Está en la página 1de 8
(CONSEJO EDITORIAL ucanDo aLonso oath Lusplezneazo a FUNDAMENTOS DEL osiionmacato DERECHO CIVIL PATRIMONIAL La Responsabilidad Civil Extracontractual vas THOMSON REUTERS 48, Las gla: generale sabre raponsabilidad frente consumidones . ssuars 490 CAPITULO I 49 Less eal oe ipsa le rr dec LA RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL 410, Le penal por puts diets Ta Re se 2007, i ‘a1 Bibiogratin. 495, CaPfTULO xvit 1, CONCEPTO Y FUNCIONES Reena ee TRACTOR Gualquier estudio que se acometa de la responsabilidad civil ex- 1, Kalndenalzacia y la ewan indemnienoreonnnee so tracontractual tiene necesariamente que arrancar de lo dispuesto en Aga aa it faeces eee ee cl art, 1902 CC, que, lapidariamente, dice que «el que por accién u oa soe Comisién causa dato a otro, interviniendo culpa o negligencia, esté bligado a reparar el dio extsadon. Se tala de un precepto que se fepite en los ordenamientos jurdicos en los c6digos cles de Ia 4A. La reaertecin de an eas indents ern 0 inayor parte de los ordenamientos actales Se puede, en este sentido, = - recordar el art. 1882 del Cdigo Civil francés, segin el cual, «cial. a z e {er hecho del hombre que causa a oto una dafio, obliga a aquél Por cuya culpa hubiera ocurrido, a repararlo» («tout fait quelconque Setrhomme, qu cause & autrai un dommage, oblige celui parla fate faquel ll et ariv, a le répare) 5. La veralodaaci de ln douda Indemalztora como dead de valor... 503 los preceptos referidos se pueden afladir otros muchos, entre los cuales etaremos el Cédigo Civil italiano, el Cédigo Civil aleman y cl art. 1109 argentino, segin el cual «todo el que ejecuta un hecho, {que por culpa o negligencia ocasiona un daiio a otro, esté obligado a Ia reparacién del perjuicion Con justo titulo, la figura que aparece dibujada en los preceptos aludidos es una norma de responsabilidad, puesto que en ella se con- sagra y establece un deber de resareimiento de daiios y perjuicios y ademas, también con justo titulo, se puede calificar dicha responsabili- ad como extracontractual, pues es notorio que los cédigos civiles, y entre ellos el nuestro, contienen dos bloques de normas relatives ami- bosa los deberes de indemnizacién de datios y perjuicios, de los cuales ‘unos contemplan el supuesto de ejecucién e inejecucién 0 ejecucién defectuosa de obligaciones contractuales entre personas vinculadas por una relacién contractual, como ocurre con los arts 1101 y 1106 y siguientes del Céigo Civil, mientras que los otros, aunque no se dign de manera expresa, solo se aplicarsn en el terreno no cubierto por 20 can mesronsamtnn cn dad que se puede lamar extracontractual. La regla del art. 1902 CC Aquerido ser presentadas en ocasiones, como normas de juriprudencia iersaT, yen este ventido se manifest en Tos walajos preparatorios ‘del Cdigo Civil francés el miembro del Tribunado que to defendié Gon ello se ha puesto de manifesto también el contenido ético 0 moral que en un precepto de estas caracteristicas existe, como lo de- muestra el hecho de que en la jurisprudencia espafola muchas veces se hayan utlizado, para fundarlo o definirlo, los parajes més famoxos de lon tia iuris procucepla, recogidos en el Digesto, concretamente aquel que ordena «neminem laedete, Sin embargo, una contemplacion aque en los textos citados aparece. Nosotros entendemos que el art. bles reps juridieas que sirven de profundo fundamento a la vida social. En este sentido, parecen signficar tobre todo la consagracién del imperio de la cuando se puede diseutir respecto de qué personas ostentan los men- cionados derechos, ereemos que no hay duds serias en punto a si cuencia de ello es que el precepto facilita una base legal para la idea inicialmente tener respecto de los demas. ¥ habra que seat, que sin una importante dosis de confianza en la actuacién de los desis, Ja vida social es sencillamente imposible. Los penalsts que han estu- diado la llamada imputacién objetva han subrayado muchas veces j puesto de relieve esta funcion de la confianza. As, se cita la idea de que la mano que esté operando puede tener confianza de que el instrumento o bisturi que le faite el ayudante sera el que neceste y,ademis se encontrar en buen estado, Pasa lo mismo en la circuls- ibn de vehiculos de motor: cada uno de los implicados puede mante ner la confianza fandada de que los demas operarin de acuerdo con las regla establecidas al respecto. Lo mismo habré que decir de los que utlizan vehiculos del servicio piblico y de tantas otras cosas parecidas, iligencia dentro de la mencionada vida social. Aun Ademés, el precepto establece un deber de indemnizacién, que significa el aspaco de una suma de dinero de una persona a la otra Entre nosotros es tradicional considerar el Derecho de dais y de la responsabilidad civil extracontractual como una parte del Dere cho de obligaciones, caracterizado por funcionar en él una fuente de ‘bligaciones distintas de as que aparecen en los demés, como pueden ser los contratos y los euasicontratos. Nosotros no discutiremos que el Derecho de dais tea parte del Derecho de obligaciones, pero nos Jinamos tambign al reconocerle una ceria dosis de autonomia Con ello no han quedado todavia plenamente explayadas las fun- ciones que se pueden asignar al Derecho de datios. Para cerrar el debate parece que hay que examinar los siguientes puntos: T°, La regia del art, 1902 OC como una regla de distribucion de los infortnios. 2, La llamada funcién de demarcacién que puede reconocerse cen el Derecho de daiios. 3°, La existencia en la norma de aplicacién del Derecho de datos de una funcién punitiva 4°, La pouible existencia de una funcién preventiva 2, ELPROBLEMA DE LA DISTRIBUCION DE LOS INFORTUNIOS Todos Jos ordenamientos juridicos y por consiguiente todos los paites tienen que afrontar el problema social que grasso mado se puede enominar de distribucién de los infortunias que es la problematica ta este apartado. Cuando ocurre wna desgracia, una calamidad 0 un accidente, del ‘que se siguen daiios para las personas o para ls cosas, hay que decidir el que experimenta el datio no tiene mas posibilidad 6 alternativa que Ta resignacién (lo autre €T solo), o 8 puede esperar algo de Tos” ‘demas. ¥ en este caso hay todavia que decidir at esta posibilidad de dirigitse a los demas genera un derecho subjetivo o es una norma de otra tipo, de manera que tendrfamos que movernos todavia entre dos alternativa: o se erea un sistema de auxilios o de ayudas, lo que, a su vez oscil entre la beneficencia y la seguridad social, o se establece un derecho subjetivo del perjudicado a reclamar de otros el importe ‘igor de indemnizacién, de derecho a la indemnizacion J, por consi guiente, del Derecho de datos Para ‘oblema que ha quedado esbozado, convien no perder de vista, como dato que es muy importante, lo que se puede llamar la irreparabilidad del daft i lat cosas se contemplan global