Está en la página 1de 3

Curso de Gestión Escolar para

Directivos encargados 2018


.

CASO MOTIVADOR
“EULALIA, DOCENTE DE PROFESIÓN, MAESTRA DE VOCACIÓN”
Parte II – Liderazgo pedagógico

Eulalia ha elaborado el Plan Anual de Trabajo


de su Institución Educativa en forma
participativa con todos los docentes y algunos
representantes de la APAFA. Se han establecido
objetivos y metas a lograr promoviendo el
compromiso de toda la comunidad educativa.

Para ello, se han organizado equipos de trabajo


entre docentes y padres de familia y, además, se han distribuido
responsabilidades. Eulalia procura estar siempre en contacto con los docentes
dialogando acerca de cómo van las tareas encomendadas y en qué puede
apoyarlos. También se ha reunido con la APAFA y, colaborativamente, han
elaborado el presupuesto del año escolar a partir de lo que tienen previsto
recaudar en el presente año lectivo.

Han transcurrido tres meses y Eulalia está haciendo un balance de lo avanzado.


Recuerda que cuando solicitó incrementar la compra de escobas, recogedores y
desinfectantes para los servicios higiénicos, y de cilindros para usarlos como
tachos de basura en el patio, los padres de familia y algunos docentes indicaron
que no serviría de mucho porque el personal de servicio no cuida esos enseres.
Incluso en una reunión dos madres de familia manifestaron su desacuerdo de
manera alturada, Eulalia respondió de manera calmada pues quería llegar a
entender las razones que explicaban dicha reacción, de modo que en esa reunión
se identificó que anteriormente se había realizado una compra similar y los
productos se habían deteriorado muy rápido. Al inicio, tomó mucho esfuerzo, por
parte de ella y el equipo encargado de esta tarea, conseguir que el personal de
servicio use de forma adecuada los mencionados artículos y que, además, todos
a la hora del recreo coloquen la basura en los cilindros. Ahora todos los
estudiantes y docentes llevan la basura a estos tachos y los patios están
generalmente limpios, eso la pone contenta, pero aún no ha logrado que los
servicios higiénicos se mantengan totalmente limpios. Las veces que,
conjuntamente con el personal de servicio, se inspeccionaron estos espacios, se
encontraron papeles fuera de los tachos, pero eso sí, los estudiantes ya no hacen
inscripciones en las paredes ni puertas del baño. La mayoría de docentes también
están manteniendo las aulas limpias y organizadas y se percibe un buen
ambiente, incluso han aumentado las plantas en las aulas y corredores, además
observa que los estudiantes por turnos las riegan, no obstante, le preocupa tener
algunos docentes con ideas tan arraigadas que no quieren ser parte del cambio e
intentan desmotivar a sus compañeros.

Concentrada en los aprendizajes, Eulalia ha concluido la primera visita de


acompañamiento a las aulas y ha detectado que la mayoría de los docentes
carecen de estrategias para realizar trabajos colaborativos con los estudiantes y
solo se limitan a desarrollar prácticas y tareas en forma individual. Ella ha
realizado algunas indagaciones y le han recomendado a un catedrático de la
universidad de la localidad que realiza “Talleres de Aprendizaje Colaborativo”; ha
conversado con los miembros de APAFA para que puedan contar con sus servicios
con la finalidad de realizar tres jornadas de capacitación con los docentes, ellos
estuvieron de acuerdo y además se había previsto un presupuesto para capacitar
a los docente.

Las jornadas se desarrollaron de forma práctica y vivencial. Eulalia se mostró muy


complacida al ver a sus docentes participar de forma activa realizando las
dinámicas y estrategias que les proponía el ponente. Ella también participó de las
mismas y reconoce que hay mucho por aprender.

Ha transcurrido dos semanas desde la capacitación y ha organizado a sus


docentes por grados para realizar la planificación de las sesiones de aprendizaje
incorporando lo trabajado en el taller de aprendizaje colaborativo. Ahí ha podido
observar que no les resulta sencillo realizar esta tarea, por lo que ha tenido que
dejar de lado algunas acciones que tenía previstas para concentrarse en
acompañar y asesorar de forma activa a los docentes, es más, ha coordinado con
ellos realizar algunas simulaciones y luego algunas clases compartidas.
La ruta no es sencilla, ha tenido algunos sinsabores y diferencias con algunos
docentes y padres de familia que no están de acuerdo con las acciones y normas
que se vienen implementando, a veces debe enfrentar demandas o reclamos
injustos, pero busca siempre ponerse en el lugar de la otra persona y al menos
escucharla. Cuando se siente desanimada, observa el rostro de los estudiantes y
piensa: “¡Vale la pena el esfuerzo!”

Eulalia recuerda la pregunta de su amiga Georgina al inicio del año escolar: ¿Cuál
va a ser la huella que quieres dejar en la Institución Educativa? ¿Por qué quisieras
que recuerden tu gestión? Ahora le parece que ya tiene una respuesta.

Su huella es promover y participar en el desarrollo de sus docentes para lograr la


mejora de los aprendizajes de los estudiantes y que estos realicen las actividades
escolares en un ambiente ordenado y de apoyo, en el que todos se respeten. Ella
piensa: “Suena bonito, pero es un reto y ya estoy dando los primeros pasos para
lograrlo”.

No hay duda que a Eulalia le gusta su trabajo y disfruta todo lo que hace y se
siente fortalecida porque el equipo docente cada vez demuestra más
compromiso.