Está en la página 1de 19

| 



¿De qué está hecha la materia? Aspectos Históricos
La cuestión de la composición de la materia ha preocupado a los seres humanos desde los tiempos más remotos.
Algunas de las ideas propuestas a lo largo de la historia, más o menos acertadas, han servido para construir la
ciencia química.
Demócrito, (imagen de la derecha) filósofo griego que vivió en el siglo IV a. C. propuso que, si se dividía la materia
en trozos cada vez más pequeños, debería llegarse a una porción que ya no podría dividirse más. A esta porción
mínima e indivisible, base de toda la materia, la llamó átomo. Lo demás, sugirió, es sólo vacío.
Las ideas de Demócrito no fueron admitidas; la influencia de Aristóteles (imagen de la izquierda), otro gran
pensador griego, hizo que se impusiese la teoría de los cuatro elementos. Según Aristóteles, la materia estaba
formada por cantidades variables de Tierra, Agua, Aire y Fuego. El predominio de uno u otro de estos elementos
hacía que la materia fuera húmeda, Fría, Seca o Caliente.
Los Alquimistas
En el mundo cristiano, la teoría de Aristóteles fue adoptada por los alquimistas, precursores de los científicos, que
desarrollaron su actividad durante toda la Edad Media. La alquimia era una técnica antigua practicada
especialmente en la edad media, que se dedicaba principalmente a descubrir una sustancia que transmutaría los
metales más comunes en oro y plata, y a encontrar medios de prolongar indefinidamente la vida humana. Aunque
sus propósitos y procedimientos eran dudosos, y a menudo ilusorios, la alquimia fue en muchos sentidos la
predecesora de la ciencia moderna, especialmente de la ciencia química.
John Dalton y Joseph Thomson
Tuvieron que pasar veinte siglos para que un químico inglés llamado John Dalton retomara las ideas de Demócrito
y publicase, en 1808, su teoría atómica. A principios del siglo XIX, Dalton estudió la forma en que los diversos
elementos se combinan entre sí para formar compuestos químicos. Aunque muchos otros científicos, empezando por
los antiguos griegos, habían afirmado ya que las unidades más pequeñas de una sustancia eran los átomos, se
considera a Dalton una de las figuras más significativas de la teoría atómica porque la convirtió en algo
cuantitativo. Mostró que los átomos se unían entre sí en proporciones definidas. Las investigaciones demostraron
que los átomos suelen formar grupos llamados moléculas. Las ideas de Dalton fueron perfeccionadas por otros
científicos.
En 1897, el británico Joseph John Thomson descubrió unas partículas con propiedades sorprendentes que
prácticamente no tenían masa y tenían carga eléctrica negativa. Las llamó electrones.
Thomson propuso uno de los primeros modelos atómicos sugiriendo al átomo como una esfera con carga positiva en
las que estaban incrustadas las cargas negativas o electrones.

A la izquierda; John Dalton. A la derecha Joseph Thomson y su modelo atómico.


Ernest Rutherford
Al profundizarse en el conocimiento del átomo se vio consistía principalmente en espacio vacío con un centro de ese
espacio donde se encontraba el núcleo (que sólo mide, aproximadamente, una diezmilésima parte del diámetro del
átomo).
Ernest Rutherford (en la fotografía) dedujo que la masa del átomo está concentrada en su núcleo. También postuló
que los electrones, de los que ya se sabía que formaban parte del átomo, se movían en órbitas alrededor del núcleo.
Afirmó que como el núcleo tiene una carga eléctrica positiva y los electrones tienen carga negativa, la suma de las
cargas de los electrones es igual en magnitud a la carga del núcleo, por lo que el estado eléctrico normal del átomo
debería ser neutro.

Ernest Rutherford (1911) y su modelo atómico en donde los electrones cargados negativamente giran alrededor del
núcleo como los planetas en el sistema solar.
ara explicar la estructura del átomo, el
El Átomo de Bohr (1913)
físico danés Niels Bohr desarrolló en 1913
una hipótesis conocida como teoría
atómica de Bohr. Bohr supuso que los
electrones están dispuestos en capas
definidas, o niveles cuánticos, a una
distancia considerable del núcleo. La
disposición de los electrones se denomina
configuración electrónica (Imagen
inferior). Las capas electrónicas se
superponen de forma regular hasta un
máximo de siete, y cada una de ellas puede
albergar un determinado número de
electrones. La primera capa está completa
cuando contiene dos electrones, en la
segunda caben un máximo de ocho, y las
capas sucesivas pueden contener
cantidades cada vez mayores. Los
³últimos´ electrones, los más externos o
los últimos en añadirse a la estructura
atómica, determinan el comportamiento
químico del átomo.
Niels Bohr propuso que la energía de un
electrón estaba relacionada con la
distancia de su órbita al núcleo. or tanto,
los electrones sólo giraban en torno al
núcleo a determinadas distancias, en
"órbitas cuantizadas", que correspondían
a las energías permitidas.
Modelo Atómico de Schrödinger

Erwin Schrödinger (1887-1961), fue un físico y premio Nobel austriaco, conocido sobre todo por sus estudios
matemáticos de la mecánica ondulatoria y sus aplicaciones a la estructura atómica.
En 1926, Schrödinger introdujo un cambio revolucionario en el modelo atómico. Según el modelo propuesto, los
electrones no giran en torno al núcleo, sino que se comportan más bien como ondas que se desplazan alrededor del
núcleo a determinadas distancias y con determinadas energías. Este modelo resultó ser el más exacto: los físicos ya
no intentan determinar la trayectoria y posición de un electrón en el átomo, sino que emplean ecuaciones que
describen la onda electrónica para hallar la región del espacio en la que resulta más probable que se encuentre el
electrón.

Schrödinger (a izquierda) y su modelo atómico con los


electrones comportándose como ondas.
Evolución del Modelo Atómico
Evolución del Modelo Atómico - Resumen
Átomo - Resumen
Hoy sabemos que el átomo es divisible, puesto que está formado por partículas más pequeñas, llamadas partículas
subatómicas. Estas pueden ser de tres tipos: rotones, Neutrones y Electrones. Los protones y los neutrones están
en el núcleo y los electrones están en continuo movimiento formando una ³corteza´ alrededor del núcleo.
Los Electrones poseen una masa 1.840 veces menor que la del átomo más pequeño (el de hidrógeno) y tienen carga
eléctrica negativa.
Los Neutrones constituyen los núcleos de los átomos junto con los protones. No tienen carga eléctrica (son neutros)
y poseen una masa casi igual a la del protón.
Los rotones, ubicados en el núcleo tienen carga eléctrica positiva.
El Número Atómico es igual al número de protones en el núcleo de un átomo. El eso Atómico de un átomo es,
aproximadamente, la suma del número de protones y neutrones existentes en su núcleo. Las propiedades químicas
de un átomo están determinadas por sus electrones, que se encuentran fuera del núcleo. El número de electrones en
un átomo es igual al número de protones y determina el número atómico.
El Átomo hoy. Las artículas Elementales

La teoría nuclear moderna se basa en la idea de que los núcleos están formados por neutrones y protones que se
mantienen unidos por fuerzas ³nucleares´ muy intensas. ara estudiar estas fuerzas, los físicos tienen que
perturbar los neutrones y protones bombardeándolos con partículas extremadamente energéticas. Estos
bombardeos han revelado más de 200 partículas elementales, minúsculos trozos de materia, la mayoría de los cuales
sólo existe durante un tiempo mucho menor a una cienmillonésima de segundo.
Las partículas elementales se pueden dividir en distintas categorías generales. Los hadrones y leptones se definen
según los tipos de fuerza que actúan sobre ellos. Las interacciones o fuerzas fundamentales se transmiten mediante
otro tipo de partículas, las llamadas partículas de intercambio o intermediarias. La existencia de Los Gravitones
(con asterisco) aun no se ha confirmado experimentalmente.
El Origen de la Tabla eriódica de los Elementos
La Tabla eriódica es una herramienta que agrupa a todos los elementos químicos dispuestos por orden de número
atómico creciente y en una forma que refleja la estructura de los elementos. Los elementos están ordenados en siete
hileras horizontales, llamadas periodos, y en 18 columnas verticales, llamadas grupos.
Fue Dmitri Mendeléiev (imagen de la izquierda) quien se propuso organizar los elementos según sus propiedades
químicas y masas atómicas. Así, desarrolló la tabla periódica y formuló la ley periódica (en simultáneo con Julius
Lothar Meyer, a la derecha) que afirma que las propiedades físicas y químicas de los elementos tienden a repetirse
de forma sistemática conforme aumenta el número atómico. Mendeléiev, incluso dejó huecos en su tabla para los
elementos que, según predijo correctamente, aún no se habían descubierto.
Tabla eriódica de los Elementos
Isótopos
El número atómico de un átomo representa el número de protones de su núcleo. Este número es constante para
cada elemento. Sin embargo, el número de neutrones puede variar, lo que da lugar a isótopos que tienen el mismo
comportamiento químico pero diferente masa. Estos átomos que, por lo tanto, difieren entre sí en sus pesos
atómicos, pero no en sus números atómicos, se conocen como Isótopos del elemento.
La mayoría de los elementos tienen varias formas isotópicas. Las diferencias en peso, aunque son muy pequeñas,
son lo suficientemente grandes como para ser detectadas por los aparatos modernos de laboratorio. Además, si bien
no todos, muchos de los isótopos menos comunes son radiactivos y pueden detectarse con un contador Geiger o con
una película fotográfica. Isótopos del hidrógeno.

A la dereha, formas
isotópicas del Carbono.

Los isótopos del hidrógeno son el protio (sin


neutrones), el deuterio (un neutrón) y el tritio
(dos neutrones). El hidrógeno siempre tiene un
protón en su núcleo, cuya carga está
equilibrada por un electrón. Las imágenes que
se muestran sólo son representaciones
esquemáticas del átomo: en realidad el núcleo
es 100.000 veces menor que el átomo, y el
electrón es un millón de veces menor que el
núcleo. El tamaño del átomo está determinado
por el movimiento del electrón, que se produce
en unas regiones del espacio llamadas
orbitales.
Los Iones
Muchas sustancias iónicas se separan fácilmente en agua, produciendo iones libres.
Los Iones no son otra cosa que átomos que han perdido o ganado electrones, cargándose así positiva o
negativamente. Cuando un átomo gana electrones, adquiere un exceso de carga negativa, formando un ión negativo
o anión, que se representa como X-. Cuando un átomo pierde electrones tiene defecto de carga negativa (más carga
positiva que negativa), formando un ión positivo o catión: X+
Muchos iones constituyen un porcentaje ínfimo del peso vivo, pero desempeñan papeles centrales. El ion potasio
(K+) es el principal ion con carga positiva en la mayoría de los organismos, y en su presencia puede ocurrir la
mayoría de los procesos biológicos esenciales. Los iones calcio (Ca2+), potasio (K+) y sodio (Na+) están implicados
todos en la producción y propagación del impulso nervioso. Además, el Ca2+ es necesario para la contracción de los
músculos y para el mantenimiento de un latido cardíaco normal. El ion magnesio (Mg2+) forma parte de la molécula
de clorofila, la cual atrapa la energía radiante del Sol en algunas algas y en las plantas verdes.
Las Moléculas
Las partículas formadas por dos o más átomos se conocen como Moléculas que se mantienen juntas por medio de
enlaces químicos. Dos tipos comunes son los enlaces iónicos y los enlaces covalentes.
Las reacciones químicas involucran el intercambio de electrones entre los átomos y pueden representarse con
ecuaciones químicas.
Las sustancias formadas por átomos de dos o más elementos diferentes, en proporciones definidas y constantes, se
conocen como compuestos químicos que están formados por moléculas.
Los seres vivos están constituidos por los mismos componentes químicos y físicos que las cosas sin vida, y obedecen
a las mismas leyes físicas y químicas. Seis elementos (C, H, N, O, y S) constituyen el 99% de toda la materia viva.
Los átomos de estos elementos son pequeños y forman enlaces covalentes estables y fuertes. Con excepción del
hidrógeno, todos pueden formar enlaces covalentes con dos o más átomos, dando lugar a las moléculas complejas
que caracterizan a los sistemas vivos.
Enlaces Iónicos
Cuando los átomos entran en interacción mutua se forman partículas nuevas más grandes. Estas partículas
constituidas por dos o más átomos se conocen como moléculas y las fuerzas que las mantienen unidas se conocen
como enlaces. Hay dos tipos principales de enlaces: iónico y covalente.
Los enlaces iónicos se forman por la atracción mutua de partículas de carga eléctrica opuesta; esas partículas,
formadas cuando un electrón salta de un átomo a otro, se conocen como iones. ara muchos átomos, la manera más
simple de completar el nivel energético exterior consiste en ganar o bien perder uno o dos electrones. Este es el caso
de la interacción del sodio con el cloro que forma cloruro de sodio a través de un enlace iónico. Estos enlaces pueden
ser bastante fuertes pero muchas sustancias iónicas se separan fácilmente en agua, produciendo iones libres.
Enlaces Covalentes
Los enlaces covalentes están formados por pares de electrones compartidos. Un átomo puede completar su nivel de
energía exterior compartiendo electrones con otro átomo. En los enlaces covalentes, el par de electrones compartidos
forma un orbital nuevo (llamado orbital molecular) que envuelve a los núcleos de ambos átomos. En un enlace de
este tipo, cada electrón pasa parte de su tiempo alrededor de un núcleo y el resto alrededor del otro. Así, al compartir
los electrones, ambos completan su nivel de energía exterior y neutralizan la carga nuclear.
Los átomos que necesitan ganar electrones para tener un nivel energético exterior completo y por lo tanto estable,
tienen una fuerte tendencia a formar enlaces covalentes. Así, por ejemplo, un átomo de hidrógeno forma un enlace
covalente simple con otro átomo de hidrógeno. También puede formar un enlace covalente con cualquier otro átomo
que necesite ganar un electrón para completar su nivel de energía exterior.
Materiales de Consulta

áginas de Internet
www.fisicanet.com.ar
www.biology-books.com/biologia/index.html
www.educa.aragob.es
bionomicon.blogspot.com
http://mijerese7.blogspot.com
www.um.es/molecula/anucl03.htm
www.wikipedia.com
www.librosvivos.net
http://www.biologia.edu.ar
http://www.biocarampangue.dm.cl
http://www.biologia.arizona.edu

Material Multimedia
Microsoft Encarta 2007

Bibliografía
Mahan, Bruce; Química. Curso Universitario. Fondo educativo interamericano. 1977
Curtis, H. Biología. Editorial anamericana. 2002
Villée, C. Biología. Editorial Interamericana. 2003
Aljanatti, Wolovelsky, Tambussi, Los Códigos de la Vida, Editorial Colihue.
De Robertis-Hib (1998):Fundamentos de Biologia Celular y Molecular. El Ateneo. Buenos Aires
Castro et al (1996): Actualizaciones en Biología. Eudeba. Buenos Aires.
Starr Taggart, Biología. 2008