Está en la página 1de 5

EXPERIENCIAS Y PROYECTOS EN ESPAÑA:

EL SALTAMONTES

El concepto Saltamontes es el hilo conductor que nos mueve, que se basa en tres pilares fundamentales: El
respeto al niño, el contacto permanente con la naturaleza y el sentido común. Como muchas iniciativas
similares, el proyecto Saltamontes está basado en pedagogías activas, pero no se adscribe a ninguna
corriente en particular (Waldorf, Montessori, Pestalozzi…) sino que toma su esencia: Un profundo respeto
al niño y a sus procesos de desarrollo, intereses e inquietudes. Por otro lado, el rasgo distintivo del
proyecto Saltamontes, lo que nos convierte en una experiencia única en España, es el hecho de
permanecer a diario en la naturaleza. Pero si se tuviera que establecer un hilo conductor en nuestro
trabajo pedagógico, éste sería el del sentido común. Se trata, al fin y al cabo, de ofrecer afecto, respeto y
confianza. El objetivo principal del proyecto es que los niños (y por ende sus familias) sean personas libres,
felices y competentes. En definitiva, consiste en tratar a los niños como personas pequeñas y no como
proyectos de persona.

Por qué en la naturaleza

La infancia temprana es especialmente sensible a la naturaleza, pues los niños se identifican con ella de
una manera holística, integrada, se sienten parte de ella. Nada les produce tanto placer como estar fuera y
poder zambullirse con todos los sentidos en lo que la naturaleza les ofrece. La naturaleza ofrece espacios
de calidad para el movimiento y la percepción sensorial, difíciles de reproducir en otro tipo de
emplazamientos. Aunque no es necesario buscar escenarios grandiosos, pues el interés de los niños a estas
edades está en la escala micro, en lo que tiene lugar al alcance de su mano, es importante proveerles de
un espacio natural lo menos manipulado posible. El contacto frecuente o casi permanente con la
naturaleza, como es el caso aquí al estar a diario en el monte, genera un sentido de identidad y
pertenencia a ella que es difícil de conseguir con visitas esporádicas. Ello se traduce de manera casi
inmediata en actitudes y comportamientos de respeto al entorno, casi sin necesidad de explicación o
mediación por parte del adulto.

Además, ese contacto prolongado y habitual con la naturaleza provee a los niños de experiencias
sensoriales intensas, profundas y gratificantes a la larga. La información que les llega a través de todos los
sentidos es coherente, consistente y llena de matices y sutilezas, imprescindible a la hora de integrar la
información en el cerebro. Todo ello permite un mayor autoconocimiento de su cuerpo y lo que éste les
permite hacer. Los infinitos matices de formas, colores, tamaños y materiales, hace que los niños se hagan
más sensibles a la belleza y se sientan en armonía con el entorno y consigo mismos. El espacio amplio y
abierto les permite expandirse física y mentalmente, sentirse libres; pueden desarrollar su juego sin
interferir los unos con los otros y en un escenario con múltiples ambientes, estructuras, materiales y retos
de diferente nivel y características. La permanencia al aire libre, en un entorno por definición cambiante,
hace que estén más alerta, tengan una mayor capacidad de observación y concentración, y sean más
flexibles consigo mismos y con los demás que cuando están en el aula. Por esta misma razón, mejoran en
el reconocimiento de las necesidades propias y ajenas. Los ritmos del mundo natural, en general más
pausados que los que impone nuestra sociedad, permiten desarrollar la paciencia, les aportan serenidad y
contribuyen al encuentro con su espiritualidad.

Por otro lado, el juego en la naturaleza, con su terreno irregular, y el manejo de los materiales que allí se
encuentran estimula su curiosidad, su imaginación, su creatividad, su lenguaje y, sobre todo, su
motricidad, tanto gruesa como fina. El hecho de tener que fabricar, modelar o definir sus propios juguetes
crea la necesidad de usar el lenguaje para ello, enriqueciendo enormemente su capacidad descriptiva y la
fantasía. Los desafíos físicos y sensoriales que encuentran en ese medio fomentan su autonomía,
1
independencia y capacidad de cooperación, de negociación, de razonamiento y de decisión, pues son los
propios niños quienes estiman su propia capacidad de enfrentarse a ellos y valoran los resultados de sus
intentos. El entorno natural presenta además situaciones de riesgo variable, que los acompañantes
procuran controlar, pero no eliminar. El riesgo que allí afrontan contribuye a aprender a evaluarlos de
forma más realista, al autoconocimiento de sus habilidades, a su mejor capacidad para afrontar la
adversidad, a una mayor tolerancia a la frustración y al respeto de límites y normas. Así pues, el conjunto
de experiencias sensoriales y motoras que ofrece la naturaleza en la infancia temprana contribuye a un
desarrollo físico, emocional y espiritual más armónico e integrado.

El contacto con la naturaleza en edades tempranas tiene además múltiples beneficios para la salud: No
sólo se trata del ejercicio físico evidentemente más intenso que realizan en el exterior. También tiene
efectos beneficiosos para niños con trastornos del espectro autista, de déficit de atención, discapacitados
físicos, psíquicos o sensoriales y enfermos crónicos; contribuye a la reducción de la tensión y de la
espasticidad; fomenta la concentración y capacidad de atención y mitiga comportamientos antisociales
como la violencia, el acoso, el vandalismo y el absentismo.

http://grupojuegonaturalezasaltamontes.blogspot.com.es/

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-proyecto-
saltamontes/2029000/

COLEGIO ANDOLINA

Fundamentos del Colegio Andolina

• Ambiente preparado: un espacio relajado y carente de peligros que proporcione seguridad y calidez
para que el niño se sienta libre y confiado para experimentar sin miedo a la equivocación. Se trata de
un entorno cooperativo en el que prime el debate y el diálogo siempre desde el respeto a los demás,
enriqueciéndonos de las aportaciones de éstos. Dentro del ambiente se pueden encontrar elementos
naturales y culturales, que respondan a necesidades sensorio-motrices, de lógica formal, de
conocimiento del entorno y de realidad social. Nuestro ambiente también ofrece un amplio espacio
para la actividad motriz.

• Tanteo experimental: referido a un planteamiento pedagógico dirigido a la construcción de


mentalidades que arrancan de la curiosidad y aplican pautas de investigación para acceder al
conocimiento, de manera que el niño/a impulsado por esa necesidad de conocer, se lance a
experimentar el proceso de ensayo, acto exitoso, error, repetición, y adquisición del acto como técnica
de vida.

• Espacios de comunicación: Parte importante de la comunicación es el saber escuchar, respetar los


turnos de palabra y las opiniones de todos, por eso se utiliza la asamblea como órgano articulador del
proceso natural y vital de expresión y comunicación. Todos en la escuela tenemos cabida para hablar y
cosas importantes que decir.
• Visión integral de la educación: Es la respuesta docente a la visión global de la realidad que
presentan las características psicológicas de los niños y las niñas. Por otra parte consideramos que la
vida y la escuela deben ir unidas. La integración de experiencias es necesaria desde el punto de vista
metodológico y personal.

• Respeto por el desarrollo individual: Los descubrimientos y el proceso de tanteo experimental son
personales y diferentes, por eso, los niños y las niñas deben tener la libertad para escoger su trabajo,
para decidir el momento y el ritmo de ese trabajo. Los errores que cometen los niños y las niñas en su
trabajo, no se corrigen salvo que lo pidan explícitamente. Ya que el material estructurado contiene su
propio control, es la realidad la que le indica al sujeto que algo está mal. Todo ello impide que se den
reacciones de inseguridad.

• El juego: el juego es la actividad rectora del niño. Las transformaciones fundamentales en esta edad
dependen en gran medida del carácter del juego, especialmente el juego simbólico, el juego de roles,
cuyo papel es determinante en el desarrollo logrado en esta etapa. El juego es el motor del proceso de
desarrollo del niño y se constituye en su actividad principal: es social por naturaleza y se suscita por su
deseo de conocer lo nuevo del mundo circundante, de comunicarse con otros niños, de participar en la
vida de los adultos. A través del juego el niño adquiere independencia, cultiva las relaciones con su
entorno natural, social, familiar y cultural, fomenta el espíritu de la cooperación, la amistad, la
tolerancia, la solidaridad, construye nuevos conocimientos a partir de los que ya posee, desarrolla sus
habilidades y sus cualidades de líder, de buen compañero, es decir, se desarrolla como persona,
adquiere pautas de comportamiento y una filosofía ante la vida.

• Reglas y límites: La clara definición de los límites y reglas en el ambiente preparado es


indispensable para que éste sea relajado y seguro. La definición de estos límites o reglas se establecen
con criterios de funcionalidad. Dentro de estos límites los niños y las niñas son libres de hacer lo que
desean, teniendo en cuenta que en ningún caso se permite la agresión verbal o física a otros niños y
niñas. Partiendo de estos límites y reglas en la asamblea se pueden definir nuevas reglas siempre que
los adultos consideren que no se incurre con ello en situaciones de irrespeto.

• Formación continua: En los propios estatutos de la cooperativa se recoge la obligación de destinar


una parte del presupuesto anual a la formación del profesorado y de la familia. El equipo docente está
involucrado intensamente en el proyecto y vive como necesario el reciclaje continuo y el aprendizaje
de nuevas formas de enseñar. Asimismo, las familias participan de grupos de crianza y de espacios para
compartir las preocupaciones inherentes a la experiencia de la ma(pa)ternidad: fases del desarrollo
infantil, las rabietas, los límites, la educación emocional en la familia, prevención de trastornos de la
alimentación, etc.

Video documental “Botas y Zapatillas”  https://www.youtube.com/watch?v=wXRJH-08maQ&feature=youtu.be

Video resumen https://www.youtube.com/watch?v=Bawk57XJf5Q&t=510s

http://www.colegioandolina.org/
OJO DE AGUA

En ojo de agua -ambiente educativo los niños y jóvenes entre 3 y 18 años conviven juntos y deciden por sí
mismos cómo utilizar su tiempo, así como qué y cuándo aprender, cómo, dónde y con quién aprenderlo.
El propósito de ojo de agua crear un entorno relajado y libre presiones externas en el que los niños y
jóvenes tengan oportunidades para conocerse a sí mismos y descubrir sus más profundas motivaciones
vitales. Ojo de agua es un ambiente basado en el respeto mutuo como principio básico de relación
humana, así como en la confianza en la capacidad de aprender de nuestros hijos.

En Ojo de Agua creemos que el respeto a las necesidades de desarrollo de los niños es condición necesaria
para un desarrollo intelectual, emocional y social sano. En este terreno, vemos cotidianamente que los
niños en ojo de agua se entregan de manera espontánea a actividades que satisfacen intensamente dichas
necesidades de desarrollo. Para definir la filosofía de ojo de agua hablamos de respeto por la naturaleza,
respeto por el individuo y respeto por los demás.

Entendemos que el proceso de aprender es un proceso que se inicia dentro de la propia persona como
respuesta a una necesidad básica, biológica, y no es un proceso de condicionamiento exterior de fuera
hacia dentro. Aprender es una función vital de todo organismo vivo. Aprendemos constantemente: desde
que nos levantamos hasta que nos acostamos, desde que nacemos hasta que morimos estamos
aprendiendo. Cuestión diferente es si lo que estamos aprendiendo es lo que otros esperan que
aprendamos. Por eso, en Ojo de Agua no hay un conjunto de conocimiento predeterminado que hay que
aprender en un momento determinado, sino que cada persona determina en cada momento cual es el
camino intelectual, emocional, social, vital que siente que tiene que desarrollar. En ojo de agua los niños y
jóvenes aprenden de muy diversas maneras: unos, con talleres formales; otros, sin ellos; unos, solos; otros,
en grupo; unos, con adultos, otros, con otros compañeros…

Dado que en ojo de agua cada persona debe enfrentarse a la tarea de decidir cada día a qué actividades
dedicarse, resulta que las personas que participan en nuestro ambiente disponen de un muy desarrollado
sentido de la iniciativa y constantemente están generando nuevas ideas. Desde nuestro punto de vista,
esta cualidad de generación de nuevas ideas es clave en el desarrollo, pues significa comenzar a practicar y
aprender a encontrar nuevas y variadas soluciones a las más diversas situaciones. Las personas que viven
el ambiente de ojo de agua están acostumbradas a tomar decisiones por sí mismas o en compañía de
otros.

El hecho de que el tiempo y el espacio de ojo de agua sea un tiempo y un espacio libre de juicios externos
significa que cada persona tiene la oportunidad de ser auténticamente uno mismo. Esto significa, por
ejemplo, que en ojo de agua uno puede expresar sus sentimientos y emociones, incluso cuando se siente
mal. La libre expresión del malestar sin juicios ni valoraciones es condición necesaria para la salud
emocional; sin ésta última el desarrollo cognitivo queda ampliamente limitado. Los límites a la expresión
del malestar emocional tienen que ver con el respeto de no dañar al otro ni a los materiales comunes. Que
el ambiente esté libre de juicios externos también significa que nadie valora las actividades de los demás
sin que se le haya solicitado. Entendemos que la persona más cualificada para valorar la propia ejecución
es uno mismo y, por tanto, mientras no se solicite y no interfiera en la pacífica actividad de los demás,
nadie juzga a los demás ni a sus trabajos. Este campo emocional relajado y libre de juicios permite un
bellísimo florecimiento del potencial emocional, cognitivo y social de las personas.

Las relaciones humanas y la comunicación son aspectos que vemos como una necesidad constante en
nuestra experiencia cotidiana. Los niños y los jóvenes dedican una gran cantidad de su tiempo a estos
aspectos; aspectos que, por otra parte, son esenciales para el desarrollo de cualquier proyecto vital,
profesional, vocacional. Aprender a relacionarnos respetuosamente unos con otros es una parte esencial
de nuestro proyecto educativo.

La libertad y la responsabilidad. Son dos caras de la misma moneda. En ojo de agua los niños y jóvenes
gozan de un amplísimo margen para desarrollar las actividades que necesitan para su propio desarrollo. En
contrapartida, el ambiente también les exige un grado de responsabilidad acorde al nivel de desarrollo y al
grado de libertad de que disfrutan. Si bien, en este aspecto no es igual el manejo con una niña de tres años
que con un joven de catorce. En ojo de agua hay límites firmes y claros y todas las personas que conviven
en el ambiente son partícipes con voz y voto en la asamblea, en la que se toman, entre otras, decisiones
sobre las reglas que permiten la convivencia funcional en el ambiente.

Es la reunión en la que pueden participar todas las personas que compartimos el ambiente. En esta
asamblea todas las personas, independientemente de su edad, tienen voz y voto. De este modo, las
personas que compartimos el ambiente tenemos capacidad para decidir y definir cómo queremos que sea
ese ambiente. En la Asamblea se toman decisiones sobre las reglas de convivencia, el uso de los espacios,
se solventan los conflictos, se proponen actividades, se gestionan recursos, etc.

En ojo de agua entendemos el conocimiento como una única red interconectada; ello, unido a la libre
iniciativa de los niños y jóvenes da como resultado que la experiencia de vivir el ambiente que estamos
preparando es aventurarse en la intrincada maraña de interconexiones epistemológicas en la que una cosa
te lleva a la otra y, así, cada persona, cada participante, cada niño o cada joven forja su propio camino
cognitivo según sus propios, únicos y exclusivos intereses. A este respecto hay que decir que en ojo de
agua todos los intereses son igualmente importantes y no juzgamos que una actividad, pongamos por
caso, mecánica de bicicletas, es más importante que otra, pongamos, gramática o aritmética.

Entrevista a Javier Herrero https://www.youtube.com/watch?v=AkIfaK6AzPY&t=71s


Trailer Ojo de Agua https://www.youtube.com/watch?v=y_9GOR0mo_Y
Corto Ojo de Agua https://www.youtube.com/watch?v=954hUFaaZBg

OTROS PROYECTOS:

 El Roure: https://www.elroure.org/
https://vimeo.com/115516270 --> Documental

 El Salto: www.escuelaelsalto.com

 El Martinet: www.amicsdelmartinet.cat

 EscolaLiberi: www.escolaliberi.com

 La Semilla Violeta: http://www.lavioleta.org/ambitos-y-propuestas/la-semilla-violeta/


https://vimeo.com/171190691

 El Pez Luna:http://elpezluna.com/

 Alavida:http://www.alavida.org/

 Brokwood Park School: https://www.brockwood.org.uk/