Está en la página 1de 4

EL CULTO A DIOS

Joh 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también
el Padre tales adoradores busca que le adoren.

Culto; (Adoración, veneración).


(Cultivar cuidar, honrar, venerar

El culto es una expresión de reconocimiento y adoración a Dios

Los hombres han ido cambiando el concepto de culto ahora


escuchamos expresiones como

Culto al cuerpo Culto al deporte

Culto al arte

En los religiosos

El culto ya no es adoración hacia Dios sino Conjunto de ritos y


ceremonias litúrgicas con que se tributa homenaje.

los religiosos se ha encajonado en hacer lo que aprendieron

Aprendieron ritos y ceremonias pero el verdadero culto está lejos de


sus corazones.

Isa 29:13 Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se me sacrifica, y


con sus labios me honra, mas su corazón se alejó de mí; y su culto
con que me honra fue enseñado por mandamiento de hombres;

Isa 29:13 Dijo entonces el Señor: "Por cuanto este pueblo se acerca a
Mí con sus palabras Y Me honra con sus labios, Pero aleja de Mí su
corazón, Y su veneración hacia Mí es sólo una tradición aprendida
de memoria ,

hoy se tiene distorsionado el término culto


Hoy decimos: voy para el culto –
en el culto se canta
en el culto se ora
en el culto se oye a Dios…. Muchas veces en el templo no se adora sino que
se hace lo que otros nos dicen que hagamos

1- Diga gloria a Dios… y lo hacemos cuando otro nos manda


2- Dele un aplauso al señor
3- Diga aleluya

Qué bonito seria que nadie mandara a nadie sino que el deseo de darle la
gloria al señor naciera de mí, el deseo de aplaudir naciera de mí

Ejemplo:
Quien mando a Noé que le hiciera culto al señor cuando salió del arca
Para rendir adoración hay que estar agradecidos

Pero que pasa después que salimos del templo

Nosotros somos el templo donde se le rinde culto a Dios y el culto a Dios


debe ser continuo

1Co 3:16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora
en vosotros?

1Co 6:19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual
está en vosotros,(C) el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

En el antiguo testamento el fuego del altar que estaba en el templo no se


podía apagar
Lev 6:12 Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el
sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto
sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz.
Lev 6:13 El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará.

Nuestra vida es un altar donde siempre debe haber adoración para Dios
Rom 12:1 Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les
ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le
agrada. Así es como se le debe adorar.
Rom 12:1 Por el amor de Dios os lo pido, hermanos: presentaos a vosotros
mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Ese ha de ser
vuestro auténtico culto.

Rom 12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que
presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios,
que es vuestro culto racional.

Este es el verdadero culto… adorar a Dios con nuestra vida El nos hizo para
que le adoremos

Isa 43:21 Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.

Yo le rindo culto a Dios


1-Cuando soy honesto
2-Cuando soy sincero
3-Cuando soy fiel
4-Cuando le amo por sobre todas las cosas

Esto no lo tenía el pueblo de


Israel por eso Dios
aborreció los cultos que le
ofrecían

Isa 1:13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación;


luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son
iniquidad vuestras fiestas solemnes.
Isa 1:14 Vuestras lunas
nuevas y vuestras fiestas
solemnes las tiene
aborrecidas mi alma; me
son gravosas; cansado estoy
de soportarlas.(F)
Isa 1:15 Cuando extendáis
vuestras manos, yo
esconderé de vosotros mis
ojos; asimismo cuando
multipliquéis la oración, yo
no oiré; llenas están de
sangre vuestras manos

Sus vidas no eran acordes a


lo que decían.
Dios mismo salió a buscar
adoradores en espíritu pero
también en verdad