Está en la página 1de 31

CAPITULO VI

PROPUESTA DE TRATAMIENTO PSICOLOGICO

Esta propuesta intenta ser la ayuda necesaria para que sea aplicado por

profesionales que se interesen en ayudar a niños con estos problemas, no sin

antes auxiliarse de la respectiva asesoría psicológica.

Para la escogitacion de las técnicas de tratamiento la intervención clínica y escolar

de estas problemáticas se hizo uso de un enfoque ecléctico, sustentándose desde

diferentes modelos funcionales como es el conductista racional construido en base

a necesidades encontradas partiendo de la realidad objetiva y el principio de

actividad del niño como un todo bio-psicosocial-historico.

La propuesta contiene: introducción y objetivos, 1. Ansiedad y propuesta de

tratamiento, 2. Hábitos Nerviosos propuesta de tratamiento. 3. Recomendaciones,

4. Sugerencias Metodológicas Generales.

1. ANSIEDAD Y HABITOS NERVIOSOS. PROPUESTA DE TRATAMIENTO.

En la investigación sobre hábitos nerviosos en niños se constato la ansiedad como

elemento manifiesto en esta problemática. La ansiedad surge como un factor

predisponente para la formación y desarrollo de esto. De ello se


deduce que cada uno de los hábitos puede iniciarse como una conducta normal a

necesidades vitales e insatisfechas en el niño, pues basta con repetir una conducta

muy pocas veces para que enseguida se convierta en un habito.

Hay variaciones en cuanto a la gravedad de los actos dependiendo de los

estímulos que le provoquen ansiedad al niño, el problema radica en que se pueden

desarrollar y establecer fácilmente por algunas razones como:

¾ La causa original como ansiedad, nerviosismo e irritación.

¾ Otros miembros de la familia tienen el mismo habito y el niño lo copia.

¾ El habito nervioso atrae la atención del niño.

¾ El Habito produce bienestar y da sensación de seguridad.

Existen condiciones que incrementan los hábitos nerviosos:

¾ Angustia, ansiedad o preocupación.

¾ Excitación o agresividad.

¾ Aburrimiento o falta de estímulos.

Debido a que la ansiedad se origina por sentimientos de inseguridad e inferioridad,

el psicólogo ayudara a evaluar las experiencias pasadas, es decir el contexto

histórico social del niño y examinar como y en que medida influyen sobre la

ansiedad.

También se debe hacer notar que la conducta con hábitos nerviosos en el niño le

es útil para disminuir la ansiedad que de alguna forma experimenta o vive y

además le promueve algún otro estado satisfactorio.


Cuando el habito nervioso persiste llega a formar parte de las actividades normales

funcionales.

Las técnicas de tratamiento no enfocan solo al niño sino también al sistema familiar

del que forma parte.

Cuando las causas de la ansiedad en el niño se deben a una situación familiar

aversiva que reprime la conducta del niño y lo hace sentir inseguro y culpable, el

tratamiento consiste en provocar mediante técnicas de condicionamiento operante,

una aproximación e integración al medio ambiente familiar gratificando o reforzando

de forma paulatina las conductas deseadas.

“La técnica eficaz consiste en ayudarles a entender sus miedos alentándolos con

suavidad a afrontarlos y superarlos”.

Reducción de la ansiedad a través de la Desensibilización sistemática.

a) Evaluar el problema con el fin de identificar los comportamientos que producen

ansiedad. Determinar las circunstancias, personas, cosas que producen

ansiedad.

b) Se construye una jerarquía de ansiedad es decir una lista de situaciones

personas o cosas que provocan la reacción de ansiedad, en forma graduada de

menos a más.
c) Se entrena al niño en relajamiento muscular con una combinación de relajación

profunda, ordenes mentales para relajar los músculos e imaginación que se

represente cada parte del cuerpo.

d) Se ejecuta la técnica, el niño ya relajado se imagina la escena que le produce

ansiedad si siente mucha ansiedad se quita la imaginación y se relaja más.

Al estar nuevamente relajado, se le vuelve a presentar la escena y se va

rebajando la ansiedad poco a poco, e ítem por ítem.

Al finalizar se puede presentar al niño la escena desencadenante de ansiedad

sin que sienta angustia o temor. Se inicia por las escenas menos ansiosas y se

va pasando en forma lenta a las más difíciles y amenazantes.

Reducción de la ansiedad por medio de la terapia racional emotiva para el

niño y su familia.

Para reducir la ansiedad hay que enseñar al niño a modificar sus evaluaciones

de amenaza que se basan en sus creencias irracionales.

La meta es convencer al paciente que su ansiedad se debe a su percepción


equivocada y a sus creencias irracionales sobre los acontecimientos

angustiosos. El éxito parece cuando se eliminan los pensamientos y creencias

irracionales. Entonces el paciente es libre de enfocar su atención de manera

efectiva y lógica a las tensiones de la vida y obtener una mayor satisfacción de

ella.

Otra técnica de autoayuda es la meditación trascendental para programar un

tratamiento eficaz dirigido a situaciones de ansiedad infantil, la intervención

debe completarse con la terapia de juego, en la ludoterapia el niño vuelve a la

realidad, expresa represiones, no huye de ellas y es capaz de afrontarlas.

El niño salvadoreño es frecuente que presente ansiedad ante la ausencia de los

padres ya sea por hogares desintegrados o por exigencias de tipo escolar, por

lo que se recomienda lo siguiente.

¾ Que los padres procuren tranquilizarlo, sonreírle y no sentir aburrimiento ni

rechazo cuando esta con el.

¾ Incorporar al niño a un grupo de recreación, deportes, danzas, cantos,

teatro, etc.

¾ Buscar actividades positivas al niño por ejemplo: dibujo, manualidades,

deportes, buenas relaciones con sus compañeros, para valorar estas

cualidades, reforzando su autoestima y dar mayor seguridad.


¾ Se recomienda aplicar técnicas de relajación.

En el caso de la escuela, la ansiedad produce inadaptación y desajuste escolar,

que aparece en el momento en que el equilibrio se rompe ya sea por que el niño

tiene dificultades individuales o por que la escuela no aporta suficientemente y

exige demasiado.

Dicho desequilibrio se manifiesta en actitudes expresadas libremente o solapadas

como conductas inadecuadas.

Por ello, a menudo se plantea la conveniencia de tratar los niños afectado por

hábitos nerviosos mediante psicoterapias en lugar de redacción.

No hay duda de que las escuelas son una fuerza socializadora en el desarrollo del

niño. El hecho de que los niños pasen tantas horas en la escuela coloca a los

maestros administradores, asesores y personal de apoyo en un papel critico para

ayudar a los niños a superar problemas emocionales.

Las escuelas son ambientes propicios para la intervención en crisis y esta terapia

no es diferente a la ofrecida en ambientes clínicos


2. HABITOS NERVIOSOS. PROPUESTA DE TRATAMIENTO

retomando los hábitos nerviosos que se presentaron con mas frecuencia en la

población investigada, sintomatologia y causas, y condiciones del entorno

psicosocial en el que se desarrollan los niños se presentan lineamientos generales

de tratamiento y técnicas a implementar.

Onicofagia

Tratamiento:

a) Diagnosticar las razones que originan el habito y lo mantienen.

b) Apoyo amistoso y de la familia

c) Trabajar con actividades en las que el niño ejerza la voluntad y el dominio de si

mismo.

d) Aplicar actividades lúdicas que permitan que el niño tome conciencia del habito.

e) Incluir técnicas de relajación.

f) Identificar las situaciones más frecuentes en que aparece el hábito.

Actividades:

¾ Involucrar al niño en una actividad jugando de hablar por teléfono, establecer

una conversación con el niño, que permita lograr un nivel de confianza,

estableciendo un dialogo.

¾ Jugar de hacer un serio hasta reírse.


¾ Jugar de “Cámara lenta”, llevarse la mano a la boca y se retira.

¾ Me muerdo las uñas, me doy cuenta y ¡pronto! Dejo de hacerlo. Lograr que el

niño mantenga ocupada sus manos a través de una actividad lúdica.

¾ Mirándome en el espejo para no morderme las uñas.

¾ Descubriendo cuan útiles son mis manos y por que debo cuidarlas

¾ Cuidado y reparación de uñas.

Que los niños reconozcan la utilidad de sus miembros superiores y que aprendan a

través de hábitos adecuados a estimar, cuidar sus manos dedos y uñas. Sugerirles

también el uso de cremas y aceite de manos en la cutícula.

¾ Hagamos doblados en el aire (vuelta de gato).

Lograr que el niño descubra cuan útiles son sus manos en la ejecución de

diferentes clases de tareas necesarias en su accionar, a través de la realización

de esta técnica.

¾ Aprendo a relajarme y cuando siento deseos de morderme las uñas hago

ejercicio de relajación.

Respiración, tensión-distención de extremidades superiores, tensión

distensión de manos, Postura rigida-flacida.

¾ Actividades de construcción, creación y recreación.

¾ La ficha de observación de problemas de onicofagia contiene hora, frecuencia

de hábitos, situaciones en que lo presenta, emociones observaciones.

Estas técnicas mantienen al niño ocupado en una actividad especifica la que

permite en alguna medida evitar la presencia de un habito.


Onicofagia

Hora Frecuencia Situaciones Emociones Observaciones

Números de roídos

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Tartamudeo.

Las técnicas de tratamiento que se utilizan se refieren a las propuestas en el libro

Psicoterapia y Consejería de José Rafael Prada Ramírez, y son las siguientes:

¾ Las primeras modalidades como el método de H. Gutzman procuraban

modificar la respiración durante la dicción y utilizaban la relajación sistemática

de los músculos de la fonación y proponía 12 reglas de autocontrol del

individuo.

¾ Otro procedimiento a utilizar son los gestos como recurso terapéutico, el

terapeuta y el paciente proyectan un plan sistemático de mímica y gesticulación

exagerada para palabras y frases.

¾ Técnicas del soplido de Schwartz (1977): pretende impedir los espasmos de la

laringe y las cuerdas bucales. Para esto; se precede a la pronunciación de las

palabras, un sonido no audible de “hechar el aliento” el entrenamiento es

intensivo.

¾ Técnicas operantes: se intentan utilizar los principios del reforzamiento el

castigo o combinados, para aumentar la fluidez de palabras o disminuir la

tartamudez.
¾ Practica negativa: el tartamudo ha de cometer en forma deliberada y reiterada el

fallo correspondiente, conviene explicar al paciente para que ejercite todos su

buena voluntad.

¾ Hablar en sombra: repetir con poco de retraso el texto que el terapeuta lee.

¾ Enmascaramiento de la retroacción acústica: que es la transmisión controlada

de cualquier ruido por auriculares.

¾ Otro método consiste en utilizar al comienzo una retroacción acústica

fuertemente retardada. El paciente aprende a hablar lo mas lenta o

prolongadamente posible. Luego se va rebajando los tiempos de retardo hasta

el limite deseado.

¾ Hablar al compás: se utiliza para llevar al compás estímulos acústicos, táctiles,

o visuales. El tratamiento se combina con otras formas de terapia y presenta

buenos resultados.

¾ También se menciona la terapia breve de Azrin y Nunn, dividen su método en

cuatro etapas:
A. Preparación.

B. Entrenamiento de la palabra.

C. Ejercicios de generalización

D. Ejercicios para realizar en casa.

Método de tratamiento para Tics.

1. Hacer caso omiso del Tic. Tanto como se pueda, desatender un tic no lo hará

desaparecer; pero ayudara a que se desvanesca de forma gradual a medida

que el cerebro madure. Cualquier reacción hacia el tic por parte de otras

personas hará que l tic continúe por mas tiempo.

2. Proteger al niño de la ansiedad. Un niño con tic probablemente tiene algún

motivo para estar inquieto o preocupado.

3. Control simple. El niño puede detener el tic durante un periodo corto de dos o

tres minutos mediante su fuerza de voluntad. Este tiempo se podrá ir

aumentando de forma gradual.

4. Señalar un récord. A veces es útil señalar un récord en algo relacionado con

el tic por ejemplo el tiempo máximo sin el tic o la frecuencia del mismo durante

un lapso de cinco minutos. La idea de todo esto es que el niño sienta que

comprende mejor el tic y que su atención se desplaza de los problemas el tic

para centrarse en el hecho de lograr el récord.


5. Repetir el tic. Realizar el tic deliberadamente unas cuantas veces puede

resultar útil.

6. El cuadro de tic contiene, frecuencia del tic descripción de la situación,

cogniciones, preocupaciones, nivel de ansiedad 0-10 observación y el cuadro

de gráficos. Para determinar la cantidad de tic que el niño presenta en un

determinado tiempo.
CUADRO DE TICS

Frecuencia Descripción de Cogniciones, Nivel de Observaciones

del tic la situación preocupacion ansiedad 0-10

es

Ficha de autoregistro

Numero de tics

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

Chupeteo del pulgar.

La mayoría de niños atraviesan la etapa del pulgar u otro dedo, y no merece dar

importancia a un habito tan normal durante los dos o tres primeros años de la

infancia; pero hay rtazones que muestran porque y cuando los habitos pueden

interferir en la vida normal del niño.

¾ Dañan la boca o los dedos - cualquier edad.

¾ Dificultan la comunicación - cualquier edad.

¾ Deforman la boca. Después de los dos – cuatro años.

¾ Hacen que un niño mayor parezca inmaduro – después de los cinco – siete

años.

¾ Se convierte en blanco para la broma – después de los cinco años.

Cuando más mezcladas estén emociones y hábitos nerviosos, peor será: algunas

actividades a poner en practica con los niños que se chupan el pulgar o cualquiera

de los dedos restantes son:

¾ Procurar mantener las manos del niño ocupadas con otras cosas para que no

estén disponibles para chupárselas.

¾ Si se ve al niño con el pulgar en la boca, de algo para que lo sujete con los

manos sin decirle nada acerca de lo que estaba haciendo.

¾ No diga nada, solo quite el pulgar de la boca y continúe como si no hubiera

pasado nada.

¾ Puede ser muy útil poner alguna clase de recordatorio en el pulgar, como un
trozo de esparadrapo o dibujar en el un punto o una cara.

¾ Otro método consiste en enseñar al niño a identificar los momentos

“arriesgados”, para chuparse el dedo y sujetárselo durante estos ratos mientras

cuenta hasta veinte.

¾ Dar algo al niño cuando se va a dormir, como un juguete blando.

Un apaciguador es un objeto que los niños usan para sentirse más tranquilos y

seguros. Viene a representar la tranquilidad que no les aportan sus padres, motivo

por el cual los niños lo usan mas frecuentemente cuando deben separarse de sus

padres por alguna razón. Los apaciguadores son útiles para el desarrollo de su

independencia y para aprender a sentirse seguros, pero pueden entorpecer la vida

diaria si su uso se vuelve constante y el niño pasa a depender de ello. En vez de

ayudarle a confiar en si mismo y en sus padres.

La psicoterapia propuesta es:

¾ Entrenamiento autógeno.

¾ Terapia de juego.

¾ Terapia racional emotiva (concientización del habito).

¾ Reacción de competencia.

¾ Terapia imaginativa aversiva.

¾ Refuerzo positivo.

¾ Terapia familiar.

¾ Terapia grupal.

¾ Terapia de apoyo.
Bruxismo.

Tratamiento:

Se debe relajar la mandíbula y mantenerla apartada de los dientes superiores,

también se puede emplear la autorelajación general del cuerpo.

Se deberá realizar el ejercicio de caída de mandíbula durante tres minutos y

pacticarlo durante el día o ha la hora de acostarse. Adoptar el ejercicio ayudara a

relajar la mandíbula incluso después de estar dormido.

Deben ensayarse cuando se encuentre a solas hasta lograr seguridad de realizarlo

en situaciones de la vida real. Se podrán hacer diariamente, en un tiempo de

quince minutos. Es importante el apoyo social de amistades y familiares.

La persona que practica el habito debe animar a los demás para que le ayuden a

controlarlo en vez de ocultarlo. Es importante tomar conciencia del habito para

controlarlo.

Al aprender a controlar el habito podrá exhibir la mejoría bucando situaciones y

personas a las que se ha evitado y disfrutar de estas situaciones en un nuevo

estado.

En este caso es recomendable la relajación para contrarrestar la ansiedad que

manifiesta el individuo mediante duerme o hace otras actividades.


Técnicas para ayudar a los niños que sufren de tos psicogenita o tos

nerviosa.

1. En primer lugar: reducir la ansiedad al mínimo.

2. Convencer al niño de que su ansiedad se debe a una percepción equivocada y

a sus creencias irracionales sobre acontecimientos angustiosos.

3. Reemplazar las creencias irracionales por evaluaciones más racionales y

realistas.

4. Enseñar a controlar sus propios pensamientos.

5. Utilizar terapia de relajación.

6. Cohlan: vendar apretadamente el tórax con una sabana plegada, el vendaje

puede retirarse al cabo de dos o tres días.

7. Mantener un ciclo respiratorio suave sin dejar que el flujo del aire se detenga ni

siquiera momentáneamente. Debe detener el flujo del aire a fin de toser; si

manteen conscientemente el flujo de aire sin interrupción, prevendrá la tos.

Mantenga los labio algo separados, la boca ligeramente abierta y respire por la

boca para facilitar el flujo de aire. Decir: debo concentrarme en aspirar y expirar

y no detener el flujo del aire ni siquiera momentáneamente.

Enuresis.

Tratamiento:

El primer paso para el tratamiento del niño enuretico consiste en un examen físico,

una vez examinado el tracto urinario y constatado su normalidad debe

considerarse el problema desde el aspecto psicológico.


Para el tratamiento de la enuresis primaria hay que enseñar las destrezas

apropiadas para conseguir el entrenamiento apropiado. Un método utilizado es el

acondicionamiento instrumental de evitación, puede realizarse de dos formas: una

requiere de instrumentos adecuados y diseñados especialmente para el tratamiento

de la enuresis y la otra es una forma de aplicación sencilla de los principios de

aprendizaje que pueden aplicar los mismos padres.

Un método no aconsejable para el tratamiento de enuresis primaria es el llamado

“supresión del síntoma”, la equivocación de la teoría en que se basa la supresión

de líquidos reside en que el aprendizaje solo se realizara cuando el niño note la

presión en su vejiga, esto no hace mas que retrasar dicho proceso de aprendizaje.

El tratamiento eficaz para la enuresis nocturna debería seguir el camino contrario al

método de supresión. Una terapia irracional debería incluir la ingestión de una

cantidad considerable de líquidos, de forma que despierte la necesidad fisiológica y

haga posible el periodo del entrenamiento.

Los pasos para seguir podrían ser:

¾ El niño esta en un ambiente distraído y libre que no le produce tensión.

¾ Se le da una mayor cantidad de líquidos.

¾ En un contexto agradable se ponen en practica varias veces las destrezas de

vestirse y desnudarse para ir al lavabo.

¾ Repetir con frecuencia las instrucciones sobre lo que tiene que hacer en forma
afirmativa positiva para motivarlo.

¾ Ir eliminado paulatinamente las advertencias.

¾ Detectar y corregir los accidentes continuar reforzando, prestar atención a las

posibles recaídas.

¾ Pueden producirse cambios en el comportamiento infantil sin trabajar

directamente con el niño, es decir llevando a los padres a una situación

terapéutica, lo que produce efectos positivos en el niño enseñando a los padres

como disminuir los conflictos que sufren con sus hijos.

¾ Otra parte del tratamiento debe dirigirse a las relaciones y adelantos del niño

en la escuela, todo lo que recibe de esta influyen en el origen de la enuresis.

Los métodos de tratamientos mas utilizados consisten en procedimientos de

condicionamiento de psicoterapia psicodinamica los cuales son:

1. El tratamiento conductual de timbre y cojín, propuestas en el libro técnicas para

el tratamiento psicopedagogicos (Alfredo Gozalbez Celdran).

2. Entrenamiento de control de continencia (Kimmel y Kimmel 1970) este tiene

mas efecto con la enuresis diurna (anexo hoja de control).

3. El entrenamiento de cama seca (azrin, Sneed y Fooxx, 1974).

4. Economía de fichas.

5. Relajación.

Sin embargo los anteriores tratamientos sirven nada mas para contrarrestar los

síntomas y no tratan de llegar al entorno familiar.


HOJA DE CONTROL PARA LA ENURESIS

Nombre__________________________________________________

Edad: ______________________ Grado ________________________

Fecha____________________________________________________

Día Minutos de Numero de Numero de Contención Resultados Mojo la Cama

retardo evacuaciones veces que del flujo 8/10 - = + SI NO observaciones

propuesto logra retardar Seg.


Técnicas para ayudar a niños que manifiestan el habito de tricotilomania

(halarse el cabello).

1. Bloquear el movimiento asociado al habito. Los movimientos asociados al habito

pueden ser: frotarse el mentón, frotarse labios con la mano, rascarse el rostro,

la nariz o el cuero cabelludo cuando pica, acariciar el bigote o la barba, frotarse

los ojos cuando los nota fatigados, acariciarse el mentón cuando esta en

profundos pensamientos, alisarse el cabello con la palma.

2. Mirarse en un espejo mientras realiza deliberadamente el habito.

3. Realizar el movimiento lentamente, describiendo en voz alta cada parte del

movimiento.

4. Concentrarse en el movimiento del habito de modo que pueda interrumpido de

inmediato cuando se sorprenda realizando el movimiento.

5. El apoyo social es importante pedir a amigos y familiares que le ayuden a

detectar el movimiento.

6. Aprender a relajarse: cambiar la manera de respirar, se debe respirar profunda

y lentamente, aspirar hondo, lenta y regularmente y luego expirar con lentitud.

Adoptar una postura relajada dejando que los hombros caigan un poco hacia

delante en vez de mantenerse erguido si se esta sentado, abandonar cualquier

posición rígida apoyarse contra la silla, si se esta de pie colocar los hombros

algo encorvado y relajar músculos pectorales y abdominales.


Encopresis.

Tratamiento:

Se sugiere que el encopretico primario o continuo necesita un entrenamiento mas

que una psicoterapia, mientras que el encopretico secundario se supone que

plantea un problema mas serio necesitando una acción terapéutica tanto para si

como para los padres.

Las técnicas de condicionamiento operante se han mostrado muy útiles en los

casos de encopresis continua, una combinación de refuerzos positivos y negativos

son el mejor medio de conseguir que el niño adquiera este tipo de aprendizaje. Es

interesante la utilización de refuerzos positivos unidos al acto de defecar sobre

todo reforzar gradualmente sucesivas aproximaciones a la defecación en el lavabo

por ejemplo: hacer que el niño explique lo que debe hacer par defecar.

Conviene que al niño se le premie cada frase de aproximación y que estos hechos

no sean vividos por el niño como aversivos.

Como lo encopresis para el caso se debe a un conflicto emocional en muchos

casos de encopresis secundaria, conviene además detectar y considerar dicho

conflicto mediante la técnica de desensiblizacion sistemática combinada con

inhibición reciproca, juntamente con terapia.


Familiar dirigida al niño y a sus padres u otros familiares generadores del conflicto,

Finalmente, conociendo que la base de los hábitos nerviosos es la ansiedad, se

propone para su tratamiento el programa completo de ejercicios para el

entrenamiento autógeno que consiste en varias sesiones de ejercicios que se

realizan durante un espacio de varias semanas, los propósitos son los siguientes:

¾ Soy valiente y fuerte (para ansiedad).

¾ Resuelvo mis problemas.

¾ Lo consigo.

¾ Me siento completamente libre y relajado.

¾ Resuelvo mis problemas.

¾ Estoy completamente tranquilo y concentrado.

¾ Me siento muy ligero.

¾ No pienso en nada.

¾ Percibo la tranquilidad.

¾ Veo el silencio.

¾ Me defiendo con todas mis fuerzas. (Para Tics, Onicofagia,


Tricotlomania, Bruxsimo, Chuparse
el pulgar)
¾ Me siento libre y relajado.

¾ Siento la relajación.

¾ Sé de lo que soy capaz y lo hago.


(Para Tartamudeo y tos psicogenita)
¾ Me impongo a mí mismo.

¾ Me siento sin impedimentos y relajado.

¾ Digo lo que pienso.


¾ Estoy seguro.

¾ Me gusta hablar.

¾ Puedo hablar de todo.

¾ Puede exigir y oponerme,

¾ Puedo callarme.

(Para Enuresis y Encopresis)


¾ Estoy muy relajado.

¾ Yo despierto cuando necesito ir al servicio.

¾ Me siento muy seguro.

¾ Yo mismo dirijo mi vida.

Según la edad y el interés del niño se puede ayudar con cuentos fábulas y

leyendas, muñecos, marionetas, representaciones teatrales, deporte, juego y

gimnasia, música, pintura y modelado.

Los procedimientos de relajación se han considerado útiles tanto para tratar

problemas relacionados con la ansiedad así como problemas orgánicos en general

la relajación tiene la finalidad de reducir el nerviosismo y puede el niño emprender

el procedimiento de relajación antes de entrar en una situación que hayan

identificado como causante de nerviosismo, dicha relajación la puede utilizar como

una técnica de auto control para el resto de su vida, en situaciones en que no se

pueda emplear técnicas de relajación se realizan los ejercicios de respiración

profunda.
RECOMENDACIONES.

Consejo a los padres que intentan corregir los hábitos nerviosos de sus

hijos:

¾ El éxito de su hijo con cualquier método de tratamiento dependerá en gran

parte de su motivación para no seguir incurriendo en le habito. El método de

control de los hábitos es un programa de auto control y requiere que su hijo

haga activamente ciertas cosas para eliminar su habito. Usted no puede hacer

el trabajo con él.

¾ Repase con su hijo el procedimiento general.

¾ Repase con su hijo los inconvenientes causados por él habito.

¾ Comente con su hijo los beneficios de eliminar el habito.

¾ Corrija su hijo sin hacerse pesado.

¾ Siga algunas reglas para que su hijo mantenga motivación, acompañando los

recordatorios con afirmaciones positivas.

¾ A medida consideran sus problemas de inadaptación y cambian su

comportamiento, igualmente se reduce la ansiedad del niño.

Escuela.

Los maestros pueden contribuir a resolver los problemas sobre conductas

inadecuadas si buscan las causas y orientan a la familia de los niños para

cambiarla. Antes de iniciar una técnica psicopdegogica para lograr una conducta,

mantenerla, incrementara o eliminarla, es importante que se tenga un diagnostico

del trabajo docente.


Una vez corregidas las acciones o circunstancias posibles generadoras de

conductas inadecuadas, es momento propicio par utilizar técnicas modificadoras

dentro de un salón de clases, para lo cual se hace necesario conocer aspectos

fundamentales sobre estas técnicas.

Las técnicas psicopedagogicas para el control o disminución de conductas también

pueden utilizarse en modelos de terapias grupal, como reforzadores de actividad

tomando en cuenta, desarrollo, intereses, capacidades de los alumnos, recursos y

creatividad del maestro.

Los niños de comportamiento inadecuado son niños desalentados, es importante

estimularlos enfocando sus cualidades y potencialidades. No señale sus errores,

señale todo aquello que ellos hacen bien y que a usted le producen satisfacción y

agrado, para ayudarles a desarrollar confianza en sí mismo y autoestimacion.

Para que el psicólogo elabore un plan general de tratamiento:

La persistencia del habito conduce a los procedimientos para tratamientos:

Motivación: para ayudarle al niño a comprender los inconvenientes causados por

él habito nervioso, el psicólogo debe revisar todas las situaciones en las que el

habito le ha causado dificultades.

Conciencia: para tener conciencia del habito, debe de aprende a ser sensible a

sus detalles específicos.


Reacción de competencia: para permitirle controlar el habito una vez es

consciente de el el niño debe aprende una reaccion que sea incompatible copn la

practica del habtio, de moso que pueda detener este poniendo en marcha la

anterior.

Reacción correctiva: una vez aprendida la reaccion de competencia debe

utilizarla para interrumpir él habito en cuanto note que empieza a caer en él.

Reacción preventiva: debe aprender a producir la reaccion incompatible cada vez

que el niño sienta la tentacion de realziar él habito nervioso, con el fin de impedir

que este se inicie.

Comportamiento asociado: debe aprende a reconocer la conducta que precede a

su habito, de modo que pueda usar la reacción de competencia para evitar incluso

este comportamiento asociado.

Situaciones que tienden al habito: debe cobrar conciencia de los tipos de

situaciones en las que tiende a practicar el habito, de modo que pueda usar la

reacción de competencia en cuanto el niño se encuentre en esas situaciones.

Adiestramiento en relajación: debe aprender metodos de relajaicon, par

adminsitrar cuando el niño se pone nervioso, especialmente en situaciones

tendientes al habito nervioso.


Apoyo social: debe promover y buscar apoyo de los amigos y familiares del niño

para que contribuyan a tomar conciencia del habito y le ofrezcan buen trato,

ambiente favorable y aliento para seguir adelante cuando se vea en estas

situaciones.

Practica: debe infundir la practica de los procedimientos a nivel individual en el

niño y l ayuda de la familia para obtener el tratamiento de causales y no así solo

de sintmatologia, hasta que los orígenes de la problemática se vean disminuidos.

Ensayo simbólico: debe llevar al niño y su familia al ensayo de una nueva manera

de afrontar los hábitos nerviosos y muchas situaciones diferentes, poniendo en

practica los procedimientos mientras se imagina en esas situaciones, como parte

de la terapia familiar.

Exhibición de la mejora: despues del entrenamiento, debe buscar

deliberadamente siutaciones que ha evitado anteriormente a causa del habito

nervioso.

Registro: debe llevar un registro de la frecuencia y superación del habito, de modo

que se puedan observar sus progresos.

Es importante que el psicólogo ejecute un proceso de evaluación con una

regularidad determinada y que se lleve a cabo en conjunto con el padre para definir
logros y limitantes del tratamiento.

El psicólogo debe estar consciente de su papel a desempeñar ante la consulta,

para pode a tender la demanda real que se le hace, si esta en condiciones de ello,

para no crear en su actuación expectativas que no puedan ser satisfechas.

El psicólogo debe velar por la adaptación del alumno, por personalidad e

integración escolar, ayudándole a resolver los problemas que detecte y pueda

tratar, a demás deberá conocer los intereses del alumno para facilitar la

orientación de su actividad.

¾ El psicólogo debe incentivar al maestro para que se involucre en el

conocimiento de las pautas de tratamiento a fin de que su colaboración sea lo

más efectiva posible para el logro de los objetivos deseados.

¾ Es oportuno establecer entre el psicólogo, alumno y padre de familia un acuerdo

o contrato en el que se determinen los aspectos a que cada uno se

compromete.

¾ El psicólogo, como un nuevo modelo de socialización deberá transformar la

imagen que el niño tiene de si mismo, dar un nueva significado a las

experiencias internas y externas.

Sugerencias metodológicas generales para la aplicación de la propuesta de

tratamiento.

¾ El psicólogo debe concientizar al padre de familia respecto a la importancia de


desarrollar el tratamiento de acuerdo a las prescripciones.

¾ Para conseguir los efectos propuestos a partir de las pautas de tratamientos, el

psicólogo debe entrenar al padre, quien es el responsable y esta en mayor

contacto con el niño.

¾ La comprensión de los padres debe posibilitar un correcto entendimiento de los

objetivos que se perciben y la forma de realizar cada tarea en concreto.

¾ El trabajo que se ejecute en casa deberá realizarse en forma continuada y

sistemática, requisito imprescindible para lograr éxito en el tratamiento.

¾ Se sugiere a los psicólogos dar seguimiento a la aplicación de la propuesta de

tratamiento para lograr su efectividad.