Está en la página 1de 3

Preguntas mas comunes. Respuestas sencillas.

1: ¿Qué es el TDAH?
Es un trastorno psiquiátrico de origen biológico que se puede desarrollar a cualquier edad pero
que es mas común en la edad pediátrica. Tiene una alta comorbilidad, es decir que viene
acompañado de otros problemas psiquiátricos. Y, produce un deterioro importante en la
capacidad del niño a desarrollarse adecuadamente presentando déficit de atención e
hiperactividad en algunos casos. (Azucena & Cesar, 2007)

2: ¿A qué se debe?
Es de carácter biológico genético, pero con incidencia de factores ambientales especialmente
prenatales y perinatales.

3: ¿Es hereditario?
Se da en cualquier clase o cultura sin excepción y no es culpa ni de la madre ni del padre, de
hecho, no es culpa de nadie.

4: ¿Cuál es su evolución?
El TDAH se presenta en los primeros años de vida pero de llevarse un adecuado tratamiento, su
prevalencia será menor conforme pasan los años. Solo cuatro de cada diez niños diagnosticados
llega con el problema a la edad adulta. (Wilens, 2004).

5: ¿Cuál es su incidencia?
De acuerdo a diversos estudios y publicaciones estadísticas su representatividad es de entre 6 a
8% pero el DSM V reduce este dato a solo 5% de la población infantil.

6: ¿Solo se da en niños?
Este problema es más común en niños, pero se da también en niñas en mucha menor medida y
con síntomas mas tenues.

7: ¿Tiene cura?
El TDAH se diagnostica a temprana edad y como se dijo, 5 de cada 100 niños la padecen, pero
debido a su diagnóstico temprano, solo 2 de esos niños llegan a la edad adulta presentando
algunos síntomas del problema.

8: ¿La medicina lo hará adicto a las drogas?


No necesariamente, el consumo de alcohol o drogas será que lo lleve a formar una adicción, pero
no tiene ninguna relación el tratamiento fármaco con las drogas de consumo.

9: ¿Tiene influencia la educación?


No tiene nada que ver la educación, es importante no confundir la normal hiperactividad del niño
en la infancia, el problema del TDAH se gesta antes del nacimiento.
10: ¿Podrá estudiar?
El TDAH no afecta a la inteligencia del niño, tan solo su grado de atención y/o hiperactividad. Con
un adecuado tratamiento y orientación de la familia, el niño puede desarrollarse académicamente.

11: ¿Podrá tener amigos?


Conforme los síntomas disminuyen, el niño podrá adaptarse con naturalidad a su entorno social y
a sus relaciones interpersonales, tampoco esta capacidad está afectada por el trastorno.

12: Efectos del tratamiento farmacológico.


Es importante señalar que cualquier tipo de medicamento puede provocar efectos secundarios.
Ningún medicamento es completamente tolerable. La medicación para el TDAH, si se
manifestasen efectos secundarios, se debe consultar inmediatamente con su médico para que
evalúe las medidas oportunas a llevar a cabo. (Aguilar, 2014)

13: ¿Quién confirma el diagnostico?


En el colegio se encarga de diagnosticar el psicólogo educativo, en la clínica el especialista
principal es el psiquiatra, el mismo que lleva el tratamiento. Aunque la evaluación lo describe el
neurólogo. Aquí la lista de los que diagnostican:

– psiquiatra de niños y adolescentes


– Psicólogo
– neuropediatra
– pediatra
– psiquiatra de adultos
– neurólogo

14: ¿Se puede deprimir?


En efecto, el rechazo de los demás por la conducta del niño así como los fracasos consecutivos
pueden dañar su autoestima y hacerlo sentir sin valor de vida llevándolo a desarrollar depresión o
ansiedad.

15: ¿Cómo le digo que tiene el trastorno?


Hay una serie de consejos y pautas sencillas que los padres pueden realizar en casa para explicar al
niño en qué consiste y qué es lo que le ocurre: (Caraballo, 2016)

- Afrontarlo directamente. No es conveniente dar vueltas al tema sin llegar al meollo de la


cuestión. Se han de utilizar los términos tal y como son. Ser claro y directo es una buena
estrategia.

- Adaptar el lenguaje a la edad del niño. Hay que utilizar un vocabulario que el niño pueda
comprender, por lo que se hace necesario adaptarlo a su nivel de conocimiento. Se le puede
explicar que tiene un problema para que su cuerpo se esté quieto mucho tiempo, o para que
preste atención o para que se controle.
- Dosificar la información. No siempre es necesario darle toda la información de golpe, ya que
quizás no pueda asimilarla bien. Se pueden dosificar los temas para ir explicando poco a poco el
trastorno del TDAH y que el niño lo entienda.

- Dejar hablar al niño. Es importante que él pueda explicar qué le ocurre y que sea él quien cuente
cosas como: 'no puedo estar quieto', 'se me olvidan las cosas'... Explicar en voz alta su conducta le
ayudará a conocerse mejor y a afrontar mejor las soluciones.

Los expertos indican que para el niño es un alivio conocer que tiene TDAH ya que comprende el
porqué de su comportamiento, por qué actúa de una determinada manera y le ayuda a ser
consciente de que puede mejorar.

Trabajos citados
Aguilar, M. (2014). El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) Aspectos jurídico-
penales, psicológicos y criminológicos. Madrid: Dykinson.

Azucena, D., & Cesar, S. (2007). Manual de diagnóstico y tratamiento del TDAH. Buenos Aires:
Panamericana.

Caraballo, A. (22 de febrero de 2016). guiainfantil.com. Obtenido de


https://www.guiainfantil.com/articulos/salud/hiperactividad/como-explicar-al-nino-que-
es-hiperactivo/

ALUMNO: Hurtado Aguilar Adán

PROFESORA: Sánchez Llanos Karina

CURSO: Diagnostico e Informe

UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO – 2018-II