Está en la página 1de 14

EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

Por: Mg. Francisco Chávez Tirado


Email: frachatir1@hotmail.com

INTRODUCCIÓN

En el campo educativo, en nombre de la evaluación se han cometido muchas


atrocidades, por lo que es menester tener una idea clara de lo qué es realmente la
evaluación institucional a fin de cada vez realizarla con mayor certeza, significatividad,
compromiso y validez y así poco a poco vaya cobrando el papel protagónico de
herramienta útil para la toma de decisiones racional y fundamentada; y de base de la
planeación, con miras a la mejora para el logro de la tan ansiada calidad de la educación.
Realmente mucho se ha dicho o puede decirse sobre la evaluación institucional, tal es
así que en estos últimos tiempos, pareciera estar de moda la evaluación en las
instituciones educativas. Actualmente somos testigos a una serie de cambios mundiales
que se identifican eminentemente por la incertidumbre sobre el futuro. La Dra. Patricia
Bezies Cruz (2004) dice: “Cambia lo que la sociedad y las personas demandan, cambia
la situación entre las naciones, se vive en un mundo globalizado nos guste o no, cambian
las reglas del juego, el rol de los agentes permanentes e incluso surgen nuevos actores
sociales. A este contexto, la educación no puede mantenerse al margen ya que el papel
que tiene por sí, de formar, inculcar cultura, aportar conocimientos, enriquecer intelectual
y axiológicamente a las personas, así como el contribuir a la igualdad de oportunidades,
la obliga a ser protagonista de los cambios”.
El modelo tradicional en la educación no ha conseguido lograr equidad y calidad en
niveles adecuados entre la población, por lo que los gobiernos de casi todo el mundo,
han intentado cambios y reformas en sus sistemas educativos, esto se ha realizado de
diversas formas, pero existe un común denominador: la incorporación como un indicador
de calidad en las nuevas políticas educativas y de toma de decisiones, de la satisfacción
de las nuevas demandas sociales. Por este motivo, la adopción de programas de
evaluación y mejora responde a una necesidad universal: “la rendición de cuentas” a la
sociedad, a los beneficiarios, a los proveedores, al contexto, siendo así, que la política
ha incluido como un instrumento de especial relevancia a la evaluación de la calidad, que
se ha ido transformando en una exigencia no sólo para los gobiernos y las
administraciones públicas sino también para las instituciones educativas.
Con esta visión se exigen acciones dirigidas a interpretar, cambiar y mejorar las
instituciones educativas en todos los niveles, de ahí que, la puesta en marcha de
proyectos de evaluación institucional, sea una herramienta básica y un fiel reflejo de las
demandas sociales; aunque muchas veces sus integrantes de las diversas instituciones
educativas, se ponen reacios a empezar el proceso de evaluación institucional, tan vital
para lograr la tan ansiada y trillada frase “calidad educativa”; confiamos que con este
artículo despertar la necesidad de cambiar, iniciando con la evaluación de sus propias
instituciones educativas.

CONCEPTO
Para poder incursionar en el tema de la evaluación institucional creemos que es
necesario tener una visión correcta sobre la evaluación; hay que tener presente cuatro
aspectos fundamentales para comprender el sentido que de evaluación:
1. La evaluación es la mejor herramienta para conocer la realidad de una institución, de
un programa académico, de alguna función, de algún servicio.
2. La evaluación es la única vía segura de tomar decisiones de forma racional y
fundamentadamente, lo cual es por sí un garante del éxito que podamos tener.
3. La evaluación es el instrumento perfecto para el logro de la calidad, ya que al conocer
la realidad y poder tomar decisiones acertadas, la meta de calidad se hace más
accesible.
4. La evaluación es exitosa, sólo sí se realiza con la coparticipación de todos y cada uno
de los miembros de la comunidad universitaria, la evaluación necesita compromiso,
requiere que se involucren todos los actores que intervienen en el proceso.
Ahora bien con estas consideraciones sobre el tema de evaluación y su importancia
ponemos a consideración algunos conceptos vertidos por algunos autores tales como:
· "La Evaluación Institucional como tal es la concreción de una reflexión permanente y
compartida sobre la acción educativa, que propicia la mejora de la práctica además de
aportar conocimientos al proceso de organización y puesta en práctica de la enseñanza".
(Ruiz, 1998: 262)
· Casanova (1997: 39) señala con énfasis la importancia que tiene la evaluación para el
buen funcionamiento de las organizaciones educativas. Esta autora afirma que: "El
comprobar y valorar cómo van engranando los diferentes y muy diversos componentes
que integran todo sistema educativo, es decisivo para su buena marcha y sobre todo
para procurar su mejora paulatina tanto en sus elementos de administración como en los
más estrictamente pedagógicos".
· "La evaluación de los centros educativos es uno de los aspectos de más difícil
tratamiento por la disparidad de posturas con las que se enfoca el proceso y la
multiplicidad de aspectos que influyen e intervienen en el funcionamiento y rendimiento
del centro". (Escudero; cit. Ruiz, 1998)
Ahora, si bien es cierto que hay muchos conceptos al respecto, nosotros a la luz de
ellos -diversos autores- expertos en el ramo, concebimos que la evaluación institucional
es:
· un proceso permanente e integrador, que se desarrolla dentro y/o fuera de la
institución, a efectos de favorecer la calidad educativa, mediante juicios de valor, dando
bases para la toma de decisiones. Pues abarca tanto a la administración educativa, como
a la institución incluyendo al alumnado. Se configura como una práctica reflexiva,
sistemática y autorreguladora que se sustenta en sus tres ejes fundamentales, el
axiológico, el teórico y el metodológico.
· Es una herramienta importante de la transformación de la educación y la práctica
educativa, es un proceso constructivo, participativo y consensuado, es una práctica
permanente y sistemática de detección de fortalezas y debilidades, e implica, la reflexión
sobre la propia tarea como una actividad contextualizada que considera tanto los
aspectos cualitativos como los cuantitativos con un alcance que toca los insumos,
procesos, productos y contexto; una tarea fundamental de la gestión administrativa y
académica y definitivamente una plataforma para la planeación.
FINALIDAD DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

Entendemos que la finalidad última de la evaluación es mejorar la calidad educativa. Si


este objetivo no se cumple, entendemos que se pierde la esencia fundamental que posee
el proceso evaluativo. Aunque referirnos al concepto de calidad educativa siempre
chocaremos que es un concepto abstracto y relativo, y que por ende tiene un carácter
comparativo y por lo tanto es multidimensional. Entonces se deberá poseer un marco
referencial con el que debe confrontarse, estando constituido entre otros aspectos por la
naturaleza de la Institución a evaluar, su Proyecto Educativo Institucional, sus objetivos,
etc.
En definitiva, la respuesta a la pregunta ¿por qué evaluar? es clara: " Para mejorar la
calidad educativa de una Institución en base aciertos objetivos a lograr.

OBJETIVOS DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL


Los objetivos que persigue la evaluación institucional son muchos y muy variados y
responden a las necesidades y fines de las propias instituciones y de los entes
evaluadores, sin embargo según Vieira Pereira (1997) se pueden expresar los siguientes
objetivos básicos:
· Evaluar el comportamiento de las actividades académicas y la enseñanza con el
propósito de definir nuevas políticas respecto al uso de recursos presupuestarios,
distribución de plazas docentes, adecuación de cursos a la realidad social, etc.
· Viabilizar la organización de bases de datos que pueden nutrir a la gestión
posibilitando el perfeccionamiento o redireccionamiento del proyecto académico,
asegurando medidas correctivas y de superación de los problemas diagnosticados.
· Propiciar una postura crítica entre la institución y la sociedad y organizar un sistema
de información que posibilite juicios con bases objetivas, identificando deficiencias a
superar y aciertos a expandir
· Estructurar el proceso continuo de evaluación fomentando en los ámbitos
administrativos y académicos, la cultura de la calidad y de la productividad en el
comportamiento de los individuos, de los grupos y de la propia institución.
· Promover sensibilización, recogida de datos, diagnósticos, evaluación interna,
acciones de reorganización curricular y político administrativa y retroalimentación.
· Revisar y perfeccionar el proyecto académico y sociopolítico de la institución con vistas
a la mejora de la calidad, para que sus productos sean valorados y legitimados por la
comunidad.
· Contribuir a la redefinición de identidad y actualización de recursos, teniendo como
base principios conceptuales claros y definidos en la conciencia colectiva de su
necesidad y en la voluntad política de la comunidad.
· Reflexionar el papel de la institución hacia sí misma y hacia la sociedad, evaluando y
redimensionando sus acciones educativas, de investigación y de extensión.
TIPOS DE EVALUACIÓN INSTITUCIONAL
Con mucha frecuencia se habla de evaluación institucional externa e interna. La primera
se reconoce porque está animada por evaluadores externos de la institución, objeto de
evaluación. Este tipo de evaluación generalmente tiene como objetivo el control o apoyo.
En cambio la evaluación interna es efectuada de manera autónoma y a veces con un
apoyo metodológico de expertos externos en evaluación institucional.
A. La evaluación externa
Según la Ley Nº 28740 y su reglamento del Sistema Nacional de Evaluación,
Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa del Perú (SINEACE), la evaluación
externa es el proceso de verificación, análisis y valoración que se realiza en una
institución educativa, bajo la responsabilidad de una entidad evaluadora que tenga la
autorización vigente concedida por el órgano operador correspondiente.
La institución evaluada puede impugnar la designación de la comisión de evaluación si
considera que tiene conflicto de interés con algunos de su miembros que lo conforman,
que pudiera afectar la imparcialidad del proceso.
Es promovido desde dentro o desde fuera de la institución. En el primer caso, surge por
interés de los directivos de la institución, o de algún otro miembro, con deseos de ver el
grado de implementación del currículum o controlar los resultados. Es decir, el objetivo
de la evaluación es conocer la labor de los docentes para comprobar si cumplen con los
objetivos establecidos. De manera que la administración pueda detectar los problemas
más álgidos y adoptar medidas de corrección que considere más pertinentes.
Se considera de mucha importancia la evaluación externa de la institución educativa, ya
que puede ser realizado por expertos con una mayor independencia que los implicados
directamente con la acción, con más tiempo dedicado a la tarea y con más rigor dada su
alta especialización.
La evaluación externa permite de alguna manera verificar la autoevaluación que ha sido
realizada por la propia institución.
B. La evaluación interna
Se hace importante este tipo de evaluación por cuanto exige una cultura evaluadora,
desde las mismas instituciones. Esta evaluación puede ser promovida desde las esferas
internas o externas de la institución.
La mayoría de autores se refieren a la evaluación interna y autoevaluación institucional
como una misma cosa; mientras que algunos autores hacen una distinción entre una y
otra. Pues se produce una evaluación interna cuando es la propia institución el objeto
evaluado por sus propios actores. Es decir, sujeto y objeto evaluado no coinciden. En
cambio se trata de una autoevaluación cuando el objeto de evaluación coincide con el
sujeto de evaluación. Por ejemplo, los docentes se evalúan así mismos. De esta forma,
la autoevaluación institucional, representa un compromiso de colaboración mutua entre
todos los miembros de la institución, orientado hacía un diagnóstico, que puede ser total
o parcial, del funcionamiento de la misma y de cada uno de sus miembros y, su
correspondiente mejora.
Según Lorenzo (1997: 421): "la evaluación interna de los centros educativos puede y
debe concebirse, en esencia, como un espacio de encuentro, de diálogo constructivo, de
reflexión compartida y crítica, de intercambio integrador de la visión plural que asume
cada uno de los miembros del grupo, buscando alternativas razonadas de calidad. La
autoevaluación ha sido definida como la inspección automática realizada por una escuela
sobre el funcionamiento real de sí misma, y buscando, no sólo este perfeccionamiento o
mejora, sino que la lleva a asumir responsablemente tanto sus métodos como los
resultados que de ellos se deriva".
Se recomienda realizar evaluación interna con fines eminentemente formativos, donde
los responsables de la institución educativa (profesores, equipo directivo) sean los
interesados en obtener datos amplios sobre el funcionamiento general de la institución y
sobre los diversos elementos que lo componen, que les sea útil para tomar medidas
correctivas hacia la mejora progresiva de la calidad educativa que ofrecen, y para
controlar que esa calidad no baje en ningún momento a lo largo del tiempo escolar.
Entre los aspectos positivos que se reconoce a la evaluación interna según Lorenzo
(1997), tenemos:
· Potencia el ejercicio de la colaboración como metodología para la mejora de los
docentes, propiciando una nueva forma para la formación permanente de los docentes.
· Demanda la puesta en escena del pensamiento divergente de cada miembro del
centro, como respuesta a las exigencias que se plantean a la organización escolar desde
actuaciones innovadoras que buscan la mejora mediante una vía colaborativa.
· Coadyuva a la emergencia, primero, y consolidación, después, de la cultura singular
de cada centro educativo, toda vez que establece una dinámica propia de sistematización
para la mejora, y ello por la interacción constante entre la reflexión en equipo y el propio
proyecto educativo que cada centro escolar concibe.
· Facilita, asimismo, la asunción de cada proyecto curricular como son diferentes y
guardan una relación meramente coyuntural, duradera tan sólo mientras se desarrolla la
intervención.
La mayoría de autores se refieren a la evaluación interna y autoevaluación institucional
como una misma cosa; mientras que algunos autores hacen una distinción entre una y
otra. Pues se produce una evaluación interna cuando es la propia institución el objeto
evaluado por sus propios actores. Es decir, sujeto y objeto evaluado no coinciden. En
cambio se trata de una autoevaluación cuando el objeto de evaluación coincide con el
sujeto de evaluación. Por ejemplo, los docentes se evalúan así mismos. De esta forma,
la autoevaluación institucional, representa un compromiso de colaboración mutua entre
todos los miembros de la institución, orientado hacía un diagnóstico, que puede ser total
o parcial, del funcionamiento de la misma y de cada uno de sus miembros y, su
correspondiente mejora. Nosotros en el presente trabajo nos referiremos con fines
didácticos a la autoevaluación como un proceso muy importante y como si fuera lo mismo
que evaluación interna.
Cardona (cit. Lorenzo, 1997: 422) manifiesta que: "si consideramos como agentes de la
evaluación interna de los centros educativos y su contexto al equipo directivo, profesores,
padres/madres, alumnos y administración local (a través de su representación), podemos
hablar con propiedad de autoevaluación comunitaria. El mismo autor agrega que la
autoevaluación comunitaria es un proceso de reconstrucción de significados que cada
comunidad escolar asume, con el objetivo de encontrar una definición innovadora de su
propia cultura. Manifiesta que hoy en día la escuela asume poco a poco su naturaleza
comunitaria, en interacción profunda con su entorno y, en función de ello elabora su
planificación curricular, estructura su organización y orienta sus metas, entre ellas la de
su propia evaluación, con un sentido valioso de globalidad, de fecunda interdependencia
entre los diferentes sectores comunitarios".
Así también, Cardona manifiesta que si ponemos en práctica una autoevaluación
comunitaria debemos considerar o cumplir ciertos requisitos técnico-pedagógicos:
 · Referencial, tanto a los objetivos que se proponen como a los recursos de
los que se dispone, en sintonía con la razón entre intención y resultado.
 · Continua, en una constante construcción de conocimiento acerca del objeto
evaluado.
 · Procesual, profundizado en una dimensión formativa, con visión
realimentadora.
 · Sistemática, es decir, debe ser planificada por la propia comunidad.
 · Consensuada por los diversos sectores.
 · Territoriales, es decir, orientados a responder a aquella problemática
singular de cada situación contextual, tanto a la hora de diagnosticar los problemas como
las soluciones más adecuadas.
De esta forma una institución tiene la posibilidad de ser evaluado ya sea por agentes
externos o por sus propios miembros. Es recomendable utilizar los dos tipos de
evaluación cuando es necesario. Algunos lo llaman evaluación mixta. Cualquiera de los
dos casos, será decisión de los responsables de la institución, así como también por sus
necesidades y los objetivos de la evaluación.
Los puntos en común entre los tipos de evaluación se encuentran en los procedimientos
de evaluación. Son semejantes las tres grandes etapas: recolección de información,
tratamiento de los datos y utilización. También las herramientas son las mismas, pues
en ambos casos se utilizan reuniones, entrevistas, cuestionarios, etc.
C. La evaluación mixta
En la práctica, se utiliza poco un solo tipo de evaluación, de alguna manera se combina
ambos a fin de gozar de las ventajas de cada uno. Se la conoce como evaluación mixta,
y también tiene sus propias características:
 · Los evaluadores externos consultan a los miembros de la institución y entre
ambos definen el trabajo de evaluación. De esta manera, el diseño de evaluación es
negociado por cada parte (externo e interno).
 · Para la recolección de la información, los agentes externos apoyan y motivan
su realización.
 · En cuanto al informe de los resultados, los evaluadores externos se refieren
a la opinión de los beneficiados.

Los resultados de la evaluación se debaten entre las contrapartes y se realiza una versión
provisional del informe para dar lugar a un último intercambio.
A continuación se presenta un cuadro resumen de lo anteriormente tratado:

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS TRES TIPOS DE EVALUACIÓN


Evaluación
Etapas del proceso Evaluación externa Evaluación mixta
interna
Evaluadores externos. Los Participación de los Apoyo de
Profesionales en el “miembros” de la miembros de la agentes
Realización de la
campo. institución son los institución externos.
evaluación
mismos beneficiarios
beneficiados.
El diseño elaborado El diseño es El diseño se negocia con los
por evaluadores elaborado por beneficiarios.
externos. El personal personal de la Las evaluaciones son periódicas.
de la institución es institución. Se realiza con apoyo externo
Recolección de la encuestado en forma Es un proceso para recolectar datos y animar
información pasiva. La evaluación largo y requiere la los debates entre el personal de la
dura un tiempo corto. participación de institución.
todos. Apoyo metodológico por
personas externas.
Negociación entre contrapartes.
Por evaluador El personal de la Apoyo metodológico por
Elaboración del
externo. institución se pone persona externa.
informe
de acuerdo.
Sugerencias dadas por Debate entre los Negociación entre contrapartes.
agentes externos. miembros de la
Uso de la información institución sobre
las decisiones
finales.

CONTENIDO Y OPERACIONALIDAD DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL


Así como los objetivos, los contenidos de la evaluación son variados, pues dependerán
del tipo de institución, recomendándose que debe estar implicada la totalidad del
personal; todos los elementos intervinientes, tanto aquellos que pueden considerarse
críticos para la producción como aquellos que faciliten la eficacia y eficiencia de la misma;
todos los momentos del procesos desde la conceptualización y diseño, pasando por la
ejecución y desarrollo, hasta el seguimiento y perfeccionamiento.
Sin embargo generalmente habrá de operacionalizarse a través de indicadores de
organización, gestión y rendimiento; a grandes rasgos deberán formularse o incorporarse
estándares que sirvan para obtener información respecto a los contenidos o dimensiones
de la evaluación, de las que las más comunes son:
 · Profesores, de los que se evalúa su selección, promoción, rendimiento,
satisfacción, perfil, formación, reconocimientos, sentido de pertenencia, etc.
 · Alumnos, impactando los sistemas de admisión, de evaluación, su
rendimiento académico, comportamiento al egreso, impacto de los sistemas de becas,
tutorías, asesorías, orientación, satisfacción, etc.
 · Planes de estudio, tanto los programas de asignatura como la pertinencia
de los planes con la institución, las metodologías de enseñanza y aprendizaje, de
evaluación de aprendizajes, los elementos de la implementación tanto humanos como
materiales.
 · Investigación, los cuerpos académicos, las líneas de generación y
aplicación del conocimiento, las investigaciones, el financiamiento, las redes, los
productos como publicaciones, artículos, congresos, patentes, etc.
 · Personal administrativo y directivo, su formación, el perfil para el puesto,
satisfacción con el quehacer, selección y promoción, comunicación.
 Recursos materiales, muebles e inmuebles, para la docencia, para la
investigación, para la promoción de la cultura, adecuación a las necesidades, programas
de mantenimiento y dotación equitativa.
 Servicios, académicos (bibliotecas, centros de cómputo, centros de auto
acceso, laboratorios, talleres), de gestión y administrativos (administración, planeación,
evaluación, presupuesto, relaciones públicas, dirección en general).
 Proyecto institucional, resultados inmediatos, resultados derivados,
implicaciones sociales, normatividad y políticas, egresados, empleadores, impacto,
prestigio.

NEGOCIACIÓN DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL


El concepto de negociación está ligado a la pluralidad de intereses y la idea es que la
evaluación contribuya a una progresiva y paulatina adaptación social, tendiente a
estructurar el cambio hacia las condiciones ideales.
A. Ámbitos de la negociación:
 · El ámbito metodológico, se refiere a las descripciones, la interpretación y
la organización del propio informe del evaluador.
 · El ámbito ético, se refiere a los acuerdos formativos respecto de los
derechos de los evaluados y principios de transparencia y representatividad.

- Derecho a la propiedad de información: corresponde a los que proporcionan


información, comentarios críticos, etc.
- Derecho de los individuos como audiencias naturales o interesadas.
- Derecho de todos los grupos de interés a ser representados.
· El ámbito político, refiere la representación de intereses y valores como estrategia
de legitimación. Se ocupa de los valores (como parámetro de los juicios) y de la
distribución de juicios e intereses dentro del programa.
INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN INSTITUCIONAL
Existen muchos y muy diversos instrumentos y técnicas de evaluación institucional, los
más utilizados son además de la propia observación, los cuestionarios, las encuestas y
el análisis documental; así por ejemplo existen:
Cuestionarios, para evaluar directivos, docentes, pares académicos, alumnos,
autoevaluaciones de personas, padres de familia, empleadores, egresados,
investigadores, personal administrativo y de intendencia. En ellos se indaga sobre las
percepciones, rendimiento, grado de satisfacción, opciones de mejora, etc.
Cuestionarios para evaluar procesos como la enseñanza-aprendizaje, funcionamiento de
la dirección, mecanismos de comunicación horizontal y vertical,
investigación, programas educativos y especiales, impacto institucional, funcionamiento
institucional, etc.
Encuestas de opinión, para la sociedad, padres de familia, empleadores y ex
alumnos. En ellos se indaga sobre sus percepciones.

Análisis documental, de la normatividad, planes, programas, proyectos, diseños y


rediseños curriculares, etc.
FASES DEL PROCESO DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL
Si hemos conceptuado a la evaluación institucional como un proceso permanente e
integrador, que se desarrolla dentro y/o fuera de la institución, a efectos de favorecer la
calidad educativa, mediante juicios de valor, dando bases para la toma de decisiones…,
diremos pues que todo proceso de evaluación institucional tiene en su raíz, en su base
cinco pasos concretos: necesidad institucional, observar, decidir, actuar y la meta
evaluación. Este proceso constituye un ciclo de mejora continua, pues la fuerza motriz
o impulsadora es la necesidad institucional transformada en un compromiso, que
conlleva a observar la realidad de la institución, decidir y luego actuar, seguido de un
proceso de revisión de toda la evaluación institucional con fines de mejorarla en futuras
aplicaciones – meta evaluación – ; a esta fase de acción le sigue una nueva fase de
observar para determinar cuánto y de qué manera ha mejorado la institución y cuáles
son los nuevos retos dando inicio a un nuevo ciclo – el círculo de la calidad – siempre en
el marco de un modelo de institución y un enfoque de gestión y de desempeño docente
que se busque seguir. Los cinco pasos se repiten una y otra vez pero de manera
ascendente o en espiral, porque cada nuevo ciclo significa un crecimiento en el tiempo y
un continuo mejoramiento hacia la calidad esperada.
A. Necesidad institucional de evaluación, ya sea por interés propio o por la necesidad
impulsada desde afuera ya sea gubernamental, de competencia, por subsidio o de la
sociedad. Esto se transforma en un compromiso o “fuerza motriz”.
B. Observar, Para nosotros esta fase se compone de un proceso de autoevaluación o
evaluación interna y de un proceso de evaluación externa.
- Autoevaluación, proceso interno donde los miembros de la comunidad institucional se
someten a sus propios procesos evaluativos, determinando de forma consensuada las
dimensiones, indicadores, ítem, parámetros, instrumentos y medios para valorar su
realidad. Esta fase debe aportar una comprensión profunda de la institución y producir
juicios de valor basados en fundamentos empíricos y conceptuales debidamente
clarificados y que guarden estrecha relación con los objetivos, contenidos y funciones de
la institución. Se requieren elementos humanos técnicamente formados en los aspectos
evaluativos y gran compromiso ético. Algunas tareas a realiza serán: Sensibilización,
Planificación y Organización; ejecución; elaboración del informe de autoevaluación y
socialización del informe.
- Evaluación externa, es una etapa imprescindible que da fiabilidad al proceso, e inicia
con la selección del organismo evaluador, pudiendo ser una instancia específica
dedicada a ello o un par institucional. El proceso incluye la designación de responsables
y pares del Comité; establecimiento de modalidades de comunicación, recopilación y
análisis de datos, análisis del informe de autoevaluación, elaboración del informe final de
la evaluación externa y comunicación de resultados al rector para su aprobación y
versión final de comunicación. Algunas tareas concretas de este proceso podrían ser:
revisión del informe de autoevaluación, entrevista a los actores, feedback a la comisión
y reporte de la evaluación externa.
C. Decidir, implica tomar decisiones sobre: qué problema trabajar, consultar y recoger
propuestas o alternativas de solución y diseñar un plan de mejoramiento.
Elaboración de planes de mejoramiento, si bien pueden plantearse desde el proceso de
autoevaluación, son el fin de la evaluación institucional
D. Actuar, remite a llevar a cabo el plan de mejoramiento diseñado, realizando
básicamente las siguientes acciones: socialización del plan de mejoramiento,
implementación del plan, monitoreo del plan y sistematización del plan.

E. Metaevaluación, es el proceso de revisión y reflexión de toda la evaluación institucional


con fines de mejorarla en futuras aplicaciones.

LA EVALUACIÓN DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS EN EL PERÚ

El Estado Peruano en el marco del cumplimiento del mandato de la Ley General de


Educación 28044 (2003), el Acuerdo de Gobernabilidad del Foro: Acuerdo Nacional; y,
en concordancia con la Resolución Suprema N° 001-2007-ED que aprueba el Proyecto
Educativo Nacional al 2021, comprende en su objetivo estratégico 5, que la educación
superior de calidad se convierte en factor favorable para el desarrollo y la competitividad
nacional, lo que se señala como política 3, que la acreditación debe ser palanca para
que cada institución emprenda un camino de mejora de la calidad; logrando
como resultado 1, un renovado sistema de educación superior articulado al desarrollo;
creando con este motivo, el SISTEMA NACIONAL DE EVALUACIÓN ACREDITACIÓN
Y CERTIFICACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA - SINEACE(Ley 28740)
El establecimiento de un SISTEMA NACIONAL DE EVALUACIÓN, ACREDITACIÓN Y
CERTIFICACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA es un mandato de la Ley 28740,
promulgada el 19 de mayo del 2006 y el Reglamento de la Ley - Decreto Supremo N°
018-2007-ED, del 09 de julio del 2007, normas mediante las cuales el Estado define su
participación con respecto a la calidad de la educación en el Perú, para todos los niveles
educativos y modalidades de estudio, tanto para las entidades públicas como privadas.

Esta normativa es una respuesta a la necesidad de fortalecer la calidad de la educación


en el Perú y asegurar los niveles básicos de calidad y sobre todo la mejora continua que
deben ofrecer las instituciones a corto, mediano o largo plazo, preservando así derechos
legítimos que en esta materia tienen los usuarios del sistema de educación y la sociedad
en general.

¿QUE ES EL SINEACE?

Es el conjunto de organismos, normas y procedimientos estructurados e integrados


funcionalmente, destinados a definir y establecer los criterios, estándares y
procesos de evaluación, acreditación y certificación a fin de asegurar los niveles
básicos de calidad que deben brindar las instituciones educativas, y promover su
desarrollo cualitativo.
¿CUAL ES LA FINALIDAD DEL SINEACE?
· Garantizar que las instituciones educativas publicas y privadas ofrezcan un servicio de
calidad
· Optimizar los factores que inciden en los aprendizajes y en el desarrollo de las destrezas
y competencias necesarias para alcanzar mejores niveles de calificación profesional y
desempeño laboral
ESTRUCTURA DEL SINEACE
Según el artículo 15° dela Ley General de Educación N° 28044, está conformado por los
siguientes órganos operadores:
· IPEBA: es el Instituto Peruano de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad
de la Educación Básica
· CONEACES: es el Consejo de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad de
la Educación Superior No Universitaria
· CONEAU: es el Consejo de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad en
Educación Superior Universitaria.
DIMENSIONES DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL:
El ministerio de Educación del Perú el año 2005 a través de sus diferentes oficinas de
especialistas sugiere que se tenga en cuenta las siguientes dimensiones:
· Procesos de enseñanza aprendizaje
· Organización y funcionamiento
· Relaciones con el entorno
· Procesos de evaluación, formación e innovación
PROCESOS DE EVALUACIÓN PARA EL MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD
EDUCATIVA EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVASDE EDUCACIÓN BÁSICA
REGULAR:

· Auto evaluación de la gestión pedagógica, institucional y administrativa , está a


cargo de los propios actores de la institución educativa .Es requisito fundamental e
indispensable para mejorar la calidad del servicio educativo
· Evaluación externa con fines de acreditación, es requerida voluntariamente por
las instituciones educativas. La ejecuta una entidad especializada de acuerdo a los
procedimientos señalados en el reglamento.
MATRIZ DE EVALUACIÓN INSTITUCIONAL
Ponemos a vuestra consideración una matriz que podría servir de guía para enrumbarse
en la evaluación de tu institución educativa de EBR.
ÁMBITO CRITERIOS/FACTOR DE ANÁLISIS

El Proyecto Educativo Institucional, El Proyecto Curricular de


PLANEACIÓN Y
Centro, El Plan Anual de Trabajo , El Reglamento Interno, El
ESTRATEGIA INTEGRAL
Informe de Gestión Anual
Equipo Directivo, Gestión de Personal ,Satisfacción del
LIDERAZGO EDUCATIVO
Profesorado, Impacto Educativo
ARTICULACIÓN DE ÁREAS Programación Anual, Proceso de Enseñanza, Estrategias
ACADÉMICAS Curriculares, Satisfacción de los Alumnos

PARTICIPACIÓN DE LAS Atención a las Familias , Deterioro de la Convivencia ,


FAMILIAS Satisfacción de las Familias , CONEI, Impacto en la Sociedad

MANEJO DE RECURSOS Recursos Materiales y Financieros, Potencial

IDENTIFICACIÓN DE PROCESOS Procesos Principales , Satisfacción del Personal


Resultados de la Institución Educativa , Resultados de los
RESULTADOS
Alumnos

FUENTES DE INFORMACIÓN