Está en la página 1de 179

MINERIA

A RC H IV O

PARA USO DEL,

LECTOR

COLONIAL

Y COYUNTURA MUNDIAL

PERU (1913-1919)

JOSE FLORES MARIN

1974

É M

V

<>

.A

V?-

INTRODUCCION

Nuestra' historia patria, siempre se ha caracteri

zado por el énfasis puesto de manifiesto por los historiado^

/

res, a exceioión de algunos casos aislados, en hacer resal

tar los hechos políticos de nuestra principales figuras re

presentativas y los pasos que dieron para afianzarse en el

poder, o las medidas que tomaron para devalar tal o cual

levantamiento contra ellos, omitiendo aspectos muy impor -

tantes de la realidad nacional. Uno de ellos es el económi

co¡ que implica repercusiones profundas de tipo social,

-

principalmente en los estratos^$ÍÉnos favorecidos de núes -

en los estratos^$ÍÉnos favorecidos de núes - de conocer y hacer cono cer, la historia a$©nómica

de conocer y hacer cono

cer, la historia a$©nómica de nuestro país, siquiera en al

gunos periodos de su devenir, es que hemos realizado el

presente trabajo, que na pretende de ninguna manera ser un

estudio completo ni mucho menos, ya que sin duda adolece

de más defectos que virtudes, pero que sin embargo se pro­

pone:

'

'

'

1Q Hacer conocer de qué manera 1’a Guerra Mundial

afectó nuestra economía, y la incidencia de esta en

las

clases más necesitadas, a través de la explotación minemL;

y

22 Contribuir al conocimiento estadístico de la

actividad más impórtanos del quehacer de los peruanos

en

en este período, inestable de nuestra historia.

Precisamente el período que vivió el Perú duran­

te la realización de la primera Guerra Mundial, se caracte­

rizó .por la inestabilidad política, en el que no llegó

a

consolidarse firmemente, ningún gobierno, como una proyec -

ción de lo que sucedía en el mundo,, que ademáp del conflic

to mencionado, se vió sacudido por la revolución mejicana,

.y la rusa; y cuyas proyecciones socio-económicas lo sufrie

ron todos los pueblos en mayor o inenor grado, creándose si

tuneiones difíciles para los trabajadores en general. -

;.

P03: estas razones hemos escogido1este período

que abarca de 1913 a 1918? para realizar nuestra investiga

ción, de cuyos resultados presentamos: "Algunos Aspectos

de la Minería

(1913 ” 1918)

Peruana y sus implicancias' e n ;la Economía"

el que para una mayor comprensión ha sido di

vidido en.cinco capítulos generales.’'

.

El capítulo I trata 'de los temas* generales de la

minería antes de la Guerra Mundial, haciendo notar el sur­

gimiento de grandes empresas, que significa la penetración

imperialista de los capitales extranjeros. En segunda ins­

tancia se enfoca las implicancias de la guerra en la econo

mía peruana de m a n e r a .general, en una visión panorámica e

integral. La minería se encuentra intimamente ligada a otras

actividades como la agricultura por ejemplo, y los proble­

mas mineros son a veces también de tipo agrícola. La ocupa

ción minera de los campesinos significa despoblamiento de

tierras, falta de productos vegetales, desmembramiento de

las familias rurales, usurjjación de tierras por parte

de

los gamonales al quedar abandonadas las pequeñas parcelas

de los que "voluntariamente" se convirtieron en trabadores

mineros.

.

En el ©apítulo II enfocamos ya la minería, en lo

que■se refiere a la propiedad minera, que comprende: el Pa

drón General de Minas con el número de concesiones y perte

nencias; un análisis de las principales empresas establecí

das en el país; la contribución obtenida .por el pago del

canon üele 30 soles anuales porV^d'a pertenencia; y como úl­

tima referencia del capituló la "Oficina metalúrgicas" con r sus métodos de refinSá-bion.

.

■'

4 ^

. E l Capitulo III se

refiere a la producción mine­

ra, en lo que a cantidades y valores concierne, en donde

realisamos un análiss de aquella por departamentosjpor sus

tancias y arlos, con datos elaborados en numerosos cuadros,

haciendo además algunas comparaciones de la producción pe­

ruana. en relación con la del mundo.

En el Oapítúlo IV presentamos la- comercializa -

ción deles productos mineros, en cuanto a sus cantidades y

valores de exportación, por sustancias, aduanas y países

destinatarios; precios de los principales productos en los

mere,ados de New Yurk y Landres y su equivalencia en libras

peruanas.

.También,presentamos .en este capítulo, el valor

del impuestoa,.;a. la:,.e,^ortación desde 1915, año en

que

se

venció la vigencia ríe la Ley de 1890 que prohibía todo

gravamen d. la ■industria minera durante 29 años. Finalmen­

te cierra esta parte, la presentación de los minerales

que.fueron.:objeto de importación , como son el carbón, el

oro-y el petróleo

entre otros.

.

.

.

.

. Postreramente el capítulo,V enfoca los aspee-

t-os sociales, de. la minería, referidos a las condiciones

de

trabajo, de. los obreros, a los.-- salarios, a los sistemas

de trabajo, los accidentes que se producen en esos cen

~

tros-laborales; y por último los movimientos obreros -que

se manifiestan.- en numerosas huelgas.,,.en

solicitud 'por

lo general.de.-aumento de. salarios., ya que la carestía de

los'artículos, de subsistencia así 10 exigían, como aparen

tómente,, lo demuestra el hecho de .que los huelguistas ata­

can en primera instancia ,lo,s. almacenes de las empresas

,

que en: la. mayoría de los casos, .son los que ejercen

el.

Insadenamiento.-del trabajador a la .mina, como parte del.

proceso del sistema del enganche,

,

'

.

.

$n.; lo que se-- refiere a las fuentes, estas

son

numerosas. ".El Boletín dpi Cuerpo^ de. Ingenieros de Minas"

constituye la principal fuente utilizada, en donde encon­

tramos los primeros datos estadísticos sobre la minería- a

;partir de 1902. Se ha consultado además el "Padrón Gene -

ral de Minas? el boletín del Ministerio de Fomento* las

memorias de las Ministros respectivos? los mensajes presjL

denciales? el boletín de aduans etco que representan los

datos oficiales sobre e'l tema? habiéndose complementado la

bibliografía con obras generales de minería y de historia»

Sin embargo las fuentes sobre los aspectos so -

cíales de la minería con escasos? sobre

todo en lo ojie

a

movimientos obreros se refieren Los informes prefectura -

les que son

ló's más idóneos para el

estudio de estos he­

chos? no se localizan en las bibliotecas y archivos de la

capitalo En consecuencia la fuente que hemos utilizado pa

ra este aspecto? ha sido principalmea^'la periodística

que como bien se sabe no

e x p r e s a b a autenticidad de ios

hechos en la mayoría de las Oportunidades» Además de '

tfv

'

los

periódicos de la capita^se ha utilizado algunos correes -

po’ndi entes a Cerro de Pasco y Piara? existentes en

las

bibliotecas y que también pecan de incompletos? restándo­

le integridad a los datos que ofrecen» Sobre el mismo pun

to se ha consultado también el "Diario de los Debates" de

las Cámaras? en donde hemos conseguido •importantes clatoso

Esperamos que el presente trabajo cumpla con

los

objetivos que se ha

propuesto? y a

la vez sirva, de

punto de partida? para investigaciones posteriores sobre

este interesante aspecto de nuestra historia? sobre todo

ahora que contamos con el aliciente de un Contrato firma-

do entre el Programa Académico

de' Ciencia

Social

y

el

Banco líinero, que hará posible a no dudarlo vastas y pro -

fundas investigaciones?

que con el esfuerzo individual y

aislado es difícil conseguirlo^ :

■ CA P ITULO

I

OOH ñTDE'RA.0 i'O-VEfí GEIlfiP.ALE fí SOBRE LA ECONOMIA

1o Estado.^

EMMMá

'

"

antes de la Primera Guerra Mundial

Todos sabemos que el Perd es un país privilegia­

do? por las ingentes'riqu.ez.as naturales que atesore, en las

entrañas de su territorioo La naturaleza ha querido dol Pe-

rd y del hombre peruano algo esencialmente minero? porque

junto con la abundancia de mineraledemás recursos que.

son necesarios para la explotaci^M' y beneficio de los mis­

mos? está el elemento m á s ^ M i o s o ?

nuestro

bracero pacien­

te y laborioso? rúes:j§¡&b indio? sin el cual todo intento se

ría indtil en esta labor que demanda esfuerzos extraordina

ríos? sin el cual los españoles de aquellos tiempos? ni

los explotadores d e ■ahora serían capaces de

obtener un so­

lo gramo de mineral? apesar de los alardes de la ciencia y

la técnica? porque nadie es capaz de 'adaptarse a las altu­

ras ■andiñas y menos adn hacer lo que el hombre peruano re§

li z.ao

Lamentablemente? por razones obvias? siempre

nuestras riquezas mineras y todas en general? lo mismo que

.el trabajador peruano han caido bajo la dominación y ex -

2

plotaciónn entran j ora, cuyao eupresas svipieron imponer los sis- •

temas cío t r a b a jo 'más acorde con sus -intereses?

raíate l a coipnia,

asi como el enganche en l a república» repre -

y la m i t a du -

sen tan. métodos de ihtróduc ci ón del capitalismo en nuestro me -

dio» el que continúa

m inera del país» que si bien han. cambiado sus métodos siguen

aún ai frente

de l a principal producción

llevándose las materias prinas para dar vida a su gran indus -

cria,

su beneficio»di ~

fieren mucho en las diferentes épocas de nuestra historia» y .

q s '.indudable, que el cambio ha sido beneficioso» por que- siguí

fica un mayor adelanto técnico y científico a medida que so a

van 2 a en el tiempo»

'.

"La

m a n e r a do' obtener los minerales y

'

'

:

La minería £r©rhispánica tuvo poca importancia desde

el punto d e vista industrial,La industria, del cobre y él bron

ce so quedó en l a infancia»

del oro y la plata» lo más a-■

y l a

vanzado entonces e n .metalurgia» careció de

un verdadero- -esfufer'.

áo .colectivo»por -que la m oneda

que es

la que marta el

d e sarro, •

lió de l a

explotación do

loe

moteles

preciosos n o : se

conocía.

Lux-ante la colonia» l a m i nería alcanzó un

t orí s ti cas do u n a

ga?an 'desa­

rrollo, p.ero careció

industria, Jil hombre

de las- carao

p onía su audacia

y la' opresión p a r a la rá-

aa conquistada? sustentada en lo, mita obligatoria que arranca­ b a ■a los indios dol seno de sus hogares? pero, conducirlos a

-lugar es demasiado' distantes, iodo intento p a r a remediar esta

situació era on vano. Las- ordenanzas -al respecto hacían qué ~

los explotadores de minas abandonasen sus labores e ingenios»

sabiendo que l a Corona

la pérdida do una gran fuente de sus recursos,

so

atemorizaría, ante la ovio encía de

Surgieron on esta época riquísimo yacimientos de mi

nerales q ue dieron renombro al perú? asi tenemos los de a -

Bogue en Ettancavelica que datan de 1571» que con un prome -

dio de 4»7 29 quintales anuales produjo hasta 1790? la cacti

dad de

7b millones do

pesos?.que

equivale

al

pro-

.

3

ció de muchas vidas peruanas*

.

•En 1630 comenzó la explotación de los ricos yacj.

mientos de Cerro de Pasco? con una notable producción

de

plata? cuyas estadísticas nos dán hasta 1820 un. valor de

100,000 libras esterlinas* Pertenecieron también a oste pe

riódo colonial las explotaciones del Cerro de Huanta3aya

(1566) en Tarapacá; Castrovirroy'-a en Huancave lies? (1555)z

Hualgsyoc en Cajamarca (177*+)* San Antonio de Esqui lache *

(1619) y Laicacota (1657) en Puno»

.

Otros datos estadísticos nos muestran que un

1790? bajo el.gobierno del Virrey G i M % e Tabeada y Lomus,

existían 899 ingenios de p.'ata^%T22 quimbaletes pare oro .«gs •e'W'

72o minas de

■■

. plata y 61 ¡fcl'oro

'

*

■ La Coron$g$P ios gobiernos virreynales, hicieron

muy poco para remedí«r los males engendrados por la impro-

visaclón. y hechos circunstancíales propios de la conquista?

y erróneamente se aferraron a la mita como norma,de proteo

ción a la minería* .En los últimos años de esta época, aque

lia se debate en la insignificancia? por falta de brazos

para el trabajo, azogue para el tratamiento de los minera-

ios? de créditos y de capitules» Las medidas que se toma -

ron fueron tardías y todas ellas fueron abatidas 00; di

vendaba! de las' luchos por la independencia»

•Al iniciarse la República? la minería presentaba

un estado calamitoso? acentuado por la inseguridad que re-

p're se ataca

e l

nuevo

orden

b<;

copara

Ai

respecte

Era o oto lío

p

e z , dai. C a s t illo ,

nos dice

io

 
 

.

!!En las

postrimer!o

siguiente* ciei período

colon ial?

lo

o

--

.

trova

iioroeiorr'.e. actividad

minora

atravesaba

 

■'

por

e l

mis

intonso

fenómeno

regresivo

de

su

 

toria?

Ai are. peecor

la

república

lo s

h i s ­ -

¡nás irioor

tantes

yacimientos

esfetmn paralizados, c

on de~

'

cadencia.?

En

iniai str-sci 6n

nao

iY.ltif.aos anos

in c lu s iv e ;

la

dd-

ooj^n ial

había

efectuado

una unten

 

na e irresponsable

explotación

de

las

lo ic a s

mi

mis

afín capaces

de rendir

fondos

para

c o s t e a r ­

la

guerra

contra

las

í uerzas

indepqndontistás

?

Corro

do Pasco

y Huíiigayoc.,

(1)

l'

.

Es innegable

por

otra

norte?

que

la

independen -

día Americana sigorfrcG l.;. ruptura con España? ' y por consj.

guíente del sistema imperante xueprr.oxexi.tado por ua cepita -

, gue si a do poden1 noc;

cer nuevos vine ules de iategraeiou de los. que p:r.n.fcn;¡ los

nlo;

vu;.a''

al.

no tomaote

onaI-

español

por

ausencia de'uno. t>ru

entoncos

estable

-

Era acensarlo

grupos

fia . ' entorna

nuevos

de propicia r ío s

a una

consumo

proel-'oteo

us

en. io estructure

de

locales.»

local?

So pasó de una eco-

generándose

cerabios

y

elr ¡ ó nao:' 6n ea

e l

feria

?

que fue

la

cern eterisf.i su p rin cipa l

do

la

e c cnou.au lo

las

primeras

de cadas

cíe

I& h y. (tilica?

(1)

"Un Siglo

de

Desarrollo

-1: p i lux1:1 s t f

Pág«¡-

33

*

5

La independencia trajo consigo la pérdida del e-

je del ordenamiento interno® La clase social hasta ese en­

tonces dominante perdí6 el Liderazgo a nivel nacionalo La

falta de una clase dirigente creó las condiciones propi ~

cías pata el surgimiento, del latifundismo económico y poli

tico a despecho de las discrepancias entre liberales y con

servadores como transíondo de una sociedad dominada- por la

miseria explotación y marginalidad* Desaparecido el eje

económico representado por la minería» se produce la des -

vinculación de la ciudad y el campo* las comunicaciones se

■ ■ deterioran» se desorganizan las^prganizaciones comunales y

''

'

'

las^prganizaciones comunales y '' ' ' El nuevo Estado por la falta de recursos» 'recu­ rrío

El

nuevo Estado por la falta de recursos» 'recu­

rrío a los empréstitos ingleses® Entre 1822 y 1826 la suma

de los mismos ascendía a 1 77 o500 libras esterlinas? que -

demandaban un interes ele 50»000' libras por semestre» lo

que permitió la introducción del capitalismo inglés en la

economía peruana» la que se inicia también-en el renglón

minero® Las minas ele Cerro de Pasco fueron arrendadas a un

sindicato inglés» representante de las Casas comerciales

mas importantes de Londres®

'

- Después de los primeros tiempos de incertidumbre

y anarquía económica» la minería peruana inicia su clesarro

ó

lio c o n ;la explotación del guano y ni salitre , que consti­

tuyen todo un período .en la historia económica del Períu -

Son los primeros productos que abren al país las puertas

del comercio internacional, con lo cual se afianza el capí,

talismo europeo, y 30 inició la formación de los primeros

elementos sólidos de capital comercial y banc&rioo Surge

na burguesía emparentada en. su origen y estructura con la •

aristocracia sucesora de los encomenderos, pero obligada

por su función a identificarse con

el liberal!srao<> (2 )

• La explotación del guano incidió además .en una e

eonomia netamente costeña,.no solamente por los beneficios:

obtenidos, sino porque propendió a la evolución de la.agri

cultura en dicha zona, se dió impulso a los cultivos índug

tríales como el algodón y la caña de azácar, .con la xmplari

tachón de la.mecanización, ingenios, fábricas etc»

En el ultimo.cuarto del siglo pasado se inició

el desarrollo de la minería, en lo que se refiere

a la ex­

plotación de los demás elementos, con el ordenamiento jurí.

dico sobre la misma, y la creación de los elementos aecesa

ríos por parte

del

gobierno» Es muy importante las iniciati.

vas oarticulares para este progreso minero; pero en el as­

pecto social siguieron existiendo las mismas característi­

cas pretéritas, subsistiendo los abusos contra los indíge­

nas, algunos de los cuales se. siguen soportando hoy en dí'a0

(2) José' Carlos Mariategui: "7 Ensayos de Interoretaci 6n de

.la EGsid.ei.liaa Peruana'1 pág„

22o

■ En 1860 s<? hicieron los primeros ensayos sobre la

explotación del cobre, y carbón y petróleo^ el primero ha­

ble alcanzado precios extraordinarios en el mercado mundial

y existía, gran demandan Al decaer laís cotizaciones, decayó

también .el interés por su explotación, el que tomó nnevamen

te vigencia a partir de 1372o

,

A partir de 1885 se dejó sentir un verdadero r e ­

punte en la minería peruana, bajo la influencia orientadora

de muchos hombres nacionales y extranjeros.-. Muchas empresas

contrataron los servicios de ingenieros alemanes, franceses,

italianos etc.-, creando una verdadera conciencia en la expío

tación minera.

El centro del país es el más beneficiado, entre o­

tras cosas por la presencia del Ferrocarril Central, que en

1893 llegó hasta La Oroya., Se explota en esta zona hasta la

fecha , cobre, plata,, carbón y otros elementóse La produc -

cion de cobre de 1896 a 1902 alcanzó 36,280 toneladas, cuyo

precio oscilaba entre ko Lp, en I89H a 70. Lp» en 1899o

El

carbón de 3,000 toneladas, anuales llegaba a b‘0,600 entre

1898 y 1901o La plata ascendía de h-6,000 Kg

anuales en

las

inmediaciones de la guerra a 109,000 Kgo en el quinquenio

1886 - 1890 a 130,000 Kg, en 1891 - 1895, y a 189,000

en el quinquenio I896 - 1900o

En 1902 se produjo una baja en la producción

Kg o

de

esta zona, debido a que e'l Sindicato Minero Haguin de Esta-

8

dos Unidos? compra les principales minas de Cerro de Pasco?

restringiéndose los trabajos para prepararlos a una. pródi^g

ción en mayor escala* .Aquí encontramos el origen de ,«.& ac~,

tual empresa ¡'Cerro de Pasco Copper Corporation»' quo haj

ta . la fecha usufructúa las minas de esta iróportáute

gión minora*

2,a

en

. En el resto del Perú también se produjo uno.

al

la producción de- las diversas

sustancias;

el p.otrÓ -

;

leo que en 188Ó alcanzaba 778 toneladas? ascendía a. 2*32*+

en 1889? a 22?000 en 1892 ? y 36 ?üOü toneladas en el pri -

mor ano del presente siglo* H¡1 oro que entre 1886 - 1895'

solo había obtenido 1?620 Kg*

1896 - -1900a

alcanzaba 5 ?8oo K g 0 entre

. De sp ufes de estos momentos de progreso? interrum­

pidos a veces por vacíos

en la industria minera?

se ini -

cié una nueva etapa? caracterizada principalmente por

la

introducción de grandes capitales' en especial norteameri­

canos? que junto a franceses y alemanes? habían inicia&outaí

celerados procesos de industrialización? buscando

sus

propias úreas de influencia? poniendo en cuestionamiento

la eficacia del sistema hegemónico de Inglaterra* En este

periodo se modificó la estructura de 1 capitalismo interna

cionai? manifestado* .en la concentración del poder económi­

co en corporaciones gigantes e instituciones financieras ?

sustentados en uno ‘'Segunda revolución industrial11* El mun.

9

do se había sacudido por la incorporación d,e una nueva tec

nológía basada en la aplicación directa de las ciencias ?

que dio como resultado el desarrollo de la petroquímica?la

,

electricidad? la siderúrgica ote» Notables son los logros

conseguidos en este sentido en Estados Unidos y Alemania ?

en desmedro del dominio inglés que se va quedando rezagado<>

El Perú salió de una dominación? para caer bajo la tienen -

do acia

económica y política de Estados Unidos*

Este país comienza su dominio en la explotación

minera

en. el P*erá como ya lo dijimos en 1902? cuando

una

'vez verificada la riqueza de la zona? James Bo Hagguin lo

•gró .interesar a vo.r

os

.financistas norteamericanoso Se reu

nen .10 millones de dolares cono capital inicial para for­

mar la nCerro d.e Pasco Mining Company” la que adquiere

las ná

xió/s de la zona

del centro* Esta

empresa no siempre em­

plea métodos legales para hacerse de gran numero'do perte

nencias mineras una vez que ya se había establecido}

des­

pojando a pequeños mineros de sus concesiones? lo mismo

que a c ampo sí nos de 1 a s ti e rras circundante s<>

Otras empresas que significaron la expansión ca­

pitalista de Estados Unidos hacia el Perú fueron* "The Bac

kus and Johnston Con constituida

en 1896 en Newaík ,• ?New

Jersey y que sienta sus reales en Casapalcao La "Morococha

Mining Cono creada en 1908 también en New Jersey? con

un

capital de 10 millones de dolares* Se estableció en Moroco

cha0 La "Cerro de Pasco

10

tv.í

OO1 o que1 había obtenido

lálcbiicesiSn para construir el ferrocarril' de la Oroya a

Cerro do Pasco y

rabales & Góylloirisquizga .y Qui shiuircan

chai-Tocias- astas empresas'' .mencionadas se funeionaron en

una s6la

'que es la actual "Cerro

de Pasco Copper Corpp

rution'M

: .

Estás

empresas? a sí - otras- como la Northern -Pe -'

,rfi Mining aa Smelting Coápany" subsidiaria norteamericana .­

acapararon .las pertenencias

galmenteó

.mineras ya sea legal o i le-

'

'-

.

.

Pero también es bueno reconocer que afin a base de

la explotación estas empresas trajeron el progreso á la mjú

neria, ai construir céntrales .hidroelétricas? 'ferrocarriles

y fundiciones.-.

El cuadro qué so anoto, referido

1912 no dará una idea sobre el progreso

nería on el paíso

a. la década 19-03-

cana a o por la m i ­

cuadro m

i

PRGDUGCIüE MIHEKú Ib

El

DECENIO

190$

x'Clí L>Li«'j'¿'iU-iU

Í jj'¿!OS

- 1912

I ;-ius-aanexas

1903] 1904

!: °')6 | 1908

|

1910

i 1912

|

i------------- l idOarbón. Ton i 'i \ -Petoo leo

i

$6 ,920159,920¡7^939

í311,122 ¡$07,32 O

;278,924 |

n

i i 37,079| 38,66$! 70^32 |l25^!8 1167,712 ¡233,600 j

i 0 obre

| Oro

í

ir i.oioO

n ’i

Eg.

9,44?) 9 ,304)13,474 j.19,854 j 27,374

1,.P78| 601I 1,24-7!

Í 2 6 5969|

1,4-35 ¡

170,804-! 146^5 6 i230p94| 198=888¡2 52,565 j324,352 |

977 !

7 0 8 ’

En este cuadro se ve como característica princi­

pal , un marcado ascenso de la producción de los minerales

combustibles.•El cobre dentro de los metálicos, es el oue

presenta mayor uniformidad en el aumento de su producción»

los de. menor constancia, son

do un año a otro» ■

ol oro y la plata que varían

.

La explotación de los minerales que no figuran

en este cuadro, se inicio .en este decenio

Algunos minera­

les tuvieron gran, demanda,a pesar de que su explotación es­

taba sujete al fluctuación de los precios en los morcados

extranjeros: así, se paraliaó la explotación del mercurio,

el bismuto comenzó a explotarse en 1904, el tungsteno

1910 , el vanadio en 1907, y el tnolibdeno. recien en 1915.La

12

~

mayoría do estos elementos alcanzo precios superiores du -a

yante el conflicto mundial,

.

' Presentamos en seguida en .ol cuadro

2 el valor

do la producción minera, referido al mismo decenio 103 - 1912

cuádbo

m

2

■¡.ii-LiOu 1,'í.j j.-iv. I'k ODüpOxOtí lwlnijil- i¿¡$

Dj^CHIO 1903 ***■ 111

: -t'GiX

d 'Ü¿j2¿í.Í“G I íÍ 3 X i-llOü

Sustan­

cias

1903 j 1904

, 1906

! 1906

!

1910

{

1912

Sustan­ cias 1903 j 1904 , 1906 ! 1906 ! 1910 { 1912 ,10arfeon ¡ IpetruJio

,10arfeon

¡

IpetruJio

19

5 5 , 688 ;

I

89 j©0 Í138,L15 1140,364 j 178,972;

.

I

180,326

; ¡149,290; 116,83^! 242^2

;

' |421,?69¡ 598,873; 879976

|

¡

j

j

.¡Cobre

” ¡476,8241504,6Cíj 9*:6155j3123,631¡1414,124

’i

I

Í

"

i'

!

.

1867,85.

186,987

1

;)ro

-

1145,2051 73,102¡170,355¡133/36; 96,612

Piara. L, .

1579,963! 530,6751 972,9581651161!79V370¡1233,9071*

S q aprecia en

priraera instancia, múclaas variacio­

nes en los valores por crios, que se debe

en gran porto

a

1 ¡: iiuctuación de los precios según

las demandas dt> los mjc*

codos» El elemento-, más importante en cuanto al valor os ol

cobro, que marca un acentuado incremento de años en a ño,en

seguid; está la plata

en cuanto a valor pero no a uniíor-

13

.iniciad, yo. que se notan mermas en

1904 y 1908, debido a

la

baya cotización que alcanzó este metal en los mercados del

mund o * ,21-Petróleo se ubica

1912 su mejor valor.

en tercer lugar, alcanzando en

En resumen-; 'durante la República la minería ;co -

alianza en

un

estado de, postración, en que queda todo

por

hacer* La explotación del guano., y el salitre delineó

los

nuevos grupos de poder apadrinados por el capitalismo in -

glós, cuya.hegemonía termino junto con ol siglo pasado.Con

el presente■siglo so inicia la influencia norteamericana

en el desarrollo do la explotación minera.

A decir de Basadre, la minería peruana marcó

su

mayor desarrollo a partir de esta etapa debido a los si

-

guiantes factores (3 )*

12 El Establecimiento de la Escuela de Ingenie -

'

ros en 1876 .

.

22 La promulgación de la Ley del 12 de Enero

de

1.877, que establece, que para mantener la pro

piedad minera, sólo basta el pago de S/> 15*00

semestrales por pertenencia*

5- L-a construcción

do

ferrocarriles,

que sólo se.

hizo posible' con la explotación del guano

y

la participación de capitales norteamericanos*

42 La ley del 8 'de Noviembre de 1890, que pros ~

cribio todo gravamen sobre la industria mine­

ra, a excepción.de la contribución de 15 so -

les semestrales por pertenencia.

5S El establecimiento del Ministerio de Fomento,

que canalizó y centralizó la explotación mine

ra.

'

.

.

62.La

promulgación

del nuevo Código de Minería,

que fue aprobado en 1900, y comenzó a regir

 

en

Enero de 1901.

72

La

creación del Cuerpo de Ingenieros de Minas,

que inició el estudio de nuestras riquezas mi

ñeras, desde 1902.

.

82 Los esfuerzos para formar el mapa minero y

geológico del Perú y.el levantamiento de pla-

. nos de los principales yacimientos, como Xau-

li y Cerro de Pasco, gracias a las directivas

del Ministerio de fomento y las realizaciones

 

del Cuerpo de Ingenieros

de Minas,

'

-

92

El

progreso científico y tecnológico que

se

desarrollo en el mundo, que hocen posible

el

mejor aprovechamiento de los minerales.

102 La fuerte inversión de capitales extranjeros

en el país.

112 La obra impulsora y emprendedora de peruanos

15

como Eulogio Fernandini, Ricardo Berrcín, An

tenor Rizo patrón, Manuel Mújica y Carraza,

Fermín Málaga Santolalla, LLzandro Proañoz,

Agustín Arias y otros»

,

2« Implicancias de la Guerra Mundial en la Economía Perua-

'

|5 f'

1 y

o

La Guerra Mundial de 1914, de,jó profundas hue

lias en la economía' peruana Las consecuencias de su reali

zación se dejaron sentir inmediatamente en forma negativa

en la vida económica del país'; se alteró, el sistema moneta

rio; subió el costo de vida y se produjeron otros fenórao ~

nos en nuestra economía. 'En una segunda instancia el con -

fdicto bélico repercute■favorablemente, propiciando mayo -

ros alicientes en la producción, exportaciones, mejores

precios de los artículos de exportación y en suma un mayor

desarrolle industrial . (4)

Pero esta mejora producida en la economía perúa

na, benefició solamente al grupo exportador, que con su mo

nopolic tan cerrado sobro el comercio, hizo que el fisco

siguiera arrastrando déficits a pesar del mayor valor

-de

las exportaciones. Para los sectores

sociales menos ía

vorocidos, la güera mundial significó principulmehto' pre~

(i) Manuel Fuentes I.:

pág»

6.

"Síntesis do la Economía Peruana" .

16' .-

ci.os prohibitivos pare los artículos de primera necesidad*

SI aumento de salarios no constituyó- una solución para los

trabajadores porque el costp .de vida crecía a ma¿or litaoqxehs j órnale s( 5)

. La conflagración mundial del 14, causó innumera­

bles ■transtornos en la economía del mundo, y por supuesto

en America Latina. ;E n .el Perú no retristio las caraéteristi

cas catastróficas de otros países como Chile y Uruguay; on

primer lugar porque la calidad de los productos peruanos

hizo que encontraran rápida colocación en los mercados del

mundo; y porque en nuestro país no existían instituciones

,de crédito como en esos países* (6)

•. •-

.

' Entre -las. principales'implicancias del conflicto

bélico on la economía peruana, encontramos "las siguientes:

a. Inestabilidad del Régimen-Monetario*

.

b. Mayor valor de los productos agrícolas y mine

ros.

-

.

.

c* Incremento del comercio de exportación y des

plazamiepto de los mercados.

.

,

d. Crisis en el transporte y alza de fletes*

el Mayor valor de la tierra y costos de produc -

’ " ción

f. Encarecimiento del Costo de vida.

n« Inestabi 1 idad

del Régimen Sícjaetario.

, Fue la consecuencia inmediata del estallido de la

guerra en 1914-* El pánico:se apoderó de 1-o-s ánimos, produ ~

(5; Í j* Topes do'l Castillo: "U 9 siglo-de Capitalismo en el R=ruf' Pag. 267 (6) H.de A v a l l e l a (lean Guerra y eL Organismo Económico Ifedcnall'.

-

17

-

cleudóse el ocultamiento de la moneda -metálica, en especial

la áel oro que era la lase del sistema económico imperante»

Posteriormente fue afectada la moneda de plata dando lugar

a la paralización del movimiento comercial o industrial del

país» Los bancos se vieron obligados a cerrar,

-

■ La primera medida fue la de establecer1 moratorias.

La primera por 50 días,upara el pago de todas las deudas

y

acreencias "bañearias y dé las comerciales de carácter ejecu

tiro* Bolo quedaba como obligatorio ol pago del 5'% sobro

los créditos.

.

Por Ley del 10 de Setiembre de 1914» se amplio es

ta moratoria por 15 días más, referida a las obligaciones e

xigxblos en dinero y consistentes en letras de cambio, va -

los, .pagarés,

cheques o bonos; o documentos que intervinie

ron,en imposiciones bancarir.s, cuentan corrientes; y contra

to%mercantiles de transporto, fletamiento, préstamos, con­

signación, comisión, depósito y afianzamiento. Esta ley fus

r e g i m e n t a d a por. la del 3 dé

Noviembre de 1914, que fijaba

pi a-zos para el gago- de todas las obligaciones con los ban -

eos. Vencido el período de la moratoria, las obligaciones

consistentes en letras, vales o pagarás debían amortizarse

caá?. 9-0 días

con pagos

no menores al . 10 % de su valor, a-

demé-s de los intereses correspondientes. (7)

(7) J* Basadre: “Historia- de la República., del Perú" rf« XII.

Pag , 3’44-.

.■

i?.a -

•• ."La segunda'medida estaba destinada a reemplazar

el circundante de oro, y como el de plata., tampoco;circu­

laba en cantidades suficientes como para cumplir aquel co

metido 5 se pensó entonces en un remplazante temporal y

cuo contara con efectivas garantías, y. este no fueron 'si­

no los cheques circulares» No sólo nos dice Basadre para

que no arrastraran en su caída’intereses comerciales irn -

portantes, sino también para salvar el honor del gobier -

no, que estaba obligado a hacer algo por aquellos intere­

ses, a los que debía algunos millones de soles que no es­

taba o::; condiciones de abandonsdasJ3on la emisión de billetes

se buscaba pues proporcionar al fisco los elementos inme­

diatos para salir de la situación angustiosa en que

se

hallaba»

( 8)

Después

d e .muchas discusiones, se aprobó en las

Oómuras la Ley IMS 1968 del 22 de Agosto y su complementa­

rio lis 1982 del is de Octubre

de 1914, que establecía una

emisión de billetes por un valor do dos millones y medio

o.o libras peruanas, con una garantía:en depósito deb 20 %

do ore amonedado, $0' c¡o en hipotecas o valores hipoteca

ríos, y el resto en valores cotizables y documentos bien

calificados . Ademas esta ley

obligaban a los bancos

a

prestar 400,000 libras más al gobierno» (9)

(8)

J.Basadre: "H istorie

de

la

República

del

Perú"lV3Qj.»

pág 382. '

 

.

-.

.

,

(9)

B'.« de L avallo:

" l a

Gran Guerra y .el

Organismo Bconomi

co ilaciónal11 pág.

é-5

Sobre el papel que cumplieron los billetes cir­ culares én la solución de la crisis,

Sobre el papel que cumplieron

los

billetes cir­

culares én la solución de la crisis, el ministro de,K#cien

da Á. García' Lastres, en su memoria correspondiente

1916 nos dice, lo siguiente.:

i,-19,C H 1V O

a

"La solución de la Crisis, no fue todo lo rápi­

da que debió haber sido* Prejuicios respecto al rol

que

desempeñaría el billete en tai emergencia y la creencia

bastante' arraigada de que su aceptación como moneda entra

ñaría ruina general y desaparición de la riqueza, prodhje

ron desconfianza y temores que no sólo lo desacreditaron

antes de haberse iniciado su circulación, sino que contri

huyeron a prolongar la situación incierta, que de facto

se había creado al estallar la guerra, con la ocultación

de la .¿oribá©. metálica y retiro paulatino dentro de las mo­

ratorias que se sucedían de los fondos en cuenta corríen- •

te y depósito en los bancos; debilitándose así las insti­

tuciones que, de haberse resuelto rápidamente la crisis ,

hubiese conservado mayor encaje de oro, con que garantí -

zar los billetes, que el que tuvieron disponible después

de haber tenido que hacer frente a.pagos sucesivos dentro

de las cinco moratorias que produjeron una fuerte disminu

sien del "stock" de oro, que era de vital importancia man

tener desde que constituía la garantía más solida del bi­

llete *0 choque'por

emitir". (10 )

*

' Esto nos demuestra que'-los billetes no cumplió-

ron

es;;,

sa

e

ov rae liña:

lo s

nuevos

dcbid

x-estamos:

'

1

u Procrea

ao! ninfea

a l

ó,- d!_os .qua r-tcurrio

de?,

gobiarno,.

l i s

y.'sala

rápida

depreciación

qn

alcanzaron

en r e la c ió n

a

la

liona

pe rúen a.

Palo

exp lica

f

fincho

ña

que

lo s

poseedores

ele nonoda

fr a cc io n a ria

so

coi-varan

da ponerlo

en c ir c u la

 

clon

o

cambio

d e l

b i l l e t e ,

em p in a rlo

une

nueva

c r

i s i s

do

'monede 'metálica r e fe ría n

a

la- do p la to

y

bronce#

'ira

reoe»-

aario

poner

en

c ir c u la c ió n

le

mayor

oautideñ

; monada

 

fr a c c io n a r ia ,

pora

satura::/

el

lím ite -do

ahorro

y

saciar

la

'onfacio, a

acnparativa

 

de

lo:

in d iv id u o s , para,

que

se

ene

'oon.0

oí -excedente

sirviere,

a

los

actividades

coraGrcíales

.*

"

'

(Vi)

'

.

 

Esto

c r i s

i s

so;

yo ' o.r:

además,

perdí

d o s e o u ili

~~

b r ío

.retro

el

vola r

represor va divo

o in tr ín s e c o

ño

la

mono

d.

,

o/:-

cual,

el

prim ar'

ooperaba

al" segundo,

la

ley

de

la

o ferte

y

1.a ácraava,

robín,

o 1-Trabo

el

porque v P rra ole

Ip

plata*

üY¡

d-o pinta

ó ■ Jrp

:1o 900

araros,

por

su peso

aptos

do

s o l la

puerro;

va lía

94.peniques,

y

durante

el

corplic

to l lo r a

o. cc-fíbr:’ q9,

lo

cus

equ ivalía

a un aanonfo do

33f

Los poseedores ño m>nsáa-conferían vendo-rio pe:? su poso

-

bruto

que

por

su' valor--cent o moneda»

 
 

Jin

]

g solución

de

o-sta

c r i s i s

so

tomaron

las

n i-

qur,ñatea:, medidas, v/jnúO'av;()C') &11

condacautv:

ai

logro

de

p o s it iv a s

m a l í -

(11)

ilornandc

de

La vello

,P

'P.P

pá;p

-

20

-

~ -La Ley 1968 del 22- de Agosto, •autorizaba la acu­

ñación de dos millones de solos de plata.

- La.Ley 2072 del 2 de Diciembre de 1914,. ñutrori

25aba al Poder Ejecutivo mandar acuñar A millones de solas,

en proporción al tipo que exigieran'las necesidades del

marcado,, .además reglamentó la importación do moneda acuña­

da en .o1 extranjero.

- La ley 1965

del

'■ ■.

8 de Agosto do 1914, prohibió

la exportación de oro en todas sus formas, y de plato amr-

' - Se autorizó

al Poder Ejecutivo, p a r o .que el Mi -

aislarlo de hacienda comprase pastas de oro en el país y en

el extranjero para su .acuñación en la Casa de Monedo.

- So •di ó facilidades o los particulares para, que a

cuñasen su, oro, en la casa emisora, a condición

do que- de­

jasen el 50 l}o del valor a cambio de billetes.’

Por la escasez de monedas de cobre, se autorizó

la acuñación de 2 millones y medio "en monedas de un centa­

vo. Ip ley de 8 de (octubre

auíiar monada

de plata poi

do 19 15 »/ autorizó al

un valor de 200, 000

Ejecutivo,

soles

men­

suales • X se

prohibió a los bancos 'tenor en sus cajas mone

da de plata, por suma mayor al 3 fo

do lo que tuviesen

en

papel,

- La Ley 2425 del 16 de Agosto do 1917, autorizaba

lo caisión ‘por el Estado de moneda de níquel, acuñado, en

-

21

-

Sitados Unidos, por el valor nominal de 50*000 l-ibras* poro

sin la obligación de aceptación por parte del público en > cantidades- mayores a un sol. lista emisión fue ampliada por

.

'

.

ley 24-31- del. 25 de Agosto

de 1917

a 100,000 libras» (12 )

. , . Estas medidas y otras establecidas por ol gobier

no, devolvieron la calma a la actividad económico en gene­

ral • los cheques circulares so. vieron vigorizados

por

la

garantía' do nuevos depósitos de oro que hacían las entida­

des emisoras, mereciendo lo confianza del comercio y la in

dastria*

'

La crisis monetaria repercutió directamente so -

bre ol 'pueblo. La oseases 'do moneda metálica -o&acionó alga

nos disturbios,, con algunos hechos que lamentar» Las ha ~

exondas agrícolas pagaba los salarios en vales de papel

que no podían hacerse

efectivos. Al

respecto

se 'dio'

la

ley 2216 del 11 de Diciembre de 1915, que-prohibió la

:epf

íTiisión de vales y cartones por parto de

los particulados A,-

El acaparamiento de la moneda dio lugar oD tcpbl

Cuzco a hechos luctuosos. Una manifestación popular atacó;

la ca sa acaparadora más importante de" esa localidad, en 3S~ '

n.ro de 1918. Como consefueacií. murieron dos personas da

los manifostentes y otros 4- salieron heridos. El dueño \ dol establecimiento fue declarado inocente, según ¿1 dic­

.

tamen del fiscal Guillermo A. Sooane, lo que fue corrobo­

'

4

.

••

4

(12) Jorge Las.adre: Ob. cit.

Lomo

XII

pág ,

351

■22

■rada por la Corte Suprema.

f

.

El otro aspecto del resquebrajamiento de Ir. esta

bilídad de nuestra moneda, esta dado por el cambio* El va­

lor do nuestro signo monetario varía desfavorablemente

en

relación con el de otros países. Esto fue debido el aumen­

te de nuestra exportaciones y 1 .a, disminución de las

impor­

taciones , vale decir

el desequilibrio ele la balanza comer­

cial. La cbsconfianza hacia nuestro régimen monetario por

su inestabilidad fue otro factor de la. depreciación de la

moneda.

.

'

Al respecto Lava lie nos da la sigílente

explica -

cion: ''Cuando las importe-clono s son mayaros, hay

necesi

di:.-ó. d

{/ '!\j.1.0

mayor numsr0 a o le i1 - cobre ol extranjero, hay

emanoa y la venta do ella 0 es con premio 5 paro ai

contrario el valor de las exportaciones sobrepasa al den

las importaciones, 'al

fenómeno es inverso, abundan las lea-

tras en el mercado y el cambio estará a menos de la

(13)

.

Por motivo- de la guerra, les exportaciones perú.;

nos i :oían superado a las importaciones. Las diferencias

regrese bar al país en oro, pero al prohibirse en Estados ü

nidos 1

c exportación do ese metal

a fines do 1917 , las le­

tras do los comercian sos peruanos on ol extranjero oran a—

bundantes y no tenían colocación, perdiendo por consigui&n

(ip) Hernando do Lavadle» Cb« cit.pág

.50

23

re ñii volcan Varice y .o' i-.,e ■■a

meros años

de ló. guerrea. 3.aa

Isáraa ■aai'uanaa erran colon-V as en Lo a-aran

con premio* y

a

partir de 193-7 ce bacía con descuento,

cue a la postre aia;

■ni./:ico un menor valor de nuestra monede

e o-

Demás está decir, ano cotos aspectos riel c o m e r ­

.

ció exterior, son subterfugios, propios riel capitalismo}eme

■como -encía I as adre "era una. especie

do orasión disimulada

raro CDlx-er la compra de artículos manufacturados en Sata

¿os Unidos,' ya que al no poder venir el. precio do las exgnp

taaíon.m-5 arj oro amonedado o cualquier otra formaf so le in

citaba a tomar la forma da -productos15» (14)

-

:

Ánte

asta sí tusca on se di.oí-^ ,;o,. algunas m.edidas?

Se dio

3.a Ley ]:T¿ 2793 don’17 da Junio da 1916, •aubori:m i.ule

una. nuevo. omisión do choques circulares, por un valor

de

tros millones de libras peruanas, a cargo de les banco# as

tabl-aoidos en la

capital, y ccn garantía J cloposíio en 1 Oír-

bucees de Es i- do a unidos -o Ir alaterna , .Esta medida' no

cumplió su cometido porque Estados Unidos redujo 1-. canta--

.

y

-

.

'

'

.

dad de oro exportable' y amplio la fecha do su --.conversión#:--

Un acuerdo anterior estableció un plazo ele- tres masca cías -

pala da terminada' la guerra, y postor! o.reíen t o so estableció

r-.alisar la conversión cu ande so levantara el embargo So -

bro la salida dsl ore» Otra n.vdide fue favorecer la entra---

<9: no nuevos .fondos al Jopú, puco debidamente cali!j.cadom

(XÉ-) Jorge Basadme. Cb. citu

romo XII» píen

4350

Fus establecido por la Ley

Nt

2776 «

b * Ma^or va'ior.de los

pr oductos aerícolas y mineros 4

Superado el primer momento, qu.e significó una

crisis para la economía peruana, esta se vigorizó por los

altos precios que adquirieron los productos peruanos en lee

mercados del mundo. Exponemos algunos datos correspondíen~

-

te a los produc tos *i|gtí'colas bífera que los mineros serán

o.

'

.

,

A^

■;

lisiados minuciQ£c®ent® q p /$¿ capítulo respectivo»

I í

/\v-

Nx

~

E3^tóuca|^'xu^«l ■producto. -que sufrió mayores

ano.

os-

ci ilc.cionos .en s^pipre^o. En 1919 el valor de una tonelada

era do 10 c h e í i n e ^ 5 penique

en el mercado de Londres; y

en Junio de 1917 llegó hasta 17 chelines« De la misma mane

ru varió la extensión de la tierra cultivada con este pro­

ducto, pues ele 3? nectareas que era en 1912

pasó

a 50,000

en 1918» Hubo un aumento considerable en el número de ha -

c iendas;

así de 80 que eran en 1912,llegó dllSeh'19lS.Hi oBnfexa h

pxduceñen,esta amento-ce '189,113 tonákde.aml9l2 a 275?999en -!$lá>R9pres£ntg.

ban,. el 2t.de la producción mundial en este ultimo ano mencionado»

El algodón fue el otro de los productos que expe

nrimoritó cambios violentos en el Volumen de su producción y

comercialización» Asi de 5,876 toneladas producidas en,

1899} pasó a 21, 129 en 1915» El área cultivada paso

de

-

25

-

.

los 226 haciendas que habla en 1915 llegó a 674 en 1918«Es

ta m’ayor extensión cultivada en mayor número de haciendass

significó la pérdida de las parcelas de muchísimos peque

ños propietarioscirf' aras'' del industrialismo y la gran pro

ducción, vale decir de los grandes capitalistas.

Estes dos productos fueron lps más importantes

del agro peruano y acope

ron

el 95 % del área cultivada

de la Costa,'"correspondiendo el 65 % a la caña de azúcar y

el 52 % al algodón. Otros productos que se cultivaron fue­

ron ol arroz, el maíz y demás productos alimenticios*

• '

Para mejor ilustración presentamos los cuadros

referentes a la producción de la caña de azúcar y a los

precios' del. algodón.

.

" CUADRO

f[2 3

;■

LA INDUSTRIA AñuOnRERA LUIRE LOS AlQO 1912-1916

Años

1912

1915

.1914

1915

1916

'

'

'

-

,

• _

.

.

.

Area, cultivada

. 57,129 ••Ji©c tt

39,556 .

40,728

tt

42,804 -J*

it

40,732-

_

Producción Total

1 184,113

178,403

209,741

253,498

275,999

•Ton .

íí

tí

it

ír-

Hay como so puede apreciar, un,-notab 1 é inex-ornen

Lf0 O.tn la producción-; en razón directa del aumento de Xc’.Áj

26

áreas cultivadas, y de la- introducción de nuevos métodos de

rulotación.

CÍJADPC

.Nñ

4

LA PRODUCCION DEL ALGODON SI THE 1912

-

Años.

1912

■,■.1915

1914 .

1915

1916

.

1917

1918

'1919

Exportaciones'.

Ion.

COO

de

• 19.2

'

25.9

22o9

21.1

24.2

17.4

21.5

■ 57*l-

' Precio

de

Q

'

54.2

59.4

61.4

59.7

71.1

163.7

:

174.7

178.8

medio 5/

100 kg.

'

.

.

.

1 8

I-drcentnje en ] tos Sxp, -bótales j

11.0

15*5

16.0

10.9

10.4

15.4- ^

18.8

24.7

.

,

.

i

|

l

|

!

!

•Be nota claramente el aumento do las exportacio­

nes } con algunas mermas cono se' aprecia en 191?.i en lo re­

furente al precio hay vina alza a partir

de

1917 ? que signó,

fie a mas del 100 % con respecto al año anterior 'de 1916.En

cuanto al -porcor.- ta¿je que le corresponde dentro c“e. las ox -

1

27

rv

.

c ♦ Incremento del comercio de exportación y desplazamien­

to

d e _ los morcados

El comercio exterior fue el que experimento ma­

yormente las implicancias de 1.a guerra mundial. La necesi

dad que tenían lós. países "beligerentes de las materias

pruínas que el conflicto demandaba, hizo que estas eleva ­

ran sus precios, y a sus vez esto aumento la producción

de las mismas. Esta demanda incrementó el

comercio d e .ex­

portación, disminuyendo en cambio las importaciones*

Las

variaciones de estos dos aspectos del. comercio interna -

clona1 lo podemos apreciar en el cuadro que sigue® (15 )

'

OUL.UuO !62_¿

;

V A RILCIOLLO SEL COMERCIO EXTERIOR 1900-19

AAno U.UO

1900

1908

1913

1919

1915

1916

.1917

1918

1919

Importaciones

¡

i ,

i

:

- 2 '317,151

"9.-5, 1273,079

6 088,777

4 '827,930

3 '095,545

8 '683,150

13

502,852

9 '706,113

'203,840

12

°/0

34

49

40

36

21

35

42

32

31

E x p o r t a d one sj °/o Diferencia —p.

2 E179,849

>

\

-■

:

rr

4 5497,000• ')66

:

.5'478,942

205,863

3 ’048,404

3*939,860

i79

7'857,913

í

5 ’190,018

i68 10,266,482

1 4 1695,583

8 s426,263

1 65

1 51

9'137,181 j 60

8'76?,790

11 521,808

16'541,063

18'692,870

19'972-,595

26'899,423

| 64

| 58

! 69

!:

s<» aprecia pues cuo las importa clone s son muy in

tirria.; ge Ba sadre: Ü b . cit. Tomo XII pág. 439»

28

ícrioros- a las exportaciones, presentando banjos porcenta­

jes un los años 1915 (21%

,

1919 (31%), 1918 (52%) y

-

1916 (36%). Las exportaciones alcanzaron un mayor inoro -

monto a partir do 1915 , llegando on este año a su mayor

porcentaje (79%). Las diferencias entro lo. importación y

exportación son muy notables, en- los años de. 1918 y 1919,

en los que pasaron de 10 millones de solos*

La exportación., y sus cantidades referidas

a

le.s sustancias -más importantes, la tenemos en el siguien­

!

i

l

te cuadro« (16)

'/u -lAuí í uj j

j.

Cüi-U.íñ.

o.a'—-

\jae.r¡

á¡— 'o'

íVñ

x'Oju ;o.-.¡o7A.uGj--'.-o i

.

»3Uñ concias ,,

i

>.

i

.1912

1515

años

.

1917

1919

jl'4-20,230

i Azúcar y derPl1412,665 2' 976,605

Algodón

1* 200,4?7 2* 878,515 6 5635,782

4' 111,463 8 r314,321

'

■Güeros

1 193,809 159,154

322,858 624,466

Laurea

i

516-, 891 598,392

1 711,734

1'631,664

petróleo y dar, 910,259 1* 143,977

l f182,051

21320,319

Cobre ■ 12’010,618 7,1 372,18?

6 ’250,738

4'920,449

i

¡

El onálíssis respectivo nos muestra que el ele

monto quo incrementó notablemente su exportación es el uzu

car, Sn 1919, primer

(16) Jorge Basad,:a«.

año de la post-guerra, superó por

Ob, cit

Lomo XII pág

440

7

29

-

vocea , el valor ano alcanzó en 1913. Igual fenómeno

produjo, con

el algodón, los cueros y el petróleo,

qu que o al al

canznron su valor máximo también on 1919 » después ole de

un

ccns tant e aum cinto,

Las lañes y leí cobre, presentan otras ce.roote car "ate

rístíG'G. Asi las lanas siguieron un ritmo ascendente'has urbe has

tr 1918 , dejándose sentir una merma el año

siguiente, tto. SI

cobro alcanzó su mayor valor do exportación en 1917 7 dis

minuyó on los dos últimos años de nuestro período. En es­

tos oíos hay muchas restricciones económicas por parto de

Hotuóos Unidos a las exportaciones de concentrados cao co-

br., do baja ley.

. ■ : El comercio exterior entro países, esta cono.z

chuñado principalmente por las necesidades de cada uno de

olios, y se realiza bajo ciertas características,, a. 'partir

de 1919 se produjo unVoámbío on las relaciones comercia -

las da los países del mundo debido a factores derivados

del conflicto bélico.

,

.

El bloqueo existente sobre Alemania, la eleva

d taza del seguro marítimo por riesgos de guerra, la di­

ficultad .áo comercio con los bancos europeos, la .supre -

íj'<ón da lagunas .fábricas que utilizaban nuestra materias,

y alabancia onormo entre el Perú y Europa fueron tacto

roo dotorminantos, para que wl comercio peruano buscara

OO ÍN 0 *

i

30

nuevos mercados"para sus productos* Los mercados europeos

son reemplazados por los d'e América, entro los qué desta­

ca el de Estados Unidos« El comercio inglés en los mofea­

dos peruanos y viceversa quedo profundamente afectado por

osta nueva coyuntura.

' La manera como varía el porcentaje de cada

paí s 5 en su comercio con el Perú lo anotamos en los

datos

que presentamos a continuación» (17)

CULPEO

IIQ 7

FORCEETAJES DEL COLERO 10 SXIERIGR POR PAISES I ¿JfcOS

9-, ,

i

,

.E

;E

‘\C ¡c*

-

1913 i 1913

Estados Unidos. 3 1 09-5

33.92

Gran Bretaña ,

32.34

33.82

Alemania.

1 0 ?94

4.70

Chile *

9-30

10.09 .'

Otros.

13.47

18.00

lotel

100 0 00

100.00

1915

4376

| 1916

61.53

23,88 17,67

_

_

-

-

L

1917

61 38

17,81

.

-

~

17*55

, 8.13

9.91 19.63

12.11

100.00

- _ l

100.00 100,00

j

Como se puede apreciar, Estados unidos se con

virtió en «1 nuevo mercado de los países americanos. Este

país acaparó las exportaciones a partir de 1914, alcanzan