Está en la página 1de 24

GUIÓN PARA LA LITURGIA

NOVENA A LA VIRGEN MILAGROSA 2017


Basílica-Parroquia Virgen Milagrosa - 19-27 de noviembre
MARIA, REINA DE LOS MARTIRES DE LA FE Y LA CARIDAD.
1. DOMINGO 19:
MARIA, TESTIMONIO DE FIDELIDAD A LOS DONES DE DIOS.
EL MARTIRIO DE LA VIRTUD
Lecturas: Prov. 31, 10-31; I Tes. 5,1-6; Mt. 25,14-30
Oraciones: Domingo XXIII del tiempo ordinario
2. LUNES 20:
MARIA, TESTIGO-MARTIR DE LA FIDELIDAD AL PLAN DE DIOS.
Lecturas: Is. 7,10-14; Lc. 1,26-38
Oraciones: La Virgen María en la Anunciación del Señor (Pag. 37)
3. MARTES 21:
MARIA, PORTADORA Y TESTIGO DEL SEÑOR, EN LA EVANGELIZACIÓN
Y CARIDAD
Lecturas: Sof.3,14-18; Lc. 1, 39-56
Oraciones: Visitación de la Virgen María (Pag. 40)

4. MIERCOLES, 22:
MARIA, UNIDA A CRISTO EN EL MARTIRIO: UNA ESPADA TE ATRAVESARÁ
EL CORAZÓN.
Lecturas: Mal. 3,1-4; Lc 2, 21-35
Oraciones: Santa María en la Presentación del Señor (Pag. 56)
5. JUEVES, 23:
MARIA , REINA DE LOS MÁRTIRES QUE MUEREN PERDONANDO.
Lecturas: Hch. 7, 54-60 ; Lc. 23, 32-43
Oraciones: La Virgen, Madre de la reconciliación.
6. VIERNES, 24:
MARIA, MADRE DE LA IGLESIA MARTIRIAL, AL PIE DE LA CRUZ DEL SEÑOR.
Lecturas: Is. 9,1-3.5-6; Jn. 19, 25-27
Oraciones: La Virgen María imagen y madre de la Iglesia (Pag. 127)
7. SABADO 25:
MARIA, REINA DE LOS MÁRTIRES QUE ENTREGARON LA VIDA POR AMOR.
Lecturas: Ez. 34, 11-17; 1 Cor. 15, 20-28; Mt. 25,31-46
Oraciones: Solemnidad de Jesucristo Rey
8. DOMINGO 26:
MARIA, MADRE DE CRISTO REY Y DE LOS QUE OFRECIERON SU VIDA POR ÉL.
Lecturas: Ez. 34, 11-17; 1 Cor. 15, 20-28; Mt. 25,31-46
Oraciones: Solemnidad de Jesucristo Rey
9. LUNES, 27:
MARIA, VIRGEN MILAGROSA, ACOMPAÑO Y FORTALECIÓ A LOS MÁRTIRES
DE LA FAMILIA VICENCIANA
Lecturas de la Solemnidad de la Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa
Oraciones de la Solemnidad.
Domingo 19, día primero de la Novena:

MARIA, TESTIMONIO DE FIDELIDAD A LOS DONES DE DIOS.


EL MARTIRIO DE LA VIRTUD

Oraciones: Domingo XXXIII

(Preparan la Liturgia: Hijas de la Caridad y Hermandad Virgen de la Victoria).

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos a la celebración del domingo, el día del Señor, que este año
coincide con el primer día de la Novena a la Virgen Milagrosa. En este mismo
mes hemos celebrado la beatificación de 60 Mártires de la Familia Vicenciana,
algunos muy ligados a esta Basílica y a la devoción a la Milagrosa. Es por ello
por lo que pretendemos que el tema de “María, reina de los mártires de la fe y la
caridad” conduzca las reflexiones de los días de esta Novena.

Según el Evangelio de este domingo, contemplaremos a María como testimonio


de fidelidad a los dones de Dios, dones que todos hemos recibidos
gratuitamente y que debemos hacer fructificar con generosidad.

El Papa Francisco ha querido que hoy se celebre el Día Mundial de los Pobres,
para que no olvidemos nunca que no podemos ser cristianos si no tenemos una
preocupación especial por aquellos que peor lo pasan. Tengamos en cuenta este
deseo.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera lectura: Prov. 31, 10-31

Salmo:

Segunda lectura:I Tes. 5,1-6

Evangelio: Mt. 25,14-30


ORACIÓN DE LOS FIELES

Presentemos nuestras plegarias, por medio de María, Reina de los


Mártires, a Jesucristo, nuestro Señor.

Por la Iglesia, que celebra este domingo la Jornada Mundial de los pobres,
para que su servicio a los más débiles dé frutos abundantes en la vida de
todo el Pueblo de Dios. Oremos.

Por el Papa Francisco: que Jesús, el Señor, le dé fuerzas para proseguir


su labor evangelizadora y renovadora al frente de la Iglesia. Oremos.

Por el mundo entero, para que por intercesión de María, se apresure en


todas las culturas la instauración del Reino de Cristo Maestro, Camino,
Verdad y Vida. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes y los políticos: que, como Jesús, busquen siempre el
bien de todos y principalmente de los más débiles. Oremos.

Por las Hijas de la Caridad, para que María Madre y Maestra nos guíe y
fortalezca en nuestra tarea de evangelización y servicio a los hermanos
empobrecidos. Oremos.

Por todos los que hoy nos reunimos aquí, acogidos por nuestra Madre
María, Reina de los Mártires, para que mirándonos en ella, seamos fieles
seguidores de su Hijo en la Fe y la Caridad. Oremos.

Escucha, Señor, nuestra oración y haznos fieles seguidores de tu


Evangelio, a ejemplo de tu Madre, Reina de los Mártires. Tú que vives y
reinas por los siglos de los siglos.
Lunes 20: Día segundo

MARIA, TESTIGO-MARTIR DE LA FIDELIDAD AL PLAN DE DIOS.

Oraciones: Oraciones: La Virgen María en la Anunciación del Señor (Pag. 37)

(Preparan la Liturgia: Colegio La Inmaculada-Marillac, Asociación de Belenistas


y Equipo de catequistas)

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas tardes y sed todos bienvenidos. En las lecturas de la Palabra de Dios de


este segundo día de la Novena a la Virgen Milagrosa escucharemos cómo Dios
tiene un plan sobre la creación y sobre cada persona en particular. En concreto,
un plan maravilloso sobre la Virgen María, profetizado ya en el Antiguo
Testamento y comunicado por el ángel Gabriel en el misterio de la Anunciación:
“Alégrate, llena de gracia… Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le
pondrás por nombre Jesús”.

A este plan responde María con su total disponibilidad a la voluntad de Dios. Es


la respuesta de todo cristiano al plan de Dios, respuesta fiel y fuerte en todas las
circunstancias de la vida, como la dieron valientemente los Mártires de la Iglesia.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera lectura: Sof.3,14-18;

Salmo:

Evangelio: Lc. 1, 39-56


ORACIÓN DE LOS FIELES

Elevemos nuestra oración a Dios, fuente de misericordia, que revela sus


misterios a los pobres y sencillos. Lo hacemos animados por la
intercesión de María, Virgen Milagrosa, Reina de los Mártires.

Por la santa Iglesia de Dios, para que su testimonio de fe y servicio haga


surgir en todos el deseo de vivir la presencia de Cristo en el mundo.
Roguemos al Señor.

Por los pastores del pueblo de Dios, para que sean fieles dispensadores
de la palabra de la verdad y no se dejen contagiar por los criterios del
mundo. Roguemos al Señor.

Para que en todo el mundo sean superados los egoísmos, que causan
injusticias y divisiones. Roguemos el Señor.

Por los ancianos, los enfermos, los más desheredados: que encuentren en
su entorno la ayuda que necesitan. Roguemos al Señor.

Por la Comunidad Educativa del Colegio La Inmaculada-Marillac, por los


catequistas de la parroquia y la asociación de Belenistas, para que
cumpliendo con su misión evangelizadora y de servicio, sean testigos
fieles del Dios vivo. Roguemos al Señor.

Pidamos por todos nosotros que al celebrar esta Eucaristía en memoria


del amor desinteresado de Jesús y unidos a su Madre la Virgen María, se
acreciente nuestra fe y nuestra entrega generosa. Roguemos al Señor.

Acoge, Señor, con amor nuestras plegarias y otórganos el don de hacer


siempre tu voluntad, como la Virgen María tu testigo fiel. Por Jesucristo
nuestro Señor.
Martes 21. Día tercero:

MARIA, PORTADORA Y TESTIGO DEL SEÑOR, EN LA EVANGELIZACIÓN


Y CARIDAD

Oraciones: Visitación de la Virgen María (Pag. 40)

(Preparan la Liturgia: Colegio María Inmaculada, Vida Ascendente, Sociedad de


San Vicente de Paul)

MONICIÓN DE ENTRADA

Dice el Papa Francisco en la Evangelii Gaudium que, “en virtud del bautismo
recibido, todo miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discípulo
misionero… Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado
con el amor de Dios en Cristo Jesús. Ya no decimos que somos “discípulos” y
“misioneros”, sino que somos siempre “discípulos misioneros”. Y nos invita a verlo
en los primeros discípulos, y en la Samaritana, y en Pablo y los demás Apóstoles.

Prototipo de este ser discípulos misioneros lo vemos en el misterio de la


Visitación de María a Isabel, que emprende con prontitud un camino montañoso y
lejano para anunciarle que Dios ha visitado y redimido a su pueblo y se ha
encarnado en seno. Celebremos con gozo esta misión evangelizadora de la
Iglesia a la que todos estamos llamados.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Sof.3,14-18

Salmo:

Evangelio: Lc. 1, 39-56


ORACIÓN DE LOS FIELES

Confiando plenamente en el amor de Dios por sus hijos, elevemos


nuestras peticiones al Señor, poniendo como intercesora a la Virgen María,
Reina de los Mártires.

Por la santa Iglesia de Dios, para que su entrega por la evangelización y


caridad haga surgir en muchos hermanos alejados el deseo de
encontrarse con Cristo. Roguemos al Señor.

Para que los más abandonados en nuestra sociedad puedan llevar una
vida verdaderamente humana. Roguemos al Señor.

Por la comunidad educativa del Colegio María Inmaculada, por los


miembros de Vida Ascendente y la Sociedad de San Vicente de Paul,
para que aspiren a realizar en su vida los ideales evangélicos, en
comunión con María, portadora y comunicadora de su Hijo Jesucristo.
Roguemos al Señor.

Por nuestros familiares y amigos difuntos, para que María, nuestra Madre
del Cielo les acoja en la asamblea de los santos y elegidos, en el
banquete del Reino. Roguemos al Señor.

Por todos los que participamos en esta novena en honor de María


Inmaculada de la Medalla Milagrosa, para que imitando la entrega y
fidelidad de María, seamos capaces de dar al mundo el testimonio de una
vida cristiana. Roguemos al Señor.

Señor nuestro, a Ti elevamos nuestras súplicas, esperando que en tu


bondad y por la intercesión de María, nuestra Madre, nos concedas lo que
de Ti necesitamos. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Miércoles, 22. Día cuarto.

MARIA, UNIDA A CRISTO EN EL MARTIRIO: UNA ESPADA TE ATRAVESARÁ EL


CORAZÓN.

Oraciones: Santa María en la Presentación del Señor (Pag. 56)

(Preparan la Liturgia: Asociación de la Medalla Milagrosa, Equipo de Cáritas y


Renovación Carismática)

MONICIÓN DE ENTRADA

“Pasaste por el mundo en medio de tinieblas, sufriendo a cada paso la noche de


la fe; sintiendo cada día la espada del silencio, a oscuras padeciste el riesgo de
creer”.

Así cantamos muchas veces a María, la Madre de los creyentes. Y es que la


noche de la fe y la espada del silencio estuvieron presentes en su vida, desde los
comienzos hasta el altar de la cruz.

Como estuvieron presentes en la vida de Jesús y en la vida de los discípulos


fieles, capaces de mostrar su fidelidad en las difíciles circunstancias de la vida,
hasta llegar al testimonio supremo del martirio. En la Eucaristía recordamos y
celebramos el sacrificio con el que Cristo nos ha redimido y salvado.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Mal. 3,1-4

Salmo:

Evangelio: Lc 2, 21-35
ORACIÓN DE LOS FIELES

Confiando plenamente en el amor de Dios por sus hijos, elevemos nuestras


peticiones al Señor, poniendo como nuestra intercesora a María
Inmaculada, Reina de los Mártires.

1. Por la santa Iglesia de Dios, para que su testimonio de vida de fe y caridad,


haga surgir en todos el deseo de vivir la presencia de Cristo en el mundo.
Roguemos al Señor.

2. Por todos los pueblos de la tierra, para que sean conducidos desde la
justicia, la paz y la fraternidad. Para que acaben las guerras y construyamos
entre todos la paz verdadera. Roguemos al Señor.

3. Por los Mayores de nuestra parroquia, por los que participan en la vida de
la parroquia y por los que no pueden salir de sus casas, para que el Señor,
Dios de la salud, les proteja en su ancianidad. Roguemos al Señor

4. Por la Asociación de la Medalla Milagrosa, los voluntarios de Cártias y los


miembros de Renovación Carismática, para que nuestra vida sea fiel
reflejo de María, Reina de los Mártires, en la fe y la caridad. Roguemos al
Señor.

5. Por los jóvenes cristianos, para que aspiren siempre a realizar en su vida
los ideales evangélicos, en comunión con María, la joven de Nazaret.
Roguemos al Señor.

6. Por todos los que participamos en la novena en honor de María


Inmaculada de la Medalla Milagrosa, para que imitando la entrega de
María y su compromiso de fidelidad, seamos capaces de dar al mundo
el testimonio de vida cristiana que está necesitando. Roguemos al Señor.

Señor nuestro, a ti elevamos nuestras súplicas, esperando que en tu


bondad y por la intercesión de María Inmaculada, nuestra Madre, nos
concedas lo que de ti necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor.
Jueves 23. Día quinto.

MARIA , REINA DE LOS MÁRTIRES QUE MUEREN PERDONANDO.

Oraciones: La Virgen, Madre de la reconciliación.

(Preparan la Liturgia: Catequesis de Adultos, Colegio San Diego y San Vicente,


Taller de costura y Taller de pintura)

MONICIÓN DE ENTRADA

Solamente los espíritus generosos saben perdonar. Dios mismo ha revelado la


grandeza de su amor al decirnos que es compasivo y misericordioso, paciente,
lleno de amor y fiel, que mantiene su amor eternamente, que perdona la
iniquidad, la maldad y el pecado (Ex 34,6). Jesús es la encarnación de este
amor, que pasa por el mundo haciendo el bien y muere perdonando a los que le
llevan a la crucifixión y a la muerte. Y proclama bienaventurados a los
perseguidos y ultrajados por su causa.

Aquí están los innumerables Mártires de la Iglesia, entre ellos los sesenta de la
Familia Vicenciana, beatificados el pasado día 11 en Vistalegre, que mueren
perdonando a sus verdugos. En la Eucaristía de hoy contemplamos a María
como refugio de pecadores y madre de la reconciliación.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Hch. 7, 54-60

Salmo:

Evangelio: Lc. 23, 32-43


ORACIÓN DE LOS FIELES

Con espíritu agradecido por la salvación que Dios nos da y por dejarnos a
María como Madre nuestra, presentemos nuestras plegarias:

● Por nuestra Iglesia: que siempre esté firme en la fe en Jesucristo y sea


testimonio de esperanza, de concordia y de servicio a los pobres. Roguemos al
Señor.

● Para que los gobernantes de las naciones tengan como prioridad hacer
posible una vida digna para toda persona, como Dios quiere, y trabajen por la
reconciliación y la paz. Roguemos al Señor.

● Por nuestras familias, para que la Virgen María muestre en ellas el especial
amor maternal que las tiene, las proteja y las bendiga con toda clase de
beneficios. Roguemos al Señor.

● Por la Comunidad educativa del Colegio San Diego y San Vicente, por los
grupos de catequesis de adultos, taller de costura y taller de pintura, para que el
Señor les dé fortaleza y los proteja en los servicios que prestan a la comunidad
parroquial y a toda la sociedad. Roguemos al Señor.

● Por todos nosotros, para que nos acerquemos siempre al Señor con espíritu
de humildad, confiando en su misericordia, y demos testimonio de perdón y
reconciliación en nuestro mundo. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, las súplicas de tus hijos, que has reunido en esta
Eucaristía. Te lo pedimos por intercesión de María, Reina de los Mártires
que mueren perdonando y por Jesucristo, nuestro Señor.
Viernes 24, Día sexto:

MARIA, MADRE DE LA IGLESIA MARTIRIAL, AL PIE DE LA CRUZ DEL SEÑOR.

Oraciones: La Virgen María imagen y madre de la Iglesia (Pag. 127)

(Preparan la Liturgia: Pastoral de la Salud, Voluntarias de la Caridad y Centro de


Mayores)

MONICIÓN DE ENTRADA

En el Prefacio de la Misa de hoy vamos a dar gracias a Dios por la función


maternal que la Virgen María, según el beneplácito divino, ejerce en la Iglesia y
a favor de la Iglesia. Pues Ella, al aceptar la Palabra con limpio corazón, mereció
concebirla en su seno, y al recibir junto a la cruz el testamento del amor divino,
tomó como hijos a todos los hombres, nacidos a la vida sobrenatural por la
muerte de Cristo.

Como Ella, los cristianos hemos de estar junto a la cruz de todos los que sufren,
con nuestra presencia, con nuestra palabra, a veces con un sencillo signo como
puede ser la medalla milagrosa y una oración compartida.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Is. 9,1-3.5-6;

Salmo:

Evangelio: Jn. 19, 25-27


ORACIÓN DE LOS FIELES

En la Virgen María, Madre del Salvador, Reina de los Mártires, Dios Padre
ha revelado la grandeza de su amor. Por su intercesión, elevemos nuestras
súplicas por las necesidades de los hombres.

• Por la Iglesia, extendida por todo el mundo, para que acoja en sí misma,
como la Virgen María, la palabra de salvación y engendre a vida nueva a
los que Dios ha llamado. Roguemos al Señor.

• Por los esposos cristianos, a los que se les hace difícil, en un mundo
descreído, vivir los compromisos adquiridos, para que experimenten tu
fortaleza y sean fieles. Roguemos al Señor.

• Por los empobrecidos de nuestra sociedad, para que pongan su confianza


en la protección de María, nuestra Madre, y encuentren en los hermanos el
remedio a sus necesidades. Roguemos al Señor.

• Por los hogares, en los que falta lo indispensable para vivir, por las
víctimas de las catástrofes naturales, los refugiados, los sin techo, que
experimenten tu acogida, Señor, y nosotros seamos capaces de acudir en
su ayuda. Roguemos al Señor.

• Por el Equipo de Pastoral de la Salud, las Voluntarias de la Caridad y el


Centro de Mayores, para que vivan su misión con la misma generosidad
con la que María estuvo al servicio de su Hijo y de la comunidad eclesial,
siempre al pie de la cruz. Roguemos al Señor.

• Por todos los que estamos aquí, por nuestros familiares y amigos, para
que guardando la Palabra y manteniéndonos fieles a su Hijo, seamos
como la Virgen María, Reina de los Mártires, servidores fieles y testigos
del amor de Dios entre los hombres. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestra oración, que María, la fiel discípula de tu Hijo te


presenta, y danos fuerza para seguir construyendo entre nosotros tu reino
de paz, de justicia y de amor. Por Jesucristo nuestro Señor.
Sábado 25. Día séptimo

MARIA, REINA DE LOS MÁRTIRES QUE ENTREGARON LA VIDA POR AMOR.

Oraciones: Solemnidad de Jesucristo Rey

(Preparan la Liturgia: Grupo Scout Alud, Adoración Nocturna, Matrimonios para


Cristo)

MONICIÓN DE ENTRADA

Como todos los sábados, adelantamos la liturgia y la celebración de mañana


domingo, que es la Solemnidad de Jesucristo, Rey del universo. La lectura de
Ezequiel y el salmo responsorial presentan la figura del buen pastor que guía y
apacienta a las ovejas, las protege y las conduce a meta segura. Jesús es ese
Buen Pastor, que no vino a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate
por muchos.

Y que al final de nuestra vida nos juzgará por nuestros servicios a los pobres, a
los presos, a los enfermos, a los forasteros. Celebremos hoy a María, servidora
de los planes de Dios sobre ella y Reina de los Mártires que entregaron su vida
por amor y proclamando su fe en Cristo Rey.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Ez. 34, 11-17

Salmo:

Segunda lectura: 1 Cor. 15, 20-28

Evangelio: Mt. 25,31-46


ORACIÓN DE LOS FIELES

Presentemos nuestras plegarias, por medio de María, Reina de los


Mártires, a Jesucristo, nuestro guía y Señor, que nos invita a ser signos e
instrumentos de su Reino.

Por la Iglesia, comunidad de testigos, para que su servicio a los más


débiles dé frutos abundantes en la vida de todo el Pueblo de Dios.
Oremos.

Por el Papa Francisco: que Jesús, el Señor, le dé fuerzas para proseguir


su labor evangelizadora y renovadora al frente de la Iglesia. Oremos.

Por el mundo entero, para que por intercesión de María, se apresure en


todas las culturas la instauración del Reino de Cristo Maestro, Camino,
Verdad y Vida. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes y los políticos: que, como Jesús, busquen siempre el
bien de todos y principalmente de los más débiles. Oremos.

Por el grupo scout Alud, por los miembros de Adoración Nocturna y


Matrimonios para Cristo, que María Madre y Maestra nos guíe y fortalezca
en seguimiento de su Hijo Jesús y en la tarea evangelizadora. Oremos.

Por todos los que hoy nos reunimos aquí, acogidos por nuestra Madre
María, Reina de los Mártires, para que el testimonio de nuestros Mártires
nos anime a crecer en la Fe y la Caridad. Oremos.

Escucha, Señor, nuestra oración y haznos fieles seguidores de tu


Evangelio, como maría, Reina de los Mártires. Tú que vives y reinas por los
siglos de los siglos.
Domingo 26. Día octavo

MARIA, MADRE DE CRISTO REY Y DE LOS QUE OFRECIERON SU VIDA POR ÉL.

Oraciones: Solemnidad de Jesucristo Rey

(Preparan la Liturgia: Equipo de Liturgia, Asociación de Peregrinos, Asociación


Ismael de Tomelloso)

MONICIÓN DE ENTRADA

En este domingo último del Tiempo Ordinario celebramos la Solemnidad de


Jesucristo, Rey del universo. La lectura de Ezequiel y el salmo responsorial
presentan la figura del buen pastor que guía y apacienta a las ovejas, las
protege y las conduce a meta segura. Jesús es ese Buen Pastor, que no vino a
ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos. Y que al final de
nuestra vida nos juzgará por nuestros servicios a los pobres, a los presos, a los
enfermos, a los forasteros.

Celebremos hoy a María, madre de Cristo Rey y de los que ofrecieron su vida
por él, tanto en la construcción del Reino de gracia y santidad en la vivencia de
la vocación propia, como en la entrega total en el martirio por la fe y el amor.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Ez. 34, 11-17

Salmo:

Segunda Lectura: 1 Cor. 15, 20-28

Evangelio: Mt. 25,31-46


ORACIÓN DE LOS FIELES

Acompañados de María, Reina de los Mártires, presentemos nuestra


oración a Dios, nuestro Padre, para que su Reino esté cada vez más
presente en nuestro mundo.

Por todos los miembros de la Iglesia: Papa, Obispos, Sacerdotes,


Consagrados y Laicos, que tenemos una función de servicio, para que,
imitando a Cristo el Buen Pastor, estemos siempre dispuestos a servir a
los hermanos con entrega generosa. Roguemos al Señor.

Por todos los pueblos de la tierra, para que sean conducidos desde la
justicia, la paz y la fraternidad. Para que acaben las guerras y
construyamos entre todos la paz verdadera. Roguemos al Señor.

Por los responsables de la economía, la cultura, la salud, la política… que


sean verdaderos artífices de justicia y fraternidad, para que los bienes de
la tierra sirvan para que todos los hombres vivan con dignidad. Roguemos
al Señor.

Por el Equipo de Liturgia, la Asociación de Peregrinos y la Asociación por


la Beatificación de Ismael de Tomelloso, que mirando a María, sepan
ofrecer a todos el testimonio de una entrega generosa. Roguemos al
Señor.

Por los que participamos en esta celebración de la Novena, para que


sintamos la llamada de Cristo Rey a participar en la construcción de su
Reino ya aquí en la Tierra. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestra oración, que María, la fiel discípula de tu Hijo, Rey
del Universo, te presenta y danos fuerza para seguir construyendo entre
nosotros tu Reino de paz, de justicia y amor. Por Jesucristo nuestro Señor.
Lunes 27: Día noveno.

Solemnidad de la Virgen Inmaculada


de la Medalla Milagrosa

MARIA, VIRGEN MILAGROSA, ACOMPAÑO Y FORTALECIÓ A LOS MÁRTIRES


DE LA FAMILIA VICENCIANA

Oraciones de la Solemnidad.
Prepara la liturgia: Consejo Pastoral Parroquial

MONICIÓN DE ENTRADA

Recordamos y celebramos hoy la manifestación de la Virgen María a santa


Catalina Labouré el 27 de Noviembre de 1830 con la presentación y el mensaje
de la medalla milagrosa. Queremos que la celebración no sea solamente un
recuerdo del pasado, sino que nos evoque la presencia de María en nuestras
vidas como madre y modelo que es de la Iglesia.

Porque Dios la ha constituido “en madre y auxiliadora del pueblo cristiano para
que, bajo su protección, participe valientemente en el combate de la fe,
persevere con fidelidad en la enseñanza de los Apóstoles y camino seguro entre
las dificultades del mundo, hasta alcanzar gozoso la Jerusalén del cielo”.

Así es como María, Virgen Milagrosa, acompañó y fortaleció a los Mártires de la


Familia Vicenciana, beatificados solemnemente el pasado día 11 en Vistalegre.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Primera Lectura: Ap, 12,1.5.14-17

Salmo:
Evangelio: Jn. 2,1-11
ORACIÓN DE LOS FIELES

En la fiesta de la Virgen Inmaculada de la Sagrada Medalla, presentemos


nuestras súplicas a Dios, nuestro Padre.

1. Por todos los creyentes en Cristo; en comunión con María Milagrosa, Madre
de la Iglesia, Roguemos al Señor.

2. Por el Papa y todos y cada uno de los pastores de la Iglesia; en comunión


con María Milagrosa, Reina de los Apóstoles, Roguemos al Señor.

3. Por los que tienen en sus manos el poder de gobernar y regir las naciones;
en comunión con María Milagrosa, Reina de la paz, Roguemos al Señor.

4. Por todos los que sufren: los pobres, los marginados, los enfermos, los que
sufren el paro… en comunión con María Milagrosa, Consuelo de los
afligidos, Roguemos al Señor.

5. Por toda la Familia Vicenciana, por nuestras Comunidades, por nuestros


familiares y bienhechores…; en comunión con María Milagrosa, Madre de
Jesús y Madre nuestra, Roguemos al Señor.

6. Por nuestros familiares y amigos difuntos, para que María, nuestra Madre
del Cielo les acoja en la asamblea de los santos y elegidos, en el banquete
del Reino. Roguemos al Señor.

7. Por todos los que participamos en esta fiesta en honor de María Inmaculada
de la Medalla Milagrosa, para que imitando la entrega de María y su
compromiso de fidelidad, seamos capaces de dar al mundo el testimonio de
vida cristiana que está necesitando, en comunión con María, Reina de los
Mártires. Roguemos al Señor

Escucha, Señor, nuestras oraciones, que María, abogada e intercesora


nuestra, te presenta, y haznos testigos de tu amor. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amén.
ORACIONES DE LA NOVENA A LA VIRGEN MILAGROSA
ORACIÓN DE SAN BERNARDO

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se haya oído


decir, que ninguno de los que han acudido a vuestra protección,
implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya
sido abandonado de Vos.

Animados con esta confianza, a vos también acudimos, oh Virgen,


Madre de las Vírgenes; y aunque gimiendo bajo el peso de
nuestros pecados, nos atrevemos a comparecer ante vuestra
presencia soberana.

Oh, Madre de Dios, no desechéis nuestras humildes súplicas;


antes bien, acogedlas benignamente. Así sea.

SILENCIO

Oremos en silencio unos momentos para pedir a Dios por


intercesión de la Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa, la
gracia que deseamos obtener en esta Novena.

JACULATORIA

Oh María, sin pecado concebida,


ruega por nosotros que recurrimos a
Ti.

ORACIÓN

Señor Jesucristo, que quisiste


esclarecer a tu Madre, la Santísima
Virgen María, Inmaculada desde su
Concepción, con innumerables
milagros; concédenos que, implorando siempre su patrocinio,
consigamos los gozos eternos. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amen.

También podría gustarte