Está en la página 1de 3

RECICLAJE

Reciclaje o reciclamiento es la acción y efecto de reciclar (aplicar un proceso sobre un


material para que pueda volver a utilizarse). El reciclaje implica dar una nueva vida al
material en cuestión, lo que ayuda a reducir el consumo de recursos y la degradación del
planeta.

La base del reciclaje se encuentra en la obtención de una materia prima o producto a partir
de un desecho. Un bien ya utilizado (como una botella de plástico vacía) puede destinarse a
la basura o reciclarse y adquirir un nuevo ciclo de vida (al derretir el plástico y utilizarlo en
la fabricación de una nueva botella, por ejemplo)

Esto quiere decir que el reciclaje contribuye a luchar contra el agotamiento de los recursos
naturales y también ayuda a eliminar los desechos de forma eficaz. Al separar los residuos
según sus características, es posible aprovechar algunos para el reciclaje y eliminar el resto
de manera adecuada. En el reciclaje, por lo tanto, participan plantas de clasificación (que
separan los residuos valorizables de los demás) y plantas recicladoras (donde los residuos
finalmente se reciclan o se almacenan).
LA IMPORTANCIA DE RECICLAR.

La importancia de reciclar es que nos puede ayudar a resolver muchos de los problemas
creados por la forma de vida moderna. Se pueden salvar grandes cantidades de recursos
naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales
reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados. La
utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman
menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida
y se reducirá el efecto invernadero .La categoría más grande de reciclaje son los plásticos,
estos son utilizados para la fabricación de productos de uso cotidiano, tales como envases de
bebidas, juguetes y muebles.

Recolección: Separación, en el hogar, de los residuos en dos grupos básicos: residuos


orgánicos por un lado e inorgánicos por otro; en la bolsa de los residuos orgánicos irían los
restos de comida, de jardín, y en la otra bolsa los metales, madera, plásticos, vidrio, aluminio.
Estas dos bolsas se colocarán en la vía pública y serán recolectadas en forma diferenciada,
permitiendo así que se encaucen hacia sus respectivas formas de tratamiento.

Centro de reciclado: Aquí se reciben los residuos plásticos que son almacenados a la
intemperie. Existen limitaciones para el almacenamiento prolongado en estas condiciones,
ya que la radiación ultravioleta puede afectar a la estructura del material, razón por la cual se
aconseja no tener el material expuesto más de tres meses.

Clasificación: Luego de la recepción se efectúa una clasificación de los productos por tipo
de plástico y color. Si bien esto puede hacerse manualmente, se han desarrollado tecnologías
de clasificación automática, que se están utilizando en países desarrollados. Este proceso se
ve facilitado si existe una entrega diferenciada de este material, lo cual podría hacerse con el
apoyo y promoción por parte de los municipios.
MATERIALES QUE SE PUEDE RECICLAR

Es importante que lo que pongas en el bote de reciclaje no esté sucio, contenedores de vidrio,
aluminio y plástico se deben lavar o enjuagar bien para que no tengan nada pegado; el papel
y cartón puede estar sucio pero no debe estar manchado de grasa o comida, al contrario no
se podrá reciclar.

Papel y cartón: Se puede reciclar periódico, revistas y catálogos, papel de impresora o de


cuaderno, cartas y sobres (no importa si tiene una ventanilla de plástico), bolsas de papel,
cartones de huevo, cajas de cartón (todos tipos menos tetrapak), carpetas, directorios de
teléfono y otros libros con pasta suave.

Vidrio y metal: Se puede reciclar todo tipo de botella de vidrio, frascos, latas de jugo,
refresco, cerveza, etc., papel de aluminio, charolas de aluminio, platos de aluminio de pastel
o pay, contenedores de aerosol.

Plástico: Se puede reciclar todo lo que esté marcado con un número entre 1 y 7
(búscalo en el centro del símbolo de reciclaje que normalmente se encuentra en el
fondo del recipiente). Ejemplos incluyen contenedores de plástico como los de
refresco, leche, champú, jabón, yogurt, mayonesa, etc. También se pueden incluir
los vasos desechables y contenedores de comida para llevar