Está en la página 1de 8

capítulo uno

LA CASA DE FRANNY

La familia Stein vivía en una preciosa ca­sita


rosada al final de la calle de Los Nar­cisos. Las
contraventanas es­ta­ban pintadas de color mora­
do y todo era cla­ro y alegre. Bueno, todo me­nos
la ha­bitación del ático, la de la ventana redonda.

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 9 11/05/17 15:38


Ésa era la habitación de Franny K. Stein y
a ella le gustaba que es­tuviera oscura, tene­
brosa y fantasmal.
Cada cierto tiempo, su madre entraba en la
habitación, llenaba las paredes con pósters de
flores y animalitos, y repartía peluches por to­
das partes. Le parecía que así lucía más linda.

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 10 11/05/17 15:38


Al día siguiente, Franny se las arregla­ba
para que su cuarto tuviera el mismo aspecto os­
curo, tenebroso y fantasmal que tanto le gus­
taba. Le encantaba que pareciera un calabozo
subterráneo invadido de arañas y murciélagos.
—¡Murciélagos! —se asombraba su ma­dre
cuando entraba en la habitación de Franny—.
¿Dónde los conseguirá? ¿Habrá alguna tien­­­­
da de murciélagos en el barrio?
11

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 11 11/05/17 15:38


Pero no, no había ninguna tienda de mur­
ciélagos en el barrio. Los murciélagos simple­
mente aparecían. Les gustaba la habita­ción de
Franny y a ella le gustaban los murciélagos.
—Son como ratas con alas. ¿Cómo no me van
a gustar? —decía ella.

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 12 11/05/17 15:38


capítulo dos

LA HABITACIÓN DE FRANNY

La habitación de Franny era muy extraña. Con­


tenía humeantes tubos de ensayo, raros recipien­
tes que exhalaban olores fétidos y una enorme
colección de artefactos eléctricos que echaban
chispas y crepitaban. La misma Franny los ha­
bía construido.

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 13 11/05/17 15:38


En la habitación también había una ta­
rántula gigante encerrada en una jaula, una
caja de cristal con serpientes y una pecera
enorme en la que criaba una variedad especial
de pirañas voladoras. No comprendía que al­
gunas personas cultivaran margaritas o ro­sas
pudiendo tener, como ella tenía, hiedra vene­
nosa y plantas carnívoras.
“Es que no hay comparación”, se decía, al
tiempo que atrapaba a una de sus pirañas vo­
ladoras.

14

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 14 11/05/17 15:38


Franny se encontraba tan a gusto en su
habitación que no quería salir de ella; pero,
claro, a fuerza tenía que salir para cosas como
comer, comprarse zapatos, ir a la escuela o al
baño, cosa que a Franny de verdad le gustaba.
15

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 15 11/05/17 15:38


¡Ups! Eso suena un poco raro. Era “ir a la
escuela” lo que a Franny le gustaba de verdad,
¿eh?

FRANNY MONSTRUO DE CALABAZA INT.indd 16 11/05/17 15:38