Está en la página 1de 3

Luego de la lectura y reflexión con su grupo de reflexión desarrolla un cuestionario de

contexto:
¿Por qué la Ilustración del siglo XVIII fue un peligro para el cristianismo?

El pensamiento de la ilustración y su práctica, se constituyó en una auténtica maquinaria


anticristiana, lograron generar cambios inesperados, la masonería, fue una de las puntas de
lanza de este gran movimiento histórico, que desemboco en la Revolución Francesa, cuyo
carácter antirreligioso está fuera de toda duda. Destronó a Cristo para proclamar los
derechos del hombre y redujo toda la vida religiosa a estructura del Estado.

“Aplastemos a la intolerante”, era el pensamiento de Voltaire, en referencia a la Iglesia


Católica, así mismo, la ilustración francesa tenía el siguiente lema: “Se deduce que aquello
que no pueda ser demostrado por la razón, son puros mitos, ilusiones, en consecuencia,
la revelación no existe, los dogmas católicos por contradecir la razón, no son científicos,
el Dios cristiano y el misterio Trinitario son irreales”

Los Ilustrados, eran grupo de intelectuales, pensadores y filósofos, que descontentos con
el antiguo régimen quieren cambiar la forma de entender el poder y la sociedad estamental,
estos tenían un gran sentimiento anticlerical, afirmaban que la Iglesia no era representante
de Dios, además la acusaban de haberse quedado en el pasado y como una traba para la
libertad de la sociedad, tanta fue su influencia en los aspectos económicos, políticos y
sociales de la época, que los gobiernos (Francia) rechazaron a la Iglesia y sus
representantes.

¿Por qué la Compañía de Jesús se la atacó tanto en el siglo XVIII?

El ataque a la Compañía de Jesús en el Siglo XVIII fue resultado de la Ilustración y por el


surgimiento del febronianismo en Alemania y el josefismo en Austria, en esta última se
suprimió algunas órdenes religiosas entre estas la Compañía de Jesús. Por otra parte Carlos
III en España expulsó a los Jesuitas de España y cooperó para que el Papa Clemente XIV
suprima la Compañía de Jesús.

La Congregación de los Jesuitas se caracterizaba por ser la fuerza de la Iglesia Católica de


ese momento y como es conocido uno de los frutos de la Ilustración es querer atacar los
cimientos de la Fe y sacar a Dios de todo. El ataque sistemático a esta congregación
comenzó en el año 1759 cuando fueron expulsados de Portugal por el marqués de Pombal,
este veía a la nobleza y al clero en especial a los Jesuitas como los enemigos más declarados
de todo progreso, así también los miembros de esta congregación fueron calumniados, sus
casas cerradas y sus inmuebles incautados; para completar el Papa Clemente XIV decretó
la extinción de la Compañía de Jesús en 1773, dos años más tarde su general Principal el
Padre Ricci, moriría en la prisionero en el castillo Sant Angelo.

La Compañía de Jesús no murió gracias a que una pequeña célula de sus miembros se
trasladó a Rusia y fue desde este país que a partir 1815, los Jesuitas fueron restablecidos y
pudo propagarse nuevamente.

Identifiquen cuatro consecuencias de la Revolución Francesa para la Iglesia.

¿Qué consecuencias trajo la revolución francesa a la iglesia?

Para la Iglesia la Revolución Francesa acarreó algunas consecuencias, entre las cuales
podemos citar:

1. Fue una revolución de carácter antirreligioso, nacida de la ilustración, dando lugar a la


persecución de la Iglesia, al considerarla a fin a los poderes de los monarcas. Tanto fue
el odio a la Iglesia que incluso cuando el Papa Pio VI condenó las acciones
desarrolladas en nombre de la revolución, fue perseguido y secuestrado por Napoleón.
Pio VI murió en Francia, los perseguidores y odiadores, creyeron que era el final del
Papado es decir el fin de la Iglesia.
2. Se obligaba a los sacerdotes a que juraran a favor de la revolución, a los que no lo
hacían los perseguían y ajusticiaban. Se propuso la “Constitución del Clero” en la que
la Iglesia Católica francesa debía alejarse del Papado y ser dirigida por el estado.
Cuando los fieles católicos quisieron oponerse a este ultraje contra los religiosos y
religiosas, la represión de los revolucionarios, ocasiono incontables mártires.
3. Los revolucionarios, nacionalizaron los bienes de la Iglesia, es decir arrebataron los
bienes inmuebles que esta tenía en el territorio francés, los templos fueron saqueados.
Se tenía la firme intención de abolir el cristianismo de cualquier manera, pero el pueblo
francés se mantuvo firme a la doctrina cristiana.
4. Se quería abolir la idea de Dios, sustituir el culto religioso católico, por el culto a la
diosa razón, al igual que un culto al estado y a la nación. Esto favoreció al brote de
nuevas sectas protestantes como el febronianismo y josefismo. Sin embargo fue en
Francia donde nacieron nuevas devociones que honraban a nuestro Señor (Devoción al
Sagrado Corazón de Jesús) y veneraban a la Madre de Dios (Devoción al Corazón de
María), a la vez que nacieron nuevas congregaciones Religiosas.