Está en la página 1de 6

UNIDAD V: LA RESPONSABILIDAD PENAL DERIVADA DE LA CIVIL

1. LA RESPONSABILIDAD PENAL
La responsabilidad penal es la consecuencia jurídica de la violación de la ley,
realizada por quien siendo imputable o inimputable, lleva a término actos previstos
como ilícitos, lesionando o poniendo en peligro un bien material o la integridad
física de las personas. La responsabilidad penal es, en Derecho, la sujeción de
una persona que vulnera un deber de conducta impuesto por el Derecho penal al
deber de afrontar las consecuencias que impone la ley. Dichas consecuencias se
imponen a la persona cuando se le encuentra culpable de haber cometido un
delito o haber sido cómplice de éste.
La responsabilidad penal la impone el Estado, y consiste en una pena que busca
castigar al delincuente e intentar su reinserción para evitar que vuelva a delinquir.
También podrá ser común o especial:
 Común: cuando el delito cometido puede ser realizado por cualquier individuo
(robo, violación, asesinato).
 Especial: cuando el delito es cometido por un funcionario público
aprovechándose de su condición.
2. DIFERENCIA CON LA RESPONSABILIDAD CIVIL
La responsabilidad penal no busca resarcir o compensar a la víctima del delito,
sino que esa será una responsabilidad civil independiente y derivada del acto
delictivo. Sería un tipo de responsabilidad civil extracontractual por producir un
acto lesivo para otra persona. En ocasiones dichos conceptos se confunden, y
sobre todo en el derecho anglosajón, dado que ambas responsabilidades pueden
llevar a obligaciones pecuniarias.
Sin embargo, existen varias diferencias:
 Su finalidad es distinta: La responsabilidad penal sanciona, y la civil repara un
daño.
 La cantidad de la cuantía a pagar se calcula con diferentes medidas: Una multa
(responsabilidad penal) estará basada principalmente en la gravedad del hecho
delictivo, mientras que la responsabilidad civil busca resarcir un daño a la
víctima.
 Normalmente el destinatario también es distinto. La responsabilidad penal se
suele pagar al estado, y la civil a la víctima.
3. REGULACIÓNES PENALES
Código Penal Venezolano
(Gaceta Oficial N° 5.763 Extraordinario del 16 de marzo de 2005)

Artículo 60: La ignorancia de la ley no excusa ningún delito ni falta.


Artículo 61: Nadie puede ser castigado como reo de delito no habiendo tenido la
intención de realizar el hecho que lo constituye, excepto cuando la ley se lo
atribuye como consecuencia de su acción u omisión. El que incurra en faltas,
responde de su propia acción u omisión, aunque no se demuestre que haya
querido cometer una infracción de la ley. La acción u omisión penada por la Ley se
presumirá voluntaria, a no ser que conste lo contrario. (definición legal del delito
culposo).

Ley Penal del Ambiente (Caracas, viernes 3 de Enero de 1992 Número 4.358
Extraordinario)
Se definen como delitos los que violen las disposiciones relativas a la
conservación, defensa y mejoramiento del ambiente.
Objeto. La Ley tiene por objeto tipificar como delitos aquellos hechos que violen
las disposiciones relativas a la conservación, defensa y mejoramiento del
ambiente, y establece las sanciones penales correspondientes. Así mismo,
determina las medidas precautelativas, de restitución y de reparación a que haya
lugar.
Articulo 2º.- Extraterritorialidad. Si el hecho punible descrito por esta Ley se
comete en el extranjero, quedará sujeta a ella la persona responsable, cuando
aquél haya lesionado o puesto en peligro, en Venezuela, un bien jurídico protegido
en sus disposiciones.

En este caso, se requiere que el indiciado haya venido al territorio de la


República y que se intente acción por el Ministerio Público. Requiérese también
que el indiciado no haya sido juzgado por tribunales extranjeros, a menos que
habiéndolo sido hubiere evadido la condena.

Articulo 3º.- Requisitos de las sanciones a personas jurídicas. Independientemente


de la responsabilidad de las personas naturales, las personas jurídicas serán
sancionadas de conformidad con lo previsto en la presente Ley, en los casos en
que el hecho punible descrito en Esta haya sido cometido por decisión de sus
órganos, en el ámbito de la actividad propia de la entidad y con recursos sociales y
siempre que se perpetre en su interés exclusivo o preferente. Artículo 4º-
Responsabilidad de representante. Cuando lo hechos punibles fueran cometidos
por los gerentes, administradores o directores de personas jurídicas, actuando a
nombre o en representación de Estas, aquellos responderán de acuerdo a su
participación culpable y recaerán sobre las personas jurídicas las sanciones que
se especifican en esta Ley. Artículo 5º.- Sanciones a personas naturales. Las
sanciones serán principales y accesorias.
Son sanciones principales:
1º. La prisión.
2º. El arresto.
3º. La multa.
4º. Los trabajos comunitarios.

La pena de trabajo comunitario consiste en la obligación impuesta al reo de


realizar, durante el tiempo de la condena, labores en beneficio de la comunidad,
que indicará el juez, quien tendrá presente para tal fin la capacitación de aquel y,
en todo caso, sin menoscabo de la dignidad personal.

Esta pena podrá ser impuesta en sustitución de la de arresto en los casos en que
el juez lo estimare conveniente, atendidas la personalidad del procesado y la
mayor o menor gravedad del hecho.

Son sanciones accesorias, que se aplicarán a juicio del tribunal:


1º. La inhabilitación para el ejercicio de funciones o empleos públicos, hasta por
dos (2) años después de cumplirse la pena principal, cuando se trate de hechos
punibles cometidos por funcionarios públicos;
2º. La inhabilitación para el ejercicio de la profesión, arte o industria, hasta por un
(1) año después de cumplida la sanción principal, cuando el delito haya sido
cometido por el condenado con abuso de su industria, profesión o arte, o con
violación de alguno de los deberes que le sean inherentes;
3º. La publicación de la sentencia, a expensas del condenado, en un órgano de
prensa de circulación nacional.
4º. La obligación de destruir, naturalizar o tratar las sustancias, materiales,
instrumentos u objetos fabricados, importados u ofrecidos en venta, y susceptibles
de ocasionar daños al ambiente o a la salud de las personas.
5º. La suspensión del permiso o autorización con que se hubiese actuado, hasta
por un lapso de dos (2) años, después de cumplida la sanción principal;
6º. La suspensión del ejercicio de cargos directivos y de representación en
personas jurídicas hasta por tres (3) años, después de cumplida la pena principal;
y
7º. La prohibición de contratar con la Administración Pública hasta por un lapso de
tres (3) años, después de cumplida la sanción principal.

Es necesariamente accesoria a otra pena principal, el comiso de los equipos,


instrumentos, sustancias u objetos con que se hubiere ejecutado, a no ser que
pertenezcan a un tercero ajeno al hecho; y de los efectos que de El provengan.

Los objetos e instrumentos decomisados se venderán, si son de lícito comercio, y


su producto se aplicará a cubrir las responsabilidades civiles del penado.
Artículo 6º.- Sanciones a personas jurídicas. La sanción aplicable a las personas
jurídicas por los hechos punibles cometidos, en las condiciones señaladas en el
Artículo 3º. de esta Ley, será la de multa establecida para el respectivo delito y,
atendida la gravedad del daño causado, la prohibición por un lapso de tres (3)
meses a tres (3) años de la actividad origen de la contaminación.

Si el daño causado fuere gravísimo, además de la multa, la sanción será la


clausura de la fábrica o establecimiento o la prohibición definitiva de la actividad
origen de la contaminación, a juicio del juez.

El Tribunal podrá, así mismo, imponer a la persona jurídica, de acuerdo a las


circunstancias del hecho que se haya cometido, alguna o algunas de las
siguientes sanciones:
1º. La publicación de la sentencia a expensas del condenado, en un órgano de
prensa de circulación nacional;
2º. La obligación de destruir, neutralizar o tratar las sustancias, materiales,
instrumentos u objetos fabricados, importados u ofrecidos en venta, y susceptibles
de ocasionar daños al ambiente o a la salud de las personas;
3º. La suspensión del permiso o autorización con que se hubiese actuado, hasta
por un lapso de dos (2) años; y
4º. La prohibición de contratar con la Administración Pública hasta por un lapso de
tres (3) años.
4. HECHO CULPOSO: Culpa es el término jurídico que, según Francesco Carrara, al igual que
la negligencia, supone la "voluntaria omisión de diligencia en calcular las consecuencias
posibles y previsibles del propio hecho". En Derecho se define al delito culposo como el acto u
omisión que produce un resultado descrito y sancionado en la ley penal, a causa de no haber
previsto ese resultado siendo previsible, o se previó confiando en que no se produciría, en virtud
de no observar un deber de cuidado que debía y podía observar según las circunstancias y
condiciones personales.

El término "culposo" generalmente se utiliza en materia de siniestros y seguros


vehiculares, aunque también se utilizan acepciones como delitos imprudenciales o
no intencionales. Estaremos entonces, frente a un delito culposo cuando se realiza
una conducta o una omisión que produjo un resultado que ya la ley penal
establece y sanciona y que por lo general es un resultado dañoso; por otra parte
ese resultado puede ser conocido o desconocido por el ciudadano pero que la ley
nos impone el deber de conocerlo o por lo menos de imaginar sus alcances para
luego entonces poder preverlo y evitar que se produzca, sin embargo aquel
ciudadano que no prevea ese resultado, o si lo prevea y confíe en que no se
producirá, y debido a esa confianza o falta de previsión deje de tomar o ni siquiera
tome las medidas necesarias para evitar ese daño será sujeto a la acción penal
del Estado.

- FORMAS DE LA CULPA
Negligencia.- Descuido en el actuar. Omisión consciente, descuido por impericia o
dejar de cumplir un acto que el deber funcional exige. En materia penal, es
punible.

Imprudencia.- Punible e inexcusable negligencia con olvido de las precauciones


que la prudencia vulgar aconseja, la cual conduce a ejecutar hechos que, a mediar
malicia en el actor, serían delitos.

Impericia.- Falta de pericia. Pericia.-(Del latín peritia) Sabiduría, práctica,


experiencia y habilidad en una ciencia o arte.

Inobservancia.- Consiste que al desempeñar ciertas actividades o cargos, el sujeto


omita cumplir los deberes impuestos por los reglamentos u ordenanzas.

- DIFERENCIA CON EL DOLO

La culpa en sentido amplio abarca la culpa en sentido estricto, y el dolo. La culpa


en sentido estricto es definida como la falta de intención en el sujeto activo de
provocar las consecuencias que el acto que emprende suscita -por lo que se dice
que no se representó mentalmente el resultado de su accionar-, mientras que el
dolo es la intención de cometer el acto en cuestión y consecuentemente, causar
sus consecuencias -por lo que previamente se representó mentalmente el
resultado de su acto-. La culpa entonces es el actuar imprudente, negligente, en
otras palabras la conducta atrevida o descuidada del sujeto activo. El límite entre
culpa y dolo -límite entre el actuar culposo y el doloso-, está dado por la culpa
consciente y el dolo eventual. Así, en la culpa consciente hay representación
mental del resultado que conlleva el acto efectuado, pero se suma a ello el criterio
del sujeto activo de que tal resultado perjudicial, finalmente delictual, no se
concretará por una mala valoración de las circunstancias del hecho -que podría
calificarse generalmente como un exceso de confianza-, no susceptible de ocurrir
si se actuara con un criterio estándar de cuidado y atención. Por otra parte, en el
dolo eventual, como en el directo, hay una representación del resultado disvalioso,
pero difiere de éste, del dolo eventual, en que a ello se le suma el desinterés de si
tal resultado se produce o no. Un ejemplo de lo expuesto se daría si consideramos
a una persona que conduce un automóvil a gran velocidad por una calle céntrica y
atropella a un peatón que cruzaba dicha arteria. Habrá conducta culposa si lo hizo
pensando en que no se produciría el accidente por su habilidad para el manejo, y
habrá conducta dolosa si condujo en tal forma sin importarle el atropellar o no a
alguien. Tal diferencia, a todas luces subjetiva, es de difícil valoración y aún más
difícil prueba en la práctica judicial.

5. HECHO DOLOSO: El Dolo ha sido definido por numerosos e importantes


autores. Entre ellos encontramos a Grisanti, Carrara, Manzini y Jiménez de Asúa,
quienes han emitido un concepto completo de lo que se entiende por el dolo.

Según Hernando Grisanti el dolo es la voluntad consciente, encaminada u


orientada a la perpetración de un acto que la ley tipifica como delito.
Según Francesco Carrara el dolo es la intención más o menos perfecta de hacer
un acto que se sabe contrario a la ley.

Vincenzo Manzini define al dolo como la voluntad consciente y no coaccionada de


ejecutar u omitir un hecho lesivo o peligroso para un interés legitimo de otro, del
cual no se tiene la facultad de disposición conociendo o no que tal hecho esta
reprimido por la ley.

Luis Jiménez de Asúa dice que el dolo es la producción del resultado típicamente
antijurídico con la conciencia de que se está quebrantando el deber, con
conocimiento de las circunstancias de hecho y del curso esencial de la relación de
causalidad existente entre las manifestaciones humanas y el cambio en el mundo
exterior, con la voluntad de realizar la acción u con representación del resultado
que se requiere.

Para Fernando Castellanos Tena, el dolo consiste en el actuar, consciente y


voluntario, dirigido a la producción de un resultado típico y antijurídico.

El dolo posé dos elementos fundamentales a saber:

a) El cognitivo o intelectual, éste se da en el ámbito de la internalidad consciente


del sujeto, pues se conoce a sí mismo y a su entorno; por lo tanto, sabe que sus
acciones son originadoras procesos causales productores de mutaciones de la
realidad, o bien de violaciones a deberes establecidos en normas culturales.

b) El volitivo, éste se encuentra en al ámbito de los deseos del sujeto, motivados


por estímulos originados en las necesidades de la contingencia humana; es aquí
en donde se encuentra, el querer, que propiamente afirma la voluntad de alterar el
mundo circundante al desencadenar el proceso causal, o bien, aceptar tal
alteración, absteniéndose de intervenir para que éste se interrumpa.

Derivado de ambos elementos del dolo, el ser humano, a través de su inteligencia


que conoce, dirige su voluntad hacia lo que quiere, lo que se manifiesta
fenomenológicamente en acciones u omisiones, productoras de resultados.

NOTA: Participación del Alumno:


1. Comente acerca de sus conocimientos de la importancia de la existencia de
normas en materia penal, entendiendo que tales entre sus fines partes de la
regulación y protección de la conducta en sociedad.
2. Cree que los ingenieros y ustedes como proximos profesionales, deben ser
sancionados por la imprudencia, negligencia, impericia o inobservancia de las
normas o reglamentos. Razone su respuesta.
Recuerde indicar: Nombre y apellidos, CI, sección y turno.
Gracias...