Está en la página 1de 4

¿CÓMO APRENDO A MANEJAR LA BIBLIA?

• Al principio los libros de la Biblia no estaban divididos en capítulos y versículos. Fue en el 1226,
más de mil años después de terminar de escribirse la Biblia, que Esteban Langton, un
Arzobispo inglés, tuvo la idea de dividir cada libro en capítulos numerados para encontrar más
fácilmente las citas bíblicas.

• 300 años más tarde, en 1551 un impresor francés, Robert Etienne puso número a cada frase de los capítulos
del Nuevo Testamento, llamándolos versículos.

• Luego, Teodoro de Beza, en el 1565, lo hizo con el Antiguo Testamento.

Sigamos estos pasos:

Primer paso: Abramos la Biblia. Lo primero que descubrimos es que la Biblia tiene dos grandes partes: el
Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento o, en otras palabras, Antigua Alianza y Nueva Alianza.

Segundo Paso: Busquemos donde comienza el Antiguo Testamento y donde acaba.

Tercer paso: Busca el Índice, que es la lista de los libros que nos señala en qué página está cada libro.
Busque en el índice, por ejemplo: el libro del Génesis. Luego otro busque el libro de Jeremías. Otra busca
en el índice el Evangelio de Lucas. Otro busca en el índice donde está la Carta de San Pablo a los Gálatas.

Cuarto paso: Abra su Biblia en el Evangelio de Lucas y busque Lucas 4, 16-18. Recuerde que los capítulos
son los números grandes y los versículos son los números chiquitos. Otro busque Isaías 49, 1-2. Otra
busque Hechos 15, 2-6.

Quinto paso: Fijémonos bien que para citar un libro de la Biblia siempre se dice el nombre del libro. Luego
se dice el capítulo que es el primer número después del libro. Luego se dice el versículo o versículos.

! Es importante notar que para distinguir el número del capítulo del número o de los números de los
! versículos se coloca una coma (,) entre el número del capítulo y el número del versículo.
! Si los versículos van de un número a otro, se le coloca un guión (-) que quiere decir, por ejemplo, 2-5 (del
! versículo 2 al versículo 5). Practiquemos: Juan 15, 10-15. Jeremías 6, 1-5. Éxodo 3, 2-8. 1 Juan 2,3-10.

Sexto paso: Si de un capítulo sólo me interesa que se lea el versículo 4 y el 10, yo coloco un punto (.)
entre los dos. Ese punto en el medio de los dos números quiere decir “y”. Practiquemos: Lucas 15, 1. 8;
Efesios 2,3.5

Séptimo paso: Cuando se colocan varias citas del mismo libro o de varios libros se coloca un punto y
coma (;). Por ejemplo: Josué 12,1-3; Marcos 2,5-7; 4,6-8; Hechos 15; 18,1-5.

Octavo paso: Cuando se quiere citar un capítulo de un libro, que incluye todos sus versículos y, también,
versículos del capítulo siguiente se procede así: se cita el libro y el capítulo donde comienza. Luego se
indica el versículo donde se inicia y se le coloca un guión (-) que significa “al”. Luego del guión se escribe el
otro capítulo donde pasa la cita y se le coloca una (,) y luego el número del versículo donde terminará la
cita. Ejemplo: Romanos 7,24-8,4; que se lee así: Romanos capítulo 7, del versículo 24 hasta el capítulo 8,
versículo 4.

Noveno paso: Recordemos que los libros de la Biblia se citan con abreviatura para facilitar la escritura.
Poco a poco se van conociendo. Cuando no sepamos a qué libro pertenece una abreviatura busquemos en
el índice y allí lo sabremos.

Décimo paso: Practiquemos uno a uno buscando estas citas: Jn 20,31; Isaías 55, 10-11; Mc 12,26; 7,2-5;
Lucas 1, 1-4; Salmo 8, 2.3.8; 1 Cor 12,1- 20; Tobías 3,16-4,8; Lc 1,39-41; Mt 25,31-41.