Está en la página 1de 2

Unidad 2: Lectura en columnas

Ejercicio 2: Lectura en columnas


Ahora que has aprendido como leer los caracteres de manera más
eficiente y estás trabajando para aumentar tu campo visual, vas a
aprender la lectura en columnas.

Esta técnica es la manera definitiva de optimizar las fijaciones, pues


reduce el número de ellas hasta la mínima esencia. Cuando los
lectores avanzados nos enfrentamos con un texto agrupamos las
palabras, mentalmente, para realizar las menores fijaciones posibles
por línea. Hay lectores avezados que somos capaces de realizar una
sola fijación por línea, con lo que la columna sobre la que trabajamos
es del mismo ancho que el texto, pero esto requiere práctica.

Por ahora, vas a tratar de aprender a leer en columnas, haciendo una


sola fijación por línea, que en esta ocasión hemos reducido en el
ancho para adaptarla a tu nivel.

Para realizar correctamente este ejercicio fija tu vista en el centro de


la columna, apoyada por el marcador y deslízalo por el centro de la
columna leyendo la línea completamente.

Las Cosquillas
Las cosquillas son
reacciones nerviosas
que experimentamos
ante roces de una
persona u objeto en
diferentes partes de
nuestro cuerpo. Las
axilas son las zonas
más sensibles a las
cosquillas, seguidas
por la cintura, las
costillas, los pies y
las rodillas, en orden
decreciente.
Cuando las
experimentamos no
podemos evitar la
risa, incluso
podemos padecer

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 1


incontrolables
ataques de risa, por
lo que no son pocos
los que huyen
cuando se acercan a
ellos con la clara
intención de hacerles
cosquillas.
Pero, ¿por qué se
reacciona con un
acto reflejo de risa
cuando nos hacen
cosquillas? ¿Y por
qué en ocasiones
nos causan mucha
risa y en otras
apenas nada? ¿Y
por qué no se puede
hacer cosquillas uno
a sí mismo? Bueno,
poder se puede, pero
no nos hacemos
gracia, no nos
causan ninguna risa.
Las cosquillas no
son un
comportamiento
exclusivo del
hombre, pues son
bastante comunes
en otros mamíferos.
Aunque en los
primates provocan
una reacción más
fuerte. Ello supone
que su origen es
anterior al del
hombre, y las
peculiaridades en el
mismo no se
deberían al origen
del mecanismo, sino
a adaptaciones
posteriores.

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 2