Está en la página 1de 114

ESCUELA SUPERIOR DE GUERRA DEL EJÉRCITO

ESCUELA DE POSTGRADO

TESIS PARA OPTAR AL GRADO DE MAESTRO EN


CIENCIAS MILITARES

TÍTULO: “ACCIONAR DEL EJÉRCITO DEL PERÚ Y EL


RESULTADO DEL CONFLICTO ARMADO DEL
CENEPA ECUADOR - PERÚ 1995”

AUTORES: EMILIANO YSIDORO CÓRDOVA ORMEÑO


CELSO AUGUSTO BARBOZA MARRUFO
RENATO AMPUERO BREÑA

Lima, julio 2015


Dedicatoria

Dedicamos el presente trabajo de


investigación a nuestras familias, por el
apoyo y aliento permanente en esta
carrera militar.
Agradecimiento

A los Oficiales Docentes y Asesores de la


Escuela Superior de Guerra – Escuela de
Postgrado, por su constante apoyo
durante la realización de este trabajo de
investigación.
Resumen

El Perú desde el inicio de su historia ha participado en diferentes


conflictos luego de los cuales ha cedido territorio, igual ha sucedido luego de la
creación de otros estados, caso Ecuador y Bolivia, o a través de acuerdos
diplomáticos caso Colombia.

En el caso de Ecuador existe una serie de enfrentamientos, por causa de


la posesión de territorios, que cada uno sostiene como suyos.

Es necesario estudiar la trascendencia al punto de vista militar y los


efectos sociales después de una guerra, por eso la presente investigación de la
guerra del Cenepa 1995, buscó proyectar sus consecuencias económicas,
políticas, sociales y cómo influyen en la relaciones bilaterales, pero sobre todo
determinar que fue la participación del Ejército en dicho conflicto, lo que determinó
el resultado del mismo y prever su comportamiento en otros conflictos que
sostenemos con un país vecino, sometido a la decisión de la Corte Internacional
de Justicia de la Haya.

En el Centro de Estudios Históricos Militares no existe información


histórica oficial sobre dicho conflicto porque no se recibieron los partes de guerra
con los que obligatoriamente tiene que sustentarse en escritos confiables y
válidos, igualmente no existe tampoco en la Comisión de Historia del Ejército
Peruano. La situación política de aquella época no permitió la construcción
documentada histórica de los hechos que se dieron en el Conflicto del Cenepa.

Luego de transcurridos veinte años de los hechos existe suficiente


información sobre el tema lo que nos ha permitido tratarlo con seriedad científica y
con pleno conocimiento profesional del porqué de las ocurrencias, aunque la
bibliografía no es reflejo exacto de lo que sucedió en realidad, debido a que
obedece a deseos de protagonismo de algunos de sus actores, igualmente ha
sido tratado con seriedad e imparcialidad.

Palabras clave: Conflicto, Perú, Ecuador, Guerra.


Abstract

The Peru since the start of their history has been losing territory resulted in
the creation of other states, Ecuador and Bolivia case or losing a war, if Chile, or
through diplomatic agreements Colombia case.

In the case of Ecuador there is a long-standing conflicts, with the substantial


cause possession of territories, each holding as yours.

To study the importance to military standpoint and social effects after she
demands make this investigation War Cenepa 1995, projecting its consequences
for bilateral relations of this century, and anticipating their behavior in other
conflicts we hold a neighboring country, subject to the decision of the International
Court of Justice in The Hague.

At the Center of Military History Studies no official historical information about


the conflict because war parties with which necessarily must be based on reliable
and valid writings, also does not exist either in the History Commission of the
Peruvian Army were not received. The political situation of that time did not permit
construction of documented historical events that occurred in the Cenepa Conflict.

It is thought that after twenty years after the events there is sufficient
knowledge to discuss with scientific seriousness and with full professional
knowledge of why occurrences, although the written literature may not be
reflective of what actually happened but wish to prominence some of its actors.

Keywords: Conflict, Peru, Ecuador, War.


Índice
Dedicatoria II
Agradecimiento III
Resumen IV
Abstract V
Índice VI
Índice de tablas VIII
Índice de figuras VIII
Introducción IX

Capítulo I. El problema de investigación


1.1. Planteamiento del problema…………….…………………………….. 1
1.2 Preguntas de investigación..…………………………………………. 2
1.3 Objetivos …………………….…………………………………………. 2
1.4 Justificación y viabilidad……………………………………………….. 3
1.5 Limitaciones de la investigación……………………………………… 3
1.6 Definición inicial del ambiente de contexto…………………………. 5
1.7 Hipótesis general del trabajo de investigación…………………...... 5

Capítulo II Marco teórico


2.1. Antecedentes de la investigación ................................................... 6
2.2. Revisión de literatura de apoyo y consulta……………………….… 11
2.3. Definición de términos en general…................................................ 42

Capítulo III. Método


3.1.Trayectoria cualitativa…….................................................................. 45
3.2 Enfoque seleccionado…………………….…………………………..… 50
3.3 Población y muestra para la recolección de datos…………………. 51
3.4 Procesos para la recolección de datos cualitativos……………….. 52

Capítulo IV. Análisis y resultados


4.1.Descripción narrativa..……............................................................... 62
4.2 Soporte de las categorías (temas – categorías – unidades)..……… 79
4.3 Análisis de datos cualitativos con programas informáticos………. 81

Capítulo V. Discusión
5.1 Triangulación de datos específica por cada técnica........................ 85
5.2 Triangulación de datos integral…………...…………………………... 95
5.3 Desarrollo de la discusión.…………………………..……………….… 96

Conclusiones………………………………………………………………….. 98

Recomendaciones…………………………………………………………….. 101

Referencias …………………………………………………………………... 103

Anexos

Anexo 1. Matriz de triangulación

Anexo 2 Guía de entrevista

Anexo 3. Declaración de autenticación y no plagio

Anexo 4. Autorización de uso de propiedad intelectual

Anexo 5. Hoja de datos personales


Índice de tablas

Tabla 1 Diseño de la investigación 46

Tabla 2 Naturaleza de los datos cualitativos 47

Tabla 3 Diseño cualitativo en la perspectiva estructural 48

Tabla 4 Diseño de los tipos de investigación seleccionados 50


Tabla 5 Soporte de categorías y su descripción 81
Tabla 6 Técnica y metodología 86
Tabla 7 Soporte de la técnica de observación directa a
las categorías establecidas 88
Tabla 8 Soporte de la técnica de entrevista a las categorías
establecidas 90
Tabla 9 Soporte de la técnica y análisis de contenido a
las categorías establecidas 93
Tabla 10. Matriz de triangulación de resultados integral
(conjuga las técnicas empleadas) 95

Índice de figuras

Figura 1. Proceso de investigación cualitativa 49


Introducción

El conflicto del Cenepa fue un conflicto bélico llevado a cabo por las
fuerzas armadas del Perú y Ecuador durante los dos primeros meses del año de
1995, el cual se desarrolló en el distrito del Cenepa, Provincia de Condorcanqui,
en el departamento de Amazonas, zona de selva alta, terreno agreste de difícil
acceso conjugado con las condiciones climáticas dificultaron el desplazamiento de
las fuerzas militares.

La causa o razón que esgrimía Ecuador era que en el plano diplomático


los representantes peruanos y ecuatorianos no lograban ponerse de acuerdo
respecto a la colocación de hitos fronterizos convenida en el protocolo de 1942, la
misma que en su momento no pudo ser concluida, pues se detuvo en 1950,
quedando sin demarcar un espacio de 78 kilómetros lineales.

Durante dos meses de conflicto, se realizaron diferentes combates entre


las tropas de ambos países, focalizados principalmente en las conquistas de
Tiwintza, Cueva de los Tayos, Base sur y Coangos, trayendo como
consecuencias numerosas bajas de personal y pérdidas bélicas.

Con la presencia de cuatro países garantes del Protocolo de Río (Estados


Unidos, Brasil, Chile, Argentina), firman en Brasil la Declaración de Paz de
Itamaraty, confirmando un alto el fuego inmediato y el establecimiento de un
grupo de paz MOMEP (Military Observer Mission, Ecuador Perú), encargado de
supervisar el cumplimiento del alto el fuego.

Tras una ronda de negociaciones, la diplomacia condujo al acuerdo de


Brasilia, en el cual resolvieron que las altas cumbres de la cordillera del Cóndor y
la región de Tiwinza, de 20 Km² pertenece al Perú y se le concede al Ecuador 1
km² de Tiwinza como propiedad privada pero bajo la legislación del Perú, con la
condición de que esta propiedad nunca podrá ser expropiada del Ecuador, se la
usará solamente para realizar actos conmemorativos, a todo aquel que nazca en
Tiwinza se le considerará peruano.

En la presente investigación se desarrollaron aspectos importantes sobre


el tema titulado “ACCIONAR DEL EJÉRCITO DEL PERU Y EL RESULTADO
DEL CONFLICTO ARMADO DEL CENEPA ECUADOR PERÚ 1995”. Para lo cual
se aplicaron estrategias metodológicas y desarrollo del pensamiento crítico y
creativo, trabajo realizado con el apoyo de especialistas en dicha problemática,
los mismos que clarificaron todos los aspectos relacionados con la investigación.

Se realizó un estudio del contexto general del Perú y Ecuador, cuál era la
situación antes del conflicto, cuál fue el motivo o el problema que generó el inicio
de la guerra, como se desarrolló el conflicto, para posteriormente realizar una
comparación y análisis y poder determinar la relación entre el accionar del Ejército
Peruano con el resultado del conflicto armado del Cenepa Ecuador Perú 1995.
Capítulo I

El problema de investigación

1.1 Planteamiento del problema

La temática de las guerras, se da desde los orígenes de la humanidad y


se seguirá dando en la medida de que existan motivos que no tengan
más solución que el uso de la fuerza para imponer la voluntad de uno
sobre otro oponente.

El Perú desde el inicio de su vida republicana ha venido cediendo


territorio como resultado de la creación de otros estados, caso Ecuador y
Bolivia o por haber perdido una guerra, caso Chile, o a través de
acuerdos diplomáticos caso Colombia.

En el caso de Ecuador existe una larga data de enfrentamientos, siendo


la causa sustancial la posesión de territorios, que cada uno sostiene
como suyos.

Estudiar la trascendencia de la guerra del Cenepa de 1995 al punto de


vista militar y los efectos sociales después de ella, exigió realizar la

1
presente investigación, proyectando sus consecuencias a las relaciones
bilaterales del Perú en el presente siglo XXI, y previendo su
comportamiento en otros conflictos que sostenemos con un país vecino,
sometido a la decisión de la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

De no tener conciencia si los resultados fueron favorables o no para el


Perú, no se podrá comprender la trascendencia de los mismos y se
carecerá de un análisis real y verdadero de lo que realmente sucedió.

Se investigó el conflicto armado del Cenepa Ecuador Perú 1995 a fin de


determinar fortalezas y debilidades de sus actores y para que se
conviertan en lecciones aprendidas a tenerse en cuenta en situaciones
futuras.

Se piensa que transcurridos 20 años de los hechos existe suficiente


conocimiento para tratar el tema con seriedad científica y con pleno
conocimiento profesional del porqué de las ocurrencias, aunque la
bibliografía escrita pueda no ser reflejo de lo que sucedió en realidad
sino de deseos de protagonismo de algunos de sus actores.

1.2 Preguntas de investigación

¿Cuál es la contribución del accionar del Ejército del Perú en el resultado


del conflicto armado del Cenepa, Ecuador - Perú 1995?

¿Cómo la experiencia en guerra no convencional del Ejército del Perú,


contribuyó en el resultado del conflicto armado del Cenepa, Ecuador -
Perú 1995?

¿De qué manera el conocimiento de las características de la zona de


operaciones del Ejército del Perú, contribuyó en el resultado del conflicto
armado del Cenepa, Ecuador - Perú 1995?

1.3 Objetivos

Explicar si el accionar del Ejército del Perú contribuyó en el resultado del


conflicto armado del Cenepa, Ecuador - Perú 1995.

2
Analizar si la experiencia en guerra no convencional del Ejército del Perú
contribuyó en el resultado del conflicto armado del Cenepa, Ecuador -
Perú 1995.

Describir si el conocimiento de las características de la zona de


operaciones del Ejército del Perú, contribuyó en el resultado del conflicto
armado del Cenepa, Ecuador - Perú 1995.

1.4 Justificación y viabilidad

La presente investigación se justifica a nivel institucional porque estuvo


destinada a conocer cuáles fueron los hechos que se suscitaron en el
conflicto bélico y tuvieron directa relación con los aportes alcanzados.

Igualmente, sirve como la materialización del conocimiento científico de


la guerra, por lo que a través de los principios de la guerra, se puede
justificar su desarrollo.

Permite la dialéctica académica en las Escuelas de Formación y


Capacitación sobre temas históricos que han sucedido en el país a
postrimerías del siglo XX.

Se dispuso de tiempo, recursos económicos y materiales, disponibilidad


de fuentes vivientes para realizar el presente estudio por lo que se
alcanzaron los resultados propuestos.

1.5 Limitaciones de la investigación

El principal problema que limitó la presente investigación fue la


inexistencia de documentación oficial (partes de guerra) de los hechos
acaecidos durante el conflicto armado del Cenepa, así como la
inexistencia de un equipo del más alto nivel profesional académico que
haya hecho una investigación histórica de dicho conflicto.

Por ello se carece oficialmente de un documento histórico generado por


historiadores en ciencias militares que debiera retroalimentar el
conocimiento de la ciencia militar.

3
Motivo por el cual se recurrió a documentos o libros que describían con
diferentes visiones de sus autores cuál fue el resultado del conflicto con
el Ecuador, para darle cierta validez se contrastaron con las fuentes
vivientes participantes, aunque sus diferentes roles y grados posteriores
en su carrera militar podrían haber generado un sesgo de los hechos.

Problema de validez

Se puede caer en opiniones subjetivas de los investigadores en las


conclusiones, por tanto, el estudio se volvería más reflexivo de las
opiniones de los investigadores que en los datos reales.

Capacidad de generar resultados

No es factible generar opiniones subjetivas a otras poblaciones, las


conclusiones son válidas y específicas en base de resultados solo para
las operaciones del Ejército en el conflicto del Cenepa, Ecuador - Perú
1995.

Repercusiones generales

Como las investigaciones cualitativas tienen limitaciones con respecto a


implicaciones más amplias, es imposible hacer recomendaciones
generales radicales, sobre la base de los resultados de la Investigación,
por tanto, al proporcionar respuestas detalladas sobre un grupo definido,
no proporcionan la seguridad de que los resultados se puedan transferir
a través de individuos o grupos.

Confiabilidad

Al igual que los desafíos en torno a las implicancias más amplias y


resultados generalizables, la investigación presenta un conjunto
adicional de temas relacionados con la fiabilidad o capacidad de
reproducir el estudio con resultados consistentes.

Dado que la investigación cualitativa depende en gran medida del


conocimiento de los investigadores y la interpretación puede ser

4
cuestionable por otro investigador o puede variarse a mitad del estudio
basado en la participación y percepción de los participantes.

Esta variación puede cambiar radicalmente los resultados de un estudio


y puede suceder que los resultados sean inconsistentes, aunque dos
estudios tengan el mismo enfoque.

1.6 Definición inicial del ambiente o contexto

La investigación se inició con el estudio del conflicto bélico que se


desarrolló durante los meses de enero y febrero de 1995, en el lado
oriental de la Cordillera del Cóndor, sobre la cuenca del río Cenepa en
territorios en disputa controlados por el Ecuador. Las operaciones
militares sucedieron en la cuenca del río Cenepa, en territorios sin
demarcar, y que es una zona de selva alta de complicado acceso.

1.7 Hipótesis general del trabajo de investigación

La convergencia de los vectores de contribución y participación respecto


del accionar del Ejército del Perú en el resultado del conflicto armado
del Cenepa, Ecuador - Perú 1995, se evidencian en la marcada ventaja
de haber tenido 15 años de experiencia en guerra no convencional y,
además, el perfecto conocimiento de la zona de operaciones; por ello, se
estaría aprovechando significativamente está marcada ventaja para
influir en el resultado definitivo en el conflicto armado del Cenepa,
Ecuador - Perú 1995.

5
Capítulo II

Marco teórico

2.1 Antecedentes de la investigación

Según Cubas, Luna & Terán Farfán (1995), en su trabajo de


investigación inédito “Conflicto del Cenepa; experiencias, enseñanzas y
recomendaciones” para optar la especialización en seguridad y defensa
nacional, en el Centro de Altos Estudios Nacionales, llegaron a las
siguientes conclusiones:

Estrategia del Gral. Moncayo:

 Incursión subrepticia en el territorio peruano de 3.5 km de


profundidad.
 Empleo limitado de fuerzas.
 Elección de una dirección estratégica con ventajas solo para el
apoyo de fuegos más no para la infantería.
 Elección táctica de posiciones defensivas ubicadas en depresiones,
a merced de posiciones dominantes.
 Concepción estratégica defensiva, cuando el objeto era una
conquista territorial.

6
Resultado de la estrategia indirecta de Ecuador:

 Ha reconocido la vigencia del Protocolo de Río de Janeiro.


 Reconoce a los países garantes.
 Negocia con el Perú en el marco del Protocolo de Río de Janeiro.
 Se negocia en el país donde se firmó el Protocolo: Brasil.
 No tiene respaldo para desconocer el Protocolo y salirse del
Derecho Internacional.
 El Papa no ha aceptado intervenir como árbitro sino que ha ratificado
la validez de los garantes y la responsabilidad que ellos deben
asumir.
 Los organismos internacionales se han negado a intervenir, porque
el Protocolo establece los mecanismos para solucionar la diferencia
entre ambos países.
 Ecuador se ha sumido en una profunda crisis económica como
resultado del conflicto.

Resultado de la estrategia directa del Perú:

 Acertada, inteligente y enérgica conducción de la guerra en el


Dominio Militar.
 Armonioso empleo de medios y una conjunción estrecha entre la
estrategia directa e indirecta.
 Reacción rápida y oportuna de un ejército orientado a la pacificación
interna para hacer frente a una guerra exterior.
 Desalojo del invasor, a pesar de dificultades de todo orden.
 Cumplimiento cabal de la misión.
 Resguardo pleno de la integridad territorial.

Resultado de la estrategia indirecta del Perú:

 Actuación en forma conjuncionada con el esfuerzo militar.


 Reacción oportuna y sagaz.
 Iniciativa plena en las tratativas de paz y las negociaciones
diplomáticas.

7
 Consolidación de nuestra imagen interna y externa.

Conclusiones generales:

 La capacidad operativa de nuestras FF.AA. no está en condiciones


de cumplir con el art 165 de la Constitución, en el frente externo.
 La potencia combativa relativa frente a Ecuador es deficitaria.
 La situación de operatividad del material y equipo no permiten ser
unas FF. AA. disuasivas.
 El 60 % del material es obsoleto y requiere reemplazo.
 El material y equipo no ha seguido un programa de mantenimiento
por falta de asignaciones presupuestales.
 La Marina de Guerra del Perú tiene su operatividad seriamente
comprometida por el mismo motivo.
 La Fuerza Aérea tiene un índice de operatividad del 15.9 %,
imposibilitada de cumplir con su misión.

Tomando como soporte estas conclusiones se determinó cuáles fueron


las estrategias que presentaron ambos países, tanto directa como
indirecta, así mismo, al acertado empleo de la inteligencia y el empleo de
los medios, para desalojar al país invasor de nuestro territorio.

Debemos de tener en cuenta que nuestras Fuerzas Armadas no se


encontraban en una óptima operatividad del material bélico, a través de
los años los diferentes gobiernos, han dejado de lado a las FF.AA., y en
particular al Ejército, en cuanto al mantenimiento del material y
adquisición de nuevo material bélico, acorde con una visión de futuro,
de construir instituciones sólidas y dotarlas de un equipamiento moderno
y eficiente, con un presupuesto suficiente para atender todos sus
requerimientos logísticos, de entrenamiento y bienestar de su personal,
para lograr una capacidad disuasiva necesaria y asegurar el
cumplimiento de su misión constitucional de garantizar la defensa de la
soberanía, de sus fronteras e integridad territorial.

8
Según Daniel Calva en su trabajo de investigación: “Guerra del Cenepa”,
concluye lo siguiente:

Controversias del conflicto

En la actualidad aún existe duda y controversia sobre el balance militar


de la guerra, ambos países aseguran ser los vencedores de un conflicto
que al final se solucionó en la mesa de negociones mas no en el campo
de batalla, vista a la brevedad de una guerra no declarada; el resultado
de las batallas no satisface enteramente a las partes involucradas, por lo
que hasta “se cree que las verdaderas razones de este conflicto bélico,
no se deben precisamente a la ejecución del Protocolo de Río de
Janeiro, sino más bien a intereses económicos sobre el área en disputa,
la misma en donde se encuentran ricos yacimientos de uranio; también
se cree que estas escaramuzas fueron usadas por el presidente Alberto
Fujimori como distractor de los problemas internos y las críticas a su
gobierno”; con el conflicto los presidentes de ambos países se volvieron
muy populares.

Conclusiones

 Las causas de este enfrentamiento son varias, en las que se


puede destacar la mala delimitación limítrofe de Ecuador, ya que
los conflictos internos condujeron a que el Estado reste atención a
las regiones alejadas como Jaén y Mainas.

 Este enfrentamiento, que duró casi cinco semanas, puso fin a una
larga serie de incidentes bélicos entre las dos naciones por el
control territorial de una zona en disputa desde comienzos del
siglo XIX, que comprendía la Cordillera del Cóndor y el río
Cenepa.

 En el Acta de Brasilia, firmada el 24 de octubre de 1998 por el


presidente Jamil Mahuad y su homónimo peruano Alberto
Fujimori, se ratifica la paz de Itamaraty en donde los 20 km² que
pertenecen al sector de Twinza están ubicados en el Perú y se le

9
concede al Ecuador 1 km² de Twinza como propiedad privada,
pero bajo la legislación del Perú.

 Una de las consecuencias más notables, fue la pérdida de vidas


en el campo de batalla y cuantiosas pérdidas económicas para
ambos países, lo que provoca que el pueblo sea el más golpeado
por la guerra.

Se manejan varias versiones sobre los motivos del conflicto bélico, pero
lo más importante es que no se encontraba bien determinada la
demarcación limítrofe entre ambos países, así mismo, existió una
inejecutabilidad parcial del Protocolo de Río de Janeiro por la
inexistencia del divisor de aguas entre los ríos Zamora y Santiago.

Marbellí y Rosales (2013), en su tesis para optar al grado de maestro en


ciencias militares “El conflicto del Cenepa 1995, artillería, lecciones
aprendidas”, en la Escuela Superior de Guerra del Ejército, llegaron a
las siguientes conclusiones:

a. El conflicto del Cenepa deja en claro, concretamente, sobre la


influencia de la coyuntura política, social y militar en la generación
y posterior desarrollo de conflictos armados, y de sus
consecuencias inminentes; teniéndose en el Perú, en el período
de 1982 a 1993, al afrontarse el conflicto interno contra el
terrorismo y con la crisis económica de finales de los años
ochenta; las FF.AA. peruanas se encontraban en desventaja y
con desgaste, tanto operativa, económica y moralmente, para
afrontar un conflicto bélico con Ecuador.

b. En el caso de Ecuador, se fortaleció en dicho período el poder


económico de las FF.AA. sin control civil o político alguno,
repotenciándose militarmente, brindando el gobierno a las fuerzas
militares la inversión para optimizar su capacidad y entrenamiento
en los fundamentos de la guerra moderna de fines de siglo, no
siendo el mismo ejército ecuatoriano que se derrotó en anteriores
conflictos armados; además de seguir prevaleciendo la política

10
ecuatoriana de recuperar sus supuestos territorios perdidos en los
anteriores conflictos con el Perú, siguiendo con el no
reconocimiento del Protocolo de Río de Janeiro de 1942.

El Perú afrontaba una guerra interna desatada por el grupo


terrorista Sendero Luminoso en esos momentos, las Fuerzas
Armadas se encontraban a cargo de la lucha antisubversiva, con
el consiguiente desgaste, tanto económico como social, que ella
conlleva, sin embargo, nuestras tropas habían adquirido una
experiencia en combate real, que les fue de gran utilidad a la hora
de entrar en acción en el conflicto, a pesar que Ecuador se había
armado lo suficiente para afrontar esta guerra.

2.2 Revisión de literatura de apoyo y consulta

La historia es la mejor fuente de la que se valen los teóricos para


sustentar sus pensamientos directrices, por tanto, se recurrió a ella para
materializar el desempeño u accionar del Ejército en el conflicto.

Por ello, se ha escogido la definición que aparece en el texto Defensa y


Seguridad Integral del país, en la cual José Paez Warton manifiesta “que
el conflicto es inherente a la sociedad, porque esta se encuentra
estructurada sobre una base asimétrica de la distribución del poder, por
ello, los conflictos se producen en relación al poder. El conflicto
internacional tiene como causa o factor causal la existencia de intereses
antagónicos e incompatibles entre dos o más estados. En casos
particulares se agregan factores ideo-políticos y religiosos.”

El autor describe en esta definición que el conflicto normalmente se basa


en una ambición del poder, dándose algunas veces por factores ideo
políticos y religiosos, como actualmente se vienen desarrollando en
algunos países del mundo, pudiendo este ser violento o no violento,
controlable o incontrolable, solucionable o insoluble, un conflicto se
distingue de las tensiones. Estas últimas normalmente implican
hostilidad latente, miedo, suspicacia, la percepción de intereses, el
deseo de dominio u obtención de venganza. Así tenemos que

11
comúnmente las tensiones preceden al conflicto, y siempre acompañan
al estallido de este, aunque las tensiones no son lo mismo que el
conflicto.

Para ello es necesario recordar los antecedentes, los hechos y las


consecuencias del conflicto del Cenepa, Ecuador - Perú 1995.

Antecedentes históricos

La Guerra del Cenepa o Conflicto del Alto Cenepa, fue un


enfrentamiento bélico que ocurrió en el lado oriental de la Cordillera del
Cóndor, sobre la cuenca del río Cenepa en territorio peruano ocupado
por el ejército del Ecuador desde 1994 y que enfrentó a las Fuerzas
Armadas de Perú y Ecuador durante los meses de enero y febrero de
1995; nunca hubo declaración formal de guerra entre ambos países, ni
llegó a generalizarse por toda la frontera común. Las operaciones
militares sucedieron en la cuenca del río Cenepa, en territorio delimitado
pero sin demarcar, zona de selva alta de complicado acceso, donde los
factores climáticos y logísticos dificultaron los desplazamientos militares.

El conflicto se resolvió con la intervención de Argentina, Chile, Brasil y


EE. UU. (países garantes del Protocolo de Paz, Amistad y Límites de
Río de Janeiro del 29 de enero de 1942), lográndose terminar el proceso
de demarcación de la frontera en los tramos pendientes entre los hitos
Cunhuime Sur y 20 de Noviembre, y Cusumaza–Bumbuiza y Yaupi–
Santiago, de conformidad con lo establecido en el referido Protocolo y en
el fallo arbitral de Braz Días de Aguiar.

En el Acta de Brasilia, tanto Perú como Ecuador, aceptaron la


culminación del proceso de demarcación fronteriza, en el tramo de 78
kilómetros que estaba pendiente, de acuerdo con la propuesta de los
países garantes del Protocolo de Río de Janeiro, formulada dentro del
marco legal del Protocolo del fallo arbitral de Braz Días de Aguiar, sus
instrumentos complementarios y los pareceres técnicos-jurídicos
entregados el 8 de mayo de 1998, lo cual fue aceptado por los gobiernos

12
de Perú y Ecuador, y ratificado luego por los Congresos de ambos
países.

Así, se terminó el proceso de demarcación de la frontera sobre las


cumbres de la Cordillera del Cóndor, ratificando al Perú la posesión de la
zona del Cenepa (incluyendo Tiwinza), toda vez que Perú otorgaba a
Ecuador, en condición de propiedad privada y sin perjuicio de la
soberanía peruana, un kilómetro cuadrado en la zona de Tiwinza (donde
están sepultados 14 soldados ecuatorianos). También se firmaron
acuerdos de Comercio y Navegación, de Integración Fronteriza e
instalación de una comisión binacional sobre Medidas de Confianza
Mutua y Seguridad.

Disputas entre el Perú y la Gran Colombia

La reclamación por parte de Ecuador de un acceso con soberanía a la


cuenca del Amazonas se remonta a 1827, cuando Simón Bolívar,
gobernante de la Gran Colombia (entidad geopolítica antecesora del
Ecuador) reclamó como territorios que le correspondían a su país los de
Tumbes, Jaén (Cajamarca) y Maynas (entendiéndose por Maynas el
territorio conformado por los actuales departamentos peruanos de Loreto
y Amazonas).

Además de dicho reclamo territorial, Bolívar exigió al Perú el pago de la


deuda de la campaña emancipadora y los "reemplazos" (el costo de
reponer con nuevos efectivos las bajas sufridas en las tropas de apoyo a
la guerra independentista peruana). En realidad, la razón de la ira de
Bolívar hacia el Perú se debía a que había perdido su influencia en este
país, donde se instaló un gobierno liberal y antibolivariano, que ayudó a
Bolivia a librarse de la dominación gran colombiana.

El Perú rechazó las exigencias territoriales de Bolívar, pues Tumbes,


Jaén y Maynas habían jurado la independencia del Perú y tenían sus
representantes en el Congreso peruano (principio de la libre
determinación de los pueblos).

13
En respuesta a los preparativos guerreros de Bolívar, el 17 de mayo de
1828 el Congreso de la República del Perú autorizó al presidente
peruano José de La Mar a tomar las medidas militares del caso. Poco
después, Bolívar declaró la guerra al Perú el 3 de julio de 1828.

Las fuerzas peruanas se movilizaron hacia el sur de la Gran Colombia


(actual territorio ecuatoriano). La marina peruana bloqueó y capturó el
puerto de Guayaquil, mientras que el ejército peruano ocupó la provincia
de Loja. En respuesta, las fuerzas gran colombianas, al mando del
mariscal Antonio José de Sucre, avanzaron desde Quito y derrotaron a
la vanguardia del ejército peruano en la batalla de Portete de Tarqui (27
de febrero de 1829). La versión ecuatoriana asegura que esta fue una
batalla decisiva, que significó la derrota total de los peruanos. Lo cierto
es que el Perú solo sufrió la derrota de su vanguardia, manteniendo al
grueso de su ejército en pie de lucha, que se aferró a sus posiciones, al
igual que los gran colombianos, a la espera de la batalla final. Pero esta
no se dio, pues de mutuo acuerdo se celebró un convenio para acordar
la paz. El Perú se comprometía a desocupar Guayaquil y Loja, y la Gran
Colombia dejaba implícitamente de hacer reclamos sobre Tumbes, Jaén
y Maynas. Sin embargo, el presidente La Mar acusó a Sucre de cometer
injurias y falsedades en el parte de batalla y en un decreto que dio sobre
la construcción de una columna conmemorativa en Tarqui, así como de
excesos contra los prisioneros peruanos, por lo que anunció su intención
de continuar la guerra.

Pero entonces ocurrió el golpe de estado del general Agustín Gamarra,


que produjo la caída de La Mar y la subsiguiente firma de la paz entre
Perú y Colombia, por medio del Tratado Larrea-Gual, el 22 de
septiembre de 1829. Este tratado, también conocido como Tratado de
Guayaquil, fue un tratado de “paz y amistad”, más no de límites; sin
embargo, dejó establecido que se mantendría el límite que había existido
entre los virreinatos de Nueva Granada y el del Perú, como referencia
para un futuro acuerdo limítrofe entre la Gran Colombia y el Perú,
estableciéndose a la vez el procedimiento para realizar la demarcación

14
definitiva (que estaría a manos de una comisión demarcatoria de límites
integrada por miembros de ambos países). En definitiva, no hubo
cambios territoriales, al mantenerse la situación previa al conflicto (statu
quo).

Sin embargo, la demarcación de límites no llegó a realizarse, pese a los


intentos que ambas cancillerías hicieron para llegar a un entendimiento.
Luego, la disolución de la Gran Colombia en mayo de 1830 puso fin a las
negociaciones. Ecuador ha señalado la existencia del Protocolo
Pedemonte-Mosquera, supuestamente firmado el 11 de agosto de 1830
entre el Perú y la Gran Colombia, el cual sería una continuación del
Tratado Larrea-Gual, y donde se reconocía al río Marañón (y el
Amazonas) como límite entre ambas naciones. El Perú, basándose en
una rigurosa investigación historiográfica, ha rechazado la existencia de
este tratado, pues, entre otras razones, jamás se encontró el documento
original, así como al hecho de que, para esa fecha, ya la Gran Colombia
se había desintegrado.

Disputas entre el Perú y Ecuador

Cuando el 13 de mayo de 1830 se constituyó la República del Ecuador,


el flamante gobierno ecuatoriano no hizo reclamos al Perú sobre
Tumbes, Jaén y Maynas, y más bien consideró la necesidad de firmar
acuerdos y tratados con el Perú. Ambos países daban pues, por
sobreentendido, que el Tratado Larrea-Gual había caducado con la
disolución de la Gran Colombia.

El primer tratado celebrado entre el Perú y Ecuador fue el Tratado


Pando- Novoa, suscrito el 12 de julio de 1832 por el ministro de
Gobierno y Relaciones Exteriores del Perú, José María Pando, y el
ministro plenipotenciario de Ecuador, Diego Noboa (futuro presidente de
Ecuador). En él se reconocían y respetaban los límites vigentes entre
ambas naciones, mientras se celebrara un convenio de arreglo de límites
definitivo.

15
La realización de dicho convenio de límites se fue postergando
irresponsablemente a través de los años. Fue entre 1841 y 1842 cuando
Ecuador inició públicamente su reclamo al Perú de los territorios de Jaén
y Maynas, incitado por el derrocado gobernante peruano-boliviano
Andrés de Santa Cruz, refugiado en Guayaquil tras el fin de la
Confederación Perú-Boliviana. Para sustentar su reclamo, el Ecuador
hizo una interpretación de diversos artículos del Tratado de 1829, cuya
vigencia reclamó desde entonces. El Perú respondió que dichas
provincias eran peruanas por la Real Cédula de 1802 (por la cual,
Maynas había vuelto al Virreinato del Perú); y por la posesión continua
que había ejercido sobre dichos territorios (todas esas provincias habían
jurado la independencia del Perú en 1821 y desde entonces fueron
territorio de la República peruana, ininterrumpidamente).

Durante 1859 y 1860, ambos países libraron un conflicto originado por la


decisión de Ecuador de pagar a sus acreedores ingleses con territorios
peruanos en la Amazonía. El presidente peruano Ramón Castilla ordenó
el bloqueo de la costa ecuatoriana, y él mismo en persona, dirigió la
expedición que desembarcó en Guayaquil, el 25 de noviembre de 1859.
Las negociaciones de paz se complicaron, al desatarse en el Ecuador
una guerra civil que impidió las relaciones diplomáticas con el resto de
Hispanoamérica, incluyendo el Perú, ya que no existía un gobierno
ecuatoriano reconocido con el cual tratar. Castilla decidió finalmente
tratar con el general Guillermo Franco Herrera, caudillo de Guayaquil,
con quien firmó el Tratado de Mapasingue (25 de enero de 1860). Sin
embargo, al ser derrotado Franco por el gobierno de Gabriel García
Moreno instaurado en Quito, dicho tratado fue desaprobado (1861). Lo
mismo hizo en 1863 el Congreso peruano.

Entre 1879 y 1883 el Perú participó en la Guerra del Pacífico contra


Chile y no pudo atender otros asuntos diplomáticos.

En 1887, un acuerdo suscrito por ambas naciones estableció que la


regente del Rey de España actuaría como árbitro en el litigio limítrofe.
Pero en 1889, otra negociación acordó el llamado Tratado García-

16
Herrera, por el cual el Perú conservaba Tumbes y Jaén, pero cedía una
gran parte de Maynas al Ecuador. El gobierno peruano de entonces (el
de Andrés A. Cáceres), quería de esa manera zanjar definitivamente el
litigio con Ecuador, a fin de enfrentar tranquilamente la cuestión de
Tacna y Arica con Chile. El Congreso ecuatoriano se apresuró a aprobar
dicho tratado, pero el Congreso de la República del Perú señaló que lo
ratificaría solo después de que se introdujeran algunas modificaciones
en lo concerniente a la línea de frontera, por cuanto lo consideraba poco
favorable para su país. Ecuador rechazó las modificaciones peruanas y
en protesta declaró insubsistente el Tratado. La situación volvió
entonces a fojas cero.

Al iniciarse el siglo XX se produjeron incidentes armados en la frontera


peruano-ecuatoriana, en Angoteros (1903) y Torres Causana (1904), en
la zona del río Napo. Las fuerzas peruanas rechazaron en ambas
ocasiones el avance de los ecuatorianos sobre territorio peruano. La
diplomacia de ambos países se movilizó entonces y se acordó continuar
el juicio arbitral ante el Rey de España.

Pese a que Ecuador había aceptado voluntariamente someterse al


arbitraje del Rey de España, en 1910 se rebeló contra el laudo que este
monarca estaba a punto de dar, porque, debido a una infidencia, se
enteró que iría contra sus intereses. Esto ocasionó una grave tensión
con el Perú que casi desemboca en un conflicto armado. Gracias a la
mediación de la Argentina, Brasil y Estados Unidos, se evitó la guerra,
pero el rey español (en ese entonces Alfonso XIII) se inhibió de
pronunciar su sentencia, fracasando así la fórmula del arbitraje. En los
años siguientes, el asunto permaneció estancado, debido a las
diferencias insalvables entre ambas partes: el Perú insistía en el arbitraje
internacional, mientras que Ecuador quería las negociaciones directas.

En 1922 hubo otra disputa referida a la firma del Tratado Salomón-


Lozano entre Perú y Colombia, que resultó favorable a esta última
nación. Este tratado causó malestar tanto en el Perú (donde se señala
que el presidente Augusto B. Leguía lo suscribió bajo presión de los

17
Estados Unidos), como en Ecuador, que se veía, de esa forma, limitando
con Perú por el este.

En 1924, el Perú y el Ecuador firmaron el Protocolo Castro Oyanguren-


Ponce, que establecía una fórmula mixta al litigio de límites: combinar el
arbitraje internacional con la negociación directa paralela. Resolvieron
que ambos gobiernos enviasen a Washington D.C. sus respectivas
delegaciones para discutir allí el litigio y, lo que no lograsen acordar,
sería sometido al arbitraje del Presidente de los Estados Unidos. Esta
fórmula de negociación solo empezó a implementarse en 1936, en las
llamadas Conferencias de Washington, donde ambas partes fijaron una
línea de statu quo en calidad de frontera provisional, tomando como
base los territorios que de facto poseía cada país. Pero una vez más las
conversaciones fracasaron debido a las aspiraciones ecuatorianas de
llegar al Marañón y el Amazonas, lo que implicaba afectar la soberanía
peruana sobre extensos territorios. Poco después, los ecuatorianos
realizaron acciones violatorias del statu quo de 1936, incursionando en
territorio peruano, lo que obligó al Perú a establecer una nutrida línea de
puestos fronterizos, con el consiguiente desarrollo de roces y
escaramuzas entre patrullas militares. La situación se agravó en 1941,
desembocando en una guerra.

Guerra de 1941

Status-Quo fronterizo en 1936, previo a la guerra de 1941.

El 11 de enero de 1941, alegando que los ecuatorianos habían realizado


incursiones e incluso ocupado territorio peruano en la provincia de
Zarumilla, el presidente del Perú, Manuel Prado Ugarteche, ordenó la
formación del Agrupamiento Norte, que era una Gran Unidad de
Combate que tendría a cargo el Teatro de Operaciones del Norte (TON).

La posición peruana afirmó que Ecuador, en 1941, desconoció esa línea


provisional, por lo que movilizó su Ejército, ingresando a territorio
ecuatoriano por Tumbes (localidad de Aguas Verdes limítrofe con
Huaquillas). El Perú empleó sus recursos militares reivindicando el

18
territorio, ocupado por Ecuador, país que inicio el adelanto de sus
guarniciones luego del fracaso de las Conferencias de Washington en
1937, en los días 5, 23 y 24 de julio.

El Cuerpo Aeronáutico del Perú (CAP) bombardeó la población


ecuatoriana de Santa Rosa, en la provincia fronteriza ecuatoriana de El
Oro, y amenazó con hacer lo mismo con la ciudad de Guayaquil. Tropas
peruanas invadieron regiones del sur del Ecuador, y presionaron hasta la
firma del Protocolo de Río de Janeiro el 29 de enero de 1942, cuya
legitimidad fue garantizada por Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos
de América. La firma del Protocolo confirmó la línea del statu quo de
1936, firmada en Washington por Perú y Ecuador, menos la pérdida por
parte de Ecuador de 5392 millas cuadradas.

Problema demarcatorio en la Cordillera del Cóndor

La demarcación de la línea fronteriza establecida en el Protocolo,


mediante el levantamiento de hitos, se inició en 1947. Sin embargo, esta
no fue culminada en la zona de la Cordillera del Cóndor, debido a que,
mediante un levantamiento Aerofotogramétrico, supuestamente se
"descubrió" la presencia del río Cenepa, entre el río Zamora y el río
Santiago. Eso supuestamente implicaba que lo establecido en el
Protocolo no correspondía con la geografía real de la zona. El río
Cenepa es un accidente geográfico conocido desde muchos años antes,
tal como lo reconoce en un ensayo el ex presidente peruano Fernando
Belaúnde Terry. La suspensión se debió a que la posición ecuatoriana
argüía la supuesta inexistencia de un divortium aquarum (divisoria de
aguas) entre el río Zamora y el río Santiago, tal como señala el Protocolo
de Río de Janeiro. En efecto, el árbitro brasileño Braz Dias de Aguiar
solamente menciona los ríos necesarios para efectos de demarcación,
siendo estos el Zamora y el Santiago. Según el punto de vista
ecuatoriano, este tema, añadido a otras "inconsistencias" en el texto del
Protocolo, fueron la causa de que la demarcación se suspendiera
unilateralmente. Como conclusión, Ecuador mantuvo durante años la
tesis de que el Protocolo era inejecutable.

19
En el plano diplomático los representantes peruanos y ecuatorianos no
llegaron a ponerse de acuerdo. La colocación de hitos fronterizos,
convenida en el protocolo de 1942, imprescindible en una zona tan
agreste, no se concluyó, pues se detuvo en 1951, quedando sin
demarcar un espacio de 78 kilómetros lineales.

El presidente ecuatoriano José María Velasco Ibarra, en 1960, pretendió


declarar la nulidad del Protocolo de Río de Janeiro, arguyendo que "fue
firmado bajo la fuerza y con amenazas", cuando las fuerzas peruanas
"ocupaban" territorio ecuatoriano. Estas declaraciones del mandatario
ecuatoriano mostraron las intenciones de Ecuador de buscar una salida
a la cuenca del río Amazonas prescindiendo de lo señalado por el
Protocolo de Río de Janeiro.

Conflicto del falso Paquisha

El 22 de enero de 1981, el gobierno peruano denunció un ataque a una


de sus aeronaves cuando realizaba una misión de abastecimiento a
puestos de vigilancia en el río Comaina (territorio peruano). El entonces
Presidente del Perú, Arquitecto Fernando Belaúnde Terry, ordenó la
inspección del río Comaina hasta sus nacientes en el lado oriental de la
Cordillera del Cóndor, comprobándose la existencia, dentro de territorio
peruano, de tres destacamentos militares ecuatorianos, con sus
respectivas instalaciones. Este hallazgo causó acciones de fuerza,
logrando las fuerzas peruanas desalojar los destacamentos
ecuatorianos.

La posición ecuatoriana señalaba que esos destacamentos


correspondían a la base de "Paquisha", establecida en territorio
ecuatoriano. Pero, tras la medición de las coordenadas, se comprobó
que no correspondían a la mencionada Paquisha sino, como lo calificó el
presidente Belaúnde, a un "falso Paquisha". Tras las escaramuzas, que
motivaron la intervención de la Organización de Estados Americanos
(OEA), el acta Sorrosa-Du Bois fijó las coordenadas de ubicación

20
permitidas para las tropas fronterizas, ratificando la condición de la
mencionada cordillera como límite natural entre ambos países.

El 24 de agosto de 1991 el canciller peruano Carlos Torres y Torres Lara


llegó a un acuerdo oral de carácter provisional con el canciller
ecuatoriano Diego Cordovez, llamado Pacto de Caballeros por el
canciller peruano y Acuerdo de Distensión por el canciller ecuatoriano,
en el cual se comprometían a buscar soluciones pacíficas a las
diferencias. Sin embargo, en el mes de diciembre de 1994 se empiezan
a notar movilizaciones del Ejército del Ecuador, que desde 1981 había
estado preparándose para afrontar un conflicto generalizado,
desplegando sus sistemas de defensa en el área de la Cordillera del
Cóndor.

Posición ecuatoriana

La argumentación ecuatoriana señala, por su parte:

 El Protocolo de Río de Janeiro es un tratado cuyo cumplimiento


no puede ser exigido al Ecuador por cuanto fue un texto impuesto,
y su suscripción se realizó estando ocupada una gran parte de su
territorio.

 El Protocolo de Río de Janeiro señala el divisor de aguas Zamora-


Santiago para distribuir equitativamente entre los dos países el
espacio geográfico entre los ríos Zamora y Santiago. Sin
embargo, en la realidad geográfica no existe dicha divisoria de
aguas por el hecho de que el río Cenepa, que antes se pensaba
que era un afluente insignificante del río Marañón-Amazonas,
resultó ser un sistema hidrográfico independiente y mucho más
extenso, interpuesto entre el Zamora y el Santiago. Al no existir la
divisoria de aguas Zamora-Santiago es inaplicable el trazado de la
frontera en este sector enunciado en el artículo VIII. B.1.

 Ante esa inejecutabilidad del Protocolo, resulta indispensable


establecer una línea de frontera que distribuya equitativamente

21
entre los dos países el espacio geográfico comprendido entre los
ríos Zamora y Santiago.

 Esa distribución, no obstante, solo puede hacerse atendiendo a


los derechos de las partes y reconociendo al Ecuador el acceso
que demanda al Marañón-Amazonas, en debida atención a sus
históricos derechos amazónicos y a los requerimientos de su
desarrollo como país condómino en la Cuenca del Gran Río. De
esa forma se abrirán amplias posibilidades para la cooperación de
las dos partes en proyectos de interés común en la Amazonía, y
para una útil y fácil comunicación de los puertos marítimos del
Ecuador tanto con los accesos ecuatorianos al Amazonas y sus
afluentes como con los polos de desarrollo binacional y
multinacional en la región.

Posición peruana

La argumentación peruana señala lo siguiente sobre este tema:

 El Perú no tiene territorios pendientes de «devolución» con


ninguno de sus vecinos; mientras Tumbes y Piura son
invariablemente peruanas, Jaén perteneció a la Real Audiencia de
Quito solo entre 1563 y 1567 y entre 1819 y 1821, habiéndose
pronunciado multitudinariamente por su pertenencia al Perú en
ambas oportunidades, decisión ratificada por el virrey Francisco
de Toledo (1569-1581, durante el reinado de Felipe II de España,
1556-1598, de la Casa de Austria) y por el gobierno del Perú en
1821;

 Maynas (esto es, Amazonas y Loreto) nació como provincia


peruana y fue adscrita al Virreinato de Santa Fe de Bogotá recién
en 1772, pero pasó a ser una gobernación directamente
dependiente del Virrey del Perú o Virreinato del Perú por cédula
real del 15 de julio de 1802.

22
 El Protocolo de Río de Janeiro es un tratado internacional
perfectamente ejecutable y su cumplimiento no admite revisión
alguna.

Crisis diplomática

En vista de los incidentes fronterizos acaecidos entre agosto y finales de


1991, se produjo a comienzos de 1992 en Quito, un encuentro entre los
presidentes de los dos países. La visita del presidente peruano, Alberto
Fujimori, se proponía allanar las dificultades que impedían una solución
diplomática al problema fronterizo, con el llamado "pacto de caballeros".

En la tarde del 9 de enero de 1995, cerca de las 17:30 horas, en la zona


del Cenepa, una patrulla de cuatro soldados peruanos del Batallón de
Infantería de Selva “Callao” Nº 25 tuvo un encuentro con una patrulla
ecuatoriana del Batallón Nº 63 Gualaquiza. Al día siguiente, las tropas
peruanas son acompañadas por las ecuatorianas hasta el PV-1. El 11 de
enero se produce un nuevo encuentro, de nuevo en la zona peruana del
Cenepa, cerca de las 13:00 hrs; una patrulla peruana, de
aproximadamente 10 soldados es conminada por los ecuatorianos y se
inicia un breve intercambio de disparos.

Sin embargo, estos incidentes fueron solucionados por la vía


diplomática, llegando incluso a emitirse el 14 de enero de 1995, una
declaración conjunta que enfatizaba: "en la zona de frontera, hay un
clima de paz y tranquilidad".

El 19 y 22 de ese mismo mes, se volvieron a registrar escaramuzas


entre patrullas militares de los dos países.

Las versiones políticas atribuyeron la agravación del enfrentamiento a la


situación política que reinaba en ambos países; así, mientras el
presidente ecuatoriano Sixto Durán Ballén se encontraba con bajísimos
niveles de aceptación popular, su homólogo peruano Alberto Fujimori
preparaba el camino para su reelección. En ambos casos, la popularidad
de los mandatarios se incrementó.

23
El gobierno argentino de Carlos Menem, a pesar de que su país era
parte del Protocolo de Río de Janeiro, y, por lo tanto, obligadamente
neutral en el conflicto, vendió armas de manera ilegal a Ecuador para ser
usadas en contra del Perú, hecho que se tornó en todo un escándalo
internacional. La presidenta argentina Cristina Kirchner, en ocasión de
una visita oficial al Perú los días 22 y 23 de marzo de 2010, ofreció
disculpas formales en nombre de su país. El 13 de junio de 2013, el
Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº 3 de la República Argentina
condenó al expresidente Carlos Menem a 7 años de prisión de
cumplimiento efectivo por la causa de venta ilegal de armas a Croacia y
Ecuador, convirtiéndose de esta manera en el primer expresidente de
Argentina en ser condenado a prisión.

En total se despacharon 75 toneladas de armamento, por un valor de 33


millones de dólares, que comprendían 8.000 fusiles FAL, 36 cañones de
105 y 155 mm., 10.000 pistolas de 9 mm., 350 morteros, 50
ametralladoras pesadas, 58 millones de municiones, 45.000 proyectiles
de cañón, 9.000 granadas, y explosivos. Estas armas partieron del
aeropuerto bonaerense de Ezeiza el 17, 18 y 22 de febrero con destino a
Venezuela, que después fueron transferidas a Ecuador.

Chile, por su lado, también había realizado entrega de armas y


pertrechos militares al Ecuador, en plena guerra del Cenepa.
Parlamentarios opositores al régimen de Alberto Fujimori en el Perú,
denunciaron que éste había negado el permiso para que aviones de la
FAP interceptaran a dos aviones cargueros de la FAE, que, después de
realizar una escala en Brasil, se dirigieron a Iquique, en Chile, con el fin
de cargar pertrechos y armas. Chile se defendió aduciendo que se
cumplió la entrega de un contrato de venta de armas, firmado antes del
inicio del conflicto. La venta de armas de Chile a Ecuador se realizó el 31
de enero de 1995. El monto de la venta fue de US$ 1,9 millones y
consistió en 3000 fusiles, 7.829 cargadores y 300 cohetes LAW.

24
Situación militar del Perú y el Ecuador

La situación militar de ambos países al inicio del conflicto evidentemente


era dispareja, las ventajas estaban teóricamente del lado ecuatoriano.
El Perú afrontaba desde 1980 una guerra interna desatada por el grupo
terrorista Sendero Luminoso, que conoció su más cruenta etapa entre
1982 y 1991. Las Fuerzas Armadas del Perú se hicieron cargo de la
lucha antisubversiva desde diciembre de 1982, con el consiguiente
desgaste, tanto económico como social que ella conlleva, sin embargo,
las tropas peruanas que luchaban contra Sendero Luminoso irían
ganando, desde 1980, una experiencia en combate real que les sería de
utilidad a la hora de entrar en acción en el conflicto y esto ya era una
ventaja para ellas.
La Fuerza Aérea del Perú, que desde la década del sesenta y parte de la
del ochenta del siglo XX, había llegado a ser considerada como una de
las más poderosas de Hispanoamérica, se hallaba, en 1995, en una
situación crítica. Al momento de estallar el conflicto, de más de 100
aparatos de combate que tenía en inventario, solo estaban operativos 3
Mirage 2000, 7 Sukhoi 22, 4 Camberras, 8 A-37B y 5 helicópteros
artillados Mi-25; los Mirage 2000, que venían a ser los aviones más
modernos de la FAP, no contaban con misiles aire-aire de corto y de
mediano alcance. Los sistemas de radar solo tenían una operatividad del
orden de menos del 45%, y los sistemas antiaéreos, del 20%.
Por el lado ecuatoriano, después del Conflicto de Falso Paquisha en
1981, se inicia una serie de compras y modernizaciones de sus sistemas
aéreos y terrestres; entre los más importantes está la compra de aviones
Kfir C2, y las modernizaciones de sus Mirage F1. Se puede afirmar que,
para inicios de 1995, la Fuerza Aérea del Ecuador era una de las
mejores equipadas de la región, contando con un arsenal de 12 Mirage
F.1JAs, 10 Kfir C.2s, 10 Jaguars MK.1 y 10 A-37B. Según el ex-
mandatario ecuatoriano Sixto Durán Ballén, la clave del éxito de las
operaciones militares en la cuenca del Cenepa se había debido a 14
años de preparaciones militares, como este declararía el 4 de marzo de
1995.

25
Durante la guerra del Cenepa, Ecuador desplegó, en gran parte,
soldados profesionales de brigadas de fuerzas especiales. Una de
aquellas brigadas perteneció al Grupo Comandos de Selva (IWIAS),
brigada élite conformada exclusivamente por personal nativo de la región
amazónica dado su conocimiento y capacidad para sobrevivir en aquel
entorno. En contraparte de esto, el Ejército peruano movilizado al
principio del conflicto estaba conformado en su mayor parte por
conscriptos de servicio militar obligatorio pertenecientes a batallones que
no eran unidades de combate especializadas en operaciones de
combate en selva, razón por la cual tuvieron que intervenir tropas de
élite compuestas por varios batallones de infantería contrasubversiva
especializada en combate en selva, traídas del Frente Militar Alto
Huallaga.
Las fuerzas armadas ecuatorianas hicieron uso de sus líneas cortas de
abastecimiento y de la ventaja geográfica que le otorgaba la Cordillera
del Cóndor (6500 pies de altura) en su territorio para atacar directamente
con morteros y lanzadores de cohetes múltiples, a las tropas del ejército
peruano que consolidaban sus posiciones. Todo esto gracias al uso de
tecnología moderna, tal como el posicionamiento global satelital GPS,
para localizar con precisión su objetivo.
A pesar de que la sofisticación del armamento data de los años sesenta
y setenta, un conflicto armado a esta escala era desconocido entre
países hispanoamericanos. Las fuerzas armadas ecuatorianas
adoptaron una defensa activa y un combate tierra-aire, conceptos
implementados por fuerzas armadas estadounidenses e israelíes.
Conceptos y técnicas que el general Paco Moncayo aprendió y aplicó
tras su estancia en Israel como agregado militar en ese país en 1986.
Gabriel Marcella, analista estadounidense de la Escuela Superior de
Guerra del Ejército de los EE.UU, afirmó lo siguiente:
“La limitada victoria del Ecuador en el Cenepa genera un nuevo umbral
en el antiguo conflicto: Ecuador ha logrado una victoria militar sobre Perú
por primera vez desde la batalla de Tarqui en 1829. Los ecuatorianos
integraron exitosamente las estrategias militares, operaciones y tácticas

26
con una acertada campaña de información tanto en lo nacional
(diplomacia) como en lo militar (operaciones sicológicas)".
Sin embargo, periodistas ecuatorianos nada triunfalistas como el
periodista ecuatoriano Alexis D. Valencia, desautorizando a Marcella,
afirmó que "El esfuerzo hecho por el gobierno ecuatoriano de distraer e
invertir un promedio de 500 millones de US$ anuales, en la compra de
armamento sofisticado dentro de su programa belicista contra el Perú,
desde 1981 hasta 1995, fue estéril; este esfuerzo que se realizó a
expensas de dramáticas necesidades sociales no ha servido para
avanzar un solo centímetro hacia el Amazonas y apenas para escenificar
una victoria de fantasía maquinada como justificación de nuevas
exacciones".
Pilotos de origen israelí pilotearon los Kfir que derribaron los vetustos
Sukhoi-22 con los que contaba el Perú. La superioridad aérea era
evidente, considerando también que los únicos aviones que estaban en
condiciones de hacerle frente a los F-1 y Kfir de la FAE eran los Mirage-
2000, pero al estar operativos un escaso número, se estaban guardando
en caso de que el conflicto se transformara en una guerra total, por eso
solo se les encomendó tareas de cobertura aérea y disuasión. A pesar
de su preparación, no hay registro del Ejército ecuatoriano acerca de lo
que pasó el MIÉRCOLES NEGRO, el día en que Tiwinza cayó en manos
del Ejército peruano. Ecuador acusó al Perú de usar lanzallamas y gases
tóxicos, pero en realidad Perú había usado en gran cantidad RPG-7 de
carga antitanque conocido por su poder incendiario. Después de este
enfrentamiento, hubo cese al fuego.
Las guerras no se ganan derribando aviones, se ganan con la infantería,
con la capacidad estratégica de un ejército experimentado en combate
real, no en ejercicios diarios. Los muertos peruanos fueron más por el
efecto de las minas dejadas por los soldados ecuatorianos, porque a
través del conflicto, eran combates a nivel escaramuzas, no se
produjeron grandes enfrentamientos.
El material perdido y el número de bajas peruanas que no cayeron en
combate podrían sustentar la afirmación de que el Perú no estaba
preparado para un enfrentamiento con Ecuador, debido a que el

27
presidente Fujimori priorizó la lucha contrainsurgente, lo que motivó una
severa crítica en el país por parte de sectores políticos peruanos
opuestos a su gobierno, todo esto aunado a los problemas logísticos,
debidos a la distancia y a las condiciones meteorológicas y geográficas
por el lado peruano. En una "carta" escrita por un supuesto alto militar
del Ejército peruano y publicada en la Revista "Caretas" se dice lo
siguiente: de todas las armas tuvimos que valernos de los viejos fusiles
FAL que tuvieron problemas cuando por los años setentaicinco se
compraron a los argentinos; con estas armas y unos cuantos RPG, sin
base de fuegos de morteros, sin artillería, sin apoyo aéreo, sin
inteligencia, nos enfrentamos a una fuerza moderna. En esas
condiciones, recuperamos Cueva de los Tayos, Base Sur, llegamos a
Tiwinza, pero ya desgastados por una terrible y larga línea de
abastecimientos pero no pudimos mantenerla; es verdad, nuestros
hombres sufrieron hambre, porque no tuvieron raciones oportunamente,
porque los cargadores eran emboscados, porque nos infiltrábamos en
terreno ocupado por el enemigo y nuestras tropas quedaban aisladas.
El general EP Bladimiro López Trigoso, encargado de las operaciones
militares durante el conflicto armado, dijo algo concordante con lo
anterior ante una comisión investigadora del Congreso peruano:
Por pretender lanzar bombas en Tiwinza una noche, creo que sería el 5
o el 6 de febrero, nos bombardearon Base Sur, donde estaban nuestras
tropas. Nos causaron seis muertos, y nuestra tropa se echó a llorar de
amargura, de impotencia. El ataque aéreo de la FAP nos han producido
estas bajas, y desde luego 180 desaparecidos, que por fortuna fueron
apareciendo uno, a uno durante toda la semana. Me enviaron (a
combatir) con armamento sin munición, sin brújula, sin nada. ¿Y por qué
sucede ese bombardeo? No teníamos medios de comunicación, no
teníamos GPS, que es un aparato para indicar la posición geográfica vía
satélite, que después me enteré que valía unos 300 dólares.
Otro aspecto de gran importancia es la diferencia en los gastos militares
de ambos países. En el período 1985 a 1994, los gastos de defensa en
el Perú disminuyeron en un 13%, mientras en el Ecuador se
incrementaron en un 58%.

28
A pesar de la diferencia en gastos militares, no todo se encontraba a
favor del lado ecuatoriano, vistas las limitaciones impuestas por el
ejecutivo ecuatoriano, que prohibió al alto mando militar emprender
acciones contra el eje Jiménez Banda-Soldado Pastor, desde donde
llegaban abastecimientos y refuerzos.

El valle del Cenepa y sus alrededores. Resumen del conflicto


bélico. Enero 24 - febrero 28 de 1995
 24 de enero: El Perú moviliza sus tropas, mientras la FAE realiza los
preparativos para alistar su flota para el inminente combate.

 25 de enero: Ecuador militariza la zona de la Cordillera del Cóndor


después conocida como Base Sur, la cual era aún territorio en litigio.

 26 de enero: Una patrulla del BIS (Batallón de Infantería de Selva)


Nº 25 del Ejército peruano realizaba labores de construcción de un
helipuerto en la zona de la quebrada Fashin y la cabeza del río
Cenepa, cuando es atacada por el Grupo de Fuerzas Especiales Nº
26 del Ejército ecuatoriano.

 27 de enero: Tanto Perú como Ecuador ordenan el despliegue


general de sus tropas en la línea fronteriza y la costa del Pacífico,
listos para atacar en caso de una eventual guerra total. Durante toda
la guerra se movilizaron alrededor de 140,000 hombres.

 28 de enero: A las 7:45 horas fuerzas peruanas lanzan su primer


ataque terrestre contra posiciones ecuatorianas en la cabecera de
las aguas del Cenepa. A las 11:05, los ataques se renuevan, pero
esta vez con apoyo de helicópteros artillados peruanos que daban
cobertura a las tropas terrestres. En este combate se reporta un
helicóptero peruano alcanzado por un misil tierra-aire Igla-1E (SA-
16). A las 12:05, caza-bombarderos de la FAP hacen su primera
aparición en el valle del Cenepa.

 29 de enero: En un patrón que se repetiría constantemente los


próximos días, fuerzas peruanas lanzarían múltiples y simultáneos
29
ataques en toda el área, en un esfuerzo por debilitar las posiciones
ecuatorianas en Tiwinza, Cueva de los Tayos, Base Sur y Coangos,
también se reporta el derribo de un segundo helicóptero por parte de
la MANPADS de Ecuador, aunque este segundo derribo no ha
podido ser confirmado. Al final del día el Perú anuncia que se
capturaron 3 bases ecuatorianas.

 31 de enero: Después de 24 horas de calma, tropas peruanas


renuevan sus ataques contra Tiwintza, Coangos y Cueva de los
Tayos. Ecuador y Perú rechazan bilateralmente una llamada
internacional para un cese al fuego inmediato.

 1 de febrero: Los ataques continúan, pero esta vez con el apoyo de


artillería pesada. Aviones peruanos biplaza de ataque ligero A-37B
hacen su aparición en el campo de guerra, bombardeando
posiciones ecuatorianas. Incluso la base de Cóndor Mirador en la
cumbre de la Cordillera del Cóndor es intensamente presa del fuego
pesado de los aviones de la FAP.

 2 de febrero: Se realizan no menos de 12 ataques aire-tierra por


parte de la FAP, que ofrecía apoyo a sus tropas que trataban de
tomar Cueva de los Tayos y Base Sur.

 3 de febrero: Strikemasters Mk 89 y bombarderos ligeros A-37B


ecuatorianos, bajo cobertura aérea de interceptores de la FAE,
hacen su primera aparición en el campo de batalla, bombardeando
posiciones peruanas.

 4 de febrero: Embraer EMB 312 Tucanos de la FAP realizan una


salida nocturna bombardeando la posición enemiga de Tiwinza.

 6 de febrero: La FAP hace por primera vez uso de sus bombarderos


a reacción Camberra para atacar posiciones ecuatorianas. Un
Camberra peruano se reportó como perdido posiblemente a causa
de fuego antiaéreo o de las malas condiciones meteorológicas.En
este mismo día la FAP bombardea Base Sur recién capturada por el
30
Ejército peruano al confundirla por Tiwinza, matando en el
bombardeo a 6 de sus propios soldados.

 7 de febrero: Un helicóptero Mi-25 peruano es derribado tras una


sucesión de, por lo menos, dos impactos de misiles antiaéreos Igla.
Bombarderos A-37B de la FAE, escoltados por interceptores Kfir,
atacan posiciones peruanas. Uno de los A-37B ecuatorianos es
impactado por la artillería antiaérea peruana. Sus pilotos, por su gran
entrenamiento, logran aterrizar este avión en la pista aérea de la
ciudad de Macas y hoy reposa en un museo de la Base Aérea de
Quito. Los pilotos ecuatorianos fueron declarados héroes y se
encuentran en servicio activo.

 9 de febrero: La actividad aérea se intensifica en ambos bandos. La


FAP lleva a cabo no menos de 16 misiones usando caza-
bombarderos Sukhoi Su-22. Esta vez los bombarderos Camberra
realizan un bombardeo nocturno.

 10 de febrero: La actividad aérea se intensificó en la zona de batalla.


Durante la mañana bombarderos A-37B y Sukhoi Su-22M son
enviados por la FAP para atacar posiciones ecuatorianas. Según la
versión ecuatoriana, a las 12:45 salen 4 interceptores ecuatorianos
(2 Mirage F.1JAs y 2 Kfir C.2s) de los escuadrones 2112 “Mirage” y
2113 “K-fir” tras haber detectado 5 aeronaves y haber recibido la
orden de Scramble a las 12:30 del día 10 de febrero de 1995. Un IAI
Kfir C.2 derriba un A-37B peruano, y dos Su-22 peruanos son
derribados por los Mirage F.1, mientras que otro A-37B peruano
pilotado por el teniente coronel Fernando Hoyos logra escapar de un
Kfir C.2 tras una gran maniobra volando a ras de los árboles. Según
la versión peruana los Sukhoi-22 peruanos fueron derribados por
artillería antiaérea basándose en un inicial comunicado oficial de las
Fuerzas Armadas del Ecuador, publicado el sábado 11 de febrero de
1995 en el Diario El Universo de Guayaquil (año 74, Nº 149, Página
1) donde en primera instancia se habla del derribo de 4 aviones
peruanos, en esta misma publicación el enviado especial de dicho

31
periódico, Luis Rosero, da a conocer la primicia del derribo de las
aeronaves peruanas por las escuadrillas de la FAE "conejos" y
"broncos". En este suceso se identifica al piloto peruano del
escuadrón élite 111 de Su-22 como el comandante FAP Víctor
Maldonado, quien logró eyectarse y muriera después de ocho días
de dramática supervivencia en la selva, tras ser derribada su
aeronave por misiles teledirigidos y fuego de ametralladora de
aviones de la FAE, siendo su cadáver encontrado diez días después
de su caída, el 20 de febrero. Víctor Maldonado recibió el ascenso
póstumo a coronel. Los restos del mayor Caballero, piloto de otro
SU-22 en cambio fueron encontrados 6 meses después.

El actual Comandante General de la FAE, Brigadier General Raúl


Banderas Dueñas, quien fuese condecorado por las Fuerzas
Armadas con la máxima distinción militar "héroe de guerra del
Cenepa" por comandar la misión que logró derribar tres aviones
peruanos, describe lo vivido y las consecuencias:

“Yo era mayor ese tiempo y líder de la escuadrilla Conejos. Estaba


con mi capitán Carlos Uzcátegui (fallecido en el 2002 en un
accidente aéreo en Salinas), él era mi número dos. Cuando vieron a
los aviones sin misiles todos se preocuparon y llegaron las
preguntas, pero enseguida nos pusimos a armar nuevamente los
aviones, porque pensábamos que íbamos a tener una represalia
más fuerte. Pero no, les paramos completamente. Los peruanos no
volvieron a bombardear y nosotros conseguimos la superioridad
aérea. Fue un golpe muy fuerte para la aviación peruana, de cuatro
aviones que salieron regresó uno.

Conmemorándose así desde aquel entonces el día de la Aviación de


Combate Ecuatoriana cada 10 de febrero, un acontecimiento
delicado para ambos lados y un hito para la fuerza aérea
ecuatoriana.

32
En cambio, el teniente coronel Hilario Valladares y el mayor Gregorio
de Mendiola lograron eyectarse de su Cessna A-37B "Dragonfly"
subsónico, el cual resultó derribado por un misil disparado por un Kfir
C.2 pilotado por el capitán de la FAE Wilfrido Moya, misil que
destruyó los motores de la aeronave. Ambos pilotos fueron
recogidos después por un helicóptero de la FAP.

 11 de febrero: A medida que el conflicto terrestre toma fuerza, la


actividad aérea en el área se incrementa, así, aviones de ataque A-
37B ecuatorianos lanzan un ataque sobre posiciones peruanas. Otro
A-37B de la FAE es alcanzado por un misil de la MANPAD peruana.

 13 de febrero: Un grupo de tanques ecuatorianos refuerzan la


brigada 7 Loja ecuatoriana, debido al temor por parte de los militares
ecuatorianos de una invasión a gran escala por parte de los militares
peruanos. El Perú lanza masivos ataques con cobertura aérea
contra las posiciones ecuatorianas de Coangos y Tiwinza. Según
fuentes ecuatorianas, un helicóptero Mi-8TV y un Mi-17 peruanos
fueron derribados; las fuentes peruanas niegan esos derribos. En la
noche el presidente peruano Alberto Fujimori aparece por primera
vez en CNN y TV PERÚ declarando la toma de Tiwintza.

 14-16 de febrero: Los combates continúan a lo largo de toda el área


de conflicto. El miércoles 15 de febrero, un grupo de periodistas
internacionales arriban a una supuesta Tiwintza tras una invitación
del ejército ecuatoriano que, con posicionadores GPS, militares
ecuatorianos demuestran unas supuestas coordenadas exactas de
Tiwintza (3°27'57.18" Sur, 78°15'8.72" Oeste) que ya previamente
habían hecho públicas a principios de febrero de 1995. Los militares
ecuatorianos estaban ansiosos por intentar desmentir o al menos
poner en duda, las enérgicas declaraciones del presidente peruano
Alberto Fujimori, hechas dos días atrás públicamente. Días después
sin embargo, los reporteros de la prensa internacional acreditados
en el área de conflicto (TVE, BBC WORLD, SKY NEWS, El Mundo,
The Guardian, ITAR-TASS y RIA-NOVOSTI) mediante sus propios

33
GPS cuestionan y ponen en duda la veracidad de los parámetros de
los posicionadores GPS militares ecuatorianos.

 17 de febrero: En presencia de cuatro países garantes del Protocolo


de Río (Estados Unidos de América, Brasil, Chile, Argentina), el
viceministro ecuatoriano de asuntos exteriores, Marcelo Fernández
de Córdoba y el viceministro peruano de asuntos exteriores,
Eduardo Ponce, firman en Brasil la Declaración de Paz de Itamaraty,
confirmando un alto al fuego inmediato y el establecimiento de un
grupo de paz MOMEP (Military Observer Mission, Ecuador and
Perú), misión de observadores militares encargada de supervisar el
cumplimiento del alto al fuego. La MOMEP tuvo como propósito
inspeccionar y mantener presencia de observadores militares
internacionales en las bases de Tiwinza y Base Sur. Las otras
funciones de la MOMEP eran de organizar y ejecutar el
establecimiento de los límites de una zona desmilitarizada. Las
cancillerías del Ecuador y del Perú se comprometieron a emprender
las conversaciones en torno a las causas pendientes de ambos
países.

 21 de febrero: Los primeros observadores de la MOMEP arriban a la


base ecuatoriana de Patuca. Sin embargo, la contraofensiva
peruana, durante todo el día impide que los observadores alcancen
el área de conflicto. Ecuador se queja ante la MOMEP que
helicópteros peruanos del Ejército y de la Fuerza Aérea sobrevuelan
constantemente sobre posiciones ecuatorianas, violando
sistemáticamente al alto el fuego. El Gobierno peruano, sin embargo,
denuncia un constante acoso y bombardeo por parte de la artillería
ecuatoriana a las tropas y bases peruanas en la zona.

 22 de febrero: Esta fecha es catalogada como "Miércoles negro" por


la prensa ecuatoriana tras obtener una cantidad de bajas superior al
total de bajas acumulado desde el inicio de la guerra hasta ese
entonces después de un ataque tras acordarse el cese al fuego,
hecho corroborado por el general Paco Moncayo. El ejército

34
ecuatoriano tuvo en esta fecha un total de 14 bajas mortales, tras un
intento de las fuerzas armadas peruanas de tomar Tiwinza y
expulsar a las tropas en aquel sector, a costa de grandes pérdidas
igualmente. Esa tarde y noche, tropas ecuatorianas toman
represalias contra el bando peruano utilizando armas de apoyo de
fuegos. Al día siguiente se detectaron movimientos a gran escala de
evacuación de bajas por el lado peruano según el general Paco
Moncayo.

Así, el ex comandante de la 5ª DIS del Ejército peruano, el general


Bladimiro López Trigoso, explicaría la situación en aquel entonces:

“Claro que hemos llegado a Tiwinza, no una vez sino dos, tres, cuatro
veces. Lo que no hicimos fue conquistar Tiwinza, es decir, quedarnos en
ese lugar„

Según el general Bladimiro López Trigoso, Tiwinza se convirtió de


objetivo militar a objetivo político por parte del mandatario Alberto
Fujimori. El cual junto a cuarenta periodistas había llegado al
destacamento PV1 y pretendía dirigirse a Tiwinza en su afán de ser
fotografiado por la prensa en ese lugar, y ser considerado el protagonista
de la victoria militar con objetivo reeleccionista según el general López
Trigoso:

“Para mí, Tiwinza no fue objetivo militar. ¿Era necesario inmolar a mil,
dos mil, tres mil hombres solo para quedarnos ahí? No valía la pena. Es
un hueco cerca de la frontera, si nos quedábamos ahí nos hacían
papilla.

Hasta el 22 de febrero, se llevaban cinco días desde la Declaración de


cese al fuego de Itamaraty.

 28 de febrero: En los días siguientes las escaramuzas continúan.


Solo la presión de los garantes, básicamente EE. UU, logró que
ambos bandos respetaran el cese del fuego y se estableciera una
zona desmilitarizada. De esta manera se firma en Montevideo la

35
declaración de “Reiteración del compromiso a proceder a un
inmediato y efectivo cese al fuego”. Si bien incidentes menores se
dan durante los siguientes meses, la Guerra del Cenepa ha
terminado oficialmente

Término del conflicto

Declaración de Paz de Itamaraty


El 17 de febrero de 1995, se firma la Declaración de Paz de Itamaraty,
en Brasil, que determina la retirada de las tropas de ambos países.
Sin embargo, en incidentes "confusos", se producen nuevos combates
en la zona del Cenepa (Tiwinza, Base Sur y Cueva de los Tayos). Si
bien ni Ecuador ni Perú cumplieron lo acordado la Declaración de
Itamaraty, la versión oficial ecuatoriana es que, debido a que el
Presidente del Perú, Alberto Fujimori, había anunciado anteriormente la
captura de estos destacamentos, era indispensable tomarlos antes de la
llegada de los observadores y periodistas a la zona. Periodistas
peruanos y Alberto Fujimori llegan escoltados por un pequeño grupo de
soldados al izamiento de la bandera nacional del Perú en Cueva de los
Tayos, un hecho que la representante de los Estados Unidos ante la
OEA calificaría el viaje de Fujimori en una reunión urgente de la OEA el
23 de febrero de 1995, de "provocación". El gobierno estadounidense
también expresaría su rechazo ante el uso bélico que se le dio el 22 de
febrero a los helicópteros que aquel gobierno donó al Perú para combatir
el narcotráfico. El sábado 25 de febrero los Estados Unidos instan a las
partes "a evitar cualquier iniciativa que puedan ser interpretada como
amenaza o como provocación". Finalmente se desmilitarizó la zona de
conflicto; las tropas ecuatorianas se replegaron a su lado de la Cordillera
del Cóndor en Coangos y tropas peruanas se abstuvieron de cruzar al
lado occidental de dicha Cordillera e iniciar la toma de Coangos, Cóndor
Mirador y Banderas y se quedaron esperando nuevas órdenes en el
Puesto de Vigilancia Militar Peruano Número Uno o PV1.
Según la tesis de Javier Pérez de Cuéllar, la desmilitarización debió
efectuarse en ambos lados de la frontera, teniendo así la base de

36
Coangos que ser desmilitarizada, ya que desde la cumbre de este sitio
tropas ecuatorianas recibían apoyo logístico de su artillería, lo que
facilitaría un supuesto nuevo infiltramiento de tropas ecuatorianas en
Tiwinza.

Acta de Brasilia

Observadores de los países garantes del Protocolo de Río de Janeiro se


desplazan hasta la zona del conflicto. El 2 de marzo, tras cinco semanas
de enfrentamientos y escaramuzas, terminan los combates. Hay
numerosos heridos y muertos por ambos lados. Durante el proceso de
negociación, ambas partes ceden terreno, dejando a un lado sus
posiciones extremas; el Ecuador reconoce la “parcialidad” de la
inejecutabilidad del Protocolo de Río y por consiguiente reconoce la
autoridad del susodicho. El Perú, por su parte, reconoce por primera vez
la existencia de una disputa y la necesidad de una revisión de los
impases del Protocolo de Río.
Los impases existentes se pueden resumir en cuatro puntos:
Inejecutabilidad parcial del Protocolo de Río de Janeiro por la
inexistencia del divisor de aguas entre los ríos Zamora y Santiago.
Problemas de demarcación:
a) Sector Cusumaza Bumbuisa y el Yaupi Santiago.
b) Sector Lagartococha-Güepí.
Problemas que generan los cortes de los ríos por las líneas geodésicas.
Problema en el río Napo, Sector Yasuní-Aguarico.
Canal del Zarumilla.
Tras una casi fallida ronda de negociaciones, la diplomacia condujo al
acuerdo de Brasilia, el 24 de octubre de 1998, firmado por el presidente
peruano Alberto Fujimori y su colega ecuatoriano Jamil Mahuad. Los
países garantes (Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos de América)
resolvieron que las altas cumbres de la Cordillera del Cóndor y la región
de Tiwinza, de 20 km², pertenecen al Perú, se concede al Ecuador 1 km²
de Tiwinza como propiedad privada bajo la legislación privada del Perú,
con la excepción de que esta propiedad nunca podrá ser expropiada del

37
Ecuador, se la usará para realizar actos conmemorativos y no militares.
A todo aquel que nazca en Tiwinza se le considerará peruano. El Perú
deberá garantizar el derecho perpetuo de libre navegación por el río
Amazonas y sus afluentes septentrionales, establecido en el Protocolo
de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro del 29 de enero de 1942,
habiendo recibido, además, un permiso por 50 años para establecer dos
embarcaderos comerciales, cada uno de 150 hectáreas, y libres de
impuestos. Estos embarcaderos serán administrados por las empresas
que designe el Ecuador, pero tendrán que ser registradas bajo la
legislación peruana. Un parque binacional ecológico, aún por
implementar, sería la representación de la paz entre ambos países
hermanos. También se establecieron los nuevos hitos en el sector de
Lagartococha – Güeppi y en Cusumasa-Bumbuiza y Yaupi-Santiago en
la Cordillera del Cóndor, quedando la base Teniente Ortiz en el Ecuador
y el puesto Pachacútec en el Perú.
En mayo de 1999, de forma conjunta, finalmente se colocó el último hito,
de 30 en total, 23 de ellos en el tramo de 78 km de frontera no
demarcada en la Cordillera del Cóndor.
Pérdidas económicas y bajas militares
A pesar de que fue un conflicto corto de cinco semanas, las pérdidas
económicas fueron muy altas tanto para el Perú como para el Ecuador,
"en Ecuador, el ministro de Finanzas, Modesto Correa, estimó el costo
directo de la guerra en 250 millones de dólares, lo que equivalía al 1%
del PIB del Ecuador añadiendo también un egreso de 3 millones de
dólares diarios a causa de la presencia de la Momep, mientras que el
Perú en cambio perdió 400 millones de dólares durante el conflicto,
relacionados con el costo de movilización de las tropas y el costo de
reposición del equipo perdido. Sin contar con la carrera armamentista
que se desataría en los próximos años hasta la firma de la paz.
La cifra oficial de muertos varía según la versión de cada país, Ecuador
informó en primera instancia oficialmente la muerte de 33 soldados y 70
heridos. En la actualidad, la Asociación de ex Combatientes del Cenepa
registra 131 afectados, 44 soldados perdieron total o parcialmente sus
piernas; 2 con mutilaciones en sus brazos; 7 tienen problemas auditivos

38
y 78 sufren de psicosis de guerra y esquizofrenia. La memoria de los
soldados caídos se inmortalizó en monumentos, bustos y nombres de
escuelas y colegios, en los lugares donde eran oriundos.
Por parte del Perú, ha habido un aire de hermetismo en este tema
aunque al final se ha reconocido la muerte de 60 de sus soldados, esta
situación se ha visto reflejada en los miembros caídos en acción que
nunca han sido indemnizados. Según el presidente de la Asociación
Nacional de Licenciados y Ex Combatientes de los Conflictos Armados
en el Perú (Analccap), Luis Lapa Espinoza, solo en la región Arequipa se
han identificado a 100 excombatientes de la guerra del Cenepa que
están olvidados por las autoridades. Muchos, además de las dolencias
físicas, presentan trastornos psicológicos que no pueden ser tratados
porque carecen de seguro de salud. La Asociación de excombatientes
del Cenepa, llevan más de 17 años de lucha por traer los cuerpos de
seres queridos, los cuales al menos 4 habrían sido abandonados en el
campo de batalla, a lo cual la viuda del combatiente caído Wilson
Cisneros se lamenta:
"Wilson amaba a su institución y no quería hacerla quedar mal yendo a
los medios, pero ya no puedo más".
Es difícil establecer si hubo un ocultamiento de la verdad por parte de los
dos países. Según algunos estimativos de organizaciones no
gubernamentales hablan de una cifra total de 500 muertos sumados en
ambos bandos, mientras que otros centros de documentación hablan de
una cifra de 120 muertos.
En cuanto a pérdidas de aeronaves por el lado peruano,
comprobadamente, fueron las siguientes:
Aviones supersónicos Su-22 perdidos en acción de armas.
Un avión A-37 derribado en combate.
1 avión Camberra B (I) Mk.8.
Un helicóptero de ataque MIL MI-25 Hind D el 7 de febrero de 1995,
aproximadamente a las 14:30 horas por fuego antiaéreo, muriendo el
Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva y su tripulación.

39
Un helicóptero MI-8T EP 547 el 29 de enero de 1995, a las 13:35 horas,
muriendo el Mayor de Artillería Luis Alberto García Rojas y su tripulación
tras ser alcanzado el helicóptero por un misil.
Un helicóptero MÍ-8T EP 547 13 de febrero de 1995, derribado por un
misil antiaéreo, el Teniente Coronel de Infantería Néstor G. Escudero
Otero fallecería a causa de sus heridas llegando a sobrevivir su
tripulación tras 10 días perdidos en la selva.
Además, la FAP informó la avería de un helicóptero TWIN BELL 212
ocurrida el 28 de febrero de 1995 a las 09.00 a.m. el cual recibió varios
impactos de bala en el tanque de combustible, resultando herido un
miembro de la tripulación.
Ecuador oficialmente reporto las siguientes pérdidas de material bélico:
Un avión T33 en un accidente en Manta.
1 aviones A37 y posiblemente un Kfir reparados y reincorporados a su
flota.
1 Helicóptero Gazelle siniestrado en circunstancias indeterminadas fuera
de la zona de conflicto.

Consecuencias tras el conflicto armado en 1995


Carrera armamentista
Tras el cese de hostilidades, la reanudación del conflicto era una
posibilidad a tener en cuenta. Esto aceleró las gestiones para adquirir
nuevo armamento. Por el lado ecuatoriano, en 1996 se adquirieron
cuatro aviones Kfir C.2 y también se empezaron las negociaciones para
la adquisición de ocho Kfir C.10, negociaciones que fueron vetadas por
el gobierno de los Estados Unidos para evitar una escalada
armamentista en la región.89 Mientras que por parte del Perú, el 6 y 13
de mayo de 1996 se suscribe el contrato para la adquisición de
aeronaves 21 Mig-29 y 24 Sukhoi-25, respectivamente, compradas de
segunda mano a Bielorrusia.
En 1998 Perú denunció que Ecuador habría estado infiltrando elementos
militares en la zona del Cenepa, entre fines de julio y mediados de
agosto de 1998, lo que obligó a la MOMEP, a restablecer una zona de
control y vigilancia, con lo cual se volvió a una situación de tensión que

40
amenazó con desatar una nueva guerra entre ambos países. Como
respuesta del Gobierno peruano, se emite el Decreto de Urgencia Nº
032-98 el 14 de julio de 1998, en el que se autoriza al Ministerio de
Defensa la adquisición de tres aeronaves MIG-29 adicionales esta vez
nuevas en su variante Mig-29 SE a la Federación Rusa por medio de la
compañía Rosvoruzhenie por cerca de US$ 127 millones.
El exministro peruano de defensa, general (r) César Saucedo Sánchez,
que tomó la cartera de Defensa en julio de 1997 declaró en 2002, ante
una comisión de investigación fiscalizadora del Congreso peruano las
causas de la negociación de las aeronaves MIG-29.
Finalmente, el Perú adquirió 36 aeronaves Mig-29B y Su-25 de segunda
mano a Bielorrusia por un monto de US$ 402 millones, con el objetivo de
no solo defender las posiciones peruanas sino de penetrar en el ámbito
ecuatoriano apoyando el avance de las unidades terrestres y navales. La
ofensiva aérea aprobada por Alberto Fujimori incluía blancos militares en
la vecina Loja hasta la localidad de Esmeraldas, en el extremo norte de
Ecuador. Además de blancos militares, este diseño de la ofensiva incluía
instalaciones petrolíferas, nudos industriales y las centrales térmicas e
hidroeléctricas. Sin embargo, cuando las aeronaves fueron puestas a
disposición de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), los pilotos encontraron
aparatos cuyas condiciones técnicas hacían imposible cumplir con la
estrategia militar aprobada por Fujimori, ya que se encontraron en su
posterior inspección con serias fallas estructurales, siendo conocido de
muchas fuentes este defecto, ni siquiera eran aparatos aptos para
operar por la noche. Según los oficiales de la FAP, haberse lanzado a
una guerra hubiera dejado en evidencia la inutilidad de la compra; por
eso para el gobierno fue preferible firmar el acuerdo de paz con Ecuador
el 26 de octubre de 1998. Al no poderse alcanzar la paridad con Ecuador
y mucho menos lanzar una ofensiva con esas aeronaves. Este
negociado daría pie al juicio por traición a la patria que el fuero militar
siguió a seis ex altos mandos de las Fuerzas Armadas del Perú.
Hechos similares sucedieron en el Ecuador, en el que el general y
exministro de Defensa José Gallardo fue enjuiciado por haber cometido
actos de corrupción en la compra de fusiles en mal estado para el

41
Ejército ecuatoriano durante el Conflicto del Cenepa. En el Ecuador, la
propaganda montada produjo un sentimiento de reivindicación de sus
Fuerzas Armadas, la posición peruana considera que intentaron
esconder resultados similares en 1941 y 1981.

2.3 Definición de términos en general

Aviación militar

Comprende los medios materiales y humanos que conforman la fuerza


aérea de una nación. El concepto de aviación militar implica la utilización
de las aeronaves (aviones y helicópteros) con fines bélicos, ya sea para
atacar al enemigo como para brindar apoyo a las fuerzas propias, dentro
de un marco táctico y estratégico dado.

La aviación militar abarca también todo lo que está relacionado con los
vuelos de ataque y de defensa, de reconocimiento y vigilancia, de
transporte, de rescate, y otros similares, así como los sistemas de
control y seguimiento de estos.

Capacidad operativa

Grado de aptitud de una fuerza para realizar operaciones en un


momento dado, con los medios disponibles, a fin de dar cumplimiento a
su misión.

Conflicto

Es una situación en que dos o más países con intereses contrapuestos


entran en confrontación, oposición o emprenden acciones mutuamente
antagonistas, con el objetivo de neutralizar, dañar o eliminar a la parte
rival, para lograr así la consecución de los objetivos que motivaron dicha
confrontación.

42
Estrategia militar

Es el arte de concebir acciones y crear, organizar y conducir los medios


militares para alcanzar un fin en los niveles estratégicos de la Defensa
Nacional.

Guerra

Es la forma de conflicto socio-político más grave entre dos o más grupos


humanos. Es quizá una de las más antiguas de todas las relaciones
internacionales, aunque se convierte en un fenómeno particular con el
comienzo de las civilizaciones. Supone el enfrentamiento organizado de
grupos humanos armados, con el propósito de controlar recursos
naturales o humanos, o el desarme, sometimiento y, en su caso,
destrucción del enemigo, y se producen por múltiples causas, entre las
que suelen estar el mantenimiento o el cambio de relaciones de poder,
dirimir disputas económicas o territoriales.

Helicóptero militar

Es, como su nombre indica, un helicóptero construido o convertido para


propósitos militares.

Se puede emplear para diferentes roles o misiones, aunque la misión de


transporte táctico es la más común. Algunas fuerzas armadas también
poseen helicópteros de ataque y helicópteros especializados para
misiones específicas, entre las que se incluye reconocimiento, búsqueda
y rescate de combate.

Infiltración.

Introducción subrepticia de combatientes en algún lugar, especialmente


si es con fines encubiertos.

MOMEP (Military Observer Mission, Ecuador Perú)

Misión de Observadores Militares para el Conflicto entre Ecuador y Perú


del año 1995, encargada de supervisar el cumplimiento del alto al fuego,

43
estuvo compuesta por los países garantes del Protocolo de Río de
Janeiro del año 1942 (Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos), y fue
una de las pocas misiones de paz en el mundo que cumplió su objetivo,
la paz entre dos naciones hermanas, gracias al sacrificio de sus
integrantes, quienes permanecieron por cuatro años en la zona de
conflicto, rodeados de selva, sol y lluvia.

Puesto de comando avanzado (PCA)

Elemento del primer escalón del cuartel general en el que se encuentra


el comandante y los elementos estrictamente indispensables para
permitirle el comando y que se adelanta en ciertas situaciones
particulares, especialmente en la ofensiva, con el fin de seguir más de
cerca las operaciones, tomar decisiones inmediatas o para realizar
reconocimientos en el terreno

Tratado de Paz

Es un acuerdo escrito entre distintos dirigentes de un


estado/país/nación/comunidad, para que se acaben los problemas.

44
Capítulo III

Método

3.1 Trayectoria cualitativa

El desarrollo de este trabajo investigativo fue realizado con un enfoque


cualitativo centrado en una realidad social y militar que necesitó ser
analizada, comprendida, experimentada y producida, por el contexto y
por los procesos derivados del accionar del Ejército del Perú en el
resultado del conflicto armado del Cenepa, Ecuador-Perú 1995.
Considerando que es un tema poco explorado en el ámbito profesional,
se planificó un trabajo de campo considerando: la perspectiva de los
investigadores (participantes), por sus sentidos, por su experiencia, por
sus conocimientos, por sus motivaciones profesionales y por sus
múltiples interrelaciones; se llegó a profundizar en generalizaciones
empíricas, opiniones, estudios especiales vinculantes al tema de
investigación y capacidades de otorgar significados de cómo los actores
participantes perciben subjetivamente esta realidad.

Fundamentado inicialmente en la fenomenología, puesto que explica


nuevas conceptualizaciones sociales – culturales – militares partiendo
de la esencia empírica de los actores (investigadores – participantes), el
proceso cualitativo se basó metodológicamente en actividades

45
inductivas, porque fue necesario conocer con mayor profundidad
aspectos colaterales de la situación presentada y sobre la base de datos
que ya anteriormente ha pasado por un ciclo de análisis valedero. En tal
sentido, en el trabajo, lejos de manipular o controlar variables, se orientó
a la definición de conceptos y argumentos, por lo que basados en la
credibilidad de la literatura en consulta se llegó a tener un marco
interpretativo (hermenéutico), multimetódico y reflexivo; conforme se
argumentaban con mayores y mejores elementos de juicio los métodos
de análisis y explicaciones flexibles, la hipótesis general de trabajo fue
moldeándose de modo interactivo.

Respecto a los objetivos, el proceso cualitativo desarrollado, buscó


descubrir lo nuevo y generar hipótesis fundamentadas empíricamente,
en su relación con la teoría, con su producción, con su ampliación, con
sus modificaciones y con su superación, la hacen relevante, puesto que,
intentó comprender la complejidad, el detalle y el contexto proponiendo
un resultado significativo profesionalmente.

Siguiendo a Ibañez J., (1986), el proceso cualitativo ha llevado a cabo


tuvo la sistematización siguiente:

Tabla 1

Diseño de la investigación

Nivel Metodológico Perspectiva estructural:_ se


observa para extraer
información
Operaciones Análisis – comprensión Propuesta de investigación:
y conceptualización hermenéutico-heurística.
Modalidades Observación de los Perspectiva dialéctica:
participantes. - Lenguaje semiótico: modos de
Análisis documental comunicación
Análisis de contenido - Socio análisis
Entrevistas
Generalizaciones
empíricas
Estudio de casos

46
Además se complementó, con las categorías observables (verbales) del
presente proceso cualitativo que se indican:

- Revisión de normatividad legal nacional e internacional.


- Opiniones
- Percepciones
- Actitudes
- Estereotipos
- Motivación profunda
- Comportamientos de actores involucrados.

Considerando lo afirmado por Báez, y Pérez de Tudela, (2012), los datos


proporcionados por las fuentes de consulta se convierten en información,
cuya substancia es eminentemente múltiple, por lo que en este estudio
investigativo se determinó lo siguiente:

Tabla 2

Naturaleza de los datos cualitativos

Aspectos Generalidades

Verbal Predominio de palabras, opiniones, motivaciones, actitudes


y términos militares.

Polisémica Acepciones, significados, interpretaciones.

Conceptual Son consecuencia de la elaboración personal que se


conforma de la realidad estudiada; son conocimientos,
juicios, valoraciones.

Descriptiva Los datos proporcionados contienen fragmentos de la


realidad conocida y relacionada con el objeto de la
investigación, son: la exploración, la síntesis, el resumen, la
generalización, etc.

Tomando en consideración, la propuesta fundamentada por Báez y Pérez


de Tudela J., (2012), el diseño en la prospectiva estructural, aplicada a este
proceso cualitativo del presente trabajo de investigación, fue el siguiente:

47
Tabla 3

Diseño cualitativo en la perspectiva estructural (tipo de análisis)

Aspectos Perspectiva estructural


Sistema Personal: interrelacional
Dinámica: relaciones entre estructuras.
Nivel Metodológico: Cualitativa – empirista – formalista intuicionista
– semiótico (modos de comunicarse)
Operación Construcción: Directa (en vivo)
Satelital (Informativo)
Experimentada: presencial en el contexto
Componente Semiótico: Interacción verbal
del lenguaje Anafórico: investigación de opiniones
Modos de Socio análisis: Análisis institucional en vivo
observación Primario: entrevistas – producción de datos
Secundario: recolección de datos (estudios especiales
validados)
Modos de Discusión grupal
acción Selección de fuentes de información verdaderas
Poder Reflexivo: Observados dentro del sistema que observa y
actúa. Autoreflexividad.
Relativo: parcialmente explicitado. Observador fuera del
sistema que observa
Concepción Relativa:
Hipótesis general de trabajo (flexible – sensible)
Diseño Implícito:
Interpretativo (hermenéutico)
Multimetódico
Aplicación Personal
más general Relación inductiva (simétrica)
Interrelación verbal
Proceso Semiabierto: Fenomenológico (Sujeto es el objeto de estudio).
Teoría fundamentada y estudio de casos e investigación –
acción.

En este sentido, se orientó el método de razonamiento (pensamiento) a


indagar desde un supuesto hipotético inductivo, que facilite la comprensión
de los procesos que desarrollan los sujetos de análisis y conceptos
investigados, a partir del estudio holístico que cada quien atribuya a los
eventos fácticos (hechos reales) o fenómenos analizados.

48
• Focus Group: 1ra caracterización del problema de
investigación planteado (según hipótesis general Proyecto de
investigación
de trabajo). Teórico cualitativo

P PREPARATORIA • Fenomenológico: Investigadores conocen el


problema
R
• Proceso continuo de decisiones
O • Observación – experiencia – análisis documental
C
• REFLEXIVA (Investigadores): Experiencias
E concretas que resultan significativas. Contraste
S con otros especialistas. Lectura de trabajos de
O otros investigadores.
• DISEÑO: Planificar a partir del medio teórico
(Reflexión)
I • Cuestión de investigación
N • Objeto de estudio
V • Método
Propuesta de Datos
TRABAJO DE • Triangulación
E CAMPOS • Técnicas e instrumentos de recogida de
investigación acumulados

S datos
T • Análisis de datos
• Procedimiento de consentimiento –
I
aprobación
G • ACCESO AL CAMPO:
A • Contexto de interacción personal y grupal
C (participantes).
• Reconocimiento del contexto – ambiente,
I otros.
Ó • RECOGIDAS PRODUCTIVA DE DATOS:
N • Buscando el significado y las perspectivas
• Buscando las relaciones: estructura –
eventos – tiempos
C • Buscando puntos de conflicto (tensión)
U
• Se inicia tras abandonar el escenario (por motivos
A didácticos).
L • Grado procesual y de sistematización
I • Tareas o actividades que constituyen el proceso
Triangulación Resultados
analítico básico
T ANALÍTICA de datos
• Reducción de datos
A • Disposición y transformación de datos
T • Obtención de resultados (necesidad de
I triangular datos)
• Verificar conclusiones
V • Discusión dialéctica
A
• Criterio interpretativo
• Elaborar un texto de campo – informa
Nuevas
(casos – notas de campo – documentos conceptualiza- Informe de
INFORMATIVA obtenidos – marco teórico) ciones investigación
doctrinarias
• Informe: formal –crítico – analítico –
fundamentado.

Figura 1. Proceso de investigación cualitativa

Fuente: Oficina de Grados y Títulos ESGE-EPG

49
3.2 Enfoque seleccionado

Respondiendo al problema planteado y a los objetivos establecidos para


este estudio investigativo, el abordaje general que se utilizó en este
proceso de investigación estuvo sujeto a las circunstancias del escenario
determinado en particular, es decir, conllevó un marco interpretativo que
se basa en la inmersión inicial y profunda de los contextos causales, o
categorías de esta investigación, recolección de datos especializada y
generación de hipótesis como resultante, teniendo siempre en
consideración que las nuevas tecnologías entre tipos de investigación
son sumamente relativas, por lo que este estudio tomó elementos de
más de uno de estos (por relación). De esta manera, el desarrollo del
proceso cualitativo planificado empleó un procedimiento sistemático,
holístico e interactivo en la selección de los tipos de investigación con
efecto seleccionado, siendo algunos de ellos: la teoría fundamentada, la
fenomenología, el estudio de casos, el análisis documental, el análisis de
contenido y la investigación-acción. Todos ellos permitieron y
coadyuvaron a generar hipótesis (teoría) que explican desde una
perspectiva mayor y concreta un nivel conceptual, una interacción
problemática, razones por las que han sido elegidos como base para el
entendimiento del fenómeno presentado.

Tabla 4
Diseño de los tipos de investigación seleccionados
Tipo de Cuestiones de investigación Fuentes Técnicas –
investigación instrumentos de
recolección datos
Fenomenología - Experiencias propias - Contemplación directa - Observación
- Intuición del contexto – escenario
- Intencionalidad (conciencia) –ambiente - Descripción
- Lecciones aprendidas
- Generalización empíricas
personales.
Teoría - Datos empíricos - Doctrinas militares - Análisis
fundamentada - Datos obtenidos en la - Sociología documental
investigación - Estudios - Directivas - Análisis de
- Normatividad legal - Manuales contenido
- Marco doctrinario institucional - Hermenéutica - Observación
- Publicaciones - Internet

50
Estudio casos - Búsqueda empírica - Estudios de casos - Observación
- Situaciones en escenarios especiales - Datos empíricos
específicos internacionales - Entrevista
- Razonamiento inductivo - Estudios profesionales - Análisis de
- Objeto de estudio: situación, documentos
suceso, fenómeno, hecho
particular y concreto.
- Elabora hipótesis
Investigación - Experiencias – vivencias - Propio investigador - Diálogo
acción personales - Expertos investigadores - Entrevistas
participativa - Autorreflexión - Reuniones
- Comprensión crítica de la - Observación
realidad específica. participante
- Lecciones
aprendidas

Considerando que a la metodología de la investigación cualitativa le


interesa más generar teoría a partir de los resultados, se sostiene que la
comprensión del fenómeno investigado implicó la observación de las
categorías contextuales que interactúan en el escenario delimitado. Por
lo que, no podría concebirse una investigación sin acción y viceversa.
Además, con los tipos seleccionados para la investigación se buscó una
interacción más estrecha entre teoría y práctica (hechos evidentes).

3.3 Población y muestra para la recolección de datos

La población y muestra de investigación estuvieron representadas por


personal que participó en el Conflicto del Cenepa 1995. Considerando lo
afirmado por Hernández Sampieri-Fernández y Baptista en su
metodología de la investigación (Cap 13 – pp. 397), para el presente
estudio, se ha creído por conveniente que la población sea a su vez la
muestra a fin de enriquecer la recolección de datos. Es conveniente
señalar que la muestra tiene la característica de ser tentativa, sujeta a la
evolución del proceso inductivo (método de prueba y eliminación del
error) siendo más propositivo, iniciándose en el planteamiento mismo del
fenómeno a investigarse, incluyéndose el contexto seleccionado en el
cual se obtuvo la homogeneidad de la información necesaria y los
estudios especiales importantes para el problema analizado.

Es pertinente indicar que el tamaño de la muestra no fue importante por


no tener una perspectiva probabilística, por el contrario, ha quedado

51
establecido que es una muestra no probabilística, porque se orienta a
indagar las consecuencias de la contribución del Ejercito en el resultado
del conflicto del Cenepa.

Por esta razón se ha reflexionado sobre cuál debe ser la estrategia de


muestreo aparente para lograr los objetivos de investigación trazados
considerando criterios de rigor, estratégicos, éticos y pragmáticos. Se
determinó como base de la estrategia de muestreo, los criterios
siguientes:

 Capacidad operativa de recolección y análisis: número de estudios de


casos especiales realistas de acuerdo con recursos disponibles.

 Entendimiento del fenómeno: el número de estudios de casos


especiales responde a las preguntas de investigación (saturación de
categorías).

 Naturaleza del fenómeno bajo análisis: se ha tenido amplia


accesibilidad para recolectar la información en un tiempo aceptable.

Como puede observarse en el presente fenómeno el tamaño de la


muestra no se ha fijado “a priori” (previamente a la recolección de datos),
sino que se estableció como tipo de unidad de análisis: los estudios de
casos sobre la variable: accionar del Ejército del Perú, a la que a su vez
se le ha adicionado información novedosa complementaria (saturación
de categoría). Se hace la aclaración que en nuestro tamaño de muestra,
no han sido empleado parámetros definidos por ser restrictivos a la
naturaleza de la indagación cualitativa. Finalmente, se señala que el
principal factor tenido en consideración en la homogeneidad de la
información y los estudios de casos especiales, fue el tener un sentido
de significancia y comprensión profunda del ambiente (contexto) y el
problema por investigarse.

3.4 Procesos para la recolección de datos

El investigador se erige como único instrumento de recolección de datos,


empleando las modalidades de investigación cualitativa: la

52
fenomenología, la teoría fundamentada, el estudio de casos y la
investigación-acción como métodos de recolección de datos, en una
aproximación al problema de carácter inductivo, pudiendo emplear como
técnicas de recolección de datos: la observación directa del participante,
el análisis documental, el análisis de contenido y la entrevista; siendo los
temas o patrones de análisis: experiencia en GNC, conocimiento de la
zona de operaciones, clima, organización del enemigo, las lecciones
aprendidas, etc.

Considerando que existe una estrecha vinculación entre la conformación


de la muestra, la recolección de los datos y su posterior análisis, así
como el instrumento de tales procesos de recogida de datos que recae
en la función y acción de los propios investigadores, y que está recogida
de datos tiene que darse en ambientes naturales de la realidad
determinada para el presente estudio investigativo, se señala que las
herramientas elegidas para efectivizar los métodos de recabar datos
cualitativos fueron: la observación de situaciones y estadísticas
específicas, la entrevista grupal a expertos y la recolección y análisis
documental de estudios especiales sobre las variables de investigación
presentadas.

Sobre los procesos previstos, cabe indicarse que el análisis cualitativo


que se desarrolló implicó organizar los datos recogidos, transcribirlos a
texto y codificarlos. La codificación empleada se orientó primero a
generar unidades de significado y categorías, y segundo a emerger
temas y relaciones entre conceptos, para finalmente producir y generar
hipótesis o postulados enraizados en los datos obtenidos.

Se precisa que en este trabajo de investigación cualitativo lo que se


busca es obtener datos (que se convertirán en información) de un
contexto con situaciones en profundidad interesando percepciones,
interacciones, experiencias y procesos respecto de la variable
contribución del accionar del Ejercito del Perú, que luego serán
analizados y comprendidos respondiendo a las preguntas de la
investigación y generar conocimiento.

53
Para la observación de situaciones y estadísticas específicas se utilizó
una técnica mixta: participante y no participante, es decir, en algunos
casos se observó directamente los hechos relacionados al accionar del
Ejército del Perú de modo descriptivo – cualitativo, y en otros, se
preguntó a una muestra representativa de conocedores del tema en
investigación sobre la problemática planteada, a fin de obtener datos
valederos para luego confrontarlos con las estadísticas disponibles.

En la inmersión inicial de la observación no fueron utilizados registros


estándar, sino que se empleó hojas preparadas en las que en un lado se
registraban anotaciones descriptivas de la observación y en el otro lado
conceptos interpretativos. Lo único que se estandarizará en la
observación durante la inmersión en el contexto específico fueron los
tipos de anotaciones por revertir suma importancia.

Respecto del papel que desempeñarán los observadores se indica que


fue de participación activa y de participación completa. Se llevó a cabo
de este modo para evitar sesgos personales y tener distintas
perspectivas buscando lo que se conoce como “palpar en carne propia”
el ambiente y las situaciones. En este caso, nuestra observación
cualitativa no fue un asunto de patrones y categorías predeterminadas,
sino que fue más bien un proceso de ir creando el propio esquema de
observación para cada problema de estudio y ambiente (los temas /
patrones y categorías serán emergidas de las observaciones); las
vivencias, relaciones, etc., fueron únicas en cada ambiente (en tiempo y
lugar).

Los periodos de observación cualitativa que se llevaron a cabo fueron


abiertos y se constituyó de modo formativo. La indagación a través de
esta técnica de recojo de datos fue muy útil, dada la situación especial
de la investigación y porque facilitó confirmar con datos lo recolectado en
las entrevistas.

La validez científica de esta técnica empleada se basó en las normas


siguientes:

 Objetivo de la investigación: el qué y el para qué se va a observar.


54
 Se definió y delimitó el área de observación: población y muestra
cualitativas.

 Se planificó y capacitó a los observadores (investigadores)

 Se definió las variables a ser observadas y cómo serían registradas,


por lo que se confeccionó una guía de observación flexible.

 Se previó los instrumentos siguientes para recolectar los datos:


cuaderno de anotaciones, hojas preparadas para anotaciones
descriptivas-interpretativas, registro estandarizado, grabadora y
filmador.

 Todo registro de informaciones se trabajó de inmediato, de modo


objetivo y responsable.

Otra técnica empleada fue la entrevista personal, la cual, generó la


oportunidad de comprender los puntos de vista de connotados líderes
militares y profesionales (entrevistados) y como son descritas, la
significancia y las categorías establecidas en la investigación.

Los criterios de construcción para el contenido del instrumento de esta


técnica serán:

 Rango: La conversación cubrió un rango de temas que revelaron no


solo los datos esperados sino también los inesperados.

 Especificidad: Datos detallados

 Profundidad: Las percepciones de los entrevistados sobre el tópico


serán evidentes en los datos vinculados al accionar del Ejercito del
Perú durante el Conflicto del Cenepa, la intromisión política en los
resultados militares y otros.

 Contexto personal: Los datos incluyen las bases de las experiencias y


reconocimiento en el área de interés del fenómeno investigado.

La entrevista tuvo como punto de partida los temas / patrones de


análisis establecidos en la muestra, por lo que el tipo de conversación

55
fue abierto, de opinión, de conocimientos y de antecedentes. Si bien, se
diseñó una guía de tópicos en el marco de una entrevista cualitativa
semiestructurada, fue para asegurar aspectos prácticos, es decir, captar
y mantener la atención y motivación del entrevistado haciéndolo sentirse
cómodo al conversar sobre la temática; y teórico, en cuanto a que la
guía de entrevista tuvo por finalidad obtener la información necesaria
para comprender de manera completa y profunda el fenómeno del
estudio. Los testimonios y conclusiones obtenidos se anotaron en un
cuaderno de anotaciones, en este sentido los criterios de construcción
para el desarrollo de esta técnica fueron:

Como técnica científica, la entrevista reunió a un entrevistador-


moderador con el entrevistado o informante y su único propósito ha sido
obtener respuestas o informaciones que ayuden a comprobar la
hipótesis general de trabajo. El entrevistador fue elegido de entre los
investigadores.

Se elaboró una entrevista semi estructurada - abierta y planificada,


obedeciendo a pautas específicas en su preparación, su aplicación e
interpretación de los datos e informaciones recogidas. Esta se realizó
como una conversación “cara a cara”.

Los instrumentos que se emplearon fueron la guía de la entrevista, una


grabadora y el diario del entrevistador. Uno de los propios investigadores
efectuó la función de relator.

El proceso para la entrevista se preparó para antes, durante y después


de la misma, según las siguientes pautas:

 Antes de la entrevista
Presentación del entrevistador.
Conocimiento previo del entorno del entrevistado.
Aspectos personales del entrevistador.
Capacitación específica del entrevistador.
Preparación y reconocimiento de lugar, horario y detalles.

56
 Durante la entrevista
Generación de corriente de empatía.
Utilización de vocabulario adecuado a la situación y conforme al
marco teórico de referencia del informante.
Actuación con sinceridad, sin rodeos y espontánea.
Evitar discusiones, así como inducir o sugerir respuestas.
Evitar posturas o hacer alardes de autoridad.
No dar ejemplos ni hacer admoniciones morales.
Prestar atención en lo referente a la comprobación de las hipótesis y/o
lo que se quiere expresar.
No apremiar al informante para que termine su relato o idea fuerza,
por el contrario, ayudarlo a que lo concluya.
Registrar la información doblando los medios que aseguren todo lo
expresado por el informante.
Agradecer al informante y garantizarle confidencialidad.

 Después de la entrevista
Analizar las respuestas y observaciones anotadas y registradas en
todos los medios empleados, de preferencia a la brevedad posible.

Como cualquier actividad de recolección de datos cualitativos, al final


de cada jornada de trabajo se llenó la bitácora o diario de campo con
las reflexiones, puntos de vista, generación de hipótesis iniciales,
subconclusiones preliminares. Se hace hincapié que las entrevistas
tuvieron un mayor porcentaje de conducción “abierta”, sin categorías
preestablecidas, de tal forma que los entrevistados se suelten y
puedan expresar de la mejor manera sus experiencias y sin ser
influidos por la perspectiva de los investigadores o por los resultados
de otros estudios, llegándose a obtener cierto nivel de información
detallada, describiéndose esta parte con la caracterización siguiente:

Ser flexible.
Orden y secuencia adecuadas.
Medida anecdótica.
Se guardó cierto ritmo y dirección en la entrevista.
Hubo neutralidad en las opiniones y perspectivas.
57
El contexto fue vinculado con el lenguaje empleado de modo
armonioso.
Tuvo un carácter amistoso.

La tercera técnica empleada fue el análisis documental de estudios de


casos especiales, toda vez que se accederá a documentación
clasificada (reservada) dada la fuente de emisión. Cabe precisar que
todos los documentos analizados tienen un origen grupal, y han servido
a los investigadores para conocer los antecedentes de un ambiente
seleccionado, el funcionamiento cotidiano dentro de un marco legal y de
situaciones y experiencias que ayudaron a preestablecer las categorías
de la investigación.

En este sentido, el análisis documental indicado, se clasificó como


documentos grupales, por ser generados con cierta finalidad oficial
(dependencias militares) profesional. Circunstancia de solicitud a los
participantes que los elaboraron a propósito de este estudio de
investigación dada la significancia particular del mismo.
Independientemente de cuál sea la forma de obtenerlos, tales elementos
tuvieron la ventaja de que fueron producidos por los participantes del
estudio, guardan el lenguaje profesional y usualmente son importantes
para ellos; en esta oportunidad no se ofreció desventajas, pero cabe
señalar, que en otras circunstancias resulta complejo obtenerlos,
resaltándose que son fuentes ricas de datos. También se indicó que fue
necesario solicitarlos contando con autorización formal por lo que debe
atenerse a cierta normatividad de seguridad en relación a su uso, acceso
y privacidad. La selección de tales contenidos fue cuidadosa, dado que
son reveladores y proporcionan información útil para el planteamiento
del problema.

Luego, se tuvo en consideración los criterios de construcción del


instrumento de recogida de datos (análisis documental) siguientes:

 La información seleccionada en el marco teórico de nuestras variables


de investigación se analizaron de manera objetiva, sistemática y
holística.

58
 Su aplicación tuvo una orientación racional dirigida a estudiar las
ideas contenidas en citas de textos, anteriores investigaciones
relacionadas al asunto y comunicación diversa obtenida. Así mismo,
se buscó develar diferencias en el contenido temático encontrado.

 Se empleó como instrumento del análisis de contenido la hoja de


calificación, en la cual, las categorías o variables de la investigación
fueron trabajadas debidamente codificadas.

 En la codificación se definió: El universo y la muestra a analizar, las


categorías referidas a las variables y los temas / patrones que
tuvieron constituidas por: Los estudios de casos especiales,
establecidos para cada una de las variables de la investigación.

 Se seleccionaron las categorías atendiendo a la clasificación de


Krippendorf, las cuales se ubicaron en el tipo de asunto o tópico.

De otro lado, considerando que los métodos teóricos son inherentes al


método de investigación y por tanto, necesarios para la elaboración
teórica de los datos, posibilitando la construcción de generalizaciones en
forma de teorías, hipótesis, leyes, conceptos, hechos científicos, etc.,
constituyéndose en los procedimientos más generales de investigación,
se destaca que en el estudio de este fenómeno planteado, los métodos
lógicos de pensamiento aplicados fueron:

Con respecto a métodos relacionados con la formación de conceptos y


preposiciones, se generalizaron datos empíricos a través de la
abstracción manifiesta en la forma de las ideas científicas (teorías, leyes,
conceptos, etc), que permitió mediante su proceso de conocimiento
pasar de lo abstracto a lo concreto pensado, fue complementado con la
definición con que se formaron conceptos que reflejan un conjunto de
características abstractas.

Método de inducción: Tradicionalmente, el razonamiento deductivo, se


considera que va de lo general a lo particular y, el inductivo, en sentido
inverso, pero esta definición resulta pobre. Hay otros conceptos que
diferencian ambos tipos de razonamiento: se utiliza el concepto de

59
validez para el razonamiento deductivo y, para el inductivo, el concepto
de probabilidad.

El razonamiento inductivo consiste en obtener conclusiones generales a


partir de premisas que contienen datos particulares. Por ejemplo, de la
observación repetida de objetos o acontecimientos de la misma índole
se establece una conclusión para todos los objetos o eventos de dicha
naturaleza. En este razonamiento se generaliza para todos los
elementos de un conjunto la propiedad observada en un número finito de
casos, sin embargo, la verdad de las premisas no convierte en
verdadera la conclusión, ya que podría haber una excepción. De ahí que
la conclusión de un razonamiento inductivo sólo pueda considerarse
probable y la información que obtenemos por medio de esta modalidad
de razonamiento es siempre una información incierta y discutible. El
razonamiento sólo es una síntesis incompleta de todas las premisas, el
proceso de inferencia amplía el conocimiento con incertidumbre
(conclusiones posible pero no necesariamente correctas).

Método de análisis y síntesis: Son dos procesos complementarios el uno


del otro. Se empleó este método en vista de que permitió separar las
partes de un todo -variables de investigación- para estudiantes en forma
individual (análisis), y luego reunir ordenada y racionalmente de
elementos dispersos para estudiarlos en su totalidad (síntesis). Para
realizar estas acciones se utilizaron técnicas más o menos abiertas que
guiaron el proceso de reflexión a través de preguntas, fichas de trabajo,
etc.

La tendencia hacia el análisis nos permitió un alto grado de


profundización aún a riesgo de perder de vista la perspectiva global y
tener dificultades para retener las ideas más importantes entre tanta
información manejada, o para discriminar la información importante de la
que no lo es.

La tendencia a la síntesis nos ofreció claridad en la reflexión y facilidad


para fijar ideas aunque quedarnos ahí podría implicar una profundización
insuficiente. Desde nuestro punto de vista, es necesario incorporar en

60
los procesos, momentos recurrentes de análisis-síntesis que garanticen
un aprendizaje integrador y equilibrado.

Fue importante tener en cuenta que para analizar como para sintetizar
resultó necesario explicitar cuáles eran los criterios a seguir para ello, si
no, se podía generar mucha confusión y la sensación de no estar de
acuerdo cuando lo que pasa realmente es que estamos manejando
criterios distintos.

Este método permitió llegar a una conclusión al analizar los resultados


obtenidos, estudiarlos y dar una explicación del fenómeno observado.

Se precisa, además, que el análisis realizado en el soporte de las


categorías constituyó un proceso ecléctico (que concilia diversas
perspectivas) y sistemático, más no rígido ni mecánico – el análisis
cualitativo es contextual, no es un análisis “paso a paso”, sino que
involucra estudiar cada criterio (tema – patrón) de los datos en sí misma,
en relación con los demás. Este análisis se orienta con un rumbo, pero
no en “línea recta”, sino que es interactivo, buscando encontrar
significados mediante la interpretación de los datos, cuyos resultados
serán síntesis que emergen en la forma de: descripciones, hipótesis,
temas y patrones.

61
Capítulo IV

Análisis y resultados

4.1 Descripción narrativa

En este apartado, se operativizó cada una de las herramientas


empleadas (señaladas en el capítulo anterior) con lo que los resultados
alcanzados permitieron ir respondiendo a las preguntas y objetivos del
estudio investigado. En este caso el accionar del Ejercito del Peru y el
resultado del conflicto armado del Cenepa Ecuador Peru, 1995.

Respecto a la contribución del accionar del Ejército del Perú:

Se pudo determinar que el Ejército del Perú a través de su vida


institucional, que se inició junto con la independencia, ha participado en
una cantidad de acciones armadas que le han otorgado la reputación
de ser un Ejército combativo, además de la experiencia obtenida, lo
que al punto de vista de la experiencia de combate lo pone en una
situación de ventaja respecto a Ecuador, con la finalidad de afianzar
esta afirmación podremos observar entre otras las siguientes:

62
Guerras de la Independencia

La Independencia del Perú corresponde a toda una época de


levantamientos y conflictos bélicos que propició la independencia
política y el surgimiento de la República Peruana como un estado
independiente de la monarquía española, por la convergencia de
diversas fuerzas liberadoras y la acción de sus propios hijos.

A lo largo del siglo XVIII, se sucedieron múltiples manifestaciones


indígenas contra el trato de las autoridades coloniales, algunas de las
cuales devinieron en auténticas rebeliones. La aplicación de las
reformas borbónicas incrementó la desazón y la inconformidad tuvo su
estallido en la revolución de Túpac Amaru II. Al acaecer las
Abdicaciones de Bayona, diversos puntos de la América española
crearon juntas autónomas de gobierno. Las primeras rebeliones
autónomas peruanas surgieron desde 1811 en este contexto de
descontento indígena y colaboración criolla con la revolución
rioplatense sin alcanzar la libertad del país.

Disputas entre el Perú y la Gran Colombia

La reclamación por parte de Ecuador de un acceso con soberanía a la


cuenca del Amazonas se remonta a 1827, cuando Simón Bolívar,
gobernante de la Gran Colombia (entidad geopolítica antecesora del
Ecuador) reclamó como territorios que le correspondían a su país los
de Tumbes, Jaén (Cajamarca) y Maynas.

Guerras contra la confederación Perú-Boliviana

Fue el enfrentamiento bélico ocurrido desde 1836 hasta 1839 entre la


Confederación Perú-Boliviana contra la coalición formada por la
República de Chile y los peruanos contrarios a la Confederación.

En los inicios de la Confederación, las fuerzas peruanas al mando de


Felipe Santiago Salaverry se enfrentaron a las fuerzas confederadas,
durante la Guerra entre Salaverry y Santa Cruz que terminó con la
derrota y fusilamiento de Salaverry. Posteriormente, la Confederación

63
Perú-Boliviana se enfrentaría a la Confederación Argentina, dirigida por
Juan Manuel de Rosas, por la disputa de territorios en el altiplano.
Temporalmente, el ejército de Andrés de Santa Cruz logró prevalecer.

La Confederación Perú-Boliviana se enfrentaría con la República de


Chile y los peruanos contrarios a la Confederación que deseaban la
reunificación del Perú y la expulsión de Santa Cruz del poder, los que
terminarían por derrotar a los confederados luego de batallas que se
libraron principalmente en los territorios del actual Perú.

La guerra terminaría con la victoria de las tropas del Ejército Unido


Restaurador, conformado por chilenos y peruanos restauradores,
determinando la disolución de la Confederación Perú-Boliviana y el fin
del gobierno de Andrés de Santa Cruz en Bolivia.

Guerra con España

El Presidente del Perú General Mariano Ignacio Prado, el 13 de diciembre de


1865, anunció la ruptura del Tratado Vivanco-Pareja, lo que era una
declaración oficial de guerra. Se fortificó al Callao con los cañones enviados
por Bolognesi desde Europa. Desde donde también llegaron los buques
Unión y América. El capitán de navío Manuel Villar es nombrado jefe de la
escuadra peruana.

Guerra del Pacífico

La Guerra del Pacífico, también denominada Guerra del Guano y el


Salitre, fue un conflicto armado acontecido entre 1879 y 1883 que
enfrentó a Chile contra los aliados Bolivia y Perú. La guerra se
desarrolló en el océano Pacífico, en el desierto de Atacama y en los
valles y serranías del Perú. La guerra fue un hito dramático en la
historia de América del Sur y es una de las guerras más importantes de
finales del siglo XIX.

Disputas entre el Perú y Ecuador

Durante 1859 y 1860, ambos países libraron un conflicto originado por


la decisión de Ecuador de pagar a sus acreedores ingleses con

64
territorios peruanos en la Amazonía. El presidente peruano Ramón
Castilla ordenó el bloqueo de la costa ecuatoriana y él mismo en
persona, dirigió la expedición que desembarcó en Guayaquil, el 25 de
noviembre de 1859.

Guerra de 1941

El 11 de enero de 1941, alegando que los ecuatorianos habían


realizado incursiones e incluso ocupado territorio peruano en
la provincia de Zarumilla, el presidente del Perú, Manuel Prado
Ugarteche, ordenó la formación del Agrupamiento Norte, que era una
Gran Unidad de Combate que tendría a cargo del Teatro de
operaciones del Norte.

Problema demarcatorio en la Cordillera del Cóndor

La demarcación de la línea fronteriza establecida en el protocolo,


mediante el levantamiento de hitos, se inició en 1947. Sin embargo,
esta no fue culminada en la zona de la Cordillera del Cóndor, debido a
que, mediante un levantamiento Aero fotogramétrico, supuestamente
se "descubrió" la presencia del río Cenepa, entre el río Zamora y el río
Santiago. Eso supuestamente implicaba que lo establecido en el
protocolo no correspondía con la geografía real de la zona.

Conflicto del falso Paquisha

El 22 de enero de 1981, el gobierno peruano denunció un ataque a una


de sus aeronaves cuando realizaba una misión de abastecimiento a
puestos de vigilancia en el río Comaina (territorio peruano). El
entonces Presidente del Perú, Arquitecto Fernando Belaúnde Terry,
ordenó la inspección del río Comaina hasta sus nacientes en el lado
oriental de la Cordillera del Cóndor, comprobándose la existencia,
dentro de territorio peruano, de tres destacamentos militares
ecuatorianos, con sus respectivas instalaciones. Este hallazgo causó
acciones de fuerza, logrando las fuerzas peruanas desalojar los
destacamentos ecuatorianos.

65
Respecto a la experiencia en Guerra no Convencional

Se pudo determinar que luego de 18 años de guerra contrasubversiva


el Ejército del Perú, es junto al Ejército de Colombia, los referentes en
cuanto a experiencia de combate se refiere, lo que durante el conflicto
del Cenepa marcó la ventaja en el nivel táctico y operacional.

Durante más de una década los peruanos vivieron en zozobra, entre


asesinatos, atentados, apagones, masacres, secuestros y múltiples
violaciones a los derechos humanos que sólo comenzaron a declinar
con la captura, en 1992, del fundador de "Sendero Luminoso", Abimael
Guzmán, y la cúpula de su agrupación armada.

En la última década, con sus principales líderes en prisión, "Sendero


Luminoso" fue perdiendo fuerza y terminó dividiéndose entre aquellos
que defendían un "acuerdo de paz" planteado por Guzmán y los que
consideraron que esto era una traición a sus principios.

Actualmente, la banda armada cuenta con unos 250 miembros que se


movilizan en dos frentes en la selva peruana.

Respecto al conocimiento de las características de la zona de


operaciones.

Ésta se complementa con la observación del terreno, describiendo que


el CENEPA es una zona muy inhóspita que se encuentra
equidistantemente muy lejos de la ciudad. Se interceptan tres grandes
ríos invadeables como son el Cenepa, el Santiago y el Marañón con
importantes afluentes, no cuenta con carreteras ni energía que
transcurra en toda la zona, asimismo, se encuentra muy lejos del poder
político de la región.

La configuración del terreno es de selva alta, cuya altitud cambia


abruptamente desde los 300 hasta los 4000 msnm cubierta de una
vegetación exuberante, nubosidad y lluvias permanentes que limitaron
las operaciones militares.

66
Respecto al resultado del conflicto armado del Cenepa Ecuador
Perú.

Pérdidas económicas y bajas militares

A pesar de que fue un conflicto corto de 5 semanas las pérdidas


económicas fueron muy altas tanto para el Perú como para el Ecuador,
"en Ecuador el ministro de finanzas Modesto Correa estimó el costo
directo de la guerra en 250 millones de dólares lo que equivalía al 1%
del PIB del Ecuador añadiendo también un egreso de 3 millones de
dólares diarios a causa de la presencia de la MOMEP mientras que el
Perú en cambio perdió 400 millones de dólares durante el conflicto,
relacionados con el costo de movilización de las tropas y el costo de
reposición del equipo perdido. Sin contar con la carrera armamentista
que se desataría en los próximos años hasta la firma de paz.

La cifra oficial de muertos varía según la versión de cada país, Ecuador


informó en primera instancia oficialmente la muerte de 33 soldados y
70 heridos. En la actualidad, la Asociación de ex Combatientes del
Cenepa registra 131 afectados, 44 soldados perdieron total o
parcialmente sus piernas; 2 con mutilaciones en sus brazos; 7 tienen
problemas auditivos y 78 sufren de psicosis de guerra y esquizofrenia.
La memoria de los soldados caídos se inmortalizó en monumentos,
bustos y nombres de escuelas y colegios, en los lugares donde eran
oriundos.

Por parte del Perú ha habido un aire de hermetismo en este tema


aunque al final se ha reconocido la muerte de 60 de sus soldados, esta
situación se ha visto reflejada en los miembros caídos en acción que
nunca han sido indemnizados. Según el presidente de la Asociación
Nacional de Licenciados y Ex Combatientes de los Conflictos Armados
en el Perú (Analccap) Luis Lapa Espinoza solo en la región Arequipa se
han identificado a 100 ex combatientes de la guerra del Cenepa que
están olvidados por las autoridades. Muchos, además de las dolencias

67
físicas, presentan trastornos psicológicos que no pueden ser tratados
porque carecen de seguro de salud.

Es difícil establecer si hubo un ocultamiento de la verdad por parte de


los dos países. Según algunos estimativos de organizaciones no
gubernamentales hablan de una cifra total de 500 muertos sumados en
ambos bandos, mientras que otros centros de documentación hablan
de una cifra de 120 muertos.

En cuanto a pérdidas de aeronaves por el lado peruano,


comprobadamente, fueron las siguientes:

 2 aviones supersónicos Su-22 perdidos en acción de armas.

 Un avión A-37 derribado en combate.

 1 avión Camberra B (I) Mk.8.

 Un helicóptero de ataque MIL MI-25 Hind D el 7 de febrero de


1995, aproximadamente a las 14:30 horas por fuego antiaéreo,
muriendo el Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva y su
tripulación.

 Un helicóptero MI-8T EP 547 el 29 de enero de 1995, a las 13:35


horas, muriendo el Mayor de Artillería Luis Alberto García Rojas y
su tripulación tras ser alcanzado el helicóptero por un misil.

 Un helicóptero MI-8T EP 547 13 de febrero de 1995, derribado por


un misil antiaéreo, el Teniente Coronel de Infantería Néstor G.
Escudero Otero fallecería a causa de sus heridas llegando a
sobrevivir su tripulación tras 10 días perdidos en la selva.

Además la FAP informó la avería de un helicóptero TWIN BELL 212


ocurrida el 28 de febrero de 1995 a las 09.00 a.m. el cual recibió varios
impactos de bala en el tanque de combustible, resultando herido un
miembro de la tripulación.

68
Ecuador oficialmente reporto las siguientes pérdidas de material bélico:

 Un avión T33 en un accidente en Manta.

 1 aviones A37 y posiblemente un kfir reparados y reincorporados a


su flota.

 1 Helicóptero Gazelle siniestrado en circunstancias indeterminadas


fuera de la zona de conflicto.

Consecuencias tras el conflicto armado en 1995

Carrera armamentista

Tras el cese de hostilidades, la reanudación del conflicto era una


posibilidad a tener en cuenta. Esto aceleró las gestiones para adquirir
nuevo armamento. Por el lado ecuatoriano, en 1996 se adquierieron 4
aviones Kfir C.2 y también se empezaron las negociaciones para la
adquisición de 8 Kfir C.10, negociaciones que fueron vetadas por el
gobierno de los Estados Unidos para evitar una escalada armamentista
en la región. Mientras que por parte del Perú, el 6 y 13 de mayo de
1996 se suscribe el contrato para la adquisición de aeronaves 21 MiG-
29 y 24 Sukhoi-25 respectivamente, compradas de segunda mano a
Bielorrusia.

En 1998 Perú denunció que Ecuador habría estado infiltrando


elementos militares en la zona del Cenepa, entre fines de julio y
mediados de agosto de 1998, lo que obligó a la MOMEP, a restablecer
una zona de control y vigilancia, con lo cual se volvió a una situación de
tensión que amenazó con desatar una nueva guerra entre ambos
países. Como respuesta del Gobierno peruano, se emite el Decreto de
Urgencia Nº 032-98 el 14 de julio de 1998, en el que se autoriza al
Ministerio de Defensa la adquisición de tres aeronaves MIG-29
adicionales esta vez nuevas en su variante Mig-29 SE a la Federación
Rusa por medio de la compañía “Rosvoruzhenie” por cerca de US$ 127
millones.

69
El ex-ministro peruano de defensa, el general (R) César Saucedo
Sánchez que tomó la cartera de defensa en julio de 1997 declaró en
2002, ante una comisión de investigación fiscalizadora del congreso
peruano las causas de la negociación de las aeronaves MIG-29:

Este decreto de urgencia lo firmé responsablemente, porque como


Ministro de Defensa y militar conocía las serias limitaciones de
nuestras Fuerzas Armadas, luego del conflicto con el Ecuador en 1995,
que no sólo revisó la gravedad de haber costado la pérdida de valiosas
vidas de nuestros soldados, sino que adicionalmente fue destruido
parte de nuestro material bélico como, por ejemplo, 2 aviones de la
Fuerza Aérea y 4 helicópteros de nuestro Ejército, lo que nos puso en
situación de verdadero peligro y en clara desventaja ante el Ecuador.
Una situación militar que ponía en peligro a nuestra soberanía e
integridad territorial.

Finalmente el Perú adquirió 36 aeronaves MiG-29B y Su-25 de


segunda mano a Bielorrusia por un monto de US$ 402 millones. Con el
objetivo de no solo defender las posiciones peruanas sino de penetrar
en el ámbito ecuatoriano apoyando el avance de las unidades
terrestres y navales. La ofensiva aérea aprobada por Alberto Fujimori
incluía blancos militares en la vecina Loja hasta la localidad de
Esmeraldas, en el extremo norte de Ecuador. Además de blancos
militares, este diseño de la ofensiva incluía instalaciones petrolíferas,
nudos industriales y las centrales térmicas e hidroeléctricas. Sin
embargo, cuando las aeronaves fueron puestas a disposición de la
Fuerza Aérea del Perú (FAP), los pilotos encontraron aparatos cuyas
condiciones técnicas hacían imposible cumplir con la estrategia militar
aprobada por Fujimori, ya que se encontraron en su posterior
inspección con serias fallas estructurales, siendo conocido de muchas
fuentes éste defecto, ni siquiera eran aparatos aptos para operar por la
noche. Según los oficiales de la FAP, haberse lanzado a una guerra
hubiera dejado en evidencia la inutilidad de la compra; por eso para el
gobierno fue preferible firmar el acuerdo de paz con Ecuador el 26 de

70
octubre de 1998. Al no poderse alcanzar la paridad con Ecuador y
mucho menos lanzar una ofensiva con esas aeronaves. Este
negociado daría pie al juicio por traición a la patria que el fuero militar
siguió a seis ex altos mandos de las Fuerzas Armadas del Perú.

Hechos similares sucedieron en el Ecuador, en el que el general y ex-


ministro de defensa José Gallardo fue enjuiciado por haber cometido
actos de corrupción en la compra de fusiles en mal estado para el
Ejército Ecuatoriano durante el Conflicto del Cenepa. En el Ecuador, la
propaganda montada produjo un sentimiento de reivindicación de sus
Fuerzas Armadas, la posición peruana considera que intentaron
esconder resultados similares en 1941 y 1981.

Controversias respecto del resultado del conflicto

Según el historiador ecuatoriano Melvin Hoyos, la victoria no fue el


sentimiento colectivo en Ecuador al finalizar el conflicto del Cenepa y el
sentimiento de fracaso fue notorio. A pesar de, según él, la ventaja de
sus Fuerzas Armadas –tropas mejor preparadas y armamento
sofisticado– más la significativa diferencia con respecto a los soldados
caídos al otro lado de la frontera.

“Nosotros, habiendo ganado, perdimos; ganamos por las armas y


perdimos por la diplomacia. Se manejó el asunto de una manera muy
temerosa. Hubo también mucha presión por parte de las potencias
involucradas para que firmemos; y mucha flojera por parte del
presidente de aquel entonces de no exigir que no nos quiten un pedazo
más” Historiador ecuatoriano Melvin Hoyos

Así esto se ve reflejado en las palabras de los altos mandos militares


ecuatorianos en su claro anhelo de continuar con el conflicto y su
disconformidad con el resultado de las negociaciones. En 1998 en el
salón Amarillo del Palacio de Gobierno los civiles recibieron con
aplausos y cantando el himno nacional la decisión de los garantes,

71
mientras que los militares mantuvieron otra actitud: tristeza, dolor,
rabia, ira y resignación, reflejaban sus rostros:

"el Presidente Mahuad ha tomado una decisión y nosotros como


militares debemos de acatarla". Sin embargo, entre los edecanes de los
jefes militares ecuatorianos e inclusive en los del propio Presidente
Mahuad, también se observó tristeza y dolor. "Lo perdimos todo"
comentaban entre ellos y junto a otros oficiales de menor rango.
Comandante General del Ejército Ecuatoriano Carlos Mendoza

"el Tratado de Itamaraty, nos deja a los militares ecuatorianos, un sabor


agridulce. Es un trago amargo, porque por un lado llega la paz y por
otro lado únicamente nos quedamos solo con Tiwintza". Indicó que el
anhelo de las Fuerzas Armadas no era que solamente Tiwintza sea
ecuatoriana sino toda la "oreja". "Todos los destacamentos que se
constituyeron en el año 1995 en baluartes de nuestra defensa,
hubiéramos querido que estén con nosotros", anotó. Recordó que hay
sangre ecuatoriana en Coangos, Base Sur, Base Norte, Cueva de los
Tayos. Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del
Ecuador, Patricio Núñez

El General EE Paco Moncayo:

Que la paz que se obtuvo fue "con los tanques peruanos


amenazándonos. Una paz impuesta por la fuerza; una paz en la cual
nosotros concedimos todo y no recibimos nada". En la negociación
"Perú ganó todo y Ecuador perdió todo".

Paradójicamente, para algunos peruanos, Ecuador fue el ganador de la


guerra, declara el historiador peruano Antonio Zapata. En los anteriores
conflictos, todo había sido interpretado como favorable para Perú, ya
que las Fuerzas Armadas habían cumplido sus objetivos; en el 95 no
fue así, sino que la apreciación fue ambigua. Esto se ve reflejado en las
declaraciones del General EP Roberto Chiabra, ex ministro de Defensa
del Perú y jefe de operaciones del Ejército Peruano durante el conflicto

72
del Alto Cenepa, quien afirmó que Ecuador no ganó el conflicto del
Cenepa sólo la guerra informativa.

Los detractores de las Fuerzas Armadas, transformados en analistas


sin conocer lo sucedido, asumieron la versión ecuatoriana, haciendo
prevalecer sus intereses sin importarles los del país, sostuvo durante la
ceremonia de reconocimiento. Si ellos dicen que ganaron, ¿por qué
entonces aceptan ahora la validez y vigencia del Protocolo de Río de
1941 y el Laudo Arbitral de Díaz de Aguiar que establecen con claridad
que esos territorios son peruanos? Ellos (los ecuatorianos) dicen que
ganaron porque citan textualmente a algunos peruanos que lo dijeron.
Fabricaron una rápida victoria la primera semana de febrero.

Estas declaraciones se ven contrapuestas con el punto de vista de la


prensa peruana, un suceso catalogado como "La derrota que Perú
sufrió en el Alto Cenepa", un conflicto que reveló la superioridad de
Ecuador en equipo militar. Hecho que dio pie a la compra de aviones a
Bielorrusia tras concluirse que era imposible negociar con el vecino del
norte en inferioridad de condiciones. El general López Trigoso
encargado de las operaciones militares durante el conflicto armado
describiría la situación militar de la siguiente manera:

"Que yo sepa, nada servía, nada volaba, es decir de los 12 famosos


Mirage que teníamos, si dos volaban era mucho. Los demás no servían
nada y para la guerra menos, porque un avión tiene que tener
sensores, radares, sistemas misilísticos para combatir en igualdad de
condiciones con lo que tenía el Ecuador. Por eso es que han derribado
nuestros aviones porque no sabían quién, cuándo y en qué momento
les disparaban”

Durante el conflicto bélico contaban con cinco helicópteros, de los


cuales "dos o tres siempre estaban parados", cuenta el general López
Trigoso.

73
"Con dos o tres helicópteros podíamos llegar todos los días volando,
hasta las siete de la noche sin descanso, llevando tropas, sacando
heridos, transportando munición, un poco de alimento"

Este conflicto se vio empañado por los objetivos reeleccionistas del


aquel entonces mandatario Alberto Fujimori, donde la cúpula militar del
régimen fujimorista había recibido la información sobre infiltración
ecuatoriana en territorio peruano en mayo de 1994; es decir, meses
antes de que estallase el conflicto bélico el 26 de enero de 1995. El
general López Trigoso encargado de las operaciones militares durante
el conflicto narra la situación precaria en la que las tropas peruanas
tuvieron que hacer frente:

"Yo le decía al General Hermoza: por amor de Dios, dígale al


presidente que no venga aquí, porque además de que no nos soluciona
nada, paraliza el apoyo a mi gente", "Desde luego yo tenía que estar
dándole lo poco que había de raciones, hasta a los periodistas,
vestirles a ellos con ropa que no teníamos"

Alberto Fujimori tenía como objetivo político llegar a Tiwinza junto a su


séquito de periodistas, algo que no fue posible por la presencia de
tropas operativas en el perímetro. Según Trigoso, Tiwinza nunca pudo
ser conquistada como lo deseaba Alberto Fujimori. El que fuera
comandante general de la 9ª División Blindada en Tumbes y jefe de
Estado Mayor de la 5ª Región Militar Walter Ledesma se refiere al
resultado de la guerra:

¿Hemos perdido o hemos ganado esta guerra? - Mire, uno de los dos
bandos en conflicto ha celebrado pomposamente la victoria. Ese bando
lamentablemente ha sido el ecuatoriano y se ha dado el lujo de hacer
alusiones hirientes a nuestra dignidad nacional.

Carl von Clausewitz define a la guerra como un acto de violencia para


obligar al oponente a hacer lo que queremos que haga. Siguiendo
este principio de Clausewitz, la realidad objetiva evidencia que los

74
ecuatorianos fueron derrotados, y por tanto, no consiguieron ninguno
de los objetivos que se habían trazado: poner en entredicho la validez
del Protocolo de Río y lograr la mediación papal,...., es decir que
Ecuador no logró militarmente el objetivo de obligar al Perú a renunciar
al Protocolo de Río de Janeiro e imponerle el protocolo Mosquera-
Pedemonte, supuestamente firmado en 1830, de lo cual se concluye
que no existió la limitada victoria a la cual Marcella hace mención, esto
es reconocido por periodistas ecuatorianos nada triunfalistas como el
periodista ecuatoriano Alexis D. Valencia quien afirma que:

"El esfuerzo hecho por el gobierno ecuatoriano, de distraer e invertir un


promedio de 500 millones de US $ anuales, en la compra de
armamento sofisticado dentro de su programa belicista contra el Perú,
desde 1981 hasta 1995, fue estéril; Este esfuerzo que se realizó a
expensas de dramáticas necesidades sociales no ha servido para
avanzar un solo centímetro hacia el Amazonas y apenas para
escenificar una victoria de fantasía maquinada como justificación de
nuevas exacciones".

En el Perú, se puede decir que los resultados de las negociaciones que


se definieron con el Acta de Brasilia, hallaron encontrados sentimientos
en la población, pero se obtuvo un consenso a través del parlamento
peruano, que finiquitó una salida, que se entiende como definitiva, a un
largo conflicto. Este tratado marcó el final del mito de que “los peruanos
son los enemigos de los ecuatorianos”. Todos los prejuicios,
resentimientos, aversiones y actitudes de rechazo frente al pueblo
vecino se esfumaron. Desde las aulas infantiles se alimentaba ese
resentimiento cuando en las pastas de los cuadernos se reproducía el
mapa de un territorio nacional ‘mutilado’, bajo la leyenda de que el
Ecuador ‘ha sido, es y será país amazónico’”, cuenta el historiador
ecuatoriano Ángel Emilio Hidalgo. Eslogan que sirvió como polo de
unidad hacia un enemigo común como lo cuenta Paco Moncayo:

"En un país carente de conciencia nacional desde su misma fundación


en 1830, y rasgado por el intenso regionalismo y la rivalidad entre las

75
ciudades de Quito -ciudad capital-, y Guayaquil, -núcleo económico de
la nación-, el anti-peruanismo pasó a convertirse en el único polo de
atracción capaz de unir a todos los ecuatorianos. Aunque en el Perú
nunca llegó quizá a enraizar un sentimiento generalizado de anti-
ecuatorianismo, a excepción hecha de Iquitos y las regiones
nororientales colindantes con el Ecuador, paradójicamente los mismos
territorios sobre los que el Ecuador insistía en reclamar como suyos".

La comunidad regional saludó con beneplácito el fin de un problema


regional. Mientras, la diplomacia peruana de la época catalogó como
un triunfo peruano el resultado de las negociaciones, pues logró el
cierre definitivo de su frontera con el Ecuador mediante el Protocolo de
Río de Janeiro. “La conclusión es que logramos firmar la paz, la gente
se acuerda poco de la guerra y lo que hemos difundido intensamente
en Ecuador es que firmamos el acuerdo sin que nuestro territorio esté
invadido, sin que nuestras poblaciones fronterizas sean
bombardeadas”, recalca Paco Moncayo, comandante general a cargo
de las tropas durante el conflicto.

Declaración de Paz de Itamaraty

El 17 de febrero de 1995, se firma la Declaración de Paz de Itamaraty,


en Brasil, que determina la retirada de las tropas de ambos países.

Sin embargo, en incidentes "confusos", se producen nuevos combates


en la zona del Cenepa (Tiwinza, Base Sur y Cueva de los Tayos). Si
bien ni Ecuador ni Perú cumplieron lo acordado en el tratado de
Itamaraty, la versión oficial ecuatoriana es que, debido a que el
Presidente del Perú, Alberto Fujimori, había anunciado anteriormente la
captura de estos destacamentos, era indispensable tomarlos antes de
la llegada de los observadores y periodistas a la zona. Periodistas
peruanos y Alberto Fujimori llegan escoltados por un pequeño grupo de
soldados al izamiento de la bandera nacional del Perú en Cueva de los
Tayos, un hecho que la representante de los Estados Unidos ante la
OEA, calificaría el viaje de Fujimori en una reunión urgente de la OEA

76
el 23 de febrero de 1995, de "provocación". El gobierno
estadounidense también expresaría su rechazo ante el uso bélico que
se le dio el 22 de febrero a los helicópteros que aquel gobierno dono al
Perú para combatir el narcotráfico. El sábado 25 de febrero los Estados
Unidos instan a las partes "a evitar cualquier iniciativas que puedan ser
interpretadas como amenaza o como provocación". Finalmente se
desmilitarizó la zona de conflicto; las tropas ecuatorianas se replegaron
a su lado de la Cordillera del Cóndor en Coangos y tropas peruanas se
abstuvieron de cruzar al lado occidental de dicha Cordillera e iniciar la
toma de Coangos, Cóndor Mirador y Banderas y se quedaron
esperando nuevas órdenes en el Puesto de Vigilancia Militar Peruano
Número Uno ó PV1.

Según la tesis de Javier Pérez de Cuéllar, la desmilitarización debió


efectuarse en ambos lados de la frontera, teniendo así la base de
Coangos que ser desmilitarizada, ya que desde la cumbre de este sitio
tropas ecuatorianas recibían apoyo logístico de su artillería, lo que
facilitaría un supuesto nuevo infiltramiento de tropas ecuatorianas en
Tiwinza.

Acta de Brasilia

Observadores de los países garantes del Protocolo de Río de Janeiro


se desplazan hasta la zona del conflicto. El 2 de marzo, tras cinco
semanas en enfrentamientos y escaramuzas, terminan los combates.
Hay numerosos heridos y muertos por ambos lados. Durante el
proceso de negociación, ambas partes ceden terreno, dejando a un
lado sus posiciones extremas; el Ecuador reconoce la “parcialidad” de
la inejecutabilidad del protocolo de Río y por consiguiente reconoce la
autoridad del susodicho. El Perú, por su parte, reconoce por primera
vez la existencia de una disputa y la necesidad de una revisión de los
impases del protocolo de Río.

Los impases existentes se pueden resumir en cuatro puntos:

77
 Inejecutabilidad parcial del Protocolo de Río de Janeiro por la
inexistencia del divisor de aguas entre los ríos Zamora y Santiago.

 Problemas de demarcación:

a) Sector Cucumaza Bumbuisa y el Yaupi Santiago.

b) Sector Lagartococha-Güepí.

 Problemas que generan los cortes de los ríos por las líneas
geodésicas. Problema en el río Napo, Sector Yasuní-Aguarico.

 Canal del Zarumilla.

Tras una casi fallida ronda de negociaciones, la diplomacia condujo al


acuerdo de Brasilia, el 24 de octubre de 1998, firmado por el presidente
peruano Alberto Fujimori y su colega ecuatoriano Jamil Mahuad. Los
países garantes (Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos de América)
resolvieron que las altas cumbres de la cordillera del Cóndor y la región
de Tiwinza, de 20 Km², pertenece al Perú, se concede al Ecuador
1 km² de Tiwinza como propiedad privada bajo la legislación privada
del Perú, con la excepción de que esta propiedad nunca podrá ser
expropiada del Ecuador, se la usará para realizar actos
conmemorativos y no militares. A todo aquel que nazca en Tiwinza se
le considerará peruano. El Perú deberá garantizar el derecho perpetuo
de libre navegación por el río Amazonas y sus afluentes
septentrionales, establecido en el Protocolo de Paz, Amistad y Límites
de Río de Janeiro del 29 de enero de 1942, habiendo recibido, además,
un permiso por 50 años para establecer dos embarcaderos
comerciales, cada uno de 150 hectáreas, y libres de impuestos. Estos
embarcaderos serán administrados por las empresas que designe el
Ecuador, pero tendrán que ser registradas bajo la legislación peruana.
Un parque binacional ecológico, aún por implementar, sería la
representación de la paz entre ambos países hermanos. También se
establecieron los nuevos hitos en el sector de Lagartococha – Güeppi y
en Cusumasa-Bumbuiza y Yaupi-Santiago en la cordillera de los andes,

78
quedando la base Teniente Ortiz en el Ecuador y el Puesto Pachacútec
en el Perú.

En mayo de 1999, de forma conjunta, finalmente se colocó el último


hito, de 30 en total, 23 de ellos en el tramo de 78 km de frontera no
demarcada en la Cordillera del Cóndor.

4.2 Soporte de las categorías

El fenómeno investigado desde un enfoque cualitativo, se ha orientado


al desarrollo de una comprensión en profundidad de los escenarios y
contextos reales narrados; es así como el análisis se fundamentó en la
gran cantidad de información proporcionada por los instrumentos de
recolección de datos empleados, a partir de los cuales, se procedió a
estructurar el conjunto de información en contextos con determinadas
causas, conforme a las preguntas y objetivos de la investigación
planteados en un todo coherente y holístico, tratando de extraer el
significado relevante del estudio en cuestión. En tal sentido y de modo
previo se operativizó estas actividades como se destacan a
continuación:

 En un primer momento, para el tratamiento de la información se


hizo una selección de antecedentes sobre el asunto, reduciéndose
los datos obtenidos.

 Luego, se procedió a realizar un segundo tratamiento con la


información antes seleccionada, la cual quedó resumida en lo que
se ha desarrollado como antecedentes de la investigación (marco
teórico).

 Es en base a este particular acopio de datos, que se procedió a la


descripción narrativa de los contextos vinculados con las variables
de investigación y en donde nuevamente se filtró aún más, el
correspondiente análisis de la información obtenida y por cada
instrumentalización referida.

79
 En cuanto a la selectividad de la información definida como revisión
de literatura de apoyo y consulta (marco teórico), esta fue oficiada
de acuerdo a normas internas, a las dependencias militares
involucradas en el tema que se investigó, lo que permitió precisar
los elementos de búsqueda de información con una mayor
cobertura y análisis en su respectivo nivel, cuidando principalmente
la identificación de aquellos datos que favorecieron el subsecuente
proceso analítico.

 A partir de la identificación correspondiente de tales datos


reservados, se procedió a clasificarlos, poniendo énfasis en los
elementos que enriquecieron este estudio.

 Finalmente, la investigación se realizó mediante la identificación y


clasificación de los datos obtenidos, actividad que se realiza cuando
se categoriza un conjunto de datos. Una categoría está definida por
un constructo mental al que el contenido de cada unidad puede ser
comparado, de modo que pueda determinarse inicialmente su
pertenencia, luego su perspectiva en el tiempo y su incidencia
próxima en el desencadenamiento de algún tipo de conflicto, todo lo
señalado pasa por un análisis descriptivo de procesamiento y
presentación de la información.

Partiendo del problema, objetivos y marco teórico planteados en este


estudio investigativo, se lograron concretar las categorías de análisis
para efectos de este apartado; se elabora un resumen de ellos en dos
contextos referidos que responden al desarrollo de los soportes de sus
categorías en respuesta a las variables en estudio.

80
Tabla 5
Soporte de categorías y su descripción (temas – categorías patrones)

Temas Categorías Patrones Descripción

- Años de experiencia en GNC


Experiencia en Guerra - Lecciones aprendidas
no Convencional del - Experiencia de combate
Contexto de Ejército del Perú - Acciones cívicas
significación de - Intervención en el control de orden interno.
Accionar capacidad de
del Ejército realizar
del Perú operaciones - Conocimiento del terreno
militares - Años de trabajo en la zona de operaciones
Conocimiento de las
exitosas - Aplicación de conceptos doctrinarios
características de la
- Entrenamiento en operaciones en selva
zona de operaciones
- Empleo de tropa de la zona
del Ejército del Perú
- Presencia permanente del Ejército en la zona

- Apertura de la frontera
El - Reanudación de las relaciones diplomáticas
resultado Relaciones bilaterales - Reanudación de las rondas de conversaciones
del - Reuniones bilaterales “2+2”
conflicto Contexto de - Búsqueda de soluciones a problemas conjuntos.
armado implicancias de
del resultados
Cenepa Demarcación de la - Desminado humanitario
Ecuador frontera - Proceso de colocación de hitos en los 78 Kms faltantes.
Perú 1995

4.3 Análisis de datos cualitativos con programas informáticos

Se realizó el análisis de datos cualitativo asistido por computadora,


empleando el programa informático ATLAS.TI®, tal como lo recomienda
Hernández S. R., Fernández C.R., y Baptista L. P., (2014, p:451), con lo
cual, se segmentó datos en unidades de significado, se codificaron los
datos obtenidos (en ambos niveles) y permitió construir teoría al
relacionar conceptos, categorías y temas: las reglas de codificación
fueron establecidas por los investigadores y consistió básicamente en lo
siguiente:

- Considerar segmentos del contenido relacionados con las variables de


estudio.
- Analizarlos
- Compararlos
Si los resultados son distintos en términos de significado y concepto, se
inducen categorías, pero si son similares entonces se establece una

81
categoría común. De esta manera al identificar las categorías que
emergen de la comparación constante de segmentos o unidades de
análisis, se determinan los “códigos”.

Este nivel de análisis, implicó que además de identificarse experiencias o


conceptos en segmentos de los datos, se tomó decisiones acerca de qué
piezas “embonaron” entre sí para ser categorizadas, codificadas,
clasificadas y agrupadas para conformar los patrones que serán
empleados con el fin de interpretar los datos, quedando como que la
actividad de “embonar” residió en establecer la relación lógica de las
categorías con los datos que representan (vinculantes).

Concretamente la esencia del proceso de surgimiento de segmentos de


contenido (denominado también unidades de análisis) y codificación
abierta (en un primer nivel) reside en que a segmentos que comparten
naturaleza, significado y características, se les asignó la misma categoría
y código. La tarea consistió en identificar y etiquetar categorías relevantes
de los datos, las mismas que se sustentaron en la factibilidad de que los
segmentos se convirtieron en unidades al parecer un significado de
acuerdo con el planteamiento del problema, y en categorías del esquema
final de codificación (en el primer nivel) al repetirse los datos a medida
que avanzaba la investigación (fue el caso de las entrevistas).

Se señala que las actividades de la codificación abierta o en un primer


nivel de modo concreto fueron:

- Advertir cuestiones relevantes en los datos


- Análisis de esas cuestiones para descubrir similitudes y diferencias así
como estructuras.
- Recuperación de segmentos o unidades de tales cuestiones.

De manera integral, el análisis de los datos cualitativos ocurrió en forma


paralela con la recolección de los mismos, desarrollándose como una
espiral, en la cual se cubrían varios ángulos del mismo fenómeno en
estudio. En este sentido se fueron recibiendo datos no estructurados a los
que se tuvo que proporcionar una estructura, es decir se le organizó en

82
unidades y luego en categorías. La investigación en esta etapa se fue
nutriendo de datos visuales (fotos), auditivas (grabaciones), textos
escritos verbales y no verbales (producto del focus group, entrevistas,
interrelaciones con la muestra, etc), esto se complementó con las
anotaciones de la bitácora de campo y archivos asistidos por
computadora.

Los propósitos centrales seguidos en el análisis cualitativo de esta


investigación, se orientaron a:

- Explorar los datos recolectados


- Estructurarlos en categorías
- Describir las experiencias de los investigadores y de la muestra, ya que
se trata de lecciones aprendidas.
- Descubrir los conceptos, categorías y patrones presentes en los datos,
así como sus vínculos, a fin de otorgarles sentido, interpretarlos y
explicarlos en función del planteamiento del problema.

- Comprender en profundidad (2º nivel) el contexto que rodea a los datos.

- Vincular los resultados con el conocimiento (doctrinario disponible).

- Generar una teoría fundamentada en los datos, en este caso doctrina, a


través de las lecciones aprendidas.

En la práctica este proceso de análisis fue ecléctico porque fue


conciliando diversas perspectivas; también fue sistemático (más no
rígido); se desarrolló de modo contextual o sea consistió en estudiar cada
dato en sí mismo y en relación con los demás (no fue paso a paso); la
necesidad de análisis lo hizo iterativo, recurrente, sirviendo a la
interpretación de los datos alcanzados; la interacción entre recolección y
el análisis permitió flexibilidad en la valoración de los datos y
adaptabilidad para conclusiones; el análisis propiamente dicho se fue
moldeando de modo prefigurado y no predeterminado, es decir, en su
desarrollo sufre modificaciones de acuerdo a los resultados que se van
obteniendo; se analizó cada dato deduciendo similitudes y diferencias con

83
otros datos, lo que facilitó que segmentos de datos o unidades de análisis
fueran organizados en categorías como soporte de la investigación,
porque emergieron como síntesis de orden superior en la estructuración
de la conceptualización general; el análisis se vio fundamentado en el
diseño seleccionado que correspondió a la fenomenología, la teoría
fundamentada y estudio del caso.

Finalmente, las reflexiones alcanzadas durante la inmersión profunda que


corresponde al segundo nivel de análisis, el proceso reflexivo se mantuvo
conforme se recolectaban e interpretaban mayores datos, empero, las
observaciones se enfocaron tratando de ir reevaluando el planteamiento
del problema, ambiente y muestra, llegándose a comparar con los datos
alcanzados hasta ese momento; con lo que de manera inductiva permitió
establecer significados, patrones y relaciones que derivaron en estructurar
la categorías, tal como se indica en el subpárrafo 4.2 soporte de
categorías.

84
Capítulo V

Discusión

5.1 Triangulación de datos especifica por cada técnica

Por la naturaleza cualitativa del estudio, se tiene como base la percepción


de los distintos actores involucrados, sus experiencias, vivencias, entre
otros aspectos innatos a la naturaleza humana, en relación al Conflicto del
cenepa.

En este apartado, el proceso de análisis realizado incorporó las


concepciones de diversos teóricos de la metodología en el campo
cualitativo, además de la muestra; también se precisa que este análisis fue
abierto, no trasgrediendo la consistencia lógica inductiva básica, más bien
se llevó a cabo considerando una aproximación (metodológica) general
adoptada de acuerdo con las circunstancias y naturaleza de la
investigación en particular.

85
Tabla 6
Técnica y metodología
Técnica Metodología
Análisis extensivo o Análisis de múltiples tipos de fuentes de datos
grueso tales como:
- Entrevista a especialistas en el tema
- Observación de las experiencias en lo
relativo al conflicto del Cenepa

Análisis vía Análisis por medio de:


triangulación de - Construcción de explicaciones
datos - Revisión temática

En este capítulo se busca contrastar varios puntos de vista en relación al


objeto de estudio, este método adopta el seudónimo de triangulación, el
cual consiste en contrastar datos provenientes de diversas fuentes,
técnicas, métodos e investigadores para interpretarlos desde distintos
enfoques teóricos, es decir, con la información se puede obtener datos de
gran interés que permiten no solo el contraste de los mismos,
sino que también puede ser un medio de obtener otros datos que no han
sido aportados a simple vista.

Lo importante de este inicial proceso de indagación de recolección de datos


consistió en que se recibió datos no estructurados, a los cuales se les
proporcionó una estructura. Estos fueron variados siendo esencialmente:
Leciones aprendidas del conflicto del Cenepa, textos militares, narraciones
de entrevistados, investigaciones de profesionales, reportes periodísticos
locales y nacionales, observaciones diversas (respuestas orales, escritas,
gestos en la entrevista, terminología empleada, etc.).

Se aprecia que existe semejanza en las respuestas dadas por los


informantes claves: Oficiales que participaron en el conflicto, analistas
militares e investigadores a través del instrumento comunicación directa
cara a cara, experiencias laborales y lecciones aprendidas del conflicto del
Cenepa, donde indudablemente se comprueba el déficit en el manejo de
métodos y modalidades, por consiguiente, la falta de estrategias por parte

86
de los conductores de la guerra ocasiona que no se pueda tener elementos
de juicio apropiados para una toma de decisiones adecuadas y oportuna del
comando.

Se pudo observar como los especialistas en el tema coinciden en que


existió debilidad o falencia en los procedimientos así como informalidad, lo
que se orienta a un método teórico que no es funcional siendo por esto que
existió un vacío en la cadena de comando para la toma de decisiones, sin
embargo fueron su experiencia en conflictos anteriores y su prestigio de
Ejército combatiente, los que permitieron que el accionar del Ejército del
Perú, contribuyera poderosamente en el resultado del conflicto armado del
Cenepa Ecuador Perú en 1995.

También es pertinente resaltar ciertas características que definieron la


naturaleza del análisis cualitativo de las técnicas - fuentes empleadas:

 Describir experiencias (entrevistas)

 Comprender en profundidad el contexto que rodea los datos

 Interpretación de categorías y temas

 Explicar situaciones, fenómenos y casos, y lecciones aprendidas de


oros institutos armados, de otros ejércitos modernos y civiles

 Encontrar sentido a los datos dentro del planteamiento del problema

 Explicar, partiendo de identificar relaciones entre temas y contextos,


desarrollando interpretaciones consistentes buscando sentido y
significado de los mismos

 Las interpretaciones surgidas en el proceso se vincularon con el


planteamiento del problema

 El análisis conllevó diversas perspectivas (ecléctico), fue sistemático e


iterativo, fue contextual

 Los resultados del análisis son síntesis que servirán para explicar con
sustento el desarrollo de conceptos y respuestas, previa comprensión
de significados de los datos estructurados

87
Tabla 7
Soporte de la técnica de observación directa a las categorías establecidas
Categoría Observador 1 (Investigador) Observador 2 (Investigador) Conclusión
El haber prestado servicios por dos años en Es necesario
Tumbes, permitió acumular experiencias acerca de actualizar y
la participación del ejército como garante de la modificar
Mi experiencia en la guarnición de Tumbes, con
seguridad y soberanía territorial en la frontera aspectos
relación a la futura participación de operaciones
Norte y constructor de la conciencia y orgullo doctrinarios
militares en terreno selvático, se inicia señalando que
nacional frente a nuestro vecino del Norte. sobre
nuestros manuales de doctrina militar no desarrollan
operaciones
adecuadamente este tipo de operaciones en las
La presencia del Ejército en la frontera Norte se militares en
cuales, la mayor responsabilidad está dada en la
constituye en garantía de seguridad y terreno selvático
participación de la fuerza operativa del Ejército, en
Contexto cumplimiento de la misión, su alto nivel de
este sentido los planes de operaciones establecen
de realzar preparación que se ve reflejado en los diferentes Necesidad de
“objetivos precisos” que permiten garantizar el exacto
operacion ejercicios tácticos y maniobras realizadas es una constante
cumplimiento d ela misión asignada.
es garantía de que la integridad del territorio patrio preparación y
militares está asegurada. entrenamiento
Es necesario mejorar el equipamiento de las
exitosas. de la fuerza
Unidades y maximizar la instrucción y entrenamiento
La vigilancia de fronteras se hace en forma mixta operativa para
de la fuerza operativa de tal forma que se pueda
con la PNP, de tal forma de asegurar la presencia cumplir los
cumplir con los planes de operaciones y lograr
del estado en ese sector del territorio patrio, sin “objetivos
garantizar la seguridad e integridad del territorio
embargo es la presencia del ejército la que precisos” que se
nacional.
asegura la integridad de la línea de frontera de establecen en
posibles invasiones a nuestro territorio, puesto que los planes de
se tiene la seguridad que el Ejército va a operaciones
responder ante esta amenaza y logrará
recomponer las cosas a su estado original. .

88
Categoría Observador 1 (Investigador) Observador 2 (Investigador) Conclusión
La rivalidad con el vecino país del Ecuador tenía La amenaza de conflicto con Ecuador Para la consecución de
más de 100 años, desde la Gran Colombia, sin siempre existió, porque no reconocían la los objetivos militares
embargo luego del Conflicto del Cenepa, se logro validez del protocolo de Rio de Janeiro y trazados en el Conflicto
que reconociera el protocolo de Rio de Janeiro y aprovechaban la falta de demarcación de del cenepa, fue decisivo
completar la demarcación de los 78 Kms. de 78Kms de frontera para cada cierto tiempo el accionar del Ejército,
Contexto frontera faltantes y hacer respetar la integridad invadir nuestro territorio e instalar puestos el mismo que
de Nacional. de Vigilancia con nombres de PVs suyos, contribuyo
resultados de tal forma de confundir a la opinión significativamente en la
del Los resultados de un conflicto armado se dan en la pública y siempre ha sido el Ejército el que expulsión del territorio
Conflicto medida que uno de los contendientes logra la ha salido en defensa de la Integridad y patrio del enemigo
del consecución de sus “Objetivos” y en este caso los dignidad del territorio patrio. invasor, la recuperación
Cenepa objetivos de Ecuador eran lograr la mediación de la línea de frontera y
1995 papal, el desconocimiento del Protocolo de Rio de En el conflicto del Cenepa se logró que posteriormente la
Janeiro y hacer valer el protocolo Mosquera- reconocieran dicho protocolo y la demarcación de los 78
Pedemonte, supuestamente firmado en 1830, sin demarcación de la totalidad de territorio kms de frontera
embargo podemos apreciar luego del conflicto, que faltante, lo que a todas luces nos hace ver faltantes con la
en los hechos la realidad es otra. que el Perú gracias al accionar del Ejército instalación de los hitos
en este conflicto, pudo lograr sus objetivos. respectivos.

89
Tabla 8
Soporte de la técnica de entrevista a las categorías establecidas
Entrevista a ex Jefe de operaciones del Entrevista a ex Comandante de Artillería del
Categoría Conclusión
Cenepa Cenepa
Las FFAA no estaban preparadas para Definitivamente, el haber participado en Es necesario reconocer que ante
hacer frente a este conflicto, debido que planificación y ejecución del apoyo de fuegos la amenaza de conflicto, las FFAA
nos encontrábamos haciendo frente a los durante el Conflicto del cenepa, me permite no se encontraban preparadas
remanentes de Sedero Luminoso y señalar: tanto operativa como
nuestras Fuerzas (particularmente el operacionalmente para hacerle
Ejército) estaban comprometidas en el - El apoyo de fuegos en esta zona de frente, además nuestros
Frente Interno. operaciones, era algo que ya se conocía por manuales contenían doctrina que
doctrina pero, que nunca se había llevado a la no era la más adecuada,
El nivel de Operatividad de nuestras práctica. asimismo la intromisión política
fuerzas estaba disminuido y con - Existió falta de planificación y apoyo por parte durante las operaciones militares
Contexto de
obsolescencia tecnológica debido a que del Estado dificulto el desarrollo de las
realzar
se daba más importancia a consolidar los - El CCFFAA no contaba con los planes mismas, sin embargo se debe
operaciones
logros obtenidos en el frente Interno adecuados para hacer frente a este Conflicto rescatar que se contó con gran
militares
(ABIGUR fue capturado en 1992) bélico. apoyo por parte de la población,
exitosas
- De los Tres Institutos que conforman las FFAA, la misma que se presentó en
Definitivamente, nuestros manuales no fue el Ejército el que se hizo cargo de las masa para acudir en defensa de
consideran en forma extensiva doctrina operaciones. la patria.
sobre operaciones militares en terreno - La Marina de Guerra como tal no pudo
selvático, debido a la poca experiencia participar de las operaciones por la naturaleza Es indispensable producir
que se tenía al respecto (la experiencia del ambiente operacional, limitándose al doctrina sobre operaciones
más cercana provenía de la guerra del transporte de personal y medios. militares en terreno selvático,
41), constituyendo ello una necesidad - La Fuerza Aérea tuvo una participación mínima dando énfasis al apoyo logístico,
latente que debe de solucionarse. y con un alto porcentaje de bajas debido a la de tal forma de poder abarcar
obsolescencia tecnológica de sus aeronaves y todo el frente de batalla.

90
Sobre el concepto de seguridad y defensa al bajo nivel de operatividad.
nacional, en efecto lo nuestro estaba - El apoyo logístico a las operaciones fue Se sostiene que las Grandes
orientado hacia el frente interno, habiendo deficiente debido a la naturaleza del terreno Unidades del Ejército, con
dejado que sea la PNP en la mayoría de que dificultaba el desarrollo de los responsabilidad fronteriza,
los casos la encargada de la vigilancia de abastecimientos. puedan actuar directamente hasta
fronteras y los medios que disponía la 5ª en una profundidad de 10 Km de
DIS no eran suficientes para hacer frente nuestro territorio (ámbito rural),
a dicha amenaza, más aún teniendo en Desde mi percepción, la Policía Nacional y las previniendo las incursiones a
cuenta que Ecuador se preparó durante autoridades civiles, no están preparadas para territorio nacional de tal manera
14 años para este Conflicto. actuar por sí solas en terreno de difícil acceso y de garantizar la legitimidad de la
otros. En muchos casos actúan a destiempo y las línea de frontera.
Todos los conceptos sobre seguridad y invasiones al territorio patrio van ganando espacio
defensa nacional, aterrizan a la hora de y cuando nos enteramos muchas veces es tarde.
Ejecutar operaciones militares frente a
amenazas a la integridad nacional, como La intromisión del poder político en las
es comprensible ocurren eventos que operaciones militares trajo como consecuencia que
colisionan la realidad con la doctrina estas se vean dificultadas por la necesidad de
existente, originando limitaciones o prestar seguridad al presidente de ese entonces
abstracciones en la conducción de dichas durante su permanencia en la zona de
operaciones. operaciones.

En los escenarios y contextos del sector de


responsabilidad asignado, los elementos de
nuestras Unidades demostraron un alto espíritu
combativo, un elevado patriotismo e impusieron
una gran cuota de sacrificio hasta de sus propias
vidas por recuperar la integridad del territorio
nacional, lo que permitió que el Perú ganase este
conflicto y recuperase el territorio invadido.

91
Entrevista a ex Jefe de operaciones del Entrevista a ex Comandante de Artillería
Categoría Conclusión
Cenepa del Cenepa
Durante el Conflicto del Cenepa, de modo
Durante el conflicto del Cenepa, el Ejército
general, la participación de las FFAA se vieron
asumió la defensa de la integridad nacional y
limitadas a las operaciones terrestres debido a
la artillería jugó un papel preponderante en el
que la Marina de Guerra no pudo actuar en
apoyo a las operaciones militares.
forma directa en las operaciones por el tipo de
terreno en el que se operaba, la Fuerza Aérea El accionar del Ejército en el
El Ejército durante el conflicto del Cenepa,
perdió la superioridad Aérea, lo que impidió Conflicto del cenepa contribuyo
tuvo una actuación principal en las
que continúe apoyando las operaciones con lo significativamente en la
operaciones militares en un terreno que no le
hizo al principio de las mismas. consecución de los objetivos
era desconocido pues contaba con Unidades
militares trazados, los mismos
que venían combatiendo a la subversión en un
Contexto de El Ejército en estas circunstancias asumió el que se vieron materializados en
terreno muy similar, aunado a esto estaba la
resultados del control, conducción y desarrollo de las la expulsión del territorio patrio
experiencia de combate pues se encontraba
Conflicto del operaciones durante el Conflicto del Cenepa, del enemigo invasor, la
realizando operaciones militares al momento
Cenepa 1995 siendo el que llevó la mayor carga durante el recuperación de la línea de
de iniciarse el conflicto, además del prestigio
mismo, con resultados favorables, luego de la frontera y posteriormente la
de ser un Ejército combativo y que no se
expulsión de las FFAA ecuatorianas de demarcación de los 78 kms de
rinde, que alcanza la victoria o muere en el
territorio peruano, cabe resaltar que todos los frontera faltantes con la
intento, eso sumado al sacrificio de sus
enfrentamientos se llevaron a cabo en territorio instalación de los hitos
Oficiales, Técnicos, Suboficiales y Tropa,
peruano, en posiciones que los ecuatorianos respectivos.
permitieron alcanzar la victoria y conquistar los
habían nombrado falsamente como PVs
objetivos militares que se habían trazado, que
ecuatorianos, es por eso que podemos afirmar
consistían en desalojar al invasor del suelo
que este conflicto se ganó gracias al accionar
patrio y recuperar la línea de frontera.
del Ejército del Perú durante el mismo.

92
Tabla 9
Soporte de la técnica y análisis de contenido a las categorías establecidas
Categorías Según textos militares propios Según textos militares propios Según el CCFFAA Conclusión
Según el M E 1 0 0 – 1 2 (2005: Cap. II) Manual de Operaciones. Según el ma n u a l d e Brigada de Infantería Según el ma n u a l d e l C C F F A A Nº 0001-
de Selva. 2006 (DOCTRINA DE OPERACIONES
CONJUNTAS)
Naturaleza de los conflictos Bases Doctrinarias.
De manera general un Estado puede encontrarse en un momento Las operaciones militares en guerra son
La doctrina táctica establecida para
determinado, en una situación de paz o de conflicto que puede aquellas operaciones de combate
operaciones en terreno normal no es aplicable
incluir la Guerra. La vertiginosa evolución de las ciencias militares sostenidas y de gran escala. Cuando es
en toda su extensión a las operaciones en la
hace que la capacidad de predicción de los conflictos pueda necesario alcanzar los objetivos nacionales
selva, por conducir sus operaciones en un
hacerse difícil, lo cual impone que nuestras fuerzas se hallen o proteger los intereses nacionales, el Perú
ambiente particular, debido a las
entrenadas permanentemente y en condiciones de hacer frente a puede decidir la realización de operaciones
características de la zona de operaciones
las amenazas que puedan presentarse de combate sostenidas y de gran escala en
(vegetación tupida, condiciones
combinación con el empleo de otros
meteorológicas extremas y terreno) lo que
Finalidad de la Guerra y los conflictos instrumentos del poder nacional, colocando
obligarán a emplear procedimientos y medios Es necesario realizar
La guerra tiene como finalidad última y principal, imponer la al país en un estado de guerra. Cuando las
especiales. operaciones militares
voluntad propia a la del adversario, respecto al diferendo surgido. fuerzas militares de Perú están
comprometidas en el combate su propósito exitosas que garanticen
Para el logro de esa finalidad existen dos alternativas: Las maniobras tácticas de envolvimiento y alcanzar la victoria
es combatir y ganar, concluyendo las
desbordamiento principalmente las aéreas militar y poder imponer
Contexto de  Anular la capacidad de oposición del adversario, vale decir, hostilidades en términos favorables para el
normalmente son las más empleadas en la la voluntad propia sobre
realizar destruir su Poder y Potencial de Guerra, mediante la acción selva y difieren de las realizadas en terreno
Perú y sus aliados.
la del enemigo, para
operaciones armada. medio en la magnitud de las Unidades que las esto es necesario
militares  Ubicar o fijar al adversario en una situación que lo lleve al El Objetivo Estratégico y el Término de
realizan (Sección y Compañía normalmente concretarse en objetivos
las Operaciones
exitosas convencimiento de la inutilidad de continuar la acción armada y en este tipo de terreno). precisos los mismos que
por lo tanto se vea obligado a aceptar la voluntad del en el dominio militar se
contendiente. Las operaciones militares que se desarrollan Unos criterios, apropiadamente concebidos,
para el término de las operaciones son la relacionan con
en la selva son regidas por los principios de la
clave para asegurar que la victoria militar elementos materiales o
Objetivos de la Guerra guerra; sin embargo, la aplicación de estos
perdure. Para facilitar el desarrollo de estos humanos.
principios presentan ciertas particularidades
 La finalidad de la guerra debe concretarse en “Objetivos Precisos” determinadas por las características propias criterios, las Fuerzas Armadas deben
que deberán alcanzar los organismos responsables de conducir del medio ambiente en el que se van a dominar en las etapas finales de un
las acciones, en los dominios militar, político, económico y desarrollar. conflicto, alcanzando el nivel de fuerza
sicosocial. suficiente para imponer la voluntad final.
 Los objetivos por alcanzar en el Dominio Militar se relacionan con “Si conoces al enemigo y te conoces a ti
mismo, no debes temer el resultado de cien El diseño e implementación del nivel de
aquellos elementos materiales y/o humanos, en los cuales el
batallas. Si te conoces a ti mismo y no al fuerza necesario y la habilidad para saber
adversario apoya su capacidad de combate y voluntad de lucha.
enemigo, por cada victoria obtenida también cuándo y cómo terminar las operaciones
sufrirás una derrota. Si no conoces al enemigo son parte del Arte Operacional……… la
y no te conoces a ti mismo, morirás en cada forma en que terminan las operaciones
batalla”. Sun Tzu. El Arte de la Guerra. moldea las futuras actitudes de las naciones
o grupos.

93
Según el historiador ecuatoriano Melvin
Categorías Según Carl von Clausewitz Según el General EE Paco Moncayo Conclusión
Hoyos
La victoria no fue el sentimiento
Carl von Clausewitz define a la guerra como un acto
La victoria no fue el sentimiento colectivo en colectivo en Ecuador, además
de violencia para obligar al oponente a hacer lo
Ecuador al finalizar el conflicto del Cenepa y Que la paz que se obtuvo fue "con los tanques no consiguieron sus “Objetivos
que queremos que haga. Siguiendo este principio de
el sentimiento de fracaso fue notorio. A peruanos amenazándonos. Una paz impuesta precisos” que eran obligar al
Clausewitz, la realidad objetiva evidencia que los
Contexto de pesar de, según él, la ventaja de sus por la fuerza; una paz en la cual nosotros Perú a renunciar al Protocolo de
ecuatorianos fueron derrotados, y por tanto, no
resultados Fuerzas Armadas –tropas mejor preparadas concedimos todo y no recibimos nada". En la Río de Janeiro e imponerle el
consiguieron ninguno de los objetivos que se habían
del Conflicto y armamento sofisticado– más la negociación "Perú ganó todo y Ecuador perdió protocolo Mosquera-Pedemonte,
trazado: poner en entredicho la validez del Protocolo
del Cenepa significativa diferencia con respecto a los todo". supuestamente firmado en
de Río y lograr la mediación papal,...., es decir que
1995 soldados caídos al otro lado de la frontera. 1830, mientras que Perú si logro
Ecuador no logró militarmente el objetivo de obligar al
los suyos que eran lograr
Perú a renunciar al Protocolo de Río de Janeiro e
desalojar al enemigo invasor y
imponerle el protocolo Mosquera-Pedemonte,
que se reconociera la validez del
supuestamente firmado en 1830.
Protocolo de Rio de Janeiro.

94
5.2 Triangulación de datos integral

A continuación, se expondrá un cuadro de la triangulación de los resultados y


que contrastara la información recolectada por los informante claves.

Tabla 10.
Matriz de triangulación de resultados integral (conjuga las técnicas empleadas)
Tema Factores determinantes
Categorías Sub Conclusiones Sub Conclusiones Sustento Análisis o
descripción soporte de las teórico interpretación
narrativa categorías de resultados

Contribución El accionar del Luego de la Las guerras se De acuerdo con el


del accionar Ejército del Perú, selección de ganan sustento teórico
del Ejercito del contribuyó antecedentes y la conquistando es el Ejército del
Perú poderosamente en descripción narrativa objetivos físicos Perú quien tuvo la
el resultado del de los contextos y es el Ejército responsabilidad
conflicto armado vinculados al por ser la fuerza de conquistar los
del Cenepa accionar del Ejército que opera en el objetivos físicos
Ecuador Perú del Perú, se ámbito terrestre que a la postre
1995, en mérito a concluye que fue el que gana o dieron la victoria a
su experiencia en esto lo que pierde las las fuerzas
conflictos determinó el éxito de guerras peruanas.
anteriores y su las operaciones
prestigio de Ejército militares
combatiente.
Experiencia en Este se constituyó La descripción La experiencia Teniendo en
Guerra no en un factor narrativa permitió de combate se cuenta el sustento
Convencional. poderoso para el determinar el alto constituye en el teórico es la
éxito, pues influyó grado de influencia intangible más experiencia de
en la moral de los que la experiencia importante en combate la
combatientes de de combate tiene una guerra, que categoría que
ambos países y el sobre el resultado de muchas veces influyó en mayor
Perú al haber un conflicto bélico. se decide grado en la
desplegado gracias a este victoria de las
unidades que se elemento por fuerzas peruanas
encontraban sobre otros sobre las
combatiendo al como la ecuatorianas.
terrorismo obtuvo diferencia de
una gran ventaja potencias
táctica. combativas.
Conocimiento Ambos Ejércitos no La selección de El conocimiento El sustento teórico
de las conocían antecedentes y la de la zona de nos permite
características profundamente la descripción narrativa operaciones se concluir que el
de la zona de zona de de los contextos constituye en un conocimiento de la
operaciones operaciones, sin relacionados al elemento zona de
embargo, el Perú conocimiento de la importante a ser operaciones
llevó la ventaja al zona de operaciones empleado en el influyó por igual
emplear tropas que nos permitirá planeamiento en ambos
estaban determinar el grado de las Ejércitos puesto
combatiendo en de influencia que operaciones, al que no tenían
una zona de este tiene sobre el respecto, la ventaja sobre el
operaciones muy resultado del inteligencia de otro.
semejante y al conflicto bélico. combate
emplear tropa potencia el
nativa de la zona. conocimiento de
este elemento a
través de la
PICB.

95
5.3 Desarrollo de la discusión

En este apartado, es relevante señalar que la generación de conceptos y de


categorías emerge de explicaciones que se han vivido, observado, analizado y
evaluado a profundidad. En tal sentido, emana de las generalizaciones
empíricas y se fundamenta en los datos validados, aspectos importantes en el
cual se ampara la contribución del fenómeno investigado, dado el origen oficial
de la procedencia de las fuentes consultadas.

Al respecto, esta investigación tuvo como propósito analizar e identificar la


contribución del accionar del Ejercito del Perú y su relación con el resultado del
conflicto armado del Cenepa, Ecuador - Perú – 1995.

En el desarrollo del análisis integral y holístico se recogen los conceptos y


clasificaciones reconocidos por nuestra doctrina actual sobre el apoyo de
operaciones militares, encontrándose con una normatividad proveniente de la
Constitución Política del Perú respecto de las misiones y responsabilidades de
las Fuerzas Armadas en relación a la soberanía e integridad nacional, que
fueron ideadas e interpretadas hace varias décadas para una situación y
escenarios tradicionales de aquella época; sin embargo, podemos apreciar que
no se respetaron los procedimientos, arrastrando consigo una nueva amenaza
de conflicto con Ecuador y para el cual no se habían preparado, acusando de
modo más que evidente, falta de control, procedimientos operativos que no se
emplearon, duplicidad de esfuerzos, intromisión del poder político, etc., pero a
pesar de todas estas falencias el resultado del conflicto fue favorable.

En esta primera comparación, basados en un contexto de significación del


accionar del Ejercito del Perú, se ha pretendido demostrar cómo la experiencia
de combate, el conocimiento de la zona de operaciones y la participación del
Ejército del Perú en la lucha contraterrorista se relacionan con el resultado del
conflicto armado del Cenepa Ecuador Perú 1995, analizando lo siguiente:

Se ha analizado las respuestas dadas por los informantes claves, las cuales
son muy semejantes, siendo estos, oficiales que participaron en el conflicto,
analistas militares e investigadores, lo que nos permitió comprobar la falta de

96
estrategias por parte de los conductores de la guerra, lo que se vio reflejado en
la falta de elementos de juicio apropiados para una toma decisiones adecuadas
y oportunas.

Asimismo los especialistas en el tema coinciden en la informalidad existente


durante todo el conflicto, lo que originó un vacío en la cadena de comando para
la toma de decisiones, sin embargo fue la experiencia que poseía, de conflictos
anteriores y su prestigio de Ejército combatiente, los que permitieron que el
accionar del Ejército del Perú, contribuyera poderosamente en el resultado del
conflicto armado del Cenepa Ecuador Perú en 1995.

También se puede determinar que son las intromisiones del poder político de
entonces las que limitaron el accionar de las fuerzas militares, en especial la
presencia del presidente Fujimori, en la zona de operaciones, más que un
aliciente para las tropas fue motivo de desaliento pues, tuvieron que doblegar
esfuerzos para garantizar su integridad mientras se encontraba en la zona de
combate, por otro lado hay que tener en cuenta que en su momento, algunos
analistas atribuyeron el escalamiento del conflicto a la situación política que
vivían ambos países, ya que la aceptación popular del presidente ecuatoriano
Sixto Durán Ballén se encontraba por el suelo. El presidente peruano, Alberto
Fujimori, se preparaba para su reelección y con el conflicto, la popularidad de
ambos mandatarios aumentó dramáticamente.

Finalmente podemos determinar que de los resultados obtenidos en la Tabla de


triangulación de resultados integral de la presente investigación, determinamos
que el accionar del Ejercito del Perú, determinó poderosamente el resultado del
conflicto armado del Cenepa, debido a su prestigio como Ejército combativo,
además de la experiencia obtenida de la lucha contraterrorista, sin embargo la
experiencia de encontrarse combatiendo en una zona de operaciones muy
similar a aquella donde se desarrollaron las operaciones militares del conflicto
armado del Cenepa, influyó por igual en ambos bandos, por lo que no tendrían
ventaja sobre el otro.

97
Conclusiones

A través de este proceso de indagación cualitativo llevado a cabo en esta


investigación, se pretende contribuir con un trabajo profundo que cumple con el
rigor metodológico, sostenido en el concepto de estabilidad (consistencia de los
resultados) y en la credibilidad del significado de los datos empíricos recogidos,
cuya explicitación de la lógica utilizada para interpretarlos han minimizado
sesgos y tendencias de los investigadores, con lo cual se le confiere un
elevado grado del criterio de confirmabilidad, aproximación y capacidad de
otorgar significado, respecto del tema planteado: accionar del Ejército del
Perú y el resultado del conflicto armado del Cenepa Ecuador Perú 1995, se
realizó un análisis del conflicto, como fenómeno que afectó a ambos países y
en particular a sus FF.AA., para poder definir sus particularidades como suceso
ocurrido, que determinó una nueva delimitación territorial en ambos países y,
por lo tanto, una nueva concepción de las relaciones diplomáticas entre ambos;
arribándose a las siguientes conclusiones:

El resultado del conflicto armado del Cenepa fue positivamente


determinado por el accionar del Ejército del Perú, puesto que este fue el
responsable de reconstituir la línea de frontera, luego que Ecuador tomara
posesión de terreno en territorio peruano y lo hiciera pasar como territorio
ecuatoriano, para lo cual tuvo que conquistar dichos objetivos físicos por ser el
Ejército la fuerza que opera en el ámbito terrestre.

98
El resultado del conflicto armado del Cenepa fue positivamente
determinado por el accionar del Ejército del Perú, teniendo en cuenta su bien
ganado prestigio de Ejército combativo, “vencido pero jamás rendido” que
nunca claudica, que pelea hasta quemar el último cartucho, que se ve a sí
mismo como la reserva moral del país; prestigio que influyó positivamente en
forma positiva en la moral de sus soldados y teniendo en cuenta que es el
factor humano el que finalmente define las guerras, está ya se había ganado en
las mentes de quienes empuñaron el fusil en defensa de la patria, pues
significaba una cuestión de honor, lo que se vio materializado en la gran
aceptación popular a la labor de las FF.AA. peruanas; prestigio que también
influyó positivamente en la moral del soldado ecuatoriano, pero en forma
negativa, pues originó miedo, recelos hacia la clase política y una baja moral en
las tropas que debían combatir.

El resultado del conflicto armado del Cenepa fue positivamente


determinado por el accionar del Ejército del Perú, teniendo en cuenta su
experiencia en guerra no convencional, lo que permitió asumir dicho reto con
tropas que se encontraban combatiendo al momento de ser desplegadas en el
sector del Cenepa, mientras que las FF.AA. ecuatorianas, no contaban con
dicha experiencia, es más, tenían unas FF.AA. bien equipadas, pero
conformadas por reservas, sin experiencia de combate y que al momento de su
despliegue estratégico y operativo no habían tenido un reentrenamiento previo,
como se pudo determinar luego de las declaraciones del Sgto 1° EE Julio
César CHALÁ ARCE, que fuera capturado por soldados peruanos; lo que
significó una ventaja importante en el factor humano y contar con un intangible
muy importante como es el espíritu combativo.

El resultado del conflicto armado del Cenepa fue positivamente determinado


por el accionar del Ejército del Perú, teniendo en cuenta el conocimiento de las
características de la zona de operaciones, lo que permitió emplazar tropas que
venían combatiendo en zonas de operaciones de similares características, y
conformadas en su mayoría por personal de la zona, lo que también sucedió en
el Ejército ecuatoriano, donde las tropas conocían el tipo de terreno en el que
debían operar; pero fue la combinación de este factor con el hecho de
encontrarse las tropas peruanas combatiendo la subversión (experiencia de

99
combate) al momento de desarrollarse el conflicto, lo que minó positivamente la
moral de sus tropas.

Teniendo en cuenta que Clausewitz define a la guerra como un acto de


violencia para obligar al oponente a hacer lo que queremos que haga.
Vemos que la realidad objetiva evidencia que los ecuatorianos fueron
derrotados puesto que no consiguieron ninguno de los objetivos que se habían
trazado: poner en entredicho la validez del Protocolo de Río y lograr la
mediación papal, es decir que Ecuador no logró militarmente el objetivo de
obligar al Perú a renunciar al Protocolo de Río de Janeiro e imponerle el
protocolo Mosquera-Pedemonte, supuestamente firmado en 1830.

100
Recomendaciones

Al término de esta investigación se recomienda conformar un comité


multidisciplinario que establezca cuales podrían ser las lecciones
aprendidas del conflicto del Cenepa, a fin de poder contar con una ayuda
doctrinaria que nos permita estudiar dicho conflicto armado como parte de
la asignatura “Historia Militar Crítica” en las diferentes escuelas de
formación, capacitación y perfeccionamiento del Ejército, de tal manera de
poder hacer una reingeniería de nuestros procedimientos en base al
estudio de aquellas decisiones erróneas o acertadas que se dieron en este
conflicto.

Es necesario impulsar el estudio en las diferentes escuelas de


formación, especialización y perfeccionamiento del Ejército, de los
diferentes conflictos en los que ha participado el Perú en el último siglo, de
tal forma de crear una cultura de estudio de la estrategia y a partir de ahí
buscar crear una doctrina propia, que incluya a los indicadores que
conforman la variable “accionar del Ejército del Perú” como son: el prestigio
de ejército combativo, la experiencia de combate y el conocimiento de los
diferentes escenarios en donde se desarrollarían las guerras que a futuro
podría enfrentar el Perú, específicamente el Ejército.

101
Es necesario impulsar una campaña nacional para que en las
diferentes Escuelas, colegios, Institutos y Universidades, se realice el
estudio de los diferentes conflictos en los que ha participado el Perú en el
último siglo, de tal forma de crear conciencia en la civilidad respecto a la
Defensa Nacional y el rol que ha cumplido el Ejército, en la defensa de la
soberanía e integridad.

Se debe retomar en las escuelas de formación, capacitación y


perfeccionamiento, el estudio de los grandes estrategas de la Historia
como Clausewitz, Sun Tzu, Napoleón, Rommel, Zhúkov entre otros y
determinar cómo sus principios se aplican en los diferentes conflictos
militares en los que ha participado el ejército del Perú, como el del Cenepa,
de tal forma de poder crear una doctrina propia y actualizada que nos
permita entender cómo debemos afrontar a futuro los conflictos armados
teniendo en cuenta, nuestras limitaciones logísticas y la idiosincrasia de
nuestras tropas.

102
Referencias

Chiabra R. (2010) “Tiwinza, misión de honor”, Lima; Ed Alaspe

Fournier E. (1995) “Tiwinza con Zeta”, Lima; Fimart S.A.

Gallardo José, Alemán Mario (1995)"Tiwintsa", Quito; Edit. El Conejo;

Vargas Pazzos;Frank(1996); "Tiwintza"; Quito; Edit. Color Grafica;

Marcella, Gabriel (1995). «War and peace in the Amazon: Strategic Implications
for the United states and Latin America of the 1995
Ecuador-Perú War». (pp. 1-2-5).

CALVA, Daniel (2007). “Guerra del Cenepa” Monografías.com.

Hemeroteca:

Diario La República (2003). Atlas departamental del Perú. Lima: Ediciones


PEISA S.A.C

Revista Caretas (1999). Se lo gastaron (el Gobierno de Perú al dinero para la


defensa) Lima; Revista Caretas

Fuentes electrónicas

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_Cenepa

http://www.monografias.com/trabajos88/guerra-del-cenepa/guerra-del-cenepa.shtml

103
http://www.larepublica.pe/13-02-2011/lecciones-del-cenepa

http://www.caretas.com.pe/1398/tiwinza/tiwinza.html

http://es.scribd.com/doc/73400113/Conflicto-Del-Cenepa

http://www.armada.mil.ec/ceremonia-por-aniversario-de-la-victoria-del-cenepa/

http://www.larepublica.pe/22-02-2011/chiabra-ecuador-no-gano-el-conflicto-del-
cenepa-solo-la-guerra-informativa

http://www.caretas.com.pe/1398/controversias.html

Volver arriba ↑ http://www.caretas.com.pe/1356/pasos/pasos.html

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7274000/7274638.stm

104