Está en la página 1de 3

EL EJECUTIVO TRIBUTARIO EN EL PROCESO CONSTITUCIONAL SOCIALISTA

DEL SIGLO XI EN VENEZUELA

A raíz de la creación de la V República de Venezuela, a través de la


Constitución de 1999, la cultura tributaria, en Venezuela en términos de
biodegradabilidad y de convencionalismo administrativo, indudablemente ha
proliferado pero sin una valoración macro socialista, por parte de los
contribuyentes, una de las razones fundamentales es el inicio del derecho
tributario desde la ordenanza tributaria alemana de 1920, que comienza a
imponer obligaciones tributarias a los administrados para equilibrar el
presupuesto del Estado, para crear, y mantener el entramado de necesidades
y costos públicos.

El derecho tributario existió en la antigua Roma en la ley de las X


Tablas, en la cual uno de sus libros se intitulaba del derecho administrativo y
financiero. Posteriormente el extendido medio evo, mantuvo oscurantismo
tributario aun con la existencia del renacimiento cultural y mercantil de
Florencia. La razón de ello era la perpetua disputa entre la administración de
la burguesía y la monarquía cristiana, a quienes se les impedía ejercer la total
personalidad del estado, por la clase dominante burguesa. El cristianismo
como fuero atrayente de civilizaciones extrañas a Europa, la osmosis entre el
reino árabe y el reino hispano, las relaciones internacionales privadas entre
alemanes migrados al norte de Italia, la internacionalización de la praxis de
cooperación política entre Francia en la administración italiana, fueron
circunstancias que impulso a Francia a intentar la codificación legalista y a
querer dominar el imperio europeo, centro derechista hasta no poder
dominar el imperio ruso por Napoleón Bonaparte.

El derecho tributario se le da autonomía por los alemanes en el siglo


20, quienes logaron materializar su fin, que es eludir la infamia nacional, pues
el objetivo es contribuir voluntariamente para desarrollar las naciones por las
rentas y actividades comerciales internas que generan base imponible para el
pago del tributo. La exagerada interrelación entre empresas internacionales
en cada uno de las naciones europeas, la plusvalía de mano de obra, la lucha
abanderada de los medios de producción, producía esa bifurcación del
cumplimiento del deber tributario por el mestizaje cultural entre los mismos
europeos y del mismo modo otros continentes.

En América Meridional o del Sur, sus naciones siempre han mantenido


un sustrato jurídico fundamental basado en el derecho comparado con las
potencias de la Europa latina o de lenguaje romance, Francia Italia y España,
en el ámbito Civil, por razón de ello el derecho tributario post colombino era
una rama del derecho rígido civil, así como lo fue el derecho del trabajo.
Uruguay en un viejo Código Fiscal pero siempre del siglo 20, post innovación
tributaria Alemana fue la nación ictuosa en autonomía tributaria, Venezuela
Codifico por primera vez en materia tributaria fue en los años 1982, 1994 y
2001, actualmente 2014, siguiendo a la influencia tributaria alemana
Socialista como uruguaya. El principal jurista alemán que da una
infraestructura de estado social que conlleva al desarrollo tributario fue Peter
Averle entre otros. La revolución rusa de 1917, que inicio el proceso de
economía planificada culminada en la guerra fría, inspiran la tributación
actual difuminada al socialismo, que intenta coordinar la empresa nacional
con las reservas de control y de ejecución propiamente por el Estado en
algunas actividades productivas.

Toda esta complicada contención social por la inconformidad con el


socialismo actual en Venezuela, ha generado que nuestro país mantenga una
estadística tributaria sobre el producto interno bruto del 12% muy distante
de Cuba que mantiene el 41% hasta el año 2016. He aquí la diferencia, en
dicha nación tradicionalmente es aceptada por todos su habitantes la cultura
tributaria que es creciente y efectiva, dado que es dar al opresor ingresos
para funcionar. Venezuela es caso distinto dado que aún existen empresas
privadas dominadas por las políticas económicas de las naciones originarias
de sus gobernantes, como en peor de los casos de aquellos que se creen
connacionales de Estados Unidos de Norte América. Siendo primordialmente
sabido notoriamente que la licencia de maternidad en el territorio nacional
es la base de toda actividad económica de índole funcionarial, y las empresas
extranjeras o de extranjeros del país resultan ser filiales o vinculadas de
matrices del sector privado.

ABOGADO JOHNNY FITTIPALDI

I.P.S.A. 90.282