Está en la página 1de 43
Colegio Italo Composto Scarpati RBD: 1965
Colegio Italo Composto Scarpati RBD: 1965

Colegio Italo Composto Scarpati RBD: 1965

Nota: en el presente documento, se utilizan de manera inclusiva términos como “el docente”, “el estudiante”, “el profesor”, “el alumno”, “el compañero” y sus respectivos plurales (así como otras palabras equivalentes en el contexto educativo) para referirse a hombres y mujeres.

De acuerdo a la norma de la RAE (Edición 2011) el uso del masculino se basa en su condición de término genérico, no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, se emplea el masculino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto.

Informe de Visita de Evaluación y Orientación Agencia de Calidad de la Educación www.agenciaeducacion.cl contacto@agenciaeducacion.cl Morandé 360, piso 9 Santiago de Chile

2018

agenciaeducacion.cl · facebook.com/agenciaeducacion · @agenciaeduca · youtube.com/AgenciaEducacion · instagram.com/agenciaeducacion

Índice

Carta Secretario Ejecutivo

4

Introducción

5

I. Información general

7

Datos generales del establecimiento

7

Categoría de Desempeño

7

Información sobre la Visita

8

Instrumentos/Técnicas aplicadas

8

II. Descripción metodológica

10

III. Contexto del establecimiento educacional

11

IV. Resultados de la Evaluación de la Gestión Escolar

13

Dimensión

Liderazgo

15

Dimensión

Gestión Pedagógica

20

Dimensión Formación y Convivencia

29

Dimensión Gestión de Recursos

35

V. Recomendaciones

39

Carta Secretario Ejecutivo

Estimada comunidad educativa:

Nuestra razón de ser como Agencia de Calidad de la Educación es colaborar con la trayectoria de mejoramiento de cada establecimiento del país. Nuestra existencia, por tanto, está marcada por la vinculación que logremos establecer con ustedes: queremos marcar la diferencia, como también que nuestro trabajo invite y movilice a la comunidad escolar. Creemos firmemente que juntos podemos mejorar nuestro sistema educativo, logrando una educación de calidad para todos los niños, niñas y jóvenes de nuestro país.

Como Agencia evaluamos, orientamos e informamos al sistema educativo, de modo de impulsarlo en el mejoramiento de la calidad y con ello, contribuir a la equidad de oportunidades de todos los estudiantes. Para conseguirlo, hemos trabajado en el desarrollo de dispositivos que nos permitan evaluar el proceso educativo de manera integral, para así orientar a los establecimientos y aportar en su mejoramiento continuo.

En este contexto, uno de nuestros dispositivos son las Visitas de Evaluación y Orientación de Desempeño, que la Agencia de Calidad realiza a los distintos establecimientos escolares del país y sus sostenedores. Dichas Visitas son una instancia enfocada en la evaluación técnica de los procesos de gestión escolar, que considera la percepción de los diversos estamentos de la comunidad educativa, además de observar directamente el quehacer pedagógico.

El presente informe corresponde al resultado de la evaluación realizada en su establecimiento. Cada Informe de Visita está elaborado específicamente para cada comunidad educativa, y contiene recomendaciones estratégicas para su proceso de mejoramiento, las que surgen de la realidad observada en su contexto. De esta manera, como Agencia de Calidad de la Educación queremos

orientar acciones que contribuyan al aprendizaje y formación integral de los estudiantes, niños, niñas

y

jóvenes, como también fomentar el desarrollo de iniciativas que favorezcan una educación inclusiva

y

de calidad.

Finalmente, queremos invitarlos a conocernos y a ser parte de este desafío, el cual asumimos con entusiasmo, honestidad y con la certeza de que todas las escuelas del país pueden mejorar.

Reciban un afectuoso saludo,

entusiasmo, honestidad y con la certeza de que todas las escuelas del país pueden mejorar. Reciban

4

Introducción

El enfoque de mejoramiento continuo, que actualmente orienta la política educativa nacional, reconoce la centralidad de la escuela en la autoevaluación institucional y planificación estratégica de su propia trayectoria de mejora. Este nuevo enfoque es una invitación a que las comunidades educativas se autoevalúen de manera integral, tomando en cuenta tanto su horizonte formativo y educativo como también su situación institucional actual, en términos de las fortalezas y debilidades que percibe de sí misma.

De este modo el Estado, a través de la nueva institucionalidad del Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad, busca dar los apoyos, las herramientas y las orientaciones para contribuir a que cada establecimiento construya su trayectoria de mejora.

En este contexto, el objetivo de la Agencia de Calidad de la Educación es evaluar, orientar e informar al sistema educativo de modo que este propenda al mejoramiento de la calidad y equidad de oportunidades, considerando las particularidades de los distintos niveles y modalidades.

A su vez, la División de Evaluación y Orientación de Desempeño de la Agencia de Calidad de la

Educación tiene la responsabilidad de diseñar e implementar la evaluación del desempeño de los establecimientos y sus sostenedores, mediante lo cual se busca fortalecer las capacidades institucionales y de autoevaluación, orientar los planes de mejoramiento educativo y promover la mejora continua de las escuelas.

Las Visitas son uno de los medios a través de los cuales la Agencia evalúa y orienta la calidad educativa de los establecimientos. Estos son visitados por un equipo de evaluadores, quienes aplican diversos instrumentos, métodos y técnicas de recolección de información que permiten conocer y caracterizar los procesos de gestión en las cuatro dimensiones del Modelo de Calidad de la Gestión Escolar:

Liderazgo, Gestión Pedagógica, Convivencia Escolar y Gestión de recursos. Dicha información es analizada en profundidad, para lo que se mantienen como referentes los Estándares Indicativos de Desempeño (EID), y posteriormente es organizada para ser comunicada a los establecimientos y sus sostenedores a través de los informes de cada Visita de Orientación y Evaluación de Desempeño.

El informe tiene por objetivo dar a conocer a los sostenedores, equipos directivos y a la comunidad

educativa en su conjunto, los resultados de la evaluación realizada al establecimiento en las cuatro áreas mencionadas, reconociendo fortalezas y debilidades, aportando recomendaciones que potencien su mejoramiento continuo.

En primer lugar, el Informe presenta el contexto del establecimiento, a través del cual se relevan aspectos que facilitan la comprensión del mismo y sus necesidades de mejora.

Posteriormente, se presentan los resultados de la evaluación de la gestión escolar por cada dimensión, la que contiene información relevante con respecto al funcionamiento, la presencia o ausencia de procesos y acciones que cada establecimiento implementa, articulada con juicios evaluativos que permitan comprender cómo ello facilita u obstaculiza los procesos de gestión escolar con foco en el mejoramiento de los aprendizajes. Luego, se identifican las principales fortalezas y debilidades detectadas en cada dimensión, con el objetivo de relevar aquellas herramientas, competencias o estrategias que el establecimiento posee e identificar oportunidades de mejora.

Finalmente, el equipo evaluador formula recomendaciones, que pretenden orientar al establecimiento en relación a las áreas de gestión escolar, sugiriendo estrategias para aportar a la mejora de los aspectos críticos identificados en la Visita, y promoviendo la responsabilidad de los actores de la comunidad educativa en su trayectoria de mejora.

I.

Información general

Datos generales del establecimiento

Nombre del EE 1

Colegio Italo Composto Scarpati

 

RBD 2

1965

 

Municipal

 

Particular Subvencionado

Dependencia

       

Particular Pagado

Nivel Educativo

Parvularia

Básica

 

Media

Matrícula

205

IVE 3

96,41%

 

Sostenedor

Municipalidad de Villa Alemana

 

Director

Rubén Segundo Bautista Cayún Andrade

 

Dirección

Avenida Las Palmas 589

 

Comuna

Villa Alemana

 

Región

Valparaíso

 

Categoría de Desempeño 4

Categoría

Descripción

Alto

 

Esta categoría agrupa a establecimientos cuyos estudiantes obtienen resultados que sobresalen respecto de lo esperado, en las distintas dimensiones evaluadas en el proceso de análisis, considerando siempre el contexto social de los estudiantes.

Medio

 

Esta categoría agrupa a establecimientos cuyos estudiantes obtienen resultados similares a lo esperado, en las distintas dimensiones evaluadas en el proceso de análisis, considerando siempre el contexto social de los estudiantes.

   

Esta categoría agrupa establecimientos cuyos estudiantes obtienen resultados

Medio-bajo

por debajo de lo esperado, en las distintas dimensiones evaluadas en el proceso de análisis, considerando siempre el contexto social de los estudiantes.

Insuficiente

 

Esta categoría agrupa a establecimientos cuyos estudiantes obtienen resultados muy por debajo de lo esperado, en las distintas dimensiones evaluadas en el proceso de análisis, considerando siempre el contexto social de los estudiantes.

1 Establecimiento Educacional.

2 Rol Base de Datos.

3 Índice de Vulnerabilidad Escolar 2018.

4 Mecanismo que articula el trabajo del Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SAC) por medio de una evaluación integral de los Niveles de Aprendizaje, los Indicadores de Desarrollo Personal y Social, los resultados Simce y el progreso de los estudiantes en las últimas tres o dos mediciones, según corresponda a cada nivel. En este Informe se presenta la categoría vigente al momento de la Visita de la Agencia de Calidad de la Educación.

Información sobre la Visita

Tipo de Visita

Integral

Fecha de la Visita

15, 16 y 17 de mayo 2018

Macrozona

Centro Norte

Instrumentos/Técnicas aplicadas

Instrumento/

Estamento

 

Detalles/Observaciones/Comentarios

Técnica

 
 

Sostenedor

 

Director

 

Jefe de UTP

 

Encargado

   

Equipo

Entrevistas

Convivencia

Docentes

8

participantes

Apoderados

9

participantes

Asistentes de

   

la educación

9

participantes

Alumnos

8

participantes

 

Alumnos

36

Docentes

10

Encuestas 5

Apoderados

44

Asistentes de

   

la educación

14

Pauta de observación de clases

 

Pauta de observación del establecimiento

 

Documentos revisados en la Visita

Antes:

PEI, Fase Estratégica PME, Plan anual 2017, Manual de Convivencia, Plan de Formación Ciudadana, Plan de Inclusión, Plan de apoyo de lectoescritura (ATE), Actas de consejo escolar, de profesores y reflexión pedagógica.

Durante:

Actas de Centro de Padres y Centro de Alumnos, reuniones de departamento, planificaciones de clases y de talleres extraescolares, pauta de observación de

5 Los porcentajes que se presentan en el Informe refieren al número absoluto de respuestas válidas de las encuestas.

clases, Plan de la dupla psicosocial, Plan de gestión escolar de convivencia, ficha caracterización de
clases, Plan de la dupla psicosocial, Plan de gestión escolar de convivencia, ficha caracterización de

clases, Plan de la dupla psicosocial, Plan de gestión escolar de convivencia, ficha caracterización de los estudiantes, registros de entrevistas de convivencia e inspectoría, libros de clases, Plan de apoyo pedagógico, Informe anual PIE.

II.

Descripción metodológica

La metodología de desarrollo de la Visita y sus productos comprenden el despliegue de diversos componentes analíticos y metodológicos.

Como marco analítico de referencia, la evaluación y orientación externa se guía por un conjunto de Estándares Indicativos de Desempeño que permiten caracterizar la gestión escolar de los establecimientos visitados 6 . Esta evaluación está a cargo de un panel profesional de alta calificación que es responsable de recabar y luego analizar el conjunto de información disponible sobre la escuela

y su gestión.

En la etapa de pre-Visita, se recopila y analiza toda la información descriptiva, de caracterización y de desempeño disponible sobre el establecimiento.

Durante la Visita en terreno se interactúa con diversos miembros de la comunidad educativa. En esta fase se levanta y registra una variedad de información cuantitativa (a través de encuestas), cualitativa (por medio de entrevistas), de observaciones de aula y del establecimiento, y de carácter documental.

Posteriormente, en la etapa de post-Visita, la información es procesada desde una metodología que considera, entre otras acciones, el análisis estadístico de las encuestas, la selección y codificación de datos relevantes obtenidos por medio de entrevistas y observaciones, además de la sistematización de información proveniente de documentos de gestión, resultados educativos y antecedentes del establecimiento.

El proceso sigue una secuencia de análisis de datos y construcción de hallazgos por subdimensiones

y dimensiones de la gestión escolar. En este se emplean técnicas y procedimientos de triangulación

multimétodo (cuantitativos/cualitativos/observacionales), así como también entre jueces (miembros

del panel) a objeto de incrementar la validez y confiabilidad de la evaluación.

Dado lo anterior, la construcción de los juicios evaluativos que se plasman en el presente Informe se realiza sobre la base del contexto del establecimiento, sus resultados, los principales hallazgos y el juicio experto del panel.

6 Véase: http://archivos.agenciaeducacion.cl/documentos-web/Estandares_Indicativos_de_Desempeno.pdf

III.

Contexto del establecimiento educacional

Aspectos que permiten caracterizar la realidad del establecimiento y favorecer la comprensión de su situación actual, incluyendo la historia, estructura organizacional general y elementos centrales del Proyecto Educativo, además de los programas y convenios que apoyan su implementación.

El Colegio Italo Composto Scarpati fue fundado hace 50 años, el 26 de mayo de 1968, con el fin de brindar atención a alumnos del sector sur de Villa Alemana. En 2008 toma su nombre actual en reconocimiento a uno de los vecinos influyentes de la comuna. Su oferta educativa, dirigida a niños y niñas de diversos sectores, contempla un nivel prebásico fusionado, con un curso que incluye prekínder y kínder, junto con ocho cursos básicos, desde 1° a 8° básico. En promedio, el establecimiento cuenta con una matrícula de 23 alumnos por curso. Además, mantiene media jornada desde prebásica a 2° básico, mientras que los demás niveles cuentan con jornada escolar completa.

El ideario de su Proyecto Educativo Institucional (PEI) plantea garantizar un clima propicio para el aprendizaje, basado en la cultura del buen trato, y lograr romper el círculo de la pobreza a través de su sistema educativo. Considerando este objetivo, dicho documento promueve los valores de respeto, autoestima, responsabilidad y resiliencia, destacando este último como parte de sus sellos. Junto con los mencionados valores, el ideario institucional enfatiza la cultura de la mejora, la defensa de la identidad y pertenencia, además de la promoción de hábitos asertivos. En cuanto a su visión, el establecimiento se define como una comunidad inclusiva, dedicada a fomentar el desarrollo integral de sus estudiantes, los que son apoyados por un equipo docente que promueve los aprendizajes en un clima de respeto y bienestar.

El colegio recibe recursos financieros por medio de la Subvención Escolar Preferencial (SEP), del Programa de Integración Escolar (PIE) y ha participado de la iniciativa Movámonos por una Educación Pública, además de otras subvenciones.

Su equipo directivo está conformado por el director, quien asume en 2015 por medio del sistema de Alta Dirección Pública, la jefa de la Unidad Técnica Pedagógica, quien se incorpora al establecimiento en 2017 siendo la tercera persona que asume este cargo en los últimos años, y el encargado de Convivencia Escolar. Junto a ello, al equipo técnico-pedagógico se suman los jefes de los departamentos de Lenguaje y Matemática para cada ciclo, la dupla psicosocial y la coordinadora PIE. En cuanto al equipo de Convivencia Escolar, se unen a su encargado la dupla psicosocial e inspectores.

Por otra parte, el Programa de Integración cuenta con diversos especialistas, entre los cuales se incluye una psicóloga, educadoras diferenciales, una psicopedagoga y una fonoaudióloga. Junto con ellas trabaja una kinesióloga y una terapeuta educacional, quienes conforman el equipo del Programa

de Integración Sensorial (PIS). Además, el establecimiento cuenta con quince docentes y trece asistentes de la educación.

Finalmente, el colegio ha participado en la Evaluación Progresiva de Comprensión de Lectura para 2° básico de la Agencia de Calidad de la Educación. Asimismo, en 2014 el establecimiento tomó parte de una Visita Integral de Evaluación y Orientación del Desempeño, en el marco de la marcha blanca del Sistema de Aseguramiento de la Calidad.

IV.

Resultados de la Evaluación de la Gestión Escolar

Este apartado busca describir las características generales de las distintas dimensiones de la Gestión Escolar del establecimiento, en correspondencia con el Modelo de Gestión de Calidad impulsado por el Mineduc desde hace más de una década, cuyo objetivo es que las comunidades educativas analicen su gestión institucional y la organización de su quehacer en función de la mejora de la formación y de los aprendizajes de sus estudiantes. Este modelo se organiza sobre la base de las cuatro dimensiones señaladas anteriormente, además de un área de resultados, los que permiten analizar y abordar logros de carácter cuantitativo y cualitativo y su impacto en las prácticas institucionales y técnico- pedagógicas. En este sentido, el Plan de Mejoramiento Educativo es el instrumento que materializa dicho modelo a partir de lo definido en el Proyecto Educativo Institucional de cada establecimiento, el que es central en el proceso, puesto que otorga sentido de pertinencia a las acciones que desarrollan para mejorar de acuerdo al modelo descrito 7 .

para mejorar de acuerdo al modelo descrito 7 . 7 Mineduc (2017) Orientaciones para el Plan

7

Mineduc

(2017)

Orientaciones

para

el

Plan

de

Mejoramiento

Educativo.

Documento

disponible

en:

http://www.mineduc.cl/wp-content/uploads/sites/19/2017/03/ORIENTACIONES-PARA-EL-PLAN-DE-MEJORAMIENTO-

EDUCATIVO_2017.pdf

Dado lo anterior, la información presente en este informe pretende contribuir directamente al proceso anteriormente descrito como un insumo externo que permita a la escuela fortalecer sus procesos de evaluación, toma de decisiones e implementación de acciones para el mejoramiento.

A continuación se presenta información central que surge de las evidencias recolectadas y analizadas, para orientar la comprensión de la situación actual del establecimiento en cada dimensión de gestión. Este apartado es el resultado de la evaluación institucional, reconociendo los procesos centrales que posteriormente explican las fortalezas y debilidades detectadas en cada dimensión de la gestión escolar.

Dimensión Liderazgo 8

La dimensión Liderazgo comprende las funciones de diseño, articulación, conducción y planificación institucional, a cargo del sostenedor y el equipo directivo, dirigidas a asegurar el funcionamiento organizado y sinérgico del establecimiento.

La investigación indica que, después de la enseñanza en el aula, el liderazgo es el factor de la escuela que más impacta en el aprendizaje de los estudiantes, de manera que es una de las principales variables que afectan la calidad de la educación impartida por un establecimiento. Para que esta influencia sea positiva, es necesario que el sostenedor defina y acuerde con el equipo directivo la forma en que se organizará el establecimiento, lo que hace posible una gestión institucional coordinada y eficaz. A su vez, el director debe propiciar que los distintos actores educativos -incluido él- se identifiquen con la orientación y objetivos del establecimiento y trabajen conjuntamente en función de estos lineamientos, para lo cual es necesario que ejerza un rol activo en la conducción, articulación, apoyo y estímulo de la comunidad educativa. La traducción de la orientación y objetivos del establecimiento en acciones concretas requiere que estos se encuentren claramente definidos y sean compartidos, por lo que un liderazgo efectivo implica también llevar a cabo procesos de planificación institucional sobre la base de datos actualizados, con participación de los diferentes estamentos.

Considerando lo anterior, la dimensión Liderazgo comprende las subdimensiones Liderazgo del sostenedor, Liderazgo del director y Planificación y gestión de resultados.

8 Fuente: http://archivos.agenciaeducacion.cl/documentos-web/Estandares_Indicativos_de_Desempeno.pdf

La directora de Educación de la Corporación Municipal se ha desempeñado durante 30 años en la entidad sostenedora, asumiendo como jefe técnico corporativo en 2008 y ocupando su cargo actual

a partir de 2012. En el ejercicio de sus funciones, ha solicitado al establecimiento avanzar desde un

foco asistencial, aspecto reconocido por la comunidad a partir del informe de la Visita Integral 2014,

a un foco pedagógico. Algunos ejemplos de este avance son la reformulación del PEI del colegio, con énfasis en el aprendizaje de los estudiantes, además de la implementación de talleres y capacitaciones para la mejora de la gestión de aula.

El equipo de la entidad sostenedora está compuesto por diversas coordinaciones que abordan los ámbitos de Gestión Pedagógica, PIE, Psicosocial, Convivencia Escolar y Educación Parvularia. Esta coordinación se extiende también al ámbito financiero, mediante la gestión de subvenciones y procedimientos, y la administración de programas como la promoción de hábitos de vida saludable o los programas Enlaces y Bibliotecas CRA. En efecto, los distintos estamentos reconocen dichas

coordinaciones y valoran el apoyo que les brindan, por ejemplo, al entregar con prontitud soluciones

a sus requerimientos. Asimismo, se destaca la comunicación permanente con el colegio, ya sea de manera presencial o bien por vía telefónica o correo electrónico.

En este sentido, diversos actores relatan que, a partir de este año, se han instalado reuniones mensuales en red en las que participa la entidad sostenedora con los equipos directivos de los establecimientos educativos de la corporación. En estas instancias se abordan temas como normativas del Mineduc, lineamientos para cada dimensión de gestión, protocolos, entre otros. Cabe señalar que algunos estamentos valoran estos espacios indicando que a través de ellos es posible compartir prácticas y experiencias, generándose así una instancia que propicia el apoyo mutuo entre

los establecimientos. Ejemplo de esto es que los propios apoderados reconocen la presencia de un representante del sostenedor en las reuniones de Centro de Padres, lo cual les permite estar al tanto de lo que ocurre en el establecimiento y abordar problemáticas de su interés. Todo lo anterior aporta

a la gestión institucional, permitiendo la generación de factores que contribuyan a la mejora de los procesos educativos.

Por otra parte, todos los estamentos destacan la gestión directiva por su presencia activa y su alto grado de injerencia en los asuntos del colegio en diversos momentos de la jornada, sin descuidar a los estudiantes y funcionarios. Ejemplo de ello es que el director participa diariamente en el recibimiento de los alumnos en la puerta de acceso al establecimiento. Asimismo, destacan su constante disposición para atender diversos requerimientos, además del estilo democrático y la actitud de respeto que lo caracterizan. Tal percepción se corrobora en la encuesta de asistentes donde el 86% indica que el director está abierto a escuchar sus comentarios y sugerencias.

Junto a lo anterior, el director del establecimiento se involucra en todas las áreas de gestión para lo cual establece reuniones con los distintos equipos. A modo de ejemplo, las reuniones del equipo directivo se realizan semanalmente, convirtiéndose en instancias en que se abordan los principales hechos acontecidos y se organiza el trabajo para los días siguientes.

Adicionalmente, los distintos estamentos destacan el liderazgo en la gestión directiva. De acuerdo con ellos, el director del establecimiento estimula y promueve el trabajo colaborativo, reconociendo y felicitando los logros alcanzados. De este modo, el 93% de los asistentes encuestados indica que la dirección los motiva a apoyarse y a trabajar en equipo. Asimismo, la totalidad de los docentes señala que desarrolla un ambiente de compromiso y responsabilidad, además de promover un clima colaborativo.

En este sentido, el PEI del colegio establece que el equipo directivo debe liderar desde lo pedagógico y fija como lineamiento que toda acción que se lleve a cabo tenga como fin la mejora de los aprendizajes. Justamente, de acuerdo a algunos estamentos, este es el foco de la actual dirección. En esta línea, se han tomado decisiones como, por ejemplo, la creación de la jefatura de departamento en las asignaturas de Lenguaje y Matemática. Así también se propone mejorar la asistencia transmitiendo la idea de que el aprendizaje es presencial.

Junto a lo anterior, la comunidad manifiesta que la dirección ha logrado instalar sentidos que son compartidos por todos, los que se relacionan con el PEI. A propósito de esto, los entrevistados destacan la cultura de la mejora y el valor del respeto, ideas que además han logrado movilizar al colegio hacia la obtención de resultados concretos como, por ejemplo, la mejora en la convivencia escolar. Otros logros del establecimiento, en los que se refleja la cultura de la mejora, son el avance en el cumplimiento de las metas de matrícula y asistencia, así como en los resultados de aprendizaje. Todo lo anterior será profundizado en las dimensiones correspondientes.

Por otro lado, los actores de la comunidad educativa declaran que, con la actual dirección, el colegio ha mejorado su imagen, dejando de ser un establecimiento estigmatizado. En este sentido, la totalidad de los docentes encuestados señala que el director define ritmos de trabajo y establece plazos, destacando su capacidad de gestión y su capacidad para transmitir a todos los funcionarios que el trabajo debe ser bien realizado.

En base a lo descrito, se concluye que las características del liderazgo directivo permiten guiar la gestión institucional de manera efectiva, logrando alinear a la comunidad en función del Proyecto Educativo Institucional, lo que podría estar impactando positivamente en los logros escolares.

En relación al PEI, se declara que este fue actualizado con la llegada de la actual dirección. En este proceso se contó con el apoyo de la entidad sostenedora y participaron docentes, asistentes y apoderados mediante trabajos grupales. Posteriormente, en 2017, los estudiantes fueron incluidos usando la misma metodología, y se avanzó en la precisión de los sellos y valores existentes para mejorar su comprensión, alcance e interiorización en la comunidad educativa. A modo de ejemplo, se llegó a la definición del sello referido a la cultura resiliente, entendiéndola como la actitud de superar las distintas adversidades de la vida para formar sujetos íntegros. A su vez, se incluyen prácticas asociadas al valor del respeto, como dar las gracias, saludar al llegar, entre otras.

En cuanto a su difusión, la comunidad educativa señala que la dirección transmite verbalmente los elementos centrales del PEI de manera permanente. Además, durante la Visita se visualiza la misión, visión, valores y sellos, en los distintos espacios del establecimiento, como diarios murales y salas de clases

Por otra parte, en cuanto al Plan de Mejoramiento Educativo (PME), distintos actores comentan que en el proceso de autoevaluación participan representantes de todos los estamentos en trabajos grupales, donde revisan las acciones realizadas en cada área y determinan su nivel de cumplimiento. Particularmente, con el objeto de definir las acciones del PME, algunos estamentos indican que el equipo directivo lidera un trabajo grupal para el diseño de las acciones, cuyo cumplimiento se va monitoreando a través de una pauta facilitada por la entidad sostenedora. No obstante, reconocen que no han logrado evaluar el impacto de estas acciones en relación a los objetivos asociados en el plan anual del PME. Considerando que la evaluación consiste en revisar qué acciones han sido realizadas, cabe señalar que ella no asegura ni se dirige a la obtención de información sobre el aporte e impacto de cada una de estas acciones en el logro del objetivo correspondiente. Esto último constituye un obstáculo para el proceso de análisis del plan de mejora del establecimiento.

En relación a los datos disponibles, diversos actores indican que el colegio cuenta con información referida a la asistencia de los estudiantes, características de estos, cuestionarios sobre temáticas como autoestima, estilos de aprendizaje, inteligencias múltiples y hábitos de vida saludable, así como de resultados académicos; además, estos últimos son sistematizados por medio de una plataforma virtual. Por otra parte, señalan que consideran datos provenientes de los distintos reportes que entrega la Agencia de Calidad de la Educación y de pruebas externas, así como de un programa de lectoescritura orientado a sistematizar los contenidos curriculares para los estudiantes desde prekínder a 2° básico. Sumado a ello, este programa considera un reporte de evaluación por unidad y porcentaje de logro de cada estudiante y curso por eje temático.

En cuanto al análisis de los datos disponibles, la comunidad educativa reconoce que es necesario fortalecer la capacidad de análisis y reflexión desde una mirada crítica, además de establecer mecanismos que permitan sistematizar la información con que se cuenta. A modo de ejemplo, respecto a los resultados de aprendizaje, algunos actores declaran no tener claridad de los elementos que obstaculizan el nivel de avance comprometido en los objetivos institucionales. Sumado a lo anterior, se menciona que esta falta de sistematicidad también dificulta visualizar qué acciones y estrategias orientadas a la mejora no están logrando el impacto esperado. Lo antes descrito perjudicaría tanto el seguimiento del logro de las metas como la evaluación de impacto de las acciones implementadas, obstaculizando, por tanto, la toma de decisiones pertinentes y oportunas para alcanzar los objetivos institucionales.

Dimensión Liderazgo

Fortalezas

La entidad sostenedora entrega apoyo, acompañamiento y lineamientos de trabajo en las diversas áreas de gestión, que son valoradas por la comunidad educativa. De este modo, da muestras de su responsabilización en la conducción del establecimiento, lo que estaría potenciando la gestión institucional.

El liderazgo directivo ha impulsado la instalación de los sellos y valores del PEI en la comunidad educativa y se involucra en todas las áreas de gestión desde un foco pedagógico. Lo anterior es valorado por los distintos actores educativos, logrando guiar la gestión institucional de manera efectiva y alineando a la comunidad con el proyecto educativo.

Debilidades

Se observa un débil análisis y reflexión para evaluar el nivel de impacto de las estrategias y acciones desarrolladas para el logro de los objetivos institucionales, lo que podría afectar el reconocimiento de fortalezas y oportunidades que permitan fundamentar las decisiones para la mejora continua.

Dimensión Gestión Pedagógica 9

La dimensión Gestión Pedagógica comprende las políticas, procedimientos y prácticas de organización, preparación, implementación y evaluación del proceso educativo, considerando las necesidades de todos los estudiantes, con el fin último de que estos logren los objetivos de aprendizaje y se desarrollen en concordancia con sus potencialidades.

La gestión pedagógica constituye el eje del quehacer de cada establecimiento, ya que este tiene por objetivo central lograr el aprendizaje y el desarrollo de sus estudiantes. Para ello, es necesario que los profesores, el equipo técnico-pedagógico y el director trabajen de manera coordinada y colaborativa. La principal labor de estos últimos es asegurar la implementación curricular mediante la realización de tareas de programación, apoyo y seguimiento del proceso educativo. Por su parte, la responsabilidad primordial de los profesores es llevar a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje en el aula, lo que implica el uso de estrategias pedagógicas adecuadas y el monitoreo de la evolución de sus estudiantes. A esto se suma un elemento fundamental del trabajo pedagógico: la consideración de las características particulares de los educandos. En este sentido, el establecimiento debe hacerse cargo de responder a la diversidad de necesidades de sus estudiantes, en miras de superar las dificultades que pudieran entorpecer su desarrollo, así como de favorecer el despliegue de sus potencialidades.

Considerando lo anterior, la dimensión Gestión Pedagógica comprende las subdimensiones Gestión curricular, Enseñanza y aprendizaje en el aula, y Apoyo al desarrollo de los estudiantes.

9 Fuente: http://archivos.agenciaeducacion.cl/documentos-web/Estandares_Indicativos_de_Desempeno.pdf

La gestión curricular se encuentra a cargo de la jefatura de la Unidad Técnica Pedagógica, a quien se suman los coordinadores por ciclo de los departamentos de Lenguaje y Matemática, la dupla psicosocial y la coordinadora del PIE. Entre las funciones asignadas a los coordinadores de departamento se encuentran la realización de adecuaciones curriculares, desarrollo y ajuste de estrategias pedagógicas, elaboración de ensayos Simce, monitoreo a los estudiantes con dificultades

y verificación de la cobertura curricular. Junto a ello, se establecen reuniones semanales por

departamento con la jefa de UTP. En estas instancias se tratan temas referidos a la adquisición de

materiales de aprendizaje y desarrollo de guías, entre otros.

Cabe señalar que en la Fase Estratégica del PME 2017 se establece como meta para esta dimensión movilizar el aprendizaje del 70% de los estudiantes en Lenguaje y Matemática, evidenciando el desarrollo de habilidades de estas asignaturas. Entre algunas de las estrategias asociadas al logro de esta meta, se ha definido la organización de los departamentos de estas asignaturas y el desarrollo de un plan de apoyo al proceso de lectoescritura.

A propósito de esto último, cabe señalar que el desarrollo de la lectoescritura se ha establecido como

uno de los lineamientos pedagógicos emanados desde la dirección. De acuerdo a la mayoría de los estamentos y a los documentos revisados, teniendo presente dicho lineamiento se ha implementado un programa desde prebásica a 2° básico, surgido desde la corporación, al que se adhiere el plan lector de 3° a 8° básico. A partir de este año, el programa se desarrolla en los primeros quince minutos al inicio de la jornada escolar y busca que los alumnos puedan cumplir con la lectura de un libro mensual, verificando cada día los avances mediante una ficha que los estudiantes deben completar y que quedan archivadas por alumno.

Un segundo lineamiento refiere a las planificaciones de clases, sistema que ha sido consensuado con los docentes. Con respecto a lo anterior, se ha definido la calendarización anual de las unidades y su correspondiente planificación por unidad, la que considera cada clase. El contenido de esta última comprende el objetivo de aprendizaje, habilidad a desarrollar, valores del PEI y actitudes. A su vez, la planificación identifica las estrategias para los tres momentos de la clase (inicio, desarrollo y cierre) y se agregan los principios y punto de verificación del DUA. Finalmente, considera los indicadores de logro a nivel de unidad. Dichos documentos deben ser entregados a UTP por los docentes antes del inicio de cada unidad de aprendizaje para su respectiva retroalimentación. No obstante, diversos actores refieren que tanto su entrega a tiempo como su retroalimentación no se realizan de manera sistemática y en ocasiones esta última es informal.

Un tercer lineamiento refiere al proceso de evaluación de los aprendizajes, para lo cual a partir de este año se ha actualizado e implementado el manual respectivo. Este documento establece diversas formas de evaluar y pruebas por unidad, entre otras indicaciones. Asimismo, se integran las pautas de cotejo, rúbricas y métodos de proyectos, además de instar a los docentes a planificar la entrega de retroalimentación de las evaluaciones a los alumnos en clases. En este sentido, se ha intencionado

diversificar las evaluaciones por medio del uso de disertaciones, análisis de películas, realización de experimentos, dramatizaciones, entre otros. La entrega de los instrumentos de evaluación sumativa debe realizarse 48 horas antes de su aplicación a la jefa de la Unidad Técnica Pedagógica, para ser revisados y retroalimentarlos, lo que a juicio de algunos actores no siempre se realiza; en los casos en que se retroalimenta, de ser necesario los profesores incorporan las sugerencias que se les realizan. En el caso de rúbricas, tablas de cotejos u otro tipo de instrumento, se entregan primero a profesionales del PIE y luego a UTP.

A partir de lo anterior, desde la comunidad educativa se reconocen los lineamientos mencionados, no obstante, se presentan dificultades en la entrega de retroalimentación a los docentes respecto de planificaciones y evaluaciones, lo que puede afectar sus procesos de acompañamiento para el desarrollo del currículum y la mejora de sus prácticas.

En relación al acompañamiento en el aula, de acuerdo a la revisión de documentos, el establecimiento cuenta con dos pautas, ambas basadas en los cuatro focos del Marco para la Buena Enseñanza, referidos a la implementación efectiva del currículum, fomento de un clima y una cultura escolar favorables para el aprendizaje, optimización del uso del tiempo en clases y monitoreo del logro de los aprendizajes. Asimismo, las pautas consideran un espacio para observaciones y compromisos. Al respecto, una de ellas está confeccionada para la observación de 90 minutos y la otra para períodos de 10 a 15 minutos. La primera de ellas considera descriptores para cada uno de los focos mencionados; asimismo, establece y define cuatro niveles de evaluación de la clase, desde el nivel ejemplar hasta no logrado. Por su parte, la segunda solicita registrar en cuál de los cuatro focos y momentos de la clase (inicio, desarrollo y cierre) se centrará la observación.

El acompañamiento en el aula está a cargo del equipo directivo, por lo que todos sus integrantes realizan visitas, centrándose cada uno de ellos en distintos focos. A estos se suman, ocasionalmente, los coordinadores de departamento y la dupla psicosocial. Por su parte, UTP se enfoca durante la visita al aula en la gestión curricular, para lo cual triangula la información proveniente de planificaciones de clases, libro de clases y cuaderno de los alumnos. Asimismo, observa la implementación de lineamientos pedagógicos, el trabajo de los estudiantes y su involucramiento en la clase. En cuanto al equipo de Convivencia este se enfoca en el ambiente para el aprendizaje, en tanto que el director se concentra en la interacción pedagógica entre docente y alumnos, además de las relaciones entre estos últimos.

Adicionalmente, cabe señalar que este año se ha privilegiado el ingreso al cierre de clases con el propósito de observar el proceso de metacognición de los alumnos, pues esto solo se ha examinado por medio de la pauta breve, y no se ha logrado cumplir con la frecuencia originalmente propuesta. Asimismo, aun cuando se ha procurado que el proceso de retroalimentación a partir de la visita al aula se realice de manera formal, estableciendo compromisos, algunos actores educativos señalan que en ocasiones la retroalimentación ha sido más bien informal.

En este sentido, si bien se realiza acompañamiento al aula, con pautas que permiten levantar información sobre los objetivos propuestos, este se está implementando de manera asistemática y su retroalimentación, en ocasiones, se realiza de manera informal. Lo anterior podría afectar el seguimiento de la implementación de las estrategias pedagógicas vinculadas al DUA, así como el desarrollo de la metacognición en los estudiantes.

Por otra parte, el seguimiento curricular considera distintas fuentes. Entre estas cabe mencionar el seguimiento semanal en Lenguaje y Matemática, registrando en una base de datos los objetivos de aprendizaje abordados, además del seguimiento al avance del plan establecido para lectoescritura. Junto a ello, se aplican pruebas externas de un servicio de Asistencia Técnica Educativa (ATE) en dichas asignaturas para el diagnóstico inicial, evaluación intermedia y final, con reportes de resultados por cursos, estudiantes y habilidades. Sumado a lo anterior, los entrevistados refieren que para todas las asignaturas se considera el leccionario, el cual es contrastado por UTP con los objetivos de aprendizaje establecidos en la planificación anual, los cuadernos de los alumnos y los resultados de las evaluaciones internas, por ejemplo, la prueba de unidad.

En esta línea, distintos estamentos refieren que los resultados antes mencionados se consideran en las reflexiones semestrales y que a partir de ellos se determinan estrategias remediales, como por ejemplo la implementación de los departamentos de Lenguaje y Matemática. Los entrevistados manifiestan que, a partir de dicho análisis, han concluido que no alcanzan la cobertura curricular, así como los aprendizajes esperados, lo que dificultaría el cumplimiento de la meta relacionada con la movilidad de estudiantes en los Estándares de Aprendizaje.

Por otro lado, desde la dirección se promueve el trabajo colaborativo mediante tres instancias. Una de ellas es el Consejo de Profesores, donde se abordan temáticas relacionadas con los ámbitos de convivencia y administrativo. La segunda instancia corresponde a las horas de colaboración con el equipo PIE para el apoyo a los estudiantes. Finalmente, la tercera de estas instancias se vincula a las reflexiones pedagógicas. En cuanto a estas últimas, distintos actores señalan que en ellas participa el equipo directivo, el equipo PIE, la dupla psicosocial y los docentes. En estas reflexiones se tratan temáticas como la movilidad de los estudiantes respecto de los aprendizajes, el diseño de evaluaciones y clases, el reglamento de evaluación, entre otros asuntos de índole pedagógica. En esta línea, algunos actores consideran que en general se requieren más espacios u oportunidades de reflexión. Esta carencia limitaría la oportunidad de profundizar en temas académicos que impacten en los aprendizajes.

Respecto al desarrollo de las clases, durante la Visita se evidencia que en siete de las ocho clases observadas se optimiza el tiempo. En este sentido, se presencian rutinas como formación antes de ingresar a la sala, saludo inicial, entre otras. Junto con ello, los profesores organizan la entrega de materiales logrando dar continuidad a la clase y pasan la lista mientras los alumnos se mantienen trabajando. A su vez, en la misma cantidad de clases se observa que el tiempo es utilizado para las

actividades pedagógicas como, por ejemplo, recordar las normas para el desarrollo de la lectura; diversas actividades que se suceden de manera fluida, como ejercicios en guías seguidos por trabajo en la pizarra; uso de videos alternado con trabajo individual y variaciones rápidas en la configuración del espacio de la sala al cambiar de actividad, entre otras actividades. Todo esto es corroborado por los estudiantes durante la entrevista.

Asimismo, en siete de ocho clases observadas se identifica que se realiza una explicación de conceptos y procedimientos. En este sentido, los docentes contextualizan el aprendizaje a desarrollar, entregan instrucciones claras a los estudiantes, repasan conceptos y procedimientos. Al ser consultados al respecto, los alumnos entrevistados señalan el uso de distintos recursos educativos durante las clases, tales como videos, pizarra, libros y material concreto. A las anteriores estrategias los entrevistados agregan la realización de experimentos en ciencias, trabajos en grupos y juegos, lo que relacionan con distintos estilos de aprendizaje. Sostienen, además, que en clases los docentes facilitan la comprensión de los alumnos, para lo cual reiteran las explicaciones en caso de ser necesario, resumen la información y se apoyan en el uso de recursos visuales, entre otras estrategias.

En base a lo relatado se constata el desarrollo de actividades diversas que se alternan sin interrumpir el ritmo de la clase, así como de rutinas instaladas, todo lo cual facilita que el tiempo pedagógico se esté utilizando de manera eficiente. Lo anterior podría contribuir al mejoramiento del proceso de enseñanza-aprendizaje.

En este marco, al momento de la Visita los resultados de aprendizaje en las pruebas Simce presentan una mejora. Ello se refleja en la disminución del porcentaje de alumnos situados en el Nivel Insuficiente de acuerdo a los Estándares de Aprendizaje, tanto en 4° como en 8° básico, en las pruebas de Comprensión de Lectura y Matemática. 10

En relación al apoyo a los estudiantes por parte de los docentes, en seis de las ocho clases observadas se constata que, en caso de ser necesario, se entrega asistencia y respuesta a sus necesidades. En este sentido, se brinda contención tanto a las dificultades emocionales como conductuales de alumnos específicos. Lo anterior es reafirmado por distintos actores y por la encuesta a los docentes, donde la totalidad de ellos señala que la mayoría de sus colegas muestra preocupación por los estudiantes. Asimismo, el panel observa que se entrega apoyo a las necesidades de aprendizaje, pues

10 En 4° básico, en la evaluación de Comprensión de Lectura, disminuye la proporción de estudiantes en Nivel Insuficiente, pasando de 66,7% en 2015 a 50% en 2016, junto a un aumento de 6,7% a 25% en Nivel Adecuado en los mismos años. En el caso de Matemática, disminuye la proporción de estudiantes en Nivel Insuficiente, pasando de 80% en 2015 a 58,3% en 2016. En tanto, en 8° básico en Comprensión de Lectura disminuye la proporción de estudiantes en Nivel Insuficiente, de 82,4% en 2014 a 69,2% en 2015, junto a un aumento de 0% a 7,7% en Nivel Adecuado. A su vez, en Matemática disminuye de 80% a 66,7% la proporción en Nivel Insuficiente en los mismos años, y aumenta a 6,7% la concentración en el Nivel Adecuado en 2015.

los docentes recorren los puestos, atienden a los que solicitan ayuda y se detienen a entregar los apoyos necesarios.

No obstante, también durante la observación de clases se identifican dificultades en relación a las estrategias pedagógicas. En este sentido, en dos de las ocho clases se observan dificultades para realizar conexiones entre los contenidos y la vida cotidiana de los alumnos. Al respecto, si bien los docentes presentan los temas de la clase, no explicitan la relación de estos con experiencias de los estudiantes.

Otra dificultad refiere al proceso de retroalimentación, pues en dos de las ocho clases observadas solo se utilizan preguntas abiertas que buscan chequear el nivel de comprensión por parte de los alumnos. En relación a esto, no se genera un diálogo entre profesores y estudiantes o entre estos últimos a partir del cual se identifiquen aciertos o errores, recurriendo a contrapreguntas o solicitando opiniones a otros alumnos. Al mismo tiempo, los docentes se limitan a proferir frases de refuerzo positivo frente a respuestas correctas o bien indican que la respuesta o el desarrollo del ejercicio es erróneo. En relación a lo anterior, cabe señalar que la totalidad de los docentes encuestados manifiesta que la mayoría de sus colegas felicita a los alumnos por sus logros.

Por otra parte, en la totalidad de las clases observadas no se evidencia desarrollo de habilidades de pensamiento de orden superior en los alumnos. Esto ya que en la mayoría de las ocasiones se solicita a los alumnos reconocer o bien recordar, existiendo excepciones en las que se solicita interpretar, crear, inferir o predecir. Asimismo, si bien en algunas de las clases ciertos alumnos logran usar información proveniente de relatos, textos o ejercicios desarrollados y aplicarla a un material concreto, la mayoría no plantea problemas ni desarrolla argumentos, así como tampoco se observa el desarrollo de habilidades metacognitivas a lo largo de la clase. En este sentido, la escasa entrega de retroalimentación efectiva y de conexiones con la vida cotidiana, unida al bajo incentivo para el desarrollo de habilidades de pensamiento de orden superior, estarían obstaculizando la entrega de oportunidades para el desarrollo de estas, como por ejemplo profundizar, crear nuevas ideas, generar autonomía en el desarrollo de sus aprendizajes, entre otras.

En la misma línea, el equipo directivo manifiesta que se ha transitado desde las clases frontales y expositivas, centradas en el docente, hacia el desarrollo de estrategias diversas, que promueven el trabajo activo y colaborativo de los alumnos. Al mismo tiempo, el equipo reconoce como aspecto a mejorar el desarrollo de la metacognición por parte de los alumnos durante toda la clase.

Respecto al refuerzo al desarrollo de los estudiantes, el establecimiento ha integrado los sistemas de apoyo desde la dupla psicosocial, el equipo PIE, el encargado de Convivencia Escolar y la jefatura de UTP, para lo cual sostienen reuniones, acción definida en el Plan anual del PME 2017. Ejemplo de ello es la reunión realizada en el mes de marzo para detectar necesidades de los alumnos, la cual convocó a la dupla psicosocial equipo PIS y PEI.

Sumado a lo anterior, el colegio ha desarrollado una ficha de caracterización de los alumnos que le permite dar seguimiento a todos los estudiantes que reciben apoyo desde diversas áreas. En esta ficha se registran datos de rendimiento y asistencia, se consignan los apoyos que el alumno recibe, ya sea desde el PIE, PIS o dupla psicosocial, su participación en talleres extraprogramáticos y resultados de prueba externa de la ATE, entre otros. Dichos datos son considerados por los equipos de apoyo y son sistematizados en una tabla, de manera de poder detectar posibles riesgos de repitencia en base a la asistencia o rendimiento.

Por su parte, de acuerdo a lo señalado por la mayoría de los estamentos, los profesionales del PIE atienden a los alumnos con necesidades educativas especiales, permanentes o transitorias. Dichas necesidades son diagnosticadas mediante un proceso que inicia el docente, quien al detectar alguna dificultad para alcanzar los objetivos de aprendizaje deriva al estudiante al PIE. A su vez, de ser

necesario, se contacta al alumno con la dupla psicosocial quienes evalúan si es preciso derivarlo para

el diagnóstico médico.

Una vez detectada la necesidad educativa especial, el equipo PIE atiende al alumno tanto en aula común como en Aula de Recursos, según corresponda. Junto a lo anterior, los profesionales asignados

a cada curso realizan un trabajo colaborativo con los docentes de Lenguaje, Matemática y, en los casos que corresponda, con el profesor de Ciencias.

Para coordinar los apoyos, el establecimiento ha establecido reuniones de articulación del PIE con los docentes, que se extienden por tres horas pedagógicas semanales de colaboración, donde parte del tiempo se destina a la realización de adecuaciones curriculares y el resto a temáticas generales acerca de necesidades de aprendizaje. Así, por ejemplo, se realizan capacitaciones internas de DUA, se socializan los alumnos que pertenecen al programa y se aclaran diagnósticos, entre otros. Sumado

a lo anterior se declara que se realiza codocencia en el aula.

En relación a los estudiantes que no presentan NEE pero igualmente no han alcanzado los objetivos de aprendizaje, se ha diseñado un plan de apoyo que se concreta con la contratación de una docente

a quien los profesores derivan aquellos alumnos que presentan bajo rendimiento, especialmente en

Matemática, Lenguaje, Ciencias e Historia. Dicha docente entrega refuerzo grupal o individual fuera del aula, repasando los contenidos descendidos para nivelar a los estudiantes en relación a sus cursos. Cabe mencionar, asimismo, que otra estrategia de reforzamiento implementada en el establecimiento son las “Olimpiadas de Geometría”; de acuerdo a lo declarado, esta área se encontraba muy descendida, por lo que desde hace varios años se optó por realizar dicha actividad,

la cual es coordinada por UTP y actualmente convoca también la participación de estudiantes de otros establecimientos. Por último, es pertinente señalar que el 89% de los docentes encuestados manifiesta que en el colegio se entrega apoyo a los estudiantes que requieren reforzamiento.

En relación a las necesidades socioemocionales, desde la entidad sostenedora se entregan lineamientos para el plan de trabajo en esta área, cuyo objetivo se relaciona con la mejora de los

aprendizajes de los alumnos. De este modo, se establecen estrategias para monitorear la asistencia

y rendimiento académico, entregar apoyo individual a alumnos y apoderados, y se realiza una articulación con redes comunales y especialistas internos del establecimiento.

En cuanto a la detección de este tipo de necesidades, se considera la información entregada por los docentes, información proveniente de las fichas de los alumnos al inicio del año escolar y de los

alumnos prioritarios y preferentes. Frente a dificultades de índole familiar, tanto el psicólogo como

la

asistente social entregan su apoyo. Estos profesionales atienden a los alumnos, citan al apoderado

o

bien la asistente social visita el domicilio; ella también acude al hogar en casos de inasistencias

reiteradas y no justificadas de un estudiante. De ser necesario, la dupla deriva a redes externas comunales, Sename y otras, y luego se reúne el equipo de Convivencia Escolar y PIE cada 15 días, instancia en que se revisa el avance individual de cada caso y, si amerita, se modifican las estrategias de apoyo entregadas.

Considerando los antecedentes presentados con respecto al apoyo para el desarrollo de los estudiantes, la generación de información junto a la articulación interdisciplinaria ha permitido compartir una visión común acerca de sus necesidades y, a partir de este diagnóstico, establecer estrategias complementarias que permitan atender la diversidad de necesidades, tanto académicas como socioemocionales, de manera oportuna y así potenciar su desarrollo y oportunidades de aprendizaje.

Finalmente, en el establecimiento se desarrollan actividades extraprogramáticas variadas, previa consulta mediante encuesta de interés a los estudiantes, tales como fútbol, ciencias y música, entre otras. En este sentido, la totalidad de los docentes encuestados señala la existencia de actividades variadas y que se incentiva a los estudiantes a participar en estas. Dichas actividades cuentan con una planificación que considera los objetivos de aprendizaje asociados a la asignatura correspondiente al taller, así como los objetivos de Lenguaje y Matemática, además de los sellos y valores del PEI. Por ejemplo, por medio del taller de cheerleaders se pretende abordar el sello de hábitos asertivos, además de establecer un vínculo con la asignatura de Lenguaje, por medio de la escucha y el diálogo, y con la asignatura de Matemática a través de la realización de movimientos y figuras geométricas en distintos planos. En relación a ello, es valorable que los talleres tengan un carácter pedagógico y se encuentren interrelacionados con otras asignaturas.

Dimensión Gestión Pedagógica

Fortalezas

Se ha logrado articular el trabajo del equipo multidisciplinario en conjunto con la Unidad Técnica Pedagógica, con un seguimiento de los alumnos atendidos. De este modo, logran cubrir las necesidades de aprendizaje y socioemocionales, lo que permite responder a la diversidad y entregar las mismas oportunidades educativas a todos los estudiantes.

Las clases observadas presentan una buena gestión del tiempo, el cual es empleado en el aprendizaje mediante el desarrollo de rutinas y diversas actividades que dan dinamismo a la clase. Esto permite destinar el tiempo de aula exclusivamente al aprendizaje de los estudiantes.

Debilidades

El acompañamiento docente presenta dificultades en cuanto a la retroalimentación de las planificaciones de clases e instrumentos de evaluación del aprendizaje, así como en la asistematicidad de las observaciones de aula y su respectiva retroalimentación. Esto estaría afectando la mejora de las prácticas docentes y el cumplimiento de algunos objetivos propuestos por el establecimiento.

Las clases observadas presentan dificultades en cuanto a las estrategias pedagógicas, pues las utilizadas promueven débilmente las habilidades de orden superior en los estudiantes. A ello se suma una escasa presencia de retroalimentación de los aprendizajes, por medio del desarrollo de argumentos y análisis crítico por parte de los alumnos, entre otras estrategias, lo que afectaría el desarrollo de habilidades.

Dimensión Formación y Convivencia 11

La dimensión Formación y Convivencia comprende las políticas, procedimientos y prácticas dirigidas a favorecer el desarrollo personal y social, incluyendo el ámbito espiritual, ético, moral, afectivo y físico de los estudiantes, de acuerdo al Proyecto Educativo de cada institución y al currículum vigente. Esta dimensión se apoya tanto en la implementación de acciones formativas transversales como específicas.

Dado que la escuela es el segundo espacio –después de la familia– donde los niños aprenden a relacionarse consigo mismos y con el entorno, las experiencias e interacciones que ahí se viven son esenciales para su desarrollo personal y social. Por este motivo resulta necesario que el establecimiento, según su orientación, intencione la formación de los estudiantes proporcionándoles herramientas, valores y vivencias que les permitan cuidar su bienestar físico y emocional, y también vincularse de manera sana con los demás y con el medio en general. Estos aprendizajes son fundamentalmente experienciales, por lo que el ambiente y las relaciones cotidianas entre todos los miembros de la comunidad educativa son la principal herramienta de enseñanza, lo que hace necesario propiciar una convivencia donde prime el respeto, el buen trato y la participación de los estudiantes y demás miembros de la comunidad. Todo lo anterior, además de permitir el adecuado despliegue de los procesos educativos, favorece en los educandos el desarrollo de una autoestima positiva y de habilidades para relacionarse con los demás y para participar constructivamente en la sociedad.

Considerando lo anterior, la dimensión Formación y Convivencia comprende las subdimensiones Formación, Convivencia y Participación y vida democrática.

11 Fuente: http://archivos.agenciaeducacion.cl/documentos-web/Estandares_Indicativos_de_Desempeno.pdf

En relación a la formación valórica, esta es parte de las responsabilidades asumidas por el equipo de Convivencia Escolar y se trabaja en base a los valores institucionales presentes en el PEI, a través de su incorporación en los distintos espacios, por ejemplo, diarios murales, salas de clases, patios, entre otros, así como su divulgación y reforzamiento en clases y talleres. Asimismo, como fue descrito en la dimensión de Liderazgo, distintos actores señalan que tanto los valores como los sellos del Proyecto Educativo son transmitidos permanentemente por los docentes, especialmente el respeto, lo que es corroborado por el panel durante la observación de clases, por ejemplo, al recordar el respeto si algún alumno olvidaba levantar la mano. En este sentido, la totalidad de los profesores encuestados indica que en el colegio se promueve y exige un ambiente de respeto a toda la comunidad. En esta línea, las acciones descritas estarían facilitando la implementación de sus sellos y valores, junto con el reconocimiento y valoración de estos por la comunidad educativa, lo que contribuiría al desarrollo integral de los estudiantes.

Junto a lo anterior, algunos estamentos mencionan que se aplican medidas formativas frente a faltas cometidas por los estudiantes, lo que se encuentra estipulado en el Manual de Convivencia y cuya responsabilidad es del encargado de esta área. Según lo relatado por distintos actores, algunos ejemplos son colaborar con la limpieza y arreglo de los espacios comunes del establecimiento, o bien realizar presentaciones a sus compañeros. Todas estas medidas formativas deben estar relacionadas con el valor que ha sido transgredido y contribuir así, por ejemplo, a reforzar el valor de la responsabilidad. En cuanto a la formación de los alumnos, distintos estamentos comentan que valoran la preocupación, confianza y apoyo que entregan los profesores jefe a los estudiantes. Al respecto, el 91% de los alumnos encuestados indica que estos conversan con ellos, por ejemplo, cuando bajan sus calificaciones o presentan dificultades conductuales, y el 89% que están dispuestos a conversar con ellos cuando se lo solicitan.

Cabe señalar que los estudiantes consultados mencionan que el Manual de Convivencia contiene los valores que deben desarrollar, destacando el respeto entre docentes y estudiantes; la autoestima y resiliencia, cuando los motivan a seguir adelante y lograr sus metas; y la responsabilidad, al solicitar que tengan sus materiales para trabajar, entre otros.

En relación a la convivencia escolar, en la Fase Estratégica del PME 2017 el colegio define como objetivo asegurar un clima propicio para el aprendizaje, en base al cuidado integral del ambiente escolar y de la generación de una cultura del buen trato, planteando disminuir los niveles de violencia. Dichos aspectos son considerados en el Manual de Convivencia y el plan de gestión respectivo, considerando la prevención de conductas inadecuadas, por medio de la formación de los estudiantes.

Para lo antes señalado, según lo declarado por distintos actores, se han instalado, por ejemplo, los recreos activos como una acción de apoyo frente a dificultades conductuales, lo que concuerda también con lo estipulado en el Manual de Convivencia, el Plan de Convivencia y plan de

mejoramiento. Dicha acción consiste en que durante los recreos activos se encuentra presente la dupla psicosocial y los inspectores, y se realizan juegos por medio de los cuales se fomentan los valores del PEI, permitiendo afianzar las relaciones interpersonales de los alumnos de distintos cursos, el trabajo en equipo, el respeto de los tiempos y otros valores. A juicio del encargado de Convivencia, esta iniciativa ha traído una disminución de los conflictos.

Junto a lo anterior, se busca conseguir el objetivo de un ambiente favorable para el aprendizaje por medio de la implementación de rutinas como, por ejemplo, el sonido del timbre dos minutos antes del ingreso a la sala con la posterior formación fuera del aula antes de ingresar, lo que es monitoreado por inspectoría. A esto se suma que los estudiantes se dirigen a sus puestos al ingresar a la sala y permanecen en estos durante la clase, saludan al docente al comienzo de la hora lectiva, entre otras rutinas.

Conforme a lo relatado, las acciones formativas se basan en la promoción de los valores institucionales y el desarrollo de acciones formativas tanto en clases como en otros momentos de la rutina escolar, lo que estaría potenciando la formación, ética, moral y física. Asimismo, tales acciones estarían contribuyendo a la mejora del clima de convivencia escolar, aspecto que es reconocido por la comunidad educativa.

Con el fin de lograr esta mejora en el clima de convivencia escolar, se actualiza el Manual de Convivencia mediante un proceso que comienza con la revisión del documento por el encargado de Convivencia junto al asesor comunal de esta área, a inicios del año escolar. De esta manera, se procura que el nuevo manual responda al contexto de la comunidad educativa y a la normativa, para luego ser trabajado por el equipo de Convivencia del establecimiento, y posteriormente por docentes y asistentes de la educación, quienes se encargan de ajustar los protocolos por medio de trabajo en grupo, de manera que quedaran claros. Finalmente, este proceso concluye, como se constata en documentos, con un nuevo análisis en el que participan representantes de los estudiantes y estamentos ya mencionados, más un asesor de la Corporación de Educación.

En cuanto a su difusión, distintos estamentos indican que este documento ha sido entregado a los apoderados en sus reuniones de curso y que se ha conversado sobre este en las reuniones del Centro de Padres. Asimismo, señalan que ha sido presentado a los estudiantes por sus profesores en Orientación y Religión, y que también han realizado trabajos grupales en torno al documento. Algunos actores añaden que también ha sido presentado en el Consejo Escolar.

En cuanto a su aplicación, la comunidad educativa coincide en que el Manual de Convivencia es utilizado en casos de dificultades conductuales o faltas a las normas estipuladas. Al respecto, señalan que los docentes activan los protocolos y se cumple el conducto regular, que comienza con una derivación a inspectoría o al encargado de Convivencia, según corresponda; mientras la primera

instancia se ocupa de las medidas disciplinares, el segundo se encarga de aquellas medidas de carácter formativo. Agregan que, en primer lugar, se conversa con los estudiantes y, de ser necesario, se realizan entrevistas a sus apoderados, las que son registradas en fichas de entrevistas cuya información se articula con el libro de clases. Todo esto resulta corroborado en la revisión de documentos. Efectivamente, en ellos se observa que los estudiantes realizan compromisos de mejora y que se informa a los apoderados sobre la aplicación del protocolo, el que conduce, por ejemplo, a la condicionalidad de alumnos posterior a los apoyos ya entregados. Junto con esto, algunos actores señalan que el encargado de Convivencia se reúne con profesores jefe para conversar sobre aquellos casos más problemáticos.

En esta línea, en relación al clima de convivencia escolar, la autoevaluación institucional indica que a partir de la actualización del Reglamento de Convivencia y del Plan de Gestión de la Convivencia Escolar se ha avanzado, como se propusieron, en la disminución de los niveles de violencia, generando una cultura del buen trato. Al respecto, distintos estamentos visualizan mejoras en la convivencia escolar y el clima de aula. En este sentido, a partir de la observación de clases realizada durante la visita, se evidencia una comunicación respetuosa en todas las clases observadas, lo que se refleja en el uso de un lenguaje adecuado tanto por parte de los docentes como también de los alumnos; estos últimos piden permiso, respetan turnos de habla y se expresan sin utilizar un lenguaje grosero. A su vez, la escucha de los docentes es respetuosa y responden a los comentarios de los estudiantes mirándolos mientras hablan. Por su parte, la mayoría de los alumnos escucha a sus compañeros y al profesor.

De todas formas, distintos estamentos reconocen que en ocasiones se presentan algunas dificultades disciplinarias, tales como juegos bruscos entre compañeros o discusiones que incluyen groserías, frente a lo cual se aplica el Reglamento de Convivencia ya descrito. Al respecto, señalan que algunos cursos representan un desafío, principalmente por la falta autorregulación emocional de algunos estudiantes, lo cual afecta al conjunto y genera un clima adverso para el aprendizaje.

En este sentido, el establecimiento ha generado instancias que permiten la reflexión en torno a esta temática. Es así como, conforme a lo señalado y a la revisión de documentos, el encargado de Convivencia es responsable de liderar la instancia semanal de Consejo de Profesores, donde participan docentes y algunos asistentes, y que se enfoca en temas relacionados con la convivencia escolar, como la entrega de información de inspectoría respecto a casos con dificultades disciplinarias, rutinas implementadas, como la formación de los días lunes y el protocolo de asistencia, entre otros. En estas reuniones también se discuten temas como la organización o evaluación de las actividades realizadas o por realizar, como el día de la convivencia escolar y aniversario de la escuela.

Por otra parte, con respecto a la participación de la comunidad educativa, la mayoría de los actores reconocen el Consejo Escolar como una instancia que se caracteriza por realizar varias sesiones al

año, donde participan representantes de todos los estamentos de la comunidad educativa. Al respecto, el 89% de los docentes encuestados indica que el establecimiento consulta, escucha e informa al Consejo Escolar sobre temas relevantes.

De

acuerdo a la revisión de las actas, se constata que en esta instancia se abordan temáticas como

la

iniciativa Movámonos por la Educación Pública, a partir de la cual se adecuan espacios para

entrevista y atención de apoderados, para el Centro de Padres y el Centro de Alumnos, además del

compromiso desde la entidad sostenedora de remodelar los baños de estudiantes en 2018.

A la instancia anterior se agrega, a partir del 2017, la intención de mejorar la participación de alumnos

y apoderados mediante la conformación de los centros respectivos. En relación al Centro de Alumnos, todos los entrevistados declaran que para su elección se realizaron listas, lo que es apoyado desde el equipo de Convivencia Escolar, y su elección fue mediante votación democrática. Del mismo modo,

cada curso elige directivas, quienes trasmiten las propuestas de sus cursos al Centro de Alumnos, con el apoyo del profesor asesor, lo que podría abrir la posibilidad de representar a todos los estudiantes

en

la entrega de opiniones y decisiones.

En

este sentido, algunas de las actividades realizadas por el Centro de Alumnos han consistido en

proponer mejoras para la infraestructura del establecimiento y para los recreos activos. A su vez, el

Centro de Alumnos se ha reunido en instancias comunales con otros centros de estudiantes, en las que comparten opiniones frente a temas comunes, por ejemplo, la planificación de sus acciones para

el año. En estas instancias se encuentra presente el representante de la entidad sostenedora junto

con integrantes del equipo directivo del colegio. Asimismo, se ha complementado la participación de

los alumnos por medio de encuestas, por ejemplo, para conocer su opinión respecto de la definición

de talleres y actividades extraescolares.

Adicionalmente, el Centro de Alumnos participa en la organización de actividades ligadas a

celebraciones. Al respecto, el panel pudo observar el Aniversario del Colegio, para lo cual se planificaron diversas actividades como rincones de tangramas, de ciencias, música, hermoseamiento

de espacio y festival de la voz, entre otras, en las que los estudiantes fueron acompañados por sus

profesores, asistentes y equipo directivo. En cuanto a la organización de los alumnos, los cursos rotaron por los distintos rincones involucrándose activamente en las actividades, por ejemplo, cantando karaoke, en el festival de la voz y ejercitándose en el rincón motor. Todo lo anterior estaría potenciando el desarrollo de actitudes y habilidades para que los estudiantes participen de manera constructiva y democrática con sus pares e integrantes de la comunidad y con la sociedad.

En cuanto a la participación de los apoderados, estos son incluidos en otras actividades organizadas

por el colegio como las corridas familiares y la celebración de las fiestas patrias, entre otras. Sumado

a ello, el Centro de Padres y Apoderados cuenta con personalidad jurídica, fue elegido

democráticamente y se reúne con centros de padres de la comuna. Este estamento es apoyado por un profesor encargado y se organiza para entregar propuestas al establecimiento, además de postular a proyectos externos para conseguir fondos, por ejemplo, en apoyo al arreglo de los baños. Asimismo, el Centro de Padres colabora con recursos para el Centro de Alumnos.

En relación a las reuniones de apoderados, estas tienen una pauta, la que es entregada por el encargado de Convivencia y discutida previamente con los docentes. De acuerdo a lo declarado, en las reuniones de apoderados se abordan temas como los procedimientos establecidos en el Manual de Convivencia frente a conflictos, se entregan informes de notas, se presenta el PEI y el PME, sumado a otros temas que los profesores puedan agregar. En cuanto a la asistencia a estas reuniones, algunos entrevistados consideran que esta ha mejorado solo en algunos cursos; de hecho, algunos estamentos declaran que en ciertos casos no supera el 20%. Frente a ello algunos actores consideran que el horario de estas reuniones no favorece el incremento de la asistencia, lo que, a juicio del panel, aparece como un obstaculizador para involucrar en mayor medida a los apoderados en la formación de los alumnos.

Dimensión Formación y Convivencia

Fortalezas

El establecimiento cuenta con un buen clima de convivencia escolar, para lo cual se han gestionado diversas iniciativas, como el seguimiento de protocolos establecidos en el manual y la formación de valores, especialmente el respeto. Todo lo anterior estaría al servicio del desarrollo integral de los estudiantes y busca ofrecer un ambiente propicio para el aprendizaje.

El establecimiento incentiva la participación de los estudiantes, mediante la organización del Centro de Alumnos, la entrega de opiniones a través de distintos canales y la promoción de su participación en actividades extracurriculares. Lo anterior estaría permitiendo un avance en la formación ciudadana y democrática de los estudiantes.

Debilidades

Si bien se ha potenciado la organización de los padres para incorporarlos en actividades escolares y su participación en proyectos del colegio, no se ha logrado mejorar el nivel de asistencia a las reuniones de curso, lo que podría limitar su involucramiento en la formación académica de los estudiantes.

Dimensión Gestión de Recursos 12

La dimensión Gestión de Recursos comprende las políticas, procedimientos y prácticas dirigidas a contar con el equipo de trabajo, los recursos financieros y materiales, y las redes externas necesarios para la adecuada implementación de los procesos educativos.

La gestión de recursos es clave para el funcionamiento del establecimiento, ya que provee el soporte para el desarrollo de la labor educativa. Dado que los profesores son el factor dependiente de la escuela que más impacta en el aprendizaje de los estudiantes, resulta esencial que el establecimiento gestione las acciones necesarias para contar con un equipo de trabajo suficiente, competente y comprometido, lo que implica, entre otras cosas, ofrecer buenas condiciones laborales, retroalimentar al personal respecto de su desempeño y promover el perfeccionamiento profesional. También se debe asegurar la provisión, administración y optimización de los recursos económicos, dado que estos condicionan significativamente el funcionamiento del establecimiento, afectando su viabilidad y continuidad en el tiempo. Junto con lo anterior, la gestión de redes y oportunidades de apoyo son fundamentales para maximizar los recursos disponibles y las capacidades institucionales y potenciar el desarrollo del Proyecto Educativo. Por su parte, la infraestructura, el equipamiento y los materiales educativos permiten y facilitan la implementación de las actividades de enseñanza-aprendizaje, por lo que el establecimiento también debe asegurar que estos sean suficientes, apropiados y se encuentren en buenas condiciones.

Considerando lo anterior, la dimensión Gestión de Recursos comprende las subdimensiones Gestión de personal,
Considerando
lo
anterior,
la
dimensión
Gestión
de
Recursos
comprende
las
subdimensiones Gestión de personal, Gestión de recursos financieros y Gestión de recursos
educativos.

12 Fuente: http://archivos.agenciaeducacion.cl/documentos-web/Estandares_Indicativos_de_Desempeno.pdf

En relación al clima laboral, la comunidad educativa concuerda al declarar que este se caracteriza por el buen trato, las buenas relaciones al interior de los estamentos y entre ellos, donde se respetan las diferentes opiniones y los funcionarios se apoyan mutuamente. Asimismo, agregan que se percibe un ambiente alegre y optimista. En relación a ello, la totalidad de los docentes encuestados indica que frente a dudas pueden conversar con cualquier colega y directivo. Cabe señalar que los estamentos consultados reconocen que el pago de remuneraciones y cotizaciones previsionales se encuentra al día, lo cual es refrendado por la totalidad de docentes y asistentes encuestados.

Por otra parte, se manifiesta que desde la entidad sostenedora se le ha entregado autonomía al director para contratar a su equipo directivo, así como docentes y asistentes. Las nuevas contrataciones han sido facilitadas por la jubilación de antiguos funcionarios, incorporando al equipo docente a profesionales especialistas para el Segundo Ciclo, docentes con experiencia en 1° y 2° básico y en Lenguaje y Matemática para 3° y 4° básico.

En cuanto a la formación docente, se cuenta con un plan de desarrollo profesional para directivos, docentes y asistentes de la educación desde el cual se definen distintas estrategias, tanto externas como internas. En relación a ello, desde la entidad sostenedora se han gestionado recursos para capacitación y perfeccionamiento del equipo directivo, docentes y asistentes, a través de financiamiento del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) y del fondo de Apoyo a la Educación Pública. En este sentido, el 2017 los directivos asistieron a cursos en gestión técnico- pedagógica, a los que se suman este año algunos docentes. En el caso de los asistentes profesionales se han capacitado en temas vinculados a convivencia, prevención del consumo de drogas y Ley de Inclusión. En relación a ello, la totalidad de los docentes encuestados responde que el director promueve la formación permanente y participa junto a ellos. La gestión para el desarrollo profesional, por tanto, se ha relacionado con aspectos pedagógicos y de formación integral de los aprendizajes, lo que es pertinente al PEI y los objetivos estratégicos del PME; esto con el objetivo de dotar de mejores herramientas para las prácticas docentes y así fortalecer la alineación de los funcionarios al ideario institucional.

Por su parte, para la evaluación de desempeño, se ha diseñado a partir de este año un proceso a aplicar a docentes y asistentes, el cual se encuentra en su etapa inicial, que considera la firma de un compromiso de adhesión al PEI, y que contempla el cumplimiento de funciones asociadas a su cargo, lo que será evaluado a fin de cada semestre. En relación a esto último, de acuerdo a la totalidad de los docentes y asistentes encuestados, sus funciones son definidas de manera clara y por escrito, lo que permite evaluar su desempeño por medio del cumplimiento al final de cada semestre.

Con respecto a la gestión financiera, se define un presupuesto desde el nivel central de la entidad sostenedora que establece un monto anual y mensual para la inversión de los dineros, mediante el cual se realiza la entrega de recursos PIE, mantención y SEP. En este sentido, algunos actores señalan

que en caso de que el gasto sobrepase el presupuesto mensual, este se ajusta en los meses siguientes de modo de cumplir con la proyección anual, sin generar dificultades en la implementación de las acciones.

Por otro lado, la matrícula ha presentado un aumento considerable, pasando de 136 alumnos en 2015

a 205 en 2018, lo que la comunidad atribuye a la mejora de la imagen del colegio en el entorno. Junto

a lo anterior, se han desarrollado estrategias para gestionar la asistencia de los alumnos, por ejemplo, se ha difundido el concepto de que el aprendizaje es presencial, y en consideración a ello la importancia de la asistencia a clases. Así también se ha implementado la acción del monitoreo de asistencia diaria por parte de la dupla psicosocial y en caso de inasistencias sólo se reciben justificaciones del apoderado de manera presencial; además, en caso de ser necesario se visita el domicilio, lo que de acuerdo a lo declarado ha derivado en la mejora de este índice y la reducción de la deserción. Todo lo anterior ha permitido, por una parte, contar con una mayor presencia de estudiantes y con ello mejorar su aprendizaje; por otra parte, se ha podido contribuir a la viabilidad del proyecto educativo por medio del aumento de recursos financieros que podrían destinarse a distintas acciones de mejora que el establecimiento considere necesarias.

En relación a la infraestructura de la escuela, se observa que las salas son amplias, permitiendo un cómodo desplazamiento de docentes y alumnos. Además, el establecimiento cuenta con cancha techada, los baños han sido remodelados recientemente y se han pavimentado patios, lo cual ha sido apoyado por la entidad sostenedora. Adicionalmente, mediante los recursos de Movámonos por la Educación Pública se adaptaron espacios para las reuniones del Centro de Padres y Apoderados. Durante la Visita se aprecia que el colegio se mantiene limpio y ordenado, lo que es refrendado por

la totalidad de los asistentes y docentes encuestados. Asimismo, el 91% de los alumnos responde

que los involucran en la mantención del aseo.

En cuanto al uso de recursos educativos, se observa que el Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA) es amplio y permite el trabajo de los cursos completos; cuenta, además, con una encargada, material didáctico y colección clasificada de variados textos a los cuales sus usuarios pueden acceder directamente. Asimismo, distintos actores declaran que pueden solicitar libros para lectura domiciliaria y se organiza el día del libro y otras actividades en las que participa la encargada del CRA.

Sumado a lo anterior, el colegio cuenta con una sala de Enlaces que es administrada por un encargado

e implementada con computadores suficientes para el trabajo de los grupos curso, lo que es

refrendado por el 85% de los alumnos encuestados. Durante la celebración del aniversario observada en la Visita, esta sala se mantiene abierta para realizar la actividad de karaoke acogiendo a alumnos de todos los cursos. Además, durante esta actividad se presencia el uso de instrumentos musicales,

que son parte de los implementos de la sala de música, durante una presentación de los alumnos.

Dimensión Gestión de Recursos

Fortalezas

El establecimiento ha gestionado capacitaciones en el ámbito pedagógico y de desarrollo integral de los estudiantes, dirigidos a los funcionarios en línea con el PEI, lo que contribuye

a potenciar su quehacer y su identificación con el Proyecto Educativo Institucional.

Se evidencia un aumento de la matrícula y la generación de estrategias para mejorar la asistencia, lo cual impacta positivamente en los aprendizajes y en los recursos disponibles para la gestión institucional.

Debilidades

A partir de las evidencias levantadas en la Visita, no se observan debilidades en relación a la gestión de recursos.

V.

Recomendaciones

Esta sección presenta una serie de recomendaciones para el establecimiento educacional y su sostenedor, las que consideran acciones o estrategias a desarrollar, sobre la base de la priorización de las principales fortalezas y debilidades detectadas en las descripciones evaluativas correspondientes. Estas tienen como objetivo proporcionar información a la comunidad, que le permita tomar decisiones para orientar sus planes de mejoramiento educativo, fortalecer sus capacidades institucionales y promover el mejoramiento continuo de los aprendizajes de todos los estudiantes. La información que se presenta se organiza en torno a un nudo crítico y sugerencias para el mejoramiento.

Primer nudo crítico y sugerencias

En el colegio se recolectan datos de los estudiantes, tanto cualitativos como cuantitativos, referidos a su desarrollo integral. Algunos de estos son la ficha de caracterización de los alumnos, rendimiento de cada uno de ellos, asistencia, resultados de encuestas y registros de atención de parte de los equipos multidisciplinarios, entre otros. Junto a ello cuentan con instancias de reflexión y trabajo colaborativo como el Consejo de Profesores, reflexión pedagógica, reuniones del equipo directivo, entre los coordinadores de departamento y UTP, entre otras.

No obstante, se evidencia poca profundidad en los análisis y reflexiones realizados por la comunidad educativa para evaluar el impacto de las acciones implementadas, puesto que no se indaga en las razones que pudieran explicar los resultados del establecimiento, lo que estaría obstaculizando la identificación de sus fortalezas y oportunidades de mejora. Lo anterior podría impactar en las decisiones destinadas a mantener, modificar o eliminar estrategias que se hayan implementado.

Con la finalidad de potenciar el análisis y reflexión de los datos, se sugiere al equipo directivo:

Fortalecer los procesos de autoevaluación institucional, utilizando las distintas instancias de trabajo colaborativo existentes en el establecimiento, para lo cual es posible destinar la totalidad del tiempo de algunas de estas.

A partir de lo anterior, organizar las instancias calendarizadas para ello, priorizando y definiendo un número acotado de los objetivos institucionales que se desea autoevaluar, preparar la presentación de los datos asociados a estos, planificar las preguntas que se realizarán para potenciar la profundización en el análisis y planteamiento de inferencias, de modo de diagnosticar qué acciones explican los niveles de logro respectivos.

∑ Paralelamente es importante fomentar la participación de los distintos estamentos en este proceso, para
∑ Paralelamente es importante fomentar la participación de los distintos estamentos en
este proceso, para propiciar el intercambio de opiniones y puntos de vista, de manera de
llegar a consensos a acerca del diagnóstico y en la toma de decisiones para crear,
mantener, modificar o eliminar acciones de acuerdo a su grado de impacto.
∑ A partir de la identificación de los principales aspectos a mejorar, diseñar acciones que
posibiliten abordar estas problemáticas considerando para ello la definición de indicadores
que permitan monitorear la implementación de las acciones definidas, designando
responsables y plazos para verificar cómo se están implementando, lo que permitiría hacer
seguimiento frente a los objetivos planteados.
∑ Posteriormente, considerar en la evaluación final todos los datos institucionales
levantados previamente, de modo de objetivar el logro de las metas y el análisis y reflexión
relacionado a ello, para determinar el impacto de las diversas acciones en el logro de los
objetivos institucionales.
∑ Es importante que las conclusiones y acuerdos de este proceso se registren y archiven, de
modo que sea posible acceder a esta información de manera expedita.
∑ Como
herramienta
de
apoyo
se
sugiere
revisar
la
guía
disponible
en
la
página
http://archivos.agenciaeducacion.cl/Libro_uso_guia_metodologica.pdf

Segundo nudo crítico y sugerencias

La dirección ha logrado establecer un liderazgo con foco pedagógico, con una meta conocida por los funcionarios relacionada a la movilidad de los aprendizajes y asistencia a clases, para lo cual han creado, por ejemplo, departamentos en las asignaturas de Lenguaje y Matemática. Junto a ello, ha definido estrategias para mejorar habilidades relacionadas a lectura y un sistema de planificaciones de clases que incorpora el DUA y valores institucionales, evaluaciones de aprendizaje con distintas modalidades y planificación de talleres extraprogramáticos que incluyen objetivos de aprendizaje relacionados con Lenguaje y Matemática. Asimismo, cuentan con pautas de observación de clases y han propuesto enfocarse en el desarrollo metacognitivo de los alumnos. A lo anterior se agrega que han transitado desde clases frontales al desarrollo de estrategias variadas en las clases que han permitido la optimización del tiempo para actividades pedagógicas.

No obstante, se observan dificultades en los procesos de acompañamiento docente, en el caso de la observación de clases se realiza de manera asistemática con escasa

retroalimentación, y esto último es también ocasional para las planificaciones de clases y evaluaciones de aprendizaje. Junto a lo anterior, se observa una escasa promoción de estrategias que favorezcan el desarrollo de habilidades de orden superior en los estudiantes, evidenciándose escasa presencia de argumentos y análisis críticos por parte de ellos.

A partir de todo lo anterior, se recomienda en el marco del acompañamiento docente:

Considerar la revisión y retroalimentación de las planificaciones de clases y evaluaciones de aprendizaje como parte de este proceso, reconociendo aspectos positivos y elementos a mejorar en cada una de estas. Para lo anterior, se sugiere que esta tarea sea realizada por la jefa de UTP y se incorporen las jefaturas de los departamentos existentes. Junto a esto, es necesario que cada profesional PIE también retroalimente dichos documentos al docente que apoya.

Respecto del proceso de observación de clases, este es importante para poder sistematizar y fortalecer las prácticas existentes a partir de las pautas con que cuentan. Es importante que el equipo directivo resguarde el cumplimiento del calendario de visitas, procurando que considere varias observaciones al docente en el semestre, y que sean realizadas por el equipo directivo y las coordinadoras de departamentos de modo de recolectar suficiente información para diagnosticar en torno a las prácticas pedagógicas utilizadas. Para esto, se sugiere la utilización de la pauta de acompañamiento pedagógico para observar clases en un período de 45 minutos.

Posteriormente, a partir de la observación anterior, se sugiere focalizar las vistas al aula de acuerdo a las necesidades individuales y colectivas reconocidas, para lo que se recomienda utilizar la pauta creada para observar períodos de clases breves, incluyendo registros literales de lo que dicen y hacen alumnos y docentes, de manera de contar con evidencia objetiva para el posterior análisis en conjunto.

En cuanto a la retroalimentación, es necesario que el equipo directivo formalice cómo se va a llevar cabo dicho proceso, considerando un plazo no mayor a una semana desde la observación y definiendo una instancia para ello. Esto podría permitir establecer compromisos y acuerdos pertinentes a los aspectos de mejora derivados de la observación.

Junto a lo anterior, se recomienda al equipo directivo dar seguimiento a los acuerdos y compromisos previamente asumidos, en las siguientes visitas al aula y durante las retroalimentaciones.

Todo lo anterior requiere de un monitoreo constante por parte de la jefa técnica, que sea acompañado por el director, para asegurar el cumplimiento de la calendarización y calidad de este proceso de manera de cautelar su sistematicidad.

Paralelamente, a partir de la información recopilada del proceso de observación de clases, es necesario que en las reuniones del equipo directivo se determine el conjunto de estrategias pedagógicas que se están utilizando en las clases, visualizando cuáles de estas son más efectivas para el desarrollo de habilidades de orden superior de los estudiantes, y cuáles debieran mejorar. Asimismo, estas últimas deben ser contrastadas con aquellas estrategias esperables, de manera de determinar brechas de mejora.

El equipo directivo debe definir qué estrategias pedagógicas permiten desarrollar en los estudiantes la elaboración de preguntas y aportes, presentación de argumentos, desarrollo de hipótesis, creación de nuevas ideas e inferencias a partir de información relevante, entre otras. En específico, el desarrollo de habilidades metacognitivas se demuestra en que los estudiantes autoevalúan su trabajo en base a los aprendizajes que han logrado y aquellos no logrados, pudiendo incluir las estrategias que han aplicado para resolver los desafíos planteados por los docentes, entre otras.

Finalmente, se sugiere al equipo directivo socializar estas estrategias en las reuniones de reflexión pedagógica, para que sean analizadas en conjunto con docentes y asistentes de la educación, y desde ahí sumar propuestas que les permitan fortalecer estas estrategias pedagógicas.

Por último, se sugiere analizar los aportes del presente Informe en conjunto con la comunidad educativa, de modo de evaluar la pertinencia, factibilidad y urgencia de las recomendaciones y tomando como referencia el nuevo enfoque del Plan de Mejoramiento Educativo a cuatro años, impulsado por el Ministerio de Educación.

La Agencia de Calidad de la Educación agradece la buena disposición de los distintos actores
La Agencia de Calidad de la Educación agradece la buena disposición de los distintos actores

La Agencia de Calidad de la Educación agradece la buena disposición de los distintos actores de la comunidad educativa.