Está en la página 1de 2

Unidad 2: Lectura en columnas

Bienvenido(a) a la segunda video-lección del curso de Lectura Ágil.


La semana pasada hablamos de la fijación, siendo la misma uno de los
principales obstáculos que encuentra un lector rápido al aumentar su
velocidad.

La fijación es el proceso por el cual nuestros ojos y cerebro distinguen


cada uno de los símbolos alfabéticos de una palabra. Este tiempo viene
determinado por la naturaleza y, aunque, la semana pasada hicimos
varios ejercicios para intentar aumentar la rapidez con la que
distinguimos, esto tiene un límite.

Si lo que queremos, en realidad, es aumentar nuestra velocidad, lo que


tenemos que hacer es disminuir el número de fijaciones. Hay personas
capaces de hacer una fijación por línea, aunque para ello lleva mucha
práctica. Nosotros por ahora vamos a intentar reducir el número de
fijaciones a dos o tres por línea.

Ejercicios

Los siguientes ejercicios van a consistir en practicar este conjunto de


técnicas.

En el primer ejercicio vamos a tratar de ampliar nuestro campo visual


mediante una pirámide de símbolos. Nos fijaremos únicamente en el
asterisco del centro y trataremos de cambiar la posición de nuestros
ojos y nuestra fijación en distinguir los símbolos de los lados.

Los ejercicios 2 y 3 pretenden que aprendamos a leer en columnas.


Leer en columnas significa que cuando tengamos un texto largo seamos
capaces de dividir mentalmente en 3 o 4 fijaciones. Si los dividimos así,
reducimos el tiempo que habíamos comentado anteriormente. Ahora lo
haremos mediante el truco de reducir el tamaño de las líneas. Vamos a
hacer una sola fijación por línea y tratar de leer toda la columna
completa.

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 1


El ejercicio 2 es más sencillo que el ejercicio 3 pero el principio es el
mismo, cuanto más grandes sean nuestras columnas y nuestra
capacidad de leer hacia los lados de nuestra fijación, menores serán las
mismas y mayor será nuestra velocidad.

El ejercicio 4 será el entrenamiento de velocidad de todas las semanas.


Es muy importante realizarlo por lo menos 15 minutos al día durante
toda la semana. Este ejercicio nos ayuda a afianzar las técnicas que
hemos aprendido y al mismo tiempo nos entrena, seremos capaces de
leer más deprisa que antes de hacerlo.

Después de hacerlo, haremos el test de lectura, porque después de


estas dos últimas semanas nuestra velocidad de lectura ha aumentado
considerablemente. Queremos que lo veas por ti mismo, y, si lo puedes
notar, servirá de aliciente para continuar a lo largo de este curso.

© - lecturaagil.com - Todos los derechos reservados 2