Está en la página 1de 1

DRAMA ZAQUEO:

Hubo un hombre llamado Zaqueo que era gente de los publicanos y rico, procuraba ver
quien era Jesús pero no podía a causa de la multitud pues era pequeño de estatura.

Arrepiéntanse y conviértanse para que sus pecados sean perdonados, yo soy el alfa y la
omega, el principio y el fin, el primero y el ultimo, si me han visto a mí, han visto al Padre,
yo te ofrezco del agua que salva para vida eterna, te ofrezco la paz que el mundo no te
puede dar.

Zaqueo empieza a saltar y a llamar a Jesús atrás de la multitud pero Jesús no lo escucha,
Jesús sigue hablando y a Zaqueo se le ocurre una idea así que corre hacia el árbol se sube
y desde ahí le empieza a gritar a Jesús diciéndole que ahí estaba,

Al escucharlo Jesús le dice: Zaqueo baja de prisa porque es necesario que more hoy en tu
casa.

Zaqueo: Si vamos

Zaqueo baja y todos se sientan en el piso alrededor de Jesús, y Jesús en una silla.

Zaqueo: Señor yo le daré a los pobres, a todos los que más necesitan

Mujer: Pero señor, el es un pecador!

Zaqueo: yo no soy un pecador

Jesús: Porque lo llamas así, si él es también de los descendientes de Abram, y hoy el es


bienaventurado pues la salvación a llegado a su casa, a diferencia de muchos que he
estado tocando a su puerta por muchos tiempo y me han ignorado, por orgullo, por enojo
y otras cosas, no me han dejado entrar a su corazón, y si me han permitido entrar es solo
por unos solos minutos y yo quiero vivir para siempre en el, entiéndelo yo no voy a
forzarte ni a obligarte, de ti depende que me dejes entrar así como Zaqueo, el es
bienaventurado por dejarme entrar en su casa, y aunque muchos lo llamen pecador es el
bienaventurado y así quiero llamarte a ti el día de hoy bienaventurado, solo ábreme las
puertas de tu corazón y baja de prisa, sal de donde te has escondido, levántate de donde
te has caído que yo quiero morar en ti. Dios te bendiga.

También podría gustarte