Está en la página 1de 7

AUMENTA LA CONTROVERSIA SOBRE LOS ESCLAVOS EN

MARTE CON MAS TESTIMONIOS DE DENUNCIAS.


Robert David Steele, un ex oficial de la CIA y la Inteligencia de los
Marine Corps de Estados Unidos, estuvo en los titulares cuando fue
entrevistado por Alex Jones el 29 de junio, y dijo que de acuerdo a
sus fuentes confidenciales, hay colonias de esclavos en Marte
usando individuos quienes han sido secuestrados en la Tierra
cuando era niños. Steele señaló que los niños fueron llevados a
Marte via un “viaje de 20 años”, cuyo propósito fue asegurarse que
fueran adultos que pudieran ser puestos a trabajar apenas llegaran.

La idea de colonias de esclavos en Marte fue discutida por primera


vez en Alternativa 3, un libro de “ficción basada en hechos” escrito
por un ex periodista británico, Leslie Watkins, el cual fue publicado
en 1978. Watkins había investigado las extraordinarias denuncias
que habían sido presentadas por primera vez en Alternativa 3, un
episodio de una serie de documentales de la televisión británica
llamado Science Report, el cual estuvo en el aire el 20 de junio de
1977.

El show de televisión Alternativa 3 describió cómo el deterioro de


las condiciones ambientales globales llevaron a los poderes más
grandes, EE.UU, y la Unión Soviética a colaborar secretamente
detrás de escena para asegurar la supervivencia de la especie
humana. Con este fin, EE.UU. y URSS habían establecido en
secreto colonias en Marte a comienzos de los 1970’s y las poblaban
a través de cualquier medio posible.

Se dijo que el show fue una farsa que fue planeada para ser
transmitida en el día de los inocentes, pero muchos televidentes
pensaron lo contrario. Esto incluye a Watkins cuya investigación
descubrió más información que lo llevó a escribir el libro Alternativa
3.

Watkins dice que se reunió con una fuente de información llamado


“Trojan” quien le dio unos documentos que supuestamente revelan
que la existencia de colonias en Marte es muy real, y que la gente
estaba siendo llevada en secreto allá, algunos por la fuerza, siendo
secuestradas.

Por obvias razones, no podemos revelar la identidad de Trojan.


Tampoco podemos dar ninguna pista sobre su función o estatus en

1
la operación. Sin embargo, estamos completamente seguros que
sus credenciales son auténticas y que, al romper su juramento de
silencio, lo hace por el más honorable de los motivos. En relación a
la conspiración de Alternativa 3, está en en la misma posición que
ocupó el informante anónimo “garganta profunda” en el caso
Watergate. [Kindle 269-272].

Watkins describe dos categorías de personas siendo llevadas a


Marte de acuerdo a Trojan:

Estos profesionales, hemos confirmado, han estado clasificando


gente seleccionada para la operación Alternativa 3 en dos
categorías: aquellos que son elegidos como individuos y aquellos
quienes simplemente forman parte de un ‘envío en lote’. Han habido
varios ‘envíos en lote’ y es el tratamiento aplicado a la mayoría de
estos hombres y mujeres lo que provee la mayor causa de atropello.
[Kindle 300-303] .

Watkins describe cómo la gente que fue tomada como parte de un


‘envío en lote’ a Marte se convierte en una fuente de mano de obra
esclava. Dio como ejemplo un pequeño grupo de 20 individuos
quienes fueron llevados por la fuerza:

La mayoría de los 20 desaparecidos fueron descritos como de ‘tipo


hippy’ a pesar de que hubieron algunas personas mayores entre
ellos. La gente de este calibre, hemos descubierto, han sido lo que
conocemos como ‘ajustados científicamente’ para un nuevo rol
como especie esclava. Watkins, Leslie (2015-12-14T22:58:59).
ALTERNATIVA 3: El Clásico de Culto de 1978 publicado como
nuevo material (Kindle 352-354).

En el prefacio de la versión de su libro re-publicada en el 2015, el


hijo de Watkins, Graham, provee estadísticas para apoyar las
denuncias de Watkins sobre niños secuestrados llevados a Marte
en grandes números:

En el 2010, 692,941 personas fueron reportadas desaparecidas


solo en los Estados Unidos. 531,928 menores de 18 años y
debemos notar que, si alguno fue llevado a Marte, el ‘capturarlos
jóvenes’ tendría sentido. Los años extra de trabajo que tenían por
delante justificaban por demás los costos de obtenerlos en la
condición correcta. [Kindle 49-52].

2
El siguiente investigador en discutir una base en Marte que incluía
trabajo forzado de esclavos fue William Cooper quien sirvió en el
equipo de reporte de inteligencia del Comandante en Jefe de la
Flota del Pacífico desde 1970 a 1973. Fue dado de baja en 1975,
después de una carrera militar de 14 años en la Fuerza Aérea y la
Marina de los Estados Unidos.

Cooper dijo que tuvo acceso a los archivos de inteligencia de la


Marina de los Estados Unidos y basado en lo que ha visto pudo
confirmar en una declaración de 1989 que Alternativa 3 fue muy
real, y que se había creado un programa espacial conjunto de
EE.UU-URSS para asegurar la continuidad del Gobierno. Cooper
dijo que el 22 de mayo de 1962 fue la fecha del primer aterrizaje
EE.UU./URSS en Marte, pero que ¡no pudo confirmar o negar que
habían envíos de grupos de esclavos humanos!

También en 1989, un contratista electricista, Al Bielek, dio un paso


adelante al alegar que él y otro individuo (Duncan Cameron) fueron
llevados a Marte a través de un jump room [‘habitación de salto’] o
dispositivo de teleportación localizado en Montauk, Long Island,
New York. En entrevistas, Bielek confirmó la exactitud del escenario
Alternativa 3, incluido el establecimiento de bases en la superficie
de Marte para un programa de continuidad de especies que
envuelve a Estados Unidos y posiblemente la URSS.

Bielek dijo que él y Cameron fueron enviados a través de tecnología


de teleportación, en múltiples ocasiones, a bases antiguas en el
interior de Marte. Describió que las bases eran de
aproximadamente 20,000 años de antigüedad, construidas por
extraterresres de aspecto humano y abandonadas hacía mucho
tiempo.

Bielek discute cómo los niños desaparecidos fueron usados como


sujetos de prueba en los experimentos Montauk. Algunos de los
niños fueron regalados como esclavos a algunos grupos
extraterrestres. Esto sugiere que la mano de obra esclava estaba
siendo ampliamente usada en los programas espaciales secretos,
tal como denunció el libro Alternativa 3.

El siguiente importante investigador que habló sobre mano de obra


de esclavos en Marte fue un ingeniero búlgaro, Vladimir Terziski,
quien tuvo acceso a muchos documentos de inteligencia liberados

3
durante el colapso del comunismo en Europa Oriental. Durante ese
tiempo, muchos ex oficiales de inteligencia del Pacto de Varsovia
vendieron documentos clasificados para cubrir sus necesidades
durante un período difícil de transición del comunismo a las
sociedades capitalistas.

A comienzos de los 1990s, Terziski empezó a dar conferencias en


los Estados Unidos en las cuales compartió el contenido de
archivos de la SS Nazi que se refieren al programa espacial secreto
de Alemania en la Europa ocupada y la Antártida. Terziski describe
cómo en 1942, las tecnologías aerospaciales más avanzadas
fueron reubicadas a la Antártida, dejando detrás los prototipos de
platos volantes turbo jet menos desarrollados que habían fallado al
tratar de ser usados como armas en las guerras.

Terziski, compartió lo que supo sobre las misiones secretas de la


Alemania Nazi a la Luna y Marte, incluida la gran nave espacial
Haunebu III que hizo el primer viaje a Marte en abril de 1945 y fue
seguido por otras misiones que eventualmente establecieron
colonias alemanas en Marte.

Supuestos documentos SS Nazi muestran especificaciones de


Hanebu III
Terziski se refiere a que eventualmente se llevó mano de obra de
esclavos a Marte, tal como los alemanes habían anteriormente
llevado a miles de trabajadores esclavos a su reducto antártico. En
efecto, era desde la Antártida que el programa espacial secreto
alemán alcanzó su máximo potencial y el Cuarto Reich se convirtió
en una poderosa fuerza encubierta en asuntos globales.

El escenario descrito por Terziski es muy diferente a lo descrito en


Alternativa 3. Aquellos responsables de la mano de obra de
esclavos en Marte fueron un grupo separatista de alemanes
operando desde la Antártida, en vez de EE.UU/URSS secuestrando
gente en un fervoroso intento por establecer una colonia en Marte
debido al miedo de una devastación inminente en el planeta Tierra.

Si la historia de Terziski es exacta, entonces Alternativa 3 fue


diseñada para revelar parte de la verdad sobre la mano de obra de
esclavos en Marte, y a la vez esconder la existencia de una
civilización separatista alemana que usaba tecnología de platillos

4
voladores con bases en la Luna, Marte y otros lugares de nuestro
sistema solar.

También es posible que las situaciones descritas en el


libro Alternativa 3 y por Terziski estuvieran ocurriendo
simultáneamente. Esto podría significar que un programa espacial
alemán altamente avanzado fue el primero en poner pie en Marte
en los 1940’s y fue seguido dos décadas más tarde por un
programa conjunto EEUU/URSS. Estos dos programas espaciales
usaron mano de obra de esclavos, pero el programa alemán fue
presumiblemente un programa más antígüo y avanzado.

Bielek fue seguido más de una década después por otros con
denuncias similares de ser tele-portados a Marte en un programa
espacial secreto manejado por entidades de EEUU. La lista incluye
a Michael Relfe (2000), Arthur Neumann (2006), Andy
Basiago (2010) y William ‘Brett” Stillings (2011).

Ninguno de estos individuos dicen que han sido testigos o fueron


explotados como trabajadores esclavos en Marte. Todos reportaron
haber trabajado o haber visto bases en Marte, pero ninguno fue
testigo de una presencia alemana.

Fue otro denunciante, Corey Goode, a comienzos del 2015, el que


empezó a describir la mano de obra de esclavos en Marte de la que
fue testigo directo durante un programa de “20 y vuelta” desde
1987 al 2007 en varias ocasiones cuando visitó instalaciones
marcianas para hacer reparaciones.

Goode dice que tomó parte en un tour de inspección a Marte el 20


de junio del 2015, en donde vio evidencia de tratamiento abusivo a
trabajadores que eran usados como esclavos trabajadores. Esto
coincidió con reuniones conducidas por la Sociedad Interplanetaria
Británica discutiendo tal situación, y la aprobación de una
legislación por el Congreso de los EEUU la cual efectivamente dio
protección legal a las compañías y funcionarios envueltos en mano
de obra de esclavos fuera del planeta hasta el 2022.

De acuerdo a Goode, las prácticas de mano de obra de esclavos en


las bases marcianas fueron usadas desde antes en las colonias
alemanas, Dice que como resultado de acuerdos secretos entre la
administración Eisenhower y los alemanes en la Antártida, las

5
instalaciones alemanas en Marte fueron transformadas en una
empresa conjunta liderada por las compañías líderes alemanas
asociadas con el Cuarto Reich, que trabajó muy de cerca con
corporaciones de EEUU quienes proveyeron personal y recursos.
Estos proyectos transnacionales corporativos fuera del planeta
evolucionarían en el tiempo en lo que Goode describe como el
“Conglomerado Corporativo Interplanetario“. Los militares de EEUU
proveerían personal de manera encubierta al conglomerado
corporativo en Marte y otros sitios, de manera similar a cómo el
personal de Fuerzas Especiales es contratado por la CIA para
operaciones clandestinas.

La posibilidad de que las corporaciones estén profundamente


envueltas en programas espaciales secretos que usan millones de
personas como trabajadores esclavos fue impulsada aún más con
el testimonio de William Pawelec, un experto en programación y
operaciones de computadoras quien dio permiso para revelar una
video entrevista sólo después de su muerte. Fue publicada luego de
su fallecimiento, el 14 de diciembre del 2010.

Pawelec estuvo envuelto en el desarrollo de chips de rastreo RFID


que podrían ser usados para proteger a niños del secuestro como
describe en su video entrevista:

En ese momento en la industria de la seguridad, muchos de


nosotros estábamos preocupados sobre el rastreo y localización de
personas que habían sido secuestradas. Particularmente lo que
estaba pasando en Europa en ese momento donde teníamos a
funcionarios OTAN, incluso el Primer Ministro de Italia,
secuestrado… Estas personas fueron exprimidas [de información] o
fueron brutalizadas o ambos… Uno de los objetivos de la industria
era desarrollar tecnología que pudiera permitirnos rastrear a estas
personas o localizarlas rápidamente.

Pawelec describe cómo la corporación Siemens, una compañía que


usaba mano de obra de esclavos en la Alemania Nazi para sus
programas de armas, produjo miles de millones de chips de rastreo
RFID a comienzos de los años 80. Siemens creó una compañía de
fachada en Silicon Valley para producir estos chips de rastreo de
una manera diseñada para esconder su real propósito, rastrear la
mano de obra de esclavos en los programas espaciales secretos
del Conglomerado Corporativo Interplanetario, del cual Siemens es
un miembro muy prominente.
6
Esto finalmente nos lleva de vuelta a la declaración de Steel sobre
mano de obra de esclavos en Marte, donde tres fuentes
confidenciales le revelaron que esto realmente existe, y que se
secuestran niños con la intención de ser llevados eventualmente a
Marte como esclavos. La información de Steele ayuda a corroborar
la creciente cantidad de investigación y testimonios los cuales
sugieren que existe un intercambio comercial floreciente fuera del
planeta.

Steele está actualmente exponiendo los círculos globales de


pedofilia que explotan a niños en esquemas usados para atrapar a
funcionarios de alto nivel y así poder ser controlados fácilmente por
el “Estado Profundo”, o lo que otros describen como el Cabal o
Iluminati. Por lo tanto no sería una gran sorpresa que tal explotación
también se extienda al espacio exterior y sea manejada por un
“Conglomerado Corporativo Interplanetario”, como sostiene Goode.

Bases secretas en Marte y otros lugares explotan a millones de


niños y adultos como mano de obra forzada. Exponer tales
programas y a las corporaciones envueltas en ellos tales como
Siemens, es un paso importante para detener esas injusticias,
llevando a sus perpetradores a la justicia y empezar el proceso de
compensación de muchas víctimas de estos crímenes en el
espacio.