Está en la página 1de 8

SEGUNDA REVOLUCION INDUSTRIAL

JORGE ANDRÉS
Segunda Revolución Industrial
(Origen)
● La Segunda Revolución Industrial es como se llama al conjunto de transformaciones
socioeconómicas interrelacionadas que se produjeron aproximadamente entre 1850-
1870 hasta 1914. Durante este periodo los cambios sufrieron una fuerte aceleración. El
proceso de industrialización cambió su naturaleza y el crecimiento económico varió de
modelo. Los cambios técnicos siguieron ocupando una posición central, junto a los
diálogos y la estructura. Las innovaciones técnicas concentradas, esencialmente, en
nuevas fuentes de energía como el gas, el petróleo o la electricidad; nuevos materiales
y nuevos sistemas de transporte (avión y automóvil) y comunicación (teléfono y radio)
indujeron transformaciones en cadena que afectaron al factor trabajo y al sistema
educativo y científico; al tamaño y gestión de las empresas, a la forma de organización
del trabajo, al consumo, hasta desembocar también en la política.1
● Este proceso se produjo en el marco de la denominada primera globalización, que
supuso una progresiva internacionalización de la economía, y que funcionaba de forma
creciente a escala mundial por la revolución de los transportes. Ello condujo a su
extensión a más territorios que la primera revolución, limitada a Gran Bretaña, y que
llegaría a alcanzar a casi toda Europa occidental, Estados Unidos y Japón.
Características de la Segunda Revolución:
nuevas fuentes de energía
● El petroleo: Sirvió de combustible al motor de
explosión y a la automoción, que alcanzó la
madurez con H. Ford en el primer tercio del siglo
XX.
● La electricidad: Su aplicación fue esencial para la
iluminación (Bombilla de Edison, 1879), la
transmisión de señales electromagnéticas
(telégrafo), acústicas (radio de Marconi) y en
determinados motores como los que propulsaban
metros y tranvías.
Características de la Segunda
Revolución: Nuevas industrias

Industria química:La industria química conoció un primer desarrollo en la Primera Revolución
Industrial, durante el transcurso de la segunda experimentó una expansión sin precedentes y
encontrándose soluciones prácticamente para todos los campos de la producción.

Industria de los metales: Desde 1850 se descubren nuevas aleaciones metálicas que
tendrán una gran importancia en la industria y también nuevos metales, por ejemplo el
aluminio.

Industria de los alimentos: Aparece en el último tercio del siglo XIX potenciado por los
avances en transportes y la especialización en las producciones agrícolas. Aparecen los
frigoríficos industriales que van a permitir traer alimentos de otros países. Y aparecerá la
leche condensada a través de procedimientos electrolíticos.

Industria eléctrica: Las industrias son locales, cada una tiene su propia central eléctrica.
Posteriormente, y siguiendo los procesos de concentración industrial en vigor en la época,
las grandes empresas irán comprando todas las pequeñas empresas. La aparición de la
electricidad va a suponer un gran cambio en la ciudad y sobre todo en lo que se refiere a los
transportes (tranvía). Con la electricidad aparece la radio, una radio de carácter local (suena
en onda media) Con ello se permite a un cierto grupo social la información que nunca han
podido saber por no poder leer.
Características de la Segunda
Revolución: sistemas de producción
● A principios del S. XX surge el Taylorismo, el cual se basaba en la
división de las tareas del proceso de producción y debe su nombre a
Frederick Winslow Taylor, ingeniero y economista norteamericano que
desarrolló este modelo teórico.
● Este fue un nuevo método de organización industrial, cuyo fin era
aumentar la productividad y evitar el control que el obrero podía tener
sobre los tiempos de producción. Se basaba en la aplicación de métodos
científicos al estudio de la relación entre la mano de obra y las técnicas
modernas de producción industrial, con el fin de maximizar la eficiencia,
mediante la división sistemática de las tareas, la organización racional
del trabajo en sus secuencias y procesos, y el cronometraje de las
operaciones, más un sistema de motivación mediante el pago de primas
al rendimiento, suprimiendo toda improvisación en la actividad industrial.
Características de la Revolución:
Nuevas formas de Capital
● Si los pioneros de la industrialización habían financiado sus negocios en buena medida
con capital familiar, las nuevas necesidades impulsaron la búsqueda de nuevas fuentes de
financiación. Es el caso del ferrocarril, para cuya implantación y desarrollo se necesitaban
grandes cantidades de recursos que desbordaban las posibilidades de los particulares
adinerados.
● La Banca: los empresarios acudieron a ella en busca de créditos con los que hacer frente
a los crecientes desembolsos de inversión.
● Las sociedades anónimas: constituidas por socios propietarios de acciones
(participaciones) de la empresa, que se repartían los beneficios generados
proporcionalmente. La compra y la venta de acciones tuvo como escenario la Bolsa. Más
infornación sobre el Cártel Texto
● Durante la primera industrialización los capitales estuvieron dispersos en pequeñas
empresas que competían en un mercado libre. Durante la Segunda Revolución Industrial
se tendió a la concentración de capitales en pocas manos y a la fusión empresarial. Las
compañías más poderosas absorbieron a las más débiles y controlaron las distintas ramas
de la producción pretendiendo controlar el mercado en régimen de monopolio.
Sociedad en la Segunda Revolución
Industrial: Burguesía
● Durante el siglo XIX la burguesía se transformó en la clase social
dominante. En un inicio, los comerciantes invirtieron su dinero en las
industrias. Estas, al desarrollarse, los volvieron más ricos y su influencia
económica creció mucho. Luego las revoluciones políticas les dieron cada
vez más participación en las decisiones de los Estados. La cultura y la
sociedad cambiaron al ritmo de las costumbres burguesas, de tal modo
que el siglo XIX se convirtió en el siglo de la burguesía.
● La burguesía fue el grupo social que más beneficios obtuvo de los cambios
producidos por la revolución indus-trial. Los burgueses no solo se
enriquecieron, sino que su poder e influencia sobre el resto de la sociedad
se volvió muy fuerte. Mientras más dinero poseían, más riqueza podían
invertir en el desarrollo de nuevas fábricas. Como eran los dueños de las
máquinas con las que se fabrica-ban los productos, el aumento del
comercio hacía que su riqueza estuviera siempre en aumento.
Sociedad en la Segunda Revolución
Industrial:
● El proletariado, Estaba constituida por los obreros que trabajaban
en las fábricas y vivían en las ciudades.
● Para sobrevivir vendían sus servicios a aquéllos a cambio de
míseros salarios. Mujeres y niños (el trabajo infantil estaba
permitido) percibían inferiores salarios que los adultos varones.
● Las condiciones de vida de la clase trabajadora durante las
primeras fases de la industrialización fueron pésimas. Eran
sometidos a largas jornadas de trabajo (hasta 16 horas), las
condiciones de seguridad en las fábricas y minas eran muy
precarias, carecían de seguro médico, de paro o de vejez.
● Esta situación los llevó en muchas ocasiones al alcoholismo, al
juego, la prostitución e incluso la delincuencia.