Está en la página 1de 3

INSTITUTO SUPERIOR DE FORMACION Y

CAPACITACION DOCENTE
F.E.B.

Profesorado y Tecnicatura Superior en Tecnologías


de Equipos e Instalaciones Electromecánicas
Proyecto de Investigación
Curso: 2º Año
Ciclo Lectivo: 2018
Profesor: Acuña, Carlos
Alumnos: Castillo, Adrián;
Cirone, Gabriel;
Bustamante, David;
Illobre, Martín R.;
Torres, Darío;
Towstyka, Ezequiel;
PROYECTO TECNOLÓGICO

INTRODUCCION:

Como sostiene Aquiles Gay (en su apartado sobre “Análisis de producto”, referido a
un “Proyecto Tecnológico”): “La tecnología nace de necesidades, responde a demandas y,
mediante el desarrollo de productos tecnológicos, se propone la solución de problemas
concretos…”, “en otras palabras, los productos tecnológicos (bienes, procesos y servicios)
son las respuestas que brinda la tecnología a las necesidades, deseos o demandas de la
sociedad”. Analizando estas palabras, detectamos que los proyectos tecnológicos son los
verdaderos artífices de las “soluciones” a los “problemas” que surgen en la sociedad con el
devenir de los días.

FASES DEL PROYECTO:

Para llevar a cabo la realización de un proyecto de este tipo, se debe proceder a la


concreción de diversas etapas de un plan metódico tendiente al logro de los objetivos, es
decir, la satisfacción de esa necesidad (problema) planteada en primera instancia.

Sea cual sea el problema, dentro del plan metódico se pueden distinguir tres fases:

• Fase de estudio (fase de reconocimiento y análisis del problema).

• Fase de creación (fase de síntesis).

• Fase de ejecución (fase de conclusión).

A su vez, dentro de cada fase encontramos las siguientes etapas:

FASE DE ESTUDIO:

1. Reconocimiento y definición del problema.

2. Análisis del problema y de sus causas.

FASE DE CREACIÓN:

3. Búsqueda de alternativas de solución.

4. Selección de la solución.

FASE DE EJECUCIÓN:

5. Presentación de la solución y plan de acción (¿qué hacer?, ¿cómo?, ¿cuándo?).

6. Puesta en práctica de la solución, seguimiento y evaluación.


FASE DE ESTUDIO:

Es fundamental, para el logro de los objetivos, determinar de modo fehaciente la


situación problemática.

Para ello, entre los integrantes del grupo se ha realizado un “brain storming”. En
dicho proceso, uno de los participantes cumplió con el rol de moderador; otro, ofició de
redactor; y el resto, propuso situaciones problemáticas observadas en sus entornos más
próximos, los cuales refieren a ámbitos laborales, barrios en los que habitan, zonas
transitadas con frecuencia, etc. Las situaciones problemáticas son las siguientes:

- Proyecto hídrico del salado, sequia y baja de vertientes.


- Desalinizar el agua de mar.
- Sistemas de respaldo para los cortes reiterados de suministro eléctrico.
- Disminuir o restringir el consumo eléctrico.
- Conversión de energía cinética en eléctrica.
- Transformar residuos sólidos urbanos en energía eléctrica.
- Silla de ruedas apta para terrenos irregulares.
- Molino de energía eólica de bajo costo.
- Calefón o termotanque solar.
- Cocina con energía solar.
- Cultivo en hidroponia combinado con piscicultura.

De la anterior lista propuesta el grupo se logró un amplio consenso para desarrollar la


solución debido a las interrupciones reiteradas en la provisión de energía eléctrica en zonas
de Buenos Aires, por lo que se desarrollará el proyecto de “Conversión de energía cinética en
energía eléctrica”.

También podría gustarte