Está en la página 1de 10

BONOS

Es un instrumento de deuda emitido por una empresa o gobierno como compromiso


de pago hacia sus prestamistas. El inversor le otorga un préstamo al emisor del bono
y recibe a cambio pagarés o títulos. Una vez cumplido el plazo pactado, el emisor del
bono devuelve el capital prestado además de obtener intereses por haber prestado su
dinero.

Un bono es una inversión a largo o mediano plazo que tiene un nivel de riesgo
moderado. Sus intereses suelen ser mayores que los de un plazo fijo debido a la
inexistencia de un intermediario financiero.

¿CÓMO FUNCIONAN?
Cuando una empresa o gobierno necesita dinero, emite un bono. Cada emisión tiene
sus propias condiciones, que se detallan en el "prospecto de la emisión". Allí se
establece la moneda, la fecha de vencimiento (que puede ser de entre 1 mes y 30
años), la tasa de interés, y la frecuencia del pago de los intereses.

En el caso de emisiones de empresas, suele hablarse de obligaciones negociables,


mientras que, en el caso de las emisiones de algún organismo del Estado, suele
hablarse de bonos o títulos públicos.

El inversor le presta su dinero al emisor a cambio de un bono. A partir de ese


momento, comenzará a recibir los intereses correspondientes con la frecuencia pre-
pautada. Finalmente, cuando se cumple la fecha de vencimiento, recibirá el capital
prestado.

TIPOS DE BONOS
Por la tasa cupón

• Bonos con cupón fijo


• Bonos cupón cero (bonos a descuento)
• Bonos con cupón variable (base libor)

Por la amortización del principal o capital Amortización al vencimiento (bullet o plain


vanilla)
• Amortizaciones parciales
Por el uso de opciones

• Bonos con opción de rescate anticipado (callable bonds)


• Bonos estructurados (link notes)
CARACTERÍSTICAS DE LOS BONOS
• Moneda y plazo
• Valor nominal
• Tipo, tasa y frecuencia del cupón
• Amortización del capital
• Precio de colocación y compra/venta
• Yield to maturity o rendimiento al vencimiento
• Número total de bonos emitidos y comprados
• Rating (clasifi cación de riesgo)
• Duración de Macaulay y modificada

RENDIMIENTO DE UN BONO
Para un bono dado, el valor del cupón, su valor par y su fecha de vencimiento son
datos conocidos y fijos. Su precio y rendimiento requerido en cambio varían
periódicamente según las condiciones de mercado y además en forma inversa (a
mayor rendimiento requerido menor precio, y viceversa).

Un inversor que compra un bono espera recibir el retorno de su inversión de una o


más de las siguientes formas:

a) Si el precio del bono al momento de su venta o rescate anticipado es mayor


que el precio de compra, el inversor tendrá una ganancia de capital (será
pérdida de capital en caso contrario).
b) A través del cobro de los cupones de interés que el emisor pagará
periódicamente (por ejemplo, semestralmente).
c) La reinversión de los cupones de interés cobrados generan “intereses sobre
intereses” lo que supone un ingreso adicional.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS?


Los principales beneficios de invertir en bonos son:

Variedad. A la hora de invertir, se puede elegir entre una gran variedad de bonos con
vencimientos cercanos o lejanos, cupones a tasa de interés fija o variable con pagos
mensuales, semestrales o anuales, emitidos por países o compañías.

Capacidad de reventa. A diferencia de otros instrumentos, los bonos se pueden


vender y comprar diariamente en el mercado secundario, donde se puede encontrar
las cotizaciones.

Riesgo. A diferencia de las acciones, los bonos otorgan un retorno conocido a la


inversión. Por eso son una forma ideal para ahorrar, con un cierto margen de
seguridad.
¿CUÁLES SON LAS DESVENTAJAS?
Los principales inconvenientes de este instrumento son:
Procedimiento. A diferencia de un plazo fijo, que puede ser constituido con facilidad
en cualquier entidad bancaria, los bonos sólo pueden ser comprados y vendidos por
un agente de bolsa.

Dificultades para diversificar. Comprando bonos de una única entidad, se aumenta el


nivel de riesgo de la inversión, y dado el nivel de complejidad de la operatoria de
compra, al inversor normal le resulta complicado repartir sus inversiones entre varios
tipos de bonos. Para esto, una opción simplificadora es comprar una cuota parte de
un fondo de inversión que invierta en bonos.

CLASIFICACIÓN DE LOS BONOS DE ACUERDO AL EMISOR


Bonos públicos

Son títulos emitidos por el Estado o por personas jurídicas de derecho público, con la
finalidad de financiar inversiones y obtener fondos para cancelar obligaciones
contraídas.
- Del Gobierno Central

Son títulos emitidos por el Ministerio de Economía y Finanzas a través de la Dirección


General del Tesoro Público, con la finalidad de recaudar fondos para programas de
interés nacional. Éstos se clasifican en:
a) Simples:

Son títulos que representan una obligación contraída por parte del emisor, el cual debe
pagar intereses periódicos y la amortización del principal al vencimiento.
Entre éstos podemos mencionar a algunos:
- Bonos de inversión pública:

Son títulos emitidos con la finalidad de captar recursos para financiar


inversiones del Estado, teniendo un vencimiento máximo de diez (10) años.

- Bonos de tesorería:
Son títulos emitidos en moneda nacional por el Tesoro Público, extendido al
portador y de libre negociabilidad, cuya finalidad es obtener recursos para
atender las necesidades transitoria de la Caja del Tesoro. Tienen un
vencimiento máximo de siete (7) años.
b) No remunerados

Son títulos que representan una obligación contraída por el emisor. Se caracterizan
principalmente por no otorgar intereses.
Entre estos podemos mencionar a:

- Bonos de reconocimiento
Que son emitidos por algunas instituciones estatales como parte de las
medidas asistencialistas del Estado.
Bonos privados

Son obligaciones contraídas por empresas privadas, con la finalidad de destinar los
recursos captados por la emisión al capital de trabajo de la empresa u operaciones de
arrendamiento financiero de la misma, según sea el caso.

CLASIFICACIÓN SEGÚN LA EMPRESA EMISORA


Empresas privadas no financieras Son obligaciones respaldadas únicamente por el
prestigio de la empresa emisora, sin existir garantías específicas para su pago, en
caso de liquidación de ésta. Su vencimiento es mayor a un (1) año. Éstas pueden ser:

a) Simples Son títulos que representan una obligación contraída por parte del
emisor, el cual debe pagar intereses periódicamente y la amortización del
principal al vencimiento.

b) Convertibles Son títulos que representan una obligación contraída por parte
del emisor, el cual le da al tenedor el derecho de optar por recuperar el importe
del bono o adquirir acciones de la empresa emisora.

c) Eurobonos Son títulos que se caracterizan por ser colocados


simultáneamente en al menos dos países, en una misma moneda que no es
necesariamente la de cualesquiera de ellos. Su vencimiento es superior a 2
años, pudiendo alcanzar hasta 40 años. Entre estos podemos mencionar a:
Gloria S.A.
Tipos de bonos:

Bonos sin garantías específicas: obligaciones respaldadas únicamente por


el prestigio de la empresa que las emite. No existe garantía específica para su
pago en caso de liquidación de la empresa emisora.
Bonos con garantías específicas: obligaciones que pueden estar
respaldadas a favor de los tenedores de títulos, por medio de hipotecas,
prendas de efecto público, garantías del Estado, de personas jurídicas de
derecho público interno o de alguna entidad paraestatal. En caso de liquidación
de la empresa emisora, se reembolsa a los tenedores de estos tipos de
obligaciones con recursos provenientes de la realización efectiva de dichas
garantías.

Bonos subordinados: obligaciones emitidas por empresas bancarias y


financieras. Su plazo de vigencia debe ser inferior a cuatro años, emitiéndose
generalmente a dos. Deben ser emitidos necesariamente por oferta pública y
no pueden ser pagados antes de su vencimiento ni procede su rescate por
sorteo.

Bonos cupón cero: obligaciones que acumulan los intereses que serán
pagados en el momento del vencimiento del préstamo, o en las fechas previstas
en que tenga lugar la amortización del principal.

Bonos internacionales simples: obligaciones que se caracterizan por ser


emitidos en la moneda del país donde serán colocados, efectuándose dicha
colocación a través de un prestatario extranjero. Este tipo de bonos toman
diferentes denominaciones de acuerdo al país donde son colocados, por
ejemplo, en Estados Unidos se denominan Yankee Bonds; en Japón, Samurai;
en España, Matador; en Gran Bretaña, Bulldog, entre otros.

SITUACIÓN ACTUAL DE LOS BONOS PERUANOS


La participación de los inversionistas extranjeros no se hizo esperar para principios
del segundo semestre en la compra de bonos soberanos, ya que en julio llegó a un
crecimiento de 44.3%. Mientras que los bonos de empresas atrajeron una mayor
demanda de inversionistas extranjeros, y así las transacciones con estos títulos
experimentaron un crecimiento de 64% en agosto, hasta los S/.491.5 millones1 . El
pasado 20 de setiembre el Perú colocó bonos en el mercado interno por 300 millones
de soles (unos 109.6 millones de dólares) en medio de una fuerte demanda, pues el
MEF colocó bonos con vencimiento el 12 de setiembre de 2013 –que tienen un cupón
del 4.40%– a una tasa de rendimiento del 4.30%.

¿CÓMO SE DETERMINA EL VALOR DE UN BONO?


El valor de un bono se establece según la tasa de rendimiento ofrecida por el emisor,
a un plazo y nivel de riesgo determinados. Además de las características propias del
bono, allí influyen diversos factores, como el riesgo país, el riesgo cambiario -mide la
estabilidad del tipo de cambio-, el riesgo de crédito del emisor - evalúa la capacidad
de pago de dividendos por parte del emisor- y la tasa de interés -a riesgos mayores,
el mercado exige tasas más altas. Como hay múltiples elementos que inciden en el
precio de un bono, cuando se comparan dos papeles hay que fijarse en la diferencia
de rendimiento y no basarse en la diferencia de precio.

¿CONVIENE ESPERAR AL VENCIMIENTO?


Una de las principales características de los bonos es que son negociables en los
mercados financieros. Por lo tanto, el inversor no tiene que esperar hasta el
vencimiento para cobrar, puede decidir venderlos en el mercado a un precio pactado
entre comprador y vendedor. Cuando el inversor selecciona el bono a comprar, debe
tener en cuenta su liquidez, es decir su capacidad de reventa.
Si el inversor decide vender sus bonos antes del vencimiento, el retorno final va a
depender de los movimientos de las tasas de interés del mercado entre la fecha en
que compró el bono y en la que decide venderlo. Si las tasas suben es probable que
pierda parte del capital, pero si las tasas bajan podrá hacer una ganancia de capital.
Esto significa que además de cobrar los intereses mientras lo mantuvo, pudo vender
el bono más caro de lo que lo compró.

RIESGO DEL BONO


Dentro del riesgo asociado a un bono podemos distinguir fundamentalmente entre:

• Riesgo de mercado: que varíe el precio del bono por variación en los tipos de
interés del mercado.
• Riesgo de crédito: posibilidad de que el emisor del bono no pueda/quiera (en caso
de repudio) hacer frente a los pagos derivados de dichos instrumentos de renta
fija.

También son muy comunes en los mercados emergentes los bonos amortizables, o
del inglés sinking fund. La particularidad que tiene este instrumento, es que va
retornando el nominal o capital adeudado en cuotas o mediante un programa de
amortizaciones. A medida que se concretan las amortizaciones, el nominal va
disminuyendo al igual que los intereses ya que los mismos, siempre se calculan sobre
nominal o capital adeudado o residual.

¿REPRESENTAN MÁS O MENOS RIESGO QUE LAS ACCIONES?


Comprar bonos es comprar la deuda de una empresa o de un país. En cambio, al
adquirir acciones se obtiene capital de la organización.

El mayor riesgo de los bonos es que el emisor entre en cesación de pagos. Sin
embargo, si el emisor tiene capacidad de pago, la situación de mercado no incide en
el precio, ya que si el inversor espera hasta el vencimiento del papel, se recupera el
capital más el interés.

En cambio, las acciones están muy afectadas por la situación de la empresa, el sector
y el país. Por esa razón, el inversor nunca sabe con certeza si recuperará su dinero.
Por otro lado, la volatilidad de los precios es mucho mayor, esto quiere decir que
pueden responder a la situación del mercado con fuertes subas o caídas importantes.
LEASING

El leasing es un contrato entre el arrendador (entidad financiera) y el arrendatario


(empresa) que se utiliza para la adquisición de inmuebles, maquinarias y equipos bajo
la modalidad de arrendamiento, en el cual se pactan las cuotas a pagar por la
financiación dentro de un determinado periodo de pago. Al finalizar el contrato, el
cliente puede optar por renovar el contrato, por comprar el bien utilizado o por no
ejercer la opción de compra.

La denominación leasing es un sinónimo de arrendamiento financiero, el cual proviene


del vocablo lease, que significa ‘arrendar’, es decir, arrendamiento con opción a
comprar lo arrendado al cabo de un determinado periodo.
Intervienen tres sujetos:

• La entidad de leasing: encargada de actuar como intermediaria.


• El arrendatario: quien necesita disponer del bien. •
• El proveedor: el cual vende el bien, normalmente seleccionado por el arrendatario,
a la entidad de leasing.

VENTAJAS DEL LEASING


 Inexistencia de inversión inicial. No es necesario hacer un desembolso inicial,
de manera tal que la empresa no sufra disminución der su activo circulante.
 El arrendatario puede utilizar elementos de producción sin verse obligado a
efectuar la compra de los mismos. Consiguientemente, puede hacer uso de un
bien sin tener que efectuar un importante desembolso inicial ni tener que
recurrir al endeudamiento
 Libre elección del bien por el arrendatario, ya que tiene la facultad de elección
del bien que desea hacer uso.
 Beneficios fiscales. Las cuotas del leasing son deducibles, lo cual permite a la
empresa o arrendatario acelerar la amortización fiscal de los bienes bajo
leasing.
 Adquisición del bien. Al final del contrato, mediante el pago de un valor residual
preestablecido en el contrato, se puede adquirir la propiedad definitiva del bien.

DESVENTAJAS
 Costo elevado; debido a que los tipos de intereses son mayores que en los
métodos de financiación clásicos.
 Obsolescencia. Menor flexibilidad para adquirir equipos más modernos, dada
su condición de irrevocabilidad.
CARACTERÍSTICAS
 El bien es adquirido por la entidad financiera, es decir, por la compañía que se
dedica a otorgar leasing, basándose en las características del bien que han
sido especificadas por la empresa que necesita el financiamiento, pues el
arrendatario debe indicar lo que tiene que comprar.
 La duración del arrendamiento no necesariamente coincide con la vida útil del
bien. Además, el arrendatario no puede rescindir su contrato de forma unilateral
antes de la finalización del mismo.
 Los pagos que realiza el arrendatario debe amortizar la totalidad de la inversión.
Estos han de cubrir, por tanto, el coste de material, los gastos de explotación y
financiación de la entidad financiera, y los beneficios empresariales.
 No hay limitación en la utilización de los productos alquilados.
 El leasing permite la financiación total del bien.
 Las cuotas pagadas por concepto de leasing se consideran gastos deducibles
en la declaración del impuesto a la renta.
 Al término del arrendamiento, el arrendatario tiene las siguientes opciones:
adquirir el bien alquilado pagando el valor residual del equipo (el valor del
equipo con el tiempo de vida que le queda) o devolverlo a la sociedad del
leasing.

DOCUMENTOS GENERALMENTE REQUERIDOS


Entre los documentos que las empresas financieras, que prestan servicios de leasing,
se encuentran generalmente los siguientes, pudiendo variar estos de empresa a
empresa:

- Carta solicitud detallando la razón social de la empresa, RUC, monto y objeto


de la operación, plazo y garantías ofrecidas.
- Estados financieros de los dos últimos ejercicios con notas y anexos y del último
trimestre con el detalle de las principales cuentas.
- Flujo de caja proyectado por el plazo total de la operación.
- Proforma del proveedor para las maquinarias y equipos.
- Copia de la declaración jurada de autoavalúo, en el caso de bienes inmuebles.
a) Desde el punto de vista del arrendador

Ventajas
El leasing es adecuado para:
- Empresas que utilizan una tecnología muy cambiante.
- Empresas que realizan una actividad estacional (el leasing permite
adaptar las cuotas a los ingresos de los arrendatarios).
- Empresas que necesiten recuperar liquidez.
Limitaciones
Existen una serie de elementos que no pueden ser adquiridos mediante el
leasing:
- Bienes no identificables.
- Instalaciones de difícil recuperación.
- Equipos de segunda mano, por su dificultad de establecer su valor de
mercado.
- Equipos muy especializados que son de difícil venta posterior.

b) Desde el punto de vista del arrendatario


Las ventajas más importantes son:

- El leasing permite el 100% de la financiación, mientras que otros medios


de financiación solo me permiten un 70 u 80% de la misma.
- El arrendatario no desembolsa ninguna entrada al formalizar el contrato,
únicamente la cuota de leasing y los gastos de formalización.
- Si el tipo de interés es fijo, el usuario conoce a priori el coste de la
financiación.

CLASES DE LEASING
Leasing financiero
Es utilizado por las entidades financieras, las cuales se encargan de comprar el bien
elegido por la empresa, al que luego se lo arriendan. Sus características más
importantes son:

- Opción de compra en el contrato al finalizar el período de préstamo.


- El contrato es irrevocable, de forma que así se asegura el pago de la totalidad de
las cuotas al formalizar el contrato hasta su período de finalización.
- El valor residual es bajo, ya que las cuotas del leasing cubren prácticamente la
totalidad del valor del producto.
- Es importante la solvencia del usuario, ya que todos los gastos adicionales corren
a su cuenta (mantenimiento, reparación, seguros, etc.)
- La obsolencia del bien la soporta el arrendatario.

El leasing operativo
Su concepto fundamental es similar al financiero, esto es, el ceder el uso de unos
determinados bienes a cambio del pago de unas cuotas periódicas como forma
alternativa a otras formas de préstamo, aunque sus características fundamentales en
este caso son:
- El propio proveedor del bien es el que se encarga de gestionar el arrendamiento.
Esto incluye proporcionar el mantenimiento y los contactos necesarios para
garantizar el servicio técnico a sus clientes, corriendo a cuenta suya dichos gastos,
aunque limitando el número de horas de trabajo del bien suministrado.
- La duración de la operación es a corto o medio plazo, entre dos y cuatro años.
- La compañía del leasing tiene en cuenta la obsoletización del producto, corriendo
a su cuenta.
- Al finalizar el contrato, el usuario se puede o no quedar con el producto, aunque
en este caso, el valor residual suele ser elevado.

El leasing operativo más importante es el que se desarrolla en torno a los vehículos


(compra de flotas, de automoción industrial, ambulancias,etc.)

El valor residual de este tipo de leasing es alto y suele ser el precio posterior del
vehículo en el mercado de ocasión, generando por lo tanto una cuota reducida.

DIFERENCIAS DEL LEASING CON OTROS TIPOS DE PRÉSTAMOS


AFINES
- Diferencias con el renting, en el cual se paga en función del tiempo utilizado por
un determinado bien y no existe la posibilidad de adquirir el producto al término de
su utilización.
- Diferencia con respecto a la compraventa a plazos. Además de tener que entregar
en esta un pago de entrada, en el leasing se compra la propiedad desde el mismo
momento del contrato, mientras que era operativo al finalizar el tiempo de alquiler.
Las ventajas del leasing en relación con el préstamo son que el leasing te permite
financiar el 100% del producto, la posible deducción de las cuotas y de recuperación
del costo del bien, mientras que como principal desventaja señalamos que el coste en
el leasing suele ser bastante elevado.