Está en la página 1de 6

JUICIO: Y OTROS vs. ALPARGATAS CALZADOS S.A.

s/ DESPIDO
(Incidente de Allanamiento Parcial).-

Concepción, Mayo de 2.006.-


AUTOS Y VISTOS:
El presente incidente que se encuentra a despacho para
resolver, y
CONSIDERANDO:
Que el letrado apoderado de la demandada, manifiesta que
en los términos y condiciones establecidos por el art. 39 del
C.P.L. en legal tiempo y forma viene a allanarse en forma
parcial a la demanda incoada por los actores.
Que se allana a los rubros “indemnizaciones por
antigüedad, preaviso e integración con su SAC”.
Solicita se tenga presente que el calculo efectuado
obedece al realizado por el Perito Contador en el dictamen
pericial que obra producido y agregado en autos.
Que en el transcurso de cinco días de presentado el
allanamiento se acompañará al Juzgado la boleta de depósito
del Banco del Tucumán a nombre de la presente causa por la
suma de $.
La actora, al contestar traslado del allanamiento
parcial del demandado, manifiesta que da conformidad con el
allanamiento parcial y con los importes consignados en el
escrito de inicio, inclusive con el modo de cálculo de los
intereses, debiendo únicamente reajustarse los intereses
desde la fecha del despido hasta el día en que se pronuncie
este magistrado, con la misma fórmula utilizada por el
incidentista.
Que los fondos depositados a favor de los actores y por
los conceptos que son objeto de allanamiento, los mismos son
aceptados como pago a cuenta del total que resulte de la
sentencia definitiva.
A fs. de este incidente se ordena el pase de estas
actuaciones a despacho para resolver.
Así planteada esta incidencia y de un estudio
pormenorizado de autos, resulta necesario dejar claramente
establecido lo siguiente:
1) Que de conformidad a lo dispuesto por el art. 4 inc.
c) de la ley 6.204, soy competente para entender en la
presente incidencia.
2) Que la dimensión temporal del allanamiento, previsto
en el art. 39 de la ley del fuero, esta perfeccionado, en
virtud de que el allanamiento parcial efectuado por la
demandada es anterior a la sentencia definitiva.
Aclarado lo expuesto, corresponde entrar al estudio y
resolución del objeto principal de esta incidencia.
Atento a lo manifestado por ambas partes litigantes, la
proveyente considera que siendo el allanamiento un acto
procesal de carácter unilateral que se perfecciona con la
declaración de voluntad del demandado, reconociendo la
pretensión del actor, pero teniendo como destinatario al
Juez, el mismo para ser eficaz debe cumplir una serie de
requisitos de forma.
Atento a las particularidades del allanamiento laboral
(art. 39 C.P.L.) el mismo debe ser categórico, oportuno e
incondicionado. “El allanamiento es una de las varias
actitudes procesales que son susceptibles de ser asumidas por
la demandada, pero esencialmente es una conformidad con la
pretensión del actor, que debe ser hecha en forma expresa,
incondicional y total” (Conf.CCCIa.Tuc.in re: Juárez
c/Kousal, de 1980).
Que en el caso de sub-lite el allanamiento parcial
formulado por el demandado reúne tales requisitos si bien
desconoce algunos hechos encontrándose dentro de sus
facultades para hacerlo, sin desnaturalizar el carácter del
allanamiento atendiendo a razones de comodidad y economía
procesal.
La parte demandada se allana parcialmente con respecto a
los rubros: Indemnizaciones por Antigüedad, Preaviso e
Integración con su SAC; detallándose a continuación los
actores alcanzados con la medida y el monto depositado para
cada uno de ellos:
-
Asimismo, es oportuno, ya que se hizo anterior al
dictado de la sentencia, además de incondicionado ya que se
somete a algunos de los rubros allanados a la pretensión del
actor. Consecuentemente el monto total, materia del
allanamiento asciende a la suma de $ a la fecha de la
realización de la pericia contable en autos principales: //,
suma que deposita y entrega en pago.
Aún cuando la parte actora manifiesta que deberá
“únicamente reajustarse los intereses desde la fecha del
despido hasta el día en que se pronuncie este magistrado, con
la misma fórmula utilizada por la incidentista”, este
magistrado, comparte la opinión de la Jurisprudencia de la
Nación, en el sentido de que “1. El allanamiento puede ser
total o parcial en el supuesto de que la demanda incluya
varias pretensiones, y nada tiene de extraño que la parte
accionada se someta a unas pretensiones del actor y no a
otras, de manera que el allanamiento contemple una parte de
la litis, continuando el proceso en forma ordinaria en cuanto
a las otras. 2. Es aceptable el allanamiento parcial respecto
al capital reclamado en la demanda, pero manteniendo la
discrepancia en cuanto a los intereses, depreciación
monetaria y costas. Autos: SANCOR COOP. DE SEGUROS LTDA. C/
NOYA SUAREZ. - Mag.: WILLIAMS - MORANDI - GUZMAN -
14/06/1979”. Es decir, que el reajuste de los interese al que
hace mención la parte actora, no obstruye en modo alguno al
progreso de este allanamiento parcial incoado por la
demandada y así lo declaro.
Costas: Quien se allanó en definitiva se somete a la
pretensión de sentencia solicitada por el actor en la
demanda, de ahí que las costas deben ser soportadas por quien
ha capitulado ante la razón de su adversario por aplicación
del principio objetivo de la derrota consagrado en el Art.
106 del C.P.C. y C. de aplicación supletoria al fuero. El
mencionado artículo en su inc. 3°, determina los extremos que
necesariamente debe reunir el allanamiento para que proceda
la eximición de costas a favor de quien la formula. Debe ser
total, oportuna, efectiva por quién no esta en mora ni ha
dado lugar por su culpa a la reclamación judicial, solo
reunidos estos requisitos de allanamiento tendrá la
virtualidad de liberar del pago de las costas al allanado (CN
Fed. Sala II Civ. Com. 16-06-78, S.A. 1980-11-660 y Rep. LL,
XL-628). En el caso de narras la parte demandada se
encontraba en mora, habiendo de este modo dado lugar a la
interposición de la demanda, esto es la reclamación judicial,
por lo que corresponde imponerle las costas y así lo declaro.
“La falta de satisfacción oportuna, silencio mediante, a los
reclamos de los actores, evidencia indubitablemente que en
razón de este comportamiento en el ámbito administrativo, se
han visto aquellos obligados a seguir la vía judicial para el
reconocimiento de sus derechos. Por ello debe calificarse
como inoportuno al allanamiento formulado desde que, si bien
se materializó al contestar la demanda, resulta tardío en
mérito a que no puede reputárselo practicado en tiempo justo,
puesto que el demandado tuvo la oportunidad de reconocer las
pretensiones con anterioridad, evitando de este modo la
demanda judicial, con las costas consecuentes, pero su
conducta silente en sede administrativa tornó imperioso
para los actores la adopción del camino jurisdiccional, como
única solución posible para el cobro de lo adeudado. De allí
que por su conducta extrajudicial, constituya un premio
inmerecido para la accionada soportar las costas del proceso
por su orden, siendo de toda justicia que las cargue
exclusivamente en la medida que con su comportamiento
extemporáneo ha engendrado la necesidad en la contraparte de
promover acciones judiciales en defensa de sus legítimas
acreencias. Y tanto más es así, cuando como acontece en el
sub lite, el demandado se encontraba en mora al momento del
allanamiento, en virtud de lo prescripto en el artículo 509
del Código Civil. Por lo tanto, al no ser oportuno el
allanamiento, y existiendo culpa en el demandado en la
producción de los gastos que constituyen las costas, a más de
estar en mora en el cumplimiento de sus obligaciones al
momento de la materialización de aquél, deviene arreglado a
derecho imponer las costas íntegramente a la accionada, al no
reunirse en el caso las exigencias del inciso 3° del artículo
106 del CPCC”. (DRES.: GOANE - DATO – BRITO – Excma. Corte
Suprema de Justicia de Tucumán, en autos: Biazzo Jorge Arturo
y otros vs. Sistema Provincial de Salud s/ Cobro de Australes
– Sent. n° 284 del 28/04/1998).
Honorarios: En cuanto a los honorarios de los letrados
intervinientes, corresponde reservar su pronunciamiento para
su oportunidad. Esto, en virtud del carácter alimentario de
los créditos reclamados que amerita no prolongar en el tiempo
la presente resolución y de la provisionalidad con la que
deberá procederse a su regulación, al no haberse dictado aun
sentencia definitiva.
Por ello,
RESUELVO:
I°) HACER LUGAR al allanamiento parcial formulado por el
demandado en la forma considerada, prosiguiendo el proceso de
conocimiento en relación a los créditos aún litigiosos.
II°) ORDENAR se haga efectivo el pago a los siguientes
actores en autos:

A sus efectos líbrese oficio al Banco del Tucumán,


Sucursal Concepción, a fin de que proceda a dar cumplimiento
con lo ordenado precedentemente, debiendo extraerse la suma
mencionada de la cuenta n° , depositada a nombre del juicio y
a la orden de éste Juzgado y Secretaría.
III°) COSTAS, como se consideran.
IV°) HONORARIOS: reservar su pronunciamiento para su
oportunidad.
HAGASE SABER: