Está en la página 1de 1

Aceros de alta y ultra-alta resistencia

La tecnología aeronáutica y del espacio es una de las principales causas del


crecimiento industrial que se espera en los próximos dos decenios. El
desarrollo del transporte aéreo, de los sistemas de telecomunicaciones, de
Internet, de las aplicaciones espaciales, etc. cambiarán el panorama
económico mundial. En aeronáutica, la complejidad del producto, su puesta en
el mercado, la calidad y el perfil competitivo, demandan un crecimiento
tecnológico imparable en los próximos años para garantizar un impacto
ambiental más bajo, una mayor seguridad y eficiencia y no lo olvidemos: al
menor coste.

Las aleaciones de aluminio-cobre (serie 2XXX) y aluminio-zinc (serie 7XXX) son las
principales aleaciones utilizadas en aplicaciones estructurales del fuselaje. Las aleaciones
2XXX se utilizan en aplicaciones de tolerancia a fallos, tales como las piezas del ala
inferior y la estructura del fuselaje de la aeronave comercial, mientras que las aleaciones
7XXX se utilizan donde se requiere mayor resistencia, tales como las superficies del ala
superior. Las aleaciones 2XXX también tienen una ligera ventaja, al tener una mayor
capacidad para soportar la temperatura (150 vs 120 °C).

Magnesio y berilio
Aunque tanto el magnesio como el berilio son materiales extremadamente ligeros, ambos
tienen serios inconvenientes que limitan sus aplicaciones. Las aleaciones de magnesio
compiten generalmente con las aleaciones de aluminio para aplicaciones estructurales. En
comparación con las aleaciones de alta resistencia de aluminio, las aleaciones de
magnesio no son normalmente tan resistentes y tienen un módulo de elasticidad menor.
Sin embargo, las aleaciones de magnesio son significativamente más ligeras y por lo tanto
son más competitivas ante una densidad específica y módulo específico base. El mayor
obstáculo para el uso de las aleaciones de magnesio es su extremadamente pobre
resistencia a la corrosión. El magnesio ocupa la posición anódica más alta en la serie
galvánica, y por ello, no es potencialmente resistente a la corrosión.

titanio

El titanio suele emplearse a menudo para ahorrar peso mediante la sustitución de las
aleaciones de acero más pesadas en la estructura del avión y superaleaciones en las
piezas de baja temperatura en las turbinas. El titanio también se usa en lugar del aluminio
cuando los requisitos de temperatura exceden las capacidades del aluminio (~150 °C), o
incluso en áreas donde la fatiga o corrosión ha sido un problema recurrente.