Está en la página 1de 1

Cuestionario

 10  
 
El  divino  Narciso  
 
Sor  Juana  Inés  de  la  Cruz  
 
Nombre:  Clemente  Cox  
 
 
1.  ¿Cómo  hace  Religión  para  persuadir  a  los  indios  de  la  verdad  de  creencias  cristianas?  
 
En   un   primer   momento,   Religión   anima   a   seguir   la   verdadera   doctrina,   persuadiendo   por  
medio  de  su  amor  (vv.  105-­‐‑107).  Sin  embargo,  es  despreciada  por  América  y  Occidente,  por  lo  
cual   Celo   entra   en   acción   con   violencia.   Pero   antes   de   que   Celo   dé   muerte   a   América,   Religión  
intercede  para  conservarle  la  vida,  pues  quiere  rendir  a  los  enemigos  de  la  fe  con  razón,  “con  
suavidad  persuasiva”  (v.  217).  Religión  no  quiere  su  muerte,  sino  “que  se  conviertan  y  vivan”  
(v.  225).    Para  persuadirlos,  va  mostrando  las  similitudes  entre  la  adoración  que  se  tributa  al  
“gran   Dios   de   las   semillas”   de   los   aztecas   y   a   Cristo   en   la   Eucaristía.   Así,   muestra   que   los   ritos  
de   los   aztecas   son   un   fingimiento   diabólico   de   la   verdadera   fe   en   la   Eucaristía.   Luego,   los  
incita  a  conocer  la  vida  y  muerte  de  este  Dios  que  se  quedó  en  el  pan  eucarístico,  y  dice  que  
mostrará  esos  santos  misterios  de  la  vida  de  Cristo  con  una  alegoría,  la  del  Divino  Narciso.      
 
2.  ¿De  qué  forma  varía  el  significado  de  "el  Dios  de  las  semillas"  a  lo  largo  de  la  loa?  
 
En   el   verso   14,   encontramos   la   primera   mención   al   “Dios   de   las   semillas”,   en   boca   de   los  
músicos.  En  esta  primera  mención,  significa  el  dios  Huitzilopochtli,  cuya  fiesta  –la  mayor  fiesta  
azteca–  se  celebraba  el  3  de  diciembre.  En  la  religión  azteca,  hacían  un  ídolo  de  este  dios,  de  
masa   cocida,   al   cual   comían   llamándolo   Teocualo   (Dios   es   comido).   Hacia   el   final   de   la   loa,  
cuando   Religión   explica   la   Eucaristía   prefigurada   en   el   rito   azteca,   el   significado   varía,   para  
referirse  al  sacramento  cristiano  en  que  se  come  al  verdadero  “gran  Dios  de  las  semillas”.    
 
3.   Lea   hasta   el   verso   275   y   explique   los   procedimientos   usa   la   autora   para   transformar   a  
Narciso  en  una  figura  cristológica.  
 
Ya  en  los  versos  iniciales  vemos  que  Narciso  es  alabado  como  el  Señor,  “beldad  divina”  (v.  10).  
Luego,  Gentilidad  y  Sinagoga  tienen  un  diálogo  con  la  Naturaleza  humana,  a  quien  reconocen  
al   menos   como   madre   común   a   quien   deben   obedecer.   La   Naturaleza   humana   quiere  
mostrarles   a   ambas   los   grandes   misterios   del   amor   de   Dios,   valiéndose   del   sentido   que   ya  
conocen  los  judíos,  y  las  voces  y  metáforas  de  la  ficción  pagana.      
 
4.  Comente  el  monólogo  de  Eco  (vv.  295-­‐‑538).  ¿Qué  historia  cuenta?  
 
Eco  cuenta  su  propia  historia.