Está en la página 1de 6

UN CORAZON RENOVADO

JEREMIAS 29:13 y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro


corazón.
INTRODUCCIÓN
Profeta jeremías
DESARROLLO
QUE ES CORAZON
• El músculo conocido como el corazón se considera como el centro de la vida física.
Es el enfoque de todas las funciones vitales del cuerpo. Sin embargo, en el sentido
figurado, el corazón se ha venido a conocer como el centro mental y espiritual de la
persona. El corazón, en lenguaje bíblico, esta muy conectado con el intelecto (Mateo
13:15), los pensamientos (Lucas 6:45), actitudes (Hebreos 4:12), decisiones (Prov.
16:1; 2 Cor. 9:7), deseos (Salmo 37:4; Rom. 1:24), emociones (Salmo 4:7; Juan 16:6)
y verdadero carácter (1 Sam. 16:7) de la persona.

• Tomando todo esto en consideración, es importante saber sobre la naturaleza del


corazón. La Biblia nos enseña claramente que el corazón es algo en que no podemos
confiar. Considera lo que dice Jeremías en
Jer 17:9, "Engañoso es el corazón mas que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo
conocerá?" Claro, la pregunta "quien lo conocerá" es retórica. La respuesta es obvia:
nadie lo puede entender, solo el Señor, que lo conoce.
Jesús dijo que del corazón salen pensamientos malvados, homicidios, adulterio,
fornicación, hurtos, mentira y blasfemias (Mat 15:19).
Lo que nos hace impuros no es lo que entra en la boca, sino lo que sale del corazón
(Mat 15:17-18,20).
El corazón es la fuente de los obstáculos entre la confianza y fe que debemos tener.
Por eso Prov. 28:26 dice,
"El que confía en su propio corazón es necio; mas el que camine en sabiduría será
librado." ¿Cómo debemos caminar? Con sabiduría. ¿De donde viene? Del Señor-la
Biblia (Prov. 2:6; Sant. 1:5; 2 Tim 3:15). Es Dios quien dirige nuestros pasos (Prov.
20:24).
AMARGURA
El barco
Ora por un corazón puro y deja que las palabras de Jesús vivan en ti ricam
Cuando Dios habla en la Santa Biblia del corazón, no se refiere en la mayoría de los
casos al músculo hueco y piramidal situado en la cavidad torácica que bombea la
sangre a todo el cuerpo. Por lo general usa esta palabra, para comunicar y enviar un
mensaje con detalle especial a su criatura más preciada: el ser humano. El corazón
para Dios en estos textos, es el asiento de las actitudes, emociones y de la
inteligencia. Se refiere a la mente, los pensamientos, los sentimientos y al intelecto en
general. Y con ello, espera encaminar a sus hijos para que tengan una comunión con
EL de manera permanente
Obviamente no se refiere al músculo ya mencionado. Está indicando la actitud de
rebeldía de Faraón contra Dios. Y en el libro de Ezequiel el mensaje está bastante
claro con respecto a su pueblo.
El corazón es un campo de batalla donde el enemigo quiere ganar. Sabe que hay
algunos que no saben, ni conocen su posición en Cristo y por eso dejan que el
enemigo ataque y endurezca sus corazones por medio del pecado. ¿Qué tan
importante es nuestro corazón? De él mana la vida, es tan importante que el enemigo
lo quiere. Si permitimos que el enemigo lo llene podemos lastimar a la iglesia, a
nuestra familia, hermanos y a otras personas. (Mateo 12:34) dice Generación de
víboras ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del
corazón habla la boca. Pero la Biblia nos enseña 3 claves para renovar nuestro
corazón y no dejar que Satanás robe nuestras bendiciones, aún nuestra salvación
veamos:
Una de las cosas que Dios aborrece, es un corazón de piedra, orgulloso, lleno de
ídolos y de pecado. Creo que a Dios le molesta tanto , por el hecho de saber que no
fue el propósito por el cual nos creo , sino como consecuencia de la desobediencia del
hombre. Sin embargo, si tu lo permites y tomas la decisión correcta, Dios puede
cambiar ese corazón, como lo hizo con Israel.
Ese “corazón de piedra” que Dios menciona y que lo conoce muy bien, describe un
estado de insensibilidad espiritual y de indiferencia moral. Situación terrible para la
Salvación. En Proverbios 10:8. y Marcos 2:6 como a lo largo de la Palabra, Dios
reitera la expresión. “El sabio de corazón aceptará mandatos, mas el necio charlatán
será derribado” “Pero estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales
cavilaban en sus corazones…” Expresiones como “sabio de corazón ” y “cavilaban en
sus corazones ” muestran que se atribuía al corazón el asiento de la inteligencia.
Un corazon de piedra es frio... aleja a las vidas. Un corazon de carne es tierno... invita
a las vidas acercarse a Cristo.
El texto alude a los sentimientos. Hay sentimientos buenos y malos. La amargura, por
ejemplo, es un sentir. En general, no te dejes arrastrar por los sentimientos.
1Co_13:1-3 El famoso texto del amor nos enseña que no importa lo que hagamos: sin
amor no funciona. El amor fluye del corazón, de lo cual se desprende una pregunta:
¿tienes suficiente amor en tu corazón para hacer lo que estás haciendo?
¿Cuál es nuestra motivación para hacer las cosas? ¿Para que me vean, para recibir
reconocimiento? ¿Estamos fingiendo o somos transparentes? Porque recordemos que
todo sale a la luz. A veces la gente se acerca a ti con malas intenciones, lo cual por
supuesto también saldrá a la luz.
Así como cuidamos la higiene externa y nos bañamos diariamente, así debemos
cuidarnos internamente.
1Pe 3:3-4 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro
o de vestidos lujosos, (4) sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de
un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

Pedro está aconsejando que no se le conceda tanto énfasis a lo externo. Habla de


“peinados ostentosos” porque en su tiempo éstos llegaban a ser como altos y
complicados como enredaderas. Más bien, tengan un espíritu humilde, se trata de un
corazón humilde: sujeto a Dios. Apacible significa tranquilo.

Pero Mateo 15:18 no deja dudas. Es un llamado especial y no debemos hacernos los
locos. “Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; … Porque del corazón salen los
malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los
falsos testimonios, las blasfemias…”
A causa de tu pecado tu corazón se ha vuelto de piedra y se ha convertido en la
prisión de la semilla santa (la palabra de Dios), "El corazón del hombre es como
una piedra que sella o abre la entrada del tesoro de Dios" Arrepiente hoy y
recibirás la bendición y la prosperidad de Dios en tu vida.
1 de Samuel 16:7
“porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está
delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.”

El Señor está interesado en el corazón. No le importa nuestra apariencia


exterior, esto es, si aparentamos ser “buenos” y “puros”. Los fariseos eran así.
Parecían ser puros por fuera, ¡pero por dentro eran hipócritas! Como Jesucristo
característicamente les dijo
LO QUE MAS AFECTA EL CORAZÓN
• la amargura es una angustia en el alma, es estar triste, desanimado y en
desesperación; es sufrir una dece-pción y sentirse sin esperanza. Es cómo se siente
el alma por circunstancias que nos afectan y que no podemos cambiar; es tener una
profunda desazon o tristeza y resentimiento, acompañada de hostilidad e ira
reprimida hacia otros o uno mismo
Estimada Cristina:
Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes
comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vínculo
matrimonial. A continuación te remito dicha lista, que como verás, la he dividido en dos
partes. Básicamente, un apartado con las cosas de nuestros cinco años de matrimonio
con las que me gustaría quedarme y otra con las que te puedes quedar tú.
COSAS QUE DESEO CONSERVAR:
-La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la
oficina.
- El leve rastro de perfume que quedó flotando en el ascensor una mañana, cuando te
bajaste en la segunda planta, y yo aún no me atrevía a dirigirte la palabra.
-El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a cenar.
- La mancha de rimel que dejaste en mi almohada la noche de bodas, cuando por fin
dormimos juntos.
- La promesa de que yo sería el Único que besaría la constelación de pecas de tu
pecho.
- Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo, en medio de tus carcajadas, durante
nuestra luna de miel, mientras subíamos al tren.
- Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos y hablando.
También me quedaré, si no te molesta, con las horas que pasé simplemente soñando
o pensando en ti.

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;


Porque de él mana la vida.
COSAS QUE PUEDES CONSERVAR TÚ:
- Las cenas en silencio, interrumpidas únicamente por el ruido de los cubiertos, porque
ya no tenías nada para contarme.
- Aquellos besos obligados que me dabas, cuyo ingrediente principal era la rutina.
- El sabor agrio de los insultos y los reproches.
- La sensación de angustia al estirar la mano por la noche para descubrir que tu lado
de la cama estaba vacío, porque te quedabas hasta tarde navegando en Internet o
hablando con tus amigos ocasionales en Facebook.
- Las náuseas que trepaban por mi garganta cada vez que notaba un olor extraño en
tu ropa. - El cosquilleo de mi sangre pudriéndose cada vez que te encerrabas en el
baño a hablar por teléfono.
-Alan y Cecilia... Los nombres que nos gustaban para los hijos que nunca llegamos a
tener.
Con respecto al resto de objetos que hemos adquirido y compartido durante nuestro
matrimonio (el automóvil, los muebles, la casa, etc) solo quiero comunicarte que
puedes quedártelos todos. Al fin y al cabo sólo son eso... objetos.
Afectuosamente,
Roberto.
CONCLUSIÓN
Honrar al Señor con todo el corazón
Busca primero a Dios cada día, pon en sus manos tu vida y todos tus proyectos
¡confía! ÉL es tu Dios, ÉL cuida mejor que nadie todas tus cosas. No te
impacientes ni dejes que las preocupaciones te asfixien y te roben la paz. Detén
la ansiedad y mejor da gracias a Dios, pues todo va a salir bien. El Señor conoce
tu corazón, quiere purificarlo y renovarlo. Camina en la Fe y deja a Dios obrar en
tu vida.
Lo que hace bueno o malo a un hombre es su corazón, su interior. De un
corazón bueno brotará bondad y acciones buenas. De un corazón malo brotará
maldad y acciones malas. Por lo tanto, una de nuestras súplicas a Jesús es que
nos cambie nuestro corazón de piedra por uno de carne. Que nos cambie
nuestro corazón por un corazón como el suyo: “El amor de Dios ha sido
derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”
Ezequiel 36:26″ Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de
vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón
de carne.