LA ACCIÓN EN NULIDAD CONTRA EL LAUDO ARBITRAL DEL CENTRO DE RESOLUCION ALTERNATIVA DE CONFLICTOS Por: Lic.

José de Jesús Bergés Martín I.- Fuentes. 1.- la Ley 489-08 sobre Arbitraje Comercial (LAC), de fecha 19 de diciembre del 2008, introduce por primera vez en la República Dominicana, la acción en nulidad contra los laudos arbitrales, en sus artículos 20.3 21.2 y 39: “La decisión de los árbitros sólo puede impugnarse mediante el ejercicio de la acción en nulidad de laudo en el que se haya adoptado” (Art. 20.3 LAC) “Contra un laudo arbitral sólo podrá recurrirse ante un tribunal mediante una petición de nulidad” (Art. 21.2
LAC)

“A las decisiones arbitrales sobre medidas cautelares, cualesquiera que sea la forma que revistan le son aplicables las normas sobre anulación y ejecución forzosa de laudos” (Art. 39 LAC)

2.- Está basada en la ley española 60/2003 del 23 de diciembre, de Arbitraje (LA), inspirada en la Ley modelo elaborada por la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI/UNCITRAL) en el año 1985 y ésta a su vez, en la exposición de motivos del artículo V de la Convención de Nueva York de 1958, sobre reconocimiento y ejecución de laudos en materia civil y mercantil. 3.La Ley 181-09 del 6 de julio de 2009 que modificó los artículos 15, 16 y

17 de la Ley 50-87, del 4 de junio de 1987, sobre Cámaras Oficiales de Comercio y Producción de la República y creó el Centro de Resolución Alternativa de Controversias (CRC), contempla en su artículo 17 la acción en nulidad: “Ellos son definitivos y no susceptible de recurso alguno ordinario o extraordinario, salvo la acción
1

principal en nulidad del laudo por ante la Corte de Apelación que corresponda al domicilio de la Cámara de Comercio a la que pertenezca el centro en la cual se dictó el laudo, siempre que las partes no hayan renunciado a dicha acción en su convenio arbitral”
(Art.17 Párrafo III, Ley 181-09 del 6 de julio de 2009).

II.- Ámbito de aplicación. 1.- LAC establece en los apartados 1 y 2 del artículo 1, su aplicación a todos los laudos dictados con motivo de arbitrajes ad-hoc o institucionales, nacionales o internacionales, realizados en territorio dominicano o fuera de este, sin perjuicio de lo que disponen tratados internacionales en los cuales el Estado Dominicano sea parte, o en leyes especiales sobre arbitraje, como es el caso de la citada Ley 181-09 del 6 de julio de 2009: “La presente ley se aplicará a los arbitrajes realizados dentro del territorio de la República Dominicana, sin perjuicio de lo establecido en los tratados internacionales de los cuales el Estado Dominicano sea parte o en leyes que contengan disposiciones especiales sobre arbitraje”. (Art. 1.1 LAC) “Las normas contenidas en los apartados 3 y 6 del artículo 9, en el artículo 10, en los artículos 12 y 21 y en el título VIII de esta Ley se aplican aun cuando el lugar del arbitraje se encuentre fuera de la República Dominicana”. (Art. 1.2 LAC) “PARRAFO III. Tipos de Controversias. Los Centros de Resolución Alternativas de Controversias pueden conocer de todo tipo de controversia susceptible de transacción incluyendo aquellas en las cuales sea parte el Estado o cualesquiera de sus dependencias, sean estas ayuntamientos, empresas o instituciones autónomas o descentralizadas o cualquier otra con personalidad jurídica.” (Art. 15, Ley 181-09 del 6 de
julio de 2009)

2

de la cual las partes no puedan apartarse o ésta disponga expresamente su inaplicabilidad. En caso de que RA colida con alguna disposición imperativa de LAC.LAC se aplica supletoriamente tanto a los arbitrajes que no tengan una reglamentación especial.. los árbitros deciden la controversia en un solo laudo o en tantos laudos parciales como estimen necesarios”.. 15.5 LAC) III.2 de LAC y 17 de la Ley 181-09 del 6 de julio de 2009: “Salvo acuerdo en contrario de las partes. 4. previstos en los artículos 36. como a los que la tengan que no prevea algunos aspectos tal como la acción en nulidad.. prevalecerá LAC. salvo cuando es contraria a lo reglamentado de forma exclusiva por la presente ley” (Art. por una parte.La justificación de la acción en nulidad reside. Diferendos Internacionales.1 y 40. El Centro podrá también servir como institución dominicana sede de diferendos internacionales.Fundamento. 36. “La expresión autónoma de la voluntad de las partes debe primar. 40. ya sea que las partes directamente hayan acordado someterse a su jurisdicción o como institución delegada en República Dominicana de organismos internaciones de solución de diferendos. Ley 181-09 del 6 de julio de 2009) 2. en la naturaleza mixta del arbitraje: nace de un contrato (cláusula o compromiso arbitral) y termina con un laudo dotado de efectos propiamente jurisdiccionales: cosa juzgada y ejecutoriedad.1 LAC) “Durante el proceso de nulidad el laudo se mantiene como ejecutorio. (Art. a menos que sea suspendido…” (Art. no contemplada en el Reglamento (RA) vigente del CRC.“PARRAFO VI.” (Art. 1.2 LAC) “Los laudos de los Centros de Resolución Alternativa de Controversias de las Cámaras de Comercio no 3 .

Madrid. pág. limitándose a supervisar la regularidad material o procedimental del laudo o del arbitraje o. Se trata. la actuación in procedendo de los árbitros1.Ningún convenio o reglamento de arbitraje. 1519) IV. Madrid. 489-08 de fecha 19 de diciembre de 2008 y tendrán la misma fuerza ejecutoria que las sentencias dictadas en segundo grado de jurisdicción.. sin perjuicio de que ello acarrease la inconstitucionalidad de un tal arbitraje”. ob. 2008. edición. 3ra. Comentarios a la Ley de Arbitraje 60/2004. excluyendo cualquier otro tipo de 1 Barona Villar. 683. pág. Tratado de Derecho Arbitral. pág. puede implicar o producir la renuncia de las partes a su derecho fundamental de tutela efectiva judicial. Párrafo II. En efecto. 17. nuestra LAC la catalogó impropiamente como un “recurso”. 25. José. (González – Montes. 2006. Chillón Medina. según Fernández Ballesteros López... N. GonzálezMontes. no valora o aprecia la prueba. si el ordenamiento jurídico dota al laudo arbitral de los efectos citados. cit. 26) 2.A diferencia del legislador español que empleó el término “acción en anulación”. en cualquier caso. 2004.” (Art. 1. Pamplona. existiría un imperativo constitucional. esta acción no es un recurso ordinario ni extraordinario. no cabe duda de que algún tipo de control judicial ha de arbitrarse”. Editorial Aranzadi. Ley 181-09 del 6 de julio de 2009) “Precisamente. José Luis.Naturaleza jurídica. puesto que no examina los hechos ni la aplicación del derecho. La ley. C. 17. Navarra. de una “acción rescisoria” “dirigida solamente. Sánchez. Senes Montilla. consagrada en el literal j) numeral 12) del artículo 8 de la Constitución.. El Control Judicial del Arbitraje. Ed. 2007. aún si esa Ley no hubiera previsto sistema alguno de control. S. La intervención judicial en el arbitraje. (Merino Merchan. 1340-1346.estarán sujetos para su ejecutoriedad al proceso de reconocimiento previsto en los artículos 41 y siguientes de la Ley sobre arbitraje comercial No.. pág. págs. Autores ibéricos han ido más lejos: “Es mas. 4 .

3 del RA del CRC rigen tales excepciones. El artículo 30 del RA del CRC regula este aspecto. prescritas en los artículos 21. Los Párrafos VII y VIII del artículo 16 de la Ley 181-09 del 6 de julio de 2009 contemplan éstas. Navarra. González-Montes Sánchez corrobora este criterio: “Estamos. atacando su fuerza de cosa juzgada.2. pues se crea una situación jurídica distinta de la habida hasta ese momento: el laudo arbitral era firme. por tanto. la existencia o validez de la cláusula de arbitraje. cit. que en caso de ser estimados. pgs.1 y 21. ob. respectivamente. 27 (en contra. a dejar sin eficacia o privar de efectos el laudo arbitral. es susceptible de impugnación mediante acción en nulidad. Madrid. previstos en los artículos 20. Comentario a la Ley de Arbitraje. donde el tribunal competente desarrolla en este caso una función de control judicial del arbitraje y no de apoyo a éste. de LAC. 1.. 3 5 . José Luis. págs. 11.2 y 11. por medio de la alegación de unos motivos previamente tasados.2 y el 13. 513-514). lo que le hace ser un proceso autónomo de impugnación. González-Montes.. Comentarios a la Nueva Ley de Arbitraje 60/2003.Todo laudo que ponga fin a una controversia. como podría ocurrir en otros supuestos –adopción de medidas cautelares. 2 Fernández Ballesteros López.1 y 20. Hinojosa Segovia. la competencia y.3. en este caso de carácter judicial que no tiene su antecedente en otro proceso jurisdiccional sino arbitral.. provocan un efecto constitutivo. podemos clasificar los laudos anulables en: a) Incidentales: Los que versan sobre la capacidad de una de las partes en el arbitraje. entre otros-”3. 2006.2 de LAC. Dependiendo de la naturaleza de la controversia.Laudos anulables. b) Provisionales: Se refieren a medidas cautelares y a la suspensión o levantamiento de las mismas.pretensiones. V. válido y ejecutorio y ahora deja de serlo”2. frente a un nuevo proceso. que el tribunal ha excedido su mandato. Los artículos 9. 2004. 412 y 413. auxilio en materia de prueba o ejecución forzosa. pág. 9.

5 de LAC exige que “la acción de anulación del laudo ha de ejercerse dentro del mes siguiente a su notificación”. 34.. VI. salvo que el tribunal haya establecido expresamente lo contrario”. comienza al mes siguiente de la notificación de tales laudos. lo cual es cónsono con lo dispuesto por el artículo 6. 35 y 36 del RA del CRC regulan al respecto. se aplica el principio establecido por el artículo 1033 del Código de Procedimiento Civil. El artículo 37 del RA del CRC rige los mismos.1 y 37. El Párrafo VI del artículo 17 de la Ley 181-09 del 6 de julio de 2009 prevé dichos laudos.1 y 38. retiro o desistimiento del demandante sin la oposición del demandado. aclaran puntos oscuros o ambiguos. el punto de partida del plazo para ejercer la acción. 2. Ante el silencio del legislador.El artículo 39.c) Parciales: Corrigen errores. o comprueban la imposibilidad de proseguir el arbitraje. aclaratorio o complementario al laudo de fondo. acogen la terminación del proceso de arbitraje por transacción..El Párrafo VI del artículo 17 de la Ley 181-09 del 6 de julio de 2009 especifica que cuando ha intervenido un laudo correctivo. respectivamente.1. interpretan conceptos y completan el laudo respecto de peticiones formuladas y no resueltas en él. 6 .La renuncia tácita a la acción.Plazo para ejercer la acción. respectivamente.. indicados en los artículos 36. Los artículos 33..1 del RA del CRC. d) De fondo: Dirimen el fondo de la contestación. de LAC. que considera francos todos los plazos que tengan como punto de partida la notificación a persona o a domicilio. VII. conforme lo disponen los artículos 35. de LAC. que señala: “Todos los plazos establecidos en el presente Reglamento y los que se fijen en el transcurso de los procesos serán francos. sin especificar si dicho plazo es franco o no. 1.

conociendo la infracción de alguna norma dispositiva de ésta ley.Conviene precisar. de manera que si una parte conoce una infracción y no la denuncia a tiempo debe deducirse su voluntad intrínseca o tácita.2. 1ª).El artículo 7 de LAC consagra la presunción de renuncia tácita al derecho de accionar en nulidad contra el laudo. ante la 7 . la infracción al orden público…”. de consentirla y ello. 7 LAC) “…las partes son dueñas del arbitraje en todos sus extremos y esa situación provoca que las mismas puedan consentir las infracciones que puedan existir a lo largo del arbitraje.1. la violación al debido proceso que vulnere el derecho de defensa (Art. de la cual pueda apartarse o de algún requisito del convenio arbitral.f LAC). (Art. 39.. de la cual pueda apartarse. quedando excluidos expresamente por el legislador.b LAC). (Arts. cuando “los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje” (Art.e LAC). no formulare su objeción dentro del plazo o momento previsto en cada caso.2. sin embargo.. extraída de los actos que lleva a cabo. conserva su derecho de accionar posteriormente en nulidad contra el laudo. por aplicación de la doctrina de los actos propios que ha sido recogida en innumerables sentencias del TS por ejemplo.2. durante el arbitraje. se circunscribe únicamente a “la infracción de alguna norma dispositiva de esta ley. 7 LAC). que el ámbito de aplicación de la renuncia tácita. (Art. salvo que se trate de una formalidad sustancia y sea probado el agravio o se trate de una violación al orden público”. en virtud de la doctrina de los actos propios: “Si una parte. 12 de julio de 1990. o de algún requisito del convenio arbitral”. en definitiva. la parte que no hizo la objeción correspondiente al enterarse de la misma durante el arbitraje. en cuyo caso. la violación “de una formalidad sustancial y sea probado el agravio. 5 de marzo de 1991 y 20 de mayo de 1993” (SAP Valladolid (Secc. ni se les aplica la doctrina de los actos propios. y finalmente. Estas infracciones no son subsanables por la voluntad tácita de las partes. 39. 39. se considerará que renuncia a sus facultades de impugnación. de la parte que no objetó el vicio o violación al enterarse de éstos. de 9 de febrero de 2006) 2.

Del estudio combinado de los artículos 20. la cual puede decretarla aún de oficio.1) 3. al momento del “…intercambio de escritos de demanda y defensa dentro del proceso arbitral”.1 LAC) “3) El tribunal arbitral podrá decidir las excepciones a que se hace referencia en el presente artículo con carácter previo antes de decidir el fondo..2 de LAC señala que la parte “deberá oponerse a más tardar al momento de presentar defensa” lo cual tiene lugar. incluso sobre las excepciones relativas a la existencia o validez del acuerdo de arbitraje o cualesquiera otras cuya estructuración impida entrar en el fondo de la controversia.” (Art.3 de LAC. antes de discutir el fondo: “1) El tribunal arbitral estará facultado para decidir acerca de su propia competencia.1 y 11. En efecto. 20. VIII. 8 . se infiere que la parte debe objetar in limini litis.3 del RA disponen que “la parte demandada responderá en un plazo de quince (15) días contados a partir de la recepción de la demanda.” (Art. 20. (Ver Infra No. los artículos 8.¿Cuál es el “plazo o momento previsto en cada caso” para objetar las infracciones subsanables susceptibles de renuncia tácita. a que alude el citado artículo 7? Veamos: a) En cuanto a las excepciones relativas a la existencia o validez del acuerdo de arbitraje.1 y 20.4 de LAC. El artículo 20. debiendo pronunciarse sobre las pretensiones de la parte demandante” y “la excepción de incompetencia del tribunal arbitral deberán formularse al inicio de la litis bajo pena de inadmisibilidad”.3 LAC) b) En cuanto a la excepción de incompetencia. conforme al 10. conforme lo dispone expresamente el numeral 4 del artículo 39 de LAC. lo cual es cónsono con las disposiciones del RA al respecto.Corte apoderada.

no puede operarse la renuncia tácita. 1547) Por consiguiente.” (Merino Merchan.2 en relación con el artículo 9. Al igual que en los casos precedentemente examinados. aunque en última instancia la incapacidad de alguna de las partes presupone de acuerdo con el derecho interno español. una nulidad radical o inexistente del convenio conforme se determina en los artículos 1261. cit. violación al orden público o decisión de un asunto no arbitrable.1 CC. en el curso del arbitraje. El legislador español excluyó expresamente la incapacidad como motivo de anulación. Tratado de Derecho Arbitral. El artículo 9. Esta puede ser la razón por la que se ha excluido la incapacidad. El artículo 20 de LAC no incluye la incapacidad como una excepción a ser propuesta como cuestión previa antes de entrar en el fondo de la controversia. 9 .Importa precisar que.2 requiere que la parte “deberá oponerse tan pronto como se plantee durante las actuaciones arbitrales.c) En cuanto a que el Tribunal arbitral ha excedido su mandato. en cualesquiera de los cinco (5) casos precedentemente explicados. por considerarla incursa en el motivo de anulación por causa de invalidez o inexistencia del acuerdo: “Una vez más la influencia de la Ley Modelo se ha dejado sentir (art. entraña indefensión.. d) En cuanto a la incapacidad de una de las partes en el acuerdo de arbitraje. entendemos que ésta excepción también debe ser planteada tan pronto la parte se percate de ella en el curso del arbitraje. ob.1 y 1263. 696. si bien dejando fuera expresamente el motivo de la incapacidad. N. ésta debe ser denunciada tan pronto sea detectada por la parte afectada. la materia en que supuestamente exceda su mandato”. 34 LM). Chillón Medina. 4. si la infracción que no fué objetada por la parte al percatarse de ésta durante el arbitraje. al que alude la LM.1 del RA del CRC prevé esta excepción de manera implícita. pág. y por tanto. El artículo 20. e) En cuanto a la irregularidad en la composición del tribunal o en el procedimiento.

al igual que en la renuncia tácita. la situación es similar.1 CE. en caso de que se haya hecho la denuncia previa de la infracción durante el arbitraje. Civil. VIII. o al debido proceso causante de indefensión. 3. La renuncia expresa a la acción en nulidad. J. En España y en Francia. en el sentido que ella puede ser cubierta por una ejecución voluntaria (Rec. como ya señaló la STS del 10 de marzo del 1986. únicamente respecto de infracciones subsanables susceptibles de renuncia tácita. es importante anexar a la demanda en anulación. no es de orden público. V. 476.El legislador dominicano se apartó del modelo español al conferir a las partes el derecho de renunciar “previamente a ejercer todo recurso contra los laudos” en el artículo 40. J.” (Merino Merchán. D.Por el contrario.P. 1916.. pág. ob. Les-Pret. Si se puede.” (Encyclopédie Dalloz. tal renuncia sólo sería válida.. No. pues ello haría resentirse el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva del artículo 24. o cuando los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje. 1. 41) 10 . 1057) “Pero esta nulidad. pág. No. por simple aplicación mutatis mutandi de lo dispuesto en el artículo 7 de LAC (ver supra No.2) y del artículo 48 de la Constitución. puede existir atisbo de renuncia anticipada a la acción de anulación por los motivos expresados en el artículo 41. 1914. obvio es decirlo.. sin embargo. cit. la certificación del tribunal arbitral haciéndola constar. no pueden ser objeto de renuncia anticipada a la acción en nulidad correspondiente. 8 dec.1. Pero esto no es técnicamente una renuncia sino un decaimiento de derechos. Sin embargo. ordre public. aquellos laudos que entrañen violación a una formalidad sustancial que agravie.conserva su derecho de accionar posteriormente en nulidad contra el laudo ante la Corte apoderada. “Nunca. no impugnar el laudo dejando pasar el plazo establecido para hacerlo. Finalmente.194). 2. y Chillón Medina.1 de LAC y el Párrafo III del artículo 17 de la Ley 181-09 del 6 de julio de 2009.1 LA. VII.

Para sustentar mi criterio recurro al numeral 3) del ya referido artículo 39. cuando el vicio que afecta a laudo arbitral consiste en que ha habido inobservancia del debido proceso.En nuestro país. 260) 3. es preciso determinar el verdadero alcance de esa disposición prohibitiva. Tanto en los casos previstos por el artículo 39 como por el artículo 45. o cuando los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje. cualquiera que sea el país en que se haya dictado. pueden ser apreciados de oficio por el tribunal que conozca de la obtención de exequátur para la ejecución del laudo y por lo tanto se puede denegar el reconocimiento o la ejecución del mismo. Commercial. Surge la pregunta. ni válida y cualesquiera de las partes que se encuentre afectada por esos vicios puede apoderar a la Corte de Apelación para su conocimiento y fallo.“El recurso de anulación puede por tanto ser interpuesto sin posibilidad para las partes de renunciar a este con anterioridad al pronunciamiento de la sentencia. la doctrina adopta una posición idéntica: “En razón de que el artículo 40 de dicha ley establece como un obstáculo para el ejercicio de la acción en nulidad la renuncia a recurrir el laudo. Pero además el artículo 45 referente a los motivos para denegar el reconocimiento o la ejecución de un laudo arbitral dispone en su numeral 2) que en los casos b). I.” (Encyclopédie Dalloz. la renuncia a su impugnación mediante la acción en nulidad no es efectiva. pág. ¿realmente en todos los casos el ejercicio de esa acción está prohibida en presencia de una cláusula de renuncia a ejercer todo recurso? A mi modo de ver.. A-B. arbitrage comercial. f) y g). en estos tres casos. los cuales son los mismos casos a que nos hemos referido anteriormente a propósito de los vicios que afectan el laudo arbitral que pueden originar la nulidad del mismo. cuando dispone que en los casos precedentemente señalados el tribunal puede apreciar de oficio esas irregularidades. 15. No. originándose una violación al derecho de defensa. subyace un carácter de orden público que no puede ser objeto de transacción o acuerdo 11 .

. la Corte apoderada no puede inadmitir la acción de anulación basada en uno de los casos previstos. N. 22.1) dejando inalterable el fondo juzgado por los árbitros. ob. bajo ninguna circunstancia un acuerdo de arbitraje puede descartar previamente la posibilidad de que se invoque por ante un órgano de la constitucionalidad competente la nulidad de ese acuerdo. Chillón Medina.suprema. basta con señalar que sería inadmisible una acción en nulidad contra un laudo que decretó la validez de un convenio arbitral a pesar de que el contrato del cual formaba parte había sido anulado completamente por una 12 . 1. Seminario Arbitraje en América Latina. 23 y 24.Para tener una idea del problema planteado por el carácter rigurosamente limitativo de las causas de anulación. 695.. 1545)” 2.Las causas y motivos de anulación son de carácter estrictamente limitativo (numerus clausus) dada la naturaleza rescisoria de la acción anulatoria que solo priva al laudo de su ejecutoriedad y fuerza de cosa juzgada (ver supra IV. pgs. Jorge. Causas y motivos de anulación. pag.gov. Así.en virtud tanto del artículo 6 del Código Civil como del artículo 48 de la Constitución de la República. requisito esencial de un régimen favorable al arbitraje. y con las mismas no se puede transigir” (Subero Isa. ni acogerla fuera de éstos. razón por la cual tanto su defensa como su control son irrenunciables. cit. porque tal y como se establecido tratándose del debido proceso éste compromete reglas y normas de orden público constitucional. www. 28 agosto 2009.. Finalmente en este aspecto es preciso señalar que cuando se trata de la violación de un derecho fundamental consagrado en la Constitución de la República. La asistencia judicial.do) IX. sino también aquellas alegaciones con las que se pretende formar el ámbito del recurso recurriendo a conceptos generales como el orden público (SSTC 299/1992 y 31/1992 citadas por Merino Mechan. excediendo la competencia que el legislador le ha conferido: “debiendo rechazarse no solo las que no están previstas.

si las disposiciones del laudo que se refieren a las cuestiones sometidas al arbitraje pueden separarse de las que no lo están. salvo que dicho acuerdo estuviera en conflicto con una disposición de esta ley. en que el laudo es contrario al orden público por irrespetar la autoridad irrevocable de la cosa juzgada previsto taxativamente en el literal f) del artículo 39. c) Que el laudo se refiere a una controversia no prevista en el acuerdo de arbitraje o contiene decisiones que exceden los términos del acuerdo de arbitraje. a falta de dicho acuerdo.. en virtud de la ley dominicana. o que dicho acuerdo no es válido en virtud de la ley a que las partes lo han sometido. que se haya traducido en violación al derecho de defensa. sólo se podrán anular éstas últimas. d) Que la composición del tribunal arbitral o el procedimiento arbitral no se han ajustado al acuerdo entre las partes. b) Que ha habido inobservancia del debido proceso. e) Que los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje.El artículo 39.2 de LAC. si el demandante en nulidad basara su petición en que se vulneró el artículo 11.2 de LAC enumera seis (6) casos de anulación: “2) El laudo arbitral sólo podrá ser anulado cuando la parte que solicita la anulación demuestre: a) Que una de las partes en el acuerdo de arbitraje a que se refiere el Artículo 10 estaba afectada por alguna incapacidad. o si nada se hubiera a este respecto. de la que las partes no pudieran apartarse o.” 13 .3 de LAC que dispone en ese caso “el convenio arbitral no subsistirá” y no. f) Que el laudo es contrario al orden público.sentencia judicial con autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada. que no se hayan ajustado a esta ley. 3. No obstante.

ni sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje o aquellos que tengan una causa ilícita según los términos del artículo 1133 del Código Civil. 24 CE – al impedir a éstos el conocimiento de las cuestiones litigiosas. debe tener un poder especial expreso para someterse al arbitraje dentro de los límites de la controversia. siempre que la parte a quien interese lo invoque mediante oportuna excepción. Nuestro ordenamiento jurídico define esta causal como una irregularidad de fondo que afecta la validez del acto (Art. 10 mayo 1996)”. 11 LA 1988. que la sumisión a arbitraje sea no solo inequívoca sino también indiscutible puede ser considerada como una exigencia constitucional y en caso de ser infringida podría dar lugar a una vulneración de un derecho fundamental. 14 . libre de coacción. La parte que ha suscrito el convenio debe tener la capacidad de obrar y disponer necesaria para asumir la obligación y ejecutarla y haber otorgado su consentimiento en forma inequívoca. El convenio arbitral no puede versar sobre objetos litigiosos que ya han sido resueltos previamente por la vía judicial o por la vía arbitral. pag. en concreto.. 5 de diciembre. a la tutela judicial efectiva” (González Sánchez. cit. “Finalmente. 39 Ley 834. 50) “Esta exigencia de declaración además de expresa e inequívoca en el sentido de que no admita duda o equivocación y su significado sea indiscutible es la consecuencia de que.Examinemos en detalle cada uno de ellos: .Incapacidad de una de las partes en el convenio arbitral. sin que medie error. dolo o cualquier otro vicio. ob. las partes renuncian a un Derecho Fundamental. . (SAP Barcelona.4. cual es obtener con plenitud la tutela efectiva de los jueces y tribunales – art.Inexistencia o invalidez del convenio arbitral. a medio del arbitraje. art. Si el firmante del convenio es un apoderado o mandatario. 15 julio 1978).

. En virtud del principio de inmutabilidad del litigio. pág. 15 . 4 Merino Merchan y Chillón Medina. 91/2000.Inobservancia del debido proceso causante de indefensión. El tribunal constitucional español.. ob.3 de LAC confiere a la Corte apoderada la facultad de apreciar de oficio la existencia de ésta infracción. 22 de febrero. 41. bien su facultad de alegar o justificar sus derechos o intereses para que le sean reconocidos. pues de lo contrario. ha definido la “indefensión constitucionalmente relevante” como: “…la que. por cualquier razón hacer valer sus derechos…” (Art. se violentaría el principio de contradicción.Laudo se refiere a una controversia no prevista en el acuerdo de arbitraje. 52/1989. cuyas pautas en este aspecto han seguido pari passu los tribunales encargados del control jurisdiccional de la actividad arbitral4.” El artículo 37 del Código de Procedimiento Civil Dominicano. El artículo 39. 30 de marzo) (STC 681/2002. . cit. los árbitros deben limitarse a decidir respecto de aquellas cuestiones expresamente previstas por las partes en el acta de misión. produciendo un efecto y real menoscabo del derecho de defensa…” (SSTC 35/1989. sanciona con la nulidad por vicio de forma. bien para replicar dialécticamente las posiciones contrarias en el ejercicio indispensable del principio de contradicción.6. no.2) la inobservancia del debido proceso causante de indefensión. impide a una parte el ejercicio el ejercicio del derecho de defensa. probar el agravio que le ha causado. normalmente con infracción de una norma procesal el órgano judicial en el curso del proceso. por considerarla contenida en otra que protege a la parte que: “… no ha podido. 14 de febrero. LAC). de 21 de marzo). 700. privando o limitando. El legislador ibérico no incluyó como causal de anulación (Ver supra VII. 1556. a todo acto de procedimiento afectado por el incumplimiento de una formalidad sustancial o de orden público y exige a quien la invoque.

cuando sea posible. 22. (Art. confiriendo a las partes la potestad de solicitar al tribunal arbitral que “dicte un laudo adicional respecto a reclamaciones formuladas en el procedimiento arbitral pero omitidas en el laudo”.c) de LAC: “El complemento del laudo respecto de peticiones formuladas y no resueltas en él”.4 y 37. Los artículos 37. dones y legados de alimentos. 16 .2.c) y 39. la parte extra petita o la no sometida a los árbitros. que violen los principios de igualdad y contradicción consagrados en el artículo 22. en las notificaciones de los documentos. .consagrado en el Art.Irregularidad en la composición del tribunal o en el procedimiento. principales o reconvencionales.1 del RA del CRC prohíbe nuevas demandas o introducir pretensiones nuevas. ocasionen indefensión es una causa de anulación del laudo: “Deberá tratarse a las partes con igualdad y darse a cada una de ellas plena oportunidad de hacer valer sus derechos”. Cuando los árbitros omiten pronunciarse respecto de algunas pretensiones de las partes contenidas en el acta de misión. después de la aprobación y la firma de ésta. El artículo 24. El artículo 3 de LAC excluye expresamente: “1) Aquellos conflictos relacionados con el estado civil de las personas. entre otros. Cualquier omisión o actuación negligente del tribunal o de la secretaría del órgano institucional. diferentes de las estipuladas en el acta de misión.4 de LAC prevén la posibilidad de separar. para fines de anulación de las demás disposiciones del fallo no afectadas de tal vicio.1 de LAC y que además.1. en el proceso de selección o de recusación de los árbitros. 22. Los artículos 39. lo procedente es solicitar el laudo previsto en el artículo 38.Los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje.5 del RA del CRC contemplan también esta situación.1 LAC) .1 de LAC.

alojamiento y vestidos. separarlo de los demás objeto de arbitraje. hallándose integrada la causa de anulación. 3) En general. todos aquellos conflictos que no sean susceptibles de transacción.109) El artículo 39. aconseja una cautelosa aplicación de su concepto a casos concretos. básicamente por la vulneración de los derechos fundamentales y libertades públicas garantizadas constitucionalmente a través fundamentalmente del art. .Laudo contrario al orden público. 17 . menores y sujetos a interdicción o ausentes. los tribunales en cada caso. país de origen de nuestra legislación arbitral.50). 11ª). El control judicial del arbitraje. D. En España. p. 4 diciembre 1929.H. separaciones entre marido y mujer. La Cámara Civil de la Corte de Casación francesa ha consagrado que la violación al orden público no está subordinada a la infracción de un texto de ley en particular y que.” El artículo 39. las Audiencias Provinciales. el artículo 39. 24 de la Carta magna” (citada por González-Montes Sánchez. a través de su jurisprudencia se encargan de concretar la extensión del contenido del orden público de cara a su alegación como motivo de anulación del laudo. 2) Causas que conciernen al orden público. siempre que sea posible. La SAP de Valencia (Secc. 1930. son soberanos para determinar si el objeto de la convención.3 de LAC confiere a la Corte apoderada la facultad de apreciar de oficio la existencia de ésta infracción. es contrario a las necesidades del orden público vigente en ese momento (Cas. en su sentencia del 31 de marzo de 2006 expresa: “El carácter amplio e impreciso de la noción de orden público.4 prevé la anulación del aspecto juzgado no susceptible de arbitraje. tutelas. Así mismo.3 de LAC confiere a la Corte apoderada la facultad de apreciar de oficio la existencia de ésta infracción.

según lo dispone el artículo 20.2 de LAC. en referimiento.3 de LAC. En todo caso.La interposición de la demanda en nulidad contra el laudo incidental que versa sobre excepción de incompetencia basada en la incapacidad de una de las partes en el acuerdo de arbitraje..” Importa señalar aquí. actuando como Juez de los Referimientos. 18 . mediante la prestación de una fianza. el laudo se considerará como suspendido de pleno derecho. “Durante el proceso de nulidad el laudo se mantiene como ejecutorio.1) no suspende el procedimiento arbitral. el procedimiento arbitral continuará. en virtud de lo que dispone el artículo 40.. La notificación de la demanda en suspensión. cuando los árbitros han rechazado esta excepción.. La decisión de los árbitros sólo puede impugnarse mediante el ejercicio de la acción en nulidad del laudo en el que se haya adoptado. la inexistencia o invalidez de éste.Efectos del ejercicio de la acción en nulidad.X. a) Respecto del laudo incidental sobre competencia: 1. que éste texto legal es aplicable a los laudos incidentales dictados en el curso del arbitraje. Si la decisión fuese desestimatoria de las excepciones. puesto que señala expresamente que “En todo caso. “El tribunal arbitral podrá decidir las excepciones a que se hace referencia en el presente artículo con carácter previo antes de decidir el fondo. 2. dictado antes de discutir el fondo (ver Infra V. a menos que sea suspendido por el Presidente de la Corte de Apelación competente.Para suspender la ejecución del laudo que ha desestimado la excepción de incompetencia. es necesario requerirlo al presidente de la Corte de Apelación competente. Entre la notificación de la demanda en suspensión y la celebración de la primera audiencia por ante el presidente de la Corte. el ejercicio de la acción en nulidad no suspende el procedimiento arbitral”. suspende de pleno derecho la ejecución del laudo.

no al procedimiento de suspensión del laudo arbitral. lo cual significa que todavía no se ha dictado el laudo final que necesariamente desapodera a los árbitros de la controversia. de la Ley 48908 sobre arbitraje comercial del 19 de diciembre de 2008 establece que no se aplicarán sus disposiciones a “los procedimientos de arbitraje iniciados con anterioridad” a la entrada en vigencia de la ley.20 del 10 de marzo de 2009. a partir del 20 de diciembre de 2008. hay que entender por esta disposición que los procedimiento aludidos se refieren a aquellos que se desarrollan ante el Consejo de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio y Producción de que se trate. los procedimientos de arbitraje iniciados con anterioridad a su entrada en vigor”. transitorio.”. según las disposiciones de la Convención de New York de 1959 y la Ley 489-08 sobre arbitraje comercial. Presidente Cámara Civil Corte Apelación Distrito Nacional) Por último. c) inobservando el debido proceso. “Pero. si bien el artículo 46. para determinar si procede el acogimiento de una demanda en suspensión de un laudo arbitral. si el laudo ha sido dictado: a) existiendo una incapacidad de una de las partes. de conformidad con lo dispuesto por el artículo 46 de LAC: “No se regirán por las disposiciones de la presente ley. son susceptibles de ser suspendidos por el Presidente de la Corte en Referimiento. el Presidente de la Cámara Civil (de la Corte de Apelación) en funciones de juez de los referimientos. b) contraviniendo la ley dominicana a la que las partes se han sometido. reglamentado por la vigente ley de arbitraje comercial” (Ordenanza No. la demanda en suspensión debe fundamentarse en uno de los casos tasados establecidos en la Convención de Nueva York de 1959 y los prescritos por el artículo 39 de LAC: “Que.el procedimiento arbitral continuará. Cabe agregar además. debe comprobar. d) violentando el derecho de defensa. que únicamente los laudos dictados por CRC con motivo de los arbitrajes iniciados con posterioridad a la entrada en vigencia de LAC. e) fallando un punto 19 .

2). k) fallando sobre materias no susceptibles de transacción” (Ordenanza No.El laudo se mantiene ejecutorio durante el proceso de nulidad. por lo cual es necesario admitir. corresponde al presidente de la Corte de Apelación competente. b) Respecto del laudo provisional que ordena medidas cautelares: 1. el 20 de diciembre de 2008.controversial no previsto en el acuerdo de arbitraje. a menos que sea suspendido de conformidad con las disposiciones de los artículos 40.3 de LAC (ver supra X.a.LAC no prevé una acción en nulidad contra el laudo arbitral que acoge la excepción de incompetencia. (Ver supra X. (Ver supra X. de conformidad con las previsiones del artículo 40. que la parte que ejerza la acción en nulidad contra un laudo que haya ordenado una medida cautelar..2) c) Respecto del laudo de fondo: 1. tribunal judicial distinto al juez de los referimientos. i) fallando sobre materias no susceptibles de arbitraje. en referimiento..b. j) violando disposiciones de orden público.2 de LAC dispone expresamente que: “el juez de los referimientos no tendrá competencia para suspender decisiones arbitrales de este tipo”. el 20 de diciembre de 2008. h) desconociendo el proceso arbitral. siempre y cuando dicho laudo provenga de un arbitraje iniciado con posterioridad a la entrada en vigencia de LAC.1). hemos visto que la facultad de suspender los laudos dictados en el curso del arbitraje. g) desconociendo de la composición del tribunal arbitra. siempre y cuando dicho laudo provenga de un arbitraje iniciado con posterioridad a la entrada en vigencia de LAC. citada) 3. probablemente en razón de que los árbitros quedan desapoderados de la controversia o en todo caso. Sin embargo.2 de LAC (ver supra X. f) fallando un acuerdo de arbitraje. el arbitraje no puede proseguir.1).. puede acudir al presidente de la Corte de Apelación para obtener la suspensión.20. 20 .2 y 40.El artículo 21.

XI. no son objeto de recurso de casación. versa sobre un laudo incidental o provisional.. 1.4 de LAC. importa señalar que las ordenanzas dictadas por el presidente de la Corte de Apelación competente. se admitirá el recurso si excediese el monto antes señalado”. ya sea incidental. vigente al momento que se interponga el recurso.Por último. pero existen elementos suficientes para determinarlo. 1. apoderada de una acción en nulidad contra un laudo arbitral. si excediere dicho valor o el laudo incidental o provisional (aunque éste se hubiese ejecutado voluntariamente) ha sido objeto de acción en nulidad conjuntamente con el laudo de fondo.El artículo 40. o el monto envuelto en el caso no excede la cuantía de 200 salarios mínimos del más alto establecido para el sector privado vigente al momento que se interponga el recurso.Si la sentencia dictada por la Corte de Apelación competente... según lo consagra el artículo 40. en materia de suspensión de ejecución de laudo. 21 . sino conjuntamente con la sentencia definitiva. aunque fuere voluntaria no es oponible como medio de inadmisión… c) las sentencias que contengan condenaciones que no excedan la cuantía de doscientos (200) salarios mínimos del más alto establecido para el sector privado. parcial o de fondo. el recurso sería inadmisible. provisional. pero la ejecución de aquellas. Sino se ha fijado en la demanda el monto de la misma. En cambio. sin perjuicio de otras disposiciones legales que lo excluyan.4 de LAC prevé que la sentencia dictada por la Corte de Apelación competente. el recurso sería admisible conforme a los literales a) y c) párrafo II del artículo 5 de la ley 491-08 del 19 de diciembre del 2008.Admisibilidad del recurso de casación.Recurso contra la sentencia que versa sobre la nulidad del laudo.. es susceptible de ser recurrida en casación. XII. contra: a) las sentencias preparatorias ni las que dispongan medidas conservatorias o cautelares. “No podrá interponerse recurso de casación.

. excepto que la controversia sea de naturaleza laboral.. siendo posible esta última sólo cuando las partes en el compromiso arbitral hayan renunciado a la apelación o cuando se trate de casos en que intervenga un amigable componedor” (SCJ. ya indicada. 1.XIII.Si bien es cierto que el párrafo III del artículo 17 de la Ley 181-09 del 6 de julio de 2009 descarta expresamente el recurso ordinario de apelación contra los laudos.. en la cláusula o el compromiso arbitral o en el acta de misión: “…conforme al sistema jurídico sobre la materia establecido en el país originario de nuestra legislación.El artículo 12 de la citada ley 491-08.Efectos del recurso de casación..HoteleradelAtlantico.Recurso de apelación contra los laudos. XIV.suprema.. consagra el efecto suspensivo de la ejecución de la sentencia. en el punto de derecho juzgado por ésta. no lo es menos.gov./SmithEnronVs.. 1.do/. salvo las excepciones establecidas por la ley. según lo dispone el artículo 20 de la ley 491-08. XV.Envío. las decisiones arbitrales pueden ser impugnadas por apelación o por una acción en nulidad. En caso de que la sentencia que dicte dicha Corte sea casada por igual motivo que la primera. www. lo que es reconocido por la recurrente. son admisibles y válidas. 1. que las apelaciones interpuestas antes de la entrada en vigencia de la citada Ley 181-09 del 6 de julio de 2009.En caso de que la sentencia sea anulada. 11 marzo 2009. ésta deberá conformarse estrictamente con la decisión de la Suprema Corte de Justicia... salvo que las partes hayan renunciado expresamente a dicho recurso. la Suprema Corte de Justicia enviará el asunto ante otra Corte de Apelación.p df) 22 .

Inc. 36.020 y 1. 23 . de cumplimiento inmediato y dictados en única y última instancia” (Art. pero que.. Los laudos emitidos son ejecutorios. El laudo será definitivo. a fin de evitar contradicción de fallos: “…conforme al sistema jurídico sobre la materia establecido en el país originario de nuestra legislación.4 y 36. inapelable y obligatorio de inmediato por las partes. tal y como lo establece el artículo 16 de la Ley 50-87 sobre Cámaras de Comercio y Producción” (Art.. vigente a partir del 6 de mayo de 2005. cuyos artículos 1.La apelación sería inadmisible si el arbitraje fué celebrado conforme al Reglamento del Consejo de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo.En caso de que la apelación contra el laudo sea admisible (ver supra XV. con fundamentos similares. 1. las decisiones arbitrales pueden ser impugnadas por apelación o por una acción en nulidad..021 del Código de Procedimiento Civil. 1 y 2) y se haya interpuesto además acción en nulidad.2. Se reputará que tal decisión de someterse al arbitraje implica renuncia a cualquiera de las vías de recurso a las que puedan renunciar válidamente.Recurso de apelación y acción en nulidad contra laudos.4 RA) “El laudo desapodera a los árbitros de la controversia que hayan resuelto.3 RA) XVI. ésta última quedará descartada por la apelación. y no estará sujeto para su ejecutoriedad a los requisitos de los artículos 1..3 disponen: “Las partes que decidan someter sus diferencias al arbitraje institucional regido por este Reglamento. siendo posible esta última sólo cuando las partes en el compromiso arbitral hayan renunciado a la apelación o cuando se trate de casos en que intervenga un amigable componedor. 1. se obligan a cumplir sin demora cualquier laudo dictado o acuerdo que se logre. por ser imposible la coexistencia de ambas. lo que es reconocido por la recurrente.

p df) 24 . www./SmithEnronVs. como en el presente caso la hoy recurrente introdujo un recurso de apelación contra el laudo arbitral y una acción principal en nulidad del mismo. es preciso admitir que dichas acciones procesales no pueden coexistir. la vía de la nulidad queda descartada.HoteleradelAtlantico.do/. “mutatis mutandi”. por estar a riesgo y peligro de fallos contradictorios…” (SCJ.suprema.una vez ejercido el recurso de apelación en los asuntos que proceda. que.gov.. cuyos objetivos y sustentación obviamente coinciden. 11 marzo 2009..

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful