Está en la página 1de 4

Juego preflop (1): subidas de apertura

La primera calle, o primera ronda de apuestas, de cualquier


mano de poker es la fase preflop. Es la ronda de apuestas que
tiene lugar antes de que se repartan las cartas comunitarias.
En los SnG las situaciones preflop a las que te enfrentarás serán
de lo más variado, debido a los cambios en los tamaños de los
stacks y fases del torneo. Hay ciertos tamaños de stacks y
jugadas que combinan bien, mientras que otros no. Hay casos en los que la apuesta de un
determinado tamaño es la mejor opción, y en otros la peor.
En esta lección aprenderás qué acciones deberías tener en cuenta preflop cuando todos los
jugadores anteriores a ti hayan abandonado y qué factores son los más relevantes en lo que respecta
a dichas decisiones. También aprenderás las bases teóricas para construir tus rangos preflop en
botes sin subidas.

Entrar en un bote sin subidas


Cuando eres el primero en entrar el bote y decides que tienes una mano que vale la pena jugar,
puedes escoger entre limpear, que es pagar la ciega grande, o subir. En general limpear es poco
aconsejable. Casi siempre es mejor subir para obtener la iniciativa y tener la posibilidad de llevarte
el bote al instante si todos abandonan.
Esta regla tiene algunas excepciones. La más frecuente, que solo suele pasar en los microlímites
tiene lugar en un entorno loose pasivo, en el que puedes limpear por las altas odds implícitas de
manos como parejas de mano bajas y conectadas del mismo palo.
Por lo tanto cada vez que entres en un bote sin abrir, quieres subir. El tamaño de tu subida
dependerá de tres factores: el stack efectivo, tu posición en la mesa y tu rango de apertura en una
situación determinada (que depende de tu posición y lecturas de los jugadores posteriores a ti).
Veamos más a fondo cómo, cuándo y por qué deberías diferenciar el tamaño de tus subidas de
apertura.

Tamaño efectivo del stack


El factor más importante cuando tengas en cuentas posibles acciones preflop es el stack efectivo.
Tu stack limita tus posibilidades. No se trata solo de tu stack, también del stack efectivo.
Por ejemplo: tienes 100bb pero todos los demás de la mano tienen menos de 20bb. En dicho caso da
igual si tienes 20bb o 100bb, así que es ilógico que trates tu stack, en términos de acciones posibles,
como si fuera de 100bb.
Echa un vistazo a cómo definir el tamaño efectivo de tu stack. Si todos los jugadores que quedan en
la mano te han cubierto, tu stack efectivo es igual a tu stack. Si algunos jugadores tienen stacks más
pequeños, tu stack efectivo será el menor de los dos: tu propio stack y el stack medio de los
jugadores que quedan por actuar. Cuando los stacks de tres o más jugadores que todavía tienen que
actuar difieran mucho, es aconsejable ignorar los mayores y los más pequeños a la hora de hacer la
media para evitar resultados disparatados.
Aquí tienes algunos ejemplos de tamaño de stack efectivo según este método:
Stack en BB Rival 1 Rival 2 Rival 3 Rival 4 Stack medio del rival Stack efectivo del
héroe
20 30 25 15 (20+30+25+15)/4 = 10
22,5
6 6 12 12 (6+6+12+12)/4 9
Héroe: 10bb =9
2 6 10 20 (6+10)/2 8
=8

Subidas de apertura pequeñas


Por lo general un rango amplio de aperturas hace apuestas más
bajas que un rango tight de apertura. Esta dependencia se basa en el
hecho de que en general tus rivales no se ajustan bien al tamaño de tus
subidas de apertura. Se puede decir que contra apuestas bajas
abandonan más de lo que debería, y que contra apuestas grandes, lo
hacen menos.

Por eso con un rango tight y fuerte quieres obtener valor y protección,
mientras que con uno amplio quieres que robar te salga barato.
Recuerda, aquí lo que importa es tu rango, no tu mano actual, así que
por lo general no deberías basar el tamaño de tus subidas de apertura
con la mano exacta que llevas.
En las primeras fases de un SnG (asumiendo que no haya antes y los stacks pasen de 50bb), cuando
tu rango sea relativamente fuerte es recomendable que hagas subidas de 3bb desde posiciones
iniciales y medias. Desde el cutoff y la ciega pequeña lo aconsejable es subir 2,5bb y desde el
botón, hacer una subida mínima (2bb). Por lo general los tamaños de apuesta desde el botón y la
ciega pequeña deberían ser siempre los mismos, sin importar demasiado los stacks.
A medida que tu stack efectivo baje de las 50bb, deberías empezar a reducir la cantidad que
apuestas desde posiciones iniciales, medias y el cutoff. Es mejor irlas bajando a medida que los
stacks bajan de 50bb a 25bb. Con menos de 25bb efectivas tu subida de apertura habitual debería
ser una subida mínima desde cualquier posición que no sea la ciega pequeña.
La presencia de antes no tiene mucho que ver con el tamaño apropiado para las apuestas. Sin
embargo, preante tienes menos incentivos para robar, así que tus rangos son más tight, y para
obtener valor y proteger ese rango tus apuestas deberían ser mayores que con los antes en juego.
En la mayoría de los casos la introducción de los antes coincide con los
stacks efectivos bajando de las 50bb, así que esto ya está contabilizado
en los consejos de este artículo..
A veces, tras abrir con una mano que forma parte de tu rango de
raise/fold (esta notación se usa para indicar una subida con intención de
foldear si hay más acción) un short stack irá all-in ante tu subida.
En este caso es importante comprobar si deberías abandonar o no. Puede
que estés committed contra un stack corto: las odds que te ofrece el
bote hace que pagar sea rentable. En la siguiente lección encontrarás
más información sobre este concepto.
Esta posibilidad puede exigir que hagas muchas modificaciones
pequeñas a tus rangos de subida de apertura, como incluir más cartas
altas y menos conectadas del mismo palo.

Abrir con un push (push-or-fold)


Las subidas de apertura pequeñas, que deberías usar al comienzo del torneo, son la mejor opción
mientras los stacks efectivos tengan un buen tamaño (más de 20bb).
Si tus rivales pagan tus subidas mínimas muy pocas veces y emplean una estrategia de ir all-in o
abandonar, deberías hacer subidas mínimas (minraises) siempre que los stacks efectivos no sean
demasiado cortos como para poder hacer minraise/fold. Si tras una subida mínima ya estás
committed con el bote, no deberías hacer minraise/fold con ninguna mano. Cuándo llega esta
situación depende de las circunstancias exactas, pero normalmente el límite ronda las 8-9bb.
Cuando estas circunstancias no son posibles, eso significa que tu stack es demasiado bajo y/o tus
rivales pagan demasiadas de tus subidas mínimas, por lo que debes optar por otra estrategia.
Esta estrategia se denomina push-or-fold, lo que significa que vas all-in siempre que entres al bote.
De esta forma evitas que te paguen manos con las que no estarías cómodo jugando postflop y
maximizas tu fold equity. El único problema es que solo puedes usar el push-or-fold con un stack
corto, ya que no quieres dejar que tu tasa de riesgo-recompensa sea demasiado alta.
Cuando tus rivales pagan muchas de tus subidas mínimas puedes usar la estrategia push-or-fold de
forma segura con un stack de hasta 14bb, y en situaciones de alto riesgo premium, como la burbuja,
puedes llegar incluso a las 20bb.

Con un stack efectivo de menos de 8-9bb normalmente solo deberías usar push-or-fold.
Con más de 20bb deberías entrar al bote con una subida mínima, y nunca abrir con un
push.

Construye tu rango de subidas de apertura


Siempre que estés entre 8 y 20bb puedes escoger entre una subida de apertura pequeña y abrir con
un push. Esta elección depende no solo de las tendencias de tus rivales, también de tu mano. Lo
ideal es que quieres tener un rango de apertura dividido, que cuente con un rango de open push y
uno de subidas pequeñas. Este último constará de dos partes: rango de raise/call y de raise/fold.
Debes empezar el proceso de construir dichos rangos creando tu rango de push. Lo recomendable
es que para pushear uses un rango lo más estrecho posible. Con tus faroles (raise/fold) quieres que
el intento de robo te salga barato, y necesitas jugar tus mejores manos (raise/call) de la misma forma
evitar que te exploten. De lo contrario tus rivales podrían atacar tus subidas mínimas, ya que
siempre serían raise/folds.
Una consecuencia de esto es que tu rango de push está limitado. Esto significa que no incluye la
parte superior de tu rango. Es importante ir all-in solo con un rango lo bastante fuerte para que estar
limitado no sea un problema, y al mismo tiempo lo bastante débil para beneficiarte cuando tus
rivales abandonen en lugar de pagar. Lo más habitual es que sea un grupo pequeño de manos,
incluyendo parejas bajas-medias, broadways, conectadas o con un hueco del mismo palo medias a
altas, Ases del mismo palo y Ases de distinto palo medios a altos.
Cuando tengas tu rango de push, el resto es sencillo, todas las manos por encima (es decir, mejores)
del rango de push forman tu rango de raise/call. De las manos más fuertes restantes, con las que
abandonarías, coge la mayor cantidad de manos que piensas que no hará que tu rival se ajuste
correctamente haciendo repush a menudo, y transfórmalas en tu rango de raise/fold.
A continuación tienes un ejemplo de rango de subidas de apertura, repartido entre los open push y
las subidas de apertura pequeñas:

Raise/call: 66+, A7s+, A8o+ (#154)


Raise/fold: K7s-K2s, A5o-A2o, K8o-K4o, QTo (#144)
Open push:55-22, A6s-A2s, K8s+, Q9s+, J9s+, T9s, 98s, A7o-A6o, K9o+, QJo
(#176)