Está en la página 1de 4

EL CONCEPTO MASONICO EN LA PROFANDAD

Autor: Juan Pablo Sáez S.

Limache, 03 de Diciembre de 2018

INTRODUCCIÓN

Reza el ritual de Primer Grado: “La Francmasonería tiene como


fin luchar contra la ignorancia en todas sus formas. Es una
escuela mutua cuyo programa se resume en…

1. obedecer las leyes del propio país


2. vivir con honor
3. practicar la justicia
4. amar a los semejantes
5. trabajar sin desaliento por el bien de la humanidad y
6. perseguir su emancipación progresiva y pacífica”.

Pero, ¿cómo se condicen estas líneas de acción con el actual


mundo profano de descreimiento, desconfianza, individualismo
y materialismo? ¿cómo aportar en el desarrollo del mundo en
base a conductas centradas en el concepto masónico?
¿cómo visualiza hoy el mundo profano a la Francmasonería?

Como miembros de una logia, periódicamente ingresamos en


un templo rico en alegorías, para enriquecernos de conceptos e
ir forjando nuestro temple para hacer frente a las adversidades.
Es el martillo que no deja de golpear la piedra bruta en busca
de su pulimiento. En algunos hermanos la labor es constante y
sin parar. Pero finalmente, ¿cómo se expresa el producto de
estos esfuerzos ante una comunidad profana?
DESARROLLO

En estos tiempos tan convulsionados por la sobrecarga de


información, de entretención, de eventos interesantes y
atractivos, de oferta de todo tipo de productos novedosos, de
múltiples actividades al aire libre o bajo techo para realizar, de
agendas atestadas de compromisos laborales y personales, de
la posibilidades de viajar a lugares cercanos o remotos, del
conocimiento de diversas culturas y religiones que la
globalización ha traído hasta nuestros hogares a través de las
últimas tecnologías, de tantas noticias por digerir … ¿dónde se
ubican los ideales masónicos?

Toda la anterior avalancha de situaciones nos bombardea como


humanos y exigen respuestas inmediatas y actuamos casi
automáticamente, sin mucho tiempo para reflexionar y
sobretodo, si se es joven, con una formación y vivencias
incipientes. En estas situaciones es cuando se pone a prueba
la concreción del “concepto masónico” y sus 6 líneas de acción
planteadas en la introducción.

Pero ¿qué importancia tiene ello?


Primero, que es una forma de cerciorarse de si el “ideal
masónico” se va haciendo realidad.
Segundo, si las “conductas van teniendo el impacto social
deseado” y aportando efectivamente al desarrollo humano en
un mundo profano y
Tercero, si el “ideal masónico” está siendo conocido y
reconocido entre los profanos.

Y ¿cómo podrían ver el “concepto masónico” los profanos de


hoy si no es una “oferta abierta para todo público”?

Dada la “oferta de creencias” circulando vía “streaming”, se


requeriría una encuesta vía web o impresa para tener
información fidedigna, aunque podríamos anticipar resultados
como los siguientes:

 Según grupo de intereses de las personas: propuesta


interesante v/s una más entre muchas.
 Según grado de educación: ningún conocimiento - algún
conocimiento - conocimiento profundo.
 Según edades: ideas novedosas v/s conceptos antiguos,
transversales.
 Según practicidad: propuesta idealista irrealizable v/s
metas alcanzables con buen plan de acción.
 Según popularidad: escasa – media – muy populares
 Otras

Con todas las crisis institucionales conocidas en el último


tiempo en Chile y en el mundo, sumada la demonización
histórica de la Francmasonería, no debiera extrañarnos el
desconocimiento y la desconfianza existente entre personas
profanas al respecto, por una parte, y el desinterés debido a la
desesperanza aprendida que puede acompañar al resto de la
sociedad, por otra parte. Sin dejar de sumar a lo anterior, la
baja sostenida en la calidad de la educación, la que cada vez
ha empobrecido el nivel de conocimiento de los ciudadanos,
faltándoles de este modo, las herramientas básicas para el
correcto discernimiento sobre muchos tópicos, entre ellos el
“concepto masónico” de que trata este artículo.

Visto lo anterior, quizás la masonería debiera modernizarse en


aspectos comunicacionales o publicitarios, para que los Q.H.
puedan realizar un efectivo despliegue y concreción del
“concepto masónico”.
CONCLUSIONES

A la vista de lo expuesto en el texto, se puede concluir lo


siguiente:

1. El “concepto masónico” planteado desde antíguo,


pretende promover el desarrollo de altos valores y virtudes
en el ser humano y es el hilo conductor del quehacer
masónico.

2. El “concepto masónico” actualmente compite con una


abrumadora cantidad de información sobre diversos temas
de formación personal que circulan en internet, lo que
puede llevar a confusiones en ciertas personas.

3. Se requeriría realizar una encuesta vía web o impresa,


para recolectar información más clarificadora acera de la
opinión del mundo profano sobre el “concepto masónico”.

4. Ante el vertiginoso desarrollo tecnológico, la masonería


podría modernizar algunos aspectos de su gestión para
“sintonizar mejor” con el desarrollo humano del ciudadano
común y tener impacto más amplio en la sociedad actual
para erradicar “la ignorancia”.