Está en la página 1de 251

SIN COMPLEJOS

Trucos y secretos para crear tu estilo


personal

Víctor Blanco
«El último "it" boy»

2
1.ª edición: diciembre, 2014

© 2014 by Víctor Blanco


© Ediciones B, S. A., 2014
Consell de Cent, 425-427 - 08009 Barcelona (España)
www.edicionesb.com
Depósito Legal: B 27113-2014

ISBN DIGITAL: 978-84-9019-549-9

Maquetación ebook: Caurina.com

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en el ordenamiento


jurídico, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del
copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o
procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la
distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

3
A Isabel, mi madre.

Este libro es para ti. Léelo donde estés.


T'estimu mamuchi!

4
Contenido

Portadilla
Créditos
Dedicatoria

A todo trapo
Los diez MandaVíctors
A modo de currículum
Un poco de historia
De musas a diseñadoras
Sin complejos
Dime cómo es tu cuerpo y te diré qué te favorece
Silueta reloj de arena
Silueta triangular curvilínea
Silueta triángulo invertido
Silueta rectangular
Silueta rectangular suavizada
Silueta redonda
Trucos para valorizar o disimular
Cuestión de tamaño
Los distintos tipos de rellenitas
Rellenita tipo A
Rellenita tipo B
Rellenita tipo C
Lo más de lo must
El fondo de armario. ¿Qué ha de tener?
Los básicos y sus secretos
Los tops
Las faldas
Los pantalones

5
Los vestidos
Los abrigos
A tus pies, los zapatos
Los bolsos reinan
Las joyas son para siempre
Looks de verano
De shopping (max-mix de tiendas)
Dónde comprar la moda street
Dónde comprar lujo y alta costura
De fiesta
A cada novia su estilo
Alfombra roja
Siempre sexi
Estupenda a cualquier edad
Distintos looks para distintas ocasiones
Belleza exprés
¿Cómo me peino?
Ellos, también sexis
La moda en masculino
Cosmética para ellos
Los profesionales de la moda
Qué es un personal shopper
Los estilistas
Vivir la moda
Fuentes de inspiración
Guía de compras en la red
Agradecimientos
Álbum fotográfico

6
A todo trapo

7
Los diez MandaVíctors

Si quieres aprovechar este libro al cien por cien, lograr un estilo propio y disfrutar al
elegir, comprar y lucir tus prendas y accesorios, tienes que seguir mis diez
mandamientos... perdón, mis diez MandaVíctors.
1. Abrirás tu mente. Observarás, experimentarás y aprenderás.
2. Verás la moda desde una perspectiva estética, más allá de la función de cubrir tu
cuerpo.
3. Venerarás a Tom Ford como el dios de la moda que es, y a Manolo Blahnik como el
dios de los zapatos.
4. Amarás los tacones sobre todas las cosas.
5. No pensarás que un Birkin es un helado ni un pueblo. Birkin es El Bolso.
6. No pecarás saliendo de casa sin rímel ni pintalabios.
7. Agradecerás a Sexo en Nueva York su demostración de que es posible estar fabulosa a
cualquier edad.
8. Santificarás tu fondo de armario.
9. Seguirás la moda sin renunciar a tu estilo.
10. Codiciarás la moda ajena, y al acabar este libro irás de compras con tus amigas y, sin
duda, ¡en tacones! (si te llevas unas bailarinas de Prada en el bolso se te perdonará).

«La moda es muy importante. Mejora la vida y, como todas las cosas que dan
placer, vale la pena hacerlo bien.»
Vivienne Westwood

8
A modo de currículum

Mis primeros recuerdos sobre moda se remontan a mi infancia. Veinticinco años


después, cuando me veo en las fotos con pantalones de pana, camisas alocadas y tirantes
verde fosforito de smiles, pienso como todos al mirar álbumes familiares: «¿Así iba yo?»
Nací en 1984, en plena era roquera, y la verdad es que a nivel de moda no creo que
sea una época muy afortunada. Mi primer recuerdo sobre el calzado es de los ocho años,
cuando me puse unas zapatillas Nike para hacer deporte en el colegio. Recuerdo hasta el
precio: 9.000 pesetas, que hoy equivaldrían a unos 50 euros. Eran de color blanco
nuclear y me ilusionaban más que cualquier juguete, por lo que las consideré uno de mis
tesoros más preciados.
Mi debut en la pasarela infantil fue, como el de muchos niños y niñas de la época, la
celebración de mi primera comunión. Confieso que, por alguna extraña razón, sólo
deseaba ir de marinerito. Pero las visitas a las tiendas especializadas en ropa y
complementos de primera comunión —y la libertad que me dieron para elegir mi atuendo
— hicieron el milagro: llevé traje azul oscuro, camisa blanca, joyas de mi abuelo y un
anillo de oro en forma de sello con las iniciales de mi padre.
Creo que ése fue el comienzo de mi carrera en la moda, una disciplina y un arte que
hoy se ha convertido en mi mundo y en mi gran pasión.
A los once años di el salto al estadio de las marcas: descubrí a Tommy Hilfiger.
Tommy era una marca muy conocida en Estados Unidos, y mi grupo musical favorito,
los Backstreet Boys —que por entonces eran muy famosos—, lucían sus polos, camisas,
pantalones y complementos en todos los conciertos. Gracias a mi madre, que para
entonces ya había intuido o comprendido la importancia de la moda para mí, y a su
tarjeta de El Corte Inglés, pude adquirir prendas de la colección de Tommy Hilfiger y
lucirlas cuando casi nadie las tenía.
Mi interés por la moda, las novedades y las colecciones iba creciendo a medida que
yo lo hacía. Una de mis distracciones favoritas, a la salida del cole, era pedir a mi madre
que paseásemos por las plantas de El Corte Inglés. Le mentía diciéndole que no tenía
deberes y ella, que adoraba que yo fuera bien vestido, me acompañaba. Y descubrimos
además de Tommy, a Nike, a Ralph Lauren y a tantas otras firmas que hacían moda para
adolescentes.
A medida que me fui haciendo un experto en detectar las marcas y las prendas que
iban a marcar cada temporada, empecé a desarrollar mi interés por asesorar a los demás

9
en el mundo de la moda. Mis primeras prácticas de lo que luego llegaría a ser mi
profesión, como quizás habrás adivinado, las hice con mi madre. En casa, mientras ella
estaba en la ducha, yo le dejaba el outfit preparado en la cama, con accesorios y joyas
incluidos. Algunas veces me reñía y me hacía guardarlo todo, pero otras se arreglaba
siguiendo el guión que yo le había propuesto, y quedaba espléndida.
Tengo un recuerdo especial de uno de esos looks: mi madre esperándome en la puerta
del colegio, con su traje sastre entallado en color gris plomo de Cortefiel, combinado con
blusa blanca de seda y salones negros. Estaba elegantísima. Fue en 1997; ella acababa de
pasar por un grave problema de salud y por aquella época quiso convertirse en una mujer
nueva, así que yo la ayudé con la renovación integral de su vestuario. Íbamos juntos de
compras, ella se quedaba en el probador y yo seleccionaba los outfits y se los llevaba
para que que se los probara.
En esas tardes aprendí que a veces te entra algo por los ojos, pero no necesariamente
es para ti. Otras, en cambio, al ver una prenda estás menos convencido, y resulta que te
sienta muy bien.
Hoy, actúo igual con mis clientas. Cuando algo no les gusta, insisto. Porque sé que
una vez puesta, la prenda les sentará bien y se sentirán bien con ella.

Cuando alcancé la mayoría de edad empecé a coleccionar moda, es decir, a comprar


compulsivamente firmas de lujo: tejanos de Armani, de Neil Barret, zapatillas de
Hogan... Pude hacerlo gracias al descuento de empleado que me proporcionaba la firma
en la que trabajaba. Poco a poco me fui perfeccionando, y vinieron los zapatos de Gucci,
de Yves Saint Laurent, de Chanel... Y los bolsos de Louis Vuitton, de Marc Jacobs, las
riñoneras de Gucci o el Muse y el Rive Gauche dorado de YSL.
En pocos años tenía mi vestidor y era un shopaholic de los pies a la cabeza. Pero esa
afición requería un alto presupuesto, así que empecé a desarrollar mi olfato trendy entre
las tiendas vintage, los outlets y las tiendas de depósito. Así fue como encontré una de
mis más grandes adquisiciones: una americana de terciopelo y seda verde botella que
Tom Ford había creado para el desfile de Yves Saint Laurent. ¿Por cuánto? Por sólo
trescientos cincuenta euros. ¿Sólo, me dirás? Sí, si tenemos en cuenta que su precio era
de mil setecientos.
De trabajar en una tienda multimarca, pasé a formar parte del equipo asesor de moda
en Furest, una importante firma catalana de moda para hombre que luego dio el salto
también a la moda para mujer. Fue allí donde perfeccioné mis conocimientos acerca de la
sastrería, y aprendí mucho de lo que sé sobre el trato al cliente. Yo no era sólo un
vendedor, me había convertido en un verdadero visual merchandising y así es como
empecé a diseñar escaparates para Dolce & Gabbana, Bally, Ralph Lauren y Prada.

10
En la actualidad, no sólo brindo asesoramiento como estilista en tiendas de lujo, sino
también en encuentros del mundo profesional de la moda, como la Valencia Fashion
Week, de la que he sido miembro organizador.
Como me gusta el trato personalizado, dedico una parte de mi tiempo al
asesoramiento de personalidades españolas, como Carmen Lomana, las actrices Ana
Fernández y Carla Nieto, la cantante Soraya Arnelas y la socialité Silvia Casas.
Y como sé que no todo el mundo tiene un amigo estilista, por medio de este libro
quiero brindar mi experiencia y mis consejos a a todas aquellas personas que están
buscando su look ideal.
Espero que te sea útil, práctico y divertido.

11
Un poco de historia

Si estás buscando tu look ideal, no está de más que tengas algunas nociones sobre
quiénes fueron y son las grandes figuras que dieron forma a la historia de la moda. Aquí
te ofrezco una pequeña «chuleta» sobre los imprescindibles a la hora de hablar de moda.

Charles Worth (1826-1895): Este inglés fue el primer modisto de la historia que
firmó sus diseños y organizó un desfile para presentar su colección. Dominó la moda de
París durante la segunda mitad del siglo XIX.

Jacques Doucet (1853-1929): Nació en París y está considerado como el creador de


los trajes de noche más refinados de la belle époque. Creó vestidos de lujo para la alta
burguesía, convirtiéndolos en piezas exclusivas. Fue mentor de Paul Poiret y de
Madeleine Vionnet.

Jeanne Lanvin (1876-1946): Nacida en París, a los dieciocho años abrió una tienda
de sombreros. Especializada en moda para niñas, luego pasó a crear una colección para
chicas jóvenes y finalmente otra para mujeres, por lo que se la consideró la primera en
crear moda para madres e hijas.

Más tarde también también dio el salto a la moda masculina.

Paul Poiret (1879-1944): Francés, fue el primer modisto de la historia en lanzar su


propio perfume. También fue el primer modisto de fusión del mundo: él lanzó la falda-
pantalón (para escándalo de muchos). Fue además el fundador del primer Sindicato de la
Alta Costura francesa.

Coco Chanel (1883-1971): Su verdadero nombre era Gabrielle Bonheur. Gracias a


un heredero textil del que fue amante, Coco se introdujo en la alta sociedad y la
revolucionó por su manera de vestir: cómoda, deportiva y con un look andrógino en una
época en que las damas iban aún encorsetadas.

Abrió su taller de moda en el apartamento de su amante y su éxito le permitió


trasladarse a la Rue Cambon. Su estilo nunca ha pasado de moda.

Cristóbal Balenciaga (1895-1972): Nacido en el País Vasco e hijo de madre

12
costurera, aprendió el oficio desde pequeño. Al abrir su primera tienda en San Sebastián,
la familia real se hizo su fiel cliente. Al comenzar la guerra civil española se trasladó a
París, donde obtuvo un éxito inmediato. Está considerado el arquitecto de la alta costura.

Christian Dior (1905-1957): El célebre diseñador francés fue el fundador del mítico
New Look: faldas de vuelo, cintura muy ceñida y hombros redondeados. Está
reconocido como el genio de la aguja de la alta costura.

André Courrèges (1923-1972): Modisto francés que se especializó en una moda para
jóvenes. Destacó por su gran visión de futuro, creando el look espacial de trajes con
pantalones de motivos geométricos y efectos ópticos. Desde los años sesenta hasta los
ochenta la prensa lo calificó como el Picasso de la moda, por su inigualable estilo de
formas y líneas geométricas. Su objetivo era diseñar un estilo de vida capaz de
transformar a las mujeres.

Yves Saint Laurent (1936-2008): Fue el diseñador más joven de la alta costura
francesa, y empezó su labor en la firma Dior. Años más tarde fundó su propia casa y
revolucionó la moda con su famosa línea trapecio. Pionero en introducir el esmoquin y el
traje masculino para la mujer. Maestro indiscutible, su musa fue siempre Catherine
Deneuve.

«La moda no debe demostrar que es algo serio. Es la prueba de que la


frivolidad con inteligencia puede ser algo creativo y positivo.»
Karl Lagerfeld

«Lo verdaderamente de moda está más allá de la moda.»


Cecil Beaton

«No diseño ropa, diseño sueños.»


Ralph Lauren

«En tiempos difíciles, la moda es siempre extravagante.»


Elsa Schiapparelli

«La elegancia debe ser una mezcla perfecta de distinción, naturalidad, cuidado
y simplicidad. Fuera de esto, creedme, no hay elegancia, sólo pretensión.»
Christian Dior

13
«La moda de Chanel está compuesta de muy pocos elementos: camelias
blancas, bolsos acolchados, chaquetas estilo portero austriaco, perlas, cadenas y
zapatos con punteras negras. Utilizo estos elementos como si fueran notas
musicales, con las que compongo.»
Karl Lagerfeld

«El estilo no se compra... pero se puede crear. Con esfuerzo y buen


asesoramiento, ¡todas podéis ser princesas!»
Víctor Blanco

14
De musas a diseñadoras

El pasado tiene un gran peso en la moda actual, pero la propia moda tiene la
obligación y la capacidad de reinventarse, y cada momento histórico tiene sus estrellas.
Los noventa han sido los años de una moda que por un lado incorporó una cultura
grunge y por otro, se decantó por depurar un estilo hasta hacerlo más minimalista.
Diseñadores de esta época son Tom Ford, Miuccia Prada, Calvin Klein y Helmut Lang,
por ejemplo.
Este estilo, como en todas las épocas de la historia de la moda, también ha tenido y
tiene sus musas, y la musa indiscutible de los noventa es Kate Moss. La supermodelo de
los noventa no sólo fue una gran inspiración para diversos diseñadores, sino que ha
llegado a convertirse en todo un icono de estilo que ha sido imagen de diferentes marcas
de moda y complementos.
Pero los tiempos han cambiado, y las musas no sólo se dedican a inspirar a los
diseñadores, sino que ellas mismas diseñan. Como Kate, a la que hoy, como diseñadora,
se la define como la reina de las mezclas, y sólo por eso ya me gusta. El uso de los tonos
tierra y un renovado aire étnico constituyen su sello personal. Ha diseñado ya algunas
colecciones para la firma de moda Topshop y para Longchamp, firma de bolsos de alta
gama. Entre las famosas que compran sus diseños se encuentra Cameron Diaz, Selma
Blair y Olivia Palermo.

«Mi deseo es que las mujeres puedan elegir y expresar su individualidad, para
que puedan hacer realidad sus deseos. Y pienso que lo que desean es sentirse
bellas.»
Gianni Versace

Victoria Beckham, mujer del futbolista David Beckham y ex cantante de las Spice
Girls, también es una innovadora diseñadora. Victoria ha conseguido hacerse un hueco de
pasarela con un estilo muy personal, muy reflejo de sí misma. Reconocerás su estilo por
el culto a los vestidos ceñidos de corte minimal y las faldas con forma de tulipa. Siempre
acompaña sus diseños con zapatos de plataforma y tacones de vértigo. Su ropa se
encuentra ya en uno de los almacenes más famosos del mundo: el Harrods de Londres.
Las famosas que se han apuntado al estilo de Vicky son Madonna, Demi Moore, Jennifer
Lopez y la mítica modelo Elle MacPherson.
Otro nombre que marca la moda más actual es la actriz y modelo Sienna Miller, que

15
es uno de los mayores exponentes del estilo street. La colección de Sienna, realizada en
colaboración con su hermana Savannah, estilista profesional, se destaca por unas prendas
que mezclan de manera irresistible las piezas más sexis con los toques de chic masculino.
Sus colores-apuesta son el negro, el gris y el caqui. Su marca, lanzada recientemente al
mercado con apoyo financiero de Pepe Jeans, es Twenty8twelve. Entre sus clientas
famosas encontramos a la mismísima Sarah Jessica Parker y a la cantante Rihanna.

16
Sin complejos

17
Dime cómo es tu cuerpo y te diré qué te favorece

Todo cuerpo puede ser objeto de deseo. Pero para ello has de descubrir cómo es tu
cuerpo, y yo te iré diciendo en cada caso qué es lo que te favorece. Búscate en estas seis
siluetas que detallo a continuación, y por fin sabrás qué ponerte y qué no para estar
siempre perfecta. Destacaremos o disimularemos cuando sea necesario. Aprenderás a
jugar con los estilos y los complementos para sacar el máximo partido a tu silueta.
Antes de enmarcarte dentro de unas de las seis siluetas, quiero que te coloques
delante de un espejo de cuerpo entero y te mires y te vuelvas a mirar una y otra vez
hasta que te encuentres. No te mires sólo de frente, ve rotando y mírate de lado. Con
ayuda de otro espejo, obsérvate de perfil y de atrás. Hazlo vestida, y hazlo en ropa
interior. Descubre cuáles son tus curvas y cómo son, identifica cuáles son tus puntos
fuertes. Piensa que las modelos también tienen defectos, pero viven de su imagen y
saben desviar la atención hacia sus puntos fuertes. ¿Cuáles son? ¿Tu escote? ¿Tu rostro?
¿Tus piernas? Lo que debes hacer es valorizarlos para que atraigan toda la atención.
Pero primero lo primero. Identifica tu silueta básica. Sólo así sabrás realmente qué es
lo que más te favorece. Para que te resulte más fácil he recurrido a una serie de figuras
conocidas, entre las que podrás encontrarte. Y no son unas más perfectas ni otras más
sensuales, sois vosotras. Todas podéis lucir estupendas.

«Es posible que una mujer sea elegante sin gastar mucho dinero, siempre que
siga las reglas básicas de la moda y tenga el cuidado de elegir la ropa que
corresponda a su personalidad.»
Christian Dior

«La elegancia es más una cuestión de personalidad que de la ropa que


llevamos.»
Jean-Paul Gaultier

«La simplicidad es la clave de la verdadera elegancia.»


Coco Chanel

«El estilo es, esencialmente, una cuestión de instinto.»


Bill Blass

18
19
Silueta reloj de arena

(Visualiza a Scarlett Johansson)

Si tienes esta figura, lo que toca es sacar partido a esas curvas. La tuya es la silueta
que trazamos al dibujar en el aire con las manos el cuerpo de una mujer. ¿No lo crees?
Pues pídele a un amigo que lo haga, y verás cómo dibuja un reloj de arena. Ésa eres tú:
una mujer-diábolo.

Características de esta silueta


• Se caracteriza por las curvas.
• Los hombros y las caderas miden aproximadamente lo mismo.
• La cintura es estrecha y definida, unos 25 cm más estrecha que las caderas.
• Tanto de frente como de perfil se perciben las curvas.

20
Las claves
• Ganarás eligiendo prendas entalladas, que te dibujen el contorno de la silueta.
• Los sweaters y jerséis con escote en V y combinados con una falda tubo son perfectos
para ti.
• Las faldas con un ligero volumen, también. Cuanto más largas sean tus piernas, más
corta podrá ser tu falda.
• Los vestidos bandage, como los diseñados por Max Azria, realzarán todas tus curvas.
• Tu combinación ganadora a través de un look sencillo: camisa blanca con jeans pitillo y
unos buenos tacones de aguja, blazer talla XXS súper entallado, collares dorados y un

21
bonito reloj, también dorado, junto con una larga cartera de mano. Éste es el
verdadero outfit básico para la silueta reloj de arena que sirve para diario, para una
tarde de compras o para cualquier otra ocasión.

Destierra de tu armario
• Las faldas rectas ceñidas en los glúteos, si los tienes demasiado generosos.
• Los conjuntos demasiado sueltos o drapeados que esconden tu silueta.

Combinación ideal de día:


Vestidos básicos hasta la rodilla, de corte ceñido, chupa de piel tamaño XXS o bien
tejana, a modo de americana. Botines de tacón o salones de infarto con plataforma
escondida.

Combinación ideal de noche:


Vestido ceñidísimo de raso con escote palabra de honor, o bien con tirantes pero con
abertura en la espalda, para dotar al conjunto de una graciosa movilidad. Vertiginosos
tacones acabados en punta (estilizan la figura mejor que los redondeados) y un bolsito de
mano en un color que rompa con el conjunto.

Cómo vestiría yo a Scarlett Johansson, mujer reloj de arena


Una mujer con esta silueta puede permitirse prácticamente todo, ya que su cuerpo es
capaz de moldear cualquier vestido o prenda de ropa en general. Ese tipo de cuerpo hace
femeninas todas las prendas.
Dado que es un cuerpo muy apetecible hay que explotar su aspecto sensual, y dado
que casi todo le queda bien, hay que apostar por los vestidos ceñidos, los pantalones
ajustados y los escotes pronunciados.

22
23
Silueta triangular curvilínea

(Visualiza a Beyoncé)

¿Te ves así? Si te dibujas, ¿tienes la imagen de la buena niña pequeña con su vestido
sin mangas y de cuello redondo con puntillas? Pues aquí estamos para darle la vuelta y
conseguir que a tu mitad superior no le falten mimos.

Características de esta silueta


• La característica básica es que la zona superior del cuerpo es más estrecha que la
inferior.
• Los hombros tienen forma curva y pueden ser ligeramente caídos.
• Las piernas y los glúteos son voluminosos.
• De perfil, tus glúteos se ven redondeados.

24
Las claves
• El objetivo es compensar visualmente la desproporción entre la zona superior e inferior:
hay que ensanchar los hombros.
• Las chaquetas serán de la misma anchura que los glúteos, para equilibrar.
• Las mangas de las chaquetas tienen que tener cierto volumen, y las solapas deberán ser
siempre acabadas en punta, ya que te ayudarán a ensanchar esa parte del cuerpo.
• Los pantalones y las faldas nunca se ceñirán en la cintura, sino en las caderas.
• Los foulards, los pañuelos y los écharpes serán tus aliados. Si los usas alrededor de los
hombros, lograrás más volumen en la zona superior.
• Usa tonos claros en la parte superior de tu cuerpo, y tonos oscuros en la inferior. Nunca

25
al revés.

Destierra de tu armario
• Todo tipo de hombreras curvas o exageradas. Tus hombreras sólo pueden ser rectas y
de tamaño mediano.
• Evita los tejidos rígidos en faldas o pantalones.

Combinación ideal de día:


Te quedarán bien tanto looks femeninos como masculinos, es decir, puedes jugar con
faldas o pantalones ajustados, pero combinándolos con camisas o tops oversize.

Combinación ideal de noche:


Falda apretada con top asimétrico en las mangas, enseñando un solo hombro y
desviando la mirada otra vez hacia tus curvas. Taconazos, siempre.

Cómo vestiría yo a Beyoncé, mujer triangular curvilínea


Beyoncé tiene formas pronunciadas y mucho volumen en la parte inferior, y comete a
menudo el error de ceñir el cuerpo entero. Este tipo de cuerpo es similar al de reloj de
arena, pero aquí el volumen de la parte inferior es mayor, por lo que hay que sacarle
partido a las curvas pero no apretando todo a la vez, sino donde hace falta, es decir, con
inteligencia.
Si por ejemplo quieres marcar bien tu trasero, ponte esa preciosa falda tubo pero no
la combines con un top ajustado, sino con una camisa de corte limpio y masculino o bien
un top pero suelto, preferiblemente asimétrico y de seda. Incluso esa misma falda tubo,
combinada con una camiseta básica, te quedará extraordinaria y habrás conseguido una
combinación muy sexi. Para un toque más sport: añádele una chupa de piel y el conjunto
resultará de lo más chic.

26
27
Silueta triángulo invertido

(Visualiza a Sigourney Weaver)

Si ésta es tu figura, ni eres un alien ni un jugador de rugby. Estás más cerca de ser
una gran nadadora y, si quieres, una ganadora en el mundo de la moda. Sólo sigue mis
consejos.

Características de esta silueta


• La zona superior del cuerpo es visiblemente más ancha que la inferior.
• Los hombros son rectos.
• Las piernas suelen ser delgadas.

28
Las claves
• El objetivo es dar mayor relevancia a la zona inferior de tu cuerpo, para que no se
aprecie la desproporción entre hombros y caderas.
• Es muy importante evitar las prendas demasiado ceñidas, porque lo único que hacen es
acentuar la estrechez de la parte inferior.
• Evita patrones anchos y tejidos rígidos en la parte superior.
• En los vestidos de noche, jamás muestres los hombros. Y en los vestidos de día, elige

29
aquellos que tienen detalles como bolsillos laterales, porque agrandarán ópticamente la
zona inferior.
• Los colores claros o vivos siempre irán en la parte inferior de tu cuerpo y los oscuros
en la superior. Nunca al revés.

Destierra de tu armario
• Cualquier prenda que lleve hombreras.
• Si además tienes un busto prominente, quita de tu armario las camisas con chorreras y
los complementos que atraen la atención a esta zona.

Combinación ideal de día:


Faldas o pantalones de buen corte y hombros siempre cubiertos. Complementa tus
outfits con bonitas chaquetas, blazers o cárdigans.

Combinación ideal de noche:


Vestidos o blusas con mucho escote, sobre todo en V (especialmente si tienes poco
pecho) y sin sujetador.

Cómo vestiría yo a Sigourney Weaver, mujer triángulo


invertido
La mujer con esta silueta sabe que su cuerpo recuerda el de una nadadora, y que su
figura tiene un punto masculino. Para feminizarla, es importante destacar el escote.
Evitaría los palabra de honor, e invertiría en escotes en V, que son los que más destacan
su femineidad.

30
Silueta rectangular

(Visualiza a Cameron Diaz)

¿Qué pasa si eres de esas mujeres casi iguales de hombros a cintura? Fantástico,
porque podrás sacar partido por igual a tu parte superior y a tu parte inferior. Ambas
tendrán el mismo peso.

Características de esta silueta


• Los hombros y caderas suelen tener, visualmente, el mismo tamaño. Es una silueta
recta, con apenas formas.
• La cintura es poco pronunciada.
• De perfil, los glúteos pueden ser curvados o bien planos.
• Este tipo de cuerpo suele tener poco pecho.

31
Las claves
• Prendas que no se ajusten mucho a la cintura. Los vestidos deberán fluir sobre tu
cintura, sin apretarla
• Utilizar distintos tipos de tejidos y materiales en la zona superior y la inferior del
cuerpo, para así crear diferencias entre ambas.
• Las chaquetas que más te favorecen son las rectas y poco ajustadas.
• El cinturón póntelo caído, suelto, para crear visualmente sensación de cintura.
• Las hombreras serán tus aliadas para acentuar el ancho de los hombros.

32
Destierra de tu armario
• Las prendas entalladas en la cintura.

Combinación ideal de día:


Pantalón pitillo con tacones y top o camiseta ajustada.
Jeans de tiro bajo y camisa entallada, para marcar mejor tu silueta.

Combinación ideal de noche:


Vestido muy corto con cinturón para lucir las piernas y marcar cintura. Añadiendo
escote a ese vestido, la sensación será aún más femenina.

Cómo vestiría yo a Cameron Diaz, mujer rectangular


Es una silueta fácil de vestir, común entre las modelos. Pero hay que recordar marcar
la cintura (sin apretarla, claro) ya sea con fajines o cinturones tanto anchos como
estrechos. Diferenciar la parte superior de la inferior, para minimizar esa sensación de
rectitud o uniformidad.

33
Silueta rectangular suavizada

(Visualiza a Charlize Theron)

Imagina que naciste con un pañuelo en tu cintura y éste será para todo tu armario
referente y punto de partida. Juega a que los ojos de ellos y de ellas se fijen en los
cinturones, cadenitas y otros complementos. Después subirán o bajarán los ojos, y te
enseñaré qué mostrarles.

Características de esta silueta


• La diferencia con la silueta anterior (rectangular) es que en ésta la cintura es ligeramente
más estrecha.
• Hay diferencia entre cintura y cadera, y de perfil la espalda tiene una ligera curva en la
zona de la cintura.
• En cuanto a los glúteos, son moderadamente redondeados.

34
Las claves
• Si tenemos esta silueta podemos ceñir un poco más la cintura. Las prendas pueden ser
más entalladas, pero sin exagerar. Deben fluir sobre la cintura.
• Tanto en los diseños como en los tejidos, hay que optar por líneas más definidas.
• Apuesta por faldas y pantalones con pinzas.
• Sí a los cinturones, siempre que definan y ajusten tu cintura.

Destierra de tu armario
• Las prendas que te añadan demasiado volumen o te dibujen una imagen corporal sin
forma.

35
• Por supuesto, las chaquetas que no sean ligeramente entalladas.

Combinación ideal de día:


Una bonita camisa, unos pantalones con pinzas y botines.

Combinación ideal de noche:


Un vestido largo negro o nude, con la cintura ligeramente marcada.

Cómo vestiría yo a Charlize Theron, mujer rectangular


suavizada
En líneas generales, valen los consejos para la silueta rectangular, pero sin necesidad
de marcar la cintura, ya que en esta silueta está más definida.

Combinación ideal de día:


Un vestido de escote generoso, con los hombros a la vista.

Combinación ideal de noche:


Como el día que le dieron el Oscar, cuando estaba sencillamente perfecta: vestido de
Gucci diseñado por Tom Ford en color nude-champagne, con brillos, ajustado, de
tirantes y con una ligera cola.

36
Silueta redonda

(Visualiza a Oprah Winfrey)

¿No acabas de encontrar tu estilo dentro del mundo de la moda? ¿Crees que tienes
una silueta a la que nada le queda bien? Si eres de esas mujeres cuyo busto y hombros
parecen una misma pieza, piensa que la moda también ha reservado un estilo para ti.

Características de esta silueta


• La silueta en su conjunto tiene una forma redondeada.
• El talle es corto, y la zona del pecho y el abdomen son voluminosas. Las piernas son
más largas que el torso.
• Generalmente las piernas son delgadas y los glúteos planos.
• La anchura de hombros y caderas suele ser bastante similar.
• Casi no hay cintura.

37
Las claves
• Tus prendas han de ser poco ceñidas y siempre exactamente de tu talla.
• Evita que la atención se centre en tu cintura, desvíala hacia la zona de los hombros.
• También se puede atraer la atención hacia las piernas, ya que suelen ser delgadas.

Destierra de tu armario
• Las prendas sueltas o drapeadas.
• Los tejidos rígidos.
• Los estampados o colores demasiado llamativos.

38
Combinación ideal de día:
Trajes de chaqueta y vestidos del tipo cóctel, siempre a la rodilla. Puedes ajustar
ligeramente la parte superior del cuerpo siempre y cuando dejes suelta, con vuelo, la
inferior.

Combinación ideal de noche:


Trajes de chaqueta de tejidos satinados. Si eliges llevar un traje de pantalón tiene que
ser de corte de sastre y recto, nunca pitillos ni de pata ancha.

Cómo vestiría yo a Oprah Winfrey, mujer redonda


Suele acudir fatal a las entregas de los Oscars, y en cambio en su programa de
televisión luce fabulosa. Las americanas de uno o de dos botones para marcar un poquito
la cintura, acompañada de un pantalón recto, le quedan perfectas. Buscaría, además, que
la atención se desvíe desde su cintura hacia su rostro, muy expresivo, y su bonita sonrisa.

39
Trucos para valorizar o disimular

Ahora que ya sabes cómo es tu cuerpo, vamos a analizarlo más en detalle, para
realzar lo que tienes de más bonito y armonioso, y disimular los defectos (que hasta
Gisele Bündchen los tiene).

El cuello
Una de las partes más insinuantes del cuerpo femenino. Un collar dorado, un pañuelo
en tonos pastel, dos gotas de tu mejor perfume... Tu cuello puede ser un imán pleno de
sensualidad. Si no tienes un cuello perfecto, no está todo perdido...

Cuellos cortos y/o anchos


El objetivo es estilizar tu cuello y otorgarle verticalidad.

Apuesta por:
• Cuellos y escotes abiertos, para despejar la zona.
• Los escotes en V, ovalados o en forma de corazón son la mejor opción para ti.
• Aunque sea invierno, evita los cuellos altos y los cuellos muy cerrados o abotonados.
• Nada de hombreras anchas, que harían que tus hombros se elevaran y acortarían tu
cuello más aún.

Cuellos largos
El cuello de cisne siempre ha sido considerado hermoso. Si tienes la suerte de tener
un cuello largo...

Apuesta por:
• Cuellos y escotes cerrados. Tú puedes darte el lujo de usarlos (a Audrey Hepburn le
quedaban fantásticos).
• El cuello alto también es un buen aliado.
• Si te decides por las rayas cerca del cuello, deben ser horizontales para no exagerar la
verticalidad.

Los hombros
Si todavía no te has atrevido a lucir hombros, deja de pensar en ellos como perchero

40
de tu bolso, y sácales partido. Te enseñaré cómo.

Hombros caídos
El objetivo es disimular la inclinación descendente de tus hombros.

Apuesta por:
• Las hombreras. Hay de muchos tipos, algunas casi imperceptibles; busca las que te den
la mejor forma.
• Evita los tirantes finos, ya que te dejan todo el hombro al descubierto y atraen la
atención hacia la zona.

Hombros anchos
El objetivo es disimular su anchura y conseguir suavizarlos

Apuesta por:
• Escotes cerrados, que no dejan los hombros al descubierto.
• Escotes en V, en caja o bien ovalados, como más te guste. Cualquiera de ellos aportará
verticalidad a la zona de los hombros.

Los brazos
Son para las mujeres como las alas para los cisnes, el acompañamiento perfecto al
movimiento del cuerpo. Muévelos con naturalidad al caminar, al hablar y al saludar. Tus
brazos —y tus manos— te sirven para acariciar y abrazar. Si no te gustan, no te
preocupes, encontraremos la forma de que los uses con soltura y sin que se noten sus
defectos.

Brazos cortos
El objetivo es estilizarlos.

Apuesta por:
• Las mangas más bien largas, incluso montadas al hombro.
• Las prendas sin mangas te favorecen, pero destierra las de manga corta.
• Los tejidos han de ser finos, y siempre lisos.

Brazos largos y finos


El objetivo es acortarlos ópticamente, para proporcionarlos con relación al cuerpo.

41
Apuesta por:
• La manga tres cuartos acampanada, y más bien ancha.
• Evita siempre la manga corta abullonada o con volumen.
• Elige tejidos gruesos, o incluso estampados.

Brazos gruesos
El objetivo es simplemente estilizarlos. ¡Se puede!

Apuesta por:
• Mangas anchas y caídas del estilo raglan, japonesa o murciélago. Evita los tops y las
mangas ceñidas.
• Si apuestas por el color, procura que sea poco luminoso. Es preferible que sea mate.
• Si eliges una prenda con rayas en las mangas, éstas siempre serán longitudinales.

El busto
Los pechos, los senos, el busto... Lo llames como lo llames, es un polo de atracción
de las miradas masculinas. Y tú también se lo miras a otras mujeres... Pero muchas
veces no estás conforme con lo que la naturaleza te ha dado. No desesperes, que hay
soluciones estilísticas de mucho menos riesgo que la cirugía. ¿Sabías que algunos
estudios indican que un gran porcentaje de las mujeres usa la talla equivocada de
sujetador? Muchas de ellas compran la talla correcta, pero olvidan que existen las copas
A, B, C... El sostén o sujetador debe, como su nombre lo indica, sostener, sujetar. Es
inútil que compres un sujetador de la talla 90 con una copa A, si por el tamaño y la
circunferencia de tu pecho deberías usar una C. Si insistes en la A, quedará parte de tu
pecho sin cubrir y si es abundante, se notará una especie de «michelín» sobre cada
pecho... por no hablar de la espalda. Un sostén pequeño o apretado destrozará la línea de
tu espalda, sobre todo si tienes unos kilos de más.
Dicho esto que es general, vamos a los problemas y cómo solucionarlos.

Busto caído
El objetivo es evidente: disimular su languidez.

Apuesta por:
• Un buen sujetador que eleve los pechos sin deformarlos. Mírate de frente y de perfil.
• Si además de caído lo tienes pequeño, elige un push-up.

42
Busto escaso
El objetivo es aportar volumen.

Apuesta por:
• Los sujetadores push-up. Si realmente tienes poquísimo busto, recurre a los rellenos de
silicona (de quita y pon) que te añadirán una talla. Notarás un cambio espectacular,
con un efecto muy natural.
• Los escotes que te favorecen son los escotes caja cerrados y con adornos, porque se
encargan de llenar visualmente la zona del busto.
• Las camisas o blusas con chorreras.

Busto voluminoso
El objetivo es disminuir visualmente el volumen.

Apuesta por:
• Llevar la zona del busto lo más simple posible. Huye de collares o detalles grandes, o
de grandes estampados. Si tienes debilidad por un broche, por ejemplo, éste deberá
colocarse lo más arriba posible de la zona pectoral.
• Los tejidos suaves, nunca rígidos. Nunca uses tops ajustados.

La cintura
Hay quien recuerda el primer beso, la primera cita. Pero ¿y ese primer baile lento en
que un brazo rodeó tu cintura? Cierra los ojos y lo sentirás de nuevo. Si ya entonces
pensaste que tu cintura no te gustaba (o que incluso carecías de ella), no te preocupes. Si
no está, siempre puedes insinuarla.

Cintura estrecha (suele coincidir con una cadera ancha)

Apuesta por:
• Prendas ligeramente entalladas, pero no ceñidas.
• Evitar cualquier adorno en las caderas, ya que sólo te aportaría un volumen innecesario.

Cintura ancha (suele coincidir con un talle corto)

Apuesta por:
• Las prendas de talle bajo, aquellas que se apoyan ligeramente en la cadera.
• El cinturón flojo, sin ceñirlo a la cintura. Cuanto más ancho sea el cinturón, menos

43
debes ceñírtelo.

Cintura voluminosa (el estómago suele serlo también)

Apuesta por:
• Prendas superiores sueltas o drapeadas.
• Si usas cinturón, que sea suelto, no ceñido.
• Si te gustan los estampados, evita los dibujos grandes, las rayas (sobre todo las
horizontales) y los colores llamativos.
• Mantén la zona de la cintura despojada de pedrerías o adornos que atraigan la atención.

La cadera
A veces la cadera pasa desapercibida entre la cintura y los glúteos. De tanto en tanto,
hace unos años con la lambada y hoy con Shakira, sale al escenario. Pero es parte de la
figura femenina tanto cuando su dueña la luce con un pantalón a la cintura con una
cadenita, con ese vestido setentero de cintura baja, como cuando trata de disimularla con
un vestido recto... Vamos a ver cómo sacarle partido, tengas la cadera que tengas.

Cadera alta
Si la tienes muy alta, debes intentar suavizar la curva.

Apuesta por:
• Desviar la atención de la zona, buscando que ninguna prenda o adorno llame la
atención hacia ella.
• Dejar de lado los cinturones que marquen la cintura.

Cadera ancha
Suele coincidir con glúteos voluminosos.

Apuesta por:
• Usar colores oscuros en la zona inferior de tu cuerpo (faldas y pantalones).
• Si te gustan los tops ceñidos al cuerpo, conviene que lleves siempre una chaqueta
abierta por encima, que cubra la zona prominente.

Otra fórmula ganadora son los conjuntos monocromáticos, es decir, ir de un solo


color.

44
Piernas y muslos voluminosos
Este problema lo tienen muchas mujeres, incluso algunas que son delgadas de la
cintura para arriba.

Apuesta por:
• Prendas inferiores con pinzas, para evitar que se te ciñan en la parte de los muslos.
• Cortes de ropa que sigan una línea vertical y sean holgados. Evitar los tejidos que se
ciñen, como los de punto cuando son ajustados al cuerpo.
• Si te gustan las rayas, elige las verticales y evita los entallados.
• Si te atreves con el color, que siempre sean colores oscuros y mates.
• Si usas una falda, te verás perfecta si las medias son tupidas y oscuras.
• Evita los zapatos que llevan pulsera de tobillo, «cortan» la pierna visualmente y la
hacen más gruesa.

45
Cuestión de tamaño

¿Has visto alguna vez una foto de Crystal Renn? Es una modelo americana que tiene
una talla 44 o 46 y es tan atractiva como muchas modelos que no pasan de la talla 38.
Crystal ha desfilado con los mejores modistos del mundo, luciendo una abundante
cabellera oscura, una piel perfecta y unas curvas generosas. Además de desfilar en la
pasarela, ha sido portada de importantes revistas de moda, y es la prueba viviente de que
la belleza no tiene talla.

Una de las cosas que explico a mis clientas de tallas grandes es que a través de la ropa

46
es posible rebajar visualmente una o incluso más tallas, pero hay que seguir unas reglas.
Te las desvelaré a continuación, y comprobarás que son sencillas y fáciles de recordar.

El color es tu aliado
Los colores oscuros absorben la luz y hacen que las superficies que cubren parezcan
menores. Lo contrario ocurre con los colores claros. Si tienes caderas y muslos anchos y
te pones un pantalón o una falda negros o marrones, y los combinas con un top de color
claro, tu mitad inferior parecerá más estrecha. Si por lo contrario lo que quieres disimular
son tus hombros y tu pecho, haz a la inversa: ponte un top oscuro y combínalo con
pantalones o falda más claros. Los vestidos en tonos combinados —por ejemplo, un
vestido negro con canesú y tirantes blancos—también permiten lograr el efecto
adelgazamiento visual.

Monocromatismo
Técnicamente, se trata de llevar un solo color de los pies a la cabeza, pero las telas
pueden y deben ser diferentes. El monocromatismo, al no «romper» la figura, ayuda a
crear un efecto longilíneo. Pero cuidado, conviene huir de los tejidos rígidos, brillantes o
gruesos.
A veces ni siquiera se trata de que sea exactamente el mismo color, sino colores de la
misma intensidad. Por ejemplo, el azul marino y el verde oscuro, el visón y el gris
antracita... cualquiera de ellos combinado con negro también será un acierto. Cuando
elijas esta opción, recuerda que una buena proporción es ésta: un 75% del color básico
(negro, por ejemplo) y un 25% del color diferente.
Si quieres que tus piernas parezcan más largas, otra buena forma de aprovechar las
ventajas del monocromatismo es usar medias (mejor las opacas y semitransparentes) y
zapatos negros, aunque las medias también pueden ser de otros colores oscuros: gris,
burdeos, azul marino... Si lo que le va bien a tu outfit son unas medias claras, si los
zapatos son del mismo tono quedarás estupenda. Pruébate unas medias
semitransparentes de color camel con unos salones al tono... ¡tus piernas parecerán
infinitas! Pero cuidado con las botas cortas o los salones con pulsera, si son oscuros y se
usan con medias claras, acortan las piernas.

Líneas verticales
Las líneas verticales producen el efecto de alargar y estilizar tu cuerpo. Pero las líneas
verticales no sólo las constituyen las rayas, también contribuyen los botones, las costuras,

47
los tejidos con tramas verticales o las pinzas.
Si quieres parecer más delgada recurre a las prendas que tengan líneas verticales, y
huye de las que tengan líneas horizontales o te queden demasiado ceñidas.

Lo ancho y lo largo
Los pantalones estilizan más cuando caen cerca del cuerpo y también cuando son más
largos que anchos. Nunca dejes que el bajo de un pantalón tobillero descanse sobre tu
zapato. Los pantalones de corte ancho sólo te darán un volumen totalmente innecesario...
tenlo especialmente presente si eres baja.
Con relación a los abrigos, elige los tres cuartos, nunca los largos, ya que éstos te
harán parecer más baja. Descarta las prendas con exceso de pliegues y frunces, que te
añaden un volumen que no necesitas. Lo mismo ocurre con las prendas de hombros muy
anchos o con cuellos grandes.
Una vez que hayas interiorizado estas reglas básicas, analizaremos las tres diferentes
tipologías de las chicas rellenitas, y los trucos a los que pueden recurrir para ganar en
estilo.

48
Los distintos tipos de rellenitas

49
Rellenita tipo A

(Visualiza a Queen Latifah)

Características
• Este tipo de mujer rellenita tiene los hombros caídos y no demasiado pecho. El
volumen se concentra en la parte inferior del cuerpo: el vientre es pronunciado, las
caderas anchas y las piernas son rellenitas.
• La premisa para equilibrar este tipo de cuerpo es ensanchar ópticamente la parte
superior de tu cuerpo para equilibrar la figura total.

Claves
• Pantalones: sólo aquellos que llevan una cinturilla muy pequeña, o directamente
pantalones sin cintura.
• Faldas: conviene que se adapten suavemente a tus curvas. Evita las faldas ceñidas.
• Tops: un top suelto, con mangas, y con un largo que llegue hasta el hueso de la cadera
será lo más indicado. Cuida de que no te quede estrecho en la zona del pecho.
• Escotes: son para ti los de tipo barco, de corazón o en V. Cualquiera de ellos centrará la
atención en la parte superior de tu cuerpo.
• Chaquetas: triunfarás con las que llegan justo a la cintura o al hueso de la cadera, mejor
si tienen mangas tres cuartos. Si las solapas son anchas o pronunciadas, mejor aún.
• Abrigos: nunca ceñidos, y siempre largos por debajo de la rodilla. Si consigues uno que
tenga corte imperio, con alguna costura bajo el pecho de manera que divida tu cuerpo
en dos, estarás perfecta.
• Vestidos: decántate por los de corte imperio o los que ciñen un poco la parte superior.
La parte inferior siempre ha de ir suelta.

Destierra de tu armario
• ¡Fuera los leggings! Haz cuenta de que no existen.
• No uses pantalones de cintura alta ni de tiro bajo.
• Deshazte de las túnicas, son excesivamente largas y no le hacen un favor a tu figura.

50
Cómo vestiría yo a Queen Latifah, mujer rellenita tipo A
Ella tiene una silueta con muchas curvas y volumen, y vestida con astucia luce
fabulosa.

Combinación ideal de día:


Vestidos, muchos vestidos: con aberturas laterales, vaporosos y alguno con algún
punto ajustado. Evita los pantalones. Tacones sólo de aguja, nunca de tacón grueso ni
con plataformas.

Combinación ideal de noche:


Top de seda muy vaporoso con falda de tubo, o vestido ceñido (sin exagerar) con
aberturas. Los tacones siempre con puntas muy afiladas y tacón de aguja, que estilizan
mucho más.

51
Rellenita tipo B

(Visualiza a Mariah Carey)

Características
• Es un cuerpo que se caracteriza por tener todas las formas redondeadas y llenas, pero
la cintura está muy bien marcada.
• En esta tipología existe equilibrio entre la parte superior e inferior del cuerpo, así que
hay que elegir prendas que lo estilicen y alarguen.

Claves
• Pantalones: elige sólo aquellos que llevan una cinturilla muy pequeña, o ninguna. El tiro
del pantalón ha de ser ligeramente bajo o a la cintura. Te quedarán bien los pantalones
rectos, un poco bootcut.
• Faldas: las rectas o del tipo lápiz son parte de la fórmula ganadora.
• Tops: deben tener un largo hasta el hueso de la cadera, y hay que evitar a toda costa los
oversize.
• Escotes: los que te favorecen son los de cuello ovalado, en forma de V o bien
asimétricos. Con cualquiera de los dos estarás perfecta.
• Chaquetas. Tres tipos de chanquetas con las que triunfarás: las blazer de corte clásico,
las cazadoras a la cintura y los cárdigans.
• Hay un tipo de manga perfecto para ti: la ranglan o kimono.

Destierra de tu armario
• Los pantalones claros o con cintura ancha.
• Los de tiro alto.

Cómo vestiría yo a Mariah Carey, mujer rellenita B


Jamás sigas su ejemplo. Su cuerpo se ha descontrolado y su cabeza también, pues de
lo contrario no vestiría como si fuera una chica delgada y de veinte años. Hay que pensar
muy bien en lo que nos queda bien y lo que no y normalmente las mujeres lo sabéis.
Ante la duda, piensa en voz alta: «¿Víctor me dejaría salir así a la calle?» Nunca te

52
dejaría salir mal. Seas de la talla que seas, sal como el bombón que eres. Fíjate en estas
combinaciones, e imagina lo mucho mejor que se vería Mariah Carey, o una chica con su
figura con ellas.

Combinación ideal de día:


Si te sobra pecho y te falta cuello, renuncia a los grandes escotes. Ponte un bonito
vestido claro con un blazer oscuro, abierto. Cuida que las medias sean del mismo color
que el vestido, y parecerás más delgada y más alta.

Combinación ideal de noche:


Ponte un top anchito y suelto, y deja que tus piernas sean las protagonistas.

53
Rellenita tipo C

(Visualiza a Jessica Simpson)

Características
• Éste es el clásico cuerpo que se caracteriza por ser muy redondeado y algo más ancho
en la parte superior.
• En esta tipología corporal tanto las caderas como el trasero son más bien planos.
• La cintura no está definida, y las piernas suelen ser delgadas.
• Para equilibrar esta figura hay que buscar prendas que alarguen la parte superior, y que
pongan el foco de atención en las piernas.

Claves
• Pantalones: sólo pueden ser rectos o estrechos.
• Faldas: siempre rectas o lápiz, son perfectas para esta figura.
• Tops: pásate a los de tipo túnica, que no son muy anchos sino más bien rectos, y que te
favorecerán mucho más.
• Escotes: céntrate en los de cuello en forma de O o de V.

Destierra de tu armario
• Las solapas. Tus abrigos y chaquetas te quedarán mejor si no las tienen.
• Dile no a los vestidos ceñidos, y quédate con los sueltos, de línea A.

Cómo vestiría yo a Jessica Simpson, mujer rellenita C


Pese a haber aumentado de peso, Jessica sigue usando la ropa apretada. Error.
También suele ir con zapatos planos y con tejanos. Otro error, ya que parece que tenga
más culo y el cuerpo más corto. Para estilizar, los jeans no deberían ir ceñidos al cuerpo,
y los zapatos deberían tener tacón.

Combinación ideal de día:


Un LBD hasta las rodillas o bien justo por debajo de éstas es una de las mejores
opciones. Si te decides por otro tipo de vestido el escote nunca debe ser frontal, sino

54
trasero. Y olvídate de las minis.

Combinación ideal de noche:


Un vestido largo, liso en la parte delantera y con un gran escote en la espalda. Si
prefieres la combinación de falda con top, que la falda sea muy recta y el top abierto por
la espalda, nunca por delante. Te sentirás muy sexi.

55
Lo más de lo must

56
El fondo de armario. ¿Qué ha de tener?

Confiesa, has oído hablar de fondo de armario y siempre has querido saber si lo
tienes o te falta alguna pieza. En realidad y a pesar de que es un término que se usa
mucho, te sigues haciendo dos grandes preguntas: ¿Cuáles son las piezas esenciales que
lo componen? ¿En qué debes invertir para tener un buen fondo de armario?
El número dependerá de a quién le consultes. Para mí, el fondo de armario se
compone de cinco piezas, aunque lo más importante para ti no es el número, sino las
combinaciones que puedes hacer entre ellas para sacar el máximo rendimiento a tus
compras. No quiero que gastes dinero innecesariamente. Sí quiero que tengas las prendas
it que no deben faltar en tu armario.

Los cinco básicos:


Un vestido negro
Un cárdigan largo
Un blazer negro
Unos zapatos de tacón
Un bolso XXL

Un vestido negro: lo más de lo must


Es una de las inversiones más seguras que puedes hacer. Tú has de tener en tu fondo
de armario un vestido negro corto, ceñido y de tirantes. Mi recomendación es invertir en
uno de raso negro. Si puedes permitírtelo, cómprate uno de la firma Dolce & Gabbana,
de su línea básica o de la más joven. Lo puedes conseguir por trescientos euros y si es de
primera línea, aproximadamente por el doble. Atrévete a completar esta inversión con
otro vestido negro, pero largo. Piensa que es realmente una inversión, porque estoy
seguro de que por su calidad y versatilidad, permanecerá en tu armario por mucho
tiempo.
Si tu silueta es algo voluptuosa, cuando busques tu vestido negro decántate por el
corte imperio, es decir ceñido al pecho y suelto a partir de ahí. Tu largo ideal es hasta las
rodillas.

«Me gusta tener mi dinero donde lo pueda ver: colgado en mi armario.»

57
Carrie Bradshaw

Un cárdigan largo sin fallos de estilo


La compra de un cárdigan largo hasta las rodillas te asegura grandes aciertos en el
estilo ya que es una prenda que en muchas ocasiones, tanto de día como de noche,
substituirá a blazers y otras chaquetas. El color de tu cárdigan largo siempre será en
tonos pastel, por ejemplo rosa palo, color crema o verde claro. Esta gama de colores te
permitirá jugar con diferentes estilismos y si además consigues que el tejido sea punto de
seda, irradiarás estilo. Puedes conseguirlo en Zara por alrededor de cuarenta euros, o en
Cortefiel por unos sesenta. Atrévete a completar esta pieza con otro cárdigan corto, pero
ahora cambia el colorido: en gris o negro. Verás lo útiles que te resultarán.

Un blazer negro: versatilidad máxima


Cuando encuentres un buen blazer negro ceñido a la cintura y que lleve uno o dos
botones, no lo dudes e invierte en él. El blazer es súper versátil porque admite las
máximas combinaciones: con vestido, con jeans, con pantalones de vestir o con falda
informal. En épocas de entretiempo la mejor manera de lucirlo es arremangado y abierto,
mostrando el top escotadísimo que lleves debajo y si tienes buenas piernas, un short
tejano. Completa este outfit con unas maxipulseras y unas sandalias romanas, y causarás
sensación. Si es invierno, lúcelo acompañado de una pashmina enorme o una bufanda de
conejo, zorro o visón. Añádele además unos bonitos guantes, y tu blazer podrá sustituir
incluso al abrigo. Cuida de que el corte sea perfecto y no te haga arrugas en la espalda o
en la unión de la manga con el cuerpo. Si tienes pechos grandes, evita los bolsillos en esa
zona. Encuentra el tuyo, y lucirás estupenda las veinticuatro horas del día.

«Algunos sueñan con piscinas. ¡Yo sueño con armarios!»


Audrey Hepburn

Unos zapatos de tacón: objeto de deseo


El tacón alto no es el más cómodo, pero es indiscutiblemente el más sexi, y el que
realmente viste. Este tipo de zapato es la pieza clave para un estilismo de infarto. Súbete
a sus doce centímetros, aprende a caminar con ellos (practica mucho en tu casa antes de
pisar la alfombra roja, o cualquier alfombra fuera de ella) y te convertirás como por arte
de magia en la reina de la noche.
Creo que deberías tener siempre tres tipos de zapatos, los tres de color negro. Unos
planos, unos de tacón medio (de unos ocho centímetros) y unos taconazos (de entre diez

58
y doce centímetros). Hay muchas marcas fantásticas, pero si sólo puedes invertir en un
par de zapatos de gama alta, mi consejo es que te compres unos Pigalle de Louboutin.
Son tan sexis que es casi imposible superarlos.
Finalmente, hazte con unos zapatos rojos y otros dorados. Los dorados te servirán
para un evento formal, cuando no quieras ir toda de negro; verás cómo te añaden un
toque elegante y parisino, destacando tu feminidad. Los rojos, en cambio, destacarán tu
sex-appeal.

Bolsos: los extremos


Si eres una mujer activa, necesitas un bolso XXL para poder cargar con todo lo que
precisas durante el día. El bolso se acaba convirtiendo en un rincón personal, así que su
elección es de suma importancia.
Un buen bolso siempre es de piel y nunca es barato, pero acaba siendo una buena
inversión. Un bolso de buena calidad generalmente no pasa de moda y dura mucho
tiempo, sobre todo si lo cuidas bien. Yo mantengo los míos pasándoles crema con
regularidad, y guardándolos en sus dust bags.
El universo del bolso es muy amplio, pero mis preferidos son los modelos Muse, Rive
Gauche y Downtown, de Yves Saint Laurent.
Si ya tienes tu bolso XXL, tienes otra necesidad a cubrir: el otro extremo, el bolso
XXS. Pequeño, chic y para la noche, no te permitirá guardar prácticamente nada pero
será un complemento fascinante a tu look nocturno o de fiesta. No es necesario que
gastes una millonada en un mini clutch trenzado en piel de Bottega Veneta. Puedes
comprarte un bolsito joya en las tiendas Accesorize por unos sesenta euros.

59
Los básicos y sus secretos

Algunas prendas tienen fecha de caducidad, porque han sido excesivamente fieles a la
moda. Otras, en cambio, siguen enamorando y seduciendo con el paso del tiempo.
Algunas de ellas envejecen bien y otras no tanto, como las propias mujeres. Pero lo más
importante es que sean adecuadas para el uso al que están destinadas, y sobre todo, que
te hagan sentir bien dentro de tu piel.
En este capítulo, me propongo ayudarte para que puedas seguir la moda sin
equivocarte ni renunciar a tu propio estilo.
Lo importante no es que tengas mucha ropa, sino que tengas la que realmente te hace
verte y sentirte bien.

60
Los tops

En la actualidad, denominamos top a la prenda que viste la parte superior del cuerpo
y que se combina con faldas, pantalones, bermudas o shorts. Pueden ser de muchos tipo,
desde polos y camisetas de tirantes hasta blusas y camisas.
En cuanto al escote, puede ser redondo (también llamado crew neck), típico de las
camisetas (t-shirts, porque al apoyarlas sobre una superficie tienen forma de T), de
corazón, palabra de honor (el más sexi, que deja totalmente a la vista los hombros),
cuadrado, recto o de barco (ancho y siguiendo la clavícula).
En cualquiera de sus formas —y siguiendo los consejos que he dado para cada tipo
de figura— un top le dará más personalidad a tu imagen. Durante el día te recomiendo
una versión más casual con short o minis y faldas denim. Y por la noche combinados
con faldas vaporosas y largas.

«Siempre he pensado que las t-shirts son la primera y la última letra del alfabeto
de la moda.»
Giorgio Armani

61
Las faldas

La falda existe desde siempre, aunque a lo largo de la historia adoptó muchas formas.
El siglo XX fue testigo de dos grandes innovaciones, la falda tubo o lápiz, y la minifalda,
creada por la inglesa Mary Quant en los años sesenta.
En la actualidad, la falda es uno de los artículos más versátiles, dado su variable
tamaño, sus múltiples cortes, su riqueza en tejidos y su gran variedad en cuanto a estilos.
Siempre actual, hoy se llevan absolutamente todas. Desde las más mini y chic hasta
las más largas y neo hippies. Son una prenda muy femenina, que te hace sentir bien.
Hazte con la que mejor vaya contigo en cada ocasión.

Falda tubo
También conocida en el mundo de la moda como pencil skirt (lápiz), la falda tubo
brinda una indiscutible elegancia. Su medida ideal es a la rodilla. Es decir, ha de acabar
exactamente donde empieza tu rodilla o bien un pelín más abajo, pero no mucho más.
Pocas prendas te harán sentir más femenina que esta falda, y pocas te aportarán un
plus sexi tan elevado. A los hombres las faldas los vuelven locos y sobre todo cuando
tienen un corte. Ese pequeño corte sirve para seducir, pero sobre todo para facilitar el
caminar.
Te presento a la mejor falda de tubo del mundo: de color negro, que descansa donde
comienza tu rodilla y va abierta por detrás. Cuando sea una tubo sin apertura trasera,
procura que su tejido sea elástico para que puedas moverte con comodidad.
¿En qué ocasiones te la puedes poner? Tanto para ir a trabajar, como para asistir a un
cóctel o ir de fiesta con tus amigos. Pero siempre con tacones medianos o altos.

Falda tutú
Este formato de falda, inspirada en los tutús de las bailarinas clásicas, debe su actual
fama y aceptación gracias a la influencia del glam rock. Curiosamente, admite tanto un
estilismo roquero como un estilismo más lady o de princesa. La falda tutú otorga un look
divertido y muy juvenil. Atención, esta falda sólo le queda bien a las mujeres delgadas y
de piernas ídem, así que si las tienes cortas o gorditas, pasa de ella.
La combinación ideal es con chupa de piel, botines acharolados y camiseta. Ni se te
ocurra combinarla con una camisa y/o una americana.

62
Los tejidos que mejor le sientan a una tutú son los vaporosos y los brillantes, la seda
o el satén, ya sean lisos o estampados. En cuanto a su largo, siempre hasta la rodilla, ni
un centímetro más.
Conseguirás un look princesa très chic combinando una falda tutú con un blazer en
lugar de una chupa, y unas sandalias en lugar de un botín.

Falda bandage
Es la falda ajustada, formada por tiras de tela, que el modisto Hervé Leger ha
perfeccionado hasta lo inimaginable. Estoy de acuerdo en que no es un tipo de falda apta
para todos los cuerpos, sino sólo para los más esbeltos. Si a ti te queda bien, te hará
sentir muy sexi en una noche especial. Combínala con un top ceñido y unos taconazos de
vértigo (salones o sandalias). Un conjunto ideal para llevar en la mano ese bolsito joya
que has conseguido después de mucho buscar.
Para un look de día, combina la falda bandage con un top que puede ser escotado,
pero no en exceso, y tampoco muy ceñido. También les sienta bien un collar de gran
tamaño, que puede ser dorado, pero cuida que sea más bien corto, o en todo caso que no
supere el escote.
Un look de noche: falda bandage por encima de la rodilla con un top oscuro, en raso
verde botella, y por supuesto sin sujetador. Complementos: una sandalia de tiras doradas
y un bolsito de fiesta pequeño de color negro con incrustaciones. Si quieres, añade varias
pulseras gruesas y doradas. Tu pelo brillante y suelto le dará el último toque de magia.

Falda de talle alto


Mi preferida es la de piel. Si le añades una camisa, conseguirás un toque ejecutivo
muy chic. Pero si la combinas con camisetas sin mangas, conseguirás un look más
desenfadado. Si la camiseta es lisa o casi no tiene estampados, puedes adornar tu cuello
con algunas piezas de bisutería. Si la camiseta es estampada, el cuello debe quedar
totalmente despejado y lo que puedes recargar son tus muñecas, con diferentes pulseras
y un gran anillo.

Falda recta
Más cómoda que la de tubo, no se estrecha en la zona de las rodillas. Es la falda
preferida para un día «normal», pero sin renunciar a ir arreglada. Además, va con casi
todo, tanto con tops ceñidos como anchos como con camisas o blusones. Pero aun así
hay que tener en cuenta algunos conceptos para mejorar esas combinaciones: si la falda

63
es estampada o tiene mucho color, el top ha de ser suave y los complementos, sencillos.
Si es de día y quieres impactar, te sugiero un look: toda de negro, con unos zapatos
de color fucsia. O toda de negro, incluso los complementos, pero con una falda amarilla.
Para la noche, vístete toda de negro, con un top de lentejuelas blancas. Serás la más
chic.
Otra combinación ganadora: falda recta estampada con cárdigan largo, ajustado a la
cintura con un cinturón, acompañados de un bolso XXL. Cuando llegue la noche y
quieras estar igualmente femenina pero mucho más sexi, abandonarás el cinturón y
cambiarás el maxi bolso por un bolsito de fiesta, te enfundarás en un top ceñidísimo y te
pondrás unos salones de charol de punta.

Faldas con imaginación


Los paillettes son pequeñas piezas de metal, generalmente brillantes, cosidas a una
tela. Las lentejuelas son las más conocidas, que son redondas, pero los paillettes pueden
tener muchas otras formas. Un vestido o una falda con paillettes atrae todas las miradas.
Se suelen usar de noche, pero mi propuesta es hacer de este tipo de faldas un elemento
diario. Sin miedo, lo importante es que te quede bien y te haga sentir bien.
Una falda de plumas para el día queda muy bien combinada con medias negras muy
tupidas, botines o salones de punta, un blazer ajustadísimo y una pashmina XXL, capaz
de cubrirlo todo.
Las más fashionistas pueden optar por cambiar el botín o el zapato de salón por unas
sandalias de varios colores, o bien metalizadas, y el blazer ajustado por un cárdigan largo
de punto.
En cuanto al bolso que queda bien con este tipo de falda, de día y para conseguir un
estilo más sport puedes llevar tu querido bolso XXL, pero al llegar la noche lo sustituirás
por uno pequeño del tipo clutch, para un plus de sofisticación.

Distintas maneras de entender la moda...

«Un vestido es como un jarrón al que el cuerpo sigue. Mis creaciones son
como módulos en los que el cuerpo se mueve.»
Pierre Cardin

«El vestido debe seguir el cuerpo de una mujer y no el cuerpo la forma del
vestido.»

64
Hubert de Givenchy

65
Los pantalones

En el universo de los pantalones existen muchos y muy diferentes tipos de corte, ya


sean para mujer o para hombre. Saber cuál es el modelo más adecuado para cada figura
y cada situación te permitirá lucirlo mejor.
Antes de comprar tus próximos pantalones, consulta esta breve descripción de los
tipos más comunes en el mercado.

Los jeans
Se los llama jeans, tejanos o vaqueros, y son quizá los pantalones más universales del
mundo. Nacieron como uniforme de trabajo para el campo (los usaban los vaqueros de
los ranchos) y los mineros, y fueron diseñados para ser utilizados con botas. El pantalón
vaquero clásico es más bien recto y tiene un pequeño dobladillo en la parte inferior, casi a
la altura del tobillo, para que la bota encaje bajo el pantalón. Fieles a sus orígenes, estos
pantalones quedan bien con unas botas de cuero o bien con unos zapatos de suela
gruesa, tipo Martens, que suelen estar confeccionados en tela de jean azul oscura. Esta
combinación logra un look muy casual y relajado. Los jeans tienen su versión tailored,
es decir de sastrería; en su versión femenina, es ideal para combinar con stilettos.
Aunque si te va un look más desenfadado, anímate a los vaqueros clásicos con un
cinturón brillante y femenino y tacones, lograrás un mix masculino-femenino infernal.

Pantalones anchos
En este corte, las piernas del pantalón se ensanchan muy suavemente, casi sin darte
cuenta, desde la cintura y hasta llegar a la altura del pie. La caída de este corte es muy
buena, la tela fluye, y el único punto de ajuste está en la cintura.

«Muchas veces he dicho que hubiera querido inventar los tejanos. Son la
prenda más espectacular, práctica, cómoda y despreocupada. Tienen
expresividad, modestia, sex appeal y simplicidad. En suma, todo lo que espero
de mis creaciones.»
Yves Saint Laurent

El ancho es un tipo de pantalón que se utiliza exclusivamente en el mercado de moda


femenina, y nunca en el de moda masculina. Curiosamente, los únicos pantalones de

66
hombre que siguen este corte son los pijamas y los pantalones de los equipos deportivos.
Indiscutiblemente, en este corte prima la comodidad.

Pantalones Oxford
La moda de los años sesenta y setenta se destacó por sus formas innovadoras. Uno
de los grandes éxitos de la época fueron los pantalones Oxford, quizá más conocidos
como pantalones «pata de elefante».
Son pantalones en los que el corte ajusta en la cintura y hasta la altura de la rodilla,
aproximadamente. Pero cuando llegan a la rodilla empiezan a ensancharse abruptamente
hasta llegar a la altura del pie.
Con la moda retro que se ha impuesto en los últimos años, los pantalones de pata
ancha han regresado, pero con formas menos extremas. Lo que hay que reconocerles es
que estilizan mucho.

Rectos
Es el corte de pantalón más común de todos los posibles. Los usan hombres y
mujeres por igual, y todos los días. Se adaptan a prácticamente cualquier ocasión, tanto
como pantalones de vestir como deportivos o informales, e incluso como jeans.

Baggy o boyfriend
El último grito de la moda... de la moda hip-hop, para ser más exactos. Los baggy
han estado de moda hace décadas y ahora han vuelto, logrando una masiva aceptación
en el mundo de la moda. Los reconocerás porque tienen unas piernas muy anchas (en
realidad son muy anchos en todo su diseño). Algunos de ellos comienzan ajustados (o
relativamente ajustados) en la cintura y van ensanchándose violentamente, mientras que
otros son en realidad pantalones rectos, pero de una anchura exagerada en toda la pierna.
Estos pantalones tienden a caer sobre las zapatillas o las zapatos, cubriéndolos
parcialmente.
Por supuesto que estos pantalones son totalmente informales, por no decir
excesivamente informales. Carece de cualquier tipo de glamur, aunque si te gustan te
propongo que los uses con una una simple t-shirt ajustada y un blazer, unas bonitas
sandalias de tacón y un bolsito de mano sport. Otra posibilidad sería arremangar un
poquito el pantalón y combinarlo con un top caído de un hombro, unas bailarinas y un
maxi bolso.

67
Tight o pitillos
Es un pantalón sin ningún tipo de ensanche. Empieza con un calce justo de cintura y
se mantiene ajustado hasta el final, con lo que tus zapatos quedarán muy a la vista. Este
corte se aplica sobre todo en pantalones de vestir y que requieren de cierta formalidad.
Su punto más fashion es esa complicidad que posibilita lucir siempre el calzado, motivo
por el cual en un pantalón tight nunca podrás descuidarlos. Elige sólo zapatos muy
elegantes, tanto planos como con tacón. La combinación triunfadora es con una camisa
de vestir o un suéter con cuello en V. Estarás perfecta para asistir a una reunión
semiformal, sea de trabajo o de placer.

Los pantalones para cada tipo de figura


Ahora que hemos repasado los tipos de pantalones, veamos qué pantalones son los
más indicados para distintos tipos de figuras. Antes de comprar un par de pantalones
debes de tener claro no sólo con qué los combinarás, sino cuáles te favorecen.

Piernas delgadas
Si tienes las piernas delgadas y eres alta o de estatura media, elige pantalones
entubados y pitillos, que resaltarán tu figura estilizada. Si además quieres destacar la
parte posterior de tu anatomía (y no la tienes abultada, claro), busca pantalones con
bolsillos traseros, solapas o bordados.

Piernas demasiado delgadas


Si tienes las piernas largas y delgadas tienes mucha suerte, pero si son demasiado
delgadas, o no tienen una forma de la que estés orgullosa, lo que mejor te sentará es el
pantalón recto. También puedes comprar un modelo estrecho, pero nunca muy ajustado.
Huye de los pitillo, porque lo único que harán es destacar una delgadez excesiva.

Piernas cortas
En este caso, conviene que evites los pantalones anchos, sobre todo si quedan
fruncidos en los tobillos. Evita los pantalones de telas gruesas y los que tienen dobladillo,
porque acortan visualmente la figura. Opta por pantalones rectos o pitillo (si las tienes
cortas, pero delgadas), y ponte unos zapatos de tacón del mismo color que los
pantalones, para crear una línea ininterrumpida.

Caderas amplias
Si tus caderas son generosas, tu mejor opción en cuanto a los pantalones es
concentrarte en los de corte recto y con cintura baja. De lo contrario, un pantalón

68
estrecho y de cintura alta te marcará demasiado la figura y no te favorecerá.

Delgada y con vientre plano


Si tienes la suerte de ser delgada y haber conseguido un vientre plano, apúntate a la
difícil moda de los pantalones de talle alto. Te quedarán perfectos, especialmente si no
tienes muchas curvas y quieres verte más sensual.

69
Los vestidos

La prenda femenina por excelencia, el vestido define a la mujer que lo luce. Al estar
formado por una pieza única, dice mucho de ti. ¿Qué es lo que dice? Si vas con un
vestido de cuero muy ceñido, tu mensaje es claro: vas buscando (o dando) guerra. Si vas
con un vestido amarillo y vaporoso, eres un sol y destilas confianza. Si te decides por un
vestido negro de corte sobrio transmitirás clase y elegancia, pero también sencillez.
Cuando en cambio, te pones un vestido rojo, está claro que eres atrevida y quieres ser el
centro de atención.
Ése es el verdadero poder del vestido: es una pieza unitaria que dice cómo somos, o
cómo queremos que nos vean ese día.
¿Cuántas veces has oído o leído aquello del little black dress? El clásico vestidito
negro popularizado por Chanel y amado por Audrey Hepburn nos sirve tanto para un
cóctel como para una fiesta, para ir a buscar a los niños al colegio o acompañar en un
entierro... Todo depende de cómo lo complementes. Pero cuidado: pese a que son un
básico y un must en todos los armarios, no por ello deben ser todos iguales. Tienes que
encontrar el tuyo.
Cuando voy de shopping con Cristina, que además de una de mis mejores clientas es
una querida amiga, siempre acabamos comprando un vestido negro. A ella le encantan y
su vestidor es una larga colección de vestidos de noche y de cóctel. Pero si tu tendencia
es comprar siempre vestidos negros, haz un esfuerzo y oblígate a incorporar otros
colores a tu armario.
Aparca el eterno vestidito negro que tan y tan bien ha cumplido con todas sus
funciones, y atrévete con colores, texturas y formas. Un little dress (vestido corto) de
color chocolate o azul noche te quedará espectacular. De día, anímate a usar un vestido
lila o aqua, te sentirás ligera y fresca hasta que se ponga el sol.
Si eres joven, cómprate un vestido de Dolce & Gabbana en satén de color fucsia para
salir con tus amigas. Y si tienes cincuenta años no te pruebes sólo el vestido; ármate el
outfit entero. Pídele al vendedor de la tienda zapatos, chaquetas, cárdigans... todo lo
necesario para asegurarte de que ese vestido, sea de la marca que fuere, es el ideal para
ti. Si tienes paciencia, lo encontrarás y lo harás brillar con tu propio estilo.

«Un bello vestido puede parecer hermoso en una percha, pero eso no significa
nada. Debe ser visto vistiendo unos hombros, siguiendo los movimientos de los

70
brazos, las piernas y la cintura.»
Coco Chanel

Hay muchos tipos de vestidos, pero no todos sirven para todas las ocasiones, como
tampoco todos los cortes sirven para todos los cuerpos. Una vez más, recuerda siempre
cuál es tu silueta y renuncia a lo que no vaya bien con ella.

Comodidad y lógica, pero también sueños e ilusión

No crecí pensando que dedicaría mi vida al mundo de la moda. Ni siquiera


soy consciente del momento en que dije «¡esto es lo mío!», pero sí es cierto
que desde muy pequeño me he sentido atraído por la ropa y los complementos,
por la moda en general.
En los ochenta la moda era puro exceso. Fueron años marcados por
hombreras desmesuradas, volantes exagerados, pantalones fuseaux, colores
llamativos y estampados. A finales de esa década, en mis comienzos, mi
propuesta fue relajada, urbana y minimal; me adelanté a lo que existía en
esos momentos. En el presente estoy contento con mi trabajo, he creado una
marca y un estilo, un mundo a mi alrededor que lleva mi impronta. Mis
tiendas me permiten llegar a mi público objetivo y acercarles la ropa que
considero más adecuada para vestir a la mujer de hoy. Hago prendas simples
y urbanas que tienen su fuerza en la nobleza de los tejidos, en la proporción
de los volúmenes y en la precisión de los cortes. Vendo serenidad, discreción,
pero también emoción, diferencia. Vendo comodidad, lógica, pero también
sueños, ilusión. Me dirijo a mis clientas de siempre, a las mujeres que están a

71
mi alrededor, con las que convivo. Salir a pasear y cruzarme con una mujer
que lleva puesta alguna de mis prendas convierte el trabajo del día a día en
satisfacción.
Las modas vuelven, se retoman prendas de antaño para modificarlas y
combinarlas de forma diferente y así convertirlas en algo nuevo. Es el futuro
de la moda.
Angel Schlesser

Entre los escotes que ya conoces, los que suelen favorecer más son los de forma en V
y los palabra de honor (recuerda que estos últimos dejan los hombros y los brazos en
evidencia). Nada más efectivo y sexi para la noche que un vestido de Victoria Beckham
Collection. No pasarás desapercibida.
El escote en V, pero en versión vertiginosa, puede ser el broche final para un estilismo
de película. Siempre recordaré el vestido de Jennifer Lopez en la entrega de los premios
Grammy. Firmado por Versace y con un estampado de jungla, el escote en V bajaba
hasta el ombligo. Fue un vestido sublime y uno de los más comentados.
Quizás estés pensando que tú no asistes a ese tipo de ceremonias y que no necesitas
que tu escote vaya al encuentro de tu ombligo. Pero, por favor, anímate a que baje hasta
debajo de tu pecho y, no sólo en un vestido, sino en un simple top o camisa, y
comprobarás cuánto te favorece (recuerda el cásting de sujetadores que hicimos).

72
Los abrigos

El abrigo ha de llegar a tu armario antes que el propio frío, por eso ha de ser una de
tus compras estrella en otoño. Los diseñadores siempre rinden homenaje al abrigo, así
que apuesta por él contra viento y marea. Los tienes de todo tipo: cortos o largos,
clásicos o deportivos, lady o militar, lisos o estampados, setenteros, masculinos, de
cuero, elegantes o casual... en cualquiera de sus formas el abrigo es tu fachada
arquitectónica en invierno. Lúcelo como nadie y combínalo con todo, desde jeans o
leggings hasta un lujoso vestido de fiesta. Te daré las claves que necesitas para
combinarlo. Y recuerda, la compra de un abrigo realmente bueno es una inversión,
porque sobrevivirá al tiempo y a las tendencias.

Abrigos de pelo
Un abrigo que está de moda temporada tras temporada es el de pieles. Sean
auténticas o de imitación, si tu apuesta es por una moda eco, más responsable. Un abrigo
de visón, de zorro o de conejo es una gran inversión, porque además de envolverte en
glamur, te acariciará en esas noches frías de invierno. Los abrigos de piel sintética han
evolucionado mucho, y los buenos son casi tan bonitos como los de piel real. Llévalos de
estampado animal, de colores neutros (gris, marrón o negro) o incluso de colores fuertes
y vivos. Y atrévete con los completos, porque un buen abrigo admite cinturones anchos y
joyas llamativas. Combínalos con faldas y pantalones estrechos, con botas y zapatos de
tacón.

Look ideal: un abrigo tres cuartos de pelo con camiseta blanca, jeans pitillo
gastados, unos bonitos salones de aguja o botines, y un gran collar.

Cazadoras de cuero
Los clásicos siempre vuelven y la década de los ochenta siempre lo hace con fuerza,
de ahí el protagonismo de un icono: la cazadora de cuero, tanto para hombres como para
mujeres. Con una cazadora en tu armario, puedes decidir entre un look roquero,
motorista o militar.
El color mítico de las cazadoras de cuero es el negro, pero puedes encontrarlas de
otros colores estupendos, y también en telas acolchadas, con o sin capucha. La
combinación perfecta es con pantalones estrechos, camisetas con diseños, cinturones
anchos, botines y muchas tachuelas.

73
Look ideal: chupa de cuero, jeans estrechos, camisetas estampadas y tu maxi
bolso; en tus pies, unas bailarinas o botas de tacón alto.

Capas
Échate a los hombros una capa y te cubrirás de un estilo propio. Elige las capas
cortas, elegantes y de cuello redondo. De día apuesta por un tono claro, o si eres más
atrevida con un ligero estampado, y de noche por una capa más cálida en tonos oscuros.

Look ideal: una capa sólo luce bien si en la parte inferior usas una prenda ajustada,
como pantalones pitillos o una falda lápiz. Añádele una camisa de vestir, grandes
gafas de sol, y un bolso tipo Birkin, y arrancarás exclamaciones de admiración a tu
paso.

«Las gafas de sol son como la sombra para párpados. Todos parecen más
jóvenes y bellos con ellas.»
Karl Lagerfeld

Chalecos
Un buen chaleco puede darle un toque chic al estilo más casual. Actualmente puedes
encontrarlos en multitud de materiales y acabados: los hay en piel, cuero, de lana,
acolchados o con capuchas. Hazte con el que aporte valor a tu propio estilo.

Cárdigans
Los cárdigans son el nuevo must a tener en cuenta —recuerda que ha de ser una de
las prendas it de tu fondo de armario—. Cortos (también llamados rebecas) o hasta la
rodilla, de lana para el invierno o de punto de seda y algodón para el verano, hazte con
varios de ellos. Sí, he dicho varios, porque te permitirán estar fabulosa siempre. Podrás
llevarlos incluso en ceremonias como bodas o bautizos. La clave es lucirlos con un mini
vestido. El cárdigan permite jugar con superposiciones en un mismo look y es tan fácil de
combinar que acaba favoreciéndote incluso más que un blazer.

Guía definitiva para comprar tu próximo abrigo

❑ Invierte en un corte clásico y te acompañará de por vida.


❑ El abrigo elegido debe ser funcional y cómodo.
❑ Si es oscuro, lo podrás lucir de día y de noche.

74
❑ Si es de un solo color, te combinará con todo.
❑ Si te llega hasta la rodilla lo podrás utilizar más (las bajitas, optad por un abrigo corto,
que os llegue hasta las caderas).
❑ El abrigo en forma de A queda bien a todas las mujeres y otorga un toque juvenil.
❑ Entallado en el pecho y con cinturón te favorecerá muchísimo, porque ayuda a crear
curvas con proporción.
❑ Elige uno con vuelo o diseños atrevidos, sólo si eres muy delgada, pues te ayudará a
conseguir algo más de volumen.

Sin miedo al color


Antes de entrar en el maravilloso mundo de dos de mis compras fetiche —zapatos y
bolsos— quiero hablarte un poquito de la fuerza que ejerce en nosotros el color, y de la
influencia que éste puede tener en los demás. Para mí el color es emoción, y lo que hace
es influir en nuestro estado de ánimo y también mostrar a los que nos ven, cómo nos
sentimos.
Los acontecimientos sociales conllevan una serie de emociones propias y ajenas, y
debemos tenerlo presente para no cometer gaffes imperdonables. Por ejemplo, el uso del
negro para mostrar respeto en un funeral, o el hecho de que el blanco, en una boda, esté
reservado a la novia. Un vestido rojo de Valentino (o inspirado en él) con un gran escote,
es la suma del romanticismo y la pasión. El color es una forma de lenguaje y debemos
saber utilizarlo. Aquí te doy algunas claves.
Si tienes una cita con un chico fabuloso has de mostrar tu lado más sexi, por lo que es
una buena ocasión para usar algo ceñido en un color vivo. Si no quieres mostrarte
demasiado atrevida por ser la primera cita, elige un vestido negro pero añadiendo siempre
un complemento de un color vivo que lo personalice: un bolso fucsia, unos zapatos
verdes o un collar dorado.
Si esa cita no resultó ser como habías imaginado no cometas el error más típico del
día siguiente: ir al trabajo con cara de pena y vestida de color gris de los pies a la cabeza.
Debes hacer todo lo contrario: una prenda en color fuerte o bien en un tejido brillante te
ayudará a levantarte el ánimo, y de paso conseguirá que tu cara pase más desapercibida.
El mal rato lo pasarás igual, pero sin perder el glamur.
El color te aportará vida y luminosidad en cualquier situación. Recuerda el famoso
eslogan de New Man: «La vie est troup courte pour s’habiller triste» (la vida es
demasiado corta para vestirte de manera triste), y haz un cásting de colores para saber si
te sientan mejor los colores cálidos —rojos, naranja, salmón, amarillo— o los fríos —
azul, verde, violeta—. Fíjate en los que «casan» mejor con tu color de piel (recuerda que

75
en verano, con la piel tostada, te quedarán bien colores que en invierno no te favorecen)
y con tu color de cabello.
También puedes elegir un no color como el negro y lucir estupenda, pero no abuses
de él. Ponte una americana de color amarillo sobre el vestido negro, por ejemplo.
También puedes elegir unas tonalidades neutras y armónicas en la gama de los beis y los
ocres, pero rómpelos combinándolos con un verde o un fucsia chillón.
No le tengas miedo al color, porque no sólo enriquecerá tu look sino que te dará una
mayor seguridad. Y, aunque puede ser una buena idea utilizar los colores según tu humor
o tu estado general de ánimo, mi recomendación como personal shopper es que priorices
los colores por su combinación y por cómo te sientan ellos a ti, más que por cómo te
sientes. Si te vistes con colores alegres, te alegrarán el día (o la noche). Combina. Mezcla
y prueba. Ponte guapa.

Para gustos, colores...

«Las mujeres piensan en todos los colores excepto en la ausencia de color. He


dicho que el negro lo tiene todo. Lo mismo que el blanco. Su belleza es
absoluta. Son la armonía perfecta.»
Coco Chanel

«El negro, al igual que el blanco, es el mejor color.»


Karl Lagerfeld

«El gris, el turquesa claro y el rosa siempre prevalecerán.»


Christian Dior

«El mejor color del mundo es el que te queda bien.»


Coco Chanel

76
«Cuando tengas dudas, vístete de rojo.»
Bill Blass

77
A tus pies, los zapatos

Taconazos forever
Ha llegado el momento de hablaros de mi gran devoción y del fetiche por excelencia
de todo hombre y toda mujer: el zapato de tacón.
Si esperas que te hable de bailarinas, flip flops, zapatos masculinos para mujer o
acordonados, puedes saltarte este apartado. Porque la moda tal como yo la entiendo
implica sentirse bien con uno mismo y gustar a los demás, y esto sólo se consigue
plenamente con el zapato de tacón. Éste es el verdadero objeto de culto del vestuario.
Puede parecer que subirnos a unos taconazos y ver el mundo desde diez o doce
centímetros más de altura es poca cosa. Pero te aseguro que ese simple acto hace que el
aspecto de una persona cambie por completo. Recuerdo una vez que en una entrevista
para un periódico me preguntaron: «¿Qué sientes sobre unos tacones?» y yo contesté:
«Los tacones me dan poder.»
La traducción de ese poder se convierte en un tema de actitud personal, porque lo
que se consigue es una mayor seguridad en uno mismo. Un poquito más de altura, y eres
capaz de ver el mundo de otra manera. Subirse a unos taconazos y aprender a andar con
ellos y disfrutarlos es toda una vivencia personal que acabamos transmitiendo a los
demás.
Una mujer sobre unos buenos stilettos tiene un cuerpo diferente (las piernas y el culo
se ven más bonitos), camina diferente (más erguida y con un andar felino), y se siente
totalmente diferente (poderosa y sexi). Eso es seguridad, y es algo que se percibe.
Tamara Mellon, directora creativa de Jimmy Choo, dijo una vez: «Yo no me bajo de
mis Choo de diez centímetros ni para ir a buscar el pan. Los llevo a diario.» Quizás esta
señora no tiene que hacer mil recados en un tiempo récord como tú o ni siquiera tiene
que subir y bajar escaleras para moverse en transporte público, pero si sigues mis
consejos tú también podrás usar tacones todo el día.

«Cuando todo te resulta cuesta arriba, piensa en esos tacones que te ayudarán a
fortalecer tus piernas. Siempre hay que buscar el lado bueno, sobre todo
cuando los tiempos son malos...»
Víctor Blanco

Londres es una de las capitales mundiales de la moda. Yo, que he tenido la

78
oportunidad de vivir allí, he podido comprobarlo. Jamás he visto gente tan fashionista las
veinticuatro horas del día como en esa ciudad. Allí, la mayoría de las chicas sale de su
casa entre las siete y las ocho de la mañana, con sus vestidos faja, sus faldas tubo, sus
camisas estrechitas, sus trajes sastre y sus maxi bolsos. Al mirarles los pies (si logras
hacerlo a pesar de que van a toda velocidad) descubres unas flip flops, es decir, las
chanclas de dedo de toda la vida. Pero en sus manos o en el bolso llevan unos tacones de
vértigo de mínimo diez centímetros. La primera vez no lo entendí, pero luego pude
comprobar que para ir deprisa o hacer transbordos en el metro y el bus van cómodas, y
al llegar a destino (normalmente al puesto de trabajo) se calzan esos preciosos tacones
hasta que se acaba el día.
Piensa que no te insisto en que tengas un maxi bolso sólo por su belleza: permite
llevar casi todo lo que desees sin renunciar a estar elegante. En el XXL caben tus tacones
e incluso tu bolso joya por si surge un plan con ese chico de la oficina. En tu maxi bolso
puedes llevar o esconder lo que quieras: unas braguitas de recambio, un cepillo de
dientes... tú me entiendes.
Otra idea: sandalias en invierno. Yo lo hago, aunque la gente me mira sorprendida y
piensa que una sandalia de tacón es incompatible con el frío. Pero lo que no sabes es que
como hace frío y el pie se queda heladito ya no notas el malestar que puedes sentir con
unos taconazos. ¿Sorprendida? Pues hay técnicas bastante peores, como por ejemplo
acudir a los señores Jack Daniels, Martini o Absolut. El alcohol acaba eliminando el dolor
de pies, pero no es una buena opción porque —entre otras cosas— te hará perder glamur
a la hora de caminar y acabarás torciéndote un tobillo. Si te animas con este look, no
olvides cuidar tus pies para que estén impecables y tus uñas pintadas.

La propia ciudad condiciona el uso de los tacones en las mujeres. Londres o Nueva
York son ciudades muy cómodas para ir en tacones, porque sus calles son lisas y su
sistema de transporte público ofrece muchas opciones. Barcelona no lo es, porque tiene
todas las calles diferentes, unas con las aceras de superficies irregulares, otras lisas, de
diferentes alturas, algunas estrechas y llenas de obstáculos y otras con mucha subida...
andar en tacones por mi Barcelona natal es toda una aventura.
Antes de salir a la calle con unos taconazos, lo que sí os recomiendo es practicar en
casa. Además de hacer un poquito de ejercicio lo que conseguiremos es una mejor
adaptación del zapato a nuestro pie y evitar las molestas heridas que a veces hemos
sufrido. Los zapatos de tacón de buena calidad suelen tener la plantilla sabiamente
acolchada en los puntos clave. Por otra parte, hoy en día se ofrecen en las farmacias una
variedad de plantillas de gel que ayudan a acolchar las zonas en que se apoya el mayor
peso.

79
Una palabra sobre tu armario o vestidor. Lo ideal sería que tus zapatos estén
expuestos, alineados, ordenados y a mano, pues si no los ves no te los pones y acabarás
con los más cómodos, que ya están algo desgastados, o bien con las bailarinas de
siempre.

«No sé quién inventó los zapatos de tacón, pero todos los hombres tienen una
deuda con esa persona.»
Marilyn Monroe

Tipos de tacones
En realidad, cuando alguien sale de su casa con idea de no volver hasta la noche por
el horario laboral y los distintos recados o desplazamientos que va encajando, ha de tener
muy claro qué tipo de tacón elegir para resistir todo el día. Lo ideal sería mezclar
diferentes tamaños de tacón, con lo cual un buen truco es llevar refuerzos en el bolso, es
decir, unos preciosos stilletos que alternarás según el momento con unas comodísimas
bailarinas.
El día te permite tacones de entre seis y ocho centímetros, pero la noche te exige
tacones de vértigo, estilosos salones de charol o bien sandalias joya.
El día te exige medias, pero la noche te libera de ellas. No las utilices de noche y si es
época de frío cómprate un abrigo más largo que te cubra más las piernas, pero renuncia
para siempre a esas horrorosas medias en color carne.
Si vas vestida totalmente de sport y no quieres llevar tacones, puedes utilizar botas
planas, del tipo roquero y con alguna tachuela, o bien unas fabulosas botas de Hector
Riccione, que por estar confeccionadas a mano, se adaptan a la perfección a tu pie. Este
mismo estilo de bota, plana y de piel, puedes lucirlo también con short o minifalda y top
oversize; habrás conseguido una apariencia de top model.

A tus pies, princesa

Bailarinas: el must de lo cómodo


Salones: el must de la sofisticación
Bota motera: el must de lo casual
Peep-toes: el must del estilo
Tacón fino: el must de lo chic

80
Botines: el must de lo cool

Secretos para un andar más cómodo


Uno de los «trucazos» para que no duelan los zapatos nuevos es, sobre todo si son de
charol, ponértelos en casa con calcetín de algodón grueso (aunque apriete) durante unos
diez minutos, y luego ya puedes lucirlos sin sufrir.
Otro motivo de sufrimiento son las medias de microrejilla, que hacen doler la planta
del pie —sobre todo en las zonas de más roce y presión— cuando llevas tacones.
Aunque personalmente soy «anti medias» y prefiero una bonita pierna bien depilada en
vez de una media, si no quieres renunciar a ellas te recomiendo que lleves unas plantillas
de gel, pero colocadas estratégicamente: entre la media y el pie, y no directamente sobre
el zapato. Si haces esto último, la media hará ese efecto de microrrejilla y después de
caminar un rato sentirás quemazón. Mis plantillas preferidas son las Foot Petals, en color
carne o negro. Funcionan bien tanto con zapatos como con sandalias.
Otro de los errores habituales entre las fans de los tacones es, después de haberlos
llevado por unas horas, sentarse y quitárselos para darse un pequeño masaje. El pie se
hincha al ser liberado y luego, si consigues volver a ponerte el zapato, el dolor aumenta.
Si estás en una fiesta, no dejes de moverte o de bailar. Al llegar a casa, aunque estés
muerta de sueño date un baño de pies por unos minutos —cómprate unas sales
especiales que desinflaman y calman el dolor— y vete a la cama con los pies suaves y
perfumados. Los tendrás como nuevos por la mañana.

Las marcas que debes conocer


Me gustaría recomendarte algunas marcas, tanto de firma como low cost, para que
tus elecciones sean siempre acertadas. Las tres que nombraré en primer lugar son muy
conocidas, pero no por ello menos recomendables. Christian Louboutin es el creador de
—para mí— el zapato más sexi del mundo. Los de Jimmy Choo son los más femeninos
que existen. Y los zapatos de Manolo Blahnik, inmortalizados como manolos, además de
ser un objeto de culto son cómodos, consiguiendo que camines como si tuvieras puestos
unos zapatos planos sobre una altura de nueve centímetros.

«La mitad de mis diseños son una fantasía controlada, el quince por ciento una
completa locura y el resto, diseños simples y cómodos.»
Manolo Blahnik

Las apasionadas por el riesgo pueden encaramarse a los tremendísimos zapatos de

81
Nicholas Kirkwood o a los del todopoderoso Brian Atwood, uno de los nuevos dioses de
la elegancia.
Las fashionistas de los zapatos han de invertir en cualquiera de estas firmas
internacionales, y para ello se han inventado las rebajas.
En cuanto a las firmas de nuestro país, España tiene una excelente lista de geniales
zapateros como los creados por Pura López y Mascaró, zapatos algo más asequibles
(sobre los 150-250 euros), preciosos y super trendys, además de elegantes y cómodos.
Mascaró es el encargado de hacer los zapatos a firmas como Amaya Arzuaga o Angel
Schlesser. Mención especial merecen jóvenes diseñadores que se están haciendo un
nombre en el mundo de la moda, como Rocío Mozo y María Arellano. María, que
diseña para TopShop y H&M, está causando furor con su marca Lujuria.
Otra de las firmas trendy del momento en nuestro país es la de las tiendas Uterqüe,
nueva firma de alta gama del imperio Inditex, que utilizan materiales de muy buena
calidad para la elaboración de zapatos, bolsos y peletería, y tiene excelentes diseños.
Visítalas en plena temporada y hazte con tus próximos must.

Elegancia a ras del suelo


Tus zapatos de tacón aportarán todo el sex appeal que tu look necesita, pero cuando
necesites ir con zapatos planos te diré lo que no puede faltar en tu zapatero-vestidor:
Unas buenas botas negras del tipo de montar.
Unas flip flops cómodas y divertidas para la playa o la piscina.
Unas bailarinas de Lanvin o Chanel (o buenas imitaciones de ellas). Es decir, zapatos
planos escotados y con punta redonda, que a pesar de ser planos visten.
Unas sandalias romanas o alpargatas para los días cálidos.

Antes de pasar a otro de mis ítems favoritos —los bolsos— déjame que te cuente un
poco la curiosa historia de los inicios del zapato de tacón.
Los tacones altos son un invento del siglo XVII, probablemente como derivado de la
bota de montar de los soldados. Esa pequeña elevación bajo el talón hacía que la bota se
acoplase a la perfección a la estribera del caballo. Los caballeros, por pura vanidad,
incorporaron esa pequeña elevación a su calzado para el día a día, aumentando así su
estatura. Los reyes y nobles europeos —por algo Luis XV es sinónimo de un modelo de
zapato— también tenían predilección por los tacones, que estilizaban su figura y los
hacían sentir más importantes. Los tacones han ido aumentando de tamaño y cambiando
de forma, hasta ser conquistados (casi) exclusivamente por las mujeres. Hoy son un
arma de las mujeres que quieren sentirse sexis, y mirados con desprecio —cuando no

82
envidia— por aquellas que piensan que nunca lograrán caminar con ellos. Lo cierto es
que la magia de los tacones se traduce en seguridad en la mirada.

«Dadle a una mujer el calzado apropiado y conquistará el mundo.»


Bette Midler

83
Los bolsos reinan

Hoy, no es que las mujeres no puedan vivir sin un bolso. Los hombres tampoco. Creo
firmemente que en materia de accesorios es el mejor amigo de los hombres y las mujeres
por igual.
El bolso es un universo privado en el que todo tiene cabida, desde un portátil a un
monedero, pasando por una foto de la que nunca te separas y hasta llegar al kit básico de
maquillaje para los retoques que requiere un largo día.
Pero contar con el bolso perfecto para ti pasa necesariamente por hacer una buena
elección y conseguir así un modelo que realmente vaya con tu estilo de vida, y no me
refiero tanto a una marca determinada sino al propio bolso en sí, a su tamaño, forma y
acabado.
El bolso que elijas hablará mucho de ti. Por esa razón, te prohíbo terminantemente
que te dejes tentar por imitaciones de bolsos de Vuitton, Prada, Valentino o Gucci que
pululan por los mercadillos y las aceras. Lo único que vas a conseguir es que estropeen
tu look y te dañen la ropa, ya que los acabados y los materiales son tan espantosos que
se engancharán a tu abrigo o a tu jersey.
También te pido que renuncies para siempre a los bolsos de la llamada polipiel (cuero
artificial) o bien de tela del tipo ski, porque en un par de semanas te enfrentarás a
costuras peladas, apliques metálicos que se caen y pérdida de color. Sólo los buenos
materiales aportan glamur; los mediocres son una pérdida de tiempo y dinero, por no
hablar de estilo.
Puedes conseguir bolsos de piel en infinidad de tiendas, y no es imprescindible que te
compres un Birkin (recuerda que Birkin es El Bolso, un homenaje de Hermès a la actriz
y cantante Jane Birkin). Entre los más de cinco mil euros que te cuesta un Birkin y los
veinte euros que te cuesta uno de una de esas tiendas de bolsos baratos de polipiel de
consumo masivo (tiendas que deberían estar prohibidas), existe todo un mundo de
posibilidades.
«Si un bolso es atractivo te hace sentir bien. Se trata de la proporción, la forma,
la línea, el material, el equilibrio. Si todo ello es agradable, se venderá. Pero si
es más que eso, querrás poseerlo porque si no te mueres.»
Tom Ford

No me siento culpable por ser implacable en los criterios sobre la elección de un

84
bolso. Si quieres ser estilosa y lucir bien vestida, tus bolsos han de pasar de los cien euros
(los que estén por debajo o sean made in China y/o Taiwan, deben salir de tu armario
ahora mismo). Invierte al menos esta cantidad en un bolso de piel en cualquier buena
peletería, o incluso mejor, acude a tiendas vintage, o a los outlets. Puedes conseguirlos
eligiéndolos en una tienda o comprándolos por internet. Si te empeñas y tienes paciencia,
te podrás hacer con un bolso de firma al 50% de su precio original.
Cuando vayas a comprarte un bolso, recuerda que tienes que probártelo, como
cualquier otra prenda. Si puedes, ve a comprarlo con la ropa que usarás cuando lo lleves.
Cuando te mires al espejo, fíjate sobre todo en la cuestión de los volúmenes, para que el
bolso no desequilibre tu figura. Si eres bajita y de contextura pequeña, no lleves un bolso
gigantesco. Elige un maxi, pero no tan maxi. Si en cambio eres alta y más bien grande,
no te lleves un bolso pequeñísimo. Incluso los bolsos de fiesta tienen distintas medidas,
elige una que quede equilibrada con respecto al tamaño y forma de tu cuerpo.

Repasaré a continuación los iconos de las grandes firmas. Cualquiera de ellos será una
verdadera inversión que enriquecerá tu vestuario.
Un bolso clásico de Gucci, el modelo Jackie por ejemplo (homenaje a Jacqueline
Kennedy Onassis), es perfecto para llevarlo a diario por su gran comodidad, y te añadirá
un toque absolutamente chic. Gucci lo presenta en su línea de logos, que es algo más
asequible, pero también tienes ese mismo modelo con acabado de piel.
Otra pieza convertida en un clásico es el bolso Amazona de Loewe, que también está
pensado para tu día a día por su comodidad. Si inviertes en él hoy lo tendrás siempre,
pues es el tipo de complemento que jamás pasa de moda. Loewe tiene outlets en los que
lo puedes llegar a conseguir a mitad de precio y con diferentes acabados.
Si puedes o te animas a invertir un poquito más, no dudes nunca ante cualquier
modelo de Yves Saint Laurent. Ya te he hablado del significado de pasear con el Muse o
el Downtown de esta firma. Si te decides a hacerlo, graba tus iniciales en él, porque
nunca lo abandonarás.

Otro reducto apasionante del mundo del bolso, es el de las creaciones de la prestigiosa
firma Louis Vuitton. Su colección es tan amplia que te sorprenderás al encontrar que
alguno de sus básicos es más asequible de lo que imaginabas (su divina pochette no llega
a los doscientos euros). Monogram, su línea más famosa en todo el planeta, es también
la más imitada (me refiero a la que se caracteriza por el estampado al infinito del
monograma LV), así que intenta huir de ella y decántate por otra de sus líneas infalibles:
el estampado Damier, menos imitado e igual de fácil a la hora de combinar.
¿Puedes acceder al bolso de tus sueños? Pues sin duda cómprate uno precioso de

85
Chanel. Quizás es de las firmas más caras, pero su secreto es que son indestructibles, y
son capaces de adaptarse a la forma de tu cuerpo. Nunca pasan de moda, desde su
básico 2.55 (el mítico bolso acolchado con solapa y cadena metálica) a las creaciones
más recientes lanzadas en las pasarelas. Un Chanel es para toda la vida y es cierto que
por él nunca pasan los años.

Bolsos no tan perdurables como los de Chanel, pero sí muy actuales y que marcan
tendencia, son los de las firmas Chloé y Miu Miu, de alta calidad, siempre trendys y muy
lujosos. Los distinguirás por sus acabados espectaculares. Las celebrities los combinan
siempre con mucho tacón y jeans apretados.
Prada se diferencia por la exquisitez de sus materiales. Para sus bolsos se trabaja
siempre con pieles nobles como el ciervo, el becerro o la cabra, que proporcionan al tacto
una sensación de verdadero lujo y alta resistencia. Cualquiera de sus clásicos en pieles
metalizadas y con logo central, podrán acompañarte durante muchas temporadas y
siempre te verás perfecta.
Todas las firmas mencionadas ofrecen además un verdadero servicio post-venta. Si a
tu bolso le pasa cualquier cosa, pierde color, se estropea o se te rompe, llévalo de
inmediato a la tienda oficial y en unos meses, después de viajar a la sede central, te lo
devolverán nuevo.

Si apuestas por el lujo pero quieres algo más asequible, te sugiero que conozcas las
creaciones de Mariana Bags, una empresa familiar española formada por la madre y dos
hijas, que diseña y produce bolsos sólo de pieles nobles, convirtiéndolos en joyas
preciosas. Su mejor aportación es que añaden unos grabados sobre la propia piel que
parecen auténtico cocodrilo o avestruz. Yo ya he invertido en uno de ellos,
concretamente en el modelo Carolina, que está hecho en piel grabada tipo avestruz de
color camel. Una opción similar es Furla, la firma italiana que trabaja la piel de manera
espléndida y ofrece un amplio abanico no sólo de diseños y colecciones, sino también de
precios.
Os recomiendo también dos marcas de máxima exclusividad, y en consecuencia de
precios astronómicos. El primero es el diseñador Peter Nitz, que produce bolsos
increíbles elaborados a base de piel de cocodrilo, íntegramente cosidos a mano y con
añadidos de materiales preciosos. Debes encargarlos, y se elaboran exclusivamente en
Suiza. El segundo es Van Astyn, una joven marca que diseña creaciones exquisitas en
piel, las mismas pieles que firma Hermès, con una amplia colección de formas, medidas
y colores pensadas para el día a día. Yo he encargado mi Anis City Bag en un
maravilloso color rojo.

86
Por sus formas los distinguirás

Los bolsos best sellers tienen nombre y apellidos y en ocasiones resultan


inaccesibles, pero por suerte hay en el mercado modelos de esos estilos con
precios asequibles.
Clutch: bolsito de mano. Sólo se usa de noche.
Hobbo: bolso con asa y forma redondeada.
Satchel: alargado y de tamaño medio, para colgar del hombro.
Tote: bolso de asa corta, para llevar cogido de la mano o al codo. Puedes usarlo
de día o de noche.
Shoulder bag: bolso con asa para llevar al hombro. Sólo se usa de día.
Baguette: bolso de forma alargada.
Shopping bag: bolso grande, generalmente cuadrado, que como su nombre
indica es ideal para llevar cuando vas de compras porque en él cabe de todo.

Lo exótico: Ethan Koh


Quiero compartir contigo una reflexión sobre el apasionante mundo de la piel, esa
parte del animal que, tras pasar por las manos del hombre, se convierte en un precioso
bolso, que según el diseñador Ethan Koh busca eternidad.
Ethan Koh ha nacido, vivido y respirado entre pieles exóticas toda su vida. Heredero
de una familia de curtidores y artesanos, pioneros en la industria de cueros exóticos y de
lujo desde principios del siglo XX, representa a la cuarta generación de una empresa
familiar de pieles de cocodrilo que provee a Hermès y Prada, Ethan decidió coger el
relevo de esta ancestral tradición familiar.
Pasó su infancia entre curtidores de Singapur. De su adolescencia a su madurez,
desde la capital de la moda, París, a los hermosos talleres de las colinas de Toscana en
Italia, fue perfeccionando su conocimiento y su artesanía en la manufactura de
accesorios de cueros exóticos y la artesanía de los mismos.
Mientras realizaba sus estudios en la escuela de diseño Saint Martins (Londres), lanzó
sus primeras colecciones —denominadas Mayfair y Saint Tropez— utilizando
ultralujosas pieles de cocodrilo Niloticus.
Inspirado por el trabajo de las casas más lujosas de Europa que habían comprado
pieles a su familia durante décadas y, sobre todo, motivado por la pasión por diseñar,
Ethan decidió completar su formación en el London College of Fashion, donde
posteriormente desarrolló y amplió sus sensibilidades artísticas. Mientras estudiaba allí, se

87
dio cuenta de que diseñar y hacer pieles exóticas y accesorios era la manera perfecta de
unir la habilidad de su tradición familiar con su amor por la moda. Y así es como lanzó
su propia marca de accesorios en cuero, Ethan K.
Con el paso de los años ha unido su instinto innato para distinguir la calidad en el
mundo de las pieles a su gran habilidad artesanal. Su objetivo es huir de las tendencias y
apostar por aquellas creaciones que puedan resistir el paso del tiempo.
Actualmente establecido en el pintoresco distrito de Mayfair en Londres, Ethan se
expresa a través de sus diseños de ornamentados artículos de lujo, proponiéndose
conseguir la perfecta alianza entre una atrayente elegancia y un lujo absoluto e
intransigente.
La última colección de Ethan Koh lleva por título Gente Excepcional (Exceptional
People). Son doce diseños que se inspiran en la vida y el trabajo de doce personajes a los
que Ethan admira. Algunos de estos diseños: Horn Tote, que fue codiseñado con el
experto en estilo Joey Horn; Tonello Bag, que fue especialmente diseñado para Michael
Tonello, el autor del best seller Bringing Home the Birkin (Traer el Birkin a casa); o el
fantástico Blanco Bag, que me llena de orgullo ya que me lo ha dedicado a mí.
Exceptional People ha sido definida por el propio autor como una fusión de su
estética y diseño más personales, con la que pretende explicar la relación entre él como
diseñador y la gente que ha influido en su vida. Y con esta colección ha querido
agradecer a sus musas la inspiración que encuentra en ellas.

88
Las joyas son para siempre

Y si son bijoux, que sean los mejores

«Moon River, wider than a mile,


I’m crossing you in style some day
Oh, dream maker, you heartbreaker,
Where ever you’re goin’
I’m goin’ your way.»

(Río de luna, más ancho que una milla


algún día te cruzaré con estilo
oh, creador de sueños, rompecorazones
allá donde vayas
seguiré tu camino.)

Leyendo, escuchando o cantando esta canción ya sabemos a qué nos referimos,


¿verdad? Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany’s), película que elevó a Audrey
Hepburn a las cimas del glamur e inmortalizó a varios fashion must, tales como el little
black dress (vestidito negro) y las joyas de Tiffany’s, firma de joyería americana que a
todos nos ha hecho soñar alguna vez, y no con ir a desayunar a sus puertas
precisamente, emulando a Holly Golitghtly, sino con lucir alguna de sus fantásticas
piezas. Para desmitificar sus precios quiero que sepas que también puedes encontrar
joyas Tiffany’s en plata, a partir de sesenta euros. Y no sólo sus increíbles diamantes de
tres quilates, los que lucía con elegancia y maestría Charlotte en su pedida de mano en la
famosa serie Sexo en Nueva York.
Esta exitosa marca americana se fundó en 1853 y se hizo famosa gracias a películas
en las que aparecía esta lujosa tienda de fondo o como si de un «personaje» más del film
se tratase. El famoso diamante Tiffany, un excelso ejemplar de cuatro quilates, es uno de
los best sellers de la firma en todo el mundo, que no debería faltar en una petición de
mano. Un anillo de compromiso para soñar.
Otra de las firmas fetiches de estrellas famosas, que posee unas colecciones
fascinantes, es Carrera y Carrera, marca española de prestigio y alto reconocimiento
internacional, con unos aires muy Cartier. Apuestan por los diseños en oro macizo y las

89
grandes pulseras con protagonismo de leones, tigres y toda una variedad de animales.
Cualquiera que sea el motivo, Carrera y Carrera hace que todas sus piezas sean
exquisitas. Sus creaciones artesanales son un verdadero canto al amor y a la vida. Si
puedes acceder a esta firma no dudes en hacerte con piezas doradas grandes, que
destaquen visualmente por su tamaño (si las piezas de oro no son macizas, su valor será
menor).
Si te parece que menciono con frecuencia los complementos dorados, no te
equivocas. ¿Por qué siento especial devoción por ellos? Porque son los que jamás pasan
de moda, aunque también puedes alternarlos con el oro blanco y conseguir maravillosos
resultados. Pavés de brillantes en pulseras, relojes, anillos o colgantes con forma de tigre,
del cual Lady Gaga es fanática. Me encanta la colección felina de Carrera y Carrera, y no
dudo en sugerirla para vestir y adornar los cuellos, dedos o muñecas de mis fieles
clientas.
Existe otra marca que es icono de alta joyería: Bulgari (o Bvlgari, tal como la escriben
sus dueños). De esa firma eran los maravillosos pendientes con grandes esmeraldas, con
los que Angelina Jolie causó sensación en una entrega de premios. La alta joyería te hace
soñar, aunque yo sin duda me haría con su reloj de caucho, básico para cada día,
elegante y fino.
La buena joyería es una clarísima inversión en valores que además te aporta clase.
Muchas firmas de lujo del mundo de la moda tienen sus propias líneas de joyería, tales
como Gucci, Dior, Chanel y Vuitton. Y si apuestan año tras año por nuevas creaciones es
porque entienden el verdadero valor de los complementos dentro de la moda. Otras
firmas como Lanvin o Balenciaga han apostado por la bisutería fina, y con sus creaciones
han conseguido verdaderas joyas. Hazte con alguna de éstas a buenos precios.

Los bijoux
Si tu economía sólo te permite soñar con esas marcas, piensa que hoy tienes a tu
disposición tiendas algo más sencillas en las que también encontrarás creaciones
espectaculares y artesanales de grandes diseñadores.
Patricia Nicolás crea unos collares y pulseras que la han lanzado a la fama no sólo en
nuestro país sino también en Londres, donde celebrities como Sienna Miller, Kate Moss
o Alexa Chung se pelean por sus calaveras, pinchos y demás artilugios. Su cotización está
en varios cientos de euros, con lo cual irás a la última sin llegar a arruinarte. Puedes ver
también la bisutería fina de las firmas Nicol’s y Oh My God.
Si te sigue pareciendo caro, siempre puedes ir a un local de la cadena sueca H&M
(iniciales de Hennes & Mauritz), en mi opinión la mejor tienda de bisutería. Entra, mira y

90
pruébate sus preciosos anillos o su gran oferta de pulseras, collares y todo tipo de
pendientes y abalorios. Verdaderos precios low cost que añadirán a tu look más sencillo
un toque chic y altamente trendy. Sus packs de pulseras no deberían faltar entre tus
complementos. Las finas y doradas son para lucir decenas de ellas al mismo tiempo, con
un vestido de inspiración hippie. Las anchas y doradas son para lucir dos en la misma
mano, por ejemplo con un vestido de cóctel. Hazme caso, cómprate las finas y las
anchas, y aprovecha para elegir uno de esos maxicollares que te quedarán estupendos
con una simple camiseta blanca de algodón.

Joyas perfectas
Fruto de una tradición familiar que se remonta al siglo xix, Manuel Carrera y su primo
Juan José crean Carrera y Carrera en los años setenta. El proceso de
internacionalización que siguió la convirtió en la única firma joyera española reconocida a
nivel internacional, con diez boutiques y 300 puntos de venta en todo el mundo.
Las joyas de Carrera y Carrera, que se caracterizan por su diseño exclusivo y por el
trabajo del oro, requieren un proceso de elaboración artesanal minucioso y perfecto, sólo
realizable por verdaderos artesanos orfebres. En los talleres de su sede en Madrid,
elaboran a mano, cuidando y mimando hasta el último detalle, cada una de las piezas.
El carácter español, la pasión, el entusiasmo y el amor a la vida están presentes en
cada una de las joyas de Carrera y Carrera, buscando siempre la expresión de la
modernidad, que se ve reflejada en el exhaustivo trabajo del oro. De este trabajo,
realizado totalmente a mano, resultan pequeñas figuras representadas con la mayor
perfección en cada una de las joyas.

«Mi estilo es algo que se puede conseguir. Las mujeres pueden parecerse a
Audrey Hepburn si se revuelven un poco el cabello, se compran unas grandes
gafas de sol y usan vestiditos sin mangas.»
Audrey Hepburn

«La pulcritud es el secreto de la elegancia. Las mejores prendas, las más


maravillosas joyas, la más increíble belleza no cuentan si no hay pulcritud.»
Christian Dior

«Para ser irreemplazable es preciso ser siempre diferente.»


Coco Chanel

91
92
Looks de verano

Ya sea que puedas permitirte el privilegio de veranear en Bali o descanses en la Costa


Brava, en Andalucía, o junto a la piscina, cuando llega el verano te tocará afrontar la
compra del traje de baño. Una compra que requiere espíritu crítico y precisión, para
acertar con el modelo que realmente favorece tu figura.
Existen dos tipos de trajes de baño clásicos: el biquini y el bañador. El biquini se
compone de dos piezas y deja al descubierto el abdomen; la cobertura de la pieza inferior
(que generalmente está forrada) va de moderada a mínima y generalmente son los
preferidos por las mujeres más jóvenes.
El bañador es de una sola pieza y está totalmente forrado. No sólo los hay de líneas
conservadoras; también puedes encontrar otras más atrevidas, con escotes vertiginosos y
que dejan más piel al descubierto.
La última innovación aplicada al traje de baño ha sido diseñarlo como si fuera un
vestido para luego ser utilizado en una cita nocturna en la playa. Sin llegar a tanta
sofisticación, lo cierto es que es una prenda en la que se sigue trabajando porque está
claro que permite mejorar la figura mucho más que un biquini.

Los biquinis
En cuanto a los biquinis, en la actualidad se combinan entre sí tops y bottoms para
crear el conjunto ideal.
A continuación analizaremos estas prendas —biquinis y bañadores— en profundidad,
para que el próximo verano sepas elegir cuál es el perfecto para tu figura y destierres
todos los complejos.

«El sex appeal es mucho más que las medidas del cuerpo. No necesito de
dormitorio para probar mi feminidad. Puedo ser igual de sexi cosechando
manzanas o de pie bajo la lluvia.»
Audrey Hepburn

Top o parte superior


Como a estas alturas ya sabes perfectamente cuál es tu figura (si tienes dudas, repasa
el capítulo dedicado a las distintas formas de cuerpo), concéntrate ahora en cómo es tu

93
pecho y juntos descartaremos los biquinis o bañadores que no te favorecen. La moda de
baño ofrece distintas opciones de top, similares a las de los sujetadores:

Push-up: su misión es mejorar el volumen del busto y realzar el escote, razón por la
cual las copas están premoldeadas o tienen rellenos. Algunos hasta incluyen la varilla.
Ideal para senos pequeños y caídos.

Halter: un corte de gran soporte que recoge muy bien el pecho gracias a las varillas y
a las tiras anchas, y a que se ata por detrás del cuello. Ideal para levantar senos pesados
o caídos.

Bandeau: corte que se caracteriza por un top diminuto que puede ser usado con
tirantes (halter o clásico) y generalmente con las copas premoldeadas y algún toque
drapeado. Ideal para las mujeres de pechos grandes, ya que los aplasta un poco y
controla el volumen.

Triangular: es el más sexi de todos, quizá porque aporta una menor cobertura de
nuestro cuerpo. Cada triángulo cubre un seno, y los triángulos están unidos entre sí por
tirantes delgados. Ideal para mujeres jóvenes con pechos medianos y que necesitan poco
sostén. No apto para gorditas.

Tankini: top estilo blusa que ofrece la comodidad del traje en una pieza pero que
también es combinable con otros bottoms. Es una prenda ideal para disimular áreas
problemáticas como el abdomen o el busto.

Bottom o parte inferior


Sigue pensando en cómo es tu figura y concéntrate ahora en tu parte inferior,
mientras descubrimos las diferentes opciones de una compra difícil como es la del biquini
o bañador:

Strings o con hilos: es el que lleva unos delgados tirantes con los que se hacen lazos
laterales para conseguir un mejor ajuste a tu cuerpo. Aporta una cobertura moderada y
en sus estilos predomina el tiro bajo. No apto para gorditas, ya que el tirante se clava en
la carne y crea michelines incluso donde no los había.

Tanga: puede tener cobertura moderada o mínima según se desee; su estilo es de


corte recto en las caderas y bajo en el tiro. Tu mejor opción, si deseas una combinación

94
sexi y provocativa.

Cheeky: como cubre el trasero de forma mínima lo que hace es destacar los glúteos,
dándole un atrevido toque al traje de baño.

Scoop: este corte aporta mayor cobertura en la parte trasera. El scoop clásico es de
tiro mediano y cobertura moderada y el mid-scoop es de tiro alto y cubre totalmente los
glúteos. Es un modelo que recomiendo cuando hay problemas con el abdomen.

Faldas: un estilo propio ideal para darle femineidad al traje, que varía tanto en la
cobertura como en el tiro. Un claro ejemplo de ese baño con glamur estilo años
cincuenta.

El bañador o biquini según la figura


Estamos ya en la recta final para saber, según tu figura, cuál te favorece más:

• Busto pequeño: como necesitas un plus de atención en esta zona apuesta por los que
llevan varilla, relleno o copa premoldeada. Utiliza tops con grandes estampados o con
estilo drapeado, con olanes o acanalados. Te quedarán bien un push-up y también un
bandeau.
• Busto grande: lo que necesitas es que el pecho te quede muy bien sujeto y no se
bambolee cuando caminas, así que te recomiendo tirantes más bien anchos y ajustables
para mayor control. Apuesta por un bonito color oscuro y huye de los estampados y los
detalles. Cómprate un corte halter.
• Pocas curvas: si te falta alguna curva lo mejor para ti es un biquini. Para la parte de
arriba elige uno con mucho escote y para la parte de abajo una braguita que lleve
cinturón, vuelo o volantes. Cómprate un biquini brasileño y estampado.
• Cadera ancha: tu mejor opción es un bañador liso o bien un biquini con la parte
superior estampada y la inferior lisa, para equilibrar el busto con tu cadera. Cómprate un
biquini de braguita con lazos ajustables.
• Mucha tripa: apuesta por los bañadores de una sola pieza y en colores sobrios,
preferiblemene oscuros. Vetados los estampados y los adornos.
• Tripa flácida: necesitas un traje de baño de una sola pieza que sostenga y controle el
abdomen. Algunos diseños con truco, como los de colores degradados en bloques,
estilizan óptimamente la silueta. Descubre la marca que más te favorece, y cómprate un
bañador firme y que te haga sentir segura.

95
En la mayoría de los casos, la talla de un bañador no coincide con la del resto de la
ropa, pero tú debes saber que un bañador está diseñado para quedar ajustado al cuerpo.
No te extrañes si la talla de tu bañador es dos veces mayor o menor a la de tu talla
habitual. Lo importante es que tu próximo bañador se ajuste correctamente a tu cuerpo y
te favorezca.
En un bañador, la capacidad de movimiento es muy importante. Cuando vayas a
probarte el próximo realiza estos movimientos: sube los brazos, agáchate varias veces,
siéntate de diferentes maneras y relaja los hombros. Te aseguro que es la única forma de
descubrir si luego estarás cómoda con él y de estar segura de que favorece tu figura.
No renuncies a tener un bañador blanco, pensando que no te va a favorecer o que su
transparencia te resultará incómoda. Sí favorecen, y si están bien forrados no resultarán
transparentes.
Cuida tu bañador o biquini, ya que cada centímetro de tu cuerpo estará expuesto a las
miradas. Lávalo siempre después de usarlo, por supuesto a mano y con agua fría.
Te conviene tener varios bañadores. Aparte del gusto de ir alternando diferentes
modelos, existe también la necesidad de no usar el mismo todos los días, ya que puede ir
perdiendo forma y color, y sobre todo el buen ajuste del pecho. Para que no se deforme
y no se resientan las costuras, no lo exprimas para quitar el exceso de agua. Envuélvelo
en una toalla para que ésta absorba la humedad.
Accesoriza tu biquini o bañador con prendas y complementos que te harán lucirte en
la propia playa, la piscina, el barco o el chiringuito. Vestidos cortos, largos o extralargos
pero vaporosos, distintos pareos, divertidos shorts y gafas de sol completarán tu look, sin
olvidar un precioso bolso estilo capazo.

Para recordar al comprar un traje de baño

Los colores ácidos resaltan el tono de tu moreno.


Unos flecos pueden hacer la diferencia entre un top insulso y uno trendy.

96
Si tienes poco pecho, elige un bandeau con volantes.
La regla de las rayas funciona también con los bañadores: las líneas verticales
adelgazan. No pienses sólo en rayas, sino en zonas: un bañador de color claro
con bandas oscuras en los laterales adelgaza visualmente.
Con un halter destacas tus hombros y disimulas tu pecho, si es que tienes
mucho.
Los estampados liberty o nido de abeja combinan muy bien con tus
complementos de tarde.
Un cinturón en una braguita de baño le da un look retro encantador. Pero tienes
que estar delgada para usarlo, ya que atraerá las miradas a la zona.
Si el verano te despierta la vena hippie, busca estampados geométricos al estilo
de Pucci.

Básicos para una escapada de verano


Con independencia de cuál sea el destino de tu escapada, aquí tienes los que no
pueden faltar en tu maleta. Los utilizarás tanto en la playa como para dar largos paseos.
Unas sandalias en cuña que podrás combinar con un vestidito camisero, tanto para
bajar a la playa como para dar un paseo.
Unas sandalias planas plateadas o doradas, para usar por la noche.
Gafas hay infinidad, pero las de estilo aviador te combinarán con todo.
Un short, que llevarás con el biquini para ir a la playa y con una camiseta para dar un
paseo.
Un bolso estilo capazo, con bordes y asas de cuero.
Una camisa ligera, suelta, o una túnica estampada.
No te olvides de cubrirte la cabeza, por elegancia, para que no se te reseque y
decolore el pelo, y para evitar la insolación. Haz un cásting de sombreros de playa —de
tela, rafia o el clásico panamá— hasta dar con el ideal para llevar a la playa y para pasear
por la tarde.Tu look marinero ganará puntos si acortas la falda, el short o la cazadora.
Recuerda la combinación veraniega por excelencia: lucir morena con un look todo en
blanco.
Cuñas, shorts y una camisa vaquera anudada te servirán de día y de noche.

«No entiendo cómo una mujer puede salir de su casa sin arreglarse un poco,
aunque no sea más que por cortesía. Además, nunca se sabe. Puede ser el día
en que te cruces con tu destino. Es una buena idea estar tan bella como puedas
si el destino va a tu encuentro.»

97
Coco Chanel

98
De shopping (max-mix de tiendas)

99
Dónde comprar la moda street

La moda urbana o street es aquella que nos permite vivir a todo trapo sin arruinarnos.
Puedes conseguirla en una serie de tiendas que derrochan actualidad y ofrecen prendas
de razonable calidad, inspiradas en las creaciones de las mejores firmas del mundo.
Acéptalo, tu tarjeta de crédito tiene límite, y a nadie le gusta cometer errores que cuestan
tiempo y dinero, así que para que tus expediciones por tiendas como Zara sean un éxito,
no dejes de consultar antes estas páginas. Entre los dos haremos buen shopping al mejor
precio.
Las ciudades están repletas de tiendas como H&M, Mango, Zara, Massimo Dutti,
Bershka, Pull & Bear, Oysho, Stradivarius y ahora Uterqüe, enclaves de los imperios de
la industria de la moda, que se han propuesto llevarla a todos los rincones del mundo y
acercarla a pie de calle para uso y disfrute de los millones de fans de la ropa low cost,
como tú y como yo.
El denominador común de estas tiendas es que sus colecciones responden a las
exigencias del mercado, creando nuevas tendencias o copiando a los diseñadores
inalcanzables, pero siempre dando la oportunidad de lucir por la calle prendas versiones
económicas de las piezas vistas en los desfiles.
A pesar de ese denominador común, cada una de estas tiendas tiene sus precios,
calidad y target propios, es decir, un público definido.
Zara es la más fashionista, apta para todos los públicos, desde jóvenes a mayores y
con tallas de la 34 hasta la 42 o 44.

«La simplicidad, el buen gusto y la pulcritud son los tres pilares fundamentales
del buen vestir y, además, no cuestan nada.»
Christian Dior

Bershka destaca por ofrecer la línea más joven del grupo. La ropa, de mediana
calidad, está destinada a las más jovencitas y está pensada para ser usada una sola
temporada.
Massimo Dutti estaría en el otro extremo, ofreciendo una gama más alta y por lo
tanto un precio también más elevado, de ahí la variedad en pieles, punto y sedas; en
cuanto a accesorios también destaca por su alta calidad y oferta. Los bolsos, zapatos y
cazadoras son de piel, y no de polipiel como la mayoría de los que ofrecen Blanco,

100
H&M y marcas similares.

En la actualidad, con su recién inaugurada cadena de tiendas, Uterqüe (también parte


del gigante Inditex) ofrece una oferta todavía más amplia para la alta gama, con precios
que pueden oscilar entre los sesenta euros para un complemento hasta los quinientos que
puede costarte un abrigo. Una nueva marca para tener en cuenta.
En cuanto a Mango, la firma propone una oferta muy urbana, moderna y variada en
la que apuesta más por los diseños propios y no tanto por los plagios, por lo que es algo
menos fashionista que Zara, por ejemplo. Pero pertenecer a moda street es sinónimo de
precio low cost, motivo por el cual Mango ha bajado algo la calidad para seguir
compitiendo en precio con Zara. Aun así, Mango dedica una parte de su colección a la
apuesta por las firmas de diseñadores famosos que colaboran con ellos cada temporada,
como es el caso de Zuhair Murad o Nike, con ediciones especiales en exclusiva para sus
tiendas. Una buena manera de conseguir un golpe de prestigio en todos sus
establecimientos.

«Vístete mal y todos recordarán el vestido. Vístete de manera impecable y


todos recordarán a la mujer.»
Coco Chanel

A nuestros bazares españoles de moda asequible les salió hace más de una década un
serio competidor: la marca sueca H&M. Todos hemos entrado alguna vez, para acabar
de reafirmar lo que habíamos oído decir a una amiga: que ahí «hay que saber buscar bien
para encontrar cosas». En sus inicios, H&M se destacaba por los básicos, pero con el
tiempo ha ido diversificando, ha mejorado el diseño y ha ganado en estilo y en glamur,
llegando a ofrecer en cada temporada estanterías llenas de vestidos de fiesta y camisetas
bordadas con paillettes. En mi opinión fallan en los complementos —sobre todo bolsos y
zapatos— tanto en diseño como en calidad, pero tienen mucho que ofrecerte para que te
veas fabulosa.

El inconveniente de todas estas cadenas de tiendas es que la gente siempre compra las
mismas cosas, los mismos plagios de Balmains, Dolces, Louboutins o los mismos
zapatos, americanas y camisas, y el resultado es que todos vamos vestidos casi iguales.
Aprende a destacarte y selecciona con cuidado lo que compras en esas tiendas, e incluso
la época en que acudes a ellas.
Por ejemplo, los dos momentos ideales para ir a un Zara son julio y agosto y enero y
febrero, ya que son los momentos de cambio de temporada, en los que conviven las
rebajas con la llegada de los anticipos de colecciones. También son dos épocas de mucho

101
turismo y la oferta de lo más fashion es mayor, así que recuérdalas y comprarás mucho
mejor.

En nuestras tiendas street has de saber moverte. Cuando entres en una, lo primero
que has de hacer es mirarlo todo, pasear, tocar e investigar. Cuando lo hayas hecho un
par de veces sabrás dónde está cada cosa. Una vez realizado ese reconocimiento general
y habiéndote fijado un presupuesto, empieza a escoger. Coge todo lo que veas que te
gusta y luego ya seleccionarás. Nunca lo hagas al mismo tiempo ni pienses si esa chupa
de piel que tanto te gusta te hace falta, porque a veces ése es el must ideal y el que mejor
te queda y si dejas de comprarlo ya no lo encontrarás, o no habrá de tu talla.
Con todo lo que hayas cogido (que no seleccionado) dirígete al probador y empieza a
hacerte tus propios outfits con camisas, camisetas, tejanos, pantalones, americanas,
vestidos... lo mejor es idear outfits diferentes a los que la tienda te propone. Por ejemplo,
coge una camisa blanca básica, luego ve al otro extremo de la tienda y coge esos shorts-
jeans tan fantásticos que has visto; acompáñalos con unas bailarinas y esa chupa de piel
que te enamoró y ahí tienes un look fantástico, armado a partir de los básicos. Si en una
tienda low cost te pones la misma combinación de prendas que te sugieren, por ejemplo
una camisa blanca con pantalón y americana en negro y zapato de salón, te verás
exactamente como el resto de gente. Aprende a decir no, atrévete y haz tus propios
conjuntos con todo lo que has aprendido.
Si creas a través de combinaciones y complementos tus propios modelitos, no te
encontrarás con ningún clon por la calle. En esas tiendas, huye especialmente de los
estampados muy llamativos y de los modelos más imitados. Si lo tienes presente, y
accesorizas tus prendas de una manera diferente a la que está en el escaparate de la
tienda, podrás acudir a cualquier fiesta sin peligro de que otra mujer que haya estado en
la misma tienda aparezca con tu mismo outfit.

Otra manera de acertar en las combinaciones es consultar previamente la web de


estas tiendas, para ver las distintas líneas que se te proponen dentro de la misma firma.
Distintas porque están pensadas para diferentes públicos, edades y figuras: básica,
roquera, clásica, urbana...
No quiero dejar de hablarte de la mejor de todas para mí: Topshop, tienda fashionista
donde las haya. Si vives en una ciudad en la que no tiene un punto de venta, no dudes en
comprar por internet. Es el equivalente a un Zara británico, donde encontrarás cosas
maravillosas y absolutamente fashion a un precio algo más elevado que un Zara español,
pero sin exagerar. En la Topshop de Londres, tienda enorme que está en Oxford Street,
puedes llegar a cruzarte con Sienna Miller, las Girls Aloud o la mismísima Kate Moss. Si

102
quieres completar un auténtico estilo cien por cien British, date una vuelta por una tienda
Primark, que además no es sólo low cost, sino directamente baratísima.

Oportunidades únicas
Y por último, aprovecha una magnífica idea de márquetin lanzada por H&M: la
fusión de la moda low cost con el lujo. Ese breve lapso en el que una firma como como
H&M pone a la venta los diseños realizados por estrellas de la moda como Viktor &
Rolf, Stella McCartney, Karl Lagerfeld o Jimmy Choo.

«Como la poesía, la moda no proclama nada. Se limita a sugerir.»


Karl Lagerfeld

He ido a todas estas ventas, sólo me he perdido la de Comme des Garçons porque no
me entusiasmaba. Te aseguro que es una grandísima oportunidad de comprar pasarela a
precio de calle. Pero como en todas las compras, también para ésta hay que saber de
antemano qué buscamos, ya que en estas ventas puntuales se acaba todo el género en
pocos minutos.
La próxima vez que anuncien la venta de una firma en H&M tienes que seguir estos
pasos: levántate muy temprano y vete a la tienda a hacer cola. Sí, quizá sea casi de
noche todavía pero has de estar en esa cola. Si tienes la suerte de estar cerca de algún
escaparate dedícate a localizar dónde está situada la colección; intenta ir acompañada
para tener cuatro manos en vez de sólo dos. Una vez dentro, coge sin piedad todo lo que
puedas abarcar, si te entretienes en pensar o seleccionar tallas te quedarás sin nada. Lo
de las tallas no acertadas lo solucionarás en el probador canjeando con otras chicas lo
que a ti no te vaya bien (algo así como un intercambio de cromos en el probador).
Aunque no estés muy segura de alguna de las prendas, cómpralas porque son piezas
únicas. Tienes treinta días para poder cambiarla y ninguna oportunidad más de
comprarlas. Incluso si tienes la suerte de encontrar algún básico repetido, cómpralo
también y te quedará como fondo de armario por si le pasa algo a una prenda. Ese día de
tu compra especial vístete muy cómoda para moverte con toda facilidad y que nada te
impida pelear por un trapito de lujo.
Para finalizar nuestro emocionante recorrido por las tiendas donde encontrar la moda
street del momento, y con el fin de que practiques y te resulte agradable, comparto
contigo las declaraciones de Ona Bascuñán, responsable de comunicación y relaciones
públicas de H&M en nuestro país.

103
«Moda, calidad y precio»

«Que la moda ocupe una pequeña parcela de cada uno de nosotros es una
tendencia inexorable. Al margen del carácter funcional de una prenda, cada
vez más se asocia al vestir conceptos como aspiración, expresión de la
personalidad o incluso diversión. En H&M, la moda es sobre todo esto
último: combina, mezcla, atrévete; diviértete con los colores, los estampados,
las formas. O simplemente encuentra los básicos de siempre y una americana
clásica, si eso es lo que te gusta o lo que necesitas.
»En H&M no hay complejos, todos podemos “ir a la moda”, crear la nuestra
propia o sencillamente encontrar aquello con lo que nos sentimos cómodos y
somos nosotros mismos, sin necesidad de seguir ningún estilo. La variedad y
la falta de prejuicios es uno de los secretos de una empresa que nació en 1947
y que siempre ha sido fiel a sí misma.
»En H&M, el trío moda, calidad y el mejor precio son como los amigos
inseparables de toda la vida. No pueden quedar si falta uno. Cada prenda
tiene su historia, su sentido dentro de la colección y antes de llegar a la
tienda ha pasado por diversos tests de calidad. Pero por calidad no se
entiende únicamente las características del tejido o sus detalles, sino también
las condiciones en que se ha producido la prenda: el impacto que se causa en
el medio ambiente y en las personas a lo largo de todo el proceso.
»Muchos dicen que es una tendencia, una estrategia de márquetin más, pero
lo cierto es que en H&M llevamos muchos años trabajando para que su
negocio incida lo menor posible en nuestro entorno y que las condiciones de
trabajo de todas las personas involucradas cumplan unos estándares.
»En el mundo de la moda hay sitio para todos. En H&M opinamos que la
moda y el diseño no tienen por qué ser una cuestión de precio y pone al
alcance de cualquier persona desde las prendas más básicas a las últimas
tendencias. Desde lencería a tallas grandes para mujer. Y, ¿por qué no?, las
colecciones de los modistos más famosos de la historia de la moda a precios
totalmente asequibles.
»La expansión de H&M ha sido imparable desde hace más de 60 años. Y el
objetivo es seguir creciendo. La moda es global y todavía hay muchos puntos
del planeta donde establecerse, pues hemos demostrado que nuestras
colecciones son bienvenidas tanto en España como en China o Rusia. La
gente seguirá especulando sobre qué significan la H y la M y preguntándose

104
cuál será el siguiente diseñador invitado, desde Estocolmo a Milán, pasando
por Los Ángeles, y H&M seguirá ahí para sorprender cada día a sus clientes
y ofrecerles lo que buscan, independientemente de su procedencia, talla o
estilo.»

Estoy de acuerdo con Ona en que en el mundo de la moda hay sitio para todas. Me
quedo con una de sus frases: «en la moda no hay complejos». Creo tanto en ese
postulado, que no es casualidad que haya decidido que ése sea el título de mi libro: Sin
complejos.

Combinaciones street que mezclan verano e invierno


A algunas prendas de invierno se les puede alargar la vida, es decir, hacer un mayor
uso de ellas, si sabes cómo incorporarles algún básico de verano. Pero hay que hacerlo
sabiamente. El espejo y tu imaginación serán tus mejores aliados.
• Un botín de invierno te puede quedar muy bien si lo combinas en primavera con una
mini y un bolso bandolera.
• Una media fina, casi transparente y con dibujos ligeros la podrás combinar con un
vestidito negro en pleno verano.
• Una bota de agua, al más puro estilo invernal, la podrás combinar un día de verano con
un vestido floral, corto o largo.
• Un short en un tono vivo te quedará espectacular con esas sandalias de tacón que
luciste en las noches de invierno.
• Tu camisa vaquera de manga larga le dará un toque cool a un vestido con tirantes
veraniego.
• Un bolso de piel XXL sirve tanto para el verano como para el invierno.
• Pruébate una chaqueta de cuero negro con short de denim (la tela de los vaqueros) y
unos tacones.
• Una falda de plumas o de pelo, invernal, con un top que deje los hombros al
descubierto.
• Un vestido de encaje de manga larga, en blanco o en nude, combinado con una
cazadora de denim.

105
Dónde comprar lujo y alta costura

¿Cuántas veces has visto la película Pretty Woman? Todos la hemos visto por lo
menos una vez y hemos disfrutado al ver a Julia Roberts ir de tienda en tienda de
superlujo, para salir cargada de bolsas y de sueños.
Bienvenida al capítulo del lujo y la alta costura, donde te animaré a gastarte tus
ahorros en un 2.55 de Chanel, en unas bailarinas de Lanvin, en el black dress de
Balenciaga o en lo último en zapatos de Jimmy Choo.
Existen piezas llamadas básicos o fondos de armario (del que ya hablamos), que no
tienen fecha de caducidad porque nunca pasan de moda, es más, algunos incluso ganan
valor. Pero para llegar a un capricho de este nivel hay que invertir.
No es cierto que sólo pagues por un nombre. Pagas también por la calidad, los
acabados y las texturas. Son esas piezas que compras rodeada de un clima muy especial,
que ya empiezas a vivenciar al entrar en una tienda Louis Vuitton para salir con su
espectacular bolsa, en cuyo interior atesoras su modelo Speedy o el Keepall. Es una
experiencia que te recomiendo, lo más parecido a lo que sentiste viendo Pretty Woman,
un subidón de autoestima que —cuidado— puede causar adicción.
La compra del lujo es ilusión y es fantasía. Es una sensación como de euforia
contenida, que rodea al objeto deseado de un aura especial que no perderá con el
transcurso del tiempo.
Si decides que tu compra de lujo (o la primera de ellas) será un bolso, insisto en que
inviertas en el Muse de Yves Saint Laurent, un básico muy útil que no sólo te aportará
elegancia, sino versatilidad. Lo podrás combinar con todo y te servirá tanto de día como
de noche, para ir al trabajo o asistir a una fiesta sin que sea imprescindible pasar antes
por casa para cambiarlo por una pochette.

«Algunas personas piensan que el lujo es lo opuesto a la pobreza. No lo es. Es


lo opuesto a la vulgaridad.»
Coco Chanel

En equilibrio con tu presupuesto, lo más fashionista que te recomiendo es el clásico


Chanel 2.55, que vale su peso en oro y jamás pasará de moda. Podrás estar con él las
veinticuatro horas del día los trescientos sesenta y cinco días del año, siempre que hayas
elegido su versión de piel. Antes de decidirte por la versión de tweed, piensa que su uso

106
se limitará al otoño-invierno.
Si te atraen las pieles exóticas, puedes optar por verdaderas joyas artesanales. Los
clásicos bolsos de cocodrilo son carísimos; los que proceden del Nilo son aún más caros
que los que vienen de Louisiana (EE.UU.). Si no quieres renunciar a uno de cocodrilo
pero tampoco quieres arruinarte, busca uno que proceda de Vietnam, algo inferior en
calidad pero sobre todo en precio. La piel de cocodrilo hace que los complementos
mejoren con el tiempo, así que no dejes de invertir en una de las piezas clave de Ethan
Koh, buen proveedor de marcas como Hermès, Bottega Veneta o Prada.
No olvides tampoco al diseñador Peter Nitz, del que también te he hablado, con sus
creaciones TDF (to die for, para morir por ellas), piezas únicas hechas a mano y por
encargo. Los bolsos de este diseñador se destacan por sus broches hechos de diamantes
rosa, que encontrarás en los modelos Bow Bag, una línea vintage que consigue en
subastas o mercados de lujo antiguos.
Por fin, no dejes de lado la posibilidad de ahorrar y conseguir un bolso Birkin de
Hermès. Para ello, tendrás que ponerte en su lista de espera. Tardará, pero cuando llegue
te acompañará toda la vida. Sus tonalidades son irresistibles: marrón chocolate, naranja
Hermès, rojo...

«El espíritu es el secreto de toda belleza. No hay belleza que sea atractiva sin
espíritu.»
Christian Dior

De los bolsos, te propongo que pasemos a las chaquetas. Las clásicas chaquetas de
tweed de Chanel son infalibles. Su precio es elevado, pero están confeccionadas con
esmero y con materiales de primerísima calidad, y tiene detalles de calidad que no están a
la vista, como una cadena interior de metal para hacer peso en el forro. Las costuras son
de una perfección rayana en la obsesión.
Un vestido de Balenciaga de corte clásico, sin mangas y que llega hasta las rodillas —
como el que luce Audrey Hepburn en la película Desayuno con diamantes— se ciñe a tu
cuerpo con una precisión artística. Es un vestido para siempre.
En cuanto a zapatos, una inversión segura son los Privé de Louboutin en cualquiera
de sus colores, o los Maniac de Brian Atwood. También vale un clásico de Jimmy Choo
de tacón medio y punta negra, cómodo y rebosante de glamur, que te hará sentir elegante
y sexi en una gran fiesta o en una simple cena.
Pero si quieres sentirte única, súbete a los Mary Jane del dios de los zapatos, Manolo
Blahnik (recuerda mi tercer MandaVíctor). Es un creativo incansable, que afirma que le
encanta la gente atrevida. Sobre mí y mis tacones ha dicho: «Víctor es un hombre joven

107
y valiente. ¿Por qué no debería llevar tacones si quiere llevarlos? Su ropa está bien
conjuntada y los zapatos le quedan bien.» ¡Gracias, Manolo!
Tu pelo también merece un toque de lujo. Invierte en un kit de belleza capilar de la
marca GHD. Sus stylers (planchas) con base de titanio y porcelana te aportarán un
resultado increíble, similar al de los profesionales de los mejores salones de belleza. GHD
dispone de una extensa colección en cuanto a modelos y tamaños y el resultado te
sorprenderá cualquiera que sea el tipo de pelo que tengas o desees conseguir: liso, rizado,
con ondas o bucles.

Lujo y alta costura


El lujo nos hace soñar, pero ¿qué me decís de la haute couture? ¿Quién no se ha
ilusionado alguna vez con la posibilidad de llevar un vestido de alta costura? La alta
costura se distingue de la buena ropa de marca que se vende en una tienda, porque es
una creación única hecha a la medida de cada mujer.
En ese fantástico mundo los vestidos se fabrican con telas de la más alta calidad, y en
sus diminutas etiquetas se asoman precios estratosféricos. Son diseñadas por expertos, se
cosen artesanalmente (te puedes asombrar de la cantidad de personas que pueden
trabajar en un solo vestido) y los acabados se hacen a mano, con lo que un vestido de
alta costura suele ser el resultado de unas cien horas de trabajo.
El principal antecesor de esta moda de lujo supremo fue Charles Frederick Worth,
quien cosía piezas únicas en París a mediados del siglo XIX. Algunas de sus creaciones
están expuestas en el Victoria and Albert Museum de Londres.

«Tendrás una vida mucho mejor si usas prendas que se destacan.»


Vivienne Westwood

En la Francia moderna, haute couture es un nombre protegido que puede usarse


solamente por firmas que cumplan una serie de normas muy estrictas y muy bien
definidas, además de disponer de un gran capital, pues a este tipo de colecciones tan
sumamente restringidas, suelen acceder tan sólo unas dos mil clientas en todo el mundo,
y por lo tanto es muy difícil de mantener.
Volviendo a Worth, podríamos considerarlo el padre de lo que hoy seguimos
definiendo como alta costura y aunque nació en Inglaterra, él fue quien inició esta línea
de la moda en la industria francesa y revolucionó el concepto del vestido. Aunque Worth
creó diseños únicos para complacer a sus clientas adineradas, se hizo conocido por
preparar un portafolio con éstos para que fueran mostrados en vivo, por modelos, en la

108
Maison Worth. Las clientas seleccionaban un modelo, especificaban el color y la tela, y
obtenían una copia fabricada en el taller de Worth. No sólo desarrolló la costura a la
medida, sino que además introdujo técnicas de fabricación de ropa lista para llevar.

«¿Por qué cambiar? Cada uno tiene su propio estilo. Cuando lo encuentres, sé
fiel a él.»
Audrey Hepburn

Los pasos del padre de la alta costura fueron seguidos por nombres como Patou,
Poiret, Vionnet, Fortuny, Lanvin, Chanel, Mainbocher, Schiaparelli, Balenciaga y Dior.
Algunas de estas casas de moda aún existen, bajo la dirección de diseñadores como John
Galliano para la casa Dior (aunque recientemente ha caído en desgracia) o Karl Lagerfeld
para Chanel.
En los años sesenta, jóvenes diseñadores como Dior y Balenciaga dejaron las casas
de moda para las que trabajaban y abrieron sus propios talleres. Los más exitosos de esos
jóvenes fueron figuras célebres como Yves Saint Laurent, Pierre Cardin, André
Courrèges y Emanuel Ungaro. Otro gran nombre, Christian Lacroix, es quizás el de
mayor éxito entre las casas de moda que se iniciaron a finales del siglo XX. Otros
ejemplos: Jean-Paul Gaultier, Elie Saab y Thierry Mugler.
Aunque para todas estas casas de moda la ropa hecha a medida ha dejado de ser su
fuente principal de ingresos, mantener una colección de alta costura les ayuda a aumentar
el prestigio de la marca y la venta de sus líneas de ropa prêt-à-porter (lista para usarse),
así como de sus zapatos o perfumes. Son otras líneas de producto que contribuyen a
potenciar la imagen de la marca y sus ingresos en todo el mundo. De hecho, muchos de
los diseños mostrados en los desfiles de moda de alta costura raramente se venden, pero
sí contribuyen a la difusión de la marca.
En la actualidad, la única firma que no desfila pero sí tiene colección de alta costura
es Versace. La colección se llama Atelier. La producción de este tipo de moda y todo el
show que envuelve a la alta costura son tan costosos, que durante algunos años Versace
renunció a ellos y se centró en la línea prêt-à-porter. Hoy ha vuelto a la alta costura, y en
su cartera de clientas fieles cuenta con estrellas de Hollywood, que acuden a Versace
para vestirse para la ceremonia de entrega de los Oscar.
En España la clientela de este tipo de colecciones es escasa. Una de ellas es la ideal,
siempre impecable y espléndida Carmen Lomana. Ella ha conseguido reunir un
extraordinario vestidor-museo, en el que se pueden apreciar vestidos exclusivos de
marcas como Versace, Armani, Valentino y Chanel.
Carmen es una mujer que adora el lujo y la alta costura, y que con su saber estar se

109
divierte en las mejores fiestas, a la vez que es accesible a los medios de comunicación y
una verdadera heroína para una parte de la juventud que quiere recuperar el refinamiento
y el glamur. Carmen es el prototipo de la mujer hecha a sí misma, que anima a que los
que apreciamos la moda de gran calidad a conseguir las prendas que soñamos.
Conocí a Carmen en una fiesta de Louis Vuitton que se celebró en Bilbao, y desde
aquel día me sentí prendado tanto de su estilo como de su personalidad. En aquella
ocasión lucía un maravilloso vestido de Oscar de la Renta y complementos de Valentino.
Recuerdo que al bailar con ella pude percibir cómo se sentía moviéndose en esos
«trapitos», destilando clase y transmitiendo una actitud tan positiva ante la vida, algo que
me enamoró. Desde entonces la veo como una diosa y hemos seguido en contacto. Ella
adora a la gente joven y los jóvenes la adoran a ella.

«La elegancia no consiste en hacerse notar, sino en que te recuerden.»


Giorgio Armani

Tal como ha explicado en alguna entrevista, tiene armarios para sus colecciones de
ropa por autores, es decir, uno de Chanel, uno de Oscar de la Renta... Dispone además
de un almacén externo donde lo tiene todo expuesto. He ido de tiendas con ella, y
observándola he pensado que todos deberíamos tener el derecho de ser Carmen Lomana
al menos por un día.
Pero lo cierto es que Carmen dispone de un equipo de gente que la ayuda en todo.
Suele ir a la peluquería, pero no le gusta que le toquen la cara, por lo que normalmente
prescinde de los maquilladores y lo hace ella misma. Tiene unas facciones preciosas y un
cuerpo de infarto, aunque la he visto comer de todo. Su vida está llena de glamur, pero
su día a día puede llegar a ser agotador. Carmen suele coger incluso varios aviones a la
semana. Si le preguntas cómo consigue esconder las ojeras que produce la falta de sueño
o las arrugas que denotan cansancio, te hablará sin complejos de unas inyecciones de
vitaminas o de las máscaras de colágeno regeneradoras de SK II. Una buena opción para
las que quieren, como ella, estar radiantes incluso después de los cincuenta.

¿Cuál es tu diseñador?
Cada mujer debería inspirarse en un genio de la moda a la hora de vestirse. La mujer
que ya tiene una idea clara de su aspecto y su estilo descubrirá cuál es el diseñador que
diseña pensando en mujeres como ella. Y no a la inversa. De nada vale que te encante
Versace cuando si eres sincera contigo misma, debes reconocer que su moda no te
favorece ni encaja con tu estilo de vida.
Si eres una mujer sexi, a la que no le gusta pasar desapercibida, y te gusta resaltar tus

110
curvas, tus diseñadores son Gianni Versace (su hermana Donatella conduce ahora el
imperio que dejó su hermano), Dolce & Gabbana y Roberto Cavalli. Tu autoestima
subirá con los brillos, las aberturas y los toques felinos que tanto los caracterizan.
Si eres una mujer femenina, práctica y multitareas, tus diseñadores son Giorgio
Armani, Michael Kors y Angel Schlesser. Tu elegancia destacará sin dificultad con sus
patronajes y, entre todas las maravillas que te proponen, la sastrería será tu must.
Si eres una mujer sofisticada, que sabe muy bien lo que quiere y además adoras el
lujo, tu diseñador es Lanvin.
Si eres una mujer muy femenina y altamente sensual, tu diseñador es Tom Ford,
cuyos modelos potencian los encantos del sexo femenino.
Si eres una mujer romántica y apasionada y en una fiesta lucirías un impresionante
vestido largo y rojo, tu diseñador es Yves Saint Laurent.
Si eres una mujer actual, joven y fresca que prefiere la comodidad, tu firma es
Burberry. Altamente cosmopolita.

«El estilo soy yo.»


Coco Chanel

Si eres una mujer sin miedo a nada y a la que le gusta reírse incluso de sí mima, tu
diseñadora es Agatha Ruiz de la Prada. Sus coloristas diseños te sentarán como una
segunda piel.
Si eres una mujer muy femenina a la que no le gusta dejar nada al azar, y que ama los
tejidos que acaricien el cuerpo, tu diseñadora es Stella McCartney. Con ella, pasarás del
sastre masculino al vestido más lady sin ningún problema.

La pasarela como fuente de inspiración


Si tienes la oportunidad de asistir a un desfile de moda, no te lo pierdas por nada del
mundo. Es una experiencia maravillosa, una explosión de luz, color y belleza, de la que
saldrás con nuevas ideas.
Si no puedes o no quieres ir a un desfile, compra revistas de moda de alta gama y
navega por internet. La moda que desfila en la pasarela te inspirará para que tú, frente a
tu armario, te reinventes cada temporada.
¿Lista para inspirarte? Te ayudaré a vestirte combinando cosas que ya tienes en tu
armario con otras que te comprarás.
Mundo flower
Inspírate en la jardinería y alegra tu vestuario con un vestido de flores. O revisa tu

111
armario, porque a lo mejor tienes uno olvidado en un rincón.
Un vestido de flores siempre hace sexi a una mujer, pero de una manera femenina y
delicada. Elígelos cortos o largos, pero que sean vaporosos y que parezca que las propias
flores se mueven con el viento cuando los llevas.

«La diferencia entre estilo y moda es la calidad.»


Giorgio Armani

La clave de un vestido de este tipo es que las flores compartan tonos. Las propias
flores pueden ser grandes o pequeñas, como más te guste, sin perder de vista que la
mezcla de los dos tamaños resulta muy seductora.

Chic masculino
Inspírate en los hombres y elige una camisa de corte masculino, como si fuera para
combinar con un traje. Seguro que también es una prenda que está medio olvidada en tu
armario. Otra prenda perfecta para lograr ese look es un pantalón con pinzas, como los
de los trajes de hombre. Cualquiera de esas prendas te permitirá hacer buenas
combinaciones con blazers, faldas, pitillos, jeans o tops.
Por último, para conseguir ese toque chic masculino, añade a tu vestuario un chaleco
negro. Si lo mezclas con unos jeans, una camiseta y unos stilettos, causarás sensación.

El denim, siempre
Las prendas de esta tela —jeans, vaqueros, shorts, camisas, blazers o chaquetas—
restan seriedad a un outfit y aportan juventud, por lo que son ideales incluso para las
mujeres maduras. Pero no abuses: usa una pieza por vez; no es elegante que te vistas de
denim de pies a cabeza.

«La moda anticipa, y la elegancia es un estado mental, un espejo del tiempo


que nos ha tocado vivir y una traducción del futuro, y nunca debería ser algo
estático.»
Oleg Cassini

Elige el que será tu jean favorito o recupera aquel que tantos éxitos te proporcionó,
porque conviven todos: los clásicos y anchos con los pitillos de tendencia, los de cintura
alta con los de cintura baja, los oscuros y los desteñidos...
Las más jóvenes pueden atreverse a vestidos, shorts y petos de denim, una tela que
también está presente en zapatos y bolsos de verano.

112
El total color
Anímate a apostar por un color favorito, que te siente muy bien, y armar un outfit
basado en ese solo color.
El secreto para un look total color exitoso es que las prendas que hayamos
seleccionado tengan un corte muy depurado. Otro de los secretos de esta combinación es
romperla con un color opuesto. Al hacerlo se consigue un cambio radical.
El blanco radiante es una de las posibilidades. Ir toda de blanco, en verano, siempre
está de moda. Desde trajes de chaqueta con un corte un tanto masculino a vestidos
lenceros, el blanco total te aportará muchísima luz.
Combina, en el juego de blancos, prendas de sastrería clásica con otras de estilo muy
deportivo; y no te olvides de buscar algún vestido blanco estilo camisero.
Revisa tu armario, seguramente encontrarás piezas que puedes usar para componer
un total color blanco espectacular.

Animal print
Si no tienes alguna pieza estampada con el diseño de la piel de leopardo, tigre o
serpiente, hazte con una. Según tu nivel de atrevimiento o sofisticación, así será el
tamaño de la mancha animal que escojas. Ése es el secreto para que te sientas bien con
este tipo de estampados.

Al animal print le da un toque de distinción y elegancia el encaje blanco. Y un toque


aún más salvaje, el combinarlo con pantalones, faldas o cazadoras de cuero. Los
accesorios ideales para la ropa en estampados salvajes son los de color dorado.

113
De fiesta

114
A cada novia su estilo

Si ha llegado el momento soñado de pensar en tu traje de novia, mi objetivo es que


sea cual sea tu estilo, te veas y te vean bellísima, y disfrutes de la experiencia.
Una novia que se proponga expresar todas las facetas de su personalidad en un
mismo vestido no lo tendrá fácil. ¿Colegiala o sirena, niña-flor o princesa, socialité o
profesional, o un poco de cada una? La novia debería elegir un vestido que refleje quién
es por encima de todo. Es decir, un look individual cargado de sentido y sensibilidad. Por
si todavía no sabes qué tipo de novia eres o serás, aquí tienes los cinco estilos
fundamentales.

La novia tradicional
Es la novia que piensa más en el estilo que en la moda. Todo lo que viste emite un
claro mensaje de confianza y elegancia. Iconos como Grace Kelly, Audrey Hepburn y
Jacqueline Kennedy personificaron una belleza atemporal, una seguridad en sí mismas y
una actitud estudiadamente relajada que sigue siendo imitada aún hoy.
La novia tradicional recurre a referencias clásicas y femeninas del pasado, para lograr
una síntesis entre compostura y sofisticación. Su atractivo proviene de una especie de sex
appeal subliminal, que cautiva a todos a su alrededor. Esta mujer emana gracia con aire
casual, y su aura intriga a todos los que están en contacto con ella.
Su traje de novia es digno y refinado. Como en la decoración, su elección es definida
pero discreta, ya que tiende a preferir lazos hechos a mano, botones forrados, delicados
bordes de encaje o sutiles bordados. Como el de otras mujeres que han transitado el
camino al altar antes de ella, su traje es siempre relevante e intemporal.

«Después de todo, los vestidos de boda tienen algo que los hace más bonitos
que cualquier otro vestido de fiesta del mundo.»
Douglas William Jerrold

Si éste es el look que mejor va contigo, te sugiero un vestido de corte imperio y si te


atreves, prescinde del velo o el tocado y opta por una tiara.

La novia actual
Su sentido del estilo es atrevido. Su marco de referencia representa decididamente un

115
gusto adquirido, que surge de visualizar formas en contextos siempre cambiantes. A
menudo rigurosa o incluso exagerada, el estilo de su traje tendrá que ser muy bien
estudiado.
La novia actual demanda un diseño que desafíe las convenciones. Es una mujer que
se siente cómoda combinando texturas y formas atrayentes, y al mismo tiempo
funcionales. Su traje puede parecer más un concepto que una prenda de vestir. Y, como
en el arte, no necesariamente tiene que estar relacionado con la vida diaria. Es un estilo
que exige un intelecto brillante y una gran energía. Esta mujer es conocida entre los
amigos, la familia y los colegas como una persona esencialmente inconformista.
Si éste es tu look, puedes decantarte por un vestido de pliegues en seda o gasa, que
recuerde la túnica clásica. Los accesorios, de oro.

«Un vestido no debe colgar del cuerpo sino seguir sus líneas. Debe acompañar
a quien lo usa y cuando una mujer sonríe, el vestido debe sonreír con ella.»
Madeleine Vionnet

La novia individualista
Su deseo de autoexpresarse trasciende toda otra motivación. El traje de esta novia
será una verdadera declaración fashion. A diferencia de las novias convencionales, la
individualista prefiere seguir sus propias reglas, aun cuando se traduzcan en una elección
de color inusual o una silueta inesperada.
Decidida y de fuertes opiniones, la individualista viste su individualidad como si fuera
una distinción. Su traje de novia le brinda la ocasión perfecta para expresarse. La
individualista se encargará de no pasar desapercibida y de añadir un toque sorpresa.
Si éste es tu look, elige un vestido couture con aires de cuento en el que juegues con
los volúmenes y los tejidos suntuosos.

La novia romántica
A la novia romántica la mueve la pasión. Considera que la vida es una aventura y
disfruta de la posibilidad de expresar sus emociones más profundas. Se deja transportar
por su vestido. Para ella la fantasía es siempre la realidad. Su feminidad innata y su amor
por la belleza pueden inspirar un traje lleno de encanto.
A la romántica le van los volantes delicados, las mangas abullonadas o un corsé.
Como Scarlett O’Hara, la romántica optará por lo hermoso. Sus señas de identidad son la
feminidad y la seducción.
Si éste es tu look, un vestido de encaje o de bordado inglés es ideal para ti, y no

116
descartes las transparencias discretas. Irradiarás una deliciosa sensualidad.

«Un vestido con una larga cremallera en la espalda hará que marido y mujer se
acerquen.»
James H. Boren

La novia minimalista
Para esta novia, que prefiere un look despojado, un traje de novia simple es lo ideal.
La minimalista preferirá cualquier versión de un diseño limpio y definido, con poco o
ningún exceso. Su look suele ser engañosamente sencillo. El verdadero minimalismo
requiere una cierta complejidad en el diseño y el detalle.
A pesar de ser dueña de una personalidad compleja, a la hora de vestirse la
minimalista está en sintonía con el concepto de «menos es más». Como una boda es un
momento especialmente emotivo para cualquier mujer y su entorno, a menudo la
minimalista sufrirá presiones para agregar detalles para ella indeseados, a ese look
despojado. Pero debe mantenerse firme. Para ella, un traje de novia chic y sutil puede
ser una formidable declaración de estilo. Su atractivo singular se asienta en la fuerte
disciplina para seguir sus propias reglas.
Si éste es tu look, inclínate por un vestido que combine distintos tonos de blanco y
texturas de tejido.

Si después de esta lectura sobre los estilos de novia te has identificado con alguno de
ellos o, mejor todavía, te he ayudado a decidirte por uno de ellos, quiero añadir ahora
que hay algo común a todos esos estilos: que ese día no puede haber nadie más bella que
tú. Y eso exige una preparación de los pies a la cabeza.

Tú eres la estrella
Serás indudablemente la estrella de la fiesta, y todo girará a tu alrededor. Sabes que es
el momento de lucir más atractiva y luminosa que nunca.
Ese vestido de tus sueños te sentará muchísimo mejor si logras librarte de esos kilitos
que te sobran. Quizá te ocurre lo contrario, con los nervios estás comiendo poco y mal, y
te ves algo demacrada. A lo mejor hasta has bajado de peso, y ya estabas delgada... Éste
es el mejor momento para corregir tu silueta, porque los resultados los verás en las fotos
del recuerdo para toda la vida.
Vigila tu alimentación, cuida tu piel y tu pelo, y aprovecha además para tonificar tus
músculos, que nunca viene mal. Basta con que seas muy disciplinada unos veinte o

117
treinta minutos al día en los que te dedicarás a correr, a nadar, a ir en bici o sencillamente
a caminar.

Piel de terciopelo
Ese día tu piel deberá brillar contigo, así que necesitas planificarlo todo. El trimestre
anterior a tu boda, aumenta el consumo de frutas y verduras en tu dieta.
Seguramente el color de tu vestido será una de las variantes del blanco (el blanco puro
o blanco nuclear, además de encandilar, es poco elegante), así que para lucirlo mejor
necesitarás un tono de piel dorado. Si la época del año te lo permite, un mes antes
empieza a tomar un ratito el sol, sin ningún tipo de excesos ya que nadie quiere ver una
novia-camarón. Cualquiera que sea la época en que te cases, ve a un centro de belleza y
déjate aconsejar sobre los mejores cuidados para tu piel.
El descanso, la limpieza y los productos específicos para tu cutis son los tres puntos
esenciales que garantizarán que tu rostro esté a punto.

Manos y pies adorables


Presta especial atención a las uñas de tus manos y pies (sobre todo si llevarás
sandalias). Una buena hidratación elimina las durezas y las grietas, y un esmalte de color
suave (las uñas no deben ser protagonistas en esta ocasión, un tono nude o rosado son lo
más indicado) dejará tus manos preparadas para la ceremonia. En lugar de llevar las uñas
muy largas —a menos que sea una marca inseparable de tu personalidad— opta por
llevarlas más bien cortas y redondeadas.

Cejas perfectas, boca hidratada


Con las cejas no está permitido ningún tipo de nuevo experimento antes de la boda.
No querrás que tu novio te confunda con otra persona. Lo mejor es que un especialista
te depile y perfile las cejas en función de la forma de tus ojos y la estructura de tu cara.
Para tu boca, con independencia del tono de maquillaje que llevarás en el gran día, lo
más importante es que los labios estén bien hidratados. Lo más aconsejable es acudir a
un centro para que te hagan un peeling labial, pero si no tienes tiempo practica estos dos
trucos: antes de ir a la cama, frótalos con un cepillito (un cepillo de dientes suave es
ideal) y luego aplícate crema hidratante. De día, abusa del bálsamo labial para
protegerlos.

Piernas impecables

118
Tu depilación también deberá ser perfecta. Son muchos los métodos y productos que
nos ayudan a eliminar el vello. Mantente fiel a tus productos de confianza, o anímate a
depilarte con cera, láser o con la última tecnología de luz pulsada. Cada vez que sale un
nuevo sistema tiende a ser menos doloroso y más permanente, así que no les tengas
miedo.
Tan importante como la depilación es el cuidado de la piel después de ella. Aplícate
siempre una loción que calme la irritación a la que ha sido sometida tu piel.

Recuerda que sonreirás mucho


No te olvides de asegurarte una buena higiene bucal, acudiendo a tu dentista antes de
la boda. La limpieza profesional eliminará las manchas y el sarro, y devolverá el blanco a
tus dientes para que tu sonrisa sea más radiante que tu propio vestido.
Si te decides por un blanqueador láser lo notarás muchísimo, ya que esta técnica
blanquea tus dientes entre cinco y siete tonos.
Una vez realizado el control de tus dientes, incorpora cada día a su cuidado un
dentífrico recomendado por tu dentista.

Kit de emergencia

Alguien de tu máxima confianza ha de encargarse de llevar tu kit de emergencia.


Piensa muy bien qué es lo que puedes llegar a necesitar, porque son muchísimas horas
sin bajar la guardia y necesitarás ciertos retoques para estar radiante hasta el final.
Algunos ítems que podrías necesitar:
❑ Iluminador para el rostro
❑ Tu barra de labios
❑ Rizador de pestañas
❑ Desodorante mini
❑ Hilo dental
❑ Un analgésico, por si te duele la cabeza por la tensión...
❑ Un colirio suave, para evitar los ojos rojos
❑ Tiritas, por si los zapatos...
❑ Caramelitos de menta
❑ Plantillas para tus tacones
❑ Medias de repuesto

119
❑ Peine o cepillo, y unas horquillas si vas a llevar el pelo recogido

120
Alfombra roja

¿Cuántas veces al mirar una entrega de Oscars o premios MTV te has imaginado a ti
misma caminando por la alfombra roja, mientras los flases van registrando cada uno de
tus glamurosos pasos?
Quizá por tu actividad ya la hayas pisado alguna vez, o te toque hacerlo cada tanto.
O, tal vez, simplemente te llegue el día en que te toque recorrerla en toda su longitud, y
te gustaría irradiar belleza no sólo en la alfombra sino durante toda la fiesta...
Te ayudaré a estar preparada para cuando llegue ese momento, para que no te veas
atrapada en un mar de dudas y consumida por el estrés. Sobre todo si eres consciente de
que se trata de una oportunidad única.

Todo comienza unos días antes del evento, en los que ya debes empezar a cuidarte.
Si no lo tienes ya, hazte con un buen antiojeras. Los más modernos vienen en formato
roll-on, y son muy eficaces para calmar rojeces y reducir antiestéticas hinchazones. Y,
por supuesto, aplícate regularmente tus cremas de día y de noche.
Mientras vas cuidando tu piel, cómprate buenas revistas de moda y recorta las fotos
con los looks que te gusten. Navega por internet buscando estilos que llamen tu atención,
aunque el mayor número de imágenes que descubrirás serán vestidos de cóctel, es decir,
vestidos por la rodilla.
Yo no suelo seguir todas las normas en ese sentido. Si el outfit está bien armado me
basta, pero hay que estar muy seguro de uno mismo para desafiar los dress codes, los
códigos sociales en cuanto a vestimenta. Si tienes coraje y te atreves a usar un largo de
falda diferente al convencional, deberás defenderlo muy bien. ¿Cómo? Pues
convenciéndote de que estás muy bien, pero sin caer en la arrogancia. Es decir,
mostrándote sexi, confiada y guapa. Piensa que te lo dice un estilista que asiste a los
eventos sociales con tacones. Si no me muevo con seguridad, si flaqueo, no destacaré
por mi estilo sino que seré un payaso.

«La única regla es no ser aburrida y vestirte con gracia dondequiera que vayas.
La vida es demasiado corta como para pasar desapercibida.»
Paris Hilton

Volviendo a ti: si no te atraen los estampados, que suelen destacar más, opta entonces
por piezas más básicas. Si el evento te despierta cierto temor, apuesta por el LBD (little

121
black dress), y con tu vestidito negro acertarás siempre. Pero no olvides que si sólo es un
vestido negro podría encajar en un funeral, por lo que recuerda la importancia de tus
zapatos y engalánate con unos salones rojo o fucsia y unas bonitas pulseras oversize
doradas; también puedes adornar tu cuello con una gargantilla que te quede espectacular.
Sin embargo, ten cuidado de no caer en el too much; no te recargues, con un vestido
simple y un toque de color en los complementos y alguna joya bonita ya tendrás lo
necesario para lucir radiante. Completa tu look con una bonita sombra de ojos con
reflejos dorados o en tono champagne con toques oscuros, por ejemplo, y parecerás una
modelo.
Para vestir a una clienta una noche de fiesta, un estilista baraja varias opciones antes
de decidirse por una, teniendo en cuenta no sólo el tipo de evento sino también el estado
de ánimo de la persona a la que vestirá, su fisonomía y su figura. Los estilistas nos
servimos de los showrooms, a través de los cuales se pueden conseguir vestidos de
ensueño en préstamo por una sola noche. Otra fuente a la que acudimos son las
empresas virtuales como 24fab.com, que alquila vestidos por días de Alessandro
Dell’Acqua, Brian Reyes o Antonio Berardi, entre otros. Siempre he pensado que es una
muy buena idea, ya que te permite ponerte un vestido de alta gama y a un precio
asequible. Tú también puedes tener ese mundo virtual a tu alcance con un solo clic de tu
ordenador.

Recuerda que tan importantes como tu vestido son los complementos que lleves.
Indiscutiblemente deberás ponerte tacones; si tu vestido es liso y quieres huir de los
colores clásicos —negro, oro y plata— opta por colores muy vivos. El bolso perfecto es
joya o pochette, que es un bolsito de mano en el que no cabe nada, pero que te hará lucir
ultrachic.
Tu look no estaría completo sin el maquillaje. Si no eres muy buena con las brochas,
los lápices y los pinceles, acércate al todopoderoso El Corte Inglés y pide que te
maquillen, incluso sin cita previa, en cualquiera de sus stands. De paso, te aconsejarán
productos adecuados para ti y aprenderás cómo utilizarlos. Recomiendo especialmente el
stand de Bobbi Brown, cualquiera que sea tu edad, y el de Mac para las más jóvenes. Te
preguntarán cómo irás vestida, para adecuar el maquillaje al look. Será un buen momento
para comentarles la idea de la sombra dorada o en tonos champagne con toques oscuros.
No olvides que tus uñas deberán estar perfectamente arregladas y pintadas con una
buena laca OPI (www.opi.com) en colores rojos o granates. Si no te gusta el rojo, prueba
usar colores fashion como el negro, el fucsia, el naranja fosforito o el lila, pero nunca el
blanco, ya que si lo haces parecerá que te las has pintado con Tippex.

122
«Las modas pasan, el estilo permanece.»
Coco Chanel

Si me permites un consejo —más de amigo que de estilista— te diré que si llevas un


vestido espectacular y la fiesta es del tipo «entrega de Oscars» mejor no ligues, porque
debajo de tu vestidazo te habrás puesto unos tapapezones y una faja de muslo y
pantorrilla en un horroroso color carne... ¡pero durante la fiesta todo estará en su sitio!

Cómo salir guapa en las fotos


Si has comprado este libro es porque tienes criterio estético, te gusta la moda, y
probablemente leas revistas como Vogue (que a mí me encanta) en las que estás cansada
de ver lo bien que lucen la mayoría de las modelos y celebrities en las fotos. Si estás
convencida de que tú nunca podrías salir tan favorecida porque no tienes un cuerpo
perfecto, estás equivocada.
No tienes más que mirar esas mismas revistas con atención para darte cuenta de
cómo ha cambiado el canon de la silueta femenina: Jennifer Lopez, Beyoncé y Kate
Winslet llevan sus curvas sin complejos. Tú puedes hacer lo mismo, seas invitada,
madrina o dama de honor. Una correcta postura corporal y un outfit favorecedor pueden
reducir kilos en minutos.
Pero hay un arte en el que te tienes que iniciar si quieres salir bien en las fotos: el arte
de posar para las cámaras. Toma nota de estos trucos.

• A la hora de posar de frente, gira un poco el cuerpo y ponte parcialmente de lado.


La posición en la que el cuerpo está totalmente de frente hacia la cámara ofrece un
ángulo poco favorecedor, cualquiera que sea la silueta, y muy pocas mujeres se sienten
satisfechas con el resultado de una foto frontal.
• Una de las poses preferidas de las mujeres más admiradas es cruzar las piernas. Esta
postura, además de estilizar, te hace sentir muy femenina, y si además apoyas una mano
en la cadera, saldrás aún mejor en la foto.
• Cuando estés de pie, sitúa un pie delante del otro para adelantar una de las piernas y
así producir el efecto óptico de que tienes unas piernas infinitas. Apunta ambos pies hacia
la cámara y dobla ligeramente las rodillas. Lo que conseguirás es que la figura se afine y
las caderas un poco anchas o las propias cartucheras desaparezcan como por arte de
magia.
• No eches la cabeza hacia atrás. Procura aproximar la barbilla hacia el pecho siempre
que puedas (si tienes un poquito de papada, no exageres), pues así evitarás sombras

123
raras. Evitarás también que tu cuello parezca más ancho de lo que es.
• Si la foto lo permite, posa las manos en la cadera para separar los brazos. De esta
manera parecerán más finos que cuando están pegados al cuerpo. A continuación, inspira
y ponte recta. Los hombros se estiran al alinearse con la cadera, el pecho se eleva y la
tripita desaparece.
• Combina colores lisos con estampados, dejando estos últimos para la parte de tu
cuerpo que quieras resaltar. Si tienes un escote bonito, haz que todas las miradas se
centren en él. Si por el contrario estás orgullosa de tu cintura de avispa, resáltala con un
cinturón. Recuerda que no se trata de disimular luciendo ropa ancha y sin forma, sino de
lucir y potenciar la silueta femenina.
• Acuérdate de que los tacones, además de ser el complemento de rigor, alargan las
piernas, estilizan y te hacen sentir más femenina.

Ninguna mujer es perfecta...


Antes de una fiesta importante, recuerda que debes hacer un ensayo general.
Pruébate todas las prendas y accesorios que usarás. Cuando digo todas, me refiero
también a la ropa interior. No vaya a ser que a último momento descubras un defecto
que comprometerá todo tu look...
Si lo adviertes con tiempo suficiente, podrás solucionarlo. A continuación te contaré
una serie de trucos para los problemas más comunes.

• Bragas invisibles: nada como un trasero liso, sin que se noten los bordes y las
costuras de las braguitas que llevas debajo. Cómprate unas Flingz; son braguitas súper
cómodas, que quedan totalmente planas sobre la piel, sin bordes sobresalientes. Además
vienen en envases pequeños que puedes llevar en el bolso por si hay alguna emergencia.
Se llaman Flingz cotton thong (tangas de algodón) y las puedes comprar por internet en
www.flingwear.com, por unos cinco euros.

«La moda es como la arquitectura: todo es cuestión de proporciones.»


Coco Chanel

«La brevedad es el alma de la lencería.»


Dorothy Parker

• Espalda sin michelines: si te sobran unos kilitos, para evitar esos horribles
michelines que se forman en la espalda al ponerte el sostén cómprate el modelo
Unbelievbra de Shapeez, que dejará la línea de tu espalda tan impecable como la de

124
Angelina Jolie. Las tallas de este sostén-camiseta de tirantes van de la A a la E, y lo
puedes comprar por internet en www.shapeez.com por unos sesenta euros.
• Un top negro sin marcas de desodorante: a veces, a pesar de tus esfuerzos te será
difícil que no se noten las manchas blancas del desodorante en tu top negro. Prueba con
Skid Out de Garment Guard, una esponja que quita las marcas de desodorante, de
maquillaje y también de dentífrico. Este producto maravilloso se puede usar con
seguridad sobre cualquier tipo de tela. Cómpralo por internet en www.garmentguard.com
por unos tres euros.
• Pantalones que no arrastran: si te gusta usar jeans largos con zapatos de tacón,
pero también quieres poder usarlos con zapatos planos sin barrer la acera, hay una
solución. Dobla la pierna del pantalón hacia dentro hasta el largo deseado, y coloca las
tiras de tela imantada ZakSet de Zakkerz alrededor de la bocamanga. Es un gran invento
para mujeres que van a trabajar con zapatos planos y los cambian por tacones por la
noche. Los fabrican en varios colores, por lo que no se notan. Cómpralos por internet en
zakkerz.com; el precio del set oscila entre los veinte y veinticinco euros.
• Mantén todo en su sitio: para poder lucir escote sin sufrir percances, prueba
utilizar No See’Ems Too, unas tiras adhesivas de Bugcatcherz que mantienen todo en su
sitio sin dejar residuos en tu ropa o en tu piel. Es particularmente útil para vestidos de
escote muy bajo, como los de Mila Kunis. Cómpralos por internet en
www.bugcatcherz.com, por unos ocho euros.
• Mejora la línea del estómago: las Strappy Tank de Yummie Tummie son
camisetas sin mangas o de tirantes que te ayudan a modelar la zona de la cintura. No
importa lo que lleves en la parte superior, pues son lo suficientemente largas como para
que puedas meterlas dentro de los jeans, mejorando la línea de la cintura y las caderas.
Vienen en una amplia gamas de colores, tamaños y estilos. Cómpralas por internet en
www.yummietummie.com por alrededor de cincuenta euros.
• ¿Qué pezones?: evita que se noten los pezones con Nippies, unos parches
adhesivos que encontrarás en gran variedad de formas y colores. Son perfectos si no vas
a llevar sostén pero quieres un poco de cobertura. Cómpralos por internet en
www.bristol6.com por unos diez euros.
• Los tirantes del sostén, en su sitio: los clips Bralief son fáciles de sujetar a los
tirantes, los mantienen en su sitio y al mismo tiempo ayudan a elevar los senos. Los clips,
que vienen de muchos colores para combinar con tu sostén, van muy bien cuando usas
vestidos como los de Leighton Meester. Visita la página www.bralief.com.
• ¿Qué ombligo?: las embarazadas no tendrán que preocuparse por su ombligo
protuberante gracias a los Popper Stoppers de Miss Oops. Son parches adhesivos sin

125
látex y clínicamente seguros, que dejan la tripa de las futuras mamás tan lisa como la de
Naomi Watts. Cómpralos por internet en www.missoops.com.
• Muslos perfectos: gánale a los vestidos muy adherentes, minifaldas y jeans
ajustados con los shorts Bottoms Up Control Panty de Sassybax. Tienen zonas
estratégicamente reforzadas con Lycra para lucir unos muslos perfectos. En
www.bloomingdales.com.
• Brazos firmes: prueba a usar el De Quart Sleeve Flabuless debajo de un top o
vestido con mangas ajustadas. Es una especie de brazalete liviano que se extiende desde
el codo hasta el hombro, afinando la parte superior de los brazos. En www.flabuless.com
por menos de treinta euros.
• Talones en su sitio: en www.walgreens.com tienen productos de la marca Airplus
for Her, que resultan muy útiles para el confort de tus pies. Uno de los mejores es la
almohadilla de gel Hug My Heels, que se pega en el lado interno del zapato, por la parte
del talón, y mantiene el pie en su sitio.
• Pétalos para tus pies: los Foot Petals son unas plantillas invisibles, diseñadas
especialmente para lucir taconazos. Están hechos de una espuma de poliuretano especial,
de altísimo rendimiento, que absorbe el impacto, la humedad, y además es capaz de
repeler las bacterias y el olor. Cómpralo en su web www.tacco.com.

«Actualmente la moda trata de la sensualidad, de como una mujer se siente en


su interior. En los ochenta las mujeres usaban vestidos con enormes hombreras
y cinturas pequeñas para llamar la atención. Ahora se sienten mejor consigo
mismas y con sus cuerpos. No sienten la necesidad de esconderse tras la ropa.»
Donna Karan

126
127
Siempre sexi

128
Estupenda a cualquier edad

Te he insistido para que conozcas tu cuerpo, para que le pierdas el miedo a la moda y
te atrevas a crear tu propio estilo. Así como puedes estar fabulosa con la silueta que traes
de fábrica —o que te has fabricado con inversión y esfuerzo—, también puedes estar
espléndida a cualquier edad. Sólo debes saber utilizar la moda sabiamente, potenciando
tus puntos fuertes y disimulando defectos. A continuación examinaremos cuatro mujeres
que van de los veinte años a los cincuenta y tantos, mujeres reales que trabajan, que
salen, que tienen hijos y que en cada momento del día y de la noche brillan con su propio
estilo.

Rosa Farreny, 28 años. Assistant Manager de Mango


Rosa es una mujer delgada, sin pecho, con cintura estrecha y piernas largas... una
chica con cuerpo de modelo, con una figura similar a la de Kate Moss. Para nuestra cita
de hoy Rosa luce una falda de Mango, de volantes en tonos lilas y naranjas, acompañada
de un cárdigan y una camiseta negra; completa su look con unas botas negras de cuña
alta de Bally, intencionadamente arrugadas para crear un efecto más hippie.
Rosa trabaja en el turno de tarde, por lo que se despierta cada día sobre las once de la
mañana. Lo primero que hace es lavarse la cara con el jabón Clinique de pastilla verde,
muy apropiado para las veinteañeras, sobre todo en época de menstruación, ya que es
especial para pieles sensibles. Con la cara limpia, se prepara un desayuno a base de té y
bollitos para afrontar su jornada laboral. Inmediatamente después se dirige a su armario a
preparar la ropa que lucirá ese día.

«Una mujer puede estar demasiado vestida, pero nunca demasiado elegante.»
Coco Chanel

Gracias a su juventud y al tipo de trabajo que realiza, Rosa puede lucir los looks más
casuals del momento, muy al estilo de sus musas Kate Moss o Sienna Miller. Rosa
siempre consigue darle a su look un toque hippie-rock ayudada por los complementos y
los zapatos.
Para el día le encanta vestir básicos: tejanos, camisetas, minifaldas, shorts, cárdigans
y chupas de piel; lo importante es la comodidad a la hora de trabajar. Prefiere la bota al
zapato, ya sea de tacón o plana y su complemento fetiche son los maxibolsos, para

129
cargarlos de todo: papeles de la moto, neceser con pinturas, monedero de piel de iguana
amarillo de Bally...
Los jeans pitillo, con rotos incluidos, son una de sus prendas favoritas. Rosa nos
cuenta un truco estilístico: se coloca debajo unas medias de encaje negro para que se
dejen ver por los rotos, lo que aparte de añadir un toque personal al pantalón, hace que
sea más abrigado en invierno. Este estilo de pantalones suele combinarlo con una
camiseta negra básica de manga corta y un cárdigan corto de punto de algodón, también
negro, acompañado de unos salones de tacón alto. Si hace frío completa su look con una
chaqueta de piel negra, un bolso negro y algún pañuelo-bufanda en colores estampados o
mezclados para añadir un toque de color.
Por la noche, Rosa ha quedado con sus amigos para tomar unas copas y ha decidido
llevar su nuevo outfit: leggings de vinilo negros con un blusón oversize acompañado de
muchas pulseras doradas para dar color y glamur; botines negros con tacón alto y su
indispensable chaqueta de piel.
Para el domingo, su único día libre, Rosa opta por un estilo más cómodo, y se
enfunda en unos minishorts tejanos acompañados de medias tupidas negras y botas o
bailarinas planas. Como top suele elegir jerséis oversize de punto grueso y bolsos
bandoleras.

Olga Blanco, 37 años. Trabajadora y madre de dos niños


Olga es mi hermana. Para vosotras, una desconocida, pero os aseguro que es una
mujer con su propio estilo... ¡debe de ser algo de familia!
Su trabajo le requiere ir uniformada —lo cual implica un quebradero de cabeza menos
— y levantarse cada día a las cuatro de la madrugada (eso ya es más duro). Trabaja
hasta las doce, y tiene todo el resto del día libre para lucir lo que le place, y siempre lo
hace estupendamente.
Con dos hijos de doce y catorce años (Iván y Roger) disfruta de su soltería muy al
estilo de Sexo en Nueva York. Se mantiene en muy buena forma a pesar de no pisar
nunca un gimnasio. En verano suele proponerse andar en bicicleta y comer menos, para
terminar haciendo largos paseos y luciendo sus tacones.
A pesar de trabajar, de ocuparse de su casa y de criar a dos hijos, Olga encuentra
tiempo para cuidarse. Nunca descuida la limpieza e hidratación de su piel, y no puede
vivir sin las lacas de uñas de OPI.
Su neceser no estaría completo sin el exfoliante de Bobbi Brown o el de Deliplus, que
se vende en Mercadona por unos tres euros y funciona de maravilla. Sus cremas
anticelulitis de Shiseido se codean con la reina de las cremas faciales: Xhekpon, que se

130
vende en farmacias por cinco euros y que hace que su cara luzca sin arrugas año tras
año. En cuanto al maquillaje, sus marcas favoritas son Bobbi Brown, MAC y algunos
productos de Max Factor, muy adecuados para pieles de esta edad.
Para el cuidado capilar, Olga es fiel a un ítem que toda mujer debería poder tener a
menos que su pelo sea naturalmente ultraliso y brillante: la plancha GHD Pink. Con ella,
consigue que su pelo se moldee o se alise sin recurrir a horas de peluquería y sin dañar su
melena. Para salir de noche, a Olga le gusta llevar la melena muy lisa o con las puntas
hacia fuera, muy a lo Madonna.
En su fondo de armario hay un poco de todo, desde los más street de Zara, Mango,
Sfera o H&M, a Dolce & Gabbana y Bally, diversidad de marcas con las que logra un
estilo muy casual con algunos toques sexis. Cuando mi hermana sale le gusta que la
miren, por lo que no duda en recurrir a vestidos negros muy sensuales, estampados de
leopardo rojo, tops con hombros al aire, todo de la mano de sus supertaconazos de Bally
o de Zara. En ocasiones se decanta también por sandalias, botas o peep toes. Le gusta
mezclar botines con minivestidos, sandalias imposibles con vestidos XXL y bolsos
grandes o pochettes. El Damier de Louis Vuitton y su bolsito de noche de raso de Bally
con cadena dorada son sus favoritos.
Cuando va a salir de noche y me tiene a tiro, siempre me pide que le maquille los ojos
con tonos oscuros y la peine muy sexi. Luego se enfunda en minivestidos espectaculares
y se calza unos buenos tacones. No le atraen excesivamente las joyas, por lo que es fiel a
su reloj y usa pendientes pequeños. Aunque desde que ha descubierto la bisutería de
H&M también lleva algún collar y grandes pulseras doradas.
Olga es una mamá moderna, que va a buscar a sus hijos al colegio a las cinco de la
tarde, guapísima, con un vestidito escotado y largo de Zara, unas cuñas de diez
centímetros y un mini bolsito. O unos shorts con camisa arremangada y botines peep toe
de charol. En invierno completa su look con una cazadora de pelo de conejo blanca,
leggings o jeans y botas de aguja, sin olvidar su abrigo rojo estilo años sesenta
combinado con falda lápiz, medias tupidas negras y salones de infarto.
En los días en los que tiene necesidad de ir más cómoda, aparca el look propio de
Sarah Jessica Parker y apuesta por algo más básico: bailarinas, shorts y chaqueta tejana
XXS entallada. Recuerdo que cuando los niños eran pequeños y los llevaba al parque,
lucía unas sandalias esclavas de aguja (esas que se atan a la pierna con cuerdas). Creo
que mi mensaje te habrá quedado claro: a esa edad, con niños y todo, puedes estar
estupenda.

Meritxell Martí, 42 años. Maquilladora profesional

131
Meritxell es madre, esposa, ama de casa y maquilladora personal. Fue durante
muchos años asesora de la marca suiza de alta gama La Prairie en España, y trabajó
también como representante de perfumería para marcas como Calvin Klein, Jean Paul
Gaultier, Hermès, Escada, Kenzo y Bulgari. Una mujer de cuarenta y dos años que
enamora a primera vista.
Cuando la vi por primera vez, en el desfile de la diseñadora Teresa Helbig, pensé en
Carrie, de Sexo en Nueva York. Llevaba un maravilloso vestido tutú de Helbig a rayas
grises y negras de satén y unas increíbles sandalias rosa palo y nude de Yves Saint
Laurent. Era una visión de alfombra roja de Hollywood. Nos hicimos amigos, y
compartimos la pasión por la moda y el lujo. Ella adora a Chanel y a Hermès. De esta
última firma posee sus dos bolsos insignia: Birkin y Kelly. Una de sus prendas más
preciadas es un esmoquin de Yves Saint Laurent, marca a la que es fiel. Por dentro,
siempre viste con la exquisitez de La Perla.
Para salir a la calle suele elegir un estilo muy neoyorquino, de ahí que me recuerde a
Carrie Bradshaw. Recoge a sus hijos en el colegio con vestidos de cóctel con sólo un
gran anillo, unos vistosos pendientes y su bolso.
Tiene la suerte de tener a su disposición una prestigiosa red de perfumerías, propiedad
de su familia, lo que le facilita el acceso a los mejores productos de belleza, que combina
sabiamente con otros de venta en farmacias.
Para el contorno de ojos utiliza el concentrado de La Mer, y para el rostro, cremas de
La Prairie. Sus maquillajes preferidos son el Chanel Vitalumière Fluide, y el Gold Illusion
Line Filler de La Prairie como base para alisar la piel. Fan indiscutible del antiojeras
Touch Éclat de YSL, le gusta mezclar sombras de las marcas Bobbi Brown, NARS, Mac
y Make Up Forever. Nos recomienda desmaquillarnos con Kanebo y hacernos un
peeling semanal de ácido glicólico de Nature Bissé.
De vez en cuando, Meritxell recurre a sesiones de mesoterapia facial, aplicaciones de
cócteles de vitaminas y ácido hialurónico, así como a sesiones de carboxiterapia para que
la celulitis no se presente jamás.
En cuanto a productos de farmacia, Meritxell recomienda las ampollas de
proteoglicanos con FP 15 de los laboratorios Martiderm. Reafirman e hidratan la piel.
También el Flavo C, un serum de vitamina C pura y extracto de gingko biloba, un
combinado buenísimo para dar luminosidad y energía a la piel. Para el cuerpo, es
incondicional a la marca Roche Posay. Su peluquería es Le Salon, de Barcelona, donde
se trata el cabello con la queratina de Frédéric Fekkai.
Finalmente, recomienda beber tres litros de agua por día, y hacer ejercicio cinco días
por semana. Ella recurre a un entrenador personal para sus clases de spinning y body

132
combat.

Poli Gaspar, 55 años. Assistant Manager de Gucci


Llegamos a nuestra Samantha Jones. Hay estudios que dicen que los cincuenta de
hoy son los treinta de ayer... Poli Gaspar, fabulosa y de una extraordinaria vitalidad a los
cincuenta y cinco, lo demuestra con creces.
Poli afirma que ha logrado todo lo que quería. Está divorciada, no tiene hijos, goza de
buena salud, tiene una activa vida social y a su edad sigue vistiendo una talla 36. ¿Se
puede pedir más? Con esa talla privilegiada, en su vestidor reina Gucci, firma para la que
trabaja desde hace años.
Suele salir los fines de semana, es musa gay en la noche y luce estupenda en el
trabajo, cuando viaja, en las cenas... No le preocupa lo que engorda o perjudica, como el
tabaco. Adora tomar el sol y siempre hace lo que quiere. Huye de las operaciones de
estética: ella es una mujer real, auténtica, llena de energía y vitalidad. Produce flechazos
a diestro y siniestro.
Yo tuve uno de esos flechazos en Salvation, una discoteca gay de Barcelona, al verla
bajar las escaleras con un vestido negro con corchetes, todo calado, hipersexi. Sus uñas
rojo sangre, su inconfundible media melena lisa y unas maravillosas sandalias de raso que
Tom Ford diseñó para la última colección de Gucci en color verde lima completaban un
look que me produjo un flechazo instantáneo. Tenía que conocerla. Hoy representa para
mí el más puro estilo.
Poli tiene debilidad por las pieles, los bolsos de cocodrilo y de pitón. Una de sus pieles
más impactantes es un abrigo de zorro negro y rojo. Ella dice de él: «Un abrigo así hay
que saber lucirlo, si no te come, y la ropa no debe comer a las personas, sino las
personas saber lucirlas.» Su look de nieve es especialmente impactante: gorro de zorro,
botas de pelo y traje de ski XXS súper ceñido. Toda una fashionista en las pistas.
En sus vestidos están representadas todas las colecciones de Gucci, desde las de Tom
Ford hasta las de Frida Giannini, así como complementos y accesorios. También le
apasionan Loewe, Jimmy Choo e YSL. Disfruta de la moda y de la vida en todas sus
dimensiones. Hija de editores, ha cultivado desde siempre el amor por la lectura; su
cultura y sus intereses van mucho más allá de la moda.
En su armario no faltan blazers, vestidos sexis, tops y pantalones ajustados, ya que
gracias a su silueta puede lucir ceñida y femenina; como además es muy morena, puede
jugar con todos los colores.
Poli odia comprar en outlets y es de las que cree que si tienes, debes gastarlo. Adicta
a los tacones, jamás se separa de ellos, a pesar de que su jornada laboral en Gucci le

133
obliga muchas veces a estar ocho horas de pie. Tiene cientos y cientos de pares de
zapatos.
Tiene una piel peculiar, y nunca se ha preocupado por aparentar menos edad. Vive su
edad y su físico. Como siempre está morena, no suele ir muy maquillada. Sólo lleva lápiz
labial y un poquito de máscara en las pestañas. Destacan sus maravillosas uñas largas en
color sangre, y en cuanto al pelo, su bob comparte estilo con los de Anna Wintour y
Fiona Ferrer. Ella siempre está fabulosa, porque es fabulosa.

«El estilo es, esencialmente, una cuestión de instinto.»


Bill Blass

134
Distintos looks para distintas ocasiones

Distintos looks, pero con tu estilo propio


Espero que ya estés convencida de que puedes estar estupenda a cualquier edad, y
cualquiera que sea tu silueta. Pero para lograrlo tienes que ser muy disciplinada y no
descuidarte nunca. Una mujer con estilo está siempre guapa: en el trabajo, cuando va de
compras, al cine o a una fiesta... Cada actividad y cada ocasión tienen un look adecuado.
¿No te vestirías con ropa de fiesta en la playa o para una larga caminata por la tarde, no
es verdad?
Ahora que estamos de acuerdo, veamos qué llevar y cuándo.

Tu mejor look para ir a trabajar


Son las siete de la mañana y te levantas para ir a trabajar. No importa si eres
enfermera, redactora de modas, estilista, ama de casa, jardinera o tienes una tienda. Lo
que importa es cómo te vas a plantear el día y qué te vas a poner. Sea lo que fuere,
necesitas las claves para elegir tu outfit antes de salir a la luz del día...
Para empezar, date una ducha. Ponte la crema hidratante en el rostro y pásate un
antiojeras (por la mañana todos tenemos un poco de ojeras y bolsas, sobre todo si hemos
salido la noche anterior). Desayuna bien, porque tendrás un largo día por delante.
Ponte esa camisa blanca, ceñida pero no apretada, y esos jeans o esa falda negra de
tubo, según el día que te espere. Si además te has levantado con ganas de comerte el
mundo y quieres darle un toque sexi a tu outfit, elige una bonita falda con una camisa
cuidadosamente arremangada, y añádele esas pulseras XL doradas y unos botines
tobilleros. Si prefieres algo más clásico, te recomiendo que te pongas unos pumps, esos
zapatos cerrados clásicos, pero en un color vivo, sea rosa o rojo.
Para ir a trabajar, recomiendo los colores naturales y los tonos tierra, que son muy
combinables y transmiten seguridad. También los cortes sencillos, enriquecidos con
complementos y bisutería adecuados.

«Hay algo desagradable en la forma en que la gente se viste hoy en día. Todo el
mundo parece igual. Todos quieren verse neutros.»
Vivienne Westwood

Si ya te has puesto el outfit elegido, ha llegado el momento de maquillarte. Deberás

135
hacerlo con cuidado para no ensuciar tu ropa; si te maquillaras antes de vestirte, además
de correr el riesgo de manchar un jersey al pasártelo por la cabeza, no podrás ver cómo
combinan tu maquillaje y tu ropa. Finalmente, ponte ese blazer entallado, y no te olvides
de comprobar si en tu maxibolso llevas todo lo que necesitas —como las gafas de sol,
por ejemplo— antes de salir de casa.
Si por el tipo de trabajo necesitas estar más cómoda, cambia la falda por un pantalón
de pierna ancha, y el zapato por uno de plataforma o unas bailarinas muy bonitas. Si
hace fresco, ponte un jersey de cuello redondo en tonos pastel, un poco ceñido, y adorna
tu cuello con un lindo pañuelo.

«He querido hacer ropa cómoda para las mujeres, que acompañara su cuerpo.
Una mujer está más cerca de estar desnuda cuando está bien vestida.»
Coco Chanel

Combina, escoge, juega y por encima de todo, saca partido a tu feminidad y a tu


figura. Has hecho unas compras interesantes, has completado tu fondo de armario, has
desterrado de él lo que no te favorecía, has renovado tu bisutería y conoces tu cuerpo.
Ahora sólo tienes que salir de casa y sonreírle al mundo y a la vida.
Sugiero algunos looks para el trabajo:

Elegante: vestido de punto con botas a la rodilla y bolso estilo maletín.


Urbana: leggings, botas altas, maxijersey y trench con cinturón, con bolso tamaño
XXL al hombro. Otra posibilidad: jeans y bailarinas, con bolso bandolera.
Preppy: traje de chaqueta gris con abrigo rojo y zapatos negros peep-toe. Bolso con
cierres metálicos.

Te han invitado a un brunch


A la hora del aperitivo o del brunch —de breakfast y lunch, desayuno y almuerzo al
mismo tiempo— estarás perfecta con ropa informal. Evita ir muy arreglada. Aquí van
algunos looks posibles...
Femenina: jeans, botas altas, maxigafas y maxibolso, y un trench sofisticado de un
color vivo.
Roquera: leggings con botas mosqueteras, cárdigan, maxibolso, cazadora de cuero y
maxigafas.
Urbana: maxiabrigo, jeans, bailarinas, dos camisetas superpuestas, gran foulard y
bolso XXL.
Neohippie: vaqueros rotos, zapatillas Converse, prendas oversize e incluso el abrigo

136
de tu chico.

¡Tienes una entrevista de trabajo!


Cuando acudes a una entrevista de trabajo debes dar una imagen impecable, pero
acorde al perfil requerido para el puesto. Recuerda que no habrá una segunda
oportunidad para causar una primera buena impresión... Piensa en la ropa y en tu
aspecto general como en un mensaje sobre tu persona. Así que debes estar segura de lo
que transmites.
La opción infalible es el traje de chaqueta, pero también puedes acudir con unos
tejanos de buen corte y bien combinados. Combina muy bien los colores, y al elegir
complementos no exageres.
Evita los excesos en general. Opta por un maquillaje muy ligero, que dé la impresión
de que vas con la cara lavada. Algunos looks:

Informal: jeans, botas, jersey de cuello alto y chaqueta de tweed.


Oficina: pantalón recto, zapato de salón, jersey, cárdigan y bolso de cuero.
Urbana: traje de chaqueta, camisa blanca y zapatos básicos de tacón. Bolso neutro.

Mis básicos para el trabajo

❑ Un maxibolso en color camel te combinará con todo. Prueba a usarlo con jeans o
pantalones de estilo masculino.
❑ Apuesta por unas gafas de montura de carey, altamente combinables.
❑ Anímate al estampado pitón para tus zapatos, sean mocasines planos o salones de
tacón. Te darán un toque muy chic.
❑ Imprescindible, un trench en tono crema, con largo por encima de la rodilla.
❑ Reemplaza esa blusa clásica por una camisa de corte masculino, y llévala con un par
de botones desabrochados.
❑ Deja descansar ese foulard que tantas veces has repetido, y sorprende con un pañuelo
estampado, de seda natural.
❑ Introduce los zapatos de salón en tu día a día y en tu vida laboral. Poco a poco te
acostumbrarás y ya no podrás vivir sin ellos.
❑ Añade a tu bolso una carterita de tamaño reducido para llevar contigo tus caprichos
electrónicos.
❑ Si te apetece llevar una camisa por fuera, añádele un fino cinturón para remarcar tu

137
cintura.
❑ Cómprate un vestido camisero para ir al trabajo. Con sólo añadirle unas plataformas y
un bolso estarás impecable.

Si tienes una cena de empresa...


... no hagas experimentos. En las cenas de trabajo tienes que estar elegante y actual,
pero nunca transgresora o recargada. Recuerda que tus jefes estarán presentes, y a pesar
de que el ambiente estará más relajado que en un día de trabajo normal, tienes que lucir
profesional.
Puedes ponerte, por ejemplo, una falda a la altura de la rodilla y alta de cintura, o
pantalones boyfriend. Si optas por un look lencero, cuida de que no sea demasiado
lencero. Evita los excesos, como escotes de vértigo y accesorios exagerados. Algunos
looks:

Clásica: vestido negro con blazer ajustado y zapatos de salón. Bolsito pequeño.
Brillos: si te decides por tejidos satinados, combina un pantalón negro con una
camisa blanca, tacones negros y algún complemento en dorado.
Lentejuelas: si te atreves con unas lentejuelas, no las combines con mini sino con un
pantalón tobillero en negro, un bonito zapato de tacón y un bolsito pequeño.

Esta noche tienes una cita...


Es un momento especial, y quieres estar perfecta. Una cita romántica merece un look
a la última. Los vestidos siempre son un gran acierto y los tacones imprescindibles. Hay
que estar sexi pero sin excesos, así que evita los escotes de discoteca y los vestidos de
fiesta. Las más atrevidas pueden optar por un pantalón pitillo, blusa con transparencias y
sandalias altas. Otros looks:

Glam: vestido, sandalia de tacón, chaquetita corta y cartera de mano.


Mini: vestido muy corto con taconazos, blazer arremangado, bolsito joya y
maxipendientes.
Maxi: vestido largo con chaqueta corta de cuero y bolso de asa.

Esta tarde salgo de compras


El plan es ir cómoda, pero sin renunciar al estilo. Al elegir tu outfit ten en cuenta que
caminarás mucho y de un lado para otro. Para un día así hay que vestir y calzar cómoda.
Botas planas, trench y shopping bag serán tus mejores aliados en invierno. En verano,
una camiseta con pantalones cómodos y bailarinas. Huye de los jeans apretados y de las

138
prendas ajustadas y con lycra, porque te desvestirás muchas veces. Evita los
complementos, porque te los tendrás que ir quitando en los probadores y correrías el
riesgo de perderlos. Algunas sugerencias de looks:

Casual: pantalón recto, bailarinas, trench corto y shopping bag para ahorrar bolsas.
Urbana: minivestido con maxicárdigan, bolso al hombro y botas planas.
Cañera: bota alta con pantalón, jersey con maxicuello y cazadora de cuero, con bolso
estilo bandolera.

¿Y para un cóctel, qué me pongo?


Piensa que un cóctel es una fiesta de día. El largo de tu ropa sólo será hasta la rodilla
o a media pierna. Los vestidos de tonos claros o pasteles, acompañados de taconazos,
son los ideales. No abuses de adornos y complementos.
Evita las grandes joyas, porque son para la noche. Nada de recargarse.
Nunca vayas en cárdigan y vaqueros; un cóctel requiere ir arreglada y de corto, y si
decides llevar pantalón, ha de ser tipo sastre o bien acampanado.

Otros looks ganadores:


Negro: con vestido negro se acierta, pero que sea por la rodilla y combinado con unas
bonitas sandalias y un bolso estilo cartera.
Estampado: quedan muy bien en vestidos de corte globo, acompañados de
taconazos. Bolso clutch.
Dos piezas: un traje en dos piezas en tonos crema, con complementos neutros.
Zapatos lady y bolso con cadena.

Party tonight!
Salir de noche es siempre una fiesta, así que invierte en glamur y estarás maravillosa.
El negro, los metálicos y los paillettes siempre triunfan, así como los minivestidos y los
taconazos. ¿Un toque entre inocente y salvaje? Consíguelo con tu vestidito negro y una
chaqueta con estampado de leopardo.
Evita la ropa oversize, porque es el momento de marcar figura. También los zapatos
planos, y deja los bolsos casual y maxis en casa. Looks de película:

Total gold: minivestido de pailletes con reflejos dorados a juego con taconazos y
clutch.
Elegante: top estilo corpiño con pantalones anchos y tobilleros, sandalias de taconazo
y minibolsito con cadena. Para este outfit recógete el pelo, lucirás más guapa.

139
Aire rock: pitillo negro, sandalia abotinada altísima y blazer plateado. Maxicollar y
clutch metálico.

Mis básicos para la noche

❑ Un bolso pequeñito, de mano o con cadenitas.


❑ Stilettos: imprescindibles, y si tienen tacón joya, mucho mejor.
❑ Botín peep toe, fantásticos tanto con falda como con un mono de satén o un total
denim.
❑ Si quieres estar sexi sin tacón, apuesta por una sandalia que tenga detalles joya.
❑ Juega con los brillos de paillettes y con los flecos.
❑ Si tienes buenas piernas anímate a una falta cortísima.
Si la prefieres un poquito más larga, elige una de vuelo con lentejuelas y combínala con
una sencilla camisa blanca.
❑ Sandalias de piel, que podrás combinar tanto con un pitillo como con una mini.
❑ Nada de varios anillos finitos. Decántate por un maxianillo.
❑ Si has descubierto que conservabas aquel vestido largo, prueba aggiornarlo con un
cinturón llamativo.
❑ Camiseta atrevida, jeans con algún toque de glamur y sandalias joya o taconazos.
❑ ¿El vestido resulta un poco básico? Póntelo con tacones metalizados y un collar
babero, y no lo reconocerás.

Disco night
Si has quedado con un grupo para ir a la discoteca, tu objetivo es no pasar
desapercibida. Los vestidos han de ser más minis que en ninguna otra ocasión, y tus
accesorios deben brillar. Si te sientes más cómoda con jeans puedes, pero no sirve
cualquiera; los jeans para la noche han de tener un toque glam.
Tacones siempre, ya sean en sandalias, botines o zapatos de salón. El cabello, mejor
suelto y con volumen. Cuando te maquilles, haz que lo que más resalte sean tus labios.
Toques de joyería: pulseras muy brillantes, y un solo anillo de una sola piedra y de
grandes dimensiones. Algunos looks para deslumbrar:

Brillante: minivestido de paillettes con la espalda al aire, combinado con zapatos


peep toe o botines de ante.
Roquera: jeans en azul eléctrico muy ajustados, con top o camisa transparente y

140
botines de taconazo.
Pop star: minivestido y zapatos, todo plateado, y un miniabrigo de pelo en color
chillón. Completa el look con un clutch de pelo o plumas.

Vestirse de noche...
... significa enfundarse en un modelazo que se salga de lo normal. Lo demás no sirve.
Un vestido larguísimo pero que no arrastre, y una carterita de mano (los complementos
metalizados serán tus mejores cómplices). ¿Quieres estar segura de haber elegido bien?
El negro con apliques dorados siempre viste de noche, y estarás impresionante.
Evita estrenar zapatos si vas vestida para una noche larga. Evita también llevar
muchas joyas, mejor apostar por una sola pero que destaque. Mis sugerencias:

Cena de gala: vestido largo de tablitas, maxianillo y maxipendientes como únicos


adornos, y carterita de mano.
Divina: vestido largo de corte imperio con adornos de pedrería, y bolsito de mano
tipo joya.
De rojo: vestido largo y rojo, un adorno en tu cuello y taconazos. Bolsito bombonera.

¿Y para hacer deporte?


Cuando salgas a hacer ejercicio, piensa que si no descuidas tu look estarás más guapa
y motivada. Se puede hacer cualquier actividad sin perder el glamur.
Según el deporte que practiques, tu ropa podrá ser amplia o ajustada. En cuanto a
colores, combinar negro con azul celeste da muy buenos resultados.
Tus zapatillas han de ser de buena calidad, y específicas para el tipo de deporte que
realizas. Asesórate y no te equivoques, así evitarás incomodidades. En general, evita
todos aquellos tejidos no transpirables.

No te abrigues en exceso, y apuesta por chalecos de plumas o cortafríos que no


pesen.

Gym: mallas por debajo de la rodilla, maxicamisetas, chaqueta stretch y zapatillas


deportivas.
Running: pantalón estrecho, deportivas, cortafríos cortito, guantes y orejeras de pelo
para el invierno.
Pilates: chaqueta estrecha, pantalón amplio, deportivas claras, cinta para el pelo y
bolsa estampada.

141
Mis básicos para el fin de semana

Un bolso deportivo en lona para una escapada corta. Nunca pasa de moda.
Gafas de sol transparentes que te irán con todos los looks.
Sandalias de piel, que podrás combinar tanto con un pitillo como con una mini.
Jersey cómodo en color neutro, para utilizar tanto sobre una camiseta como
sobre una camisa.
Si es verano, un short y una túnica de seda que combinen.
Un pantalón cómodo de algodón que combinarás con camiseta, chaleco y
chaqueta en denim.
Zapatos con tacón topolino, para combinar con vestidos a cuadros y con
estampados florales.
Alguna prenda con toque lencero, y un jersey de lana de marga corta.
Camiseta y mini de algodón.
Una sudadera de algodón de un color bonito.

«La moda tiene dos propósitos: la comodidad y el amor. La belleza surge


cuando la moda triunfa.»
Coco Chanel

142
Belleza exprés

No sin mi maquillaje
No salgas sin maquillarte. Si el look que llevas queda bien con una cara lavada, pues
que parezca que la llevas lavada. Sigue las claves de belleza exprés de los expertos, y
quedarás impecable en cuestión de minutos.
Para mi libro he pedido al maquillador Juan Antonio Román, de Bobbi Brown, que
me preparara un pequeño manual de belleza exprés. Síguelo paso a paso (la primera vez
hazlo un día que no tengas prisas, para practicar) y te sorprenderás del resultado.
Un buen maquillaje empieza por una piel limpia y cuidada. La limpieza es muy
importante, la piel queda luminosa y transparente, liberada de las impurezas y la piel
muerta que la oscurecen y apagan, además de obstruir los poros. Una loción limpiadora y
un tónico serán tus aliados. La hidratación de la piel nos permite aportar una serie de
vitaminas y agentes hidratantes y antirradicales-libres, que combaten la oxidación y el
deterioro cutáneo. Además, una piel hidratada tiene menos problemas a la hora de aplicar
un fondo de maquillaje. El maquillaje no se cuarteará, y durará más.

Paso 1: Limpiar, tonificar e hidratar


Comienza por usar un gel o leche limpiadora, por la mañana y por la noche, antes de
acostarte. A continuación aplica un producto tonificante, para refrescar y preparar la piel
para la crema o loción hidratante. Asesórate bien sobre cada producto, para asegurarte de
que sea el adecuado para tu tipo de piel.
La crema hidratante deberá aportar a tu piel lo que realmente necesita; usarás una
para el día y otra para la noche, pudiendo combinarla con sueros o ampollas.

Paso 2: Corregir
Aplícate el corrector con un pincel o con los dedos en ojeras, manchas, etcétera. Haz
pequeñas marquitas y luego difumina bien el producto. El corrector debe tener un tono
más claro que el del maquillaje.

Paso 3: Aplicar el fondo de maquillaje


La base o fondo de maquillaje —foundation en inglés— se aplica con una esponja
ligeramente humedecida, realizando leves toques, sin arrastrar. También podemos
aplicarlo con los dedos. En las zonas con vello pondremos especial cuidado, y lo

143
extenderemos en el sentido del vello.
Si trabajamos con la esponja obtendremos un resultado sofisticado, cubriente y más
uniforme. Si lo hacemos con los dedos, obtendremos un resultado natural y transparente,
ya que con el calor la textura se funde fácilmente en la piel.

Paso 4: Aplicar el polvo traslúcido


El modo de aplicarlo es con una borla, sacudiendo el exceso de producto en la palma
de la mano. Pasa la borla por todo el rostro, insistiendo en la zona central, la frente, la
nariz y el mentón, evitando apretar alrededor de los ojos para no marcar las posibles
arruguitas. Retira el exceso con una brocha en forma de abanico.

Paso 5: Delinear los ojos


Con el delineado conseguirás intensificar la mirada, dando profundidad al ojo y
marcando más las pestañas. Utiliza un pincel o un khol (lápiz de ojos) aplicándolo en el
borde del párpado superior y en el del inferior.

Paso 6: Sombrearlos
Aplica en el párpado superior una sombra base de color beis. De esta manera,
cubrirás posibles manchas y conseguirás que los colores queden más naturales.
La forma más fácil de trabajar las sombras es el método ojo plano, favorece a todos
los tipos de ojo y es muy sencilla de aplicar. Para ello, se utilizan dos o tres tonos, de
más claro a más oscuro. El claro se aplica con un pincel de esponja, y el oscuro con un
pincel plano.
El tono claro va siempre cerca del lagrimal, para dar mayor amplitud al ojo. El
oscuro, que otorga profundidad, se aplica en el extremo del ojo. Aplica luego puntos de
luz en la zona central del párpado y bajo la ceja, utilizando una sombra o una base clara.

Paso 7: Aplicar la máscara para pestañas


Primero, péinalas con el pequeño peine especial para pestañas. Luego, rízalas con
ayuda de un rizador y maquíllalas con cuidado, retirando el exceso de producto tras cada
aplicación.

Paso 8: Peinar las cejas


Péinalas con el mismo peine que utilizas para las pestañas (límpialo entre
aplicaciones), y si hace falta corrígelas y dales forma con un poco de sombra de un color
similar al de las cejas.

Paso 9: Perfilar los labios

144
Dale forma al contorno de los labios con un lápiz de color similar al natural de tus
labios, y difumínalo hacia dentro del labio con un pincel. Esto realza el labio y evita la
migración de la barra de labios.

Paso 10: Aplica el pintalabios


Con ayuda del pincel para labios, recubre el labio con un color apropiado. Para darle
profundidad, puedes oscurecerlo en las comisuras, y para crear volumen, aplica brillo
(gloss) en la zona central de los labios.

Paso 11: Aplica el colorete


Al aplicar el colorete, debes tener como eje la zona central del rostro. Moldearás el
pómulo para corregirlo y le darás forma con la brocha, en un tono acorde con el del
fondo de maquillaje utilizado, para luego difuminarlo muy bien.

Te parecerán muchos pasos, pero con la práctica te resultarán sencillos, y el resultado


será tan satisfactorio que valdrá la pena. Para inspirarte, lee este texto de Carla Royo-
Villanova, presidenta de la firma Carla Bulgaria Roses Beauty, toda una declaración para
sentir la belleza.

Una apuesta por lo natural

Carla Bulgaria Roses Beauty es una firma cosmética que nació en mayo del
2008. Nuestra filosofía es demostrar que se puede ofrecer una cosmética de
calidad y eficacia a un precio razonable. Para ello, contamos con una
materia prima casi mágica, el agua de rosa damascena, utilizada en todas
nuestras cremas en la mayor proporción posible, consiguiendo así una línea
única en el mercado cosmético. El agua de rosas se utiliza desde la
antigüedad como cosmético de lujo, ya que sus propiedades son muchas y
muy variadas. El agua de rosa damascena es hidratante, extremadamente
calmante, descongestionante y cicatrizante, pero además es antiséptica y
antibacteriana, ya que contiene vitaminas y es un potente regenerador de la
piel y un perfecto antioxidante. Por todo ello, nuestras cremas, al tener una
gran proporción de agua de rosa, se convierten en productos altamente
eficaces y de una calidad extrema.
El agua de rosa damascena de nuestros productos proviene directamente del
Valle de las Rosas, en Bulgaria, el valle de rosas más grande de Europa, del

145
que se extrae el 60% de la producción mundial de aceite esencial de rosa,
muy apreciado entre los perfumistas de todo el mundo. Para extraer el
preciado aceite, se destilan los pétalos obteniendo de esta manera el agua
pura de rosa. Se necesitan 5.000 kilos de pétalos recién recolectados para
conseguir un litro de ella.
Algunos de nuestros productos, como el tónico, contienen agua de rosa pura
en un 95%, sin alcohol ni perfumes adicionales, lo que convierte este tónico
en un producto único y maravilloso, totalmente natural, con muchos
beneficios para la piel y que no en balde se ha convertido en un top de
ventas. Otro de nuestros productos a destacar es el Hidra Gel, también es un
95% de agua de rosa sin alcohol ni perfume, pero con una textura gelificada,
ideal como calmante en cualquier tipo de quemadura, incluso por
tratamientos con láser o como magnífico after shave para los hombres.
El resto de la línea lo componen cremas faciales, leches desmaquillantes e
hidratantes corporales, respetando siempre la misma filosofía: apostar por
productos naturales realizados con agua de rosas, con texturas agradables y
de rápida absorción, y válidas para todo tipo de pieles, incluso secas,
sensibles y alérgicas.

Para distintas ocasiones, distintos maquillajes


Como ocurre con la ropa y los complementos, hay un maquillaje para cada ocasión.
Veamos los más habituales, con los trucos y los looks que mejor sientan.

Maquillaje para ir a trabajar


Natural con un puntito de sofisticación es la clave para tu maquillaje diario. Lo ideal
es un look que transmita frescura y se mantenga bien sin necesidad de muchos retoques.

Trucos infalibles:
• Una base suave que reduzca las imperfecciones pero que deje ver tu piel.
• Un corrector de ojeras que te brinde un aire fresco.
• Marcar tus ojos, pero difuminarlos con los dedos.

Sexi: marcar los pómulos, máscara de pestañas efecto postizas y un gloss muy
marcado.
Sofisticada: maquillaje natural con sombras tostadas y labios nude.
Dandi: ojos ahumados en tonos oscuros y toque de rubor en las sienes. Khol dentro

146
del ojo y varias capas de máscara de pestañas.
Aniñada: polvos transparentes sobre el fondo de maquillaje, khol suave en los ojos,
pómulos con toque de rosa suave y gloss fucsia.

Maquillaje para un cóctel


Un maquillaje muy cuidado, pero no recargado. Es un momento chic y hay que
escoger tonos con precisión.

Trucos infalibles:
Rostro de aspecto natural, pero introduciendo algún contraste de color.
Polvos mate: aplícatelos con una borla sobre tu base; tu maquillaje quedará perfecto y
te durará más.
• Hidrata muy bien el contorno de tus ojos antes de maquillarte, y evitarás que después
de unas horas aparezcan borrones sobre ellos.

Estilosa: base mate, rubor natural y labios en rosa palo. Toda la atención se
concentra en los ojos: sombreado por debajo a juego con el color que destaque de tu
ropa.
Labios rojos: base pálida y cejas y pestañas maquilladas y muy definidas. Lagrimal
iluminado y labios en rojo pasión.
Nude: base matizada con polvos y un rubor suave en tostados. Los ojos con el
lagrimal iluminado en blanco, y máscara negra en las pestañas. Las cejas peinadas hacia
arriba, y tus labios en nude.
Retro: base mate y pálida. Ilumina el contorno del ojo y añade una sombra marfil.
Rubor suave justo en el hueso del pómulo. Máscara de pestañas negra y con mucho
volumen, y labios perfilados y en rojo.

Maquillaje para salir de noche


El maquillaje de noche exige brillo y esplendor, así que elige los colores más subidos
de tu paleta y maquíllate con cuidado y sin prisas.

Trucos infalibles:
No a las bases oscuras. Elige las nacaradas, que iluminan tu rostro.
Maquilla también tu cuello y tu escote con base e iluminador (sin exagerar en la
cantidad de producto), para igualarlos con tu rostro.
Súbele el tono a tus ojos y a tus labios.

147
Roquera: base pálida y mate, un toque de rubor e iluminador en tus párpados. Alarga
tus ojos con el eyeliner negro y dale mucho color a tus labios: los rojos de texturas
cremosas son ideales.
Ochentera: base de porcelana, y ojos marcados por dentro y por fuera. Poténcialos
con una sombra en crema azul, que difuminarás con un pincel. Pestañas muy
maquilladas y muy negras, y labios en nude.
Labios como centro: destaca tus labios y suaviza todo el resto. Fondo aterciopelado
y suave rubor en tonos rosa. En los ojos, sólo máscara, y tus labios, muy rojos pero
mate.
Ojos nacarados: base de nácar muy suave. Ojos con un toque de luz blanca en el
lagrimal y una máscara de pestañas que no apelmace. Pómulos con rubor en rosa y en
tus labios un gloss también rosa.

El color de tu pelo y tu piel mandan sobre tu maquillaje


El color de tu pelo, sea natural o teñido, y el de tu piel son los elementos que debes
tener en cuenta a la hora de maquillarte. No te fijes tanto en lo que está de moda, y
esfuérzate por encontrar el look que te queda bien a ti. El maquillaje de día será más
natural que el que usarás de noche, ya que la iluminación será diferente. Siempre
conviene que te maquilles con muy buena luz. Trata de que la luz sea natural cuando te
maquilles para salir de día. Si no tienes luz natural en el lugar en el que te maquillas,
acércate a una ventana para ver el efecto antes de salir a la calle. De ese modo podrás
corregir cualquier defecto o exceso. Para la noche, maquíllate con luz artificial y si es
preciso, usa un espejo de aumento para ver mejor los detalles.

Rubias de tez blanca


Una belleza clásica, que tiene sus trucos para lucir impecable. La base del maquillaje
ha de ser mate, perfecta y casi indetectable. El color ha de ser suave, y debes aplicarlo en
el pómulo y en las sienes.
Los labios no siempre se maquillan en tonos rosa. Prueba con los tonos coral,
perfilados, y te sorprenderás. Cuando hayas terminado de pintarte los labios, besa un
pañuelito de papel para eliminar los excesos.
Las cejas de las rubias suelen ser muy claras, así que es mejor maquillarlas de forma
suave en un tono un poquito más oscuro que el del pelo. Lo mismo vale si no eres rubia
natural; pide al peluquero que te tiña las cejas al mismo tiempo que te retoca el color, y
sólo un poco más oscuras que el pelo.
Los ojos, casi desnudos, pero para definirlos no dudes en recurrir a la máscara de

148
pestañas negra.
Te sentará muy bien el efecto cara lavada con destellos de luz en la base de tu rostro
y en tus labios. También los tonos tierra.

Castañas de tez blanca


Es una belleza romántica y muy dulce. Busca una base que te aporte cobertura pero
que te dé una apariencia de segunda piel. Si tienes ojeras —algo común en las personas
de tu tipo—, disimúlalas con un buen antiojeras.
El rubor ha de ser un tono —o como mucho dos—más oscuro que tu base. Los tonos
melocotón son ideales. Aplícalo en el hueso del pómulo con brocha y en círculos, pero
no apliques mucha cantidad. Elévalo hacia la sien.
Los labios que mejor le sientan a tu look romántico son las barras en tonos rosa palo
y los gloss suaves.
Las cejas suelen ser claras, así que es mejor maquillarlas de forma suave en un tono
un poquito más oscuro. Si son de un color muy similar al del pelo y ya se destacan
naturalmente, bastará con darles buena forma.
Los ojos tendrán un aspecto radiante con un eyeliner en color oro; dibuja una línea
muy pegada a las pestañas, de un extremo al otro del ojo. Nunca dibujes el rabillo hacia
arriba.
Tus pestañas han de tener volumen. Elige una máscara que las espese, las separe y las
alargue.
Te sentará muy bien un rubor rosa, acompañado de sombra nácar en el lagrimal y
labios nude en mate. También te favorecerán los ojos maquillados con efecto ahumado
en tonos tierra, contrastando con un ligero toque de color en tus labios.

Morenas de tez blanca


Es un tipo de belleza que exige contrastes, es decir, un acabado natural con juegos de
color. Aquí están sus trucos.
La base en esta combinación tiene la misión de aportar un acabado aterciopelado a tu
piel, que además de tapar imperfecciones, la ilumine. Extiéndela sobre tu rostro y tu
cuello.
En cuanto al rubor, aplícate sólo unos ligeros toques, siempre por debajo de tus
pómulos y nunca por encima.
En los labios has de conseguir volumen. Si son muy finitos, pásate un perfilador,
siempre antes del color y por encima de la línea de tus labios, y verás cómo te cambian.

149
Tus ojos deben destacarse por sobre todo. Subráyalos dibujándolos con khol tanto
por dentro como por fuera del párpado, empezando por el lagrimal, y lograrás una
mirada algo misteriosa. Cuando te apliques sombras, pégalas a la línea de los ojos. Te
quedarán bien las sombras oscuras, sobre todo la gama de grises. Puedes darles un ligero
aspecto emborronado, y difuminarlas con un tono nácar. También te sentarán bien los
tonos grises combinados con toques anaranjados.

Pelirrojas de tez blanca


Este color de pelo exige que el maquillaje vaya a tono con él.
El maquillaje nunca debe ser de cobertura total, sino que ha de dejar paso a los brillos
y al color. Pasa de las bases, y cámbiate a la crema con color.
El rubor debe de ser rosado, para darle a tu rostro un aspecto saludable.
Jamás te pintes los labios de rojo. Apuesta, en cambio, por toda la gama de los
naranjas. Añade toques de luz a tus labios y si prefieres un gloss, que sea en tono fresa
muy suave.
Los ojos con efecto metálico te sentarán muy bien. Cómprate sombras nude pero con
mucho brillo y empieza siempre por maquillar tu lagrimal. Al delinear los ojos hazlo sólo
en el exterior, tanto en el párpado de arriba como en el de abajo.
Te favorecerán los ojos con mucho brillo y la cara unificada en un tono mate, con
toques luminosos sólo en los ojos y los labios.

Rubias de tez morena


Una combinación divina, en la que el objetivo es que tengas siempre una mirada
felina.
Este tipo de piel requiere un maquillaje suave, para después aplicar sobre él unos
polvos compactos con acabado brillante.
Ilumina el arco de tus cejas, tus ojeras y tu nariz, para que resalten los toques
cobrizos de tu maquillaje.
El rubor debe jugar con la gama de los tostados, para definir y estilizar tus pómulos.
Empieza en la parte baja de la mejilla y acaba en las sienes.
Los labios aparentemente desnudos son tu clave. Busca un rosa mate, en color nude,
y no te separes de él. Si utilizas un perfilador, ha de ser del tono exacto del pintalabios.
Para tus ojos, siempre los dorados. El tono suave en el lagrimal y el párpado inferior
y el cobre o el tono más intenso para el superior, y en sentido ascendente.
Cuando te apliques máscara de pestañas, espésalas todo lo que puedas y alárgalas al

150
máximo.
Te sentará muy bien un maquillaje nude y uniforme, con los ojos muy maquillados y
los labios casi invisibles.

Castañas de tez morena


Combinación muy sexi, en la que el objetivo es potenciar tus ojos para que tu mirada
sea muy explosiva.
Elige una base mate, pero con tonos de luz y efecto alisador. Tus cejas deben estar
siempre depiladas a la perfección.
El rubor sólo admite toques rosados y se ha de aplicar exactamente en el hueso de la
mejilla y siempre en la parte exterior. Alárgalo un poquito hacia arriba, hasta la sien.
Tu boca ha de tener un aspecto muy jugoso. Olvídate de las barras de labios de color
y utiliza sólo gloss acuosos y que aporten volumen. Brillarás.
Para tus ojos, atrévete con el bronce en un solo tono para todo el párpado y
difumínalo muy suavemente con algún nude en el hueso de la ceja y el lagrimal. Resalta
tu mirada con un khol muy oscuro y cremoso, que delinee el ojo por dentro y por fuera.
El negro o azul muy oscuro te quedarán muy bien.
Un look ganador para ti: sombra fría, eyeliner muy oscuro, pestañas largas y muy
espesas y gloss rosa en los labios.

Morenas de tez morena


Belleza exótica que siempre nos recuerda a países lejanos. También el exotismo tiene
sus trucos...
Las pieles muy morenas suelen tener ojeras, así que tu primera preocupación será
librarte de ellas aplicando un corrector que las suavice.
El maquillaje ha de ser siempre mate. Si es preciso, aplica encima polvos
transparentes para conseguir ese efecto.
El rubor, siempre rosado y suave, aplicado solamente en la parte baja del pómulo y en
sentido ascendente.
Tu boca ha de tener siempre ese aspecto de labios jugosos: los tonos rosados son los
mejores.
En cuanto a los ojos, empieza siempre por iluminar el arco de tus cejas en un color
beis. El eyeliner que mejor te sienta es el de color marrón chocolate, que hará que tu ojo
tenga un efecto tostado y ahumado.
Cómprate una máscara de pestañas en marrón oscuro, y aplícate dos y hasta tres

151
capas. Las sombras marrones y verdosas irán muy bien con tu pelo.
Te sentará muy bien un look neutro, que juegue con los colores de la tierra.

152
¿Cómo me peino?

Inspírate en las celebrities si quieres, pero elige el look que mejor se adapte a ti: largo
hippie, trenza de lado, corte bob o garçon, coleta tirante o melena natural... Anímate a
cambiar y a probar, y encuentra el corte de pelo que te favorece y que mejor le va a tu
estilo de vida. Hazte aconsejar por un peluquero de confianza, ya que hay cortes y
colores que exigen un mantenimiento mucho más intensivo que otros.

¿Cómo me peino para ir al trabajo?


Trata de que tu peinado sea natural. No es preciso que tenga una apariencia muy
formal, pero sí que presentes una imagen muy cuidada. Teniendo siempre en cuenta el
estilo de la ropa que elijas para ese día, las tres opciones más indicadas son: si es melena
con ondas, que tengan volumen; si es una melena suelta y lisa, con raya a un lado; y si
has salido con todas las prisas, el recogido es una buena solución.

Ondas: una melena larga con sus ondas naturales, raya en medio y un poquito de
volumen siempre es favorecedora. Cuando se trata de media melena, las ondas quedarán
mucho mejor con un acabado de espuma en todo el cabello y el flequillo hacia un lado.

Liso: si es tu liso natural, sólo añádele un poquito de volumen, y si necesitas alisarlo,


sécalo —siempre boca abajo— y acábalo con la plancha. Si alargas el dibujo de tu raya y
peinas el flequillo hacia un lado estarás perfecta en el trabajo.

Recogidos: impactarás si recoges tu melena en un moño alto, de acabado muy tirante


y lo acabas con gomina para conseguir un efecto mojado. Si prefieres un moño bajo o a
media altura, el truco es dejarlo semideshecho o con algún mechón suelto.

¿Cómo me peino para ir de brunch?


Es una buena ocasión para lucir femenina y muy cómoda. Tu cabello ha de estar
impecable, a la altura de tu outfit.

Melena: una melena larga con alisado de plancha y mucho brillo, lucirá mucho más si
le dibujas una raya en medio y añades una bonita cinta elástica, al más puro estilo
hippie-chic.

153
Esa misma melena, lisa y brillante, pero con un acabado en ondas abiertas y
naturales, le dará un precioso movimiento a tu cabello.

Corto: si te decidiste por un corto cómodo y femenino, dispersa tu flequillo hacia un


lado y fíjalo con un poquito de cera.
Si en cambio te has inclinado por un corto estilo bob como el de Anna Wintour,
despéinalo con algunas mechas enceradas y marca las asimetrías que llevas en la nuca;
parecerá que te han peinado en París.

Recogido: ideal para la hora del brunch es la coleta a media altura. Cepilla bien tu
cabello, hazte una raya al medio y recógelo (con una goma de algodón, para no dañarlo)
en una melena a media altura y un poquito ladeada; el truco es que no quede muy tirante.

¿Cómo me peino para ir a una fiesta?


Si lo tuyo es el pelo liso en tu día a día, para la noche sólo has de darle volumen. Si tu
look es el despeinado, lo recoges a media altura y el sobrante con mechones hacia
delante. Y si como mejor te sientes es con un recogido, acábalo con horquillas, gomina y
flequillo hacia un lado. Quedarás espléndida.

Melena: una melena larga y suelta, liso extremo y con ese efecto cortina casi tapando
un ojo, te dará un toque sexi y misterioso ideal para una fiesta.
Una melena larga y con ondas naturales, haciéndolas coincidir todas a un lado de tu
cuello, te dará un toque más nocturno.

Corto: si tu pelo es corto, puedes darle algunos toques chic para la noche. Prueba a
hacer la raya a un lado, asegura todos los cabellos que queden sueltos con una fuerte
gomina, y quedarás espectacular.

Recogido: una fiesta es una gran oportunidad para atreverte con un recogido en el
que has pensado muchas veces pero no has llegado a probártelo. Te verás como una
verdadera estrella con un moño de estilo bailarina, cubierto con un postizo. Otra opción
es un recogido con aire despeinado, que te dará además un aspecto altamente juvenil.
Cualquiera que sea el peinado que elijas, recomiendo trabajar el cabello con stylers de
Ghd, porque se han convertido en verdaderos iconos de belleza. No existe ninguna
herramienta mejor.

154
Una herramienta de belleza

Ghd se creó en 2001 en Gran Bretaña y se convirtió en poco tiempo en todo


un fenómeno de ventas. Con sus revolucionarias stylers (como Ghd denomina
a sus planchas) logró posicionarse como el producto más elegido entre los
estilistas y cosechar adeptas entre las más famosas actrices, modelos,
cantantes y top models a ambos lados del Atlántico.
Las stylers de cerámica y los productos Ghd se han convertido en un icono en
el mundo de la belleza y la moda. Sarah Jessica Parker, Naomi Campbell,
Beyoncé Knowles, Jennifer Aniston, Victoria Beckham y Gwyneth Paltrow son
algunas de sus fieles seguidoras.
En el verano del 2003, Ghd decidió completar su línea de stylers con una
gama de productos profesionales para cuidar y embellecer el cabello:
Thermodynamics®. Es la única línea de cabello pensada únicamente para
proteger, moldear y finalizar un peinado realizado con calor. Con ella se
consigue que los peinados duren por más tiempo y tengan un acabado
brillante y esplendoroso sin apelmazamientos ni residuos. Su claim: peinados
con calor, peinados sin temor.
Ghd llegó a España en julio de 2004 y aterrizó directamente en Málaga, lugar
elegido como sede española de la firma debido a su ya amplio mercado de
población inglesa que conocía la marca.
Los best sellers de Ghd son, sin duda alguna, las cuatro ediciones limitadas
de stylers que lanza cada año. Ghd hace un auténtico ejercicio de ingenio
reinventándose cada temporada para lanzar al mercado un producto con
mejor diseño, más vanguardista y de tendencia, que el anterior.
Sandra Brune

155
Ellos, también sexis

156
La moda en masculino

Cada día al levantarme pienso qué ponerme y cómo lucirlo. Si lo hago con
anterioridad, acabo cambiándolo. Todo depende de las sensaciones, esas que deciden si
sales de tu casa con un traje algo ceñido y camisa blanca, dándole un toque de color con
un pañuelo rojo, o ropa de sport combinada con deportivas.
¿Cómo es el nuevo hombre? Es cosmopolita y moderno, le gusta cuidarse y quizás
aspira a seguir el ideal del gentleman, pero renovado. Se apunta al lema «arreglado pero
informal», donde el look está cuidadosamente estudiado.
En realidad, echando un vistazo a la gran pantalla, no ha habido tantos cambios entre
el dandy típico del siglo XX y el gentleman del XXI. Nombres como Tom Ford, Jude
Law, Chuck Bass —el más elegante de la serie Gossip Girl—, el actor Chace Crawford
o el estilista Brad Goreski, ex ayudante de Rachel Zoe, son algunos de los que simbolizan
ese nuevo gentleman algo renovado, que nos hace ser más prácticos y pensar siempre en
positivo.
De entre esos y tantos otros nombres, para mí el ideal del mundo de la moda es el del
siempre admirado e imitado Tom Ford. Su aportación al frente de las firmas Gucci e
Yves Saint Laurent marcó un antes y un después en la industria de la moda, no sólo por
los diseños o la propia fabricación sino incluso por la magia de sus desfiles, en los que
jamás faltan el glamur, el estilo sexi y por supuesto el lujo.
«Ha habido un cambio en la actitud de los hombres respecto de su ropa. Están
más atentos a la moda. Ya no la temen.»
Calvin Klein

Uno de los outfis más representativos de las propuestas del innovador Tom Ford para
el hombre de hoy es: traje perfectamente ceñido, camisa blanca con puños destacados,
un bonito cinturón y unos preciosos zapatos brillantes. Ése es para mí el look soñado
para el hombre con el mejor estilo. En la película Alfie, protagonizada por Jude Law, se
exhiben continuamente trajes ceñidos al cuerpo (eso sí, sólo aptos para cuerpos delgados
o atléticos) con camisas en tonos pastel (sin miedo al rosa o al lila), zapatos de punta y
bufandas al cuello, dando como resultado una elegancia cuidada en extremo.

El estilista Brad Goreski nos propone, a través de actores como Chace Crawford, un
nuevo preppy look: un hombre que armoniza las pajaritas con los jeans y las americanas

157
blancas con pespuntes en azul; looks muy sport, con aires de tenista, siempre actuales y
altamente chics. Las propuestas de este estilista sirven parara todas las horas del día,
aunque si no te atreves con la pajarita siempre puedes cambiarla por la corbata, pero no
olvides que si quieres conseguir un look juvenil y elegante a la vez, tu combinación
ganadora será la formada por jeans oscuros, una perfecta camisa azul clarita o blanca,
una americana y unas bonitas deportivas blanco nuclear.
Otra gran inspiración para el hombre de hoy es el estilo de Chuck Bass, personaje que
protagoniza la serie Gossip Girl. Fuera de la pantalla es Ed Westwick y su estilo es más
roquero, pero desde la influencia de la pequeña o gran pantalla, destaca al ofrecernos una
amplia gama de pañuelos, pajaritas, corbatas, camisas de rayas tipo ejecutivo, tirantes,
zapatos de vestir y, sobre todo, sus trajes perfectamente ceñidos al cuerpo. Es el claro
ejemplo del hombre sin miedo a las mezclas, por lo que tanto podemos verlo con una
americana blanca con bordes negros y pantalón a conjunto de Ralph Lauren, como con
un pantalón subido de tono (fucsia, verde o azul) y una americana con pañuelo de color
malva estampado, combinado con camisa con puños y cuello blancos. Simboliza al
hombre que cuida todos los detalles y que con su estilo busca la perfección las
veinticuatro horas del día.

Firmas destacables
Volvamos al tercer MandaVíctor necesario para leer este libro: «Venerarás a Tom
Ford como el dios de la moda que es.» Y como tal se dirige al hombre de hoy que busca
estar elegante y sexi, y que admira una materia de tan alta calidad que acaba pagando
más de mil euros por unos zapatos de Tom o novecientos por sus sleepers.
Ford vuelca su perfecta técnica en el corte de unas increíbles americanas y les acaba
dando un toque de magia con una divertida pajarita o sencillamente con su inconfundible
propuesta en la mezcla de los colores. Ford despierta el deseo de compra en el hombre
fashionista. Quizás es una de las razones más poderosas para haberse convertido en el
referente indiscutible de todas las marcas de low cost: TopMan, H&M, Zara y Massimo
Dutti encuentran en él su inspiración.

Otra de las figuras que reinventaron la imagen del hombre de hoy es Heidi Slimane, al
frente del imperio Dior Homme. A él le debemos los XXS Super Slim Fit jeans, un
pantalón tan ajustado que podría pasar por un patronaje de mujer. Quizá por eso,
enfundado en ellos un hombre se siente sexi. Este pantalón tiene una base roquera que ha
creado escuela, pues no sólo ha hecho que tantas otras firmas lo imitaran, sino que
además se ha reconocido que este nuevo patrón aporta un verdadero cambio físico. El

158
mismísimo Karl Lagerfeld adelgazó cuarenta kilos para poder enfundarse en un traje de
Slimane para Dior Homme.

«La ropa no hace al hombre, pero a más de un hombre le ha hecho un gran


servicio.»
Herbert Harold Vreeland

El estilo desenfadado nos llega a través de iconos de Hollywood como Brad Pitt y las
colecciones del diseñador Neil Barrett. Un estilo donde lo desgastado y el destroyer están
perfectamente estudiados.
El polo opuesto a un look «descuidado» lo encarnan firmas de gran prestigio como
Louis Vuitton, Lanvin o Cerruti, ofreciendo al hombre una propuesta de masculinidad
siempre elegante. De Lanvin, un objeto de deseo para tantos hombres son sus sneakers,
una zapatilla deportiva del tipo Converse con puntera en charol, piel metalizada o nobuk,
realizada con materiales preciosos como tafetta, ante o piel. De Louis Vuitton, la
colección de culto es la de verano, con su propuesta de shorts en colores brillantes como
el rojo, azul cielo o marrón, para combinar con camisetas básicas y unas bonitas
sandalias de piel, para proporcionar un look entre trendy y elegante.

«Casi todos los hombres se ven más hombres con un trench coat con
cinturón.»
Sydney J. Harris

Otro gran defensor del concepto sexi aplicado al hombre más actual es Dolce &
Gabbana con sus preciosos trajes gris marengo o negro brillante, combinados con
camisas ceñidas en blanco, muy masculinos y aptos sólo para cuerpos de infarto. Amante
de los detalles, D&G no se cansa de proponer mini corbatas súper estrechas con pinza,
gemelos, cinturones con hebillas brillantes y zapatos de charol negro.
Roberto Cavalli también apuesta por el hombre sexi con un estilo menos formal. Sus
colecciones se enriquecen de camisolas y camisas estampadas que siempre presenta
semiabiertas y en perfecta armonía con tejanos estrechos estudiadamente caídos,
insinuando nuevas formas. La versión de Roberto Cavalli en España la encontramos de
la mano de los diseñadores Victorio & Lucchino, quienes también apuestan por un
hombre muy sexi al que proponen trajes de perfecto corte en combinación con grandes
estampados florales. V&L representarían la fusión de estilos italiano-sexi-sevillano.
Una mención especial la merece el diseñador Christopher Bailey de Burberry
Prorsum, que ha sabido actualizar el más puro estilo British y ponerlo de moda en todo

159
el mundo. Sólo trabaja con materiales de primerísima calidad y a él le debemos la
actualización de la nueva gabardina, que ahora se puede comprar incluso en colores
fuertes y fluo. Algunas de sus colecciones consiguen una propuesta llena de símbolos de
modernidad para el nuevo hombre: la unión del British-rock que sólo él puede
aportarnos.

Renueva tu armario con los básicos más masculinos


Te propongo que modernices tu propio estilo con algunos básicos que jamás pueden
faltar en un armario masculino. Recuerda que los cambios son buenos, y atrévete a hacer
combinaciones.
• Unas gafas Rayban clásicas, del tipo aviador.
• Unas deportivas de Prada, comodísimas y siempre actuales.
• Un buen tejano Levi’s en tono azul oscuro.
• Un bonito traje negro. Si puedes, invierte en un Dolce & Gabbana. Nunca te
arrepentirás.
• Un buen reloj de la marca Chaumet, en su línea Dandy, de maquinaria excelente y
elaborado con materiales preciosos. Si sus acabados son en oro o cocodrilo, conseguirás
un extra de elegancia.
• Pajaritas y corbatas, siempre estrechas.
• Unos sleepers, siempre perfectos tanto para unos tejanos como para un esmokin de
fiesta.
• Un abrigo de medida tres cuartos en color negro, que también te servirá tanto para
tus noches más elegantes como para las más informales.

La importancia de la camisa
La camisa es tan importante en el armario masculino que gran parte de tu estilo
depende de ella. Una buena camisa debe ser preferiblemente de seda o algodón. Con
independencia de tu talla, debe cubrir por completo tu brazo, por lo menos hasta la
muñeca e incluso hasta llegar a la mitad de la mano con el brazo extendido. El puño debe
sobresalir de la chaqueta al menos dos dedos cuando se dobla el brazo. Haz estas dos
comprobaciones al comprar tu próxima camisa.
Las puntas del cuello deben tocar la camisa; nunca deben estar despegadas. El cuello
no debe moverse, por lo que deberá tener la rigidez adecuada. Si tienen puño francés o
doble puño, debemos adornarlas con gemelos. Algo más moderno que los gemelos son
los cubrebotones, que crean el mismo efecto en las camisas sin doble puño. En
cualquiera de los dos casos, gemelos o cubrebotones, estamos hablando siempre de

160
camisas de vestir.
Una camisa clásica debe llevar canesú, que es una costura vertical por la parte
posterior de la camisa, necesaria para que quede bien adaptada. También suelen tener
unas varillas o refuerzos en el cuello para que éste se mantenga siempre rígido. Los
mejores botones para una camisa clásica son de nácar verdadero o de imitación, y debe
tener dos botones en cada puño. En cuanto a los ojales, deben estar dispuestos de forma
horizontal y el propio puño ha de tener varios pliegues.

La simbología del cuello de la camisa


1. Cuello inglés
Símbolo indiscutible de las camisas de vestir. Lo distinguirás porque sus puntas son
más largas y estrechas que en una camisa de sport. Es un poquito más ancho que el de
las camisas informales.

2. Cuello italiano
Es más corto y más ancho que el anterior. Las puntas están algo más separadas y
siempre son rígidas para evitar que se doblen. Este cuello es ideal para camisas de vestir,
como el inglés.

3. Cuello abotonado
Este invento americano conocido también como cuello botton down, es muy similar
en tamaño, forma y abertura al cuello de vestir, pero lo distinguirás porque siempre se
sujeta con botones en los picos del cuello. Es un cuello informal, así que nada de acudir a
una ceremonia o evento formal con el cuello abotonado.

4. Cuello pasador
También conocido como cuello collar, tuvo su época, pero en la actualidad apenas se
utiliza. Su principal característica es que las puntas de los cuellos se unen con un pasador
o alfiler, en sentido horizontal. Al igual que el cuello abotonado, no debería utilizarse
nunca en una camisa de vestir.

5. Cuello postizo
Tampoco se utiliza en la actualidad, pero no está de más que lo conozcas. Se creó en
la primera mitad del siglo XX, y es un cuello de quita y pon que se utilizaba para poder

161
cambiarlo con independencia del resto de la camisa. Lo que se pretendía era que sin
tener que lavar toda la prenda y con sólo cambiar el cuello, no se perdiera la impresión
de limpieza y pulcritud.

El poder de la corbata
Para un hombre, anudarse la corbata es un auténtico reto, cuando no un verdadero
suplicio. El nudo de la corbata requiere práctica, pero el tipo de nudo lo que requiere es
saber ser elegido según la ocasión o la propia camisa. No existe un nudo sino muchas
maneras de hacerlo.

1. Nudo simple o americano


El clásico por excelencia, que además es el más sencillo y rápido de hacer. Ideal para
ejecutivos y hombres de negocios, ya que combina sin dificultad con todo tipo de cuellos
de camisa. Su aspecto asimétrico le da un toque ligeramente desenfadado.

2. Nudo doble simple


Es idéntico al anterior, con la excepción de que se añade una vuelta más al enrollar la
corbata sobre sí misma. ¿El motivo? Acortar la longitud de la prenda y dar más volumen
al nudo, se utiliza cuando ésta es muy estrecha o con tejidos demasiado ligeros. Por sus
características, el nudo doble es perfecto para los hombres de estatura media-baja.

3. Nudo cruzado
Otra versión muy elegante del nudo de corbata es el nudo cruzado, aunque debido a
su complicación se utiliza muy poco. Consiste en cruzar la corbata entre la primera y la
segunda lazada, por lo que es recomendable utilizarlo sólo con corbatas finas. Variante
original que da como resultado final una forma en «V».

4. Nudo pequeño
Sólo apto para corbatas gruesas, el nudo pequeño es muy simple de realizar. Su única
complicación es que necesita un trenzado de ciento ochenta grados sobre la parte ancha
tras pasar la prenda por detrás del cuello.

5. Nudo Windsor o inglés


Es la variante más elegante del nudo de corbata. Como su propio nombre indica,

162
nació en el corazón de Inglaterra y su forma es perfectamente simétrica y triangular, lo
que añade gran complejidad a su elaboración. El nudo Windsor se caracteriza, además,
por su volumen XL, por lo que sólo puede combinar con corbatas largas y estrechas. Si a
esta forma le restas una vuelta, se convierte en el medio Windsor o nudo español.
Normalmente se realiza con una corbata de seda así que a mayor número de vueltas más
maltrato recibe la tela, por lo que no debes tirar de ella ni dejarla excesivamente tirante.

6. Nudo Ascot
Un clásico apenas utilizado en España, su aspecto se asemeja más a una lazada de
pañuelo que a la corbata tradicional. Suele llevarse un poco ahuecado, y combinado con
prendas de sport.

¿Qué me pongo hoy?


El hombre de hoy, al igual que las mujeres, debe saber responder a la gran pregunta
diaria: ¿qué me pongo? Los chicos con traje gustan. Los chicos con jeans gustan.
Corbatas, pantalones sastre, traje, deportivas... la imagen es tan importante hoy como
siempre. Déjate guiar y gustarás mucho más.

¿Qué me pongo para ir de calle?


Ir de calle es el equivalente a ir arreglado pero sin formalidades. Ése es el look más
auténtico del verdadero hombre de hoy, y para conseguirlo tu estilismo debe estar
perfectamente estudiado.
Se admiten todos los complementos: bufandas, gorras, gafas, bolsos...
Las camisas, por fuera, y el calzado, ligeramente desgastado.
Si eliges una prenda de un color muy vivo, que sea la única, y el resto de prendas en
tonos neutros.
A tu cazadora de piel, añádele un pañuelo grande alrededor del cuello y cuélgate al
hombro una mochila también de piel.
A tus vaqueros, que siempre combinas con tu camiseta preferida, añádeles una
americana y una gorra. Impactarás.
Las deportivas que amas sólo podrás combinarlas con jeans y sudaderas. Para todo lo
demás, zapatos casual o botines desgastados. Algunos looks:

Urbano: tejanos en color negro con camiseta blanca por fuera y chaqueta de punto
también en negro. Añade una bufanda larga, unas botas y tu mochila.

163
Sexi: pantalones de vestir pitillo en negro, camiseta blanca algo ajustada y deportivas
altas, de tobillo.

Country: jeans azules y gastados con camisa por fuera en cuadros grandes y mangas
recogidas hasta la mitad del brazo. Botas working desgastadas y bolso en bandolera.

Total black: pantalón de corte recto en negro con camisa ajustada y cazadora de piel.
Zapato y cinturón con hebilla grande. Todo en negro.

Casual: vaqueros azules, superposición de camiseta y camisa abierta, deportivas y


bolso en bandolera. Añade a este outfit una gorra con visera y tus gafas de sol Ray-Ban.

¿Qué me pongo para ir de fiesta?


Ir de fiesta equivale en muchas ocasiones a ir con traje, pero huyendo del típico
superclásico que hoy resulta aburrido. Elige diseños con estilo, y combina tus trajes a
partir de ahora con botas. Verás cómo tu estilo se aggiorna.
Si quieres darle un aire más juvenil a tus trajes, pásate a los trajes de americana
entallada y pantalones de pierna estrecha. Sobre todo, renueva tus pantalones bajándoles
a todos el talle.
Cómprate un chaleco negro, y combínalo con una camisa de vestir y un pantalón
recto. No te reconocerás.
Otros dos buenos trucos para romper la monotonía de tus trajes: botines en vez de
zapatos y corbata muy estrecha, o directamente sin corbata, con detalles retro como
chalecos, pajaritas e incluso tirantes. Otros looks sugeridos:

Clásico: traje de fino terciopelo, camisa blanca y corbata muy estrecha en negro.
Zapatos abotinados con cordones.

Glamur: traje brillante en gris metalizado, con camisa en gris oscuro. Zapatos con
punta y sin corbata.

Fashion: traje negro con corbata extrafina también en negro. Zapatos de raso en
color negro y camisa blanca, también en raso.

Gentleman: traje azul oscuro con chaleco, camisa blanca y corbata con rayas.
Zapatos abotinados. Reloj con cadena en el bolsillo derecho del chaleco.

British: americana entallada y pantalón pitillo de tiro bajo, en gris. Camisa negra,

164
botas en gris metálico y gafas grandes.

165
Cosmética para ellos

Afortunadamente la belleza ya no es únicamente territorio exclusivo para mujeres,


sino que el cuidado de la piel se extiende también al nuevo hombre. Una piel a la que no
se le presta atención sufre las consecuencias de ese maltrato. El acné, por ejemplo, puede
dejar huellas peores en ellos que en ellas, por una cuestión hormonal. Una piel cuidada
luce más joven y da un aspecto más descansado.
Se trata de adoptar algunos hábitos sencillos, que te permitirán estar más guapo sin
que te sientas menos masculino y sin que parezca que cuidas demasiado de tu apariencia.
Practica, y gustarás más en sólo tres pasos.

1. Limpia
El nuevo hombre debe lavarse la cara todos los días con una exfoliante facial. Así se
remueven las células muertas de la superficie de la piel y se destapan los poros. Si eres
propenso a sufrir acné debes utilizar un jabón facial que contenga ácido salicílico.

2. Tonifica
La tonificación de la piel es esencial para después de haber limpiado tus poros, pues
éstos se cierran de nuevo pero limpios y se prepara la piel para recibir el humectante o
hidratador facial.

3. Hidrata
La crema hidratante para el rostro es de lo más importante, ya que además de nutrir
tu cara la estás protegiendo. Una hidratante con vitamina B5 será suficiente pero si
además lleva protector solar, mejor.

Esas tres claves, junto a no abusar de alcohol ni cigarrillos y dormir bien, harán que tu
piel esté perfecta y tus ojos sin bolsas; aunque si éstas persisten, puedes aplicarte sin
complejos un corrector en el área de los ojos.
Pero también hay algunos otros «no» a tener en cuenta:

• No utilices para la piel del rostro los mismos productos que utilizas para el resto de
tu cuerpo. Es verdad que la piel del cutis masculino es más gruesa que la del femenino,
pero siempre será distinta y más delicada que la del resto de tu cuerpo. Utiliza jabones,
cremas y exfoliantes específicos para esta zona y evitarás que esté reseca y poco

166
atractiva.
• No utilices cualquier colonia a manera de after shave. Éstos están formulados
especialmente para evitar irritaciones, cerrar los poros y prevenir los granitos; las
colonias, en cambio, por su alto contenido de alcohol, pueden irritar terriblemente tu cutis
si las utilizas después del afeitado.
• No dejes de usar crema hidratante. A pesar de ser más grasa que la femenina, la piel
del cutis masculino también necesita ser hidratada diariamente. Cómpralas libres de
aceites y te verás mejor.
• No sustituyas el champú por el gel de ducha. El champú es específico para el
cabello y el gel de ducha lo que busca es eliminar impurezas de tu piel. Si lo haces
indistintamente resecarás tu pelo y activarás la aparición de la desagradable caspa.
• No olvides utilizar protector solar. La piel masculina suele resistir más al sol pero a
la larga también tiende a arrugarse. Si utilizas protector solar retardarás la aparición de
arrugas incluso cuando practicas deporte al aire libre.

Los toques de maquillaje tampoco son sólo para ellas. Futbolistas, artistas y
personalidades célebres de todas las disciplinas demuestran abiertamente su preocupación
por el cuidado personal. El famoso diseñador Jean Paul Gaultier ha ideado un kit con los
mejores productos de maquillaje masculino. No son sólo para las estrellas, sino para que
tú también puedas lucir tus atractivos sin restarte masculinidad.

Tus labios
La solución para eliminar o evitar que tus labios se resequen es comprarte un bálsamo
de labios nutritivo, que además de hidratártelos te protegerá del frío o del calor. Además,
conseguirás un color envidiable y muy natural. Elige entre tres tonos según tu tipo de
piel, y llévalo siempre contigo.

Tus ojos
Si quieres tener una mirada impactante, no hay nada mejor que el gel coloreado para
cejas y pestañas. Este gel fija tus cejas sin que se note y aumenta el volumen de tus
pestañas. Para disimular las ojeras, compra el lápiz de doble uso Khôl y comprobarás
cómo desaparecen como por arte de magia.

Tu cara
Si te gusta ese saludable color que aporta el bronceado en verano, atrévete con los
polvos de sol ratificantes, que se aplican con una brocha. Mejorarán el color de tu piel de
una manera muy natural.

167
Otra prestigiosa firma, Yves Saint Laurent, ha lanzado al mercado la línea de
cosmética masculina que lleva el nombre de uno de sus perfumes más famosos:
L’Homme; esta gama de productos está pensada para proteger e hidratar tu piel y
devolverle la luminosidad que te mereces con sólo tres productos.

Hidratante: formulada a base de minerales, su innovación está en que aporta al


hombre un tono luminoso al cutis gracias a que posee micropartículas de color; si lo
utilizas tu rostro lucirá radiante y saludable.

Stick anti-fatiga: formulado a base de cafeína y extracto de bambú, promete eliminar


el brillo del cutis y borrar los signos del cansancio. Al aplicarlo sobre tu piel podrás sentir
de inmediato una sensación refrescante que permitirá que tu piel luzca más tersa.

Corrector Radiant Touch: un potente corrector que ayuda a disimular los signos de
cansancio y las imperfecciones del rostro. Su aplicación te aportará luminosidad de
inmediato. Es un descubrimiento sorprendente.

Sin un solo pelo


Afeitarse no es sólo eliminar el vello, sino un paso importante en la belleza masculina.
Cuida tu afeitado, y si tu look es con barba, cuídala también. Tensa tu piel antes del
afeitado y corta siempre en la dirección opuesta al vello. Todas las maquinillas que
superan las tres o más hojas aseguran un apurado mejor. Usa espuma para afeitarte, y si
sólo lo haces alrededor de tu barba, mejor el gel.
¿After shave o crema para después del afeitado? Pues las dos, porque el primero es
una loción que calma la irritación, y la segunda hidrata y además nutre. Las cremas de las
chicas no sirven para los chicos, porque la piel de ellos es mucho más fuerte y más
gruesa.
La depilación corporal está cada vez más extendida. Muchos hombres se depilan,
unos por estética y otros por comodidad, pero la tendencia va a la alza. Para la depilación
masculina se utilizan, al igual que para la femenina, desde las cremas a la cera, pasando
por el láser.
La piel se apaga por el estrés, la contaminación y el propio paso del tiempo. Di no a
las arrugas y a las bolsas, y cómprate un antiarrugas que te hidrate la piel y una crema
para el contorno de los ojos que te ayude a recuperar la luz.
La alimentación también es importante. Si a una buena alimentación añades algo de
deporte y una crema hidratante corporal que te evite la sequedad, verás los resultados de
inmediato. Cómprate también una crema específica para tus abdominales, y tu cuerpo

168
empezará a definirse mucho más. Recuerda que las mujeres tienen tendencia a almacenar
la grasa en los glúteos, y los hombres en el abdomen. El ejercicio regular es el mejor
antídoto.
Cuidado de las manos y los pies
Las manos de los hombres se agrietan más que las de las mujeres, por lo que su
cuidado debe ser parte de tu rutina. Para evitar las grietas, debes aplicarte a diario una
crema que las hidrate, específica para hombres.
El buen acabado de tus manos pasa por llevarlas muy bien limadas. Cuando las limes,
tienes que hacerlo dándoles una forma cuadrada con una lima especial. Las limas de ellas
no sirven para ellos, porque las uñas de los hombres son mucho más duras.
La misma estrategia de las manos: hidratar, suavizar y limar las uñas, se debe aplicar a
los pies. Hidrátalos a diario, y elimina las durezas con una piedra pómez.

Las diez reglas top de Peter Davis

Quiero compartir con todos los hombres sensibles a la moda, lo que es para
muchos estilistas del mundo la biblia del estilo: las diez reglas top para los
amigos de Peter Davis, director editorial de la revista americana Paper
Magazine y que ha escrito para publicaciones como Vogue, Vanity Fair y The
New York Times. En sus artículos, alecciona a los hombres que persiguen el
dandy renovado.

1. Nunca uses gafas de sol por la noche, aunque sean de lo más chic y vintage,
como tus Persols estilo Aristóteles Onassis de 1960. Si Anna Wintour se las
quita cuando se pone el sol, quítatelas tú también.
2. Nunca descuides tu look: es preferible estar demasiado arreglado que
demasiado poco. A mí me gusta usar black tie todos los días de la semana.
Nunca sabes cómo terminarás el día: vístete como para una fiesta, y no te
cogerá por sorpresa.
3. Nunca tendrás suficientes zapatos. Yo me los compro de todo tipo, desde los
de John Lobb y los sneakers de Vans, hasta Stubbs y Wooton. Los zapatos
siempre te hacen lucir bien, incluso aunque hayas ganado peso. Imelda
Marcos tenía razón: ¡compra más zapatos!
4. Siempre que puedas, haz tu ropa a medida. Si compro algo de confección,
siempre lo llevo a que le hagan ajustes para que me quede perfecto (mi sastre

169
es el genial Timothy Everest, de Londres). Cambiará todo tu look, y valdrá
cada céntimo que inviertas.
5. Escoge un detalle que se convierta en tu marca personal, y sé fiel a ella.
Diana Vreeland usaba barra de labios roja. Andy Warhol tenía sus espantosas
pelucas... Encuentra algo que sea tu firma y que te haga inolvidable.
6. Si tienes más de veintiún años, nunca uses nada de Abercrombie & Fitch
(atención a todos los gais: ¡me refiero a vosotros!). Si tienes más de
dieciocho, ya no te toca usar nada de Hollister.
7. Nunca llevarás nada de Ed Hardy o de Christian Audigier. He dicho.
8. El único traje negro que necesitas es un black tie. De lo contrario, parecerá
que vas a un funeral o que estás reutilizando la ropa sobrante de un extra de
la serie Los Soprano.
9. Piensa en rosa. No temas añadir una pizca de feminidad a tu look viril. El
rosa en un hombre es sexi.
10. Quítate el sombrero cuando estés en un interior. Los hombres elegantes
nunca usan sombreros cuando están bajo techo (si no me crees, observa a los
hombres de la serie Mad Men). Lo único que nunca pasa de moda son los
buenos modales.

170
Los profesionales de la moda

171
Qué es un personal shopper

Para convertirme en el personal shopper que soy, he investigado en muchas páginas


de servicios, libros y empresas, y he llegado a la conclusión que si algo queremos los
profesionales del mundo fashion es pasar el mayor tiempo posible de compras. Es una
profesión muy gratificante y lúdica, pero no tan fácil como pueda parecer.
Si quieres ser un personal shopper, debes saber que tu misión es conocer muy bien
las colecciones de todas las firmas, la gran oferta de las propias tiendas y, sobre todo, a
los clientes.
Existen muchas fuentes de inspiración, pero sobre todo has de respirar la calle para
poder desarrollar un olfato trendy que te permita descubrir esas preciosas tiendas vintage
donde encontrar piezas únicas de Chanel o de Balmain, y esos outlets donde encontrar
unos preciosos zapatos de Prada por sólo cincuenta euros.
A esos descubrimientos hay que añadirles el conocimiento para llegar a firmas tan
inaccesibles como Alexander Wang o Matthew Williamson. La ciudad te lo facilita y si
no, lo has de hacer tú para tus clientes a través de las tiendas online.
Muchos clientes no viven en una gran ciudad, por lo que uno de los servicios más
solicitados de un buen personal shopper es encontrar prendas o complementos a los que
no se tiene acceso por lejanía... aunque muchas veces no se accede por falta de tiempo,
por desconocimiento o simplemente por pereza.
Por ejemplo, un cliente solicita mis servicios para que le consiga un bolso, el Chanel
2.55, porque en su ciudad no existe una boutique de Chanel. Para mí es fácil. Acudo a la
tienda, hablo con su directora y fotografío los diferentes modelos y colores. Tomo nota
de los precios y se lo comunico al cliente vía e-mail o teléfono.

«La moda tiene que ver con las ideas, con nuestro modo de vida, con lo que
está pasando.»
Coco Chanel

Otra práctica habitual para mí es investigar y visitar tiendas con el fin de detectar
productos para recomendar a mis clientes. En estos casos, siempre acompañado de mi
inseparable Blackberry, fotografío lo que para mí serán los hits más codiciados de la
temporada, que no deberán faltar en los vestidores de mis clientes.
Es tu sentido y tu sensibilidad, junto al olfato, lo que te dará credibilidad sobre moda

172
y producto entre los clientes que confían en ti. Así actúa el verdadero personal shopper
y así es como trabaja, seleccionando entre una gran oferta, pero conociendo la demanda
y los gustos de su cartera de clientes.
Recuerdo que a Maite, una de mis mejores clientas, que con el tiempo se ha
convertido en amiga, en una ocasión le comenté haber descubierto una tienda vintage en
la que convivían piezas maravillosas de Versace, Valentino y Chanel, verdaderas joyas y
además a precios asequibles. Allí encontré una preciosa chaqueta básica de Chanel en
tweed blanco, le hice una foto y se la envié diciéndole únicamente: «Maite, he
encontrado la chaqueta de Chanel que tanta ilusión te hacía por sólo setecientos
euros.» Emocionada, me contestó al instante con un «Resérvala ya». Transferencia
bancaria, y al día siguiente una entrega por Seur. Así funciona este negocio. Esa misma
prenda tiene en tienda un precio de tres mil euros.
Del mismo modo, he conseguido para otras clientas un blazer de Tom Ford para
Gucci, una prenda de Thierry Mugler o unos zapatos rojos en cocodrilo de Manolo
Blahnik, por sólo ciento ochenta euros. Ser capaz de encontrar grandes oportunidades es
uno de los requisitos para ser un buen personal shopper.

«Los sentimientos de culpa por la ropa están fuera de lugar. Un montón de


personas ganan su pan haciendo ropa, por lo que nunca deberías sentirte mal
por haberte comprado algo.»
Karl Lagerfeld

También tengo algún que otro buen cliente que adora marcas como Dsquared2. Para
conseguir las mejores prendas para él, me adentro en tiendas multimarca y fotografío una
amplia gama de productos de la colección, para que mi cliente pueda escoger desde su
casa o su trabajo lo que más le guste.
El buen personal shopper ha de proponer también servicios para buscar artículos en
localizaciones especiales, que implican, por ejemplo, viajar a Londres por cuenta de un
cliente que quiere colecciones de la central de TopShop que está en Oxford Street. Y
quien dice Londres dice París, para buscar esa pieza exclusiva de Collette o esos
Louboutin que sólo se fabrican, a medida, en su taller parisino.

Es un trabajo apasionante que te ofrece la posibilidad de relacionarte y viajar, y que al


mismo tiempo requiere una alta dosis de psicología, persuasión y capacidad de
negociación, siempre en beneficio de tu cliente.
Para que tu preparación como personal shopper sea sólida has de invertir muchas
horas en la investigación visual y el contacto con todos los puntos de venta. A partir de

173
allí, dominar los conceptos sobre texturas, colores, mezclas y combinaciones de
diferentes estilos, ya entraría directamente en el terreno de un estilista propiamente dicho.
Porque no es lo mismo personal shopper que estilista.

174
Los estilistas

¿Cómo es el trabajo del estilista en moda? El estilista contacta con los showrooms,
puntos de exposición que están al servicio de todos aquellos profesionales que trabajan
en el mundo de la moda. El funcionamiento consiste en que desde el showroom te envían
las prendas y complementos que tú hayas elegido para el montaje de tu propio shooting
(sesión fotográfica) o bien para que vistas a una celebrity para un evento.
Los shootings o diferentes looks, a gusto y combinación del estilista, serán
fotografiados en un plató, dando éste instrucciones precisas al fotógrafo. Es un trabajo de
absoluta precisión en todos los detalles, desde la posición que ocupa cada pieza hasta la
iluminación. Cientos de disparos serán necesarios antes de elegir las mejores imágenes de
ese shooting.

Otra variante de este apasionante mundo de la moda es la conocida figura del visual
merchandising, o lo que hasta ahora se conocía como la figura del buen escaparatista. El
visual merchandising es la persona que se encarga de que una tienda tenga un orden
muy elaborado de todo lo expuesto. En las tiendas de moda, sean de lujo o de low cost,
el merchandising es primordial para que las ventas se vayan realizando con facilidad.
Estamos hablando de pequeños espacios cuya misión es atraer al público para que
compre siempre y más de lo que necesita. Es toda una estrategia. En la época que trabajé
como visual para firmas como Bally o D&G, pude descubrir la gran importancia del
posicionamiento de las distintas prendas y el poder que ejercen sobre la respuesta o
reacción de la gente. Pura sociología.
Una técnica infalible es colocar en un lugar visible un temático durante quince días.
Pasado ese tiempo el temático permanece pero se introducen otros complementos
relacionados con él; no son grandes cambios pero sí lo parecen, de manera que el público
los percibe como nuevos y vuelve a comprar. Dicha técnica es recomendable en tiendas
pequeñas, pues en las masivas del tipo H&M, Mango o Zara sería una técnica imposible
de implantar, debido a su volumen de venta y a la propia logística de estas cadenas de
moda. Ahora, cuando vuelvas a entrar en un Mango por ejemplo y veas a un equipo de
merchandising trabajando, sabrás un poquito más acerca de lo que están haciendo. En
estas cadenas su participación de trabajo es muy alta, ya que debido al efecto de venta
masiva constantemente hay que reponer los artículos que se agotan, además de retocar
con estilo los montones que la gente suele dejar cuando busca su propios outfits. En un
expositor, sea interior o exterior a la tienda, nunca hay nada por casualidad, sino que todo

175
está estratégicamente bien combinado para despertar tus impulsos de compra, de ahí la
gran importancia de contar con buenos visionarios para una firma.

Ahora que ya conoces las diferencias profesionales entre un personal shopper, un


estilista y un visual merchandising, sólo me queda compartir contigo la experiencia de
Aldo Bologna, amigo mío y gran visionario de la moda y al que le debo haber descubierto
el poder de los tacones. Él es visual merchandising manager para Galliano, cuya sede
central está en Milán. Aldo combina su trabajo con los viajes a todos los showrooms de
la firma para explicar el detalle de las colecciones, instruyendo a los compradores de
tiendas en la elección de lo que serán las piezas clave.

El arte del visual merchandising

¡Saber exponer vestidos es un arte! El visual merchandising nació para


promover las ventas en las grandes tiendas americanas. Luego evolucionó
para adecuarse a las boutiques de firmas de lujo y actualmente se utilizan
reglas de visual merchandising para todo tipo de tiendas, desde department
stores hasta la moda rápida de bajo precio.
Pero hacerlo bien es un arte. Depende de la capacidad del visual saber
interpretar el mensaje que el diseñador quiere dar a los clientes. Otra
característica muy importante es tener gusto a la hora de componer grupos de
ropa, de manera que se puedan combinar entre ellas para dar una imagen
precisa.
Generalmente se piensa que exponer ropa es fácil, pero no es así. Sólo si una
combinación de prendas está bien hecha el cliente compra. Y, al contrario,
cuando no es atractiva, las propias prendas pueden perder valor aunque sean
muy caras.
No se pueden cometer errores.
La característica más importante de un visual es tener sensibilidad para
interpretar las tendencias de la temporada, entender el gusto de los clientes y,
sobre todo, tener una gran pasión por la moda.
Yo empecé hace diez años en un department store de Italia. Más tarde mi
primera incursión en el mundo de la moda de lujo fue con con Giorgio
Armani, el «Rey». Trabajar con él ha sido la experiencia más emocionante y
si su estilo es inconfundible, saber interpretarlo es todo un desafío. Mi
experiencia continuó con Dolce&Gabbana, uno de los nombres más

176
importantes del «Made in Italy» y el que mejor representa la italianidad en el
estilo.

Actualmente me ocupo de la imagen de John Galliano, uno de los genios más


eclécticos de la moda del momento, fue diseñador de Dior y creador de su
propia línea, en la que destaca todo lo mágico, original y glamuroso de su
personalidad.
Mi gusto personal y mi estilo intento dejarlos fuera del trabajo, aunque a
veces me resulta muy difícil. Seguir la moda ya no es moda, hay que
encontrar un estilo propio e interpretar personalmente lo que ésta nos
sugiere. Eso es lo que verdaderamente estará siempre de moda. Hay muy
pocas personas que lo sepan hacer, pero yo conozco una.
Aldo Bologna

177
Vivir la moda

178
Fuentes de inspiración

Me inspira la gente, la calle, las ciudades y los viajes. Como navegante activo que
soy, busco constantemente los foros de moda, los blogs más polémicos y cualquier tipo
de portal de moda en internet. Trato de enriquecer mis conocimientos y actualizarme
permanentemente.
Los blogs nacieron en los años noventa y, poco a poco, han significado una verdadera
revolución en el mundo de la moda en internet. Por su forma de entender la propia
moda, por el número infinito de visitas que generan día a día y porque los protagonistas
de los principales blogs acaban convirtiéndose en generadores de opinión, cuya presencia
es muy requerida en desfiles y fiestas. Hoy son verdaderos gurús, tanto para los
diseñadores como para los seguidores de la moda.
Los blogs entienden y comunican la moda de una forma nueva. Rincones de carácter
virtual son de obligada consulta para los que se precian de fashionistas. Y además son
gratis.
Pero como en todo, existen diferentes estilos y calidades. El buen blogger ha de
cuidar mucho los contenidos, es decir, que tanto la información como las fotografías sean
de calidad. La actualización de la información ha de ser constante, y al blogger se le
exige un alto grado de novedad, pues de lo contrario los seguidores se cansan y dejan de
visitar su blog. Pero si existe un valor que verdaderamente se le exige al buen blogger, es
que sus opiniones sean libres y que tenga su propio estilo. En Estados Unidos por
ejemplo, si un blogger hace publicidad subliminal de una marca, se le castiga con una
multa de cinco cifras.
Existen muchísimos tipos y estilos de blogs, pero para que los conozcas y los
distingas, repasaré tres grandes tipologías.

Los generalistas: en ellos caben todo lo relacionado con el mundo de la moda, desde
opiniones a avances de temporada o la pieza más codiciada de una colección concreta.
Su misión es básicamente informativa, y por lo tanto priman las noticias sobre la moda
vistas desde el estilo del blogger.
Un par de ellos que no te puedes perder para estar al día:

www.fashionisima.com
www.thedisneyrollergirl.com

179
Los street: un ejercicio de búsqueda en el mundo de la moda. Se destacan por ser los
fotógrafos avanzados del estilo más actual. Cualquier desfile o evento fashion de moda
es fotografiado para ser colgado inmediatamente en la red y mostrar el glamur del
momento. Por la gran importancia que esta tipología de blog da a la imagen, las
fotografías han de ser de primera calidad. Si éste es el estilo de blog que va más contigo,
visita:

www.facehunter.com
www.thesartorialist.com

Los ego-blogs: tal como su nombre indica, es un tipo de blog en el que lo más
destacable es el propio estilo de su autor, es decir, cómo ven ellos el mundo de la moda y
cuál es el propio look del autor. En esta clasificación la competencia es altísima, pero
algunos de ellos han conseguido destacar hasta el punto de haberse convertido en
verdaderos iconos de las mejores pasarelas en todo el mundo. Te recomiendo:

www.bryanboy.com
www.fashiontoast.com

También puedes visitar otros blogs como:


Lujosa bcn
Fashionisima
Be trendy my friend
Miss at la playa

No son blogs, sino portales, pero muy recomendables también:


Woman.es
Style.com
Vogue.es
Neomoda.com

Y si lo que quieres es el consejo personal de un experto que ama este mundo, piensa
que puedo convertirme en tu personal shopper...

180
Guía de compras en la red

Existen dos grandes motivos que pueden dificultarnos el hecho de ir de compras. La


primera de ellas es la falta de tiempo que sufrimos a diario, y la segunda que quizá no
vivimos cerca de una buena ruta de tiendas. Pero internet ha acabado con esos dos
grandes impedimentos, y ahora puedes acceder al mejor shopping del mundo desde tu
sofá, con el ordenador en una mano y la tarjeta de crédito en la otra.

Si buscas gangas
Si lo que te emociona es encontrar verdaderas gangas en la red, tienes que visitar
obligatoriamente www.thecoutnet.com.
Es un gran outlet online donde encontrarás marcas de primera línea con unos
descuentos que de media rozan el ochenta por ciento. Hazte con tu próximo Marc Jacobs
a través de él.

Si buscas actualidad
Si lo tuyo es lo último, lo más actual del momento, entra en el que ya es el site de la
moda más deseado: www.net-a-porter.com.
Encontrarás firmas fetiche y todo tipo de marcas internacionales que no se encuentran
en otros lugares.

Si buscas British
Si amas este estilo, tu site ideal es www.topshop.com.
Te costará decidirte entre los vestidos, los pantalones, los shorts... un sinfín de ellos
te esperan, sin olvidar las colecciones de Kate Moss.

Si buscas exclusividad
Los zapatos de Prada, el vestido de Miu Miu o un bolso de Gucci. La moda con
nombre y apellidos tiene su máximo exponente en la red en www.yoox.com.
En esta web muévete con mucha rapidez y decide tus compras sin dudar porque todo
se acaba, ya que potencian las colecciones limitadas.

Si buscas low cost


Lo que realmente te gusta es comprar, variar e innovar y apuestas por todo lo low
cost, pues tu templo de las compras online es www.forever21.com.

181
Con sus artículos fashion a buen precio, esta cadena norteamericana te acerca el
estilo más actual para que puedas hacerte con todo lo que marcará tendencia en cada
temporada.

Me atrevo hasta con las joyas


Si has perdido el miedo a las compras online y hasta te atreves a comprar joyas, entra
en www.monicavinader.com.
Mónica es la diseñadora favorita de muchas celebrities, que te mostrará no sólo su
catálogo de joyas preciosas, sino que también te enseñará qué joya llevar en cada ocasión
y cuál es tu talla de anillo o de collar.

Me gusta la ropa de la tele


Si la televisión te sirve de inspiración para crear tus propios outfits, estás de
enhorabuena porque ahora ya existe un servicio que te permite comprar la ropa de la tele:
www.elarmariodelatele.com.
Esta web te lleva la ropa a casa y no sólo la de las presentadoras por ejemplo, sino la
de un sinfín de protagonistas de distintas series y programas y con unos descuentos
estupendos.

Curiosidades de la moda

❑ El vestido inventado por Coco Chanel, el LBD o little black dress, tiene más
de ochenta años y sigue de moda.
❑ La camelia, símbolo utilizado por Chanel, era por aquel entonces sello de las
prostitutas de lujo. Coco fue una revolucionaria de su tiempo.
❑ Donatella Versace, que cogió las riendas del negocio tras la muerte de su
hermano Gianni, es adicta al botox y a los rellenos de silicona.
❑ Gianni Versace afirmaba que el buen gusto no existe. Y Dior decía que tener
buen gusto era coincidir con el suyo.
❑ De los diseñadores Dolce & Gabbana nunca sabe nadie quién es quién...
Dolce es Domenico, el calvo. Gabbana es Stefano, el moreno.
❑ ¿Sabías por qué Custo se hizo tan famoso en Nueva York? Porque sus
camisetas salían en Sexo en Nueva York.
❑ Miuccia Prada, dueña de la firma mítica de precios estratosféricos, tuvo su
etapa contestataria cuando era joven e iba a las manifestaciones, pero vestida de
Yves Saint Laurent.

182
❑ Miu Miu es la segunda marca de Prada, que también es marca top pero algo
más asequible.
❑ Se dice de Valentino que con su glamur fue capaz de salvar a Hollywood del
mal gusto y llenarlo de elegancia y belleza.
❑ Los inicios de Gucci son ecuestres... La firma se inició con artículos para
montar a caballo. El logotipo de las dos «g» entrelazadas como lo conocemos
hoy se lo deben a Tom Ford.
❑ ¿Te has preguntado porque la ropa para hacer deporte de la marca Puma es
la que más te gusta? Porque la diseñó Alexander McQueen.
❑ ¿Sabías que las zapatillas de lona Converse tienen más de cien años?
❑ ¿Sabías que los primeros Levi’s se fabricaron en el siglo XIX como
uniforme de trabajo para los granjeros y mineros?
❑ El gran Giorgio Armani, además de ropa, diseña joyas, muebles, restaurantes
e incluso ha diseñado un hotel en Dubai.
❑ Dicen de Balenciaga que él fue en el mundo de la moda, lo que Picasso fue
en el de la pintura.
❑ ¿Sabes por qué esa asociación de tenis, cocodrilo y Lacoste? Porque René
Lacoste fue un tenista muy famoso apodado «el cocodrilo». En uno de sus
campeonatos fue premiado con una bolsa de piel de cocodrilo y le pareció
gracioso estampar este animal en su propia ropa.
❑ Yves Saint Laurent liberó a la mujer al darle acceso a un vestuario en el que
se incluían los pantalones y chaquetas de corte clásico masculino.
❑ ¿Sabes cuál es de todas las firmas españolas la más internacional? Loewe,
un lujo made in Spain.
❑ ¿Sabías que para acceder al Birkin de Hermès te has de poner en una larga
lista de espera?

183
Agradecimientos

Me siento agradecido a todas aquellas personas escépticas que no creen que la moda
expresa momentos, sentimientos y vivencias, sino que sólo ha de ser comodidad, porque
sin ellas este libro no sería una necesidad.
Me gustaría poder transmitirles que la moda es algo más, que siempre es cambiante,
innovadora, creativa y que merece ser parte de nuestra vida. Poder demostrarles también
que a través de la moda pueden manifestar desde su personalidad a sus mayores
desacuerdos con la sociedad.
Gracias, también, a todos aquellos que sí creen en la moda y que después de mis
recomendaciones profesionales habrán aprendido a vestirse mejor. Estoy seguro de que
los hará sentirse bien y experimentar una mayor confianza en sí mismos.
Me gustaría poder influir en todas las personas, para que comprendan que la moda no
excluye a nadie y que no importa la silueta que tengan. Espero que este libro les haya
ayudado a crear su propio estilo y disfrutar de la moda para ser más felices en todos los
momentos de su vida.
Agradezco en especial a mi madre, a quien he dedicado este libro. También me siento
agradecido con Màxim, mi mentor, y con mis queridos amigos Martin, Rosa, Laura, Cris,
Aldo, Vincent, Mayka y Roger; con mi familia (mi fashion family, la del corazón) y con
mis fans. Todos ellos me empujan siempre hacia delante, apoyándome en todo.
Y, por último, mi agradecimiento a marcas, diseñadores, showrooms, tiendas y
agencias de comunicación que con su ayuda han logrado el outfit de este libro.
Con amor y estilo,
Víctor Blanco

184
Álbum fotográfico

185
186
187
188
189
190
191
192
193
194
195
196
197
198
199
200
201
202
203
204
205
206
207
208
209
210
211
212
213
214
215
216
217
218
219
220
221
222
223
224
225
226
227
228
229
230
231
232
233
234
235
236
237
238
239
240
241
242
243
244
245
246
247
248
249
Índice
Portadilla 2
Créditos 3
Dedicatoria 4
Contenido 5
A todo trapo 7
Los diez MandaVíctors 8
A modo de currículum 9
Un poco de historia 12
De musas a diseñadoras 15
Sin complejos 17
Dime cómo es tu cuerpo y te diré qué te favorece 18
Silueta reloj de arena 20
Silueta triangular curvilínea 24
Silueta triángulo invertido 28
Silueta rectangular 31
Silueta rectangular suavizada 34
Silueta redonda 37
Trucos para valorizar o disimular 40
Cuestión de tamaño 46
Los distintos tipos de rellenitas 49
Rellenita tipo A 50
Rellenita tipo B 52
Rellenita tipo C 54
Lo más de lo must 56
El fondo de armario. ¿Qué ha de tener? 57
Los básicos y sus secretos 60
Los tops 61
Las faldas 62
Los pantalones 66
Los vestidos 70
Los abrigos 73
A tus pies, los zapatos 78

250
Los bolsos reinan 84
Las joyas son para siempre 89
Looks de verano 93
De shopping (max-mix de tiendas) 99
Dónde comprar la moda street 100
Dónde comprar lujo y alta costura 106
De fiesta 114
A cada novia su estilo 115
Alfombra roja 121
Siempre sexi 128
Estupenda a cualquier edad 129
Distintos looks para distintas ocasiones 135
Belleza exprés 143
¿Cómo me peino? 153
Ellos, también sexis 156
La moda en masculino 157
Cosmética para ellos 166
Los profesionales de la moda 171
Qué es un personal shopper 172
Los estilistas 175
Vivir la moda 178
Fuentes de inspiración 179
Guía de compras en la red 181
Agradecimientos 184
Álbum fotográfico 185

251