Está en la página 1de 7

PRESENTACION

El control del entorno y la creación de las condiciones adecuadas para sus necesidades y al
desarrollo de sus actividades es cuestión que el hombre ha planteado desde sus orígenes. Por ello,
ha hecho obras en este caso de arquitectura de aquello que el mismo hombre evidencia y siente.
El fundamento del hombre es de habitar, y es un fenómeno que se lleva a cabo en un escenario
espacio-temporal. Este fenómeno está regido por un espacio geográfico que determina unas
condiciones climáticas y son estas condiciones las que el hombre tiene que controlar para habitar
ya sea en un lugar, en una ciudad o en un territorio determinado.

La arquitectura bioclimática busca mejorar el confort de las personas según las condiciones
climáticas, dependiendo del lugar o zona de habitat, por lo tanto, el análisis inicial se realiza
dependiendo de dos variables importantes como lo es el ser humano y su búsqueda por alcanzar
su adaptación a la determinante clima; convirtiendo la arquitectura como el elemento para tratar
de habituarse a esa determinante, siendo la bioclimática las bases de construcción y diseño para
alcanzar el objetivo de adaptación al lugar.
¿QUÉ ES CONFORT TÉRMICO?
Cuando el organismo mantiene su equilibrio térmico, es decir, su temperatura
interna se mantiene dentro de los límites fisiológicos normales, sin que sea
necesario realizar ajustes de adaptación al medio ambiente en el que se encuentra
el/la trabajador/a. La temperatura corporal óptima se estima entorno a los 37°C,
para mantenerla el cuerpo humano esta dotado de mecanismos termorreguladores
capaces de ganar o perder calor en función del entorno. Mecanismos de pérdida
de calor: vasodilatación periférica y el aumento de sudoración. Mecanismos de
ganancia de calor: vasoconstricción periférica, aumento de la tensión arterial, se
activan los sistemas de termogénesis, un mayor consumo de oxígeno del
metabolismo. En estas situaciones, existe una sensación de calor o de frío, que es
lo que se entiende por disconfort térmico, que puede producir malestar afectando
al desarrollo de las tareas. Cuando los mecanismos no son suficientes para
mantener la temperatura interna, se entra en un estado de estrés térmico que
puede provocar:

EFECTOS POR CALOR Agotamiento. Deshidratación. Insolación. Calambres.


Desmayos. Hipertermia.

EFECTOS DEL FRIO Escalofríos. Tiritonas. Perdida destreza. Falta sensibilidad.


Congelación. Hipotermia.

FACTORES QUE MODIFICAN LAS CONDICIONES AMBIENTALES DE LOS


LUGARES DE TRABAJO

Las condiciones ambientales en la sector de la madera y el mueble son diversas,


debido al amplio número de procesos productivos que la integran, desde la
obtención de la madera en empresas forestales donde se trabaja a la intemperie,
hasta el procesado de la madera en las industrias de primera transformación y de
segunda transformación donde las tareas se realizan en el interior de las
instalaciones compuestas por naves cerradas y zonas abiertas de recepción de
materia prima o salida de productos finales. Los principales factores que modifican
las condiciones ambientales en los lugares de trabajo son:

Temperatura ambiental.

Humedad relativa de aire.


A mayor velocidad del viento, menor temperatura percibida, por lo que van a
agravarse los efectos del enfriamiento.

Presencia de otras condiciones climáticas, como la lluvia o la nieve. La intensidad


y la duración de la exposición al calor o al frío.

Producción de calor metabólico (intensidad de la actividad física).

Resistencia térmica o capacidad aislante de la vestimenta.

Características propias de los individuos, como la edad, el peso, la altura, el


estado físico o de salud, la capacidad de adaptación, el consumo de
medicamentos, etc.

EL AISLAMIENTO TÉRMICO DEL EDIFICIO


No todas las viviendas son iguales energéticamente. Factores como
su localización geográfica, orientación, materiales de construcción, o
tipología afectan al modo en que la vivienda intercambia calor con el entorno y, en
consecuencia, a su capacidad para mantener el aire interior a una temperatura de
confort.

Más allá de sus equipos e instalaciones, cuando se habla de eficiencia energética


de una vivienda se hace referencia a la capacidad de la misma de aislar el
ambiente interior del exterior, es decir, de conservar el calor en invierno o una
temperatura fresca en verano. Si bien son múltiples los elementos de una vivienda
que afectan a su aislamiento, existen dos elementos que afectan en mayor medida
a éste factor: el aislamiento térmico de la envolvente y la eficiencia energética de
las ventanas.

CONCEPTOS FÍSICOS QUE INTERVIENEN EN EL CONFORT TÉRMICO.


1) Transmisión de calor.
Se da sí y sólo sí los cuerpos están a
distintas temperaturas y desde el de
mayor temperatura al de menor. Al
igualarse las temperaturas se produce
un equilibrio térmico.
Existen tres maneras distintas de
intercambiar el calor, por conducción,
convección y radiación.
Inercia térmica.
Es la capacidad de los materiales para
retener el calor y cederlo lentamente.
3) Retraso térmico.
Es el tiempo que toma una diferencia térmica en manifestarse en la superficie opuesta
al cerramiento.
4) Aislación térmica.
Es la resistencia de un cerramiento a transmitir el calor.
El confort térmico se adquiere según una serie de variables ya sean relacionadas al
individuo (actividad que desarrolla, ropa, etc.); al medio ambiente que lo rodea
(temperatura, humedad y velocidad del aire); o bien a los cerramientos exteriores con
fenómenos como el efecto trampa por ejemplo.
Variables relacionadas al medio ambiente.
El confort higrotérmico en estado sedentario es de los siguientes valores:
- Temperatura del aire (22-25°C)
- Humedad relativa (30-60%)
- Velocidad del aire (0,5 mts/seg)
- Temperatura media radiante (la diferencia entre la temperatura del aire y la radiante
debe ser menos a 6°C).

1) Humedad.
a) Humedad absoluta. Es la cantidad de agua que contiene una masa de aire. Se
mide en gramos de agua/kg de aire seco.
b) Humedad absoluta de aire saturado. Es la cantidad máxima de agua en estado
de vapor que es capaz de contener un kg. De aire a determinada temperatura.
c) Humedad relativa. Es la relación entre la humedad absoluta del aire y la humedad
absoluta del aire saturado para la misma temperatura. Se mide en un porcentaje que
indica con qué facilidad el aire evapora al agua.
d) Punto de rocío. Es la temperatura en que el aire llega a la saturación.
2) Temperatura
a) Temperatura radiante. Es la temperatura del interior de un local cerrado.
b) Temperatura media radiante. Es el promedio de todas las temperaturas
superficiales relacionadas con sus áreas.
Variables relacionadas con los
cerramientos exteriores
1) Cerramientos transparentes –
Efecto trampa.
Se produce cuando hay radiación solar
directa sobre un vidrio que delimita un
local cerrado. El sol emite rayos de onda
corta que pueden atravesar los vidrios.
Estos rayos al reflejarse en los objetos se hacen de onda larga, lo cual les impide
volver a cruzar el vidrio y se quedan en el interior, produciéndose así el efecto trampa
que produce un excesivo calentamiento dentro de la habitación. El mismo es muy
deseado en períodos fríos pero se vuelve insoportable en épocas de calor. Para evitarlo
hay que evitar la radiación solar directa para lo cual se utilizan persianas, cortinas de
enrollar, aleros, parasoles. Estos últimos deben colocarse horizontalmente en fachada
norte y verticalmente en fachadas este y oeste pues los rayos llegan a estos más
horizontalmente.
2) Cerramientos opacos laterales y superiores.
Por ejemplo incorporando cámaras de aire como es el ejemplo de los muros dobles, o
materiales con aire dentro como puede ser un quinchado. (Ver tema cerramientos).
3) Ventilación.
La ventilación es necesaria tanto por motivos térmicos como por higiénicos. Higiénicos
durante todo el año, para renovar el aire (oxígeno), eliminar el vapor de agua, los
olores y los humos entre otros. En épocas calurosas además de por higiene hay que
pensar en exigencias térmicas, es necesario ventilar para refrescar al aire y así al
organismo.
En cuanto a la ventilación se debe considerar tres aspectos, la ubicación, el área y la
forma de abrir (por ejemplo una
ventana batiente permite un 100% de
posibilidad de ventilación). Cuando las
ventanas están enfrentadas se da una
mayor ventilación (corrientes de aire).
Existen dos tipos de ventilación según el
período del año: a)
Ventilación de invierno.
- Exigencias higiénicas.
- Mediante aberturas superiores: La corriente de aire se da por encima de las personas
evitando que estas sientan frío.
- El vapor de agua sube y es ventilado.
b) Ventilación de verano.
- Exigencias higiénicas y térmicas.
- Mediante aberturas bajas: La corriente de aire pasa por las personas refrescándolas.
Al proyectar viviendas es muy aconsejable hacer que el flujo de aire barra desde los
dormitorios y estar hacia los baños y cocina.

ILUMINACION NATURAL
Todo espacio debe contar con luz natural. Para que esta
sea de buena calidad debe ser difusa, homogénea (a
modo de no producir encandilamientos ni
deslumbramientos); sin excesos de sombras y
contrastes.
Los factores que inciden en la iluminación son:
a) La orientación.
b) El factor día. Es la porción del espacio exterior desde
el punto de vista lumínico que penetra a través de la
ventana. Está muy vinculado con la dimensión y
ubicación de los vanos.
c) Cantidad de luz. Para esto es necesario controlar las
reflexiones (tener en cuenta los colores y texturas), los
aleros y los obstáculos.
d) Calidad de luz.
e) Actividades que se desarrollan. Como ya se dijo, en un salón de clase una ventana al lado del
pizarrón no seía conveniente porque lo haría inutilizable.
Las ventanas y tragaluces orientados hacia el sur reciben poca o ninguna radiación solar directa
por lo que sirven para recoger una luz indirecta sin aportaciones significativas de calor.
Es muy importante también no olvidar a la hora de pensar la iluminación los aspectos térmicos.

También podría gustarte