Está en la página 1de 3

Desarrollo y administración de proyectos

Metodología ágil vs tradicional

Alumno: Luis Eduardo Rangel Martínez

Fecha de entrega: 26 de noviembre de 2018

Carrera: Ingeniería Mecatrónica

Campus: Tuxtla

Semestre: 5°

Docente: Sergio Ortiz Luz

Desarrollo y administración de proyectos 1


Metodologías agiles de proyectos

En el mundo actual todo avanza y las metodologías tradicionales ya no son tan adecuadas
para el dinamismo de la administración y planeación de proyectos, por lo que surge esta nueva idea
de metodologías agiles la cual es una opción más beneficiosa para la organización y para el cliente
que la metodología convencional. En esta nueva metodología ágil se hace uso de softwares los
cuales son ocupados en distintas áreas y sectores, por lo cual aprovecha la ventaja que estos brindan
en el desarrollo de los proyectos.
Al contrario de la metodología tradicional que no se puede llevar su aplicación a softwares
para su administración ya que la forma convencional se centra en planear el proyecto y no introducir
cambios o los menos posibles para su realización, sin embargo, la metodología ágil hace que el uso
de software de administración de proyecto sea utilizado porque este tipo admite los cambios que
principalmente son hechos por el cliente y no interrumpe del todo el proceso del proyecto. Al
cambiar el dinamismo y dejar que los cambios ocurran durante el proyecto hay algunas
características que deben volverse más dinámicas como la comunicación que en las metodologías
tradicionales toman un papel muy importante, la planificación se orienta en poder admitir los
cambios imprevistos y tratar de adaptarse y por último la autonomía de equipos que es ahí donde
la metodología ágil se define ya que ahí radica la esencia de la adaptabilidad.
Sin embargo, dentro del panorama ágil existen diferentes opciones. Extreme programming,
Scrum o Kanban son las alternativas más conocidas pero, cada una de ellas, cuenta con una forma
diferente de entender la flexibilidad. Así, cada una de las metodologías ágiles de gestión de
proyectos se caracteriza por:

Extreme Programming: también conocida como XP, se centra en el vínculo que se crea entre el
cliente y el equipo de proyecto. Fomenta la interacción permanente entre ambos, que facilita la
introducción de cambios y minimiza las posibilidades de error. Requiere de la organización de los
equipos en pequeñas células, con un número de integrantes limitado, no demasiado amplio; por lo
que no es recomendable para proyectos de larga duración.
Scrum: es el orden dentro del caos, aceptando la naturaleza cambiante de un proyecto, trata de
proponer directrices que simplifiquen su gestión. Ésta es, de todas las metodologías ágiles de
gestión de proyectos, la que con mayor eficacia facilita el hallazgo de soluciones específicas para los
problemas que van surgiendo durante el desarrollo del proyecto. Pese a sus ventajas, en especial
en lo referente a la coordinación de personas, entre sus inconvenientes se encuentra el fomentar
un entorno donde los niveles de estrés son difíciles de controlar, en parte debido a la necesidad de
trabajar bajo presión para poder realizar las entregas parciales a tiempo.
Kanban: clasifica las tareas según subestatus ayudando a determinar los niveles de productividad
en cada fase del proyecto. Su sencillez de aplicación simplifica también la planificación y la
designación de responsabilidades. No obstante, su efectividad no es a prueba de todo, ya que la
aplicación de ésta, la más famosa de las metodologías ágiles de gestión de proyectos, resulta
excesivamente compleja cuando el volumen de trabajo es elevado o la dificultad de las tareas a
realizar va en aumento.
Entre estos tipos de metodologías existen diferencias muy importantes ya que la manera en
la que estas trabajan son diferentes aunque tengan el mismo fin, la metodología tradicional se

Desarrollo y administración de proyectos 2


centra en planear todo desde un principio y enfocaren terminar el proyecto sin contratiempos o
cambios inesperados, además de que se planea a futuro no siempre se toma en cuenta los cambios
en el mercados y esto suele llevar a mucha desorganización, penalizaciones y trabajos forzados para
entregar el proyecto al cliente y a su vez el cliente delega todas las responsabilidades a los
trabajadores del proyecto y no siempre hay una buena retroalimentación de los problemas. En
cambio en la metodología ágil la comunicación y responsabilidades que tiene el cliente son otras y
siempre se informa de lo que está sucediendo, además, este tipo de metodología acepta y busca los
cambios para aprender y adaptarse para entregar en tiempo y forma el proyecto haciendo más
flexibles las entregas y hacer un mejor trabajo ya que se enfoca en grupos autónomos de trabajo.
Cualquiera de las dos metodologías es válida, la tradicional puede estar orientada a
proyectos muy grandes y la ágil a proyectos pequeños, sin embargo las dos buscan entregar un
proyecto al cliente y este puede decidir con que metodología podría trabajar, aunque la tradicional
busca entregar a toda costa el proyecto puede que las características de las metodologías agiles
ayuden a mejorar el sistema de trabajo de estas.

Bibliografía
MDAP EXECUTIVE MASTER IN PROJECT MANAGEMENT (2014). Módulo 0. Metodologías ágiles vs.
Metodologías tradicionales. Madrid, España: Universidad de Alcalá. Recuperado de http://www.uv-
mdap.com/programa-desarrollado/bloque-iv-metodologias-agiles/metodologias-agiles-vs-
tradicionales
Metodologías ágiles de gestión de proyectos: elige la mejor. Recuperado de https://www.obs-
edu.com/int/blog-project-management/agile-project-management-2/metodologias-agiles-de-
gestion-de-proyectos-elige-la-mejor

Desarrollo y administración de proyectos 3