Está en la página 1de 3

El Comercio Exterior Peruano

El Comercio Exterior Peruano: principales características

1. Tamaño reducido del comercio exterior.


2. Exportaciones crecen menos que el producto.
3. Importaciones son básicamente de insumos y bienes de capital.
Tamaño de negocios y empresas es pequeño en términos
internacionales.
4. Oferta exportable poco diversificada y con bajo valor agregado.
5. Necesidad de consolidar y diversificar mercados de destino.
6. Participación en negociaciones multilaterales y regionales.
7. Políticas erráticas de comercio exterior.
8. Marco institucional débil.
9. Falta de un entorno competitivo.
10. Pocas especialidades en comercio internacional.
11. No se ha tomado conciencia de la importancia del comercio
internacional.

12. Falta de un sistema integral de información comercial.

Cuadro No. 1

Veamos, a continuación, más en detalle algunas características del nivel y la estructura del
comercio exterior peruano.

El tamaño y la estructura del comercio exterior peruano


Entre 1950 y 2015, el comercio exterior peruano ha tenido un comportamiento errático.
Entre los años cincuenta y los años setenta, disminuyó su importancia en relación al nivel
de actividad económica del país; a principios de los ochenta, hubo un incremento en el
tamaño del comercio exterior; y, a principios de los años noventa, una nueva y
significativa caída; finalmente, en la primera década del 2000, se ha venido consolidando
el crecimiento del sector con una perspectiva de largo crecimiento.

De lo que se trata es de sustituir importaciones de bienes de consumo por importaciones


de bienes intermedios, insumos y de capital para la industria local; aunque en la práctica
el Perú, como resultado de este modelo, terminó importando mucho más que antes.
Entonces, en esta etapa, las importaciones son más importantes que las exportaciones, a
lo que habría que añadir que el modelo significó, para el país, el desarrollo de una
industria "divisa-dependiente" e ineficiente, así como la creación de un conjunto de
distorsiones en la economía, que se constituyeron en importantes desventajas para los

exportadores que buscaban ser competitivos.

En la primera década del 2000, no solo se ha mantenido una política macroeconómica


exportadora en un contexto económico más estable que antes sino que, además, existen
instituciones oficiales cuyas responsabilidades incluyen todos los aspectos relevantes del
avance exportador, con el fin de apoyar el desarrollo, la promoción y le negociación de las
exportaciones; es decir, se sustenta una estrategia integral para el desarrollo de las
exportaciones en particular y del país en general. Sin embargo, se debe continuar
trabajando en esta misma línea durante varias décadas más, convirtiéndose en política de
Estado el desarrollo de los planes exportadores en beneficio del país.

¿Por qué un Plan Integral de Desarrollo de Exportaciones?

El análisis de los principales cambios que se vienen operando en la economía mundial y de


la dinámica del comercio internacional, así como la situación particular del Perú en el
desarrollo de sus exportaciones e importaciones, nos muestran entonces lo importante y
lo urgente que es adoptar una estrategia de largo plazo.