Está en la página 1de 2

El collar de la paloma,

Ibn Hazm de Córdoba

Encontramos en Tawq al-hamāma, el tratado de amor escrito en torno al 1022 en


Játiva por el poeta, jurista y filósofa Ibn Hazm, una magnífica composición arabigoanadaluza
que nos acerca y describe, como documento directo dispuesto en 30 tratados, la vida califal
de Córdoba y nos da las claves para entender los motivos amatorios de la sociedad
hispanoárabe. Después de la lectura de la “risala”, quisiera destacar las características que
podemos deducir en cuanto a concepción del amor platónico perteneciente a la cultura
grecolatina se refieren en la obra de Ibn Hazm. En la breve extensión de la que se dispone,
se pretende hacer un acercamiento con la obra platónica Symposion (El banquete) al tratar
de manera similar la esencia del amor y el Eros a partir de reflexiones en dos aspectos
destacables: el origen de la esencia del amor y el común desenlace de las obras apostando
por la castidad y el amor matrimonial que el Amor cortés encontrará sus bases
posteriormente en Europa.
Apunta Ibn Hazm, en el primer tratado “sobre el amor” de que “consiste en la unión
entre partes de almas que, en este mundo creado, andan divididas, en relación a cómo
primero eran en su elevada esencia”1. Veamos pues en El collar, cómo alude al discurso que
Aristófanes pronuncia en el Banquete de Platón sobre el mito del andrógino y la esencia del
amor “ (Zeus dijo) Ahora mismo, los cortaré en dos mitades a cada uno y de esta forma
serán a la vez más débiles y más útiles para nosotros por ser más y más numerosos […] Una
vez fue seccionada en dos la forma orginal, añorando cada uno su propia mitad se juntaba
con ella y rodeándose con las manos y entrelazándose unos con otros, deseosos de unirse
en una sola naturaleza, morían de hambre y de absoluta inacción, por no querer hacer nada
separados unos de otros.” Pese a que Ibn Hazm no cree que fueran las almas “esferas
partidas” y al saber a ciencia cierta que el poeta tuviera contacto directo con textos
platónicos, sabemos conocía “El libro de la flor” de Ibn Dāwūd que, de igual modo, trataba
sobre el amor. Por lo tanto, podemos ver mediante una pequeña muestra cómo se toman los
tópicos amatorios grecolatinos en la obra del andalusí Ibn Hazm ya sea por contacto directo
o bien a través de sus cohetáneos compositores.
También quisiera señalar, siguiendo la línea de comparación entre “El collar” con el
“Banquete” platónico la última parte de las obras. El último pasaje de la obra de Ibn Hazm
trata “ Sobre la excelencia de la castidad”, posterior a “Sobre la fealdad del pecado”, y
corresponde con la última parte que Jenofonte añadió a la obra platónica hacia el 370aC,
añadiendo el cap. VIII y IX en contraposición con las conversaciones Sócrates-Diotima y
Sócrates-Alcibiades, apostando de esta manera por el amor heterosexual y matrimonial:
“Pero el conocimiento mayor y el más bello es, con mucho, la regulación de lo que concierne
a las ciudades y las familias, cuyo nombre es mesura y justicia […]. Cuando un joven es
fecundo en alma, siendo la naturaleza divina y, llegada a la edad, desea ya procrear y
engendrar, en razón de su fecundidad, se apega a los cuerpos bellos más que a los feos […].
Puesto que que tienen en común con el objeto bello ayuda a criar lo engendrado”. Ibn Hazm
también, en su poema más extenso, hace referencia de manera moralizante al amor casto
afirmando que el instinto arrastra al mal, ciertamente con rasgos muy apegados a
concepciones cristianas como el “juicio final”, poniéndo límites al Eros platónico inicial. El
temor y el miedo a la infidelidad, el adoctrinamiento hacia la virtud monógama y el control de
los instintos humanos será recompensado y por el contrario, el castigo y la condenada caerá
sobre “cuántos dormitan sin cuidarse de la muerte, que se remanga, como suele, para llegar
de prisa”. Es revelador ver los añadidos de Jenofonte en el “Banquete” al igual que los
ejemplos, autobiográficos y reflejos sociales de la sociedad andalusí de Ibn Hazm, en su
1 Ibn Hazm de Córdoba, El collar de la paloma, Alianza Editorial, 1971. Pág.110
último tratado. El notorio giro que se da, aunque un tanto represivo en todo “El collar”, es
mucho más contundente y amenazador en su desenlace, posiblemente fácilmente
relacionable con los exemplums medievales europeos.
Es interesante tal comparación al ver cómo la esencia del amor es en Ibn Hazm
producto de la concepción tanto grecolatina anterior como de la que se servirá en Europa
posteriormente en la formación del amor cortés, evolucionando de una manera más
platónica a una más cristianizada. De este modo, tomando “El banquete” platónico para
conocer las cada vez más indudables fuentes en Ibn Hazm, comprendemos el continuum de
la concepción del amor en la cutura andalusí e hispánica, anterior y posterior. Podemos ver
en “El collar” la fusión de conceptos que se da en una composición que se acerca al sustrato
sobre la que se construye, que se va alejando poco a poco de sus orígenes y donde se
vislumbra el reflejo de una tradición occidental que, por forzoso contacto, está filtrándose en
la realidad andalusí.

Antonio Pimentel Cultura hispanoárabe


Filología Hispánica