Está en la página 1de 30

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LAS RELACIONES

EXTERIORES
UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA
P.F.G.: ESTUDIOS POLÍTICOS Y DE GOBIERNO

REVISIÓN DE SENTENCIAS DE LA CORTE INTERAMERICANA


DE LOS DERECHOS HUMANOS

Estudiante: Gladys Rojas


Caracas, 16 de septiembre de 2014
ÍNDICE

Dedicatoria…………………………………………………………….…...Pág. 3.

Agradecimientos.………………………………………..………................Pág. 4.

Introducción…………………………………………………………….......Pág. 5.

Justificación………………………………………………………….…......Pág. 7.

Presentación De La Institución…………………………………………......Pág. 8.

Objetivo General……………………………………………………..….…Pág. 9.

Objetivo Específico……………………………………………………...…Pág. 9.

Análisis Y Desarrollo De Las Actividades Realizadas…………………....Pág. 10.

Soporte Teórico De Las Actividades Realizadas……………………….....Pág. 22.

Soporte Metodológico…………………………………………………..…Pág. 23.

Recomendaciones a la Institución………………………………………....Pág. 24.


Conclusiones………………………………………………………….…....Pág. 25.

Bibliografía…………………………………………………………….…..Pág. 27.
DEDICATORIA

A Dios primeramente, (Jehová De Los Ejércitos) cómo Ser Supremo, quién nos guía siempre,

dirige, orienta y ejecuta nuestros propósitos al destino indicado para un futuro acertado y ser

instrumentos para honrar a nuestro país, que en estos momentos necesita de personas que presten sus

servicios sin interés propio, sino procurar el beneficio de todos los Ciudadanos que aspiran recibir de su

país (Venezuela) las mejores atenciones, eficaces y productivas en el momento que las necesidades se

presenten.

A mí Padre y a mi Madre, quienes fueron instrumentos utilizados por Dios para darme la vida y

aprender a luchar en la misma, siempre y cuando las dificultades se presenten y superarlas para generar

los cambios necesarios en mí vida, y en nuestro país, que como futuros Politólogos emprenderemos

mediante las exigencias requeridas por el Estado venezolano, cumpliendo así con nuestros deberes y

ejerciendo nuestros derechos.


AGRADECIMIENTOS

He pasado horas realizando la pasantía, especialmente en las tardes del mes de junio y mediados de

julio, del año 2014, las cuales me parecieron cortas, ya que me socialicé con las personas que estuvieron

cerca de mí, a ellas también les pareció corto mi tiempo de permanencia allí, en la Agencia del Estado

ante los Organismos Internacionales, del Ministerio del Poder Popular Para Las Relaciones Exteriores.

Agradezco al Señor Carlo Mavares, primeramente, mensajero de la Agencia del Estado, quién me

guió en mi búsqueda de pasantías hacia la misma, en ocasión de encuentro improvisado en el Centro de

Caracas, a: Norevis, Cortéz, (Abogada) quién me dio aliento al recibirme, y al estar allí en el sitio

indicado, me dijo lo siguiente: sí, seguro te irá bien aquí, a Manuel García, (Abogado) ya que lo

molestaba haciéndole preguntas sobre mis dudas durante mis actividades diarias de aprendizaje, al

Doctor Germán Saltrón, (Agente del Estado) a quién también interrumpí en su oficina con mis

preguntas acerca del Sistema Interamericano de Justicia, y al Doctor Fermín Toro Jiménez, Tutor

Académico, quién me instruyó en el conocimiento sobre el Derecho Internacional Público.


INTRODUCCIÓN

Cuando comencé la Pasantía, me fue asignado como trabajo diario la Revisión de determinadas

Sentencias, las cuales están relacionadas con el Derecho Internacional Público y el Derecho Interno

venezolano. En el curso de este trabajo descubrí que algunas Sentencias de la Corte Interamericana de

Derechos Humanos, cuyo proceso no había sido precedido del agotamiento previo de las instancias y

recursos judiciales del Derecho interno venezolano, tal como lo exige la Convención Americana de

Derechos Humanos o Pacto de San José. En otros casos, sin embargo, pude constatar que se había

producido el referido agotamiento interno, en varias sentencias, en materia de Derechos Humanos, de

niños, niñas y adolescentes especialmente desde el momento en que la L.O.P.N.A. entró en vigor.

Otras de las características apreciadas en las Sentencias de la Corte Interamericana de Derechos

Humanos, relativas a Venezuela consistió en que se apreció como diferente el trato político de dicho

Tribunal hacia Venezuela, en cuanto se manifestó más respetuoso de nuestra soberanía legislativa, que

desde 1.999 hasta el momento en que Venezuela se retiró de la Convención Americana de los Derechos

Humanos, apreciamos en esta última etapa que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha

fundamentado sus fallos en una concepción supranacional de las decisiones, dicha interpretación

oculta una pretensión imperialista inaceptable, hacia los países miembros de la Convención, y en

particular, hacia la República Bolivariana de Venezuela. Lo que nos sugiere que es necesario también

examinar el comportamiento hacia nuestro país del Consejo de los Derechos Humanos de la Organi-

-.5.-
Zación de las Naciones Unidas, hacia donde convergen hoy exclusivamente las denuncias por

Violación de Derechos Humanos contra el gobierno de Venezuela, una vez que se produjo el retiro de

la República Bolivariana de Venezuela la Convención Americana de Derechos Humanos.

-.6.-
JUSTIFICACIÓN

La razón fundamental que determinó la pasantía, fue por la exigencia académica de ésta, por la

Universidad Bolivariana de Venezuela, como requisito indispensable de pre-grado, para obtener el

título profesional de Licenciada en Estudios Políticos y de Gobierno, que tuvo lugar en la Institución del

Ministerio Del Poder Popular Para Las Relaciones Exteriores. Las actividades que me fueron

asignadas consistieron en desarrollar mi aprendizaje a través de la Revisión y análisis jurídico y

político de algunas sentencias dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, cuyo

destinatario fue el Estado venezolano. Ejercicio teórico-práctico, tal como se me indicó, para poder

culminar la carrera emprendida de Estudios Políticos y de Gobierno, como parte de mi formación como

profesional en la Universidad Bolivariana de Venezuela.

-.7.-
PRESENTACIÓN DE LA INSTITUCIÓN

EL Ministerio Del Poder Popular Para Las Relaciones Exteriores es uno de los órganos que conforma

el Poder Ejecutivo de la República. Su función es planificar, promover, dirigir y organizar las

relaciones exteriores entre Venezuela y otros Estados, así como con diversas Organizaciones

Internacionales, como actividad orgánica de la República, para impulsar la política exterior venezolana

en la Sociedad Internacional. La estructura comprende los siguientes Viceministerios:

 Viceministerio para África

 Viceministerio para América Latina

 Viceministerio para América del Norte

 Viceministerio para Asia, Medio Oriente y Oceanía

 Viceministerio para la Economía y Cooperación Internacional

 Órganos y Entes Adscritos al Ministerio o Misiones Diplomáticas (Dentro de éstos últimos

entes, está la oficina del Agente Estado para los Derechos Humanos ante los Organismos

Internacionales).

-.8.-
OBJETIVO GENERAL:

1.1.-Poner de manifiesto la indebida e inaceptable tendencia de la Corte Interamericana de Derechos

Humanos a considerar sus fallos, como supranacionales, es decir de aplicación ineludible e

incondicional, por parte de los Estados miembros, partes sometidos a un proceso judicial ante dicha

Corte, pues esta interpretación contradice la naturaleza consensual que fundamenta todo Tratado

Internacional. Ya que, cualquier sentencia de la Corte que pretenda menoscabar la soberanía de un

Estado parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos representa una transgresión del

Derecho Internacional Público, por constituir una negación de la naturaleza estrictamente consensual

de los Convenios Internacionales, fuente formal y legítima de éste Derecho, según la única

interpretación posible del artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, norma jurídica

de carácter constitucional que rige y preside la regulación jurídica de la Sociedad Internacional.

OBJETIVO ESPECÍFICO:

1.1.-Revisión de cada una de las Sentencias dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos

respecto a Venezuela en los casos siguientes:

C.I.D.H. Caso: Hermanos Uzcátegui Vs Venezuela.

C.I.D.H. Caso: Luis Castillo Vs Venezuela.

C.I.D.H. Caso: Raúl Pena Díaz Vs Venezuela.

C.I.D.H. Caso: Usón Vs Venezuela.

C.I.D.H. Caso: El Caracazo Vs Venezuela.

-.9.-
C.I.D.H. Caso: El Amparo Vs Venezuela.

C.I.D.H. Caso: López Mendoza Vs Venezuela.

ANÁLISIS Y DESARROLLO DE LAS ACTIVIDADES REALIZADAS:

Mis actividades desarrolladas durante la pasantía, consistieron en: estudiar cada una de las

Sentencias que me asignaron, tomando en cuenta los argumentos y pruebas aducidas por cada una de

las partes en el proceso, es decir La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Estado

venezolano. Dicha actividad me condujo a la siguiente reflexión; merece crítica la intervención o

injerencia por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ha puesto de manifiesto en

varias ocasiones, en Sentencias dictadas contra el Estado venezolano, el propósito de que la República

Bolivariana de Venezuela modifique su sistema jurídico de Derecho Interno, aún, cuando esa

modificación vulnere o sea incompatible con el sistema jurídico en vigor, lo que constituye además,

una flagrante violación del Derecho Internacional Público, de respeto debido a la soberanía estatal

venezolana. A esto se ánade que el estudio de los instrumentos jurídicos internacionales que regulan

los procesos de actuación de la Comisión Americana de Derechos Humanos y asimismo que la Corte

Americana de Derechos Humanos no responden en su texto al principio jurídico universal del respeto al

Debido Proceso, lo que lesiona la soberanía de los Estados parte en cualquier contencioso judicial ante

el Tribunal Interamericano. En particular no reconoce el referido principio consagrado en el artículo

49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, hecho por lo demás, razón principal

-.10.-
Por la cual nuestro país se retiró justificadamente del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Estudio y conclusiones acerca de la Jurisprudencia, del órgano judicial de la Organización de

Estados Americanos, como fuente del Derecho Internacional Público, para los Estados partes de dicha

Organización. Como en cualquier proceso judicial nacional o internacional, las sentencias de la Corte

Interamericana de Derechos Humanos incluyen tres partes fundamentales, que deben ser objeto de

análisis y síntesis, por separado y en conjunto:

 La relación pormenorizada de los hechos que conforman el litigio, llamada parte Narrativa de

la sentencia.

 Fundamentación o razones en que se basa el fallo, o parte Motiva de la Sentencia.

 La decisión jurídica final o fallo, parte Decisoria de la sentencia.

La Sentencia, como acto judicial internacional, mediante la cual se resuelve un litigio, entre el

demandante, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Estado venezolano, antes de ser

aplicada en La República Bolivariana de Venezuela, debe ser examinada por la Sala Constitucional de

Tribunal Supremo de Justicia a fin de verificar la compatibilidad del fallo, con el Derecho Interno

venezolano, a la luz de las normas y principios constitucionales del Estado venezolano, con el

propósito de que ésta pueda ser aplicada en nuestro país solo si es compatible con las normas y

principios referidos. A continuación y a los fines indicados mencionamos que en esta Pasantía.

-.11.-
Revisamos y tomamos como ejemplo tres sentencias de la mencionada Corte Interamericana,

referidas al Estado venezolano:

1.----CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

CASO: EL CARACAZO

El 07 de junio de 1999, la Comisión presentó la demanda ante la Corte en contra del Estado

venezolano, en la cual se invocó los artículos 50 y 51 de Convención Americana sobre Derechos

Humano (en adelante “la Convención” o la “Convención Americana”) y los artículos 32 y siguientes del

Reglamento. La Comisión lo sometió con el fin de que la Corte decidiera si hubo violación, por parte

de Venezuela, de los artículos: 4.1 (Derecho a la Vida), 5 (Derecho a la Integridad Personal), 7

(Derecho a la Libertad Personal), 8.1 (Garantías Judiciales), 25.1 y 25.2.a. (Protección Judicial) y 27.3

(Suspensión de Garantías) en concordancia con los artículos: 1.1 (Obligación de Respetar los

Derechos) y 2 (Deber de Adoptar Disposiciones de Derecho Interno), de la Convención Americana, en

razón de los sucesos ocurridos durante los meses de febrero y marzo de 1989 en la ciudad de Caracas,

Venezuela, el Estado venezolano violó los Derechos Humanos, en perjuicio de 44 víctimas:

 a.) El Derecho a la Vida, en perjuicio de las siguientes personas: Miguel Angel Aguilera La

Rosa, Armando Antonio Castellanos Canelones, Luis Manuel Colmenares, Juan José Garrido

Blanco, Daniel Guevara Ramos, Gustavo Pedro Guía Laya, Mercedes Hernández González,

Crisanto Mederos, Francisco Antonio Moncada Gutiérrez, Héctor Ortega Zapata, Richard José

Páez Páez, Carlos Elías Ojeda Parra, José del Carmen Pirela León, José Vicente Pérez

-.12.-
Rivas, Jorge Daniel Quintana, Wolfgang Waldemar Quintana Vivas, Yurima Milagros Ramos

Mendoza, Iván Rey, Rubén Javier Rojas Campos, Esteban Luciano Rosillo García, Leobardo

Antonio Salas Guillén, Tirso Cruz Tezara Álvarez, José Miguel Liscano Betancourt, Juan

Acasio Mena Bello, Benito del Carmen Aldana Bastidas, Jesús Calixto Blanco, Boris Eduardo

Bolívar Marcano, Jesús Alberto Cartaya, Julio César Freites, Héctor Lugo Cabriles, José

Ramón Montenegro, Elsa Ramírez Caminero, Sabas Reyes Gómez, Fidel Romero Castro, Alis

Flores Torres, Roberto Valbuena Borjas y José Valero Suárez;

 b.) El Derecho a la Libertad Individual en perjuicio de las siguientes personas: Luis Manuel

Colmenares, Boris Eduardo Bolívar Marcano, José Ramón Montenegro, Juan Acasio Mena

Bello y José Miguel Liscano Betancourt;

 c.) El Derecho a la Integridad Personal en perjuicio de las siguientes personas: Gregoria

Matilde Castillo, Henry Herrera Hurtado y Noraima Sosa Ríos.

 d.) El artículo 27.3 (Suspensión de Garantías), ya que no cumplió con informar a los demás

Estados Partes de la Convención, por medio del Secretario General de la Organización de los

Estados Americanos, la suspensión de garantías constitucionales durante los sucesos de

febrero y marzo de 1989.

 e.) Las Obligaciones de respeto de los Derechos Humanos, garantías impuestas por el

artículo 1.1 de la Convención, como el deber de adoptar disposiciones de derecho interno

establecido en el artículo 2 de la misma.

El Estado venezolano no informó de la suspensión de Garantías Constitucionales por los sucesos de

febrero y marzo de 1.989, cuando aplicó la represión contra grupos armados irregulares, que la

misma obedeció a un patrón desproporcionado en los barrios de Caracas; Lo que obligó al Estado

-.13.-
Venezolano a adoptar disposiciones de Derecho Interno previstas por el artículo 2 de la

Convención Americana; asimismo, solicitó que la Corte impusiera al Estado venezolano la

realización de una investigación para identificar, procesar y castigar penalmente a los

responsables de las ejecuciones extrajudiciales de 35 personas, las desapariciones de 2 personas y

las lesiones de 3 personas e investigar los hechos relativos a 4 personas cuyos Derechos Humanos

fueron afectados, de los cuales no es responsable el Estado venezolano. También que la Corte

Interamericana le exigiera al Estado venezolano que tomara las medidas necesarias para que los

familiares de las personas fallecidas y lesionadas con carácter permanente durante los sucesos de

febrero y marzo de 1989 y se instó a:

 a.) Realizar una investigación a fin de identificar, procesar y sancionar disciplinaria,

administrativa y penalmente a los responsables del entierro ilegal de cadáveres en las fosas

comunes del sector La Peste del Cementerio General del Sur;

 b.) Continuar con el proceso de exhumación de cadáveres paralizado desde 1991; identificar los

65 cadáveres restantes; determinar mediante necropsias las causas de la muerte e informar a las

respectivas familias para que les den sepultura;

 c.) Entregar inmediatamente los restos a los familiares de las víctimas cuyos casos indiquen que,

a pesar de tener conocimiento de las muertes, todavía el Estado no ha cumplido con la entrega de

los mismos;

 d.) Informar a la ciudadanía venezolana la lista oficial con los nombres y apellidos de las 276

personas fallecidas durante los indicados sucesos, así como las circunstancias de su muerte.

-.14.-
Además, realizar una investigación a fin de identificar, procesar y sancionar disciplinaria admi-

nistrativa y penalmente a los agentes del Estado que resulten involucrados en la muerte de esas 276

personas. Una vez probada la participación de los agentes del Estado, pagar a los familiares una

justa indemnización compensatoria por daños Patrimoniales y extra-patrimoniales, incluyendo el

daño moral;

 e.) Levantar inmediatamente el secreto sumarial de los casos que se encuentran pendientes,

tanto en la jurisdicción ordinaria como en la jurisdicción militar. Los tribunales de justicia

deberán ubicar en coordinación con las organizaciones no gubernamentales de Derechos

Humanos a los familiares de las víctimas, a fin de que colaboren con información adicional

para el esclarecimiento de los hechos, y;

 f.) Efectuar el pago de costas y reembolsar los gastos incurridos por los representantes de

las víctimas para litigar este caso tanto nacional como internacionalmente.

 g.) Además se obligó al Estado venezolano a investigar la inhumación irregular de cadáveres

de los sucesos acontecidos en el año 1.989.

La Corte se declaró competente para decidir en el presente caso el 24 de junio de 1989.

La tramitación del caso y la solicitud de la información pertinente sobre el caso, el 29 de marzo de

1.995. Después de muchas vicisitudes entre el gobierno venezolano y la Comisión de Derechos

Humanos, entre 1.995 y 1.998, la Comisión intentó la demanda contra el Estado venezolano el 7 de

junio de 1.999.

En audiencia pública de 10 de noviembre de 1.999, Venezuela, reconoció los hechos expuestos

por la comisión, en la sección III de su demanda, los cuales se encuentran reunidos en el párrafo III

-.14.-
de la Sentencia. Venezuela aceptó la demanda y reconoció su responsabilidad Internacional,

manifestando además, que hubo un retardo aberrante y una negación de injusticia retardada en los

tribunales venezolanos para sancionar los hechos y responsabilizar al Estado venezolano. En

consecuencia la Corte consideró que había cesado la controversia entre el Estado venezolano y la

comisión en cuanto al caso.

La Corte decidió el 11 de noviembre de 1.999:

Tomar nota del reconocimiento efectuado por el Estado venezolano sobre los hechos suscitados

en la demanda y su responsabilidad sobre la violación de los Derechos Humanos, en las personas

nombradas en la demanda y abrió el procedimiento sobre reparaciones y costas.

-.15.
2.---- Corte Interamericana de Derechos Humanos

Caso: López Mendoza Vs Venezuela

La Comisión aceptó la petición contra Venezuela, el 8 de agosto de 2009. A tal fin, adoptó el

informe de fondo sobre las medidas que debía adoptar la República Bolivariana de Venezuela que

transmitió al Estado venezolano; el cual adoptó las medidas recomendadas por la Comisión, al acudir

en demanda ante la Corte contra el Estado venezolano por haber inhabilitado al Señor Leopoldo

López Mendoza, que por vía de una decisión administrativa, le prohibió a éste su participación en las

elecciones regionales del año 2008, así como por no haber otorgado al Señor López Mendoza las

garantías judiciales y la protección judicial que consistió, en que la Sala Constitucional de la

República Bolivariana de Venezuela manifestó que “no es posible por vía de una sanción

administrativa destituir a un funcionario de elección popular”, no obstante, la Contraloría General de

la República puede ejercer, en relación a este representante de elección popular, salvo las sanciones

administrativas que no impliquen la pérdida definitiva de su investidura. En consecuencia, puede

imponer multas, la inhabilitación y la suspensión. Sentencia N° 1.056 de fecha 31 de mayo de 2005

(Contraloría General de la República). Además, la Sala Constitucional ha indicado que “la sanción

impuesta”, no puede entorpecer las funciones del representante popular en el período para el cual fue

electo, por tanto la mencionada inhabilitación debe comenzar a surtir sus efectos legales una vez

vencido el período para el cual fue electo el sancionado, o a partir de que cese efectivamente en el

ejercicio de sus funciones con ocasión de las nuevas elecciones”.

-.16.-
(Sentencia N° 174 de fecha 08 de marzo de 2005 emitida por la Sala Constitucional del Tribunal

Supremo de Justicia). En el Caso de la Cámara del Municipio Sucre del Estado Miranda conforme a la

Sentencia No. 1266 de 6 de agosto de 2008 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia,

así como una reparación adecuada compensatoria, la razón de su responsabilidad por la decisión

administrativa en cuestión .

La Comisión solicitó a la Corte que declarara al Estado venezolano responsable de la violación de

los artículos: 23, 8.1 y 25 en correlación con los artículos: 1.1 y 2 de la Convención Americana de

Derechos Humanos, en perjuicio del señor Leopoldo López Mendoza.

La demanda notificada a la República Bolivariana de Venezuela consistió fundamentalmente en

exigir al Estado venezolano en la obligación de restituir al señor Leopoldo López Mendoza a sus

derechos políticos y adecuar el ordenamiento jurídico venezolano ( en particular el artículo 105 de la

Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control fiscal), que

sirvió de fundamento para aplicar la inhabilitación del señor López Mendoza, para la postulación a un

cargo de elección popular, y así adecuar la legislación venezolana al artículo 23 de la Convención

Americana, así como restablecer las garantías del debido proceso en los procedimientos

administrativos de la Contraloría General de la República. Contestada la demanda por el Estado

venezolano, alegó como excepción para ser resuelta previamente la falta de imparcialidad en las

funciones que desempeñan algunos de los jueces integrantes de la Corte Interamericana. Este alegato

de carácter preliminar fue desestimado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El señor Leopoldo López Mendoza ejerció dentro del Derecho Interno venezolano, todos los

recursos administrativos y jurisdiccionales que le ofrecía dicho ordenamiento, a fin de revertir la

-.17.-
decisión de inhabilitación que le impuso la Corte Interamericana que por unanimidad resolvió en su

fallo.

El Estado venezolano es responsable de la violación del derecho a ser elegido, que corresponde al

Señor Leopoldo López Mendoza, según los artículos 23.1.b. y 23.2 de la Convención Americana.

Sobre este tema, la Sentencia de la Sala Constitucional No. 1309/2001, entre otras, aclara que el

derecho es una teoría normativa puesta al servicio de la política que subyace tras el proyecto axiológico

de la Constitución y que la interpretación debe comprometerse, si se quiere mantener la supremacía de

la Carta Fundamental cuando se ejerce la jurisdicción constitucional atribuida a los jueces, con la

mejor teoría política que subyace tras el sistema que interpreta, se integra con la moralidad institucional

que le sirve de base axiológica. Agrega el fallo citado: en este orden de ideas, los estándares para

dirimir el conflicto entre los principios y las normas deben ser compatibles con el proyecto político de la

Constitución ( Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia) y no debe afectar la vigencia de

dicho proyecto con elecciones interpretativas ideológicas que privilegian los derechos individuales a

ultranza, o que acojan la primacía del orden jurídico internacional sobre el derecho nacional en

detrimento de la Soberanía del Estado.

Concluye la Sentencia que: no puede ponerse un sistema de principios supuestamente absoluto y

supra-histórico por encima de la Constitución y que son inaceptables las teorías que pretenden limitar la

Soberanía y la autodeterminación nacional.

-.18.-
3.---- Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso: El Amparo: (Sentencia de Reparaciones)
14 de septiembre de 1.996.

El 16 de septiembre de 1.997, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó una sentencia

sobre la petición dirigida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que solicitó de ella una

interpretación o aclaración del artículo 67 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en

relación con la sentencia de reparación que dictó la Corte el 14 de septiembre de 1.996, referida ésta

última sentencia, sobre el caso del Amparo y el Estado venezolano.

La solicitud de interpretación del artículo 54 del Código Orgánico de Justicia militar, de la entonces

ex-República de Venezuela, consistió en que el presidente de la República de Venezuela, había

ordenado que no se abriera averiguación sumarial contra el Mayor del Ejército venezolano, quien actuó

como Juéz de Primera Instancia en lo penal , hecho que culminó con la separación del mencionado

Mayor, de su cargo de Juéz, después de lo cual el proceso penal venezolano de El Amparo continuó

su curso hasta finalizar en una Sentencia.

Estos hechos se interpretaron como una intervención o interferencia del gobierno venezolano del

Presidente Carlos Andrés Pérez, que no solo alteró el curso normal de dicho proceso, sino que solicitó

la Reforma del Código Orgánico de Justicia Militar venezolano, como una de las medidas de

reparación a las víctimas y además, la ausencia de toda decisión de sobreseimiento de la causa

-.19.-
Penal para poner fin a éste proceso por parte del Presidente de la República de aquel entonces.

La mencionada Sentencia fue suscrita con 5 votos contra 1, el Juéz disidente fué Antonio

Cançado Trindate, quién expresó que no compartía el fallo de los demás miembros de la Corte que

habían coincidido en que la Sentencia del Órgano de Justicia Militar Penal venezolano, no aplicó el

artículo 54 del Código Orgánico de Justicia Militar venezolano.

Por Sentencia del 14 de septiembre de 1.996, sobre el Caso El Amparo de Venezuela, la Corte

Interamericana de Derechos Humanos, resolvió que si bien el Estado venezolano reconoció los hechos

relativos a la conocida masacre de: El Amparo, quedaron pendientes por resolver diferencias entre las

partes, es decir, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la República de Venezuela en

torno al alcance de reparaciones y costas, por consiguiente la Corte decidió en su Sentencia del año

1.997 ya citada, la mencionada controversia, en los términos : en materia de reparaciones era y es

aplicable el artículo 63.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Como no era

posible restituir la vida a las personas que fueron víctimas de dicha masacre, se planteó una forma

sustitutiva de reparación en favor de los familiares y dependientes de las víctimas. Esta es la

indemnización pecuniaria que incluye tanto el daño material, como el daño moral. El Estado

venezolano a su vez, por escrito de 02 de enero de 1.996, manifestó que el monto de los gastos

reclamados por los familiares de las víctimas era desproporcionado y no se adecuaba a la

realidad, por tanto la Corte decidió conceder 2.000$ U.S. como compensación de los gastos. En

cuanto al resto de los danos materiales sufridos por las víctimas, la Corte decidió que la in –

-.20.-
demnización, que correspondía otorgar a cada una de las víctimas, se debía basar en la edad

que tenían éstas al momento de su muerte y los anos que le faltaban para llegar a la edad en

que se calcula la cifra de la expectativa normal de vida en Venezuela o el tiempo que

permanecieron sin trabajar, en el caso de los sobrevivientes. La Corte Interamericana sobre Derechos

Humanos basó su estimación sobre el Salario base no inferior al costo de la Canasta Alimentaria

Básica. A éste resultado se le aplicó una deducción de 25% por gastos personales, y al monto final se

le sumaron los intereses corrientes desde la fecha de los hechos hasta la fecha de la Sentencia.

En cuanto al daño moral, la Corte decidió conceder como indemnización a cada una de las familias de

los fallecidos y a los sobrevivientes la cantidad de 20.000$ U.S.

La Corte declaró improcedentes las indemnizaciones pecuniarias, tampoco hizo pronunciamiento

alguno sobre la necesidad de que el Estado venezolano modificara el Código Orgánico de Justicia

Militar, ni los reglamentos e instrucciones castrenses venezolanos; decidió igualmente el

establecimiento de Fideicomisos en favor de las personas indemnizadas, e impuso al Estado

venezolano, la obligación de no gravar con impuesto alguno el pago de las indemnizaciones que serían

otorgadas a las víctimas o a sus familiares.

-.21.-
SOPORTE TEÓRICO DE LAS ACTIVIDADES REALIZADAS:

El soporte o fundamento teórico de este trabajo es el Derecho Internacional Público, que consiste

en un conjunto de normas y principios mediante los cuales se rige un conjunto de Estados miembros

de la Sociedad Internacional, cuyo propósito consiste en resolver pacíficamente las controversias

jurídicas entre éstos a través de procesos judiciales atribuidos a organismos. Las actuaciones judiciales

de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, parecen viciados por las razones expuestas,

afectados de una peligrosa tendencia, sin fundamento alguno, que consiste en la pretensión de sus

fallos de vulnerar la soberanía estatal y judicial de los Estados partes de la Convención, entre ellos, la

República Bolivariana de Venezuela, mientras fuimos Estado parte de la Comisión. (Ya que,

Venezuela se retiró de la C.I.D.H.)

-.22.-
SOPORTE METODOLÓGICO:

Afirmación y vigencia de la consensualidad como fundamento y fuente única y explícita del

Derecho Internacional Público, conforme al artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de

Justicia.

-.23.-
RECOMENDACIONES A LA INSTITUCION:

Examinar cuidadosamente todos los procedimientos y decisiones del Consejo de los Derechos

Humanos de la Organización de Naciones Unidas y de sus Órganos Judiciarios, ante las denuncias

sobre presuntas violaciones a los Derechos Humanos, imputados al gobierno de la República

Bolivariana de Venezuela. Sugerencia que obedece a que el mencionado Consejo de los Derechos

Humanos de la O.N.U., es hoy día el único Órgano Internacional habilitado para recibir denuncias y

asumir decisiones sobre la transgresión a los Derechos Humanos en Venezuela, con fundamento en el

Derecho Internacional Público y la membresía del Estado venezolano de la O.N.U.

-.24.-
CONCLUSIONES

La función del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, consiste en controlar, regular el

respeto a los Derechos Humanos de los Estados americanos que son parte de la Convención

Americana o Pacto de San José.

Quién toma la decisión, si el caso se admite o se rechaza es la Comisión Interamericana de

Derechos Humanos. En cuanto a la Organización de Naciones Unidas, las denuncias de violación de

Derechos Humanos, son procesadas por el Consejo de Derechos Humanos, siendo ésta menos

compleja que la Organización de Estados Americanos en materia de Derechos Humanos, además

dichas organizaciones están viciadas, por la injerencia de un país hegemónico como Estados Unidos,

por lo tanto se ha creado una visión distinta a través de los medios de comunicación, tanto nacional

como internacional para desconocer la violación de algunos casos que no convienen al mismo, por lo

cual La República Bolivariana de Venezuela se retiró de la Comisión Interamericana de Derechos

Humanos para demostrar las injusticias que cometen dichas organizaciones, ya que, en algunas

Sentencias se ha tratado de lesionar la Soberanía nacional, por ejemplo: en las Sentencias del General

Usón Vs Venezuela, López Mendoza Vs Venezuela , también aprendí que estas dos últimas

sentencias de Corte Interamericana De Derechos Humanos, fueron declaradas inejecutables por la

Sala Constitucional Del Tribunal Supremo de Justicia, por las razones indicadas, salvo las sentencias

del Amparo y el Caracazo, tienen justificación como sanción al Estado venezolano. Por último,

como ya explique anteriormente pude constatar la ausencia de respeto por parte de los organismos

-.25.-
judiciales interamericanos ya nombrados hacia el principio jurídico fundamental común a todos los

sistemas jurídicos de los Estados que conforman la Sociedad Internacional, como es el respeto al

“Debido Proceso.”

-.26.-
BIBLIOGRAFIA

Carta De Las Naciones Unidas.

Código Orgánico De Justicia Militar.

Código Orgánico Procesal Penal.

Constitución De La República Bolivariana De Venezuela.

Convención Americana De Derechos Humanos.

Documentos Básicos en materia de Derechos Humanos en el Sistema Interamericano- Comisión

Interamericana De Derechos Humanos. 1.989-F. – ST. N.W. WASHINGTON D.C.-20.006-WWW.

C.I.D.H. ORG.

Harry De Pérez C. -2002- Sistema De La O.N.U. Caracas-Venezuela- Hermanos Vadell.

Ley Orgánica de Amparo Sobre Garantías Constitucionales.

Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

Ley Orgánica Para La Protección De Niños, Niñas Y Adolescentes.

Reglamento De La Comisión Interamericana De Derechos Humanos.

Reglamento De La Corte Interamericana De Derechos Humanos.

-.27.-