trabajador realiza un propósito propio (Modus operandi y su voluntad). El trabajo humano es
consciente y con un propósito mientras que el trabajo de los animales es instintivo (son innatas
más bien que aprendidas). En el trabajo humano, el mecanismo rector es la fuerza del
pensamiento conceptual.
Marx: El trabajo como acción a propósito es el productor especial de la humanidad así como el
actuar cambia el mundo externo, el hombre cambia al mismo tiempo su propia naturaleza. En
los humanos no es inviolable la unidad entre el motivo de la fuerza de trabajo y la fuerza de
trabajo en sí misma.
La fuerza rectora del trabajo sigue siendo la conciencia humana, pero la unidad entre dos
puede ser rota en el individuo y restablecida en el grupo.
Fuerza de trabajo: La capacidad humana para realizar trabajo (MARX). Es una categoría
especial, separada e intercambiable con ninguna otra, porque es humana.
Solamente alguien que es dueño del trabajo confundirá fuerza de trabajo como factor de
producción. Cada individuo es el propietario de una porción del total de la fuerza del trabajo de
la comunidad, sociedad y la especia. Esta consideración es el punto de partida para la teoría
del valor del trabajo. El trabajo humano se convierte en indeterminado (Relacionar con Weber)
La capacidad distintiva de la fuerza de trabajo no es su capacidad de producir un excedente
sino más bien su carácter inteligente y orientado a alguna meta.
La relación capitalista requiere intercambio de relaciones, mercancías y dinero (venta y
compra), pero su diferencia específica consiste en la compra (patrón) y venta (obrero) de la
fuerza de trabajo.
El obrero acepta el convenio de trabajo por que las condiciones sociales no le dejan otra
manera d ganarse un sustento.
Marx: El proceso de producción es considerado como la unidad del proceso del trabajo y el
proceso para producir plusvalía (valor que el trabajo no pagado del obrero asalariado crea por
encima del valor de su fuerza de trabajo y del que se apropia gratuitamente el capitalista), es el
proceso capitalista de producción o la producción capitalista de mercancías.
Lo que el trabajador vende y lo que el capitalista compra no es una cantidad convenida de
trabajo sino la fuerza de trabajo durante un periodo convenido de tiempo.
Es por ello que se convierte en esencial para el capitalista que el control sobre el proceso del
trabajo pase de las manos del trabajador a las suyas propias.
Los orígenes de las Administración empresarial:
El capitalismo industrial comienza cuando un número significativo de trabajadores es empleado
por un solo capitalista.
En primer lugar las funciones de administración fueron iniciadas por la práctica del trabajo
cooperativo.
En segundo lugar los negocios de ensamblaje requerían la mezcla relativamente sofisticada de
diferentes tipos de trabajo.
El capitalista asumió estas funciones de gerente en virtud de su propiedad de capital. Con el
tiempo las leyes y costumbres fueron remodeladas para reflejar el predominio de la libre
contratación entre comprador y vendedor bajo la cual el capitalista gano virtualmente un podes
irrestricto para determinar los modos técnicos del trabajo.
Se generó un control para centralizar el empleo poniendo horas regulares de trabajo a los
obreros en contraste con el ritmo autónomo que incluía muchas interrupciones, días cortos y
vacaciones e impedían la prolongación de la jornada de trabajo, con el propósito de producir
un excedente bajo las condiciones técnicas existentes.
El capitalista se fuerza a través de la administración por controlar y el control es en efecto el
concepto central de todos los sistemas de administración. Esta nueva situación se crea por las
nuevas relaciones sociales que enmarcaban el proceso de producción y el antagonismo entre
aquellos que llevaban adelante el proceso (obrero‐ fuerza de trabajo) y aquellos para cuyo
beneficio lo hacían (capitalistas).
La División del trabajo: El primer principio innovador del modo capitalista de producción fue la
división del trabajo en las manufacturas. Que consiste en la ruptura de los procesos implicados en
la hechura del producto, en múltiples operaciones realizadas por diferentes obreros.
La división social del trabajo divide a la sociedad en diferentes ocupaciones, cada una
adecuada a una rama de producción; destruye las ocupaciones y convierte al obrero en
incapaz de realizar ningún proceso de producción completo. Esto esta impuesto por la
planificación y el control. Según Durkheim la división del trabajo en la producción comienza con
el análisis del proceso de trabajo lo cual significa la separación del trabajo de producción en sus
elementos constitutivos. 3 ventajas de la división del trabajo según Adam Smith:
Como consecuencia de la división de trabajo se incrementa la cantidad del mismo y también
gente capaz de realizarlo. Esto se debe a:

1. Incremento de la destreza en cada obrero en particular.


2. Al ahorro del tiempo que generalmente es perdido en el paso de un trabajo a otro.
3. La invención de máquinas que facilitan el trabajo y permiten a un solo hombre hacer muchos.

LA REVOLUCION INDUSTRIAL
Fue un proceso de transformación económico, social y tecnológico que se inició en la segunda
mitad del siglo XVIII comenzó en Inglaterra en el año 1780 y se extendió una décadas después a
gran parte de Europa occidental y Norteamérica.
Se define como take off al estallido de la a revolución industrial, se liberó de sus cadenas al
poder productivo de las sociedades humanas, que desde entonces se hicieron capaces de una
constante rápida e ilimitada multiplicación de hombres, bienes y servicios.
Se dio en Inglaterra ya que esta iba muy por delante en cuanto a producción per cápita y
comercio. Sin embargo, los franceses superaban mucho a los ingleses en ciencias naturales tanto
científica como técnicamente, pero Inglaterra tenía una economía lo bastante fuerte y un
estado lo bastante agresivo para apoderarse de los mercados para acaudillar la revolución
industrial en las circunstancias capitalistas y una coyuntura económica que se los permitía: la
industria algodonera y la expansión colonial.
La industria como tal tiene su nacimiento en base al algodón. El textil es posterior y el vapor no se
usaba mucho fuera de la minería.
La revolución industrial se divide en dos fases:

1) Ocurre entro los años 1780 y 1790, surge la industria textil algodonera, y se crean las maquinas
a vapor y la máquina de hilar.
2) Ocurre entre los años 1830 y 1840, surge la industria pesada, y se crea el ferrocarril y el carbón
mineral.

Las consecuencias de la revolución industrial son

o Disminución del trabajo artesanal


o Creación de grandes empresas con la utilización de trabajadores asalariados
o Aumento de la producción en menor tiempo
o Desarrollo de nuevas máquinas y tecnologías
o Creación de sindicatos
o Expansión poblacional: urbanización

SOCIOLOGIA Y EDUCACION (DURKHEIM).


La educación consiste en una socialización metódica de la joven generación. Existen dos seres:

1. Este hecho de todos los estados mentales que solo se refieren a nosotros mismos y a los
acontecimientos de nuestra vida personal: ser individual.
2. El otro es un sistema de ideas, de sentimientos y de hábitos que expresan en nosotros el grupo
o los diferentes grupos del que formamos parte: ser social.

Constituir ese ser en cada uno de nosotros es el fin de la educación. La sociedad fue sacando de
su propio seno fuerzas morales ante las cuales el hombre intio su inferioridad. La educación no se
limita a desarrollar el organismo individual en el sentido marcado por su naturaleza, a hacer
visibles poderes escondidos que no esperaban sino revelarse. Crea en el hombre un ser nuevo. La
educación no puede agregar nada esencial a la naturaleza. A medida que la sociedad va
evolucionando por naturaleza, el hombre tiene la necesidad de desarrollarse a la par de la
misma. Si esto no hubiese sucedido, no hubiese emprendido la búsqueda de la ciencia, por lo
tanto la cultura científica se volvió indispensable y por eso la sociedad la reclama de sus
miembros y se la impone como un deber.
El hombre no es un hombre sino porque vive en sociedad.
La moral cambia cuando las sociedades cambian porque es un resultado de la vida en común.
La ciencia es quien elabora las nociones que dominan nuestro pensamiento: esas ideas están
perpetuamente en evolución.
La ciencia ha sido heredera de la religión, la religión es una institución social. Los resultados de la
experiencia humana se conservan casi íntegramente gracias a los instrumentos de toda clase
que se transmiten de generación en generación.
El poder de hacer voluntariamente un esfuerzo es una de las características más esenciales del
hombre.
El papel del estado en materia de educación.
La educación es concebida como una cosa privada y doméstica. Tendemos a reducir al mínimo
posible la intervención del estado en la materia. El debería limitarse a servir de auxiliar y de
sustituto las familias.
La educación tiene una función colectiva, es necesario que asegure una comunidad suficiente
de ideas y de sentimientos sin los cuales toda sociedad es imposible.
Desde el momento en que la educación es una función esencialmente social, el estado debe
estar sometido a su acción. No por esto se debe monopolizar la enseñanza.
El estado debe dejar abrir otras escuelas aparte de las que tiene bajo su responsabilidad, no
significa que deba permanecer ajeno a lo que en ellas sucede, sino que la educación que en
ella se brinda debe permanecer sometida a su control.

LAS REGLAS DE METODO SOCIOLOGICO (DURKHEIM)


Toma a los hechos sociales como cosas, son cosas con igual título que las materiales pero de
distinto modo.
Las cosas son todo objeto de conocimiento que no es compenetrarle naturalmente para la
inteligencia, no se puede formar una idea adecuada mediante el análisis mental. Los hechos
sociales son el objeto de conocimiento de la sociología de Durkheim. Existe:

o Externos: Preexisten
o Coercitivos: Son independientes de nuestra voluntad, se nos imponen porque detrás de esos
hechos hay una forma de sanción (sanción de exclusión: marginación social, sanción moral:
Robar)

Los hechos sociales son incorporados por los sujetos en un proceso pedagógico. Los fenómenos
sociales son exteriores a los individuos. Los hechos sociales son los modos de hacer o de pensar,
es todo lo que se produce en y por la sociedad o también lo que interesa y afecta de cierto
modo al grupo. Todo lo real posee una naturaleza definida que se impone por más que se
consiga neutralizarla jamás esta vencida del todo, este es el aspecto más esencial de la
imposición social. Para que exista un hecho social es necesario que por lo menos varios individuos
hayan mezclado su acción y que esta combinación haya determinado un producto nuevo. Se
denomina institución a todas las creencias y todos los modos de conducta instituidos por la
colectividad, así podemos definir a la sociología como la ciencia de las instituciones, de su
génesis y su funcionamiento.